Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1231 al 1260 
AsuntoAutor
EL CANASTO DE CA Armando
PLENITUD COMPARTI Armando
NO SOMOS DE ESTE Armando
A LOMOS DEL PADRE Armando
Fw: Peregrinacion Gladys E
HAREMOS MORADA EN Armando
A MI LADO: Mi P Armando
LIBRE DE DROGAS: Armando
Cuanto más doy, má Armando
LA COMPAÑIA ADECU Armando
Una nueva garantí Armando
EL SEXO DE LOS ANG marias c
ABIERTOS A LA VID Armando
LLAMADO SOLIDARI Armando
EL MITO DE LA CAVE marias c
LA CALUMNIA Armando
NOCHES EN PLENO DI Armando
Muy Bueno- Lo ten Gladys E
Cuanto pesa la rel marias c
EL DOLOR QUE SE C Armando
Celebralo todo Armando
¿Atado al tiempo? Armando
UNA NUEVA RELACIO Armando
AYÚDAME SEÑOR...!! Armando
UNA DESPEDIDA CON Armando
UN TAJO DE CUCHILL marias c
Yo he vencido al Armando
compartir un mail marias c
He cumplido la ta Armando
Entender prosalud
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1245     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] EL CANASTO DE CARBON
Fecha:Viernes, 11 de Mayo, 2007  14:08:55 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 

 
 

El canasto de carbón

Se cuenta la historia de un anciano que se mantuvo en una granja en  las montañas de Kentucky oriental con su joven nieto. Cada mañana, el Abuelo se sentaba temprano en la mesa de la cocina para leer su vieja y estropeada Biblia. Su nieto que  quería ser tal como él, intentó imitarlo de cualquier manera.  Un día el nieto preguntó:

-Abuelo, yo intento leer la  Biblia, me gusta pero yo no la entiendo, y lo que logro  entender se me olvida en cuanto cierro el libro. ¿Qué hay de bueno en leer la Biblia? -Preguntó el Nieto

El Abuelo calladamente dejó de echar carbón en la  estufa y dijo:

-Baja el canasto de carbón, ve al río y tráeme un canasto de agua.

El muchacho hizo tal y como su abuelo le dijo, aunque toda el agua  se salió antes de que él pudiera volver a la casa. 

El abuelo se rió y dijo:

-Tendrás que moverte un poco más rápido la próxima vez.  Y lo envió nuevamente al río con el canasto para intentar de nuevo. Esta vez, el muchacho corrió más rápidamente, pero de nuevo el canasto estaba vacío antes de que llegara de vuelta a casa. Ya sin respiración, le dijo a su abuelo que era "imposible llevar agua en un canasto," y  fue a conseguir un  balde a cambio. El anciano dijo:

-Yo no quiero un balde de agua. Yo quiero un canasto de agua. Tu puedes hacer esto. Simplemente no estás  intentando lo suficiente.  Y salió a la puerta para mirar la prueba del muchacho de nuevo. 

A estas alturas, el muchacho sabía que era imposible, pero  quería mostrar a su abuelo que aún cuando corriese tan rápido como podía, el agua se saldría antes que llegase a la casa. El muchacho sacó el agua y corrió  fuerte, pero cuando llegó donde su abuelo el canasto  estaba de nuevo vacío. Ya sin poder respirar, dijo; 

-¡Mira Abuelo, es inútil!

-¿Por qué piensas que es inútil? -dijo el anciano- Mira dentro del canasto. El muchacho miró el canasto y por primera vez comprendió que el canasto parecía diferente. En lugar de un sucio canasto carbonero, había un canasto totalmente limpio. 

-Hijo –dijo el abuelo -  esto es lo que pasa cuando tu lees la Biblia. Tal vez no puedes  entender o recordar todo,  pero cuando la lees, te cambiará el interior. Ésa es la obra de Dios en nuestras vidas.  Para cambiarnos desde adentro y lentamente transformarnos en la imagen de Su Hijo.
 

-Aportación de Miguel Angel Arcel-





[Adjunto no mostrado: beautiful2me.mid (audio/mid) ]