Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1247 al 1276 
AsuntoAutor
NOCHES EN PLENO DI Armando
Muy Bueno- Lo ten Gladys E
Cuanto pesa la rel marias c
EL DOLOR QUE SE C Armando
Celebralo todo Armando
¿Atado al tiempo? Armando
UNA NUEVA RELACIO Armando
AYÚDAME SEÑOR...!! Armando
UNA DESPEDIDA CON Armando
UN TAJO DE CUCHILL marias c
Yo he vencido al Armando
compartir un mail marias c
He cumplido la ta Armando
Entender prosalud
VIVIR EN LA ALEGR Armando
Mahatma Gandhi -I Gladys E
Que estén unidos Armando
No dejes que term Gladys E
Conversando como Armando
FELIZ DIA DE LA P Armando
Hay mas cosas que Armando
ABSURDA GUERRA: U Armando
LA PROCESIÓN VA PO Armando
Todos quedaron lle Armando
GIMNASIA PARA EL A Gladys E
3ra Edad- Nota d Gladys E
El camello y los Armando
Fw: Curso de ANGEL Gladys E
NADANDO CONTRA CO Armando
Concurso de poesi Gladys E
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1277     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] Que estén unidos
Fecha:Jueves, 24 de Mayo, 2007  12:44:58 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 
 

Que estén unidos

 

(Jn 17,20-26):  En aquel tiempo, Jesús, alzando los ojos al cielo, dijo: «Padre santo, no ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí, para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente uno, y el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amado a mí. Padre, los que tú me has dado, quiero que donde yo esté estén también conmigo, para que contemplen mi gloria, la que me has dado, porque me has amado antes de la creación del mundo. Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido y éstos han conocido que tú me has enviado. Yo les he dado a conocer tu Nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo en ellos

 

 

Que sean uno en nosotros como nosotros somos uno y el mundo conozca que Tú me has enviado. No ruego solo por ellos, sino también por los que me conocerán a través suyo. Una oración hecha hace mucho tiempo por nosotros y por toda la gente del mundo que ayer, hoy y mañana han conocido, conocen o conocerán a Jesús. Siempre hemos estado presentes en su atención y consideración. Ha contado con cada uno de nosotros. No somos anónimos.

 

Por otra parte, hay también un tono central en este texto que es  como una  obsesión para Jesús , y  lo  repite  una  y  otra  vez, y  es  la  idea  de  la  unidad:  "como  Tú  y  Yo  somos   Uno ",  así  quiere   que   estemos  unidos  a  El  y  al  Padre,  y unidos  entre  nosotros. Y para mayor énfasis:  esa   va  a  ser  la señal  inequívoca  para  que todos crean. De  los  primeros  cristianos  se  decía  que  se  les  conocía  por  cómo  se amaban  entre  ellos, y  ahora  parece  que  el  amor  que  siempre  nos  ha recomendado  el  Maestro,  toma  unas  dimensiones  nuevas:   la  unidad entre  nosotros. Y realmente es algo que debemos considerar como nuevo.   por  que  nunca  como  ahora  han  existido tantas  divisiones  y  fronteras y  separaciones  de  todas  las  clases. Todo, menos unidad.

 

Distintas religiones, distintas lenguas, distintas  culturas, distintos partidos políticos, distintas nacionalidades, distintos niveles económicos. Diferencias que siempre han existido y que ahora no solo se están volviendo fronteras infranqueables, sino que cada vez se hacen más abismales las diferencias entre unos y otros.

 

Pero ahí está la llamada de Cristo a la unidad entre todos, no solo interior a nivel de sentimientos sino también real a través de los hechos, unidad que brote del amor, y que no tiene por que suponer  uniformidad, sino unidad en la pluralidad. Es uno de los fundamentos de la tolerancia, de la que tanto se habla hoy como actitud necesaria en nuestra sociedad y en nuestro mundo.

 María Consuelo Mas y Armando Quintana

24 05 07

http://buscandolaluz.zoomblog.com/