Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1307 al 1336 
AsuntoAutor
¿Qué felicidad? Armando
CANTOS GREGORIANO Armando
Ante la exclusión Armando
Superado el "ojo Armando
Padre Armando
También a los ene Armando
Para pensar... Armando
PARA REFLECCIONAR ALBA LIL
Hemos hecho lo qu Armando
] LA SONRISA Armando
Padre Nuestro Armando
Donde está tu tes Armando
gracias ALBA LIL
fabuloso ALBA LIL
No se puede servi Armando
¿Qué opinan usted Armando
No juzguen y no se Armando
Reflexiones...-c Armando
cariños ALBA LIL
SILLA DEL AMIGO Armando
Como a ti mismo Armando
Por sus frutos le Armando
La gente que me g Gladys E
Construyendo sobr Armando
FRASES DE TRISTEZA Armando
Desde Pedro hasta Armando
TEIDE, NUEVO PATR Armando
Mi tío Poroto Néstor A
No soy digno, con Armando
Conservar al amig Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1366     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] La mies es mucha
Fecha:Martes, 10 de Julio, 2007  12:26:59 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 

La mies es mucha

(Mt 9,32-38):  En aquel tiempo, le presentaron un mudo endemoniado. Y expulsado el demonio, rompió a hablar el mudo. Y la gente, admirada, decía: «Jamás se vio cosa igual en Israel». Pero los fariseos decían: «Por el Príncipe de los demonios expulsa a los demonios».

Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia. Y al ver a la muchedumbre, sintió compasión de ella, porque estaban vejados y abatidos como ovejas que no tienen pastor. Entonces dice a sus discípulos: «La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies».

 

 

 

El ritmo de vida de Jesús se repite: le acercan enfermos y gente presa del mal, les cura, unos le admiran, otros le critican. Pero El sigue incombustible con su tarea y su misión, independientemente a que otros no les pueda gustar.

 

Sigue anunciando la Buena Nueva, sigue sintiendo compasión por la gente, se da cuenta que el trabajo es inmenso, y sigue pidiendo que oremos porque la mies es mucha y los obreros pocos. Son constantes en la vida de Jesús y en su enseñanza hacia nosotros tanto para aquel tiempo como para hoy. Siente que el trabajo a hacer es todavía grande pues descubre como la gente se siente angustiados y desvalidos, como ovejas que no tienen pastor.

 

¿Sigue siendo hoy proporcional la relación entre obreros a trabajar y mies por cultivar? Jesús nos da una de las recetas o soluciones para ello en el texto de hoy.

 

Y aparte nos sigue invitando a que descubramos como El los agobios y angustias de tanta gente a nuestro lado de forma que , siguiéndole, nos sumemos a todos los que de un modo u otro luchan contra el mal, aunque por ello podamos ser mal interpretados. No es nuestra tarea curar enfermos y echar demonios, así como suena literalmente, pero sí que podemos pasar entre la gente siendo su eco, haciendo el bien, y haciéndolo sencillamente con un apretón de manos, con un saludo cordial, con una palabra oportuna, con un poquito de nuestro tiempo para escuchar, para aconsejar, para acompañar, para repartir amor y solidaridad, cada uno a su modo y donde quiera que esté. Es una de las formas también de bajar la distancia entre la mies por cultivar y los obreros que faltan. Seamos también de esos obreros.

María Consuelo Mas y Armando Quintana

http://buscandolaluz.zomblog.com/

10 07 07

 

 

 

 

 

 

 





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com