Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1307 al 1336 
AsuntoAutor
¿Qué felicidad? Armando
CANTOS GREGORIANO Armando
Ante la exclusión Armando
Superado el "ojo Armando
Padre Armando
También a los ene Armando
Para pensar... Armando
PARA REFLECCIONAR ALBA LIL
Hemos hecho lo qu Armando
] LA SONRISA Armando
Padre Nuestro Armando
Donde está tu tes Armando
gracias ALBA LIL
fabuloso ALBA LIL
No se puede servi Armando
¿Qué opinan usted Armando
No juzguen y no se Armando
Reflexiones...-c Armando
cariños ALBA LIL
SILLA DEL AMIGO Armando
Como a ti mismo Armando
Por sus frutos le Armando
La gente que me g Gladys E
Construyendo sobr Armando
FRASES DE TRISTEZA Armando
Desde Pedro hasta Armando
TEIDE, NUEVO PATR Armando
Mi tío Poroto Néstor A
No soy digno, con Armando
Conservar al amig Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1397     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] Ora y Trabaja
Fecha:Domingo, 22 de Julio, 2007  11:48:28 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

Ora y trabaja

 

(Lc 10,38-42):  En aquel tiempo, Jesús entró en un pueblo; y una mujer, llamada Marta, le recibió en su casa. Tenía ella una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra, mientras Marta estaba atareada en muchos quehaceres. Acercándose, pues, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en el trabajo? Dile, pues, que me ayude». Le respondió el Señor: «Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada».

 

 

Una cosa a destacar es la valoración que Jesús hace de la amistad. En todos los sitios tiene amigos con quienes poder sentirse a gusto. En este caso, en la casa de los hermanos Marta, María y Lázaro. Un aspecto importante a tener en cuenta en nuestra vida de cada día. Igual no pueden ser muchos, pero apreciar y darle valor a la amistad y al compartir lo que sentimos y somos es algo básico no solo como seres humanos sino también como creyentes, siguiendo el ejemplo del Maestro. Seguramente llegó al pueblo cansado, y se solaza dejándose atender por aquella familia, donde se sentía en confianza, pero sin descuidar su misión de anunciar la Palabra.

 

Es, por otra parte, una historia clásica del Evangelio que nos recuerda dos modos de seguir a Jesús que tampoco hemos de diferenciar en extremos antagónicos, sino que pueden ser compatibles. Es verdad que existe la vida activa, que llevamos la mayoría de los cristianos, y la vida contemplativa, que lleva un grupo reducido de hombres y mujeres en el mundo. Pero nosotros, los activos, hemos de saber sintonizar la acción con la contemplación.

 

Marta, entregando su actividad al servicio del Maestro, preparando afanosamente todo para que se encuentre a gusto en su casa, para que no falte nada que pueda necesitar o que le haga más agradable su estancia en ella, con la comida más exquisita, la mejor vajilla, los manteles más relucientes. Solo piensa en El

 

 

María, sentada a sus pies, escuchándole. Con sus ojos fijos en sus labios, olvidada de todo lo demás, porque le interesaba saber lo que el Maestro piensa, lo que quiere de ella, lo que le pide. También solo piensa en El.

 

Y siempre hemos dicho una representa la vida contemplativa, otra la activa. Pero los que se dedican a la primera también trabajan, no tienen trabajadores domésticos, han de limpiar su casa, cuidar el jardín, cultivar los árboles frutales y las verduras, preparar los pasteles en el horno, hacer la comida… Y los que se dedican a la activa, deben también dedicar un tiempo a escuchar la Palabra, a orar…

 

Por eso los cristianos comprometidos hemos de conjugar ambas cosas. Trabajando como Marta tal como hemos comentado en anteriores reflexiones, pero con un trabajo que es fruto de nuestra interiorización de la Palabra, de nuestro trato íntimo y personal con el Maestro, como Marta. Una buena síntesis, porque los extremos siempre se tocan, y ahí está la virtud: Saber hacer la síntesis.

María Consuelo Mas y Armando Quintana

http://buscandolaluz.zoomblog.com/

22.07.07

 





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com