Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1337 al 1366 
AsuntoAutor
Tú bebe también fu Néstor A
Para los que quie Armando
Luchar contra el m Armando
Marketing Dios Armando
es un gusto saluda ALBA LIL
Reflexionando... Armando
EL HEROE DEL DIA Armando
NO hay peor sordo Armando
He venido a llamar Armando
Vino nuevo en odr Armando
Ser inmigrante.... Armando
En equipo, de dos Armando
Acercándose a Jes Armando
TENGO UN HEROE EN ALBA LIL
LOS MÁS POBRES.. Armando
La mies es mucha Armando
Sabiduría, amistad Armando
El Reino de Dios Armando
LO QUE CUENTA Armando
Gratis lo hemos r Armando
La educación Armando
Sin miedos Armando
] Poder interior Armando
Del tiempo Armando
Cuando crezcas Armando
Fw: y seremos nomá Gladys E
Del famoso samari Armando
En las fiestas del Armando
TODOS LOS DIAS... Armando
SIMPLEMENTE: PREC Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1351     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] Tú bebe también fuma
Fecha:Domingo, 1 de Julio, 2007  21:40:00 (-0300)
Autor:Néstor Almagro <nalmagro @.......ar>

Ciencia y Técnica
Salud
Tú bebe también fuma
Por: Bruno Geller (AGENCIA CYTA-INSTITUTO LELOIR)
Fecha publicación: 28/06/2007

  Imprimir nota

  Enviar nota por correo


En la orina de los bebés cuyos padres fuman, se detectaron niveles de nicotina metabolizada casi seis veces superiores a los registrados en bebés de padres no fumadores, según los resultados de una investigación realizada en el Reino Unido.

El humo del tabaco impacta a todas las personas: adultos, niños y también a los bebés. En promedio, los bebés cuyos padres fuman excretan casi 6 veces más cotinina -un metabolito de la nicotina- en su orina, que los bebés cuyos padres no fuman, revela un estudio publicado en la revista científica Archives of Disease in Childhood.

El doctor Mike Wailoo, autor del estudio, y un equipo de investigadores del Departamento de Salud Infantil de la Universidad de Leicester, Reino Unido, señalan: “Investigamos el nivel de transferencia de la cotinina a los bebés cuyos padres fuman. Esta sustancia podría provocar daños en el sistema cardiorespiratorio de los bebés”.

Wailoo y sus colegas seleccionaron a 104 bebés de 12 semanas de vida en promedio. “Del total, 71 bebés tenían padres fumadores”, indica el especialista. En 44 de las viviendas, fumaban ambos padres, en 13 sólo fumaba la madre y en 14 el padre, y en promedio cada padre fumaba 16 cigarrillos por día.

Los investigadores que llevaron a cabo el estudio no sólo preguntaron a los padres sobre sus hábitos de fumar, sino que visitaron sus hogares para observarlos directamente. Algunas de las variables que tuvieron en cuenta en esas visitas fueron el tiempo de exposición al humo al que eran sometidos los bebés, la distancia que adoptaban los padres frente a ellos y el tipo de ventilación que había en las casas.

Paralelamente, obtuvieron muestras de orina de los bebés. Al analizarlas, notaron que el nivel de concentración de cotinina era casi seis veces mayor en el grupo de bebés cuyos padres fumaban.

El Médico Neumonólogo Reynaldo Smith, del Servicio de Cuidados Intensivos y de Medicina Respiratoria del Hospital Británico de Buenos Aires, explica: “La cotinina es un metabolito no psicoactivo producto de la degradación hepática de la nicotina. Se puede detectar en la sangre, en la saliva y también en la orina, y puede ser utilizado para determinar el grado de tabaquismo involuntario y de fumador activo”.

Los resultados del estudio también revelan que los bebés que dormían en la habitación de sus padres e incluso en la misma cama tenían más nicotina en su orina. Es posible que eso ocurra porque los bebés inhalan las partículas del humo acumuladas en objetos y en la ropa que están próximos, indican los investigadores.

Muerte súbita

Wailoo coincide con los resultados de investigaciones previas, que consideran que el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) está asociado, entre otros factores, al tabaquismo. Este síndrome se caracteriza por la muerte inesperada de un bebé aparentemente normal cuya autopsia no ofrece evidencias que expliquen las causas.

Si bien la investigación de Wailoo estudia los efectos de la exposición al humo del tabaco ambiental en los bebés, Smith aclara que el SMSL está también asociado, entre otras posibles causas, a los efectos del tabaco durante la gestación: “Es muy difícil separar los efectos producidos por el tabaquismo materno durante el embarazo y los producidos por la exposición después de nacer, ya que las madres que fuman durante el embarazo continúan fumando después del parto”.

El doctor Smith, quien también dirige RESPIRE, un programa médico para dejar de fumar, destaca algunas consecuencias del tabaquismo materno sobre el feto: disminución de peso, alteraciones endocrinas, aumento de la mortalidad prenatal (aborto espontáneo, placenta previa) y nacimiento cronológico prematuro, daños neurológicos y disminución del crecimiento y la función pulmonar, entre otras. “En diversos estudios el asma infantil se ha asociado al tabaquismo fetal”, afirma el experto del Hospital Británico.

Soluciones

Desde el punto de vista de Wailoo, así como hay leyes que liberan a los sectores públicos del humo del tabaco, debería existir una legislación que proteja a los bebés.

“Hay dificultades prácticas para prevenir el hábito del tabaco en las viviendas, ya que depende de la buena voluntad de los padres o de las personas que cuidan a los niños”, afirma Wailoo y agrega: “Se precisan programas de educación que sirvan como estrategias para reducir el daño asociado al humo inhalado por los bebés. El reconocido deseo maternal de proteger a los niños es la gran esperanza para el futuro”.





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com