Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1337 al 1366 
AsuntoAutor
Tú bebe también fu Néstor A
Para los que quie Armando
Luchar contra el m Armando
Marketing Dios Armando
es un gusto saluda ALBA LIL
Reflexionando... Armando
EL HEROE DEL DIA Armando
NO hay peor sordo Armando
He venido a llamar Armando
Vino nuevo en odr Armando
Ser inmigrante.... Armando
En equipo, de dos Armando
Acercándose a Jes Armando
TENGO UN HEROE EN ALBA LIL
LOS MÁS POBRES.. Armando
La mies es mucha Armando
Sabiduría, amistad Armando
El Reino de Dios Armando
LO QUE CUENTA Armando
Gratis lo hemos r Armando
La educación Armando
Sin miedos Armando
] Poder interior Armando
Del tiempo Armando
Cuando crezcas Armando
Fw: y seremos nomá Gladys E
Del famoso samari Armando
En las fiestas del Armando
TODOS LOS DIAS... Armando
SIMPLEMENTE: PREC Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1353     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] Luchar contra el mal
Fecha:Miercoles, 4 de Julio, 2007  14:25:24 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 
 

Luchar contra el mal

 

Mt 8,28-34):   En aquel tiempo, Jesús al llegar a la otra orilla, a la región de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, y tan furiosos que nadie era capaz de pasar por aquel camino. Y se pusieron a gritar: «¿Qué tenemos nosotros contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido aquí para atormentarnos antes de tiempo?». Había allí a cierta distancia una gran piara de puercos paciendo. Y le suplicaban los demonios: «Si nos echas, mándanos a esa piara de puercos». Él les dijo: «Id». Saliendo ellos, se fueron a los puercos, y de pronto toda la piara se arrojó al mar precipicio abajo, y perecieron en las aguas. Los porqueros huyeron, y al llegar a la ciudad lo contaron todo y también lo de los endemoniados. Y he aquí que toda la ciudad salió al encuentro de Jesús y, en viéndole, le rogaron que se retirase de su término.

 

 

Expulsar demonios es algo así como luchar contra el mal, erradicar de raiz aquello que lo causa tanto en la vida de las personas como en las estructuras de un sistema. En definitiva, es una forma más de hacer el bien.

Eso es lo que hace Jesús en el texto de hoy. Pero hacer el bien no siempre es recibido positivamente por todos. Lo que para unos es un beneficio, para otros- porque les guía móviles diferentes, porque les supone pérdidas económicas, porque no está de acuerdo con sus planes y proyectos- es algo que no se quiere y se rechaza, tanto por parte de las personas como por parte de los sistemas que se organizan para el rechazo de unas propuestas benéficas para el conjunto de la sociedad.

 

Es la situación con la que se encuentra hoy Jesús en este trozo de Evangelio. Por una parte, unos hombres poseídos por el mal, y en cierto modo temidos por los demás, sufriendo en sí mismos pero siendo excluidos sociales ante el resto pues se les huye y se les margina. Por otra, el propietario de los cerdos, para el que el problema de los endemoniados carece de importancia.

 

Jesús, ante las dos situaciones, hace una opción. Elige liberar al que más sufre, toma la opción del bien común antes que el bien de un grupo privilegiado. Y eso también es una forma de concretar la actitud de amor fraterno que se nos pide: luchar contra el mal tanto personal como social. Porque así como el bien sigue presente en nuestra sociedad también lo está el mal. No lo descuidemos.

María Consuelo Mas y Armando Quintana

http://buscandolaluz.zoomblog.com/

04 07 07





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com