Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1337 al 1366 
AsuntoAutor
Tú bebe también fu Néstor A
Para los que quie Armando
Luchar contra el m Armando
Marketing Dios Armando
es un gusto saluda ALBA LIL
Reflexionando... Armando
EL HEROE DEL DIA Armando
NO hay peor sordo Armando
He venido a llamar Armando
Vino nuevo en odr Armando
Ser inmigrante.... Armando
En equipo, de dos Armando
Acercándose a Jes Armando
TENGO UN HEROE EN ALBA LIL
LOS MÁS POBRES.. Armando
La mies es mucha Armando
Sabiduría, amistad Armando
El Reino de Dios Armando
LO QUE CUENTA Armando
Gratis lo hemos r Armando
La educación Armando
Sin miedos Armando
] Poder interior Armando
Del tiempo Armando
Cuando crezcas Armando
Fw: y seremos nomá Gladys E
Del famoso samari Armando
En las fiestas del Armando
TODOS LOS DIAS... Armando
SIMPLEMENTE: PREC Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1358     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] NO hay peor sordo que el que no quiere oir
Fecha:Jueves, 5 de Julio, 2007  13:25:23 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 
 

No hay peor sordo que el que no quiere oír

 

 

Mt 9,1-8):  En aquel tiempo, subiendo a la barca, Jesús pasó a la otra orilla y vino a su ciudad. En esto le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: «¡Animo!, hijo, tus pecados te son perdonados». Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí: «Éste está blasfemando». Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: «¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: ‘Tus pecados te son perdonados’, o decir: ‘Levántate y anda’? Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados —dice entonces al paralítico—: ‘Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa’». Él se levantó y se fue a su casa. Y al ver esto, la gente temió y glorificó a Dios, que había dado tal poder a los hombres.

 

 

 

Jesús aterriza en la vida normal de la gente, una barca, la pesca, pasa de orilla a orilla, vuelve a su ciudad, está entre los suyos, se supone, pues, gente conocida. Y en todas partes hace su labor de persona de bien, que realiza la misericordia y el padecer con el otro. Lo llevan aquejado de una enfermedad corporal, pero Jesús se da cuenta que el espíritu interior tampoco lo tiene muy bien. Y empieza por lo más importante, perdonándole sus pecados. Y para demostrarle a los incrédulos que está en el buen camino le pone a andar a la vista de todos, en los cuales causa en unos temor y en otros alegría pues le glorifican.

 

Pero la gente se sorprende y se maravilla más por lo que ve desde fuera, la curación del cuerpo, que por las cosas más profundas, la sanación del espíritu. Y los escribas se hacían los sordos, no querían entender que aquel hombre les estaba demostrando que era algo más que hombre, con un poder que le venía de Dios y que le hacía tal, de su misma naturaleza.

 

Es la dinámica constante que vemos en el Evangelio, como en la vida actual: no hay peor sordo que el que no quiere oír, no hay peor ciego que el que no quiere ver. Los intereses personales cuando los ponemos por delante de todo y de todos siempre nos van a seguir jugando malas pasadas. Y por intereses leamos comodidades, ambiciones, ideologías, pretensiones, competencia, deseos de superioridad. Ojala que al igual que el paralítico del relato que salió con un cuerpo y un espíritu nuevo, nuestros cuerpos y espíritus vayan renovándose cada día al contacto con el mensaje evangélico.

María Consuelo Mas y Armando Quintana

http://buscandolaluz.zoomblog.com/

05 07 07





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com