Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1337 al 1366 
AsuntoAutor
Tú bebe también fu Néstor A
Para los que quie Armando
Luchar contra el m Armando
Marketing Dios Armando
es un gusto saluda ALBA LIL
Reflexionando... Armando
EL HEROE DEL DIA Armando
NO hay peor sordo Armando
He venido a llamar Armando
Vino nuevo en odr Armando
Ser inmigrante.... Armando
En equipo, de dos Armando
Acercándose a Jes Armando
TENGO UN HEROE EN ALBA LIL
LOS MÁS POBRES.. Armando
La mies es mucha Armando
Sabiduría, amistad Armando
El Reino de Dios Armando
LO QUE CUENTA Armando
Gratis lo hemos r Armando
La educación Armando
Sin miedos Armando
] Poder interior Armando
Del tiempo Armando
Cuando crezcas Armando
Fw: y seremos nomá Gladys E
Del famoso samari Armando
En las fiestas del Armando
TODOS LOS DIAS... Armando
SIMPLEMENTE: PREC Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1366     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] La mies es mucha
Fecha:Martes, 10 de Julio, 2007  12:26:59 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 

La mies es mucha

(Mt 9,32-38):  En aquel tiempo, le presentaron un mudo endemoniado. Y expulsado el demonio, rompió a hablar el mudo. Y la gente, admirada, decía: «Jamás se vio cosa igual en Israel». Pero los fariseos decían: «Por el Príncipe de los demonios expulsa a los demonios».

Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia. Y al ver a la muchedumbre, sintió compasión de ella, porque estaban vejados y abatidos como ovejas que no tienen pastor. Entonces dice a sus discípulos: «La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies».

 

 

 

El ritmo de vida de Jesús se repite: le acercan enfermos y gente presa del mal, les cura, unos le admiran, otros le critican. Pero El sigue incombustible con su tarea y su misión, independientemente a que otros no les pueda gustar.

 

Sigue anunciando la Buena Nueva, sigue sintiendo compasión por la gente, se da cuenta que el trabajo es inmenso, y sigue pidiendo que oremos porque la mies es mucha y los obreros pocos. Son constantes en la vida de Jesús y en su enseñanza hacia nosotros tanto para aquel tiempo como para hoy. Siente que el trabajo a hacer es todavía grande pues descubre como la gente se siente angustiados y desvalidos, como ovejas que no tienen pastor.

 

¿Sigue siendo hoy proporcional la relación entre obreros a trabajar y mies por cultivar? Jesús nos da una de las recetas o soluciones para ello en el texto de hoy.

 

Y aparte nos sigue invitando a que descubramos como El los agobios y angustias de tanta gente a nuestro lado de forma que , siguiéndole, nos sumemos a todos los que de un modo u otro luchan contra el mal, aunque por ello podamos ser mal interpretados. No es nuestra tarea curar enfermos y echar demonios, así como suena literalmente, pero sí que podemos pasar entre la gente siendo su eco, haciendo el bien, y haciéndolo sencillamente con un apretón de manos, con un saludo cordial, con una palabra oportuna, con un poquito de nuestro tiempo para escuchar, para aconsejar, para acompañar, para repartir amor y solidaridad, cada uno a su modo y donde quiera que esté. Es una de las formas también de bajar la distancia entre la mies por cultivar y los obreros que faltan. Seamos también de esos obreros.

María Consuelo Mas y Armando Quintana

http://buscandolaluz.zomblog.com/

10 07 07

 

 

 

 

 

 

 





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com