Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1531 al 1560 
AsuntoAutor
De las personas Armando
Valientes con la Armando
Paulo Coelho: Con Armando
Buenos Dias Virian S
La Canción... Armando
De Budita Armando
Permanezcan despi Armando
UN AMOR PARA LA HI Armando
Centrados en lo im Armando
Andar en fila ind Armando
Mi día... Armando
***SIETE FRASES Gladys E
Desnudos contra e Armando
Crees en las casua Virian S
Homenaje a las f Armando
INSTRUCCIONES PAR Armando
noex_1551@hotmail. noelia
Andar en la verda Armando
UNAS GOTAS SABIDU Armando
DE LAS ILUSIONES Armando
Diez métodos para Armando
Hoy se cumplen la Armando
Comienzan Las fie Armando
A buen entendedor Armando
Esas cosas... no Armando
->DESTERRAR LA COR Gladys E
->Padre / Joan Ma Gladys E
ECOLOGÍA, Deepak Gladys E
PRINCIPIO DEL VACÍ Gladys E
Nuevo artículo: Y. Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1589     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] Como el que edifica una torre
Fecha:Domingo, 9 de Septiembre, 2007  11:57:53 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 

Como el que edifica una torre

(Lc 14,25-33):  En aquel tiempo, mucha gente caminaba con Jesús, y volviéndose les dijo: «Si alguno viene donde mí y no odia a su padre, a su madre, a su mujer, a sus hijos, a sus hermanos, a sus hermanas y hasta su propia vida, no puede ser discípulo mío. El que no lleve su cruz y venga en pos de mí, no puede ser discípulo mío.

»Porque ¿quién de vosotros, que quiere edificar una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, y ver si tiene para acabarla? No sea que, habiendo puesto los cimientos y no pudiendo terminar, todos los que lo vean se pongan a burlarse de él, diciendo: ‘Este comenzó a edificar y no pudo terminar’. O ¿qué rey, que sale a enfrentarse contra otro rey, no se sienta antes y delibera si con diez mil puede salir al paso del que viene contra él con veinte mil? Y si no, cuando está todavía lejos, envía una embajada para pedir condiciones de paz.

»Pues, de igual manera, cualquiera de vosotros que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser discípulo mío.

 

Cuando uno empieza escuchando estas palabras de Jesús le resultan incomprensibles. Si desde siempre honrar al padre y la madre, y el respeto y amor por la familia han sido una de las primeras cosas que se nos han enseñando, ¿cómo es que nos invita a odiarlos y separarnos de ellos?

 

Por otra parte nos invita a hacer nuestros cálculos, a hacer las previsiones importantes para realizar el camino hasta la meta. A saber con lo que contamos. Como el que quiere edificar una torre que necesita saber cuánto le va a costar. Y nos indica que si nuestra meta son los valores del Reino de Dios, hemos de ponerlos en primer lugar, antes que todo, incluso antes que nuestra propia familia. Por eso lo de la renuncia a los propios bienes. Puede que la traducción, los estilos de la época nos puedan traicionar en la comprensión del mensaje, pero en su aclaración y con el ejemplo nos lo pone más inteligible. Es lo que nos ha dicho en otras ocasiones: donde está tu tesoro, allí está tu corazón. Y si nuestro corazón está en los valores fundamentales del Reino de Dios, seguro que no habrá problemas en conciliarlo con el amor, respeto y solidaridad con todos, y especialmente con la propia familia, sabiéndola poner siempre en su justo punto. Sabiendo, como siempre nos ha indicado, que abrazar su causa exige renunciar a otros valores. Es la cruz de ir contra la corriente del sistema que domina por la propaganda, los medios de comunicación, la competencia, el querer sobresalir o compararnos con los demás.

 

Y todo ello lo plantea Jesús con valentía no ante un pequeño grupo, sino ante mucha gente que caminaba con El, como dándoles a elegir entre ellos mismos o el Reino de Dios. Deja bien claro que es exigente, que no es fácil seguirle, que El no se va a contentar con cualquier cosa. Que la elección que hacemos por El no es compatible con el miedo, la cobardía, el vivir a medias, el cerrar los ojos a lo que es injusto o al compromiso, es decir a los valores del Reino. Eso sí, siempre será un acto de libertad personal

María Consuelo Mas y Armando Quintana

http://buscandolaluz.zoomblog.com/

09.09.07

 

 





Crea tu espacio en el calendario universal de la red
Imagina un calendario universal donde cada persona elige una fecha especial (cumpleaños, boda, etc) y crea una pagina en esa fecha, para siempre.
www.nuestrosdias.com