Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2341 al 2370 
AsuntoAutor
Cuando Dios quier Gladys E
Interesante Aviso Gladys E
Fw: MORALEJA Gladys E
=?UTF-8?Q?_Actuali Gladys E
Carta de George Ca Gladys E
Se Feliz (Paul Ma Gladys E
El equipaje de la Gladys E
FOTO DE MI CURRICU Gladys E
PARA TI Gladys E
VUELO Gladys E
FELIZ DÍA DE LA MA Gladys E
Que se enferma pri Gladys E
El 2012 según Sai Gladys E
Abracemos en nues Gladys E
SER POBRE... Gladys E
RECIÉN AUTORIZAN E Gladys E
Fw: RELATO SOBRE e Gladys E
Mañana es la únic Gladys E
Automasaje para D Gladys E
<Y TÚ...QUE MAR R Gladys E
INVITACION FORMAL Gladys E
Reflexión Gladys E
Fw: ''El cuerpo gr Gladys E
CERRANDO PUERTAS . Gladys E
CUIDA TU SALUD Gladys E
LA RANA Gladys E
Por Siempre MAHATM Gladys E
Mensajes de GABRI Gladys E
Hoy tengo el privi Gladys E
El arte de no enf Gladys E
 << 30 ant. | 7 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] Fw: La enseñanza china
Fecha:Sabado, 23 de Febrero, 2002  23:09:25 (-0300)
Autor:Dra. Gladys Enciso <gladys_enciso @..............ar>


 
Las cucharas chinas

Dice una antigua leyenda china, que un discípulo preguntó al Maestro:
-¿Cuál es la diferencia entre el cielo y el infierno?.
El Maestro le respondió:
-Es muy pequeña, sin embargo tiene grandes consecuencias.

-Ven, te mostraré el infierno.
Entraron en una habitación donde un grupo de personas estaba sentado
alrededor de un gran recipiente con arroz, todos estaban hambrientos y
desesperados, cada uno tenía una cuchara tomada fijamente desde su extremo,
que llegaba hasta la olla.

Pero cada cuchara tenía un mango tan largo que no podían llevársela a la
boca. La desesperación y el sufrimiento eran terribles.

-Ven, dijo el Maestro después de un rato, ahora te mostraré el cielo.
Entraron en otra habitación, idéntica a la primera; con la olla de arroz,
el grupo de gente, las mismas cucharas largas pero, allí, todos
estaban felices y alimentados.

-No comprendo dijo el discípulo, ¿Por qué están tan felices aquí, mientras
son desgraciados en la otra habitación si todo es lo mismo?
El Maestro sonrió.
-Ah... ¿no te has dado cuenta?
Las cucharas tienen los mangos largos, no permitiéndoles llevar la comida a
su propia boca, pero quienes estan aqui conocen la generosidad, y trabajan
en conjunto, alimentandose unos a otros....