Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2341 al 2370 
AsuntoAutor
Cuando Dios quier Gladys E
Interesante Aviso Gladys E
Fw: MORALEJA Gladys E
=?UTF-8?Q?_Actuali Gladys E
Carta de George Ca Gladys E
Se Feliz (Paul Ma Gladys E
El equipaje de la Gladys E
FOTO DE MI CURRICU Gladys E
PARA TI Gladys E
VUELO Gladys E
FELIZ DÍA DE LA MA Gladys E
Que se enferma pri Gladys E
El 2012 según Sai Gladys E
Abracemos en nues Gladys E
SER POBRE... Gladys E
RECIÉN AUTORIZAN E Gladys E
Fw: RELATO SOBRE e Gladys E
Mañana es la únic Gladys E
Automasaje para D Gladys E
<Y TÚ...QUE MAR R Gladys E
INVITACION FORMAL Gladys E
Reflexión Gladys E
Fw: ''El cuerpo gr Gladys E
CERRANDO PUERTAS . Gladys E
CUIDA TU SALUD Gladys E
LA RANA Gladys E
Por Siempre MAHATM Gladys E
Mensajes de GABRI Gladys E
Hoy tengo el privi Gladys E
El arte de no enf Gladys E
 << 30 ant. | 7 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2385     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] Hoy tengo el privilegio de poder enviar este mensaje
Fecha:Viernes, 20 de Julio, 2012  01:53:07 (-0300)
Autor:Gladys Enciso <gladysenciso @.........ar>




 

Existen compañeros para un trecho de la existencia; muy breve o tal vez demasiado extenso.

De algunos de ellos, podemos llamarlos casi hermanos o aún, mejor que un hermano.

Hay quienes cumplen determinadas misiones con cada uno, por ejemplo desde una profesión y lo hacen con extremo cuidado del otro, honradez y entrega. (Aunque por alguna ética convencional, no puedan reconocer el mutuo afecto existente)

A veces, esas misiones se limitan a mostrarnos algo que debíamos aprender.

También a darnos palabras de aliento y fe, para sobrellevar momentos difíciles y hacernos más gratos los fáciles.

Lo cierto, es que decir “amigo”, es algo sagrado y debe estar restringido a quien se comporta como tal y no por ello, queda exento de errores. Pero, cuando los comete, pide disculpas, no importa los años que pasen para que ello suceda.

Qué magnífico, si podemos llamar a nuestro Dios, como el mejor amigo y a ti, que de alguna manera te acercaste a mi vida… Gracias. Graciela María Casartelli, desde Córdoba, Argentina. Julio 20 de 2012