Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 631 al 660 
AsuntoAutor
UN LINDO PENSAMIE Armando
un pensamiento s Armando
EL NUEVO ESTADO Armando
DE LA PAZ Armando
->EL QUE SIRVE - G Néstor A
->EQUILIBRIO PERSO Néstor A
->El rol del docen Néstor A
->EL SENTIDO DE LO Néstor A
Cinco Judios Armando
El dolor de los d Armando
LOS NIÑOS APRENDE Armando
DE PAULO COHELO Armando
DEL DINERO Armando
DE LA ALEGRIA Y L Armando
DalaiLama Armando
JUEGAS - PABLO NE Armando
LAS DOS LAGRIMAS Armando
LA ORUGA - VIVE TU Armando
: mOVIENDO NUESTRO Armando
A propósito de g Armando
escuchar y ve el a Armando
DEL COMPARTIR Armando
DE LO QUE SE DICE Armando
A viajar !!!!!!! Armando
blue angel Armando
El Perro Fiel Armando
TODO EL MUNDO, A Armando
DEL OLVIDO Armando
ALGUNAS REFLEXION Armando
Fw: Yo puedo...PPS Gladys E
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 648     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] ->El rol del docente en los nuevos tiempos
Fecha:Sabado, 23 de Septiembre, 2006  09:49:40 (-0300)
Autor:Néstor Almagro <nalmagro @.......ar>

Pelota de Trapo

 
Lema: "Si quieres pescar a la juventud, pon tu corazón en el anzuelo" Gerald Scmith

 

El rol del docente en los nuevos tiempos

 

 Imagino a un maestro de los de antaño, con su puntero en mano “impartiendo orden y obediencia”, tratando de cimentar en la mente de sus alumnos conceptos, reglas y demás. Ese sistema, que pocos resultados ha dado, ahora lo modifico con un único y simple detalle: en lugar de un puntero rústico, duro, frío y autoritario, lo transformo en un haz de luz que sale del corazón del docente y se dirige hacia el corazón de los alumnos. Allí toda la historia cambia, incluso la función del maestro.-

 

Ya no es momento para llenar mentes vírgenes con conceptos, reglas y demás, sino que estamos en la hora de dejar que esas mismas mentes busquen por sí mismas los conocimientos que ya traen desde el inicio de su existencia, ya que no debemos olvidar que los niños y jóvenes que hoy tenemos la dicha de contar como alumnos, son seres de luz, con una conciencia despierta, ansiosa por sacar a fuera todo lo que traen consigo.-

 

Los tiempos han cambiado, los alumnos han cambiado, y por ende el docente también debe hacerlo. Ya no sirven viejas recetas, en donde el maestro o docente es amo y señor en el aula sometiendo a sus alumnos por medio del  miedo y el terror, o lo que es lo mismo, por medio de la soberbia.-

 

El docente actual debe ser un ser dispuesto a servir a sus alumnos, para cumplir el verdadero significado de su labor: “educire”, o sea, sacar a la luz los conocimientos ocultos o dormidos en la mente del alumno. Conocimientos que sólo necesitan saber ser disparados para que comiencen a manifestarse por sí solos.-

 

Pero para poder llevar a cabo una acción como ésta, es necesario que el docente abandone por completo el estado de soberbia que hasta ahora muchos vienen manifestando, y convertirse en un “humilde” formador de conciencias; dejando de lado todos sus prejuicios, resentimientos y pesares; que aprenda a autoconocerse, para poder ayudar a sus alumnos a conocerse a sí mismos en todo el esplendor de su verdadero ser. Y la herramienta fundamental con la cual se consigue modificar dicho estado, es la respiración consciente, que nos permite reconocer, en primer lugar, la divinidad que llevamos dentro, y luego reconocer esa misma divinidad en cada uno de nuestros alumnos. Todos y cada uno de nosotros llevamos dentro una porción de chispa divina o “Alma”. A ella accedemos al contactarnos con la Energía Creadora o Ser Superior, utilizando la respiración consciente. De este modo se logra un ambiente de armonía y resonancia por medio del cual el conocimiento aflora por sí mismo.-

 

Una vez logrado este cometido, haría falta agregar el último ingrediente para la nueva receta. El Amor. El docente que no es capaz de manifestar amor hacia sus alumnos, tampoco logrará sus objetivos, ya que la única manera de educar es a través del AMOR.-

 

 Amor y Respeto Mutuo, las dos claves para el docente de los nuevos tiempos.-

 

Imagino a un docente rodeado por sus alumnos, no en una sala de cuatro paredes frías, sino más bien sentados al aire libre, al amparo de la sombra frondosa de un bello árbol, compartiendo una merienda en armonía; charlando sobre el verdadero significado de la vida, sobre una vida en Paz y plena, donde la “integración” es la clave fundamental; escuchando y siendo escuchado, donde todos sean valorados por igual (docente y alumnos); manifestando entre todos los principios de la solidaridad para sentar las bases de una nueva humanidad.-

 

“Si a la vida le quitáramos la dulce melodía de la aceptación, entonces dejaríamos de oír la eterna sinfonía de la creación”.-

 

 Mi relato personal:

 

Desde hace poco más de dos años y medio que me dedico a la docencia. Mi ingreso fue causal, justo en un momento en el cual me encontraba sin empleo y mi única alternativa disponible fue la docencia.-

 

Ingresé por suerte en una escuela catalogada “urbano marginal”, en el nivel polimodal, justo en tercer año (el último del nivel medio). Los alumnos que concurren al establecimiento son de escasos  recursos, algunos ligados a grupos delictivos; sus padres no se preocupan mucho por su educación por diversos motivos (apatía, falta de tiempo o ausencia de los mismos). Son jóvenes de entre 17 y 20 años, algunos repetidores, etc.-

 

Al principio no sabía bien cómo abordarlos y mucho menos cómo hacerlos interesar por la materia. La falta de conducta es la premisa de todos los grupos que hasta el momento he tenido. Pero gracias a Dios, ellos mismos me han ido enseñando a darles clases. No necesitan conceptos, no necesitan nuevos conocimientos, sólo necesitan AMOR.-

 

Tal cual la canción de John Lennon, lo único que todos necesitamos es Amor. Y ha sido que en base al amor, he podido culminar con satisfacción cada año.-

 

Los cursos que he tenido han sido muy numerosos; no menos de 32 alumnos, de los cuales sólo el 25% se ha llevado la materia a recuperar en diciembre. De ese 25% (8 alumnos), sólo un alumno ha terminado llevándose la materia a marzo, por no presentarse en la etapa complementaria.-

 

Los alumnos no necesitan a un sargento delante de ellos, vanagloriándose durante dos o tres horas semanales y haciéndolos sentir inferiores por no tener, supuestamente, su mismo nivel sociocultural.-

 

Lo que sí necesitan es una persona que no le tema al ridículo y que les enseñe que el ridículo es bueno y también necesario en algunas circunstancias; que los haga reír y que los haga  sentir parte de la clase y no un mártir de la misma. Así he descubierto que el sentido del humor es fundamental y esencial para poder llegar a ellos y sintonizarnos en la misma frecuencia, además de emplear la respiración consciente para armonizarme lo más posible antes de iniciar cada clase, para que en ella se manifieste lo mejor de todos, tanto de ellos como de mí y para que en esa clase aflore  lo que cada uno necesita expresamente.-

 

Tampoco necesitan un docente “todopoderoso” que todo lo sabe y todo lo ve, sino que necesitan saber que el docente, quien está parado al frente, es un ser exactamente igual a ellos, con cualidades y debilidades como cualquier otro ser humano, como uno más de ellos, y que a menudo, también está temeroso.-

 

        El dirigirme hacia mis alumnos con amor y respeto, matizando las clases con un sutil sentido del humor y mostrarme tal cual soy en realidad, amparándome en la protección de la Luz Divina, es lo que me ha llevado a conseguir el objetivo de cada año, el que se resume de la siguiente manera: FORMAR INDIVIDUOS CONSCIENTES, LIBRES Y RESPETUOSOS, CAPACES DE MANIFESTAR SOLIDARIDAD HACIA SÍ MISMOS Y HACIA LOS DEMÁS, PARA PODER LLEVAR A CABO LA LABOR DE INTEGRACIÓN, DESDE SU FAMILIA Y HACIA TODO LA SOCIEDAD.-

 

 

Prof. Silvana Cecilia Crisafulli

Comercio Internacional y Regional

Escuela N 4-150 – Godoy Cruz - Mza

cecilia_693@yahoo.com.ar