Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 708 al 737 
AsuntoAutor
No desistas Armando
Las Ausencias Armando
National Ballet o Armando
Frases para Recor Armando
PROVERBIO CHINO Armando
SOMOS NOSOTROS¡ Armando
¿QUE CLASE DE DIA Armando
LA TIENDA DEL CIE Armando
Cómo está tu perla Armando
FIELES A LA META Armando
Fw: Mi fuerza inte Gladys E
Fw: LA HORMIGUITA Gladys E
Paremos su lapid Armando
Tener Alas Armando
ANDANDO POR LA VID Armando
PACIENCIA Armando
DEL FRACASO Armando
Fw: BIENAVENTURADO Dra. Gla
Tner tacto . Padr Armando
: CONTRADICCIONES Armando
Desde los afectos Armando
Vamos a frenar l Armando
LOS PENSAMIENTOS Armando
AMISTAD Armando
Ponte en las Mano Armando
La antorcha de Cr Armando
Jaime. En lkugar d prosalud
Cómo te siente ho Armando
ORGANIZANDO LA BÚS Armando
Cuando alguien ll Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 720     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] Las Ausencias
Fecha:Sabado, 28 de Octubre, 2006  17:23:24 (+0200)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 

Las Ausencias
Autora: Zenaida Bacardí de Argamasilla
Libro: Ramillete de Estrellas
 
 
   
Las "ausencias" son como luces que se van
apagando, y no siempre nos acostumbramos a
vivir en esa semioscuridad... a movernos, a
desenvolvernos, a seguir caminando en esa
claridad disminuida, en esa penumbra.
 
   No sé cómo se puso a depender el corazón,
que tiene tan ancha plenitud, de una vida tan 
corta, tan riesgosa, tan frágil.
 
   Las heridas de ofensas pueden curarse...
pero las hondas, las que nos sacuden, 
permanecen.
 
   Hay corazones a los que las heridas les
sanan mas fácilmente, y otros a los que nunca
se les cierren... ni con parches, ni pegamentos,
ni componendas, ni puntadas... ¡Nada! Dejan a
uno mansamente rebelde, impotentemente con-
forme, obligadamente resignada... pero nada
más.
 
   El dolor al máximo, es una incurable dolencia.
Quizás la fe sirva de dique para impedir un des-
bordamiento, pero no quita la sensibilidad para
impedir las lágrimas, ni el dolor a flor de piel, ni
la opresión de desfallecer en muchos momentos
 
   Con un esfuerzo sobrehumano sigues en pie,
pero en el fondo te sigues tambaleando.
 
   Con un esfuerzo sobrehumano buscas el sol,
pero en el fondo no puedes atrapar la luz.
 
   Con un esfuerzo sobrehumano quieres subir,
pero en el fondo hay un peso de dolor que te
hunde.
 
   No lo entiendes más que lo que pasa.
 
   Y no lo supera más que el que se pone en
manos de Dios.