Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 845 al 874 
AsuntoAutor
TU Y DIOS*** Armando
agradecimiento. Maria Is
LA DEUDA EXTERNA Armando
DEL AMAR Armando
Grabadoen ervil ju
soneto II PABLO N Armando
PICASSO Armando
CANCION PARA SAN V Armando
] DIOS TE HIZO Armando
- HAZ MI PASO LEN Armando
La amistad y la f Armando
NUESTRA RELACION Armando
NO IMPORTA QUE SEA Armando
Educas... Armando
INVITACION PERSONA Armando
OJO POR OJO Armando
" La felicidad" Armando
LA BELLEZA Armando
EL AMOR Armando
ABRE LA PUERTA Armando
***MUY BIEN....MU Armando
UNA ORACION DE SI Armando
Poema del amor l Armando
Cartas deniños .. Armando
Rachid, el niño po Armando
TRES CONSEJOS_ M.A Armando
Sé firme Armando
PARA PENSAR Armando
APAGON CONTRA EL Armando
***HAY PERSONAS*** Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 877     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] ***MUY BIEN....MUY BIEN.....***
Fecha:Viernes, 26 de Enero, 2007  23:14:38 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 
 

MUY BIEN, MUY BIEN...


En una aldea de pescadores, una muchacha soltera tuvo un hijo y, tras ser vapuleada, al fin reveló quién era el padre de la criatura: el maestro Zen, que se hallaba meditando todo el día en el templo situado en las afueras de la aldea.

Los padres de la muchacha y un numeroso grupo de vecinos se dirigieron al templo, interrumpieron bruscamente la meditación del Maestro, censuraron su hipocresía y le dijeron que, puesto que él era el padre de la criatura, tenía que hacer frente a su mantenimiento y educación.

El Maestro respondió únicamente: "Muy bien, muy bien...".

Cuando se marcharon, recogió del suelo al niño y llegó a un acuerdo económico con una mujer de la aldea para que se ocupara de la criatura, la vistiera y la alimentara. La reputación del Maestro quedó por los suelos. Ya no se le acercaba nadie a recibir instrucción.

Al cabo de un año de producirse esta situación, la muchacha que había tenido el niño ya no pudo aguantar más y acabó confesando que había mentido.

El padre de la criatura era un joven que vivía en la casa de al lado.

Los padres de la muchacha y todos los habitantes de la aldea quedaron avergonzados.

Entonces acudieron al Maestro, a pedirle perdón y a solicitar que les devolviera el niño.

Así lo hizo el Maestro.

Y todo lo que dijo fue: "Muy bien, muy bien...".

 

*"No permitas que el error de otros, impida tu ayuda a quien lo necesita"

" Escucha a tu corazón, mira con los ojos del alma y no con la perspectiva de otros"

( El_Chamán)



--