Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 858 al 887 
AsuntoAutor
Educas... Armando
INVITACION PERSONA Armando
OJO POR OJO Armando
" La felicidad" Armando
LA BELLEZA Armando
EL AMOR Armando
ABRE LA PUERTA Armando
***MUY BIEN....MU Armando
UNA ORACION DE SI Armando
Poema del amor l Armando
Cartas deniños .. Armando
Rachid, el niño po Armando
TRES CONSEJOS_ M.A Armando
Sé firme Armando
PARA PENSAR Armando
APAGON CONTRA EL Armando
***HAY PERSONAS*** Armando
EL GUSTO DE VIVI Armando
Re: EL GUSTO DE Veronica
Caminos de la Vid Armando
BREVE MEDITACION Armando
El valor de los ci Armando
ÁMELA Armando
Amor o Amistad José
LOS VERSOS QUE NO Armando
Tu lugar en el mun Armando
EL HIJO DEL MINIS Armando
TAL VEZ Armando
U n i v e r s o Gladys E
MENSAJE DE VIDA Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 968     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] elogio de la indecision
Fecha:Viernes, 2 de Marzo, 2007  09:06:56 (-0300)
Autor:marias carla sobral <mariascarlas @.........ar>

ELOGIO DE LA INDECISION -

Mario Bunge
 

QUESTIONEl indeciso nos impacienta porque nos estorba.
Sin embargo, el indeciso hace uso de su libertad. En efecto, la libertad no consiste sólo en tomar decisiones pese a las presiones del entorno: también consiste en la posibilidad de no tomar decisiones. Además, paradójicamente, los indecisos pueden ser tantos que decidan el resultado de las acciones de los demás. De modo, pues, que debiéramos decidir escuchar al indeciso.
Siempre se nos exige que tomemos decisiones, y que lo hagamos en seguida. El apremio de la vida moderna es tal, que los indecisos suelen ser mal mirados. Suele preferirse un decisor rápido a uno lento, independientemente de la calidad de las decisiones que tomen uno y otro.
La impaciencia para con los indecisos es comprensible. Ellos entorpecen el tráfico de todo, confunden, y hacen perder el tiempo de las personas serias, que siempre toman decisiones firmes. Decididamente, la indecisión es una plaga.
La importancia de la toma de decisiones en todos los órdenes de la vida es tal, que se ha construido toda una teoría acerca de ella. Desgraciadamente, se puede probar que esta teoría no sirve sino para ganarse la vida enseñándola en alguna facultad.
Además, dicha teoría da por sentado que no hay lugar para la indecisión ni, por lo tanto, para la inacción. Pero que lo hay, lo hay, como se diría en una zarzuela.
Si la libertad no consiste en poder decidir lo que uno quiera
 ¿qué es? 
 la libertad es el poder de no tomar una decisión cuando uno no desee tomarla.
Es decir, ser libre es poder ser indeciso cuando a uno se le antoje, con razón o sin ella. .
Ejemplos de libertad negativa: estar libre de compromisos, de habitar en una villa miseria, de no trabajar, de morirse de hambre, y abstenerse de tomar decisiones.
Ejemplos de libertad positiva: ser libre para tomar decisiones, trabar amistades, amar, hablar, trabajar, mercar, asociarse, protestar, y actuar en política.
Sugiero que la libertad plena es tanto positiva como negativa.
Sin embargo, de hecho la libertad total es ilusoria. Sólo podemos aspirar a gozar de libertades limitadas, porque la pertenecía a cualquier círculo o sistema social impone obligaciones. Recordemos dos máximas morales pertinentes.
Una de ellas es "Tu libertad termina donde empieza la mía". O sea, tienes derechos, pero no éstos no son irrestrictos, sino que están limitados por los derechos ajenos. Este principio limita la libertad positiva. Impide que los derechos se conviertan en privilegios.
El segundo principio limita la libertad negativa. Reza así: "Todo derecho implica un deber". Por ejemplo, mi derecho a transitar por la acera acarrea el deber de no ensuciarla, para que otros puedan ejercer el mismo derecho. Y mi derecho a votar implica el deber de emitir un voto informado. El motivo es claro: mi voto puede influir el resultado de las elecciones, el que a su vez afectará a otros.
El ejercicio de la libertad negativa involucra el derecho a la indecisión. En cambio, el ejercicio de la libertad positiva involucra el deber de tomar decisiones. ¿Cómo se compaginan ese derecho y esta obligación?
¡Ah! No me pidan que tome una decisión sobre esta cuestión, porque por el momento no tengo ganas ni me alcanza el conocimiento. Ella podría ser motivo de un segundo cursillo. Nótese que digo "podría ser", no "será". Quiero conservar mi libertad de no tomar decisiones


Preguntá. Respondé. Descubrí.
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta).
Probalo ya!