Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 918 al 947 
AsuntoAutor
DEL APRENDER Armando
jaime tercera edad prosalud
EL CORAJE Armando
Fw: FW: siempre ac irmahurt
NOS DEBEMOS LOS U Armando
hace tres cosas marias c
HISTORIA DEL CIEGO Armando
UN POCO DE SILENC Armando
la diosa fortuna marias c
PIERDE UN POCO EL Armando
40 ORACIONES PARA Armando
KRISHNAMURTI EL marias c
TODO IRÁ BIEN CONT Dra. Gla
CONCENTRATE EN LA Armando
EL MEJOR REGALO Armando
LOS TADORES marias c
la soledad marias c
INVIERTE EN UN F Armando
KRISHNAMURTI marias c
El amor en pareja Armando
NO HAGAS CASO DE Armando
EL PLANETARIO Armando
cuento.....EL CORA marias c
PREOCUPATE CUANDO Armando
BERTOLT BRECHT marias c
el sentido del hum marias c
Algunas maneras de Armando
Caricias para el Armando
Con Sentido del Hu Armando
Fw: Alemanes,...¿c Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 911     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] ¡OH HERMOSURA....
Fecha:Domingo, 11 de Febrero, 2007  13:03:28 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 

 
¡OH HERMOSURA DEL CREADOR!
 
 Tú iluminas con tu esplendór la naturaleza entera y todo lo que víve.
 
 
 
¡Oh Hermosura que yo descubro por doquier... y sobre todo en el alma de los justos!
 
 
No es solamente la hermosura de las formas, lo que origina tu esplendór...
Es tu hermosura lo que admirámos en el niño, en su candór, en su inocencia...
 
 
 
 
Es Tu hermosura lo que admirámos en el anciano... en sus cabellos blancos y sobre su frente, Tu Sabiduría y tu Paz.
 
 
 
 
 
 
 
Es tu hermosura lo que admirámos en el alma dolorosa el enfermo , que ofréce humildemente sus sufrimientos por sus semejantes.
 
 
 
 
Es tu hermosura la que admiramos en la humildad y la dulzura de tus hijitos...
 
 
 
 
¡Oh Dios mío... tan bueno... tan hermoso... tan manso...
¡Que condescendencia es la tuya de escuchar con tanta ternura, los pobres balbucéos de mi amor por Tí.
 
 
Y las palabras que quisiera decírte y no las encuentro.
 
 
 
 
(Del diario de  Margarita)