Inicio > Mis eListas > budismotibetano > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 201 al 220 
AsuntoAutor
Fw: Frases de Sutr Marisa G
presentación javierag
El Sermón de las J Carlos
Pido colaboración! Miquel B
Re: Pido Enrique
GRACIAS!!! madcoco
Re: Pido colaborac Lisandro
El Sermón de los T Carlos
Fw: Cantos de Mila Marisa G
Una opinión Agus
Otra opinión DORI
Bien por esos text Enrique
para enrique de al DORI
Re: Bien por esos Agus
Re: para enrique d Enrique
Re: Bien por esos Enrique
AGUS ,DORI , ENRIQ CiNtHiA
no entiendo nada DORI
Re: Una opinión Marisa G
Re: no entiendo na Enrique
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
BudismoTibetano.net
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 211     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[budismotibetano] Otra opinión
Fecha:Domingo, 25 de Noviembre, 2001  12:47:36 (+0100)
Autor:DORI <ayur-veda @...com>

Un saludo a todos, y en especial a Agus, por haberme abierto la puerta para decir yo también lo que vengo pensando desde hace quince días. Te felicito, Agus, porque a mí me hubiera gustado decir lo mismo que tú, pero sinceramente no me he atrevido, porque soy de las últimas que ha llegado a esta lista, y yo no soy quien para decir lo que cada uno debe mandar.
 
Lo que quiero dejar muy claro es que en absoluto me sienta mal lo que estoy recibiendo, textos, versos, etc. eso está muy bien, pero yo notaba que me faltaba "algo", y creo que ese "algo" es poder hablar de las cosas cotidianas desde el punto de vista del dharma y del camino que cada uno ha elegido al encarnar en su cuerpo físico actual.
 
Intento vivir el aquí y ahora la mayor parte del tiempo, y valorar cada momento, tanto si estoy esperando que suba la cafetera como si me estoy lavando los dientes, o estoy esperando el ascensor. Sé que a muchos les parecerá una tontería esto que estoy diciendo, pero os puedo asegurar que desde que valoro cada instante, y doy gracias por cada cosa que recibo, me siento más feliz, más tranquila, más segura de mí misma, y con más confianza para afrontar las situaciones, unas más agradables que otras, con las que me encuentro cada día.
 
En el círculo de personas que me muevo, tanto compañeros de trabajo como amigos, veo continuamente gente que lo tiene todo, y sin embargo, está cada día peor y más descontenta, porque no saben valorar lo que tienen, que es mucho. Se planifican algo, y si no les sale, ya están de mal humor, buscando culpables, propiciando enfrentamientos, dándole veinte mil vueltas a todo, sin darse cuenta de que se están metiendo en un pozo de infelicidad e insatisfacción, con los ojos bien vendados, y los oídos bien tapados para no querer conocer aquello que les daría un giro radical a sus vidas: conocerse a sí mismos,  seguir su camino, te guste o no, porque tú, y sólo tú lo has elegido, y sobre todo, una cosa que me gusta muchísimo: simplificar tu vida, quitando lo accesorio y lo superfluo.
 
Os pongo un ejemplo: el otro día cortaron el agua en mi edificio, porque estaban limpiando el depósito, y estuvimos toda la tarde y hasta la mañana siguiente sin agua. No avisaron, y no os podeis imaginar cómo se pusieron algunos vecinos. Yo no voy a decir que me alegrara, pero entonces entendí que cada vez que abres un grifo y sale agua, no lo valoramos, sólo entonces te das cuenta de lo que tenías. La gente sólo valora las cosas, cuando no las tiene o cuando las ha perdido. Aprendamos a valorar lo que tenemos, sin necesidad de tener que perderlo para lamentarnos de lo mal que estamos.
 
Así aprendes a dar las gracias cuando te duchas, cuando puedes lavar las verduras para la cena, cuando puedes fregar los cacharros y poner la lavadora.  Así también aprendes, porque sólo te das cuenta entonces, que en el mundo hay millones de personas sin agua corriente, que tienen que andar cada día un montón de kilómetros con un cántaro en la cabeza. Y no hace falta irse a Africa para ver esto, hay pueblos en España viviendo el azote de la sequía, con el agua racionada que les llevan en camiones.  Pero los que tenemos las necesidades cubiertas, nos creemos que todos están así, hay que pasar hambre para saber lo que es, hay que pasar frío, hay que estar enfermo para valorar la salud, tienes que tener dolores, para que cuando se te quiten, valores lo bien que se está.
 
Sólo quiero que penseis un poco en esto, y valoreis cada cosa que os pasa, si es buena, dar las gracias, y si no es tan buena, pensar que por algo será, o que quizá este es el camino para encontrar una buena, porque todo en esta vida es una cadena, y situaciones que aparentemente las calificas de malas, luego desembocan en cosas buenas, y con creces  (yo tengo que agradecer muchísimo haber tenido un esguince y dos lumbagos, porque GRACIAS A ELLOS  he conocido gente que luego me ha aportado muchísimas cosas, y me enriquecen continuamente).
 
Cuando lo pienso me doy cuenta de que si no hubiera sido por eso, no estaría ahora donde estoy, porque todo fue una serie de acontecimientos en cadena a partir de ahí, y aunque no os lo creais, es verdad. A lo mejor algún día os lo cuento, para que si alguien ahora mismo lo está pasando mal, que pienso que a lo mejor gracias a eso (aunque ahora mismo no lo entienda) su vida puede tomar un giro positivo.
 
Perdonar si me he extendido demasiado.
 
Otro día me gustaría hablaros del silencio. Ahora os dejo descansar.
 
Un abrazo a todos, Dori.