Inicio > Mis eListas > budismotibetano > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5641 al 5660 
AsuntoAutor
Re: Impermanencia Tony
Re: Vamos a liarla Tony
Re: Vamos a liarla chus alo
Z alonso <Lauren@m chus alo
Z alonso <Lauren@m chus alo
Re: Impermanencia chus alo
Re: Karma chus alo
Sutra de la semana chrisaav
Z alonso <Lauren@m chus alo
Re: El karma se pu chus alo
Re: Respuestas a S sonam
Re: Respuestas a S chus alo
Re: Sutra de la se chus alo
Re: Respuestas a S sonam
Re: Sutra de la se chrisaav
Respuestas a Tony zopa
Re: Respuestas a S zopa
Re: Respuestas a T chus alo
En hibernación por zopa
hola GUADALUP
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
BudismoTibetano.net
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5710     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[budismotibetano] la destrucción del demonio de la dialéctica
Fecha:Viernes, 16 de Diciembre, 2005  13:24:38 (+0100)
Autor:Ajnata <ajnata @................com>

El presupuesto de la doctrina budista del despertar es la destrucción del
demonio de la dialéctica: la renuncia a las distintas construcciones del
pensamiento, a ese elucubrar que es un simple opinar y a las múltiples
variedades de las teorías, en las que se proyecta una inquietud
fundamental y en las que busca apoyo un espíritu que no ha encontrado aún
en sí mismo su propio principio”



Dice así el texto budista Majjhima..., CXL (III, 350): ““Yo soy” es una
opinión; “yo soy esto” es una opinión; “no seré” es una opinión;
“continuaré existiendo en los mundos de la pura forma” es una opinión;
“continuaré existiendo en los mundos libres de forma” es una opinión;
“sobreviviré ni consciente ni inconsciente” es una opinión. La opinión, oh
discípulos, es una enfermedad; la opinión es un tumor; la opinión es una
llaga. Quien ha superado toda opinión, oh discípulos, es llamado santo
sabio”.



Évola explica que “no es que el budismo haya intentado excluir la
posibilidad de un conocimiento de los problemas, como los que acabamos de
señar aquí; entonces, entre otras cosas, caería en contradicción, dado que
los textos ofrecen, dondequiera que sea necesario, enseñanzas
suficientemente precisas respecto a diferentes problemas. Lo que sucede es
que se ha opuesto al demonio de la dialéctica y rechaza toda verdad que,
teniendo como base el sólo intelecto discursivo –vitakka–, no puede tener
más valor que el de opinión”.



El conocimiento, la gnosis, asociada a la serpiente, está identificada con
el ser que “ve las cosas con claridad”: por extensión del concepto, un ser
dotado de la capacidad de ver de forma cristalina, o sea, rico en
sabiduría. Se trata de ver las cosas en su verdadera naturaleza. En la
antigüedad vemos cómo el poder del dragón o de la serpiente está al
alcance de los iniciados en los misterios. Y este conocimiento no se
alcanza mediante la disertación ni mediante la intelectualidad estéril,
sino mediante la práctica iniciática y la transmutación del propio ser.



El despertar de la serpiente de kundalini experimentado por los chamanes e
iniciados modifica su fisiología e incluso su programación genética de
forma radical. Esto funciona  purificando y refinando su sistema nervioso,
sensibilizando el cuerpo y sus impulsos y forzándolo hacia un estado
espiritual. Las energías superiores se liberan, dando mayor poder de
expresión a las facultades más elevadas de la inteligencia y la voluntad;
los impulsos creativos y sociales florecen y, con ellos, las formas más
elevadas de la religión.



La palabra dragón procede de la griega drakon, que significa serpiente. El
vocablo es afín a edrakon, una forma del pasado del verbo derkeshtai, “ver
con claridad”. Descubrir.



Los antiguos iniciados, los Sabios, en latín eran llamados noblis, del
griego gnoblis, de la raíz del verbo “gno”, que significa “conocer”: el
cual con el tiempo, se convirtió en nobile (noble) y gnosis
(conocimiento): los que conocen. Este es el fundamento de la nobleza: la
verdadera aristocracia, los que conocen.



En definitiva, se trata de: Otro tipo de conocimiento; Matar al demonio de
la dialéctica; Ver las cosas con claridad.



A la luz de estos datos, nos situamos en el diálogo entre la serpiente y
Eva de Génesis 3, en la biblia judía. Recordemos que el demiurgo Jehová,
creador del mundo material, había prohibido al ser humano comer del fruto
del árbol del conocimiento (gnosis) del bien y del mal:

“Ahora bien, la serpiente resultó ser la más cautelosa de todas las
bestias salvajes del campo que el dios Jehová había hecho. De modo que
empezó a decir a la mujer: ¿Es realmente el caso que Jehová ha dicho que
ustedes no deben comer de todo árbol del jardín?. Ante esto, la mujer dijo
a la serpiente: “Del fruto de los árboles del jardín podemos comer. Pero
en cuanto al fruto del árbol que está en medio del jardín, Jehová ha
dicho: No deben comer de él, no, no deben tocarlo para que no mueran”.
Ante esto, la serpiente dijo a la mujer: “Positivamente no morirán; es que
sabe Jehová que el día que de él comáis se os abrirán los ojos y seréis
como dios, conocedores del bien y del mal”.





-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net