Inicio > Mis eListas > budismotibetano > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6788 al 6807 
AsuntoAutor
Noticias de lama O zopa
Re: Noticias de la Webmaste
Visita Kyabye Trul María Je
=?UTF-8?Q?Visita_K =?UTF-8?
=?utf-8?Q?RV:Visit =?utf-8?
=?UTF-8?B?UmU6IFti Webmaste
=?utf-8?Q?Nuevo_Ca =?utf-8?
INVITACIÓN A LA PR Webmaste
saludos respetuoso alvaro
RE: saludos respet Xavier P
RE: saludos respet alvaro b
RE: saludos respet Xavier P
Vivir en meditacio sheh
¿La filosofía es u sheh
El asunto del ego sheh
Re: El asunto del Webmaste
Re: El asunto del sheh
Re: El asunto del ignacio
EL SURGIR DEPENDIE zopa
Re: El asunto del Oriol Pi
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
BudismoTibetano.net
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6836     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[budismotibetano] Vivir en meditacion
Fecha: 29 de Noviembre, 2007  01:20:08 (+0100)
Autor:sheh <edlerxen @.....es>

No se puede "vivir en meditación" del mismo modo que tampoco se puede vivir en
simpatía si uno no lo es.

Es más: vivir en meditación no es vivir. Es un vivir teniendo en cuenta algo.
Tratando de hacerlo puedes llegar a vivir a la defensiva pensando que uno vive
aceptando cuanto le llega, creyendo que ese es un fluir acertado mientras no
vive.

Cualquier matiz que la mente proponga sobre cómo hacerse en la vida o incluso
como llevarla en un estado de "no mente" es un camino directo al desastre. Es
mejor salir a la calle con tus nervios e insultar al vecino.
Sí. Es mejor. Y, si has leído mucho mucho mucho será peor. Pensarás que ese
insulto se revolverá hacia tí respetando lo que tu mente respeta como ley
kármica. De manera que sigues yendo a la zaga de ella.

Es mejor salir y despotricar que tratar de "vivir en meditación".

Lee bien. He dicho "tratar". "Tratar de vivir en meditación".
Eso no se puede tratar.
Y todo esto es difícil de explicar porque las mentes que nos ayudan en la vida
para manejarnos en sociedad de la mejor manera posible suelen responder a
comportamientos que, socialmente, son considerados como los buenos, como los
adecuados. Y eso funciona. De hecho, así es como todo funciona. ¿Todo? Todo no.
Así es como funciona entre nosotros. Porque todo lo artificial que provocamos en
nuestra mente queda aparte del milagro de la vida, que, siendo natural, escapa a
nuestros ojos, que siguen fijos en determinadas líneas de com portamientos.


Yo daría el siguiente consejo: que nadie medite.
Sí. Que nadie indague en sí mismo. Que siga con la cuerda.

Y, una vez vea que cuanto por lo que ha luchado no le funciona entonces que se
encamine en otra dirección. Por ejemplo, que medite. De todos modos, esto le
llegará de natural. Si no... ¿de qué otra manera habría llegado esta práctica al
hombre?

Uno nace y se suelta. Es libre. Estudia los caminos, los recorre. Hace el
bestia, ¡es la naturaleza explotando! ¡Es la bestialidad! ¡es la muerte! Hace
sufrir y luego sufre él. Hasta que un día acaba en el desierto y de su mente
surge algo más. Y a eso lo llama iluminación, Dios, inspiración... piensa que ha
llegado a algo. Y, tras haber matado a cientos, vuelve al pueblo, ahí donde lo
"tenían calado", pero en sus ojos ya no ven al mismo ser que huyó. Eso es el
hombre. Eso es el animal. Eso es lo salvaje.

¿Diríais que ha vivido en meditación? ¿Quien puede asegurar que no? Y, ¿en qué
grado ha de haber observación para llamarla observación? ¿Cömo ha de ser su
fuerza para ser considerada "válida"?


La naturaleza es bestia y acojedora.
El hombre bruto no mintió cuando lanzaba su cuchillo contra otro. Y el otro
tampoco mintió cuando mostró miedo. El miedo de uno hizo defensa y el miedo del
otro provocó indefensión. Si en lugar de hacer tenido miedo hubiera sido
despierto no habría tenido muerte. Y esa es la justicia natural. El amor, lo
salvaje, el miedo, la pereza, la angustia, las emociones... bailan diferentes
melodías de la misma canción: la que todos cantamos. ¡Así que nadie se sienta
libre de cuanto acontece a su alrededor! ¡Si gusta de parlotear acerca de quien
es bueno y quien no; de que él no haría eso mientras otros sí lo hacen, para
practicar estos comentarios noecesita un algo de esa misma violencia que fue
empleada para cometer crímenes! ¡Como quien pide pena de muerte! ¿QUé diferencia
sustancial de rabia hay entre quien asesinó y quien pide dolor para el asesino?
¿Que no será la misma emoción que alimenta a unos y a otros? Todos somos
exactamente iguales. Y nuestras diferencias comienzan a presentarse cuando, en
soledad, encontramos la compañía que, en compañía, no encontrábamos.


No. No me he ido del tema.
Vivir en meditación...
No se puede impostar la vida. Buda decía: caminar como si a cada paso fueras a
pisar agua helada... cada paso distinto... Sí. Así se vive en meditación. Pero no
es el pan de todos. Y -esto es importante- el hecho de que sea conseguible no
implica que sea necesario ni obligatorio.

Es cierto. Puedo decir lo bien que se vive en contínuo estado de meditación, que
no es más que el vivir que todos tuvimos de pequeños y ya no tenemos. ¿qué tiene
eso de especial? Nada. Pero podemos, lo que se llama, "desaprender", ¡que suena
fatal!.

Para entendernos, en mi lenguaje: uno se llena de pegotes a lo largo de su vida.
Hace algo y su padre le dice que así no se hace. Así que el niño, por amor, por
agradar, cambia su naturaleza por un pegote, por algo falsificado. Tiene tanto
amor que es capaz de vender su propia esencia, su propia pureza por un pegote de
mierda que dice lo que su padre le dice. Y que no es más que lo que a su padre,
su padre tambien le dijo. Y así la inercia de la mente se propaga. Y todos
acabamos comportandonos como otros. Y todos nos casamos con un marido, que se
parece a mi padre, o que se parece al maestro hindú que leí; o me caso con esta,
porque su comportamiento vibra con los pegotes que recogí de mi tía, y me suena
familiar. Y al final un hombre se casa con una mujer, aunque el verdadero hombre
y la verdadera mujer, libres de pegotes, no se conozcan nunca.

¿Es triste? ¡Pues sí! ¿Y qué? Cuando todos nos vayamos de aquí nos partiremos de
risa viendo que hemos representado durante 80 años un papel ficticio. Ya veis. Y
que nadie ha conocido a nadie. Como si la vida fuera un teatro.

Dentro de la sociedad la vida es teatro. Por eso quien alcanza el estado de
gracia se da el piro o, sencillamente, se queda en su casa haciendose pajas,
meditando y estudiando qué queda de sí mismo. Porque se recuerda pleno, aunque en
su momento no lo viva. Y de los demás no recibe más que invitaciones a ser como
los demás, a dejarse, a abandonarse al ganado, ¡que tampoco está tan mal!. Pero
que ya no puede lindar consigo.



No es posible vivir en meditación. De hecho, esta frase debería ser borrada de
todos los libros.
Vivir en meditación no es nada. Es tratar de vivir por encima de lo que ya uno
vive. Y eso es una mostruosidad.
Y, quien lo haya hecho se verá abocado a que su mente trata de continuar ese
comportamiento. Porque la mente tiene su inercia. Y, para que termine, no hay que
frenarla. Hay que observarla o, mejor, obviarla.

No observes: Obvia.
Es mejor método.

Pues todo cuanto existe es para ser visto. Pues sin ojos no habría luz. Son
tales para cuales. Unos nacen para otros. Por eso el Universo no tiene una sino
dos causas.

Una sola cosa nunca es ni fue nada.
Una piedra en el desierto es magnífica, pero sin desierto ni es piedra ni tiene
donde estar. No existe. Se cae al vacío. ¿A dónde? Siendo que no hay nada... Dos
causas. La primera causa fueron dos. ¡Vivan las paradojas!

La física no puede ser explicada con cositas -palabras, creaciones-, con cosas
posteriores a su creación, ya que todo cuanto puede ser creado ha de sujetarse en
alguna parte para ser apuntalado y dispuesto a ser dicho. ¿Evidente no?

Así que para llegar al estado de gracia que, vamos a dejar de llamarlo así: para
llegar a tu estado puro, al tuyo, no a ese especial que has´leído como algo
lejano de conseguir, fruto de Dioses y guerreros del alma, has de deshacerte de
todo. Has de abandonar todos tus argumentos y todas las leches que han alimentado
tu mente y, a partir de ahí, renacer como alguien nuevo que, sin ser fruto de un
accidente, de un nacimiento involuntario, seas voluntariamente nacido; un neonato
consciente: eso es la vida eterna. Porque dándotela tú verificas en consciencia
que te es dada. Como si no fuera tuya, pero que sí es tuya. Ambas cosas. Es un
concepto que no cabe en la mente. No pasa nada. Mejor. Esto te informa de que hay
algo más allá de ella.

Si la mente fuera lo máximo; si, desde ella, se pudiera conseguir y construir
todo, ¿qué no sería ya? ¿O cuantos milenios crees que lleva la humanidad
viviendo?
¿He dicho la humanidad?
¿Y quien nos asegura que la inteligencia no fue antes de ella?
¿Que no debio ser antes de ella para resurgirla?
¿e incluso antes de las plantas?
¿E incluso antes de que se inventara el antes?
Es absurdo indagar en esto mediante "cositas", "palabras", objetos con los
cuales manejamos nuestra comunicación.

La infinitud es evidente por la sencilla razón de que aquí estamos.
Y por la otra sencilla razón de que "lo consciente" ha de ser imperecedero para
percibir lo perecedero.
¿Entra "casi" dentro de la lógica no?



Y vueeeeelvo. Vuelvo al tema de vivir en meditación.
Nunca lo hagas.
No vivas por encima de tí.
Se puede hacer. Y entonces el encima se te pone debajo. Pues siendo que así no
se vive de algo habrás de aprender. Por eso es peligroso. Porque divides tus
actos en dos; tu mente en dos: la que hace y la que observa.

¿Es que me sucede ya de contínuo....? Pues no observes... COmo ya dije antes:
obvia.
Y sigue trabajando. O haciendo lo que sea. O durmiendo.
Tienes un apoyo.
Y ya se sabe que donde haya una buena apoyadura....  

Fijáos:
Los sacerdotes animan a la vida humilde. Al agradecer en los postres. A mil
cosas.
Nada. Todo impostado.

Los budistas animan a la observación... a que seas consciente de lo que haces...
Nada. Todo impostado.

No seas consciente. SÉ NATURAL.

Pero, si quieres avanzar en el camino de la contemplación, por curiosidad... por
ejemplo... Dedícate a meditar determinadas horas al día. Y déjalo ahí. No lo
arrastres al bar o a tu trabajo o a tus amigos.
Porque si lo haces se convertirá en costumbre y te notarás enrarecida. Como si
el no seguir con ello fuera algo malo, siendo que la "observación" tiene tan
buena fama. Y si no lo haces te sentirás "pecadora".

Fíjate. Todo lo que tú sabes, desde lo más alto de tí; aquello que alguna vez
has experimentado como lo máximo en inspiración no te va a abandonar nunca. Y
arreglará todo cuanto de tí creas que no va bien.

No te puedo decir que no te sientas culpable de guardar determinados
pensamientos. Es my bñudico decir: no te sientas culpable por cuanto pase por tu
mente. Sin ambargo no funciona así. Las culpas sentidas son sentidas ya y te las
has de tragar. No las evites. No te fuerces a evitar males o bienes, vengan de
donde vengan. No medites en público.

Un buen día la puerta del meditar de contínuo se abrirá sola. Tú lo verás. Y
entonces podrás vivir en ella.
Pero no fuerces esta cuestion. Pues no es mas que la mente tratando de
superarse. Y nadie nació para superar nada, siendo que, habiendo nacido desde la
propia superación, ésta dio luz a tu mente, que trata de ir de nuevo a ella, como
si no la tuviera, mientras la tranquilidad, el silencio de tu ser ya la mantiene.


Sheh
http://sheh.foroactivo.com/foro-de-sheh-f1/


 



-~--------------------------------------------------------------------~-