Un pedido para sacar a la marihuana del limbo legal en Estados Unidos: los gobernadores de dos estados solicitaron al gobierno federal que reclasifique el cannabis para permitir su uso medicinal en todo el país.

En la petición ante la Agencia Antidrogas -la DEA-, la gobernadora de Washington, Christine Gregoire, y su par de Rhode Island, Lincoln Chafee, expresaron la necesidad de garantizar un acceso más amplio a la marihuana como paliativo, permitiendo la prescripción por parte de los médicos y la comercialización en farmacias.

Para ello, es necesario que la DEA cambie la categorización de esta droga, establecida mediante la Ley de Sustancias Controladas. Hoy es considerada de Tipo I, junto a la heroína y el LSD, lo que significa que no se le reconoce valor terapéutico. Bajarla a la categoría II implicaría que puede ser recetada y administrada bajo ciertos controles en todo el territorio.

'Personas débiles, que padecen cáncer, esclerosis múltiple y otras enfermedades y condiciones se sienten -y de hecho, se convierten- en violadores de las leyes', expresó la gobernadora Gregoire en un comunicado.

La solicitud de los dos funcionarios pone de relieve el dilema que rodea a la marihuana medicinal en Estados Unidos: mientras que algunos estados han dictado sus propias normas para permitir el acceso de pacientes al cannabis, la posesión sigue considerándose ilegal bajo las leyes federales, así como la comercialización o el cultivo que no sea para uso personal.

Según señalan, la legislación federal vigente hace difícil que los estados que han legalizado la marihuana medicinal puedan establecer regulaciones claras y deja abiertas áreas grises y 'caminos inciertos' para los pacientes que la necesitan.

Este jueves, la petición recibió el apoyo de un tercer gobernador, Peter Shumlin, del estado de Vermont.

La Marihuana debe ser totalmente legal para que desaparezca el comercio ilegal y la represion psicologica en contra de esta Planta sagrada.


Manuel Rodriguez