Inicio > Mis eListas > cmmnoticias > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 481 al 510 
AsuntoAutor
Sobre 167 Medios P Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
LE CONTAMOS LO QUE Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
3er. LUGAR MUCHO E Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
=?utf-8?B?TEUgQ09O Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
LE CONTAMOS LO QUE Noticias
CLARIN NO MIENTE, Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
(CMM) Desayunando Noticias
TIEMPOS DE NIEBLA Noticias
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
CMM Noticias
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 496     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: CLARIN NO MIENTE, ES PEOR. NOS SUBESTIMA por Fernando Abel Maurente
Fecha:Domingo, 22 de Julio, 2012  17:23:16 (-0700)
Autor:Noticias Cmm <noticiascmm @.....com>

CLARIN NO MIENTE, ES PEOR, NOS SUBESTIMA 
(1)

Por Fernando Abel Maurente

http://www.cadenamarianomoreno.com.ar/?p=44205
 

El líder de la CGT advirtió que “a los dirigentes sólo pueden privarlos
de su 
rol los trabajadores, jam√¡s los funcionarios‚ÄĚ. Su rival del gremio mercantil
aseguró que su sector no quiere una central obrera adepta al Gobierno, sino
“una 
CGT comprometida con el destino de la Naci√≥n y que acompa√Īe este proceso 
pol√≠tico‚ÄĚ.
¬¿Qui√©nes son los autores de estas frases? Parecen publicadas en los diarios 
de estos días, pero no les pertenecen a Hugo Moyano y Armando Cavalieri, sino
a 
Sa√ļl Ubaldini y Guerino Andreoni, respectivamente, y se remontan a septiembre
y 
octubre de 1989, en medio del conflicto que deriv√≥ en una de las √ļltimas
grandes 
rupturas de la CGT.

Estos dos p√¡rrafos pertenecen a una nota publicada por el 
matutino Clarín el martes 10 de julio, titulada “Moyano con los mismos
rivales 
que Ubaldini‚ÄĚ.
Me permito no coincidir con aquellos que afirman que “Clarín 
miente‚ÄĚ. Creo que hace algo peor: subestima al lector. En este caso en 
particular lo que hace es traspolar situaciones parecidas con lo que intenta es
que el lector llegue a una verdad mentirosa. Veamos.
Es cierto que en los 80 Ubaldini y Andreoni representaron a las 
dos CGT. También es cierto que los gremios industriales tanto en 1968, 1989 y 
2012 conformaron un polo de organizaciones gremiales mayoritarias
y  oficialistas. Que estos polos enfrentaron a un conglomerado de  gremios 
combativos constitu√≠do por peque√Īos sindicatos. 

 
PARTIENDO DE VERDADES A MEDIAS SE PUEDE LLEGAR A MENTIRAS 
ENTERAS…
En todo este silogismo hay algo que al multimedios de Magnetto se 
le pasa por alto y es lo sustancial que hace a la diferencia de situaciones. El
gobierno de Alfonsin en el 89 había dejado de ser un proyecto de democracia sin 
liberación. Era un gobierno agotado, que había quemado sus banderas por la 
cuales fue votado por m√¡s de la mitad del electorado. Hab√≠a retrocedido en
toda 
las líneas de su oferta electoral y estaba a la deriva en manos de la
oligarquía 
financiera y del grupo Clarín. Luego de la renuncia de Grinspun, los
economistas 
liberales tomaron por asalto su gobierno (fueron el proto-menemismo) Los 
Sourrouille, Canitrot y Terragno comenzaron la tarea de demolición del Estado.
Del aquel joven abogado director en los 70 de la revista ‚ÄúCuestionario‚ÄĚ
quedaba 
solo el recuerdo. La tarea sucia del desguace del Estado pasó de Terragno a
otro 
ilustre vende patria el Dr. Dromi, que reaparece como los muertos vivos siendo 
doble asesor de REPSOL e YPF. 
Rodolfo Terragno reapareció en el siglo XXI con el deslucido 
papel de asesor filosófico del proyecto neoliberal-peronista que organizó la 
candidatura presidencial del Dr. Duhalde (noviembre de 2010). 

 
LA DIALECTICA DEL COCINERO
La nota de Clarín persiste en el intento: demostrar que el 
gobierno de la Dra. Fern√¡ndez no se diferencia en absoluto de los gobiernos de
Menem y Alfonsín. Que Moyano es Ubaldini.
Para desdicha del autor, el gobierno kirch-cristinista no es un 
gobierno neoliberal. Me animo a afirmar que  en el mejor de los casos es un 
estofado desarrollista con salsa neokeynesiana. Esta simbiosis ‚Äúculinaria‚ÄĚ
da 
como resultado un gobierno nacionalista a la defensiva, con una clase media 
gobernante que salta de la √©pica al posibilismo. Que est√¡ a mitad de camino y
a√ļn alejada de los gobiernos peronistas de la d√©cada 45-55 que se
caracterizaron 
por llevar adelante la justicia social distributiva y la estatización de la 
economía.
La inclusi√≥n social est√¡ bastante distante de la justicia social. 
El gobierno cristinista sigue siendo una Rep√ļblica sin Estado como la que 
recibió en herencia el Dr. Kirchner en 2003. El Estado aparece como remiendo
de 
situaciones coyunturales pero no se reconstruye a s√≠ mismo. No est√¡ en los 
planes del gobierno reconstituir el Estado, se empecina¬†¬†en ‚Äúreciclar‚ÄĚ a
una 
burgues√≠a nacional inexistente. La palabra estatizaci√≥n pone m√¡s nerviosos a
los 
funcionarios del gobierno que a la oposición. En este punto es fundamental una
aclaración: el gobierno del general Perón partió en 1946 de un país con pleno
empleo fruto de un proceso de industrializaci√≥n que busc√≥ en los a√Īos 30 
sustituir importaciones que no llegaban a nuestros puertos. El gobierno del Dr 
Kirchner recibió en herencia un infierno en llamas con una desocupación que 
orillaba¬†¬†el 30%. Queda claro que a√ļn as√≠,¬†¬†este gobierno est√¡ a a√Īos
luz de los 
gobiernos genuflexos y carnal-dependientes de los  cívico-militares del
período 
1976-2003. 
Sigamos con esta joyita comunicacional.
‚ÄúHace 23 a√Īos, lo que estaba en juego era la resistencia de 
Ubaldini y de algunos gremios a alinearse incondicionalmente a un Carlos Menem 
que termin√≥ entreg√¡ndole el manejo de la econom√≠a a Bunge y Born. Hoy, con
el 
telón de fondo del cuestionamiento al cerrado estilo de conducción moyanista,
lo 
que est√¡ sobre la mesa es si la central obrera debe encolumnarse, sin fisuras,
tras el liderazgo de la presidenta Cristina Kirchner.‚ÄĚ
Como dijimos m√¡s arriba lo que intenta la nota es poner en un 
mismo renglón al gobierno de la presidente Fernandez y el gobierno del Dr. 
Menem. Es este un mecanismo realmente descalificador. Aunque lo intente, a 
Clarin le falta (no le sale)  el estilo bicentenario de La Nación, pasquín
de la 
oligarquía, esa fina serpiente que inocula su veneno en cerebros con la flema 
brit√¡nica. El diario de los Noble y el grupo en general acompa√Īan como clase 
subalterna a la oligarquía terrateniente bicentenaria. En algo coinciden ambos
grupos medi√¡ticos, aunque con estilos diferentes, en aprovechar la fisura, la 
m√¡s importante ocurrida desde 2003 en el Movimiento Nacional. Poniendo frente
a 
frente a Cristina y Moyano pero al mismo tiempo denost√¡ndolos con igual odio
a  ambos. Lamento que los protagonistas acepten ser actores de esta anti
historia 
que solo favorece a quienes quieren fragmentarlos y destruirlos por 
separado.
“La curiosidad, obviamente, es que este Moyano combativo es el mismo al que 
el matrimonio Kirchner engolosinó con muchísimo poder político 
y económico, y que se convirtió en disidente sólo cuando empezó a perder 
influencia en el c√≠rculo presidencial‚ÄĚ.
Clarín se encarga de pisotear a la presidente y a Moyano por 
igual. No hubo ‚Äúengolosinamiento‚ÄĚ sino un acuerdo estrat√©gico entre el 
kirchernismo y el movimiento obrero organizado a partir de 2003. En ese momento
el poder de Moyano no provenía del poder político conferido desde el gobierno. 
Su  base de sustentación era la de  millones de afiliados a los sindicatos
que 
se duplicaron a través de la política de un gobierno que decidió dar la
lucha 
frontal contra la desocupación generada por gobiernos neoliberales. Poder que 
Moyano ha ido despilfarrando hasta llegar a una CGT que es apenas una
caricatura 
de aquella que supo convocar a 300 mil trabajadores en la 9 de Julio, hace 
apenas un a√Īo. No obstante la CGT de Azopardo sigue siendo para muchos 
trabajadores, independientemente de que sus gremios no estén alineados con el 
moyanismo, un punto de referencia de la defensa de sus intereses. Y eso el 
gobierno lo sabe. Por eso decidió meterse en la interna sindical poniéndose
del 
lado del llamado grupo de los ‚Äúgordos‚ÄĚ y los ‚Äúindependientes‚ÄĚ.

 
EL QUE MOLESTA EN LA FABRICA…
Esta ruptura de la CGT se asemeja bastante a la de 1968. En 
aquella y esta ruptura los gremios industriales quedaron en la CGT oficial. Los
gremios mas chicos se alinearon en la CGT de los Argentinos. La pregunta y hasta 
la esperanza de muchos es que desde los gremios industriales emerja una CGT
m√¡s 
democr√¡tica y combativa. La experiencia ha demostrado que la revitalizaci√≥n
de 
los gremios industriales no garantizaron su combatividad.  La dirigencia y el
aparato sindical siguen ejerciendo en las grandes f√¡bricas metal√ļrgicas y 
automotrices de capital transnacional, un control policial sobre delegados y 
comisiones internas díscolas, algunas en manos de una izquierda sindical que 
lleva a los trabajadores a verdaderos callejones sin salida. Aun sigue vigente 
el apotegma vandorista: el que molesta en la f√¡brica molesta al sindicato. No 
hay en el horizonte ni Salamancas ni Toscos ni mucho menos Sitracs o Sitrams. 
Los gremios industriales, merced a ese anillo de hierro que han mantenido en
las 
f√¡bricas del gran Buenos Aires, impidieron que se formaran en d√©cadas
comisiones 
internas y listas de oposición que llevaran aire fresco y produjeran
una  renovación en los cuadros de dirección de estos sindicatos. Los grandes
gremios 
suelen acordar con la patronal por lo general extranjera ese régimen que
asegura 
un status quo en los lugares de gran concentración obrera.
La nota de Clarín nos recuerda una excepción de un gremio 
industrial. En 1989 Lorenzo Miguel con su UOM se alistó con Ubaldini y
advert√≠a¬†¬†‚ÄúLa lealtad que nos ense√Īaron tiene que ver con el respeto a la
trayectoria y 
no se mide si de un lado hay 40 y del otro, 70‚ÄĚ. 
“Luego de meses de idas y venidas, la cartera laboral reunió a las dos
partes 
en una audiencia de conciliación, en la que no hubo acuerdo (pero sí una 
presencia fugaz, con la clara idea de mostrarse cerca de Moyano, del abogado 
H√©ctor Recalde).‚ÄĚ Ah√≠ se ve la cola del diablo intentando dividir o generar
divisiones donde no las hay.
Recalde es diputado del Frente para la Victoria, como lo es 
Facundo Moyano y el titular del gremio de trabajadores judiciales Julio
Piumato. 
Recalde como asesor letrado de la CGT, no de Moyano, estuvo en el Ministerio de
Trabajo acompa√Īando a la delegaci√≥n de la CGT y tambi√©n estuvo en el acto de 
Ferrocarril Oeste formulando declaraciones a la entrada del acto llamando a la 
unidad de los trabajadores. Que por otra parte es lo que dicen todos los 
dirigentes sindicales de un lado y del otro. El dirigente sabe que una CGT 
fragmentada a la hora de discutir salarios no le conviene a nadie y menos a los
trabajadores.

 
LA BATALLA POR EL NUMERO Y UN PASO HACIA LA DEMOCRACIA 
SINDICAL.
Previa a la batalla legal comenz√≥ la batalla por el n√ļmero. Los 
n√ļmeros parecen favorecer a a ambas partes seg√ļn c√≥mo y con qu√© criterio se
los 
utilice. La CGT Rosada dice tener de su lado 16 ó 17 miembros del consejo 
directivo contando a panquequistas de √ļltimo momento que pegaron el salto y se
pasaron al frente anti-azopardo como textiles, seguros y pasteleros. Los 
azopardistas llegarían a 13 ó 15. El hueco producido por la deserción a
√ļltimo 
momento (incluyendo a la poderosa confederación de trabajadores municipales de
medio millón de afiliados), los de la CGT de Azopardo tienen prevista llenarlo 
con la incorporación de 43 nuevos gremios. Lo que nadie habla es que por vez 
primera en la historia del Movimiento obrero los delegados utilizarían el
método 
del voto secreto. Si bien hay una sola lista nadie puede asegurar que los votos
no puedan ser trocados a √ļltimo momento y Moyano aparecer con menos votos de los
previstos. Es un hecho histórico, aunque se lo relativice o no se lo tenga en 
cuenta. Esta votación, ninguneada por Clarín y los Medios amigos al
gobierno,¬†¬†sienta un prescedente que evitar√¡ las presiones y los
‚Äúaprietes‚ÄĚ de ahora en 
m√¡s a los Congresos sindicales. Es una bandera que la CGT le arrebata¬†¬†a la 
izquierda sindical que lo viene proponiendo hace tiempo. 
(1)Esta nota pertenece a una producción especial: UNA GRIETA PELIGROSA ll

Ud. recibe este servicio por gentileza de la Cadena Mariano Moreno (CMM) 
http://www.cadenamarianomoreno.com.ar/