Inicio > Mis eListas > consciencia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2893 al 2942 
AsuntoAutor
Luz de la Madre II Alfredo
CON 3 eEL CRISTIAN Alfredo
Lus de a Madre III Alfredo
CARTA DE GABRIEL G Alfredo
Soy vuestro celest Alfredo
Consciencia Alfredo
DESNUDOS Alfredo
DECLARACION DE PRI Alfredo
10 RAZONES Alfredo
Re: 10 RAZONES Adriana
Bolivia arde Roy Guad
BUSCAD LA CURA.. Alfredo
Las políticads de Alfredo
El Libro de Uranti RedLUZ/L
CRISTO TRIUNFARA Alfredo
! YO SOY LA LUZ Q Alfredo
RV: : sobre la gue Estela G
COMANDO ASHTAR Alfredo
AMA A TU PROJIMO.. Alfredo
RE: RV: : sobre la Alfredo
Re: RV: : sobre la Sonsoles
AL DIARIO "FARO DE Alfredo
Monte Sinai Alfredo
Dios Alfredo
Hay que estar aten Alfredo
QUE ES EL URANIO E Alfredo
Evolución Alfredo
Evolución humana Alfredo
3 Continuaré la Alfredo
PARA LA RESTAURACI Alfredo
LAS AZORES...UN RE Alfredo
Re: COMANDO ASHTAR Mago
ENCUENTA TIME Alfredo
RE: Re: COMANDO AS Alfredo
URGENTE Alfredo
El creado se vuelv Alfredo
RE: ENCUENTA TIME SALVADOR
ACLARACIONES: JUST Alfredo
El Maestro ha vuel SALVADOR
7 Evolución Alfredo
9 la Fe Alfredo
ESPIRITU DE LIBERT Alfredo
Perlas de luz...(1 Alfredo
SEMINARIO TALLER D RedLUZ/L
Las Jerarquias... Mago
10 Tercera llama Alfredo
XI ROSARIO DE LUZ Alfredo
X ROSARIO DE LUZ Alfredo
Jesus el maestro o Alfredo
¿POR QUE USA? Alfredo
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
NUEVA CONSCIENCIA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2945     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[nuevaconsciencia] Jesus el maestro oculto
Fecha:Lunes, 24 de Febrero, 2003  17:48:26 (-0500)
Autor:Alfredo Jaramillo <alfedo @...........co>

JESÚS EL MAESTRO OCULTO

 

 

Capítulo I

Enseñanzas Ocultas de Jesús. El Evangelio que los Evangelios no relatan. Karma y Renacimiento.

Jesús el Gran Maestro enseñó diversas cosas. Los relatos de sus enseñanzas son diminutos en los registros Bíblicos. Él pasó horas enseñando.

Este es el relato que os hago de algunas enseñanzas a que Yo como Su Discípula tuve la honra de asistir.

Un día después del amanecer iba el Maestro por el campo seguido de sus catorce Discípulos, los Doce Apóstoles y dos extranjeros de quien se decía ser ángeles que lo seguían. Ellos eran o se decían griegos. No hay registros de ellos porque eran seres de una civilización adelantada y estaban allí fotografiando la vida y procedimientos de Jesús Cristo. Uno de ellos daba por nombre Jason. Son de esa época fotos que tenéis circulando de Jesús. Estos hombres eran de otro mundo paralelo y viajaban con nave espaciotemporal. Eran agentes de otro tiempo y otra humanidad. Precisaban reunir la documentación necesaria de las enseñanzas del Maestro, pues la humanidad a la que pertenecían precisaba de luces que apenas el Maestro les podía dar.

Por ello este es un secreto tremendo, que hasta ahora2 nadie sabía. Apenas Jesús lo conocía.

Además de los Discípulos escogidos (Apóstoles), lo siguieron los Discípulos, los curiosos y las mujeres, sus Discípulas que mucho lo amaban.

En el recorrido todos Le pedían que los instruyese y Él seguía sereno sin darles cualquier importancia. Se desplazaba Él y los Doce, después los dos y a continuación las mujeres y los Discípulos y algunos curiosos, así era en verdad el cortejo. Por donde pasaban, pastores y labradores se unían al grupo y jóvenes también acudían. Todos querían estar con Él.

Llegado a la cima de un monte. Él paró a descansar y los Apóstoles se sentaron alrededor de Él. Los Discípulos y las Discípulas estaban por allí así como la multitud. Inició entonces Jesús a predicar. Mirándonos a todos, se levantó y subió para una roca. Ahí llegado se sentó de piernas cruzadas y cogió un ramo, comenzando entonces Su instrucción.

Estáis aquí porque os dijeron que había un hombre que era Nazareno y que curaba los enfermos.

Pero Yo os digo que nada podré hacer por vosotros si no dejáis primero de ser miedosos.

Vosotros tenéis miedo y sois inseguros. Y ese miedo os hace refugiaros en vuestras fortalezas que son los conceptos que trazáis, pues vuestro miedo es a enfrentar la Verdad y reconocer vuestros errores.

Andáis mal porque actuáis como si fueseis ciegos que no ven el rumbo del camino que escogéis y no queréis pensar sobre eso, pues tenéis miedo de enfrentar las consecuencias.

Os decís hijos de Abraham y ese vuestro Padre era un justo, no es por él que vosotros sufrís.

Estáis mal porque sois almas que ya estuvisteis en este mundo en otras épocas y estáis necesitados de encontrar la Luz de vuestros caminos, desconocéis vuestro pasado y el es en verdad la antecámara de vuestro sufrimiento actual.

Conforme actuasteis en esas vidas así renacisteis en una condición más o menos feliz.

Más felices sois vosotros los que estáis aquí ahora, pues tenéis la oportunidad de ver al Hijo de Dios. Pero eso no os elevará, pues Lo veréis dé acuerdo con vuestras capacidades e incapacidades.

Yo no soy la Salvación, pero en Verdad, YO SOY la Revolución.

No vengo a curaros, sino anunciar vuestra muerte.

No vengo a daros la libertad, sino a amargar vuestro cautiverio.

No vengo a daros la Paz, sino a traeros la guerra.

Por Mí causa en la casa donde viviereis se levantará hijo contra padre y padre contra hijo, el hermano se separará de su hermano y el esposo odiará a su esposa.

El señor castigará al esclavo a causa de seguir Mi doctrina.

Por amor a Mí, los que Me siguen un día serán a millares tirados al Circo para servir de pasto a las fieras.

No creáis que Yo os libere. Vuestro opresor os oprimirá aun más si sabe que Me seguís.

Pero así es siempre. Los mártires tendrán que avanzar primero y cimentar con su sangre el camino de la Justicia y de la rectitud.

Vendrá la hora en que os serán pedidas cuentas y ahí tenéis que ser fuertes y enfrentar la Verdad, pues el perjurio podrá perjudicar bastante vuestra alma. Mejor os será si así procedéis que no estuvieseis aquí.

YO SOY aquel que viene a establecer la revolución del alma. Y esta revolución será tan fuerte que nada la podrá detener. Esta nación será tachada del mapa y aquellos que la destruirán serán destruidos. Pasarán los siglos, unos tras otros, pero Mí Enseñanza y Mí Palabra perdurarán.

YO SOY el Señor de las Eternidades. Estoy más allá de la propia existencia. La Vida está en Mí y Yo en Ella. La muerte nada puede contra Mí.

Envestirán con furia contra Mí y procurarán destruir-Me, pero eso de nada servirá, pues YO SOY la Vida.

Pero vosotros que sois oprimidos, cuidar bien de vosotros y liberaros de vuestro opresor. Ese opresor sois vosotros mismos y los condicionamientos que permitisteis absorber.

Liberaros uno a uno de todos vuestros enemigos.

Vuestros enemigos no son aquellos que os quieren mal, sino vosotros mismos.

Siempre que tenéis miedo y dais fuerza al miedo os estáis apartando de la vida y de la verdad.

Sin verdad la vida os será ofuscada.

Conforme actuasteis en el pasado, así cogisteis ahora. De acuerdo con vuestras acciones.

Sufrís enfermedades porque cometisteis actos pecaminosos en el pasado y violasteis en el presente las leyes cósmicas del equilibrio si os arrepentís y comprometéis en respetar y cumplir las Leyes Cósmicas de la Vida entonces podréis encontrar alivio a vuestros males, cura para vuestros sufrimientos.

Todo el bien supremo y equilibrio, depende del respeto a la ley de causa y efecto.

Por eso Yo os digo que si vivieseis en rectitud y justicia y si amaseis incondicionalmente a vuestros hermanos (amigos y enemigos) cuando salgáis de este mundo despertaréis en el Paraíso.

La manera como vivís aquí desde luego condiciona vuestro despertar futuro, vuestro renacimiento3.

O vivís de modo a tener un renacimiento feliz o seréis condicionados a un nacimiento inferior y en sufrimiento. Es eso lo que debéis entender por la resurrección de los justos y la resurrección de los culpables en el día final.

El proceso se repite a través de los siglos hasta el día en que Yo venga para restablecer el enjuiciamieto.

Pero nuevamente os digo que debéis deshaceros de vuestro enemigo, él es el miedo. El os ata, condiciona y os hará negar la Verdad.

Ahora hijos debéis conocer a vuestro Padre. Él es el Ser Luminoso, Esplendoroso que os proyectó aquí. Habiendo salido de Él, vagáis en la ilusión y os creéis separados de Él. Establecisteis entre vosotros una clase de mediadores entre Él y vosotros.

Pero esa casta que son los sacerdotes, se apegaron más al valor de la palabra que al Espíritu de la enseñanza y pervirtieron para vosotros el Conocimiento.

Esos ya tiene su galardón, pues en verdad os digo que tanto Yo como el Padre los desconocemos.

Pero vosotros a quien ellos hacen creer que no sois dignos, sois el motivo principal por el cual Yo estoy aquí.

Pues yo vine al mundo para curaros. Y para curar tengo que daros a conocer vuestro Ser Real.

Vosotros sois todos hermanos e hijos del Único Dios. Y Dios Padre ama tanto a sus hijos que me envió a Mí, Su Hijo Ungido, para que a través de Mí lo vieseis a Él.

Vosotros como hombres solo conoceréis bien lo que es del hombre, por el propio espíritu del hombre que en él está. Tal y cual, solo lo que está en Dios es conocido por el Espíritu de Dios. Quien tuviera entendimiento para entender que entienda.

Días vendrán en que esto se os volverá más real que nunca.

Después de esto, repartieron entre todos panes y pasteles y tomaron algún liquido excepto Jesús que nada comió y fue a cuidar de la multitud, aconsejando y conversando con cada uno, tocando con las manos y curando a aquellos que querían la cura.

La revelación de estos acontecimientos son absolutamente actuales para los días de hoy. Los evangelios contenidos en la Biblia son pobres con relación al mito que Jesús dio de sí.

La totalidad del discurso de Jesús, va a buscar realidades que hacen parte del hombre y que lo pueden liberar tanto ahora como hace 2.000 años atrás.

La verdad es que vosotros aun sois esclavos hoy...