Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1066 al 1080 
AsuntoAutor
Re: Re: ¿Lusar con Mamiblu
Artículo sobre mov Julius
Re: Sábana Santa Julius
RV: El movimiento P.S.I. C
RE: RV: El movimie P.S.I. C
M A P- Una misión illu min
M A P- Una misión illu min
Gran artículo. frajalo
MAP y el big bang illu min
Re: MAP y el big b barrag
RV: El movimiento P.S.I. C
Fwd: Re: RV: El m P.S.I. C
Lectura en frío. P.S.I. C
De Vueltas al Big illu min
De Vueltas al Big illu min
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1071     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] Artículo sobre movimiento escéptico
Fecha: 17 de Junio, 2001  12:58:43 (+0200)
Autor:Julius <julius_es @.....es>

Artículo en http://ibrujula.com/
Espero que lo disfrutéis.
Saludos.

El movimiento escéptico utiliza la Red para propagar 
sus ideas 
 
Lo irracional nos invade, siendo el mundo de lo 
paranormal su punta de lanza más visible. El movimiento 
escéptico trata de combatir esta plaga a base de “fomentar 
la reflexión y la duda”. Sus socios, entre los que se 
incluyen prestigiosos científicos, pensadores o 
periodistas de todo el mundo animan a cualquier persona a 
participar. Internet es una de sus herramientas más 
poderosas. 

Viernes, 15 junio 2001 
ÁLEX FERNÁNDEZ, IBLNEWS.com 
Un 15% de la población recurre a curanderos cuando 
tiene algún problema de salud; entre la cuarta parte y la 
mitad de los españoles tiene alguna creencia 
esotérica; las dos principales revistas ocultistas de España 
venden más de 50.000 ejemplares mensuales. La lista de 
este tipo de datos es muy larga, lo cual es 
preocupante, por lo menos para aquel que se considera escéptico. 
¿Eres un escéptico? Seguramente tú, lector de IBLNEWS, 
seas un escéptico, aunque no seas consciente de ello. 
De todas formas, si no tienes muy claro que es eso de 
ser escéptico, te animamos a que leas las siguientes 
preguntas. Si tus respuestas son negativas, 
¡felicidades!, eres un escéptico convencido:
¿Es posible adivinar el futuro? ¿Visitan la Tierra 
seres de otros planetas? ¿Convivió el ser humano con los 
dinosaurios? ¿Está próximo el fin del mundo? ¿Ha 
demostrado la NASA que Jesucristo resucitó? ¿Es peligroso 
viajar por el triángulo de las Bermudas? ¿Tiene Satanás 
debilidad por la España profunda? ¿Hay gente capaz de 
operar sin causar dolor ni cicatriz alguna? ¿Está el 
futuro escrito en las estrellas? ¿Existen las casas 
encantadas? ¿Se pueden doblar cucharas con el poder de la 
mente? ¿Es posible comunicarse con el mundo de los 
espíritus? ¿Dejó Dios escrito en la Biblia el pasado y el 
futuro de la humanidad? ¿Son las pirámides egipcias 
obra de seres venidos de otros mundos? ¿Se manifiestan 
los espíritus a través de la ouija?
Puede que parezcan estúpidas algunas de dichas 
preguntas, pero como decimos, muchas personas responderían 
convencidas con un sí. Para Manuel Toharia, director del 
Museo de Ciencias de Valencia y miembro de la ARP- 
Asociación para el Avance del Pensamiento Crítico, la 
postura escéptica nace como reacción a la enorme cantidad 
de creencias basadas en afirmaciones de personas que 
se arrogan cierta autoridad y/o que tienen suficiente 
credibilidad entre personas crédulas ("si no hubiera 
bobos no habría engañabobos").
Origen de la palabra “escéptico”
Tal vez haya más de uno que le suene mal aquello de 
ser “escéptico”. En opinión de Félix Ares, director del 
Museo de Ciencias de San Sebastián y actual presidente 
de la Asociación, “en castellano la palabra escéptico 
tiene connotaciones negativas que no lo tenía la 
palabra griega “esketikos”. 
En efecto, el escepticismo surge en la Grecia Clásica 
como escuela filosófica y su creador, Pirron de Elis, 
defiende que es imposible conocer algo de modo 
totalmente cierto. Los escépticos, por lo tanto, le dan ese 
sentido, como nos recuerda Ares: “todo saber es 
provisional y revisable. Duda de todo. No creas en “popes” de 
ningún tipo”.
El movimiento escéptico surge hace 25 años en Estados 
Unidos de la mano del filósofo Paul Kurtz, que ayudado 
por científicos de la talla de Carl Sagan, Isaac 
Asimov, Martin Gardner o Stephen Jay Gould crean la CSICOP, 
el Comité para la Investigación Científica de lo 
Paranormal.
En el mundo de habla hispana la idea cuaja en 1985 con 
la creación de la sociedad ARP, la Alternativa 
Racional a las Pseudociencias, en la que siguiendo la estela 
de la CSICOP, comienza a ganar paulatinamente adeptos 
en la lucha contra lo irracional. Según Luis Alfonso 
Gámez, periodista de El Correo y miembro histórico de 
la ARP, “A mediados de los años 80, ufólogos, 
astrólogos, parapsicólogos, curanderos y demás campaban a sus 
anchas por los medios de comunicación sin que nadie les 
llevara la contraria. Hasta que la ARP empezó a sonar 
en los medios”.
Sin embargo, la lucha es desigual. Para Toharia, “el 
combate contra las seudociencias tiene pocos apoyos 
oficiales. En realidad, parece como si a los rectores de 
la sociedad no les importase el nivel de engaño que 
sufren sus conciudadanos, generalmente por un deficiente 
nivel cultural en lo científico”. Según Gámez, “el 
gobierno norteamericano ha preferido que la gente crea en 
OVNIs, para que no se hable de proyectos secretos 
gubernamentales”.
Internet: poderosa herramienta
Internet se ha convertido para los escépticos en el 
medio de comunicación y expansión por excelencia. Como 
bien dice Javier Armentia, director del Planetario de 
Pamplona y expresidente de la ARP, "en el últimos años, 
la labor de ARP se ha visto renovada con nuevas 
aportaciones, de profesionales de muchos campos de la 
actividad intelectual. Ello ha sido posible gracias a la 
popularización de esa nueva ágora que supone Internet".
Y es que la red ha permitido que el mensaje de ARP 
llegue a los escépticos de habla hispana de todo el mundo 
bien a través de las webs de la asociación y sus 
simpatizantes, bien a través de la lista de correo 
escéptica hispana. Según Gámez, “Internet es ahora para 
nosotros una herramienta básica tanto de proyección hacia el 
exterior como a la hora del trabajo interno: reuniones 
de la directiva, intercambio de opiniones con los 
socios, sesiones del consejo de redacción de nuestra 
revista, etcétera. Es un frente en el que no pasa semana 
sin que recibamos alguna solicitud de adhesión.”
No sólo las pseudociencias
Más de uno podría pensar que los escépticos se limitan 
a luchar contra las pseudociencias. Sin embargo, ser 
escéptico supone algo más, tal y como se refleja en los 
estatutos de la asociación: "La ARP impulsa el 
desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la 
educación científica y el uso de la razón; promueve la 
investigación crítica de las afirmaciones paranormales y 
pseudocientíficas desde un punto de vista científico y 
racional, y divulga la información sobre los resultados 
de estas investigaciones entre la comunidad científica 
y el público en general."
Por otra parte, los escépticos no tratan de eliminar 
las creencias por sí mismas. Como bien dice Toharia, 
“una creencia, sin más, podría ser criticada pero la 
libertad de las personas para creer lo que quieran está 
por encima de lo demás (otra cosa es que quieran 
imponer esa creencia por la fuerza, claro). Pero un creencia 
que se disfraza de ciencia no es más que un fraude que 
hay que denunciar ante la sociedad como tal”. 
Por su parte, según Félix Ares, “Nunca nos hemos 
metido con las creencias; nos hemos metido con aquellos que 
dicen que sus creencias están demostradas 
científicamente. Por ejemplo, nunca nos hemos metido con los que 
creen que la Sabana Santa es la mortaja de Jesucristo. 
Sí lo hemos hecho con los que dicen que la Ciencia ha 
demostrado que es la mortaja de Jesucristo.”
Queda mucho por hacer
Además de por lo comentado anteriormente, además de 
pensar y vivir como un escéptico, se puede actuar como 
tal: Según Toharia “los que hemos dado ese paso 
pensamos que no basta con tener una postura escéptica, sino 
que hay que evitar que determinados "cuentistas" sigan 
engañando a la gente; se trata de los que, tomando el 
idioma y la apariencia de la ciencia, no hacen más que 
propagar creencias sin fundamento racional alguno”.
En definitiva, se trata de combatir y someter a 
análisis escéptico no sólo lo paranormal, sino todo 
conocimiento situado en el límite del saber científico y toda 
afirmación que se sustente en él, en la pseudociencia 
o en la falsa ciencia. Así quedaba reflejado en el 
editorial de la primera revista de la Sociedad: “Hay que 
acabar con las falacias a las que se agarran los 
charlatanes pseudocientíficos para defender su presencia en 
los medios de comunicación y para no ser objeto de 
chanzas, la principal de las cuales es argüir que todas 
las ideas son respetables y tienen el mismo derecho a 
ser defendidas. No, no es verdad. No todas las ideas 
son respetables. Las idioteces no son respetables; son 
idioteces. Y, a veces, peligrosas. Cuando un 
pseudoarqueólogo aventura que algunas razas humanas descienden 
de extraterrestres y otras no, está haciendo un nada 
sutil ejercicio de racismo, y el racismo no es 
respetable, y hay que denunciarlo”.
El editorial también hacía referencia a la influencia 
de los pseudocientíficos a través de los poderosos 
medios de comunicación. En opinión de Luis Alfonso Gámez, 
si bien la prensa escrita ha ido retirando de sus 
páginas el mundo de la pseudociencia, los medios 
audiovisuales siguen siendo un lugar de referencia para los 
seguidores de lo paranormal. Queda por lo tanto mucho por 
hacer, sobre todo para que no ocurran casos como los 
de políticos que apoyan la inclusión de la homeopatía 
en la Sanidad Pública o que respetables Universidades 
recogan en sus planes de estudios seminarios, cursos o 
asignaturas sobre astrología.




_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.