Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1066 al 1080 
AsuntoAutor
Re: Re: ¿Lusar con Mamiblu
Artículo sobre mov Julius
Re: Sábana Santa Julius
RV: El movimiento P.S.I. C
RE: RV: El movimie P.S.I. C
M A P- Una misión illu min
M A P- Una misión illu min
Gran artículo. frajalo
MAP y el big bang illu min
Re: MAP y el big b barrag
RV: El movimiento P.S.I. C
Fwd: Re: RV: El m P.S.I. C
Lectura en frío. P.S.I. C
De Vueltas al Big illu min
De Vueltas al Big illu min
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1075     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] M A P- Una misión que será extraordinaria (1)
Fecha:Lunes, 18 de Junio, 2001  00:10:21 (-0400)
Autor:illu minati <illu03 @.......com>

 M A P- Una misión que será extraordinaria (1)

  Tomado de la revista Discovery

  El astrofísico Gary Hinshaw se para frente a dos gruesas
  puertas de acero de cuatro pisos de altura, en el centro
  de vuelos espaciales Gordard de Greenbelt, Maryland,
  tratando de no pensar en lo que la cámara de torturas
  al otro lado de esas puertas le puede hacer a su bien
  amado vehículo espacial. La cámara contiene un simulador
  de lanzamiento por el que las sondas espaciales de la Nasa
  deben pasar antes de que se les considere aptas para volar.
  Poco complicado el simulador luce como una gran mesa
  con pistones por patas. Los técnicos fijarán con pernos
  el vehículo a la mesa, las enormes puertas se cerrarán y
  la plataforma, imitando la violencia del lanzamiento de
  un cohete, tratará de desintegrar en unos segundos seis años
  de duro trabajo.
  "Alcanza hasta una fuerza de gravedad de aceleración", dice
  Hinshaw "Sube y baja, atrás y adelante, en cualquier dirección. Y
  es ruidosa. Suena como una moto Harley". Un tornillo suelto, una
  mala soldadura y más de 800 kg de herrajes, valorados en 83
  millones de dólares, se estrellarán contra las macizas puertas.
  Hinshaw bromea nerviosamente que "es como tomar tu sistema
  estéreo casero, tirarlo contra el piso y luego asegurarte de que
  todavía funciona". Pero tiene que funcionar, porque éste no es un
  vehículo espacial ordinario.
  Programado para despegar a bordo de un cohete Delta II a
  principios de noviembre, el vehículo espacial soñado por Hinshaw,
  de metros de alto, fue bautizado como MAP siglas en inglés de
  Microwave Anisotropy Probe (Sonda Anisotrópica de
  Microondas). Esta sonda promete responder a muchas de las
  mayores preguntas formuladas sobre el Universo. Dentro de dos
  años (si MAP sobrevive al simulador, el lanzamiento y un viaje
  de tres meses por el espacio) es posible que la humanidad por
  fin conozca la verdadera edad del Universo, cómo terminará, si
  el espacio es realmente infinito y, lo más asombroso de todo,
  qué forma tiene.

  La importancia de esta misión no se le escapa a Hinshaw.
  Mientras camina hacia la sonda, en una habitación casi del tamaño
  de un hangar, donde ingenieros de chaqueta blanca están
  chequeando algunos de los miles de cables, él extiende su mano y
  toca su creación con sobrecogimiento infantil diciendo: "Siempre la
  miro y pienso: ‘Algún día va a estar a 1600 millones de kilómetros
  de aquí".

  Hace ocho años MAP era solo un brillo en
  los ojos de tres físicos de la Universidad de Princeton: David
  Wilkinson, NormJarosik y Lyman Page. Querían diseñar una
  misión para dar seguimiento a los notables hallazgos del satélite
  Explorador de Antecedentes Cósmicos (siglas en inglés: COBE),
  lanzado por la NASA en 1989. COBE buscó (y encontró) el débil
  resplandor dejado por la Gran Explosión (Big Bang), probando de
  una vez y por todas que una explosión masiva dio origen al
  Universo.
  Debido a que el Universo se ha enfriado en miles de millones de
  grados desde la Gran Explosión, la temperatura de la radiación de
  fondo hoy día es de sólo 2,7 grados Kelvin por encima del cero
  absoluto, o -267 grados centígrados. COBE encontró que la
  radiación de fondo del espacio era casi (pero no del todo)
  uniforme. Su temperatura variaba sólo una parte por cada 100 mil,
  en diferentes puntos a lo largo del cosmos. Pero estas minúsculas
  arrugas de calor, o anisotropías, significan mucho para los
  cosmólogos. George Smoot, un científico de la misión COBE, dijo
  que encontrarlos era "como ver a Dios".
 ¿Por qué la hipérbole? Porque si COBE no las hubiese detectado
  habría significado que el Universo, en sus albores, era un lugar
  excesivamente monótono: perfecto y nítido, sin variaciones.
  Esas arrugas demostraron que desde su comienzo el Universo tenía                                        
 puntos calientes y fríos, que a lo largo de miles de millones de años                                          
 evolucionaron como el tapete de vastos vacíos y torbellinos de                                          
 galaxias que hoy vemos.
 Hace una década, mientras los resultados de COBE estaban                                          
 todavía en primera plana, Wilkinson,Jarosik y Page comenzaron a                                          
 planificar una misión aún más ambiciosa. En colaboración con                                         
 Hinshaw y Charles Bennett, de Goddard, y otros veteranos de                                          
 COBE, enviaron sus planes a la NASA, los que fueron aprobados
 en 1996. El equipo ha estado trabajando desde entonces sin
 descanso: con el personal de Goddard para construir el vehículo
 espacial y con el de Princeton para construir los detectores de
 microondas.
 Además de ofrecer respuestas a las preguntas más profundas que
 los cosmólogos puedan imaginar, MAP representa un cambio
 fundamental en la forma en que ellos desarrollan su trabajo. Los
 cosmólogos se contentaban con una coincidencia general entre la
 teoría y las observaciones. Ahora, con misiones como COBE y MAP,
 el Universo se ha convertido en un  laboratorio donde pueden
 probarse las hipótesis. "MAP es un experimento de física hecho
 en el Universo", señala Wilkinson.
  "Estamos en esta pequeña partícula de polvo, con nuestras toscas
  herramientas, tratando de comprender la naturaleza del Universo".
  Esta misión es particularmente sensible para ‘Wilkinson, porque
  será su última. Ha estudiado la radiación cósmica de fondo durante
  más de tres décadas y estaba, de hecho, buscando la evidencia de
  su existencia cuando fue detectada accidentalmente en 1963 por
  dos científicos de los Laboratorios Bell, Arno Penzias y Robert
  Wilson.
  Wilkinson quería para MAP un equipo limitado, escogido a dedo.
  Y lo logró: sus 13 miembros caben alrededor de una sola mesa en un
  restaurante. Con un equipo pequeño Wilkinson puede salir al
  pasillo y hacer una pregunta a, digamos, Page o Jarosik, dos de los
  responsables de la construcción del detector de microondas que
  instalaron en el vehículo espacial en diciembre.
   A diferencia de COBE, que observó los remanentes de microondas
   mientras estaba orbitando la tierra, MAP viajará mucho más lejos.
   Después de completar varios ciclos entre la Luna y la Tierra
  para obtener un impulso gravitatorio, MAP
  alcanzará un estacionamiento cósmico privilegiado a principios
  del 2002. Llamado segundo punto de Lagrange, o L2, está unas
  cuatro veces más lejos de la Tierra que la Luna. Allí la atracción
  gravitatoria del Sol y la Tierra se combinan para mantener un
  vehículo espacial en una órbita fija alrededor del Sol, alineada con
  la Tierra.
  Además de ahorrar combustible, la órbita de MAP en L2 lo
  colocará lo bastante lejos del Sol y de la Tierra como para que el
  calor no interfiera con las observaciones, una ventaja significativa
  sobre COBE. Un protector solar de metros de diámetro (una de
  sus tres partes movibles) se abrirá como una parrilla de cocer
  vegetales al vapor y bloqueará completamente al Sol. Entonces
  MAP se pondrá a capturar fotones de microondas que han estado
  viajando durante 13.000 millones de años, casi desde el principio de
  los tiempos.
  Durante sus primeros 300.000 años, el Universo fue una caldera
  hirviente de protones, electrones y otras partícu las cargadas. La
  luz no podía viajar lejos en este caldo sub atómico sin liberar algún
  electrón, tal como la luz en una nube libera gotitas de agua. El
  universo primario debió haber lucido mas como un espeso banco
  de niebla: opaco. Pero después dc 300.000 años se enfrió lo
  suficiente para sufrir un cambio profundo: los electrones se
  asentaron y combinaron con protones para formar hidrógeno, que
  es transparente. Una vez que la niebla se dispersó, los protones
  viajaron libremente por todo el Universo. Esos protones (luz de
  los albores de la creación) nos bañan aquí en la Tierra; alrededor de
  400 de ellos llenan cada centímetro cúbico. Si usted usa antena en
  vez de cable para la recepción de televisión, parte de la nieve que
  se ve en la pantalla de su televisor se debe a los fotones de las
  microondas cósmicas remanentes.
  A Lyman Page le gusta llamar a esa radiación "la foto del bebé
  Universo". MAP estudiará esa imagen con detalles sin
  precedentes. Para su investigación, COBE dividió el cielo en unos
  6.000 fragmentos, cada uno tan grande como 400 lunas llenas. MAP
  mirará más de 3 millones de cuadrantes, cada uno de menos de un
  cuarto del tamaño de la Luna. Si COBE vislumbró a Dios, MAP
  verá sus huellas dactilares. Los cosmólogos esperan que muchas
  de sus respuestas provengan de un eco congelado en las
  microondas remanentes. Las ondas sonoras pueden haberse
  originado en el primer instante de vida del Universo, cuando el
  cosmos sufrió una extraordinaria expansión. De hecho, algunos
  astrónomos preferirían llamar a la Gran Explosión el "Gran
  Estiramiento". Se cree que en una trillonésima de una trillonésima
  de una trillonésima de segundo, una región de espacio menor que
  un protón se expandió hasta el tamaño de la Tierra. Los
  cosmólogos se refieren a este extraordinario crecimiento como una
  inflación.
  Nadie sabe que lo causó, pero al estirar la trama del espacio
  magnificó un fenómeno subatómico propio de la física
  de las partículas: la materialización espontánea de partículas a
  partir del vacío absoluto. Estas partículas existen y dejan de existir
  constantemente alrededor de nosotros, emergiendo y
  sumergiéndose en el vacío. Durante la inflación este proceso fue
  tremendamente magnificado. El Universo temprano en su rápida
  expansión impartió suficiente energía a estas posibles partículas
   como para que subsistieran en el mundo real en vez de
  desaparecer en el vacío. El súbito in flujo de incontables partículas
  provenientes del vacío fue como si se lanzara una piedra al denso
  estanque de partículas del Universo primario, con las ondas
  resultantes de presión. Y a través de un gas las ondas de presión
  son ondas sonoras. Todo el Universo repicó como una campana.
  XXXXXXXXXXXXXXX



Get your FREE download of MSN Explorer at http://explorer.msn.com