Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1126 al 1140 
AsuntoAutor
Lana y motosierras P.S.I. C
De plano no quiere P.S.I. C
Re: Bazalete, nave Mamiblu
Re: Pregunta para Luis I.
Re: Saludos. illu min
Re: Saludos. P.S.I. C
El Alluzado nos qu El Ciber
Re: Saludos. Hernán T
Re: El Alluzado di frajalo
Re: **Javier esper Javier R
Saludos... Gabriel
De vuelta a la car frajalo
Re: Saludos... frajalo
Sobre mi esceptici frajalo
No hay atajos para Bobrow
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1144     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] No hay atajos para el camino recto
Fecha:Viernes, 29 de Junio, 2001  00:56:22 (-0300)
Autor:Bobrow <bobrow @...............ar>

Algunos son muy vivos y buscan caminos alternativos. No hay atajos para el camino recto.Eva Bobrow
 
APRENDED GEOMETRÍA
 
   Fredric Brown

Henry miró el reloj, a las dos de la mañana cerró el libro desesperado.
Seguramente lo suspenderían al día siguiente.

Cuanto más estudiaba geometría, menos la comprendía. Había fracasado ya
dos veces. Con seguridad lo echarían de la Universidad.

Sólo un milagro podía salvarlo. Se enderezó. ¿Un milagro? ¿Por qué no?
Siempre se había interesado por la magia. Tenía libros. Había
encontrado instrucciones muy sencillas para llamar a los demonios y
someterlos a su voluntad. Nunca había probado. Y aquel era el momento
o nunca.

Tomó de la estantería su mejor obra de magia negra. Era sencillo.
Algunas fórmulas. Ponerse a cubierto en un pentágono. Llega el demonio,
no puede hacernos nada y se obtiene lo que se desea.

­ El triunfo es vuestro!

Despejó el piso retirando los muebles contra las paredes. Luego dibujó
en el suelo, con tiza, el pentágono protector. Por fin pronunció los
encantamientos.

El demonio era verdaderamente horrible, pero Henry se armó de coraje.

- Siempre he sido un inútil en geometría - comenzó...
­ ¡A quién se lo dices! - replicó el demonio, riendo burlonamente.

Y cruzó, para devorarse a Henry, las líneas del hexágono que aquel
idiota había dibujado en vez del pentágono.