Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3637 al 3651 
AsuntoAutor
Re: Sindioses.com Glenys A
Triste noticia Luis I.
Triste noticia Mr.G
Hola Matias M
Re: Hola Luis I.
Hemeroteca andoni
La gran adivinanza illumina
La gran adivinanza illumina
Mi página web BENJAMIN
Para Taradiatti. El Ciber
Re: Para Taradiatt illumina
Ciencia/No ciencia Mr.G
De ahi partio el u illu min
De ahi partio el u illu min
Dice Alan Guth illumina
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3648     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] La gran adivinanza de Guth-1
Fecha: 27 de Mayo, 2002  15:00:46 (+0200)
Autor:illuminati <illu03 @.......com>

La gran adivinanza de Guth
Por Brad Lemley

"La mayoria de la gente quiere saber de donde vinimos. Ya hay
evidencia, no tenemos que seguir basandonos en los cuentos que 
nos hicieron, cuando eramos jovenes"

De donde vino todo ? No responda  "La gran explosion". Decir
que todo vino de la gran explosion es como decir que los bebes
vienen de las salas de maternidad, cierto en un sentido estrecho
pero no llega, lo bastante lejos. De donde vino la materia que 
exploto ?. Que era ?. Porque exploto? Antes que Alan Guth diera 
un paso al frente, los cosmologos raras veces se atrevian a
adivinar. La Teoria de la Gran Explosion, basada en especulaciones 
que datan de 1922 y confirmadas por los astrónomos en los años 1960, 
postulaba que el universo comenzo como una minuscula bola de fuego 
de densidad y temperatura extremas que, desde entonces, ha estado 
expandiéndose y enfriándose, pero la teoria no dice nada acerca de 
lo que ocurrió antes, ni siquiera en la precisa fracción de segundo 
en que todo exploto. En diciembre de 1979, Guth, entonces un oscuro 
fisico de 32 años del Centro del Acelerador Lineal de Stanford, emergió 
como el primer cientifico en ofrecer una descripción verosimil del 
universo cuando tenia menos de una centésima de segundo de edad. 
Durante un periodo explosivo de entre 10^-37 y l0^-34 segundos después 
de su nacimiento, dijo Guth, el universo se expandió a una velocidad 
que continuó duplicándose antes de comenzar a estabilizarse en la 
expansion más sosegada descrita por la Teoria de la Gran Explosion.
 La Teoria de la Inflación "nombre acuñado por Guth para esta expansion 
super rápida del universo inicial" ha vencido todos los retos teóricos 
y se ha hecho más fuerte con cada nuevo hallazgo, incluyendo el ultimo 
y mayor de ellos: que la velocidad de expansion del universo, la cual 
se pensó se estaba reduciendo, en realidad se está acelerando. "No hay 
competencia, pero no es por no habrr tratado", dice el cosmologo Alexander 
Vilenkin, de la Universidad Tufts. "Muchos han tratado de desarrollar 
un modelo que enfoque los mismos problemas y han fallado" La reputacion 
de Guth ha ascendido con la teoria. Ha pasado a ser el numero uno en 
cosmologia. En abril del pasado año, recibio la medalla Benjamin 
Franklin, de Fisica, precursora frecuente del Premio Nobel.

Mientras tanto, ha llegado el momento de analizar la mayor 
implicación de la inflación, una qué parecía inalcanzable para 
una teoría no comprobada en 1979, pero que ahora hay que enfrentar 
sin vacilación. El universo entero puede ser, para usar la frase 
de Guth, "un almuerzo gratis" La ‘materia’ primordial de la 
inflación, sostienen él y otros cosmólogos, es muy probablemente 
una creación espontánea, un regalo incondicional que surgió de 
absolutamente ningún lugar, mediante un proceso absolutamente 
aleatorio, pero no obstante científicamente posible. Ahora la 
teoría de la inflación se está acercando al dogma, está llevando 
a la ciencia a la vera de contestar una de las mayores preguntas:
Por qué hay algo en lugar de nada?
 Para averiguarlo, atravesé los terrenos universitarios del 
Instituto Tecnológico de Massachussets, donde Guth es profesor 
de física. Su oficina está en el edificio 6 (en el agresivamente 
utilitario MIT los edificios tienen números y no nombres), al 
final de un conector de 1/2 kilómetro de longitud que los 
estudiantes llaman "el pasillo infinito" Llamé a la puerta. Guth 
no está. "El siempre llega tarde" me dice, en tono servicial, un 
profesor que pasa. El asistente de Guth me abre la puerta. Da la 
impresión que algo ha explotado en la oficina de Guth. Aun por 
los estándares del profesor distraído, es un terrible desorden. 
Una pila de 39 botellas vacías de refresco, casi todas Pepsi de 
dieta, se apoya contra la pared. Los desperdicios incluyen una 
taza grande de café a medio consumir, cajas vacías de piezas de 
computadora y otros desechos. Cubriendo todas las superficies 
horizontales se hacia, aparentemente, cuanto articulo o libro 
se ha escrito acerca de cosmología, astrofísica o física de las 
partículas. Las pilas sobre el escritorio de Guth son más altas 
que el monitor de su computadora. Es una oficina grande según los 
estándares académicos, unos 41/2 x 6 metros, pero se hace necesario 
saltar de uno de los pocos espacios libres a otro, sobre la alfombra, 
para llegar a algún lugar. Y aquí llega Guth, con la mano extendida 
y disculpándose por la tardanza. Es bajito, aproximadamente 1,7 m y 
enérgico. Es fácil creer que una vez fue campeón de salto largo en 
su escuela secundaria de Highland Park, en New Jersey. Su cuello se 
proyecta hacia adelante, formando un ángulo de unos 45 grados con 
los hombros, dando la impresión de que todo lo fascina, lo cual es 
cierto. El pelo grasoso le cubre las orejas. Usa espejuelos de aro 
de oro, camisa azul sin corbata, pantalones color caqui, zapatos 
informales carmelitas de cuero y uno de esos relojes cómicos que 
ienen un teclado. Habla rápidamente, con un fuerte acento de New 
Jersey. Tiene 55 años y es hijo de un tintorero. Es un hombre de 
familia, con un hijo en la universidad y una hija en la escuela 
secundaria y tiene puestos los pies sobre La tierra, riéndose 
ruidosa y frecuentemente mientras discutimos la insoportable 
situación del estacionamiento en MIT.
 Mientras Guth habla, parece desplazarse en forma natural hacia 
atrás 15 mil millones de años, hasta el momento en que, la mayoría 
de los cosmólogos concuerdan, comenzó el universo. Pronto estamos 
entre las estrellas nacientes. "No es una coincidencia que la Biblia 
comience por el Génesis", dice mientras abandonamos el edificio y 
recorremos de prisa la calle Vassar, entre un congelante viento de 
otoño que sopla desde el río Charles. "La mayoría de las personas 
quiere saber de donde vinimos y de donde vino todo lo que nos rodea. 
Yo quiero darle un fuerte impulso a La respuesta científica. Tenemos 
evidencia. No tenemos que basarnos más en las historias que nos 
dijeron cuando eramos jóvenes’
 Entramos en un pequeño restaurante italiano situado en la parte 
norte de MIT Aquí no hay tal almuerzo gratis. El pescado de Guth 
cuesta 10.95 dólares. Bueno, dice, y vale su precio.
 Si 225 gramos de pescado cuestan 11 dólares y si, en un sentido 
mayor, nada en el universo se "compra" sin intercambio de energia, 
como es posible que todo el universo sea gratis?
 Comience, dice Guth, por imaginar la nada, un vacío puro. Tenga 
cuidado, no se imagine el espacio exterior sin materia. Imagine ni 
espacio ni materia en absoluto. Buena suerte.
Puede parecer obvio que en la nada no puede ocurrir nada, pero para 
un físico cuántico, la nada, de hecho, es algo. La teoría cuántica 
sostiene que la probabilidad y no lo absoluto rige cualquier sistema 
físico. Es imposible, aun en principio, predecir el comportamiento 
de un simple átomo. Todo lo que los físicos pueden hacer es predecir 
las propiedades promedio de una gran cantidad de atomos. La teoría 
cuántica también sostiene que el vacío, al igual que los átomos, está 
sujeto a las incertidumbres cuánticas. Esto significa que las cosas 
pueden materializarse a partir del vacío, aunque tienden a desaparecer 
de nuevo en el rápidamente. Aunque este fenómeno nunca ha sido observado 
directamente, las mediciones de la fuerza magnética del electrón implican 
que es real y que ocurre en el vacío del espacio, incluso ahora.
 En teoría, cualquier cosa, una casa, un planeta, puede surgir a la 
existencia mediante esta extravagancia cuántica, a la cual los físicos 
llaman fluctuación del vacío. La probabilidad, sin embargo, dicta que 
las partículas subatómicas, una positiva y otra negativa, de manera 
que no se violen las leyes de la conservación, son con mucho las 
creaciones más probables y que su duración será extremadamente breve, 
típicamente solo 10-21 segundos. La creación espontánea y persistente 
de algo aun tan grande como una molécula es improbable. No obstante, en 
1973, un profesor auxiliar de la Universidad de Colombia, llamado Edward 
Tyron, sugirió que el universo completó pudo haber llegado a existir de 
esa forma. En un articulo titulado . Es el universo una fluctuación del 
vacío? él señalaba: Ofrezco mi modesta proposición de que nuestro 
universo es una de esas cosas que ocurren de tiempo en tiempo. Otros se
burlaron de la idea. Si una molécula de fugaz existencia surgiendo de 
la nada es absurdamente improbable, razonaban los físicos, un universo 
de 15 mil millones de años es mucho menos probable.
 La situación se mantuvo así durante años, hasta que en noviembre 13 
de 1978, Guth, mientras realizaba investigaciones para post doctorado 
en la Universidad Cornell, participó en una disertación sobre la Gran 
Explosión dada por el cosmólogo de Princeton Robert Dicke. En aquella 
época Guth pensaba que el campo de la cosmología era irritantemente




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
=====================================
SMS gratis, 10mb email gratis, messenger, postales, 10mb disco virtual!
Todo esto y mucho más en ES.EVERYDAY - ¡Tu guía de Internet!
Visitanos ya en: http://www.elistas.net/ml/66/
=====================================