Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3637 al 3651 
AsuntoAutor
Re: Sindioses.com Glenys A
Triste noticia Luis I.
Triste noticia Mr.G
Hola Matias M
Re: Hola Luis I.
Hemeroteca andoni
La gran adivinanza illumina
La gran adivinanza illumina
Mi página web BENJAMIN
Para Taradiatti. El Ciber
Re: Para Taradiatt illumina
Ciencia/No ciencia Mr.G
De ahi partio el u illu min
De ahi partio el u illu min
Dice Alan Guth illumina
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3653     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] Ciencia/No ciencia
Fecha: 28 de Mayo, 2002  15:27:33 (-0000)
Autor:Mr.G <gabriel1.0 @..com>

Saludos...

La siguientes son algunas reflexiones en torno al debate entre ciencias y
pseudociencias...

La ciencia no excluye a nadie, más bien hay quien decide automarginarse de
ella.

Las 'investigaciones' de las pseudociencias se automargina de la ciencia cuando,
por la razón que sea, no se llevan a cabo con la rigurosidad (y a veces ni con la
lógica) científica mínima necesaria.

Desde su autoexclusión de la ciencia, los pseudocientíficos toman la decisión de
no aportar nada significaivo a la investigación de las diversas ciencias, lo cual
no descarta que tengan impacto en otros ámbitos de la cultura (la política o la
teología).

Independientemente de la veracidad o falsedad de los resultados de sus
'investigaciones', los pseudocientificos se autoeliminan del debate científico
cuando fundamentan sus resultados en procedimientos metodológicos impertinentes
(como justificar alguna clase de conocimiento a través del testimonio de un
personaje de la farandula, o de multitudes si se quiere, y no aportando evidencia
empírica de alguna especie), o bien por medio de construcciones epistemológicas
falaces (como descargar el peso de la prueba en los detractores y no asumirla, en
tanto, presuntos candidatos a productores de conocimiento científico; o haciendo
juicios morales de sus objetores y cuando simplemente podrían, o deberían poder,
refutar las objeciones).

La ciencia no rechaza enfoques promisorios, sean viejos o nuevos, lo que se
rechaza son los enfoques, nuevos o viejos, irracionales y en ese sentido sin
fundamento aceptable. De hecho las ciencias son instituciones (de producción,
evaluación, sistematización, distribución del conocimiento) avidaz de novedades.
Las interpretaciones novedosas, aún las de fenómenos conocidos, son muy
apreciadas pero se les exige tanto como a interpretaciones ya establecidas.

Sería fácil aceptar la 'promesa' de los 'conocimientos' creacionistas,
cienciológicos, ufológicos, espiritistas, energetistas y demás fauna relativista,
pero más facil es sacrificar todo eso a cambio de incertidumbres razonablemente
aceptables.

Para ahondar un poco más en el problema de la demarcación entre ciencia y
pseudociencia, de aquí en adelante sigo a Leòn Olivé.

Un criterio general para establecer la diferencia que búscamos, o sea un
conjunto de condiciones necesarias y suficientes tales que su presencia satisfaga
lo científico y su ausencia señale lo pseudocientifico, es algo que no tenemos ni
podemos tener.

Lo anterior no significa que nuestra intensión sea imposible, más bien quiere
decir que la demarcación requiere un análisis específico para evaluar las
propuestas teóricas, metodológicas, técnicas y axiológicas de una disciplina, es
decir, no exite un criterio universal y único sino diversos y pertinentes al caso
en cuestión.

Desde dicho análisis específico se podría evaluar por ejemplo: la legitimidad
del o de los problemas que se abordan o se pretenden abordar; la legitimidad de
los recursos conceptuales, de los métodos y de las técnicas; la aceptabilidad de
las teorías o hipótesis en cuestión, en términos con un saber aceptado por la
comunidad pertinente, y en su caso, la compatibilidad con otras teorías aceptadas
y relevantes y, desde luego, la evaluación de las razones y la evidencia
disponible.

Lo anterior implica colocar a la disciplina o conocimientos en cuestión en la
posibilidad de identificarse, o no, con una 'tradición científica'. Se entiende
por una tradición cientifica desde los logros de una disciplina, considerados
como piedras señeras, hasta su sistema de conceptos, tesis y principios
metodológicos.

Las tradiciones científicas establecen, con respecto a los problemas que una
disciplina pretende resolver, los tipos de problemas que se consideran legitimos
en términos del reconocimiento del objeto de estudio, la conceptualización de
dicho objeto y los medios y técnicas para tratar con él.

Cuando no se tiene una tradición previamente aceptada como científica, entonces
sólo queda la vía de demostrar la aceptabilidad de la teoría por medio de una
evidencia satisfactoria, la cual ha de estarse a los términos que se establezcan
en el curso de las controversias acerca de la aceptabilidad de la disciplina en
cuestión, de sus teorías y de sus métodos.

Así, son tres los aspectos involucrados en la evaluación de una actividad
presuntamente pseudocientífica: el sociológico (en sentido amplio:cultural,
económico, ideológico y religioso) proviene de la importancia de determinar el
papel que la comunidad que pretende ser científica está desempeñando, de los
intereses que está promoviendo y de los fines que pretende alcanzar; el historico
desde el cual se puede calificar de pseudocientífica a alguna teoría, o conjunto
de prácticas, si no se puede trazar una relación legitima entre esa teoría o esas
prácticas y alguna tradición científica (la legitimidad tiene que ser establecida
y reconocida poe esas comunidades científicas); el epistemológico, consistente en
que las pretensiones de conocimiento, o que las prácticas que supuestamente
conducen a un conocimiento, no son confiables, y por ende no son aceptables,
desde ningún conjunto de criterior reconocidos por las comunidades científicas
que participan en la controversia para definir el carácter -científico o no- de
la teoría, de las prácticas o de la comunidad problematica.

En última instancia, o quiza en primera, lo que se pone en juego aquí no es la
atribución de 'científico' a una pretención de conocimiento y 'pseudocientífico'
a otra sino la racionalidad con que construimos el conocimiento. Donde
'racionalidad' es una manera de llamarle a la  formas de proceder en la
evaluación de creencias, de teorías y de propuestas para hacer cosas.

Salud.

g.

Cada vez me resultan más dificiles 
el odio, la envidia y el desprecio, 
esos jóvenes sentimientos. 
Un signo de debilidad. 
Me gusta mi vicio original. 
Si, los admiro casi a todos, 
perdedores, irresistibles, 
cuando escarban y avanzan a tientas. 
                Hans Magnus Enzensberger. 






_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
               ¡¡NO TE PIERDAS ESTA OFERTA!!
             Con la línea ADSL de Telefónica,
        ¡¡VUELA en Internet con tarifa plana 24 horas!!
           ¡Y llevate de regalo un disco duro USB!
    Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/65/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~