Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4960 al 4974 
AsuntoAutor
Re: Ese Luis Galla clara co
Re: Para Violeta goyodiaz
Mesas danzantes Antonio
Para Violeta...nop Violeta
Claravidente Costa El Ciber
Re: Para Violeta.. goyodiaz
Re: Claravidente C clara co
co-moderadores Cla P.S.I. C
PARA ANTONIO.....M clara co
Mesas danzantes Antonio
Re: PARA ANTONIO.. goyodiaz
Re: Re: PARA GOYO. clara co
RE: Re: PARA GOYO. Jordi
Re: Re: PARA JORD clara co
Re: Re: PARA ANTON clara co
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4967     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] Mesas danzantes
Fecha:Martes, 1 de Abril, 2003  16:06:50 (+0200)
Autor:Antonio Lloreda Caballero <allor2000 @.......com>

Para Clara Costas.
 
Hola a todos.
 
Yo, como supongo que la mayoría, he experimentado con la ouija entre amigos, por curiosidad. Ha habido de todo: Desde personas que han palidecido y se han marchado, asustadas por lo estaba saliendo, hasta guasones que intentaban manipular la copa. Yo era joven y tenía gran curiosidad, como muchos de mis amigos. En general, salimos decepcionados. No había modo de mantener una "conversación" coherente. Las grandes preguntas (muerte, destino, Dios) eran contestadas con ristras de letras y números ininteligibles. Las no tan trascendentales eran algo más comprensibles. Daba la impresión de que sólo proporcionaba respuestas que alguno de la mesa conocía de antemano. Durante una temporada lo pasamos distraído, eso sí.
 
Pero mi interés principal es lo que has mencionado de las mesas danzantes. Tengo entendido que antes de que la ouija hiciera furor, el experimento espiritista por excelencia en las reuniones sociales, era el velador. Entre finales del XIX y principios del XX, creo. Aunque estoy seguro de que habrá habido variantes desde tiempo inmemorial. El velador es una mesa redonda con tres patas, alrededor de la cual se sentaban los invitados con las palmas de las manos sobre el tablero, sin llegar a hacer contacto. Un director, en el grupo o por fuera, hacía las invocaciones y preguntas. El velador respondía levantándose y dejándose caer sobre una u otra pata, dando golpes en el suelo de acuerdo a un código prestablecido.
 
Supongo que es a esto a lo que te refieres, más o menos. Nunca asistí a una sesión de éstas y me hubiera gustado. Desde fuera, claro. Posiblemente mi falta de fe hubiera podido desbaratar el experimento. Un requisito imprescindible, tanto para la ouija como para el velador, ha sido la concentración y la fe sin reservas. Me gustaría saber tus opiniones al respecto y si tienes experiencias demostrables o repetibles. Los escépticos vamos un poco más allá de Santo Tomás: No sólo hemos de meter el dedo en la llaga, tenemos que sacar una biopsia.
 
Un saludo
 
Allor


MSN 8 helps ELIMINATE E-MAIL VIRUSES. Get 2 months FREE*.