Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6170 al 6184 
AsuntoAutor
¿Usted dijo «igles nicasio
NACER DE NUEVO, UN nicasio
NACER DE NUEVO, UN nicasio
¿Avergonzarse del nicasio
Cólera Apartada nicasio
LA VIDA ETERNA DE nicasio
Perdido y Hallado nicasio
historieta sobre e nicasio
historieta sobre e nicasio
Reflexiones nicasio
LA DINAMICA DE LA nicasio
RE: LA DINAMICA DE César Va
¿Hay alguna eviden nicasio
¿cuanto vale un ho nicasio
EL VIEJO PREDICADO nicasio
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6182     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] Perdido y Hallado
Fecha:Domingo, 19 de Junio, 2011  10:35:52 (+0200)
Autor:nicasio <nicasio @...com>


Mi hijo muerto era, y ha revivido;
se había perdido, y es hallado.

Lucas 15:24.

Fiel es Dios.
1 Corintios 10:13.









Perdido y Hallado

        Hace mucho tiempo una viuda criaba con mucha dificultad a su numerosa familia y enseñaba a cada uno de sus hijos el respeto hacia Dios y los hombres. Se entristeció mucho cuando su hijo Pedro se dejó llevar por malas compañías y decidió viajar al extranjero. Cuando el joven estuvo a punto de partir, su madre le suplicó que llevase un Nuevo Testamento en el que ella había escrito su nombre y su dirección. Y le dijo: –Si me amas, lee la Palabra de Dios. Él nunca rechaza a quien acude a él.

       Después de varios años sin tener noticias, finalmente se enteró de que el barco en el que su hijo se había embarcado había naufragado. Entonces el dolor y la esperanza en Dios se mezclaron en su corazón.

       Mucho tiempo después un marinero llamó a su puerta. Se le abrió la puerta y en el curso de la conversación evocó un episodio de su vida en el mar: «Cuando naufragamos sobre una isla uno de mis compañeros murió después de ocho días. A menudo él leía un pequeño libro que su madre le había dado. Era su consuelo; él oraba y hablaba únicamente del libro de su madre. Al fin me lo dio, diciendo: –Tómalo y léelo. En él encontrarás al Salvador, como yo lo hallé. Él te dará la paz.

       –¿Usted tiene ese libro?, preguntó la madre. El hombre lo sacó del bolsillo y se lo mostró. ¡Qué emoción! Sí, era su nombre y su propia letra. Era el Nuevo Testamento que había regalado a su hijo Pedro. Una voz, como venida del cielo, le dijo: –Tu hijo vive para siempre.

Puedes profundizar mucho mas sobre el tema espiritual , te ofrecemos un curso. ON-LINE  totalmente gratuito
http://www.teneyi.com/v/formular.html
 --------------



  

       Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.  - Tercera carta de Juan, versículo 2.