Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6173 al 6187 
AsuntoAutor
¿Avergonzarse del nicasio
Cólera Apartada nicasio
LA VIDA ETERNA DE nicasio
Perdido y Hallado nicasio
historieta sobre e nicasio
historieta sobre e nicasio
Reflexiones nicasio
LA DINAMICA DE LA nicasio
RE: LA DINAMICA DE César Va
¿Hay alguna eviden nicasio
¿cuanto vale un ho nicasio
EL VIEJO PREDICADO nicasio
Su Secreto nicasio
Encuentran el osar nicasio
IMPORTANTE MENSAJE tuangeld
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6182     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] Perdido y Hallado
Fecha:Domingo, 19 de Junio, 2011  10:35:52 (+0200)
Autor:nicasio <nicasio @...com>


Mi hijo muerto era, y ha revivido;
se había perdido, y es hallado.

Lucas 15:24.

Fiel es Dios.
1 Corintios 10:13.









Perdido y Hallado

        Hace mucho tiempo una viuda criaba con mucha dificultad a su numerosa familia y enseñaba a cada uno de sus hijos el respeto hacia Dios y los hombres. Se entristeció mucho cuando su hijo Pedro se dejó llevar por malas compañías y decidió viajar al extranjero. Cuando el joven estuvo a punto de partir, su madre le suplicó que llevase un Nuevo Testamento en el que ella había escrito su nombre y su dirección. Y le dijo: –Si me amas, lee la Palabra de Dios. Él nunca rechaza a quien acude a él.

       Después de varios años sin tener noticias, finalmente se enteró de que el barco en el que su hijo se había embarcado había naufragado. Entonces el dolor y la esperanza en Dios se mezclaron en su corazón.

       Mucho tiempo después un marinero llamó a su puerta. Se le abrió la puerta y en el curso de la conversación evocó un episodio de su vida en el mar: «Cuando naufragamos sobre una isla uno de mis compañeros murió después de ocho días. A menudo él leía un pequeño libro que su madre le había dado. Era su consuelo; él oraba y hablaba únicamente del libro de su madre. Al fin me lo dio, diciendo: –Tómalo y léelo. En él encontrarás al Salvador, como yo lo hallé. Él te dará la paz.

       –¿Usted tiene ese libro?, preguntó la madre. El hombre lo sacó del bolsillo y se lo mostró. ¡Qué emoción! Sí, era su nombre y su propia letra. Era el Nuevo Testamento que había regalado a su hijo Pedro. Una voz, como venida del cielo, le dijo: –Tu hijo vive para siempre.

Puedes profundizar mucho mas sobre el tema espiritual , te ofrecemos un curso. ON-LINE  totalmente gratuito
http://www.teneyi.com/v/formular.html
 --------------



  

       Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.  - Tercera carta de Juan, versículo 2.