Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 631 al 645 
AsuntoAutor
PELMA! maria fo
Re: De Biblias... Mamiblu
Re: A Violeta, And Mamiblu
Re: Declaración an Mamiblu
Ediciones de la Bi Eliseo
Re: El machismo..c maria fo
Nuevo asesinato de Eliseo
Evagelios, era: Ed maria fo
El marido de Eva Eva Bobr
Re: El marido de E maria fo
RE: Nuevo asesinat Eva Bobr
RE: PELMA! Eva Bobr
lago ness y "Pokem Mamiblu
Re: Nuevo asesinat Mamiblu
Fw: nota de prensa Angel Ca
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 643     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] El marido de Eva
Fecha:Domingo, 6 de Mayo, 2001  18:09:07 (-0300)
Autor:Eva Bobrow <evalen @......com>

Estimados foristas:
                              Mi nombre es Roberto Aníbal Bobrow y soy el esposo (el último, espero) de Eva .
Espero que me disculpen la intromisión en vuestros debates. Pero como Eva me ha estado manteniendo al tanto de las alternativas me gustaría aclararle a Francisca algunos errores de lectura de mi artículo periodístico y de sus posturas epistemológicas en general.
 
Asimismo tu esposo sí que considera que la conducta humana esté relacionada
con la de nuestros parientes primates, ya que dice "Hermoso párrafo que
ilustra cómo se puede desdeñar sin más la evidencia incómoda de que los
animales más cercanos al hombre ignoran olímpicamente los ideales familiares
de nuestra cultura."

El necesario combate contra la arbitraria utilización que se ha hecho de las conductas animales para apoyar valores sociales conservadores (o machistas), sin atender mínimamente el orden evolutivo de las especies, no significa avalar el mismo criterio en beneficio de valores progresistas (o feministas o el que fuere). Simplemente, los problemas de un orden superior (sociales, culturales, jurídicos) no se resuelven apelando a un orden inferior (biológico) o derivado (cibernética) como ocurre con tantas alegres "teorías" pseudocientíficas posmodernas.
 
Y por supuesto con todo lo que afirma y expone de los bonobos. "Finalmente,
un rasgo que hecha (de tirar = echar) por tierra la tradición del Gran
Cazador: entre los bonobos las hembras parecen tener (para beneplácito de
las feministas) la posición dominante merced a la estrechez de sus vínculos.
La posición de un macho en el grupo depende de la jerarquía de su madre.
Individualmente, los deseos del macho de nada valen. Toda una definición de
las preferencias culturales de fin de siglo."

Así que no entiendo que te metas con mi reflexión sobre los bonobos y otros
primates superiores que dan apoyo a la existencia de los primitivos
matriarcados humanos. Si lees el final del artículo de tu esposo, verás que
él también.
La vergonzosa intromisión de esa "hache" en el original de mi artículo no avala, sin embargo, la errónea conclusión de Francisca. Definir las preferencias culturales de fin de siglo no implica estar de acuerdo con ellas. Como rezaba la advertencia del envío de Eva:
 
Presta atención especial a la frase que copio antes del título: se aplica a que los bonobos no son primates prehomínidos, sino resultado final de su propia e intransferible línea evolutiva.
 
La historia evolutiva de los primates actuales es divergente y no precesiva de la de los humanos y al respecto todas las hipótesis son conjeturales. Por ejemplo, es conjeturable (pero no ha sido demostrado) que la falta de agresividad entre los bobobos sea debida a no haber abandonado nunca el medio boscoso, mientras que la agresividad de los chimpancés proceda de un período trancurrido en el llano. Pero todas las teorías sobre el proceso de hominización tienen puntos sumamente oscuros.
Así, no sabemos por qué los preohomínidos arrojados al llano abandonaron la eficiente locomoción cuadrúpeda, por qué perdieron la pelambre y adquirieron una capa de grasa subcutánea, característa que compartimos (al igual que las románticas lágrimas saladas) sólo con los mamíferos marinos. Al respecto existe una seductora "teoría de la hominización acuática" que en los '80 fue utilizada para mostrar las falencias y prejuicios de la "teoría del Gran Cazador" de Desmond Morris y otros.
Lo que ocurre es que todas estas teorías con ser fascinantes y valiosas arqueológicamente no tienen nada que aportar a la hora de postular un hipotético "matriarcado original" de la especie humana y menos aún sirve para comprender y fundamentar los legítimos derechos igualitarios de las mujeres hoy en día. El "derecho natural" (que presupone una definida "naturaleza humana") es un invento eclesiástico dirigido a justificar una moral teológica particular y no se combate postulando otra "naturaleza" igualmente original e inmodificable. La opacidad en las relaciones humanas (y no sólo las de género) es una rémora que la humanidad tiene derecho a abolir por la sola razón de que puede pensar en un ordenamiento mejor, cosa de la que ningún primate entrenado en lenguaje de señas nos ha dado noticia.