Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6316 al 6330 
AsuntoAutor
En Donde Echamos N nicasio
EL TONTO Y LA MONE nicasio
RESPUESTA A UN MUN nicasio
Lean La Biblia -1 nicasio
Biblia : OREN (2 nicasio
La tres resurrecio nicasio
LA IMPORTANCIA DE nicasio
como nacer de nuev nicasio
Morir o Vivir ? nicasio
CUANTO VALE UN HOM nicasio
El Poder del Evang nicasio
Fraternidad Humana nicasio
"Sistema Transderm FGX
La Saponina Ginseng
Sentirte Bien " Salud
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6324     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] RESPUESTA A UN MUNDO EN CRISIS
Fecha:Sabado, 20 de Julio, 2013  22:13:50 (+0200)
Autor:nicasio <nicasio @...com>

RESPUESTA A UN MUNDO EN CRISIS
por
 JUAN GILI

Nuestro mundo está en crisis.  Y los economista, políticos y sociólogos no son optimistas en cuanto al futuro.  Algunos  incluso apuntan hacia un trágico empeoramiento de la situación mundial, que puede desembocar en una catástrofe.

Otros, sin ser catastrofistas, afirman que los mas de seis mil millones que habitarán la tierra tampoco disfrutarán de una calidad de vida mejor ni tendrán ningún seguro de felicidad.  Vivimos ? según Galbraith ? en la Era de la incertidumbre.

Este es un mundo en crisis, en el cual prepararse para la guerra es más importante que alimentar a la mitad de la población mundial que sigue desnutrida o alfabetizar al 30% de los seres humanos que no saben leer ni escribir.  Un mundo que gasta un millón de dólares cada minuto en asuntos bélicos, es evidentemente un mundo en crisis.

Es un mundo en crisis, no solamente por loso problemas de la contaminación, falta de alimentos, paro, injusticia social, pérdida de los derechos humanos, miedo a una guerra nuclear, incremento de la población toxicómana, sino mayormente por las grandes crisis internas que afectan directamente a la vida de  los hombres y mujeres que las sufren.  Crisis de familia, de identidad, de moralidad.  Crisis de fe, de esperanza.  El orgullo, el egocentrismo y la envidia están muy por encima del amor y del «usted primero».

Este es un mundo en crisis, donde proliferan las ofertas de evasión y escapismo más extrañas.  Hay catalogados más de cinco mil libros sobre el suicidio.  En Francia circula un manual donde se ofrecen 160 maneras distintas de quitarse la vida.  Se dice que el suicidio es hoy más frecuente que el asesinato.

Sectas, ocultismo y negocios  para mitigar la soledad, la depresión y el aburrimiento se ofrecen diariamente en el mercado de loso grandes desengaños.

Las crisis y los problemas son ya irreversibles.  Pero no son de hoy.  La auténtica paz y libertad se perdieron en el momento en que se perdió la comunión con Dios y se intentó vivir y ser «como dioses».  Desde entonces, como ha dicho un estadista contemporáneo, «no hay paz en el mundo porque no hay paz en el corazón del hombre».

Los dioses nos proporcionan «cosas», pero no felicidad.  Nos planifican guerras, pero no nos dan la paz.  Nos ofrecen más máquinas, pero no más corazón.  Forman nuevos organismos de relaciones humanas, pero seguimos sin amarnos más.  Nos hablan de libertad, pero continuamos siendo esclavos.    Nos dan más medios de comunicación, pero estamos cada vez más incomunicados.  Los dioses fomentan la cultura, la ciencia y el conocimiento, pero no la sabiduría y la inteligencia.

Pero el Dios único y verdadero, el que era, el que es y el que será, no nos ha dejado huérfanos ni a la deriva.

La Biblia dice:  «De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo Unigénito para que todo aquel que crea en El no se pierda, mas tenga vida eterna».

Hay, pues, una oferta de salvación que no es de los dioses, sino de DIOS.  La oferta y la esperanza es Jesucristo.  No había otra manera de librarnos del pecado/crisis ni de los dioses/fracasos si Jesucristo no lo hacía por nosotros.  El lo hizo en la cruz.  Pagó la deuda de desobediencia y rechazo que habíamos contraído con Dios.  Y ahora, todos loso que le confiesan y le reconocen como su Salvador y Señor están ? como dice San Pablo -- «justificados por la fe y tienen paz con Dios por medio de Jesucristo».

La salvación que Jesucristo ofrece se obtiene reconociendo nuestro pecado, la imposibilidad de salvarnos por nosotros mismos y depositando nuestra fe en EL.  A partir de ahí, EL nos perdona, nos reconcilia con Dios y empezamos a vivir una nueva vida de fe y esperanza.  Y las buenas obras son un resultado natural de esta nueva vida.  

     por Juan Gili

Si te interesa conocer mas sobre el tema espiritual, aprovecha esta oportunidad, te  ofrecemos un sencillo curso bíblico basado en el evangelio de San Juan,.. no dejes que el mundo se acabe para ti, pues con Cristo puedes empezar una nueva vida.. solicita el curso bíblico rellenando el siguiente formulario... es totalmente gratis. te ofrecemos un curso sobre la vida de Jesucristo. ON-LINE  totalmente gratuito entre en el siguiente formulario: