Inicio > Mis eListas > didactifilosofica > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 434 al 453 
AsuntoAutor
hola todos espero Ruth Mir
La tecnologia Ruth Mir
Re: hola todos es wtapia
RE:La tecnologia.. Wilbert
XI Jornadas sobre laugalaz
Re: XI Jornadas so HugoArna
RE: XI Jornadas s Wilbert
El amor en Occiden Wilbert
Entrevista a Félix Wilbert
Experiencias en la juandi c
Filosofia griega p Wilbert
Una historia que p Wilbert
Derrida y la enseñ Wilbert
Filosofía y creati Wilbert
Encontro Nacional marcia g
El origen del mal Wilbert
RE: Experiencias e Wilbert
Compartiendo la lu Wilbert
Funciones claves p Wilbert
En búsqueda de la Wilbert
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Didáctica de la filosofía
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 452     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[didactifilosofica] Funciones claves para la enseñanza de la filosofía
Fecha:Viernes, 22 de Octubre, 2004  12:27:42 (-0500)
Autor:Wilbert Tapia <wtapia @......com>

Hola,
Al final de la noticia el lautor menciona las tres funciones claves para la enseñanza de la filosofía:
1) Convertir o ayudar al alumno a ser un ciudadano y que analice su responsabilidad ante la complejidad histórica del presente
2) Integrar el problema filosófico en el plan general de formación de los alumnos
3) Articular las contradicciones en los planes de estudios que separan las letras y las ciencias
¿Están de acuerdo con ellas?
Saludos
Wilbert
 
 GIJÓN
Pablo Huerga: «Hoy es imposible filosofar sin mencionar a Bueno»
El profesor presentó su manual «Filosofía» junto a Silverio Sánchez
V. G. M.
 
Silverio Sánchez Corredera y Pablo Huerga Melcón, profesores de Filosofía, presentaron en el salón de actos de la Residencia de Cimadevilla el libro de texto para 1.º de Bachillerato publicado por la editorial Eikasa, dentro de los actos programados por el Club LA NUEVA ESPAÑA de Gijón.
La idea original de hacer este libro de texto de Filosofía para la enseñanza proviene de la Asociación Asturiana de Filosofía. Primero se editó un libro de Ética que tiene su continuación en este otro. Con ambos, lo que se pretende es analizar los contenidos filosóficos de la asignatura a partir de un sistema que no había ahondado en ellos desde esa perspectiva, el materialismo filosófico. Dicho de otra manera, los dos criterios que vertebran el libro son su vinculación con la enseñanza media y universitaria y, en segundo lugar, su contenido materialista, esto es, su ligazón al materialismo filosófico desarrollado por el polémico filósofo Gustavo Bueno.
El libro dedica un apartado dedicado a las actividades, donde se integran comentarios de textos, lecturas, consultas a páginas web, propuestas de ensayos, visionamientos de películas y diferentes itinerarios desde los que el profesor puede abordar la asignatura. Desde un seguimiento lineal del libro a otros más sistemáticos del mismo, adecuados a los intereses del profesor de Filosofía.
En cualquier caso, en los veintiún textos que componen este libro de Filosofía de 1.º de Bachillerato, no se ha sacrificado el rigor de cada uno de ellos en aras del didactismo.
Pero lo más importante, quizás, es que aborda el estudio de la filosofía desde el materialismo filosófico y lo pone a prueba en la Enseñanza Secundaria de la Filosofía. Como señaló Silverio Sánchez, «nuestra propuesta, al lado de tantas otras, se opone a las filosofías espiritualistas, al reduccionismo científico, al eclecticismo resoluto, a la filosofía dialógica que cree que la verdad está en el acuerdo y entiende éste como un fin, a las supercherías y seudociencias, al nihilismo irracionalista. Creemos que a esto se opone mucha gente, sin, tener por ello que renunciar a un pensamiento racionalista del mundo».
El libro que han coordinado los profesores de Filosofía, Silverio Sánchez y Pablo Huerga, analiza los distintos contenidos de la asignatura desde el materialismo filosófico y esto «no es consecuencia de un seguidismo personal a Gustavo Bueno, sino una consecuencia de la validez del materialismo filosófico cuando se aplica a los problemas de la sociedad presente» concluyó Silverio Sánchez.
Para Pablo Huerga no hay la menor duda de que el materialismo filosófico «supone un punto de inflexión en el análisis filosófico de la realidad, un punto de inflexión en la historia de la filosofía occidental y de difusión helénica». Para este profesor, «hoy es imposible hacer filosofía sin que explícita o implícitamente se haga referencia al materialismo filosófico o a Gustavo Bueno, ya bien sea para defender una tesis o para discutirlo».
El materialismo filosófico ha superado la figura de Gustavo Bueno, quien ha ido marcando y sembrando ideas para analizar temas que no han sido tratados desde este sistema operativo. «Posiblemente sea cierto que no será reconocido hasta que haya pasado cierto tiempo y se haya analizado con suficiente distancia», reflexionó Huerga Melcón.
Algo interesante para el materialismo filosófico y para la SAF ha sido ensayar el alcance de la aplicación de este sistema en la enseñanza, algo que no se había producido anteriormente.
Para el profesor del Instituto Rosario de Acuña, «con el libro se cumplen tres funciones claves para la enseñanza de la filosofía: «Convertir o ayudar al alumno a ser un ciudadano y que analice su responsabilidad ante la complejidad histórica del presente. En ese sentido, la filosofía es la medicina del alma y nos aporta la entereza ante problemas individualmente insolubles» Huerga Melcón señaló que el libro cumple una segunda función, «integrar el problema filosófico en el plan general de formación de los alumnos», y una tercera, «articular las contradicciones en los planes de estudios que separan las letras y las ciencias».