Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 107 al 136 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
Edición 2001 - Núm Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT TENEBRIS
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 156     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2003 - Número 01
Fecha:Lunes, 12 de Mayo, 2003  03:22:07 (+0200)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <gargantua @..........es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la
Pseudociencia
       © 2000-2003 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
       http://www.arp-sapc.org/

    Edición 2003 - Número 01 - 12 de Mayo de 2003

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://digital.el-esceptico.org/ o bien desde
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

Web de EL ESCÉPTICO DIGITAL accesible a través de
http://digital.el-esceptico.org/

=== SUMARIO =========================================================

  - El retorno.
Por: Pedro Luis Gomez Barrondo

  - En el candelabro.
Por: Luis Alfonso Gámez

  - Muy deplorable.
Por: José Luis Calvo

  - Arsénico por compasión.
Por: Javier Armentia

  - Cuando el enemigo está dentro. Cronología de un caso de antiescepticismo
en la Argentina.
Por: Alejandro J. Borgo

  - The enemy within. Chronology of an anti-skepticism case in Argentina
(original en inglés).
Por: Alejandro J. Borgo

  - El Semanal, la anticiencia del domingo.
Por: Manuel Caro Terrón

  - Occam y su navaja. La belleza de la sencillez.
Por: Ramón Núñez.

  - La sopa primordial cumple 50 años.
Por: Javier Armentia

  - Misterios de "El Semanal".
Por: Vicente Prieto

  - Predicadores versus predicadores.
Por: Arturo Bosque

  - Los Flodder y las medicinas alternativas.
Por: Luis Javier Capote Pérez

  - Bajo el (pernicioso) signo de los astros.
Por: Ricardo Campo Pérez

  - El avión congelado.
Por: Rafael Torres

  - Un manual para fabricar ovnis.
Por: Luis Alfonso Gámez

  - Vitola fantástica.
Por: José Ferrándiz Lozano

  - Conocer el genoma no será la panacea.
Por: René Santamaría Amat

  - Universidad, ¿para qué?
Por: Joaquín Arriola

  - Algunos pensamientos crudos acerca del número 168 de la revista 'Más
Allá'.
Por: Pablo Villa

  - En homenaje a Rosalind Franklin, la madre de la genética.
Por: Glenys Álvarez

  - Los "Expedientes X" españoles: una de espías.
Por: Alejandro Agostinelli

  - Iglesia y Estado
Por: Isabelo Herreros / Asociación Manuel Azaña

  - El imperio cristiano de Franklin Graham: en el nombre de Jesús.
Por: John Chuckman

  - Para progresar no existe el riesgo cero.
Por: Carlos Tellería

  - Investigación en la Unión Europea: el grupo de ética echa un cualificado
capote a los placebos.
Por: Gretchen Vogel

  - Consiguen implantar falsos recuerdos en la memoria mediante técnicas de
sugestión.
Por: Eduardo Martínez

  - ¿"Gorgojos" para curar el cáncer y el sida?
Por: Fabiola Czubaj

  - De ilusiones, magos y mercaderes
Por: Silvia Garsd

  - Falta una teoría general del cerebro.
Por: Carlos Tellería

  - Carlos Alonso Védate: "hay que revisar sin miedo la terminología
científica".
Por: Javier López Rejas

  - En la punta de la lengua.
Por: Raúl A. Alzogaray

  - La falta del neurotransmisor daña el centro de procesamiento de
información cerebral.
Por: D.M.

  - Las canciones violentas favorecen los comportamientos agresivos
Por: D.M.

  - Timos contra la vejez
Por: Isabel Espiño

  - A 1.100 metros bajo una mina de sal
Por: Reuters

  - Comentarios sobre embriones y células madre. Respuesta a Stengler.
Por: Oswaldo Palenzuela

  - Por favor, no mas pseudociencia / una carta al Semanal
Por: José María Ferrer

  - Una reflexión desde el campo escéptico sobre células madre e
investigación
Por: Josué Belda Martínez.

  - Ética laica, embriones y el Sr. Stengler.
Por: David Mingot Mallol

  - "El suplemento Semanal". Carta al Sr. José Antonio Marina
Por: Saúl Blanco Lanza

  - Una carta de agradecimiento compartido
Por: Rubén  Blanco Domínguez

  - Telepatía, ignorancia y R Cable y Telecomunicaciones Galicia S.A.
Por: Pedro S. Arjona

  - Fin del caso ASALUP
Por: Redacción Escéptico Digital

=== NOTICIAS =========================================================

EL RETORNO.
Por: Pedro Luis Gomez Barrondo

Tras un paréntesis de incomparecencia, henos de nuevo aquí, prestos a dar
guerra allá donde se encuentre cualquier atisbo de pensamiento mágico o
esotérico.

A decir verdad, el merecido descanso, que hemos disfrutado, ha servido para
recargar pilas, ordenar ideas y, sobre todo, para abrir nuevas líneas de
actuación, que esperamos sinceramente presten un servicio de interés a
nuestra floreciente comunidad de lectores y suscriptores, que se sitúa ya en
los 2.121 usuarios inscritos.

Durante estos meses de inactividad, muchos han sido los magufos y los
pseudoescépticos que han lanzado campanas al vuelo anunciando nuestra
desaparición de la red -hasta nosotros han llegado algunos de sus cantos de
sirena. Pues bien, ¡sentimos defraudarles señores! La verdad es que hemos
estado muy atareados preparando lo que muchos de nuestros lectores ya nos
habían sugerido en sus correos: un sitio Web propio desde el que poder
acceder a diversos servicios relacionados con el EEDigital.

Hoy es el día en que, gracias al trabajo desinteresado de unos cuantos
socios de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, estamos en
condición de anunciarles que acaba de nacer un nuevo faro por y para el
Escepticismo de habla Hispana.

http://digital.el-esceptico.org/ nace con el propósito de volcar en la red
todos esos contenidos que se han venido publicando y que tantas veces nos
han sido solicitados tras su publicación inicial (solicitudes que,
desgraciadamente, muchas veces hemos sido incapaces de satisfacer
adecuadamente).

Entre las funciones, que inicialmente se incluyen en el nuevo portal y que
paulatinamente irán siendo ampliadas, pueden encontrar una base de datos
desglosada por temas, un buscador interno, una ventana desde la que
suscribir directamente cualquier dirección de e-mail e infinidad de
artículos interrelacionados por temas, autores y números de publicación.
Todos los boletines podrán ser, además, consultados íntegros en html o por
artículos, transformados desde la misma web en formato PDF o bien ser
preparados para su impresión directa.

Sobra decir que los servicios se irán incrementando progresivamente y que en
el Escéptico Digital estamos abiertos a cuantas sugerencias quieran Uds.
enviarnos en este sentido.

Sin más y con nuestro especial agradecimiento, por su trabajo desinteresado
de indexación,  a Rafael M. Barzanallana, Ernesto Carmena, Gustavo Vázquez,
J. Ignacio López, Javier Torres, Manuel Caro Terron, Borja Marcos, Gilberto
Marquina, Víctor R. Ruiz, Víctor Vicuña, Jesús Mari Iglesias, Claudio
Pastrana, Gorka Moral, Francesc Pedrosa, Fernando Frías y  Xan Cainzos; a
todos aquellos que, con sus escritos, cartas y envíos de noticias y
artículos, hacen posible que sigamos saliendo al ruedo y, finalmente, a
todos y cada uno de quienes integráis esa floreciente comunidad de 2.121
suscriptores damos por inaugurado la versión web de "EL ESCÉPTICO DIGITAL".

¡Muchas gracias a todos! sencillamente por estar ahí, apoyando nuestra labor
de divulgación del Pensamiento Crítico.

                           ------------------

EN EL CANDELABRO
Por: Luis Alfonso Gámez

1. SIN RECOMENDACIÓN POR ANTIEVOLUCIONISTAS.

Un estudiante y una organización creacionista estadounidense han denunciado
a un profesor de Biología, Michael Dini, por discriminación religiosa. El
docente, de la Universidad Tecnológica de Texas, se niega a escribir cartas
de recomendación para todo alumno que no admita la teoría de la evolución
(http://www2.tltc.ttu.edu/dini/Personal/letters.htm). Y los creacionistas,
que creen en la literalidad de la Biblia y en Estados Unidos son legión, han
decidido emprenderla contra él. Confunden los fanáticos religiosos ciencia
con creencia. La biología no se puede entender sin la evolución. No lo digo
yo, que soy un lego. Lo recuerdan cada dos por tres los auténticos expertos.
En los últimos días, por ejemplo, he oído esa expresión en sendas
conversaciones con Francisco J. Ayala, catedrático de Ciencias Biológicas de
la Universidad de California, y Félix Goñi, director de la Unidad de
Biofísica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la
Universidad de País Vasco. Dini se ha manifestado en esa misma línea y ha
indicado que, si niega cartas de recomendación a todo alumno
antievolucionista, es porque cree que no está capacitado para hacer carrera
en las ciencias de la vida quien rechaza "la teoría más importante de la
biología". No es nada que no piense la mayoría de los científicos: la
evolución es el pilar de la biología contemporánea y un estudiante que no
admita su veracidad por razones religiosas -que ése es el fondo de la
cuestión- no está preparado para trabajar en ese campo. La ética de este
profesor de Texas contrasta, a este lado del Atlántico, con la de esa
multitud de farmacéuticos que engorda sus bolsillos a base del engaño
homeopático, con la complicidad de unos colegios profesionales que miran
para otro lado, y dejan que sus asociados estafen a los ciudadanos y
traicionen su confianza vendiendo inútiles pócimas a precio de oro. Aquí, la
cuestión no es sólo la creencia, sino el afán de lucro de esos modernos
buhoneros con bata que regentan muchos despachos de farmacia.

2. ¿DÓNDE SE QUEDARON CONGELADOS LOS EMBRIONES?

El Gobierno español ha vuelto a hacerse el sordo ante el segundo informe de
expertos en tres años que recomienda destinar a la investigación científica
los embriones sobrantes de la fecundación 'in vitro' que, si no, serían
simple y llanamente destruidos. El dictamen del Comité Asesor de Ética del
Ministerio de Ciencia y Tecnología coincide con el de mayo de 2000 de la
Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida que se murió en un cajón
del Ministerio de Sanidad merced a Celia Villalobos. Ahora que el segundo
informe tampoco dice lo que quiere el Ejecutivo, Josep Piqué pide tiempo y
Ana Pastor anuncia que la comisión a la que no hicieron caso hace tres años
estudiará las recomendaciones del grupo de sabios consultados por Ciencia y
Tecnología. La historia de nunca acabar o, por lo menos, de no acabar nunca
antes de las próximas elecciones generales. La unanimidad de los expertos ha
sido prácticamente total, si se exceptúa el voto particular de Mónica López
Barahona, a la sazón esposa de Mariano Barbacid y profesora de Biología de
la reaccionaria Universidad Francisco de Vitoria. López Barahona da en su
voto particular los argumentos típicos del utracatolicismo más rancio y se
queda sola, aunque, en realidad, no lo estuvo tanto. A pesar de que algunos
científicos se han implicado considerablemente en los últimos meses en este
debate, de las iniciativas ciudadanas la única que, al parecer, ha
fructificado ha sido la recogida de firmas de los diabéticos. Otra
importante, un manifiesto que demostrará a la sociedad española hasta qué
punto los integrantes de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
(http://www.arp-sapc.org) se preocupan por sus semejantes, lleva en
gestación casi tantos meses como un bebé. Las razones las ignoro; pero la
pregunta que me hago es si el escepticismo organizado español será
consciente alguna vez de que tanto o más importante que tener buenas ideas
es llevarlas a la práctica con diligencia, de que para tener presencia
social hay que reaccionar con prontitud y hacerse notar.

3. UN 'MISTERIÓLOGO' EN EL UNIVERSO 'SKIN'.

Hay veces que pienso en poner un negocio de adivinación. No son muchas; lo
reconozco. Y tampoco es que sea muy difícil lo que adivino; pero suele tener
su miga. ¿Lo último? El nombre de quien se oculta tras el pseudónimo de
Antonio Salas, el autor del libro titulado 'Diario de un skin' (2003).
Entiéndanme, no les recomiendo la obra, como no he hecho hasta ahora con
ninguna otra de este 'misteriólogo'. Salas, que pasó por el seminario -el
seminario no pasó por él, como quedó claro cuando años después escribió en
un librito que 'lobo' proviene del latín 'lobis'-, se presenta como
teólogo -no lo es- y como criminólogo -tampoco lo es-, y de un tiempo a esta
parte se caracteriza por ser uno de esos pseudoperiodistas que van con
cámara oculta a todos lados. Entre sus muchas carencias como autor -al
margen de una peculiar ortografía y de considerarse un experto en sectas y
escribir varias veces en su penúltimo libro 'Dienética' en lugar de
Dianética-, destaca un toque espectral que le hace presuponer que los demás
son tontos. "Ares jamás pudo suponer que sus palabras quedasen grabadas y
llegasen a nuestro poder", escribió una vez; "Gámez, ni ARP, podían siquiera
imaginar que mi grabadora estaba recogiendo todo el congreso", dejó en negro
sobre blanco en otra ocasión; "Ninguno de ellos podía suponer que el
objetivo de mi cámara estaba captándoles a todos", dice ahora sobre los
'skins'. En los dos primeros casos, los protagonistas no lo suponían; lo
sabían. Salas se esmera, además, en dar pistas sobre su identidad real, a
pesar de asegurar que firma con pseudónimo porque está amenazado, con lo que
da la impresión de que ese anonimato es en realidad un maquillaje para
conseguir publicidad gratuita y vender más, visto el fracaso de su anterior
obra. De hecho, no hay prácticamente nadie en el mundillo paranormal español
que no sepa qué nombre y apellidos se esconden tras Antonio Salas, a quien
algunos neonazis llaman en sus webs por su nombre real. Una de las primeras
referencias a 'Diario de un skin' apareció en 'Mundo Misterioso'
(http://www.mundomisterioso.com), portal esotérico donde le presentan como
"un conocido periodista de investigación" que, "responsable de varios de los
reportajes de investigación, en formato de cámara oculta, emitidos por Tele
5 desde el año 2000, ha sido el único reportero infiltrado en sectas, grupos
de crimen organizado y organizaciones extremistas, cuyas grabaciones han
sido consideradas pruebas judiciales en varios casos policiales españoles".
Y, para colmo, en el último número de 'Enigmas Express', le entrevista su
más fiel escudero: Bruno Cardeñosa. Blanco y en botella, 'misteriólogo' y
gallego.

4. LOS 'CONTACTADOS' SUICIDAS ESPAÑOLES, A LA PANTALLA GRANDE.

Creer en que los marcianos le vendrán a salvar a uno cuando las cosas se
pongan feas es una de las fes de moda desde mediados del siglo XX. No es que
en la actualidad arrase, pero cuenta con un buen número de adeptos. Ha sido
alimentada por los mismos que desde las revistas esotéricas advierten de los
riesgos del fanatismo cuando se suicida un grupo de chalados en California
al paso de un cometa. En esos momentos en los que la opinión pública está
grogui, que diría mi padre, salen los 'expertos' como Antonio Salas y nos
alertan del riesgo que entraña tanta irracionalidad. Lo que no suelen
recordar entonces es que esa irracionalidad la alimentan ellos mismos,
gotita a gotita, desde revistas como 'Año Cero', 'Enigmas' y 'Más Allá'. Y
antes desde 'Karma.7', 'Mundo Desconocido' y 'Contactos Extraterrestres',
por citar tres cabeceras de las que están en la memoria de los que ya
peinamos poco pelo. Cada vez que ocurre una desgracia ligada a lo
paranormal, se repite el mismo obsceno guión, que seguramente volverá a
escenificarse cuando se estrene la película que rueda Óscar Aibar en los
alrededores de Barcelona. La historia va de los dos célebres suicidas de la
ufología española, los que a la llamada de los extraterrestres pusieron la
cabeza sobre la vía del tren en Tarrasa en 1971 para reunirse con los
hermanos cósmicos. Ocurrió mucho antes de que la mística de la misión rama
vaciase cerebros gracias a Juan José Benítez y fuera empleada por los
creadores de la secta Edelweiss para abusar sexualmente de menores. Fue hace
más de treinta años, pero puede volver a ocurrir cualquier día. ¡Ah, la
película se titula 'Platillos volantes'!

5. DOS LIBROS MUY RECOMENDABLES.

Entre tanta memez como se publica -Iker Jiménez ha sacado su propia
colección de libros y Fernando Jiménez del Oso dirige otra también
lamentable-, hay dos novedades editoriales que recomendar desde el punto de
vista escéptico. La primera de ellas -'Conviértase en brujo, conviértase en
sabio'- supone el regreso después de tres lustros del físico Henri Broch
(http://www.unice.fr/zetetique/anglais/a_index.html) a las librerías
españolas, ésta vez acompañado de un premio Nobel, Georges Charpac. La obra
tiene dos niveles de lectura: el superficial, que es el que sin duda atrae a
mucha gente, está protagonizado por los brujos y algunos de sus trucos; el
profundo incita a la reflexión sobre el futuro inmediato del ser humano, la
democracia, el bienestar y los alarmismos que tanto explota esa
multinacional del ecologismo que responde al nombre de Greenpeace. ¿Saben
cuánta gente ha sufrido en su salud los efectos de la energía nuclear?
Bueno, fuentes antinucleares hablan de 38 millones de muertos y afectados en
diverso grado desde mediados del siglo pasado. ¿Saben cuánta gente ha
sufrido en su salud los efectos del automóvil? Pues, en el mismo tiempo, el
coche se ha llevado por delante a 35 millones de personas y ha causado
lesiones -desde rasguños hasta parálisis- a otros 1.500 millones. Se calcula
que el bendito automóvil, en el que algunos viajan hasta las centrales
nucleares para protestar por lo peligrosas que son, mata cada año a 700.000
personas en el mundo, además de expulsar por su tubo de escape millones de
toneladas de veneno. Estos datos no los dan Broch y Charpac, pero algunas
interesantes reflexiones suyas me animaron a buscarlos. La otra obra, el
debut editorial en nuestro país del italiano Massimo Polidoro, no la he
leído todavía. Aún así, me atrevo a recomendársela por dos razones: el autor
es uno de los baluartes de la racionalidad en Italia, donde el escepticismo
científico enraizó después pero con mucha más fuerza que en España, y Pedro
Luis Gómez Barrondo, director de 'El Escéptico Digital', me ha dicho que es
una joyita. El libro de Polidoro se titula 'Los grandes misterios de la
historia' y está publicado por Robinbook, editorial que apadrina casi
siempre -¡bendita excepción ésta!- títulos desquiciantes y desquiciados.

6. LOS FINANCIADORES DE LO PARANORMAL (I).

La publicidad es la principal vía de financiación de las publicaciones
esotéricas. Al margen de las empresas del sector del misterio (teleadivinos,
vendedores de amuletos, etcétera), hay instituciones y entidades que
financian -mediante la inserción de publicidad- las revistas paranormales.
En enero, los anunciantes que han colocado publicidad en 'Año Cero' (A),
'Más Allá' (M), 'Enigmas' (E) y 'Enigmas Express' (EE) son:

ONG: Ayuda en Acción (M).
Editoriales: EDAF (A, EE y M).
Otras: CCC (A y E) y X-Box (M).

7. LOS FINANCIADORES DE LO PARANORMAL (II).

La publicidad es la principal vía de financiación de las publicaciones
esotéricas. Al margen de las empresas del sector del misterio (teleadivinos,
vendedores de amuletos, etcétera), hay instituciones y entidades que
financian -mediante la inserción de publicidad- las revistas paranormales.
En febrero, los anunciantes que han colocado publicidad en 'Año Cero' (A),
'Más Allá' (M), 'Enigmas' (E) y 'Enigmas Express' (EE) son:

ONG: Ayuda en Acción (M).
Editoriales: Booklet (M), EDAF (M), La Esfera de los Libros (M) y Obelisco
(M).
Otras: CCC (A y E) y 20th Century Fox Home Entertainment (A).

8. LOS FINANCIADORES DE LO PARANORMAL (III).

La publicidad es la principal vía de financiación de las publicaciones
esotéricas. Al margen de las empresas del sector del misterio (teleadivinos,
vendedores de amuletos, etcétera), hay instituciones y entidades que
financian -mediante la inserción de publicidad- las revistas paranormales.
En marzo, los anunciantes que han colocado publicidad en 'Año Cero' (A),
'Más Allá' (M), 'Enigmas' (E) y 'Enigmas Express' (EE) son:

Editoriales: Debolsillo (M), EDAF (M) y Obelisco (A y M).
Otras: CCC (A y E) y X-Box (M).

© Copyright Luis Alfonso Gámez, 2003.
Prohibida la reproducción.

                           ------------------

ARP-SAPC http://www.arp-sapc.org/

MUY DEPLORABLE [1]
Por: José Luis Calvo

A los conocidos Superiores Desconocidos http://superiores.blogalia.com

Básicamente, existen tres tipos de pensamiento, el religioso, el esotérico y
el científico. El primero se da cuando aceptamos sin necesidad de evidencia
alguna lo que alguien nos dice o no nos cuestionamos la veracidad de algo
que se nos ocurre. El segundo cuando ante una creencia previa, buscamos
pruebas que la sustenten; pero sólo aceptamos aquella evidencia que confirme
la creencia precedente silenciando aquellas pruebas que la contradigan. En
el tercero puede pre-existir una creencia; pero si la evidencia
objetivamente considerada la contradice, la creencia pasa a ser desestimada.
Pese a sus nombres, no son privativos de las actividades que les dan nombre.
En realidad puede haber pensamiento religioso en la Ciencia o pensamiento
esotérico en la Religión.

No crean que los tres pensamientos tienen unas fronteras perfectamente
delimitadas o que son excluyentes entre sí. En realidad, todos usamos los
tres en unas u otras ocasiones. Cuando saludamos a alguien le damos la mano
¿por qué? Porque aceptamos un convencionalismo social que nació de la
necesidad de demostrar que no se llevaba un arma dispuesta a herir al otro.
Esto es una explicación, pero no una justificación para seguir empleando una
forma de saludo cuya utilidad quedó perdida hace tiempo. Hoy, cuando
prácticamente nadie lleva armas, lo seguimos haciendo por tradición. ¿Es eso
negativo? En mi opinión, no lo es. El verdadero problema no reside en que
existan esos tres tipos de pensamiento ni en su uso sino en la confusión
entre sus campos de actuación o en la equiparación entre la validez de los
conocimientos adquiridos por su uso, lo que se ha venido en llamar
"relativismo cultural". Podemos creer lo que alguien nos dice sin pedirle
evidencia alguna de sus afirmaciones; pero obraríamos muy ligeramente si
creyéramos que eso convierte el conocimiento adquirido de esta forma en algo
tan fiable como el producido por el uso del pensamiento científico.

Intentar demostrar la belleza de un soneto desde el pensamiento científico
es tan absurdo como pretender explicar el registro fósil desde las
enseñanzas de textos supuestamente relevado por un ser divino. No obstante
lo antedicho, cada persona tiene la libertad no sólo de uso sino también del
mal uso de esas capacidades; pero esa libertad no quiere decir que los demás
tengamos que callar ante las afirmaciones que realice un sujeto que haga un
empleo erróneo de esas facultades. De ahí que algunas personas que solemos
recibir el inapropiado nombre de escépticos, queramos ser el contrapunto
intelectual a esas aseveraciones producidas por el uso incorrecto de, o la
confusión entre, los tres pensamientos.

En esa tarea, la Ciencia es un auxiliar insustituible al igual que otras
disciplinas como la Historia, la Antropología... por ello el último número
del Muy Especial nº 61 Primavera 2003 dedicado a La ciencia y los grandes
misterios del cosmos, de la mente, de la naturaleza, de la vida y de la
historia me ha indignado profundamente hasta el punto de haber tomado la
decisión de no volver a adquirir ninguna más de las publicaciones de la
editorial G y J España Ediciones S.L. La razón para una resolución tan
drástica es fácil de comprender. Decía antes que cada persona es libre de
hacer un mal uso de los tres pensamientos. Junto a las revistas científicas,
históricas, antropológicas... hay revistas esotéricas y revistas religiosas.
En principio, sabemos cuál es la línea de cada una de ellas, sus contenidos
habituales... y sobre esos datos emitimos un juicio sobre la fiabilidad que
nos merece y procedemos a adquirirla o no. Cada uno de nosotros tiene la
libertad de consumir carne de gato o carne de liebre, lo que no es de recibo
éticamente hablando es que nos den gato por liebre o viceversa.

Y eso es precisamente lo que ha hecho la editorial del Muy Especial. La
sucesión de errores e imprecisiones que contiene este número niega su
supuesto carácter de publicación de divulgación científica. Su contenido en
el Más Allá o en Enigmas no hubiera merecido ni el menor comentario por mi
parte. Sencillamente, hubiera sido más de lo mismo, dirigido a un público
que sabe que es eso lo que ofrecen y que ha decidido adquirirlo precisamente
porque es eso lo que busca. Las afirmaciones hubieran sido igualmente
erróneas, pero la gravedad hubiera sido mucho menor porque lo realmente
peligroso desde un punto de vista social es que los lectores del Muy confían
en la seriedad de la revista, en que las afirmaciones que contiene han sido
fruto de un estudio riguroso del tema y que, por tanto, tienen un alto grado
de fiabilidad.

Por eso precisamente tomo la palabra para advertir que este número es fruto
de una investigación parcial y, en ocasiones, claramente chapucera y que,
como tal, no merece crédito alguno. Reconozco el carácter extraordinario de
mi afirmación, así que vamos a ver las pruebas que debo aducir para
mantenerla.

Reconozco que la cosa empezó mal. La portada con los moais de la isla de
Pascua en color verde "fosforito" y con una luz extraña detrás me recordaba
demasiado a las portadas coloristas de libros esotéricos. El hecho de que
las palabras más destacadas en el texto fueran "grandes misterios" no
aumentaba mi tranquilidad. Por desgracia, lo verdaderamente importante, el
contenido de la publicación no tardaría en confirmar esa primera mala
impresión.

En la página 16 comienza un artículo titulado ¿Pero qué son los OVNIS? que
arranca de la siguiente manera absolutamente alucinante: "A pesar del morbo
que suscitan los objetos voladores sin identificar, ni en Marte ni en ningún
otro rincón del sistema solar se ha encontrado jamás el mínimo atisbo de
vida inteligente." Si aceptásemos esa afirmación de su autora, doña Marian
Benito, nos quedaría la duda de si la redacción del Muy Especial, por
ejemplo, está fuera del sistema solar o de si no hay en ella el mínimo
atisbo de vida inteligente.

En la página 18 afirma: "En la madrugada del 24 de junio de 1947, un
adinerado comerciante aseguró que vio desde su avioneta nueve objetos, que
volaban sobre el monte Rainier," Pues no. El piloto Kenneth Arnold aseguró
que lo vio por la tarde, algo bastante lógico porque estaba buscando los
restos de un avión siniestrado y eso es algo que, de madrugada, era un tanto
complicado de conseguir.

En las páginas 18 y 19, la autora asegura: "Bastaría con mencionar las
ventas millonarias de autores como J.J. Benítez, que confundió el ruido de
una nave con el canto de un sapo partero." Como reconocí la historia me fui
al final del artículo para comprobar que citaba la fuente de esa información
y me encontré con nada, absolutamente nada. Para corregir su "olvido" diré
que la investigación sobre Benítez y el sapo partero la realizaron Félix
Ares de Blas, Luis Alfonso Gámez Domínguez y Jesús Martínez Villaro y fue
publicada bajo el título El caso del portentoso sapo extraterrestre en La
Alternativa Racional nº 9 (mayo de 1988) en las páginas 5-14.

No se crean que acaba ahí la diversión. También en la página 19, doña Marian
revoluciona la historia de la Ufología: "De los platillos volantes se pasó,
en los años 50, a la crueldad de los alienígenas que irrumpían en el hogar
para llevar a las personas a sus naves, con el fin de estudiarlas. Una vez
allí les someterían a todo tipo de observaciones y vejaciones sexuales. Los
testimonios, la vehemencia de los medios de comunicación y la publicación de
libros como Comunión de Whitley Striebber, agrandaron la excitación
popular." Pues la agrandaron, pero en otra década porque todas las
narraciones de abducciones alienígenas arrancan del caso de Betty y Barney
Hill en 1961, popularizado entre otros por John G. Fuller en su obra The
interrupted journey: two lost hours aboard a flying saucer de 1966. El libro
de Strieber Communion: Encounters with the Unknow es muy posterior (de
1987). Claro que si la autora se refería al trasfondo cultural, también se
equivocó porque los antecedentes en forma de cómics de SF comenzaron en la
década de los 30. [2]

Dejemos la Ufología y vamos a la Criptozoología. En el artículo ¿Existen los
monstruos? del que es autor don Abraham Alonso, en la página 36 coloca el
siguiente pie de foto: "En 1977 el pesquero Zuiyo Maru sacó del mar cerca de
Nueva Zelanda esta misteriosa carcasa. Aún se especula sobre la naturaleza
de la carcasa, pero los criptozoólogos ven en ella un dinosaurio marino
parecido al supuesto monstruo del lago Ness." Pues si los criptozoólogos ven
eso, deben ir al oculista cuanto antes porque no existen dinosaurios
marinos. Animales como los extintos plesiosaurios eran saurios marinos pero
no eran dinosaurios al igual que los pteradones eran saurios voladores pero
tampoco eran dinosaurios. Por cierto, la fotografía de Nessie que reproduce
es una falsificación reconocida como sí advierte en el texto (pág. 38), pero
no en el pie de foto.

En la página 38, se pone en boca del Sr. Roesch, director de la
Cryptozoology Review la siguiente afirmación: "la ciencia requiere de
hipótesis falsificables". Reconozco que hablando de criptozoología lo de
"falsificables" es lo primero que viene a la mente, pero lo que requiere la
ciencia es de hipótesis falsables (que se pueden falsar, es decir, someter a
pruebas para comprobar si son o no ciertas), no de hipótesis falsificables
(que se pueden falsificar) que no hacen maldita la falta ni en ciencias ni
en cualquier otra disciplina. Curioso error en una revista de (supuesta)
divulgación científica.

Sorprendentemente, después de reconocer que la famosa foto de Nessie es más
falsa que una moneda de 3 euros, que la imagen semejante a un plesiosauro
obtenida por sónar había sido trucada y que las búsquedas científicas habían
acabado en un fracaso absoluto, don Abraham cierra su artículo con la
siguiente cita: "Y aunque aún hoy la verosimilitud de sus datos choca con el
escepticismo de la comunidad científica, es indudable que, como advertía el
genial Chesterton: "más de un hombre ha sido colgado con pruebas más débiles
de las que tenemos de la existencia del monstruo del Lago Ness."" Pues
evidentemente, en el Reino Unido han debido colgar a un montón de inocentes.

En la página 44 el mismo Abraham Alonso comienza un artículo titulado
¿Lluvias misteriosas? Del cielo cae de todo con la siguiente afirmación: "En
1768, la Academia Francesa de Ciencias encargó al conocido erudito
Antoine-Laurent de Lavoisier que investigara un misterioso suceso que corría
de boca en algunas villas del interior del país. Según se rumoreaba, un
grupo de aldeanos había visto con sus propios ojos cómo en un día despejado
habían caído piedras del cielo. El padre de la química moderna concluyó
indignado que los testigos mentían o se equivocaban. Sencillamente era
imposible que llovieran rocas. Por supuesto, se equivocaba. Lo cierto es que
cada año caen a la Tierra innumerables fragmentos de cometas y meteoritos de
todos los tamaños." En la primera versión de este artículo escribí: "Además
de estar mal escrito (¿el Sr. Alonso no se dio cuenta de que le faltaba algo
después del "corría de boca"?), no sé si Lavoisier se equivocaba, pero,
desde luego, el que sí yerra es don Abraham. La razón es sencilla. Si un
grupo de meteoritos hubiera llegado a colisionar con el suelo, la
descripción hubiera sido muy distinta a la de un anodino caer piedras del
cielo. La velocidad de los meteoritos, su incandescencia ocasionada por la
fricción con la atmósfera y el choque con la tierra hubiera resultado de lo
más espectacular." No obstante ahora y tras una comunicación que me hizo
llegar Javier Armentia, astrónomo y director del Planetario de Pamplona, al
que quiero agradecer públicamente su intervención, debo retractarme porque
D. Abraham tiene razón... en parte. El suceso que Lavoisier investigó junto
con otras personas comisionadas por la Academia Francesa de Ciencias sí fue
la caída de un meteorito, concretamente el llamado "la piedra de Lucé" que
se estrelló el 13 de septiembre de 1768. Después de su estudio y análisis
químico, Lavoisier concluyó que posiblemente era una piedra terrestre que
había sido alcanzada por un rayo. No obstante, en este caso no hubo más que
un meteorito no una lluvia de ellos. Creo que el autor ha mezclado este caso
con el de la "lluvia de piedras de Barbotan" de 1790 y que, por tanto, no
tuvo nada que ver con esta equivocación de Lavoisier que tuvo lugar 22 años
antes.

Sin embargo, lo mejor (lo peor) está aún por llegar. A partir de la página
49 doña Palma Lagunilla comienza un dossier titulado Los 50 lugares más
misteriosos del mundo que no tiene desperdicio. No lo tiene porque lo es de
principio a fin. Comienza la cosa en la isla de Pascua y sus moais de los
que dice en la página 50: "Son más de 600 figuras, de entre 9 y 20 metros de
altura, realizadas en piedra procedente del volcán Rano Raraku, que se
levantan de espaldas al mar sobre plataformas llamadas "ahu"." En realidad
son cerca de un millar de moais de los casi 400 permanecen en la cantera de
Rano Raraku, con unas dimensiones de entre 2 y 10 metros (el conocido como
El Gigante de casi 20 metros no llegó a ser transportado fuera de la
cantera), no todos están realizados con la roca volcánica de Rano Raraku, no
todos se situaron sobre ahus, ni todos están situados de espaldas al mar.
Prosigue: "Para ser instaladas en su emplazamiento definitivo, hubieron de
ser transportadas 15 kilómetros en trineo y puestas en pie con la ayuda de
palos y cuerdas." ¿Todas tuvieron que ser transportadas 15 kilómetros, tanto
las que se encuentran junto a la cantera de Rano Raraku como las que se
sitúan en el otro extremo de la isla? Curioso.

En la página 54 le toca el turno a las "caras de Bélmez" de las que dice: "
Aunque sufren periódicas transformaciones, las "caras de Bélmez" siguen hoy,
más de 30 años después, sin ninguna explicación racional que justifique su
presencia, excepto la posible astucia de algunos y la sugestión de los
demás." Sugiero a la señora Lagunilla que repase la hemeroteca. Si lo hace
así (aunque ya llegue tarde) encontrará en el diario Pueblo de 1972 la
explicación racional que echa en falta, sales de plata. Incluso llegaron a
reproducir una de las caras con ese procedimiento.

En las páginas 56 y 57 les toca la vez a Stonehenge, Carnac y Sternsteine.
Del primero dice: "Desde los monolitos y trilitos de Stonehenge (foto
grande) se pueden prever los ciclos del Sol y de la Luna o definir los
solsticios y los equinoccios." Sugiero a la señora Lagunilla que lea dos
artículos de Richard Atkinson, Moonshine on Stonehenge (Antiquity nº 40,
1966) y Decoder Misled? Compte rendu de Gerald S. Hawkins "Stonehenge
Decoded" (Nature nº 210, 1966) en los que se hace una revisión crítica sobre
las afirmaciones que quieren convertir Stonehenge en un observatorio
astronómico. Por cierto, las teorías de Hawkins (defensor del
 "observatorio") se basaban en las posiciones astronómicas visibles en torno
al año 1500 a. de C. La fecha de terminación más probable de Stonehenge es
al menos 200 años anterior.
Sobre Sternsteine dice: "Se trata del Sternsteine, un conjunto sagrado de
megalitos, cuevas y ermitas, que desde la prehistoria ha sido considerado un
lugar preferente de peregrinación." El término megalito, si bien
etimológicamente significa "piedra grande", no suele usarse más que referido
a obras hechas por los hombres. Sternsteine no lo es. Es una formación
natural.

En la página 64 habla de las "construcciones" sumergidas de Japón de las que
afirma: "Hace sólo 18 años, un submarinista japonés encontró entre Taiwan y
la isla japonesa de Yonaguni, en el mar de China unas extrañas estructuras
arquitectónicas de piedra bien tallada (avenidas, columnas, escaleras...),
entre las que destaca una especie de pirámide escalonada fechada en unos
10.000 años de antigüedad." Maravilloso, si no fuera porque la "pirámide"
es, nuevamente, una formación geológica natural. ¿Cuáles pueden haber sido
las fuentes para esa afirmación de la Sra. Lagunilla? Veamos qué dice sobre
el mismo tema un escritor pseudocientífico como Graham Hancock: "El hallazgo
de Aratake consistía en una estructura compleja de forma piramidal, excavada
en la roca, que parecía haber sido hecha por el hombre. Su base se
encontraba en el lecho del océano a una profundidad de veintisiete metros."
y "hace más de 9000 años, el archipiélago japonés de Okinawa formaba parte
de un península estrecha pero continua, unida a territorio chino. El aumento
del nivel del mar a finales de la última glaciación provocó la desaparición
casi completa de la península, dejando tan sólo restos de tierra esparcidos
sobre el océano." [3]

En las páginas 66 y 67 se sitúa un mapamundi con indicación de lugares
misteriosos acompañados de leyendas tan curiosas como: "3. Newgrange
Cementerio prehistórico con 25 galerías funerarias y tres tumbas, de las que
Newgrange (3250 a. C.) es la más rica" Si bien en el sur del valle del Boyne
hay tres grandes túmulos (Newgrange, Knowth y Dowth) también hay varios
túmulos más pequeños. "10.Rennes-le-Château Dicen que bajo la iglesia de
esta localidad próxima a Carcassone se encuentra parte del tesoro de los
templarios." Vaya, por más que miro en el mapa no veo que hayan marcado
Terradillo de los Templarios y Villalcázar de Sirga, localidades palentinas
entre las que también se dice que está el tesoro de los templarios
consistente, para mayor precisión, en una gallina que pone huevos de oro.
Las pruebas para ambas afirmaciones son idénticas, absolutamente ninguna más
allá del "dicen". Por cierto ¿quiénes lo dicen? Escuchemos al escritor
pseudocientífico Gérard de Sède: "El oro de Rennes es también, por su
origen, el oro de los Muertos: oro de los reyes visigodos a quienes se
enterraba con su tesoro, oro de los cátaros o de los templarios arrojados a
la hoguera..." [4]  "11.Evora Antiquísimos monumentos megalíticos de origen
desconocido" En realidad tienen un origen perfectamente conocido aunque no
dude de que la Sra. Lagunilla lo ignore. Dado que en ellos se documentan
microlitos geométricos y cerámicas análogas a las de los grupos
epipaleolíticos del Muge-Tajo, fueron construidos por sus descendientes ya
en el periodo neolítico. Nuevamente ¿qué autores tratan estos temas
"misteriosos"? Veamos lo que dice García Atienza: "¿No será posible que los
habitantes de las cuevas sean los mismos constructores de dólmenes? ¿No
serán hombres procedentes de otra cultura -de un origen hoy desconocido- que
expresaron sus ideas en pinturas crípticas y que demostraron sus poderes
construyendo monumentos increíbles que serían venerados por los hombres a
través de los centenares de años, como obra de seres sobrenaturales dotados
de poderes que las comunidades circundantes consideraban como mágicos?" [5]
"18.Águila de Eatonton Una enorme águila de cuarzo blanco que fue esculpida
en Georgia por los nativos americanos hace 5.000 años." Además de que dicha
descripción puede dar lugar a error, a pensar que el Águila de Eatonton es
una escultura gigantesca esculpida en una pieza de cuarzo blanco en vez de
ser una figura creada por amontonamiento sobre la tierra de fragmentos de
cuarzo blanco, no existe la menor prueba de su datación. La mayoría de los
arqueólogos se muestran partidarios de atribuir su construcción al periodo
Middle Woodland (100-300 d. de C) o a la cultura Hopewell (200 a. de C. -
500 d. de C.).  "32.Columna de Delhi En un templo hindú del siglo V se
levanta una pilastra de hierro de siete metros de altura que no se oxida."
En realidad sí se oxida. Sencillamente, en la parte que la gente frota sus
manos sobre ella no hay señales de oxidación pero sí existen dónde los
fieles no alcanzan. Nuevamente podemos preguntarnos ¿quiénes sostienen
afirmaciones semejantes a ésta? Leamos a von Däniken: "En Nueva Delhi hay
una flecha [sic] antigua de hierro que no contiene fósforo ni azufre y, sin
embargo, permanece intacta bajo las inclemencias del tiempo." [6] "35.Ayers
Rock Los nativos lo llaman Uluru, y es un gigantesco monolito de arenisca
horadado por cuevas repletas de grabados." Aunque etimológicamente monolito
no significa más que "una piedra", no suele usarse más que para referirse a
obras realizadas por el hombre. Como no hay dos sin tres, Ayers Rock es,
también una formación geológica natural. Tampoco esta vez se trata de un
lugar desconocido para los escritores esoteristas. Charroux escribió: "En el
corazón del desierto de Australia, hacia Lyndvale, la llanura está jalonada
por tres cúpulas rocosas alineadas sobre un eje orientado de Este a Oeste,
de 130 kilómetros de largo.
Se trata de monolitos extremadamente diferentes de aspecto y estructura.
[...] El segundo es una cúpula de granito llamada Ayers Rock..." [7]

Agotada, sin duda, por su esfuerzo intelectual, la Sra. Lagunilla cede el
puesto a otros compañeros. D. Enrique M. Coperías en una recopilación de
textos breves titulada El gran enigma. Después de la muerte y, en concreto,
en el titulado ¿Combustión espontánea? nos dice en la página 75: "No
obstante, los forenses no han podido corroborar la existencia de este tipo
de combustión orgánica y consideran remota la posibilidad de que pueda
suceder. Hay que tener presente que casi la mitad de nuestro peso corporal
es agua, así como que las cantidades de grasa en los tejidos y de gas metano
no aportan el calor suficiente para hacer arder el organismo. Esta
imposibilidad ha sido constatada en ensayos con cerdos por el doctor John de
Haan, del Instituto de Criminalística de California, en Estados Unidos."
Aquí debemos hacer una aclaración necesaria. En realidad, el Dr. de Haan lo
que demostró es que la combustión humana sí es posible (por lo que el doctor
D. J. Gee llamó en 1965 el "efecto vela") siempre que exista un iniciador
externo. En su experimento, realizado en 1998, envolvió un cerdo (animal
elegido porque el contenido de grasa de su organismo es similar al del ser
humano) con una manta y prendió fuego a ésta. El calor desprendido por la
combustión inicial fue fundiendo la grasa corporal que empapaba la manta
alimentando así la combustión. Al final, del experimento, del cerdo no
quedaban más que las cenizas. Así, esta experiencia, si bien niega el
término "espontánea", sí explica los casos en los que se había documentado
una gran destrucción del cuerpo de la víctima pese a que no existía,
aparentemente, una causa suficiente para ello. Basta con la ropa y un
cigarrillo mal apagado para que, en determinadas circunstancias, un cuerpo
desaparezca por completo o casi.

 A continuación, D. Luis Otero en su artículo Alquimistas: buscando la
"piedra filosofal" descubre en la página 82 que: "De hecho, el término
"hermético" deriva del filósofo egipcio Hermes Trimegisto, uno de los padres
de la alquimia." Se le olvidó añadir a lo de "filósofo egipcio" un
"legendario" o un "mítico" que hubiera dejado las cosas en su justo término.
Las obras atribuidas a él, hoy se sabe que fueron escritas varios siglos
después de su supuesta existencia.

En la página 83 entran en juego los templarios (ya me parecía a mí que lo de
la iglesia de Rennes-le-Château era prestarles una atención demasiado
escasa): "La relación del Temple con la alquimia forma parte del misterio,
pero se sospechaba en la Edad Media que sus caballeros se transmitían de
padres a hijos los conocimientos ancestrales alquímicos que habrían recibido
de los sufíes persas y de los manuscritos de la biblioteca de Alejandría.
Incluso se llegó a afirmar que los templarios llegaron a consumar la
invención de la piedra filosofal, aunque eso forma parte de la leyenda."
Curiosa redacción. Parece sugerir el Sr. Otero que lo de la invención de la
piedra filosofal es una leyenda, pero que el resto es cierto. En realidad es
todo una chorrada que empieza a caerse por algo tan elemental como que los
caballeros eran monjes y como tales hacían el triple voto, pobreza,
obediencia y... castidad. Así que de la transmisión paterno-filial de los
caballeros podemos irnos olvidando porque, salvo en algún caso en el que
accedieran al monacato después de haber estado casados y tenido
descendencia, los templarios no tenían hijos. Por otra parte, como orden
militar que era, el Temple no permitía el noviciado de los niños lo que
dificultaría aún más la supuesta continuidad de conocimientos. Añadiré
también que la Regla de la Orden se ha conservado en muchos casos traducida
a las lenguas romances lo que indica que los caballeros no estaban muy
duchos con la lengua latina. La suposición de que pudieran haber leído los,
para entonces, perdidos manuscritos de la biblioteca de Alejandría resulta,
por ello, muy divertida, pero nada más.

En la misma página aparecen los Rosacruces: "Muchos alquimistas medievales
eran rosacruces,..." Pues tal cosa resulta un tanto difícil porque la
Rosacruz aparece en el S XVII cuando la Edad Media hacía dos siglos que
había concluido.

El Sr. Otero no se detiene en el tema alquímico y escribe otros dos
artículos uno sobre Personajes enigmáticos y otro sobre Muertes sospechosas
de los que me gustaría tener más tiempo para hablar largo y tendido, pero
como muestra un único botón. En la página 91 habla del asesinato de JFK y
asegura: "...Oswald fue asesinado por el propietario de un club nocturno
llamado Jack Ruby, quien dijo actuar por su cuenta (también sería asesinado
años más tarde)." Lamento comunicar al Sr. Otero que Ruby falleció de muerte
natural, de cáncer por más señas.

Todavía tiene el Sr. Otero tiempo para escribir un cuarto artículo, éste
sobre Tesoros perdidos en el que nuevamente tiene que nombrar a los
Templarios (esto empieza a parecer un hábito): "Hay otros cuya existencia es
más plausible, aunque nadie los haya visto nunca, como el de los Templarios,
el ingente botín de los monjes caballeros medievales que supuestamente
escondió el Maestro de la Orden Jacques de Molay antes de que fueran
desposeídos de sus bienes por el rey francés Felipe el Hermoso, en 1307."
(Pág. 93) Como es lógico, si Jacques de Molay hubiera sabido lo que planeaba
Felipe el Hermoso no sólo hubiera escondido el supuesto tesoro sino que
hubiera tenido buen cuidado de poner a los caballeros franceses y a sí mismo
fuera del alcance real. Las donaciones conseguidas por el Temple más el
dinero ganado como banqueros y agricultores posiblemente se hubiera
invertido en préstamos (entre ellos los realizados al propio Felipe de
Francia) y en financiar sus actividades militares en Ultramar.

Como los errores tenían que proseguir hasta en las lecturas recomendadas, en
la página 97 aconsejan Las ciencias ocultas de Eusebio Salverte, un texto
del año 1826 (no es precisamente una novedad) y que hoy en día no tiene
mayor interés que el de la curiosidad erudita porque el Sr. Salverte en su
afán de ofrecer respuestas racionales a las afirmaciones ocultistas llegó a
extremos tan disparatados como su aseveración de que los antiguos griegos
conocieron la pólvora: "Los hermanos de Saturno, dice Hesiodo, desatados de
sus lazos por Júpiter, le dieron el trueno, el rayo esplendente y los
relámpagos que la Tierra guardaba encerrados en su seno; armas que
aseguraron a este dios el imperio sobre los hombres y los inmortales. Del
seno de la tierra se sacan  el salitre, el azufre y el betun [sic], de que
probablemente se componia [sic] la materia fulminante de los antiguos." [8]
En otros capítulos de su obra, D. Eusebio defiende el conocimiento desde una
remota antigüedad de los pararrayos o de la destilación del alcohol.

Para concluir tan lamentable número, la publicidad en la contraportada de
una conocida marca de coches en la que figura el cartel de un supuesto
espectáculo de monos amaestrados bajo el nombre de Circo Darwin, me parece
del peor gusto posible (aunque en esto, y por una vez, no exista
culpabilidad de la redacción del Muy).

En resumen, una muestrario de errores, una sucesión de afirmaciones
parciales que pueden (y me temo que lo hayan hecho ya) inducir a equívoco a
sus lectores, máxime cuando, como hemos visto, muchas de sus aseveraciones
son coincidentes con las contenidas en obras de pseudohistoriadores
esotéricos. Flaco favor el que ha hecho este Muy Especial a la Ciencia que
pretende divulgar.

NOTAS:

[1] La primera versión de este texto se publicó en http://clio.blogalia.com.
El texto actual ha sido revisado, corregido y aumentado por el autor para su
publicación en los medios de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento
Crítico.
[2] Véase: Nada predispuestos de Martin Kottmeyer y El hombre que moldeó un
sueño americano de Luis R. González Manso en El Escéptico número 6, otoño de
1999. Páginas 20-28 y 29-36.
[3] El espejo del paraíso. Un viaje en busca de los misterios de nuestro
pasado. Graham Hancock. Traducción de Toni Hill. Colección Huellas Perdidas.
Editorial Grijalbo. Barcelona, 2001.
[4] El oro de Rennes o la vida insólita de Bérenger Saunière, párroco de
Rennes-le-Château. Gérard de Sède con la colaboración de Sophie de Sède.
Traducción de Guillermo Lledó. Colección Otros Mundos. Editorial Plaza &
Janés. Barcelona, 1973.
[5] Los supervivientes de la Atlántida. Juan G. Atienza. Colección Fontana
Fantástica. Editorial Martínez Roca S. A. Barcelona, 1978.
[6] Recuerdos del futuro. Erich von Däniken. Traducción de Manuel Vázquez.
Colección Otros Mundos. Editorial Plaza & Janés. Barcelona, 1970.
[7] Nuestros antepasados extraterrestres. Robert Charroux. Traducción de R.
Ballester Escalas. Colección Libro Amigo. Editorial Bruguera. Barcelona,
1971.
[8] Las Ciencias Ocultas. Ensayo sobre la magia, los prodigios y los
milagros. Eusebio Salverte. Traducción de D. F. J. Orellana. Imprenta y
librería de Salvador Manero. Barcelona, 1865.

[Nota de la Redacción] *La Redacción de "El Escéptico Digital", sabedores
del trabajo que ello representa, quiere felicitar expresamente a Don. José
Luis Calvo por su pormenorizado análisis del Muy Especial - Nº 61 -
Primavera 2003 y aprovechar este artículo de denuncia para animar a nuestros
lectores a que hagan llegar a la Redacción de Muy Interesante sus propias
cartas, evidenciando lo que consideramos, en un medio que pretende
caracterizarse por su labor en pro de la divulgación científica, una
inadmisible política editorial.
Resulta sinceramente preocupante el cambio de orientación experimentado por
Muy Interesante entre aquel magnífico número especial de Enero/Febrero 2000,
publicado bajo el epígrafe "Dossier Escéptico. La investigación científica
de los sucesos paranormales" y el que ahora nos acaban de presentar con el
tramposo título de "La Ciencia y los grandes misterios. Del cosmos, de la
mente, de la naturaleza, de la vida y de la historia".
En http://www.arp-sapc.org/articulos/muy.html encontrarán Uds. la carta que,
basada en la aguda crítica que acabamos de presentarles, ha remitido
ARP-SAPC a la Redacción de Muy Interesante. Si alguno de ustedes, estimados
lectores, se anima a remitirles su opinión pueden hacerlo a través de Cartas
MUY: Marqués de Villamagna, 4. 28001 Madrid; Fax al número de teléfono
91-575 91 28 o e-mail a la cuenta de correo electrónico  minteresante@...
y a  mespecial@...
Esperemos que esta iniciativa sirva para que en el futuro nuestros amigos
del Muy Interesante hagan realmente honor a su nombre.

                           ------------------

ARP-SAPC http://www.arp-sapc.org/

ARSÉNICO POR COMPASIÓN
Por: Javier Armentia

Leo el pasado día 30 (abril 2003) que "el grupo parlamentario de IU ha
presentado una proposición no de ley en el Congreso para pedir al Ministerio
de Sanidad que libere las unidades incautadas del producto Bio-Bac para
distribuirlas bajo control sanitario como producto de uso compasivo entre
los pacientes que lo tomaban." En la nota de prensa de la formación,
explican que lo que desean del Ministerio es que se les devuelva su derecho
a medicarse con ese producto, que, no siendo nocivo para su salud, tiene un
efecto placebo positivo. Pero IU no está precisamente sola: Esperanza
Aguirre, candidata del PP, ha prometido interceder ante el Ministerio de
Sanidad y Consumo; el Grupo Socialista en el Congreso ha afirmado su
intención de elevar en la cámara baja una iniciativa similar. No deja de ser
curioso: la famosa panacea anti-cáncer se prohibió porque se fabricaba y se
vendía de manera ilegal.

Pero además de eso es que sus proponentes afirmaban unas virtudes al
producto que simplemente no tiene. Sin demostraciones, sin seguir los cauces
adecuados. Y creando en torno al medicamento no sólo un negocio de dudosa
legalidad, sino todo un fenómeno pseudocientífico que se aprovechaba de la
comprensible desesperación de los enfermos, las verdaderas víctimas de todo
el montaje. Ahora se sabe que lo que se vendía como Bio-Bac, diferentes
sustancias de composición incontrolada, tenía el mismo efecto que el agua
milagrosa. ¿Debería pagar el Estado
los viajes a Lourdes, las curas absurdas de cualquier sanador, o al menos
facilitarnos a todos el acceso a esos "métodos compasivos"?

Lo más grave de la situación actual es que se tolera y queda impune el
engaño en temas de salud. Lo triste es que haya quienes quieran perdonarlo,
como aquello del "arsénico por compasión", porque los pobrecitos enfermos,
quedan felices y contentos. Lo más necesario, que se pueda realmente actuar
contra estos timos sanitarios, exponerlos como tales y cortarlos de raíz, en
defensa del consumidor y del enfermo. Justo todo lo contrario de lo que
ahora los políticos, buscando popularidad y votos, están pidiendo.

                           ------------------

CUANDO EL ENEMIGO ESTÁ DENTRO. CRONOLOGÍA DE UN CASO DE ANTIESCEPTICISMO EN
LA ARGENTINA*
Por: Alejandro J. Borgo

Este es el relato de un episodio que nunca hubiera querido escribir. Muestra
cómo los escépticos no son inmunes al engaño y enfatiza la importancia de la
prevención para que no se repitan hechos como este en las organizaciones
escépticas.

El 15 de noviembre de 2001, el ufólogo argentino Francisco Fazio fue
invitado al programa televisivo "Movete". Ahí presentó el video de las
Torres Gemelas, en donde se podía ver a un OVNI volando cerca de las Torres
(supuestamente el 24 de julio de 2000) (1). El video había sido
originalmente emitido al aire hacía más de un año, como clip promocional
(2).
Al día siguiente, el 16 de noviembre de 2001, Christian Sanz, presidente de
la organización escéptica ASALUP (3), apareció en el mismo programa para
mostrar la otra cara de la moneda. El ufólogo Fazio también estuvo allí y
ambos tuvieron un áspero debate. Sanz leyó lo siguiente mientras los
televidentes miraban el video:

"Este video fue creado por Edefex S.A. (4) para una cadena de televisión que
se llama Sci Fi. No sólo lo hicieron, sino que ahora salieron a admitir que
lo hicieron porque Sci Fi estaba teniendo poca audiencia y quisieron hacer
una broma como la de Orson Wells. No sólo lo hicieron sino que explican cómo
lo hicieron. [...] Este video fue defenestrado píxel por píxel. Esto fue
admitido por una compañía llamada Edefex."

Esta era la primera vez que Sanz mencionaba a la compañía Edefex. La
siguiente fue el 17 de noviembre de 2001, un día después del debate con
Fazio, cuando publicó un artículo titulado "El Ovni que no fue" en la página
web de ASALUP (www.asalup.org)

La solicitud privada

Este artículo llamó la atención del periodista Alejandro Agostinelli, quien
quería saber sobre la fuente mencionada por Sanz. No había señales de la
compañía Edefex en internet. Lo único que pudo encontrar fue una breve
mención, del año 1995, en una página brasileña, como "The Edefex Group USA".
El periodista, que en ese momento estaba produciendo un especial de TV,
envió un e-mail al Sci Fi Channel en donde obtuvo una respuesta automática.
Un productor que vivía en Los Angeles también llamó al Sci Fi y nadie le
contestó cuando preguntó sobre la autoría del video de las Torres. De ahí en
adelante, Agostinelli le insistió a Sanz en reiteradas ocasiones. Sanz le
respondió que había obtenido la información de una página mexicana, lo cual
había sido confirmado -siempre según Sanz- vía fax por un "técnico" que
trabajó para el Sci Fi. Sanz dijo que estaba enviando los "papeles", pero
nunca apareció nada.
Así que, el 29 de enero de 2002, Agostinelli le escribió nuevamente a Sanz
preguntándole por alguna fuente en la cual pudiera chequear la existencia de
tal compañía. Sanz le contestó que el documento (que probaba que Edefex era
la responsable de los efectos especiales que se veían en el video del Sci
Fi) se le había traspapelado. En una mudanza, el documento había
desaparecido:

"Yo nunca busqué en Internet la empresa Edefex y solo confié en un papel que
me envió un mexicano que tiene un logo que podría haber sido hecho por
cualquier persona que tenga un programa de gráficos. Me pone mal porque tal
vez haya caído en una imbecil trampa y lo más triste es que no chequee la
info por el apuro de hacer la nota. Creeme que soy muy exhaustivo a la hora
de buscar las fuentes que respalden mis afirmaciones. Calculo que voy a
poner una nota en la página aclarando lo sucedido y a partir de ahora no
haré más tamaña imbecilidad."

Agostinelli, quien conocía la confiabilidad y seriedad de las revistas que
habían publicado el artículo, le aconsejó a Sanz que escribiera una nota
aclaratoria sobre la cuestión. Cuando Agostinelli le preguntó a Sanz, unas
pocas horas después, quién era el mexicano que le había tendido esa
"estúpida trampa", Sanz contestó:

"El tipo en cuestión se llama Hugo Giménez Moreno y es mexicano. No me
carteo demasiado, solo dos veces. Respecto a la aclaración, estaba
trabajando justamente en eso."

Adviértase que él dijo que había intercambiado correspondencia con un
mexicano llamado Hugo Giménez Moreno. En otro e-mail que Sanz envió a la
lista interna de ASALUP, decía que todo había sido manejado por correo
convencional. No quedaba claro qué había pasado, principalmente porque Sanz
parecía tener una respuesta diferente para cada persona.

Diez meses después, a fines de septiembre de 2002, no había nota, aclaración
o respuesta alguna. Agostinelli había solicitado y esperado la información
durante más de diez meses. No sólo no recibió respuesta, sino que hizo un
descubrimiento sorprendente: en la página mexicana X-Files México (que ya no
está en línea) había un artículo de Arturo Lugo y César Buenrostro con
párrafos enteros idénticos a los del artículo de Sanz (5). Y algo más: Sanz
no mencionaba ninguna fuente y no citaba a ningún autor. El artículo
publicado por ASALUP estaba firmado por Sanz como si fuera propio. Sin
embargo, parecía un plagio. Y ese plagio citaba a una compañía de dudosa
existencia.
Poco después, el Lic. Carlos Domínguez nos informaba a Agostinelli y a mí
sobre otro plagio realizado por Sanz. Se trataba de un artículo anterior
sobre las hermanas Fox, "La Casa de los Espíritus" que había sido publicado
en el boletín Nro. 12 del CAIRP (Enero-Febrero de 2001), firmado por Sanz
(6). El artículo original pertenecía a Claudio Trivisonno y su título era
"Charlando con Elvis. Una explicación cientifica del espiritismo". Sanz
agregó un párrafo al principio y otro al final, y puso todo el artículo a su
nombre.

Comienzan las solicitudes públicas

Agostinelli y yo decidimos que habíamos llegado a un punto en donde teníamos
que hacer pública esta cuestión. Habían pasado más de diez meses sin
respuesta ni aclaración.
Así que, el 9 de octubre de 2002, envié un mensaje a la lista "Incrédulos",
que pertenece a ASALUP y cuyo administrador es Sebastián Bassi, diciendo que
había observado estas irregularidades y pidiendo una aclaración sobre el
asunto. Contestaron que no había evidencia respecto de que Sanz hubiera
plagiado el artículo mexicano, y que la cita de Edefex podría ser un error.
Resulta muy extraño mantener un "error" on-line durante 10 meses, sobre todo
cuando el propio "autor", presidente de la asociación, había sido notificado
del mismo y había dicho que iba a corregirlo.
ASALUP retiró el artículo de la página web, diciendo que estaba "en
 revisión". De modo que si alguien quería chequear que lo que nosotros
decíamos era cierto, no podía hacerlo. Sacaron la evidencia del plagio y la
dudosa cita de Edefex. Con respecto a los párrafos del artículo de Sanz, el
40 por ciento era una copia exacta del artículo de la página mexicana
"X-Files Mexico" (7).
Sin embargo, el 9 de octubre de 2002, en un mensaje enviado a la lista
"Incrédulos", Sanz decía:

"... Lo que yo le dije a Agostinelli es que me diera tiempo para mostrarle
un fax enviado por los 1º investigadores del tema.."

Hasta ese e-mail, Sanz nunca había hablado acerca de un fax en una lista
pública. Había mencionado un "documento", un "papel", pero no un fax.
También se refirió a un fax en la lista interna de ASALUP (asalup-int) el 7
de octubre de 2002:

"Les escribí a los tipos preguntando acerca de varios puntos, entre ellos el
tema Edefex y me contestaron en seguida. En el mail me preguntan si tengo
máquina de fax. Les dije que sí [...] y me enviaron lo que ellos tenían. Ese
papel fue mostrado al día siguiente en el programa de Carmen Barbieri".

Pero realmente la primera vez que Sanz mencionó un fax fue en un e-mail
privado enviado a Agostinelli el 2 de enero de 2002:

 "La información sobre Edefex la saqué de una página sobre Ufología de
México y me confirmó la info por fax un técnico que trabajó para Sci Fi.
Busco los papeles y te los hago llegar"

De ahí en más comenzó a hablar de "documento", "papel", pero no de un "fax"
hasta el 7 de octubre de 2002, diez meses después. Si ya le había dicho a
Agostinelli que la información había sido confirmada por fax... ¿por qué al
mismo tiempo aludía a una "correspondencia" con un mexicano? ¿Por qué no
siguió todo el tiempo hablando de un fax? Sanz también mencionó a un
"técnico" que había trabajado para el Sci Fi Channel. Pero en el primer
e-mail mencionado aquí, dio el nombre de Hugo Giménez Moreno. Y diez meses
después mencionaba a Arturo Lugo. Hasta ahora, los miembros de ASALUP
continúan diciendo que Lugo fue quien envió el fax. Pero Lugo desapareció.
Sanz alternaba todo el tiempo entre dos nombres diferentes, y además con la
imprecisa alusión a un "técnico". Evidentemente, esto no estaba nada claro.

El 8 de octubre de 2002, uno de los integrantes de la Comisión Directiva de
ASALUP, Max Seifert, renunció. Es el único miembro que se fue inmediatamente
después de que descubrió que el comportamiento de Sanz era extremadamente
sospechoso. Seifert pedía pruebas y evidencia (¿Dónde está el documento?
¿Por qué Sanz firmó un artículo como si él lo hubiera escrito? ¿Dónde está
la evidencia de que Edefex existe?), mientras que el resto de los miembros
de ASALUP invertían la carga de la prueba: le pedían a Seifert que probara
que Sanz estaba equivocado. Sanz era el (supuesto) autor del artículo, el
que había citado una (inexistente) compañía, y el que había recibido el fax.

Edefex podría ser Edefx

El 10 de octubre de 2002, un miembro de la lista "Incrédulos", Carlos
Álvarez, envió un e-mail privado al vicepresidente de ASALUP, Norberto
Maraschi, en el cual le decía que el nombre correcto de la compañía era
Edefx (sin la "e"). Esta era la primera vez que se mencionaba el nombre de
una compañía real, once meses después de que se publicara el artículo en la
página web de ASALUP. En realidad había una empresa llamada Edefx Group,
pero no podíamos saber si se trataba de un error o no. Cuatro días después,
el 14 de octubre de 2002, Carlos Álvarez envió otro e-mail, esta vez a la
lista "Incrédulos", diciendo que la compañía era Edefx y que había sido
adquirida por el Miami Broadcasting Group (en realidad el nombre correcto es
Miami Broadcast Center). Y este hecho provocó que Sanz y el resto de los
miembros de ASALUP comenzaran a hablar de Edefx en lugar de Edefex. De esta
manera era fácil para Sanz buscar el nombre en internet y obtener todos los
datos de la compañía (8). La pregunta es: ¿cómo pudo recibir un fax con el
logotipo de Edefex en noviembre de 2001, cuando él se enteró de los
verdaderos datos de la compañía en octubre de 2002? Parece que hay dos
opciones: o recibió un fax falso, o lo inventó él.

La "materialización" del fax

El 15 de octubre de 2002 Sanz mostró el fax a los miembros de ASALUP. ¿Dónde
y cuándo encontró el fax? Sanz nunca contestó a esta pregunta. El fax fue
publicado en la página de ASALUP el 12 de noviembre de 2002 (recuérdese esta
fecha) como la "evidencia" de la existencia de Edefex.
Echemos un vistazo a la "evidencia" (ver Figura 1):

La nota, en sí misma, no tiene fecha (salvo la del fax)
Abajo del logotipo, hay una dirección: 7355 NW 41 St., Miami, Fort
Lauderdale, 33166. TE. 305-593-9785. ¿Es en Miami o en Fort Lauderdale? No
hay dos ciudades con el mismo código postal. En los Estados Unidos, la
abreviatura usual para "teléfono" es "Tel.", "Phone" o "Ph.". ¿Alguna vez
vieron "TE."? De hecho, TE. es la abreviatura argentina (pertenecía a
Teléfonos del Estado, la vieja compañía estatal de teléfonos en la
Argentina). Esto sugiere un autor argentino.
El logotipo dice "The EDEFeX Group", pero la verdadera empresa era Edefx
Group. Entonces dieron una extrañísima "explicación" afirmando que esta
diferencia se debía a una razón fonética: se había modificado el nombre para
que la población latinoamericana pudiera comprender y pronunciar el nombre
correctamente (?)
La imagen escaneada es cuadrada. Es una forma extraña para una hoja de
papel. Podría ser hoja tipo A4, carta, u oficio. La mayoría de las notas
tienen una línea en la parte inferior de la hoja, mostrando los datos:
dirección, teléfono, e-mail, etc. Aquí no se muestra. ¿Por qué?
El fax, que supuestamente provenía de México, fue recibido por Sanz justo
una o dos horas antes de su supuesta aparición en el programa de TV.
No hay manera de ubicar al hombre que supuestamente le envió el fax a Sanz
(que presuntamente puede ser Hugo Giménez Moreno o Arturo Lugo). De todos
modos nadie pudo entrar en contacto con Arturo Lugo, quien supuestamente le
dio a Sanz autorización para reproducir fragmentos de su artículo.
De acuerdo al número impreso por la máquina que recibió el fax, éste fue
enviado desde el número de teléfono 52 (código de país de México) 5 2117533.
Este número pertenece a una empresa llamada Televinet, y no tiene nada que
ver con Arturo Lugo. En Televinet no saben nada de César Buenrostro
(co-autor del artículo plagiado) ni tampoco de Hugo Giménez Moreno.

Hay algo aquí que es necesario aclarar. En el punto 5) digo que Sanz recibió
el fax justo antes de su supuesta aparición en un programa de televisión,
porque hasta ese momento Sanz había dicho que había recibido el fax el mismo
día en que se presentó a debatir con Fazio en TV -aunque en otro e-mail (ver
más arriba) dijo que había recibido el fax y que al día siguiente lo había
mostrado por TV. Bien, el 13 de noviembre de 2002, el vicepresidente
Maraschi envió un e-mail a "Incrédulos" contestándole a Pedro L. Gómez
Barrondo, editor del boletín electrónico "El Escéptico Digital", sobre la
fecha exacta del debate televisivo con Fazio. Escribió:

"El debate fue el 19 de noviembre de 2001 a las 17 horas, el mismo día de
recibido este fax..."

Como se puede observar, la fecha del fax es "19 de noviembre de 2001", de
manera que uno podría esperar que el debate se hubiera efectuado el mismo
día, como Sanz y Maraschi habían dicho. O al día siguiente, como también
había escrito Sanz. Esto no es cierto. Grande fue mi sorpresa cuando
conseguí una copia del debate con Fazio. No fue el 19 sino el 16 de
noviembre de 2001, ¡tres días antes de la fecha en que Sanz y Maraschi
afirmaban que se había recibido el fax! Y, por supuesto, Sanz no mostró nada
por TV simplemente porque el fax no podría haber existido ese día (9).

Sanz renuncia a ASALUP

Cuando los miembros de ASALUP se dieron cuenta de los "errores" que contenía
el fax, no tuvieron alternativa: a Sanz le pidieron la renuncia a la
presidencia de ASALUP. Pero todos estos "errores" fueron descubiertos por
Seifert, por Agostinelli y por mí en un par de horas. A pesar de que
tuvieron la "evidencia" veintiocho días delante de sus ojos, ¡no encontraron
nada! Debemos recordar que Sanz mostró el fax a los miembros de ASALUP el 15
de octubre y lo publicaron en la página el 12 de noviembre.

Inmediatamente nos dimos cuenta de que el fax era falso. Una de las excusas
que nos dieron fue "somos escépticos, no detectives". Más todavía, entramos
en contacto con Jamee Houk (no James Houk como aparece en el fax) quien
había trabajado en Edefx Group. Ella nos dijo que no tenía nada que ver con
esa nota, y que la firma que aparece en el fax no le pertenece. La primera
persona que nos habló de Jamee Houk fue Arturo Marín, fácilmente accesible
en internet. Marín nos envió el verdadero logotipo de Edefx, papelería de la
empresa y -lo que es más importante- la tarjeta personal de Jamee Houk, ex
Directiva de Edefx Group. Y Marín nos explicó que EDEFX era el acrónimo de
"Edit, Design, Effects" (Edición, Diseño, Efectos) con lo cual queda claro
que la "e" minúscula insertada en el logotipo mostrado por Sanz no tenía
sentido. También ubicamos al hombre que había sido presidente de Edefx
Group, Marcos Obadia, y nos confirmó que el logotipo y la carta contenida en
el fax no se correspondían con el verdadero logotipo usado por Edefx. (Véase
el verdadero logotipo en la Figura 2).

Paso a paso, estábamos haciendo lo que debería haber sido hecho por los
miembros de ASALUP. Se supone que eran ellos quienes tenían que investigar
el caso, ya que el sospechado era su propio presidente.

La respuesta "institucional" de ASALUP

La respuesta "institucional" de ASALUP consistió en un "comunicado oficial"
(enviado por e-mail a la lista "Incrédulos") en el cual los miembros de
ASALUP expresaban su decisión de terminar con la investigación. Agostinelli
y yo fuimos declarados "persona no grata".
Una vez que "terminaron" con esta papa caliente, continuaron organizando
conferencias. El conferencista era... el propio Sanz. (Recuérdese que los
propios miembros de ASALUP le pidieron la renuncia). ASALUP volvió a poner
on-line el artículo cuestionado, quitando el nombre de Edefex y citando una
"autorización" que obtuvieron de César Buenrostro después de este episodio.
La supuesta primera y válida autorización de Arturo Lugo nunca se mostró y
ni Sanz ni ningún miembro de ASALUP presentó prueba alguna de su existencia.

En nombre del "escepticismo"

En nombre de la lucha contra la pseudociencia, el presidente de ASALUP
(ahora ex presidente) y sus miembros usaron, e incluso apoyaron, métodos
típicamente utilizados por pseudocientíficos. Pienso que este es el peor
"favor" que una organización escéptica puede hacerle al escepticismo. Más
aún, cuando se hicieron críticas, en lugar de analizar la evidencia, la
ocultaron. Lejos de expulsar inmediatamente a un miembro que había plagiado
artículos y citado fuentes falsas, trataron de cubrirlo hasta que pudieron.

Tres de los miembros que denunciaron a Sanz y a ASALUP fueron censurados y
"moderados" en la lista "Incrédulos", y dos de ellos, Agostinelli y Seifert,
fueron expulsados por el administrador de la lista, Sebastián Bassi.
Algunos Miembros Consultores de ASALUP renunciaron después de que fueron
notificados de este episodio, y hasta hace unos meses, ASALUP tenía a Carl
Sagan como Miembro de Honor a pesar de que Sagan murió en 1996 y ASALUP ¡se
fundó en 2001! Los objetivos de ASALUP fueron literalmente copiados de los
del CAIRP. La única diferencia es que no se cumplieron. Esta situación
caótica llevó a la renuncia del vicepresidente Maraschi, Germán Buela y
Orlando Liguori.

Un breve vistazo del episodio deja el siguiente saldo:

Dos artículos plagiados
La cita de una empresa inexistente. Sanz dio por lo menos tres direcciones y
ciudades diferentes para Edefex (12)
Una promesa, nunca cumplida, de aclarar el "error" (13)
Se presentó como "evidencia" un fax falso
Una supuesta presentación del fax en TV que nunca tuvo lugar
Se dieron fechas contradictorias de la emisión del debate
Se ocultó la evidencia y los hechos: el "fax" se publicó en la página web 28
días después de que Sanz lo "encontró". Los miembros de ASALUP minimizaron
la cuestión del plagio diciendo que Sanz se "olvidó" de mencionar las
fuentes y los verdaderos autores del artículo OVNI. Varios miembros de
ASALUP apoyaron las afirmaciones de Sanz sin chequear los datos.
Se removió el artículo plagiado, y por último, aunque no menos importante,
Hubo una gran cantidad de lectores que confiaron en la validez de este
artículo porque apareció en un sitio presuntamente escéptico.

Hay muchos detalles que no pude escribir aquí debido a razones de espacio.
Los lectores interesados pueden comunicarse conmigo enviando e-mail a
haleke@...


*Esta es una versión en castellano del artículo "The Enemy Within.
Chronology of an Anti-Skepticism Case in Argentina", aparecido en Skeptical
Briefs, Marzo de 2003.

Agradecimientos

Gracias a Alejandro Agostinelli y Max Seifert. Quiero expresar mi
agradecimiento a Luis Gámez, Pedro L. Gómez Barrondo, Julio Arrieta, G.
Brasas, Carlos Domínguez, Martín Fragoso, Arturo Marín, Jamee Houk, Marcos
Obadía y Enrique Márquez por su apoyo. Gracias a GP Producciones por proveer
los videotapes de los programas de TV.

Notas

1. El video del supuesto OVNI está todavía on-line en
www.scifi.com/happens/happens_1.mov.
2. Sci Fi alienta la discusión en un foro sin hacer ninguna afirmación sobre
la autenticidad del video. Muchos visitantes se refieren al film como un
"aviso comercial" Nadie lo menciona como un "documental". Ver, por ejemplo:
http://bboard.scifi.com/bboard/browse.cgi/1/5/1966/602.
3. ASALUP es el acrónimo de Asociación Argentina de Lucha contra las
Pseudociencias
4. S.A. es el acrónimo de Sociedad Anónima, usado por las empresas
comerciales en la Argentina. Es similar al "Inc."que se utiliza en USA.
5. Sanz ignoraba que la evidencia del plagio permanecía en la cache del
buscador Google
(http://216.239.51.100/search?q=cache:ru1t9JCzSL8C:xfilesmexico.tripod.com.m
x/xfilesmexico/id1.html+Cesar+Buenrostro+ovni&hl=es&lr=lang_es|lang_it|lang_
pt&ie=UTF-8 ).
6. CAIRP es el acrónimo de Centro Argentino para la Investigación y
Refutación de la Pseudociencia. Fue la primera organización escéptica en la
Argentina, y funcionó hasta agosto de 2001.
7. Agostinelli denunció el plagio de Sanz en un artículo llamado "Engañados
por un. ¿escéptico?" en el sitio chileno "La Nave de los Locos"
(www.geocities.com/lanavedeloslocos) y en "El Escéptico Digital", Edición
2002, N° 08 Diciembre, 2002, accesible a través de
www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta. Una versión resumida puede verse en
http://superiores.blogalia.com. Primero fue publicada como un "comentario"
en el sitio de ASALUP, pero fue eliminada después de presentar el fax falso.
8. Ver
www.pixar.com/renderman/artist_tools/whatsrenderman/testimonials.html;
www.maxfilmpro.com/asp/MenuProdResDisplay.asp?Region=FLSO&Category=POSTPROFI
L; y www.gy.com/biz/512110/954.htm
9. La copia me fue proporcionada por GP Producciones, una compañía
productora de TV en Buenos Aires.
10. De hecho, Carl Sagan era Miembro Honorario del CAIRP. Enrique Márquez,
uno de sus ex presidentes tiene la carta original, firmada por Sagan,
aceptando la invitación del CAIRP.
11. El artículo plagiado "El ovni que no fue" fue publicado por la página
"La Nave de los Locos" (www.geocities.com/lanavedeloslocos), de Chile, y por
el Boletín Electrónico Español "El Escéptico Digital"
(www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta). Diego Zuñiga y Pedro Luis Gómez
Barrondo, Web master del sitio chileno y editor del boletín español
respectivamente, una vez notificados de estos hechos, colocaron disclaimers
y escribieron artículos explicando la situación, ya que muchos lectores no
estaban advertidos de la situación. Ellos no recibieron las prometidas
aclaraciones de Sanz. Más que eso, Sanz afirma que ha enviado un e-mail a El
Escéptico Digital en diciembre de 2001, pidiéndole al editor que desestimara
su artículo, pero Gómez Barrondo nunca lo recibió.
12. Diferentes lugares que dio Sanz de Edefex: Los Angeles, California;
Miami y Fort Lauderdale, Florida; y Naperville, Illinois
13. Sanz también le respondió al investigador Martín Fragoso (quien le había
preguntado sobre Edefex) que iba a presentar "información contundente" en
breve en TV. Pero esto fue el 5 de diciembre de 2001 . . . diecinueve días
después del debate televisivo, en donde no mostró nada.

Actualización: el plagio y la arbitrariedad, moneda corriente.

Al momento actual hay más novedades sobre este triste episodio y sus
protagonistas. Por ejemplo, se han descubierto dos casos más de plagio
cometidos por Christian Sanz, uno cuando se dedicaba, allá por 1999, a
enviar un boletín electrónico llamado "Ciencia al día", en el cual copiaba
artículos de distintos periódicos poniéndolos a su nombre, o en su defecto
sin citar la fuente correspondiente. (Ver "Christian Sanz, o la suicida
tentación del 'copy & paste'", por A. Borgo y A. Agostinelli en
http://ar.groups.yahoo.com/group/incrasombrados/files/MAL ESCEPTICISMO.doc)

El otro plagio es un artículo que Sanz tituló "Corrupción global" y puede
verse en http://www.noticiaseinvestigacion.com/opi.html . La sorpresa (a
esta altura ya ha dejado de serlo) viene cuando observamos que es una copia
del artículo de Luis Pasara titulado "Ídolos Caídos" en
http://www.caretas.com.pe/1356/pasara1356.html que pertenece al número 1356
de la revista peruana "Caretas", del 30 de Marzo de 1995...

También aumentó el número de expulsados de la lista "Incrédulos": fui echado
de esa lista por el "administrador" Bassi, luego de permanecer largo tiempo
en una condición no especificada en las opciones de la lista: se me permitía
leer los mensajes pero no podía enviar ninguno, cuando claramente la lista
especificaba en su página principal que "todos los miembros pueden enviar
mensajes". Pues bien, yo no podía hacerlo gracias al capricho del
 "moderador". En "Incrédulos" todos son iguales, pero algunos (los miembros
de ASALUP o cualquiera que haya amparado este monumental engaño) son "más
iguales" que otros (los denunciantes).

Mientras la mayor parte de los cargos de ASALUP permanecen vacantes, Sanz
continúa "representando" a ASALUP en los medios (ej: programa televisivo
"Cotidiano", 23 de enero de 2003, Canal América, Buenos Aires), y sigue
hablando en plural cuando se refiere a la asociación. Por ejemplo, dice
"nosotros", "nuestra asociación", con lo cual uno puede pensar que es algo
más que un mero "colaborador", como pretenden Bassi, Buela y otros. Esto
muestra a las claras que la decisión de pedirle la renuncia a Sanz como
presidente de ASALUP fue llevada a cabo a regañadientes y se debió más al
estado público de la denuncia que a la convicción de los miembros de ASALUP.
Si este hecho no hubiera sido denunciado como corresponde, probablemente hoy
Sanz estaría presidiendo ASALUP.

[Nota de la Redacción] * Por su indudable interés, reproducimos, a
continuación, la versión original del presente artículo, publicado por el
CSICOP en el Skeptical Briefs, Vol. 13, Nº 1, March 2003
En la versión en castellano, que ustedes acaban de leer, el autor aporta
sobre el original un nuevo capítulo titulado "Actualización: el plagio y la
arbitrariedad, moneda corriente".
En el apartado del RINCÓN DEL LECTOR pueden ustedes leer el comunicado,
remitido a nuestra redacción por Sebastián Bassi y Julio Salas en
representación de ASALUP así como las respuestas al mismo dadas por el
propio Alejandro Borgo y por Luis Alfonso Gámez.

                           ------------------

THE ENEMY WITHIN. CHRONOLOGY OF AN ANTI-SKEPTICISM CASE IN ARGENTINA
Por: Alejandro J. Borgo

This is an account of an episode I would have never wished to report. It
shows how skeptics are not immune to hoaxing and it emphasizes the
importance of preventing future events like this in skeptical organizations.

On November 15, 2001, Argentine UFOlogist Francisco Fazio was a guest
on the TV show Movete. He presented a World Trade Center video, where a UFO
could be seen "filmed" flying near the Twin Towers (supposedly on July 24,
2000) (1). The WTC video originally aired by Sci Fi Channel more than a year
earlier, as a promotional clip. (2)
The next day, November 16, 2001, Christian Sanz, the president of the
Argentine skeptic organization ASALUP (3),  appeared on the same TV show to
show the other side of the coin. UFOlogist Fazio was there and they held a
heated debate. Sanz read the following while the audience watched the WTC
video:

This video was presented by a girl named Barbara. This video was made by
Edefex S.A. (4) for a television channel called Sci Fi. Not only did they
make this video but they came out saying that they have done it because Sci
Fi, a television channel, had a smaller audience and wanted to make a joke
like Orson Welles did. They not only made it but they also explained how it
was made [.] This (video) was debunked pixel by pixel. This was admitted by
a company called Edefex.

This was the first time that Sanz mentioned the company Edefex. The next
time was when he published an article titled "El ovni que no fue" ("The UFO
that wasn't there") on the ASALUP Web site, (www.asalup.org) on November 17,
2001, one day after the television debate with Fazio.

The Private Request

The article drew the attention of journalist Alejandro Agostinelli, who
wondered about the source quoted by Sanz. There was no sign of a company
called Edefex on the Web. The only thing he could find was a short mention
dated 1995, on a Brazilian Web page, as The Edefex Group USA. The
journalist, who at that moment was producing a TV special, sent an e-mail to
the Sci Fi Channel and he got an automatic reply. A producer resident in Los
Angeles phoned Sci Fi and nobody answered his questions about who the maker
of the WTC video was. From then on, Agostinelli inquired after Sanz several
times. Sanz answered that he had taken the Edefex information from a Mexican
UFO Web site, this being confirmed via "fax by a technical who had worked
for Sci Fi." Sanz said he was sending the "papers." But nothing came.
So, on January 29, 2002, Agostinelli wrote again to Sanz asking him for a
source where he could check the existence of that company. Sanz answered
that the document (proving that Edefex was the responsible for the making of
the special effects shown on the Sci Fi Channel's video) was mislaid amongst
other papers. In as move from his home to another residence, the document
had disappeared:

I never searched on the Internet for Edefex and I've only trusted in a piece
of paper, sent to me by a Mexican man, that has a logo who could be done by
anyone who had a graphic program . . .  maybe I have fallen into a stupid
trap and the saddest thing is that I didn't check the info because of the
hurry to make the article. Believe me, I'm very exhausted from looking for
sources supporting my assertions. I think I'm going to put a note on the Web
site to make clear what has happened, and from now on I won't do such
imbecility anymore. . . .

Agostinelli, who knew the reliability and seriousness of the magazines that
had published the article, advised Sanz to write a note clarifying the
question.
When Agostinelli asked Sanz, a few hours later, who the Mexican was that
could set that trap, Sanz answered, "The guy's name is Hugo Giménez Moreno
and he is a Mexican. We have not exchanged many letters, only twice.
Regarding the clarification, I was just working on that."
Note that he said he had exchanged some correspondence with a Mexican man
called Hugo Giménez Moreno. On another e-mail that Sanz sent to the internal
mailing list of ASALUP, Sanz says "the whole thing was handled through
conventional mail." What happened was not clear, mainly because Sanz seemed
to have a different answer for each person.
Ten months later, by the end of September 2002, there was no note, no
disclaimer, and no reply. Agostinelli had asked and waited for the
information over ten months. Not only did he not receive an answer, but he
made an astonishing discovery: On the Mexican Web site X-Files Mexico (not
online anymore) there was an article by Arturo Lugo and Cesar Buenrostro
with entire paragraphs identical to those in Sanz's article. (5) The point
was that this Mexican article was written and published before Sanz's
article. And one more thing: Sanz didn't mention any source and didn't quote
any author. The article published by ASALUP was signed by Sanz as if it was
from its own writing. However, it looked like a copy. And that copy quoted a
dubious company.
A little later, Lic. Carlos Domínguez pointed out to Agostinelli and I
another copy made by Sanz. This was an earlier article about the Fox
sisters, "La Casa de los Espiritus" ("The House of the Spirits") that was
published by January-February 2001 in the CAIRP's twelfth newsletter (6),
signed by Sanz. The original article belonged to Claudio Trivisonno and its
title was "Charlando con Elvis. Una explicación cientifica del espiritismo"
("Chatting with Elvis. A Scientific Explanation of Spiritualism"). Sanz
added only a paragraph at the beginning and end, and put the whole article
under his own name.

The Public Request Begins

Agostinelli and I decided that we had arrived to a point where we had to
make our findings public. Over ten months had passed without reply or
clarification.
So, on October 9, 2002, I sent a message to the mailing list "Incrédulos"
which belongs to ASALUP and whose administrator is Sebastián Bassi, saying
that I'd seen these irregularities and asking for a clarification of the
whole thing. They said that there was no evidence regarding the copy that
Sanz had made of the Mexican article, and that the Edefex quote could be a
mistake.
It is very strange to maintain a "mistake" online for ten months,
particularly when the author, president of the association, have been
notified of it and said that he was going to correct it.
ASALUP removed the article from the Web site, saying that it was in
 "review." So if anyone wanted to check that what we were saying was true,
it could not be done. They removed the evidence of the copy and the dubious
quote of Edefex. Regarding the paragraphs of Sanz's article, 40 percent of
it was an exact copy of the article of the Mexican Web site "X-Files
 Mexico." (7)
However, on October 9, 2002, in a message sent to the mailing list
"Incredulos," Sanz says, ". . . what I told to Agostinelli is that I needed
time to show him a fax sent to me by the first researchers of this item."
Until this e-mail, Sanz had never talked about a fax in a public list. He
had mentioned a document, a paper, but not a fax. He had also referred to a
fax in the ASALUP internal mailing list on October 7, 2002, "I wrote to the
(Mexican) guys and they answered quickly. They ask me if I had a fax
machine. I told them that I had one [...] and they sent me what they got.
This paper was shown the next day on Carmen Barbieri's TV show."
But actually, the first time he mentioned a fax was in a private e-mail sent
to Agostinelli on January 2, 2002: "I've got the information about Edefex
from a Mexican Web page about UFOlogy and that info was confirmed through a
fax by a technical who worked for Sci Fi. I'm searching these papers and I'
ll send them to you."
From then on, he began to talk of a "document," "paper," but not of a "fax"
until October 7, 2002, ten months later. If he had already said to
Agostinelli that "that info was confirmed through a fax" . . . why did he,
at the same time, allude to a "correspondence" with a Mexican man? Why didn'
t he continue to talk of a fax all the time? Sanz also mentioned a
"technical" who has worked for the Sci Fi Channel. But in the first e-mail
mentioned here, he gave the name of Hugo Giménez Moreno. And ten months
later, he mentioned Arturo Lugo. Until now, ASALUP members kept on saying
that Lugo was the man who sent that fax. But Lugo is missing. Sanz was
alternating two different names all the time, and the imprecise description
technical. This was not clear at all.
On October 8, 2002, one of the members of the Directive Board of ASALUP, Max
Seifert, resigned. He is the only one who went away right after he
discovered that Sanz's behavior was highly suspicious. Seifert asked for
proof and evidence (Where is the fax? Why had Sanz signed a copied article
as if he had written it? Where is the evidence that Edefex exists?), while
the rest of ASALUP members inverted the burden of the proof: they asked
Seifert to prove that Sanz was wrong. Sanz was the (supposed) author of the
article, the one who quoted a (non-existent) company, and the recipient of
the fax.

Edefex Could Be Edefx

On October 10, 2002, a member of the list "Incredulos," Carlos Alvarez, sent
a private e-mail to the vice-president of ASALUP, Norberto Maraschi in which
he said that the correct name of the company was Edefx (without the "e").
This was the first time that the real name of a company was mentioned,
eleven months after the release of the article on the ASALUP Web site.
Actually, there was a company named Edefx Group, but we couldn't be sure if
this was a "mistake" or not. Four days later, on October 14, 2002, Carlos
Alvarez sent another e-mail, this time to the mailing list "Incredulos"
saying that the correct name of the company was Edefx and that it was
acquired by the Miami Broadcasting Group (in fact, the correct name is Miami
Broadcast Center). And this fact caused Sanz and the rest of ASALUP members
to begin talking about Edefx instead of Edefex. So it was easy for Sanz to
search for this name on the Internet and get all the company data.8  The
question is: how could he receive a fax with an Edefex logo in November
2001, when he knew about the true company data on October 2002? There seems
to be two options: Either he received a falsified fax or he invented one.

The "Materialization" of the Fax

On October 15, 2002, Sanz showed the fax to the members of ASALUP. Where and
when did he find that fax? He never answered that. That fax was published on
the Web site of ASALUP on November 12, 2002 (remember this date) as the
"evidence" of the existence of Edefex. Let's take a look at the "evidence"
(see figure 1):

1) The note itself has no date (except for the fax).

2) Just below the logotype, there's an address: 7355 NW 41 St., Miami, Fort
Lauderdale, 33166. TE. 305-593-9785. Is it in Miami or Fort Lauderdale?
There are no two cities with the same postal code. The usual abbreviation
for "telephone" in the USA is "Tel.," "Phone" or "Ph." Have you ever seen
"TE."? In fact, TE. is the Argentine abbreviation (it belonged to Telefonos
del Estado, the old state telephone company in Argentina). This feature
points to an Argentine author.

3) The logotype says "The EDEFeX Group," but the actual company was Edefx
Group. Then, they gave a weird "explanation" stating that this difference
was due to a phonetic reason: this modification was done so that Latin
American people could understand and pronounce the name correctly (?)

4) The scanned image is a square. It is a strange shape for a sheet of
paper. It should be A4, letter, or legal. Most office notes have a line
below, showing its data: address, telephone, e-mail, etc. It is not shown
here. Why?

5) The fax, supposedly coming from Mexico, was received by Sanz just one or
two hours before its supposed presentation on a TV show.

6) There is no way to contact the man who supposedly sent that fax to Sanz
(claimed to be either Hugo Gimenez Moreno or Arturo Lugo). Anyway, nobody
could contact Arturo Lugo, who supposedly gave Sanz his authorization to
reproduce fragments of his article.

7) According to the number typed by the fax machine receiving the fax, it
was sent from the telephone number 52 (country code of Mexico) 5 2117533.
This number belongs to a company called Televinet, and has nothing to do
with any Arturo Lugo. At Televinet they didn't know anything about César
Buenrostro (co-writer of the copied article) or Hugo Giménez Moreno either.

There is something here I need to clarify. On point number 5) I say that
Sanz received that fax just before his supposed presentation on a TV show,
because until that moment he had said that he had received the fax the same
day he went to the TV debate with Fazio, though in another e-mail (see
above) he said that he received the fax and the day after he showed it on
TV.
On November 13, 2002, vice-president Maraschi sent an e-mail to "Incredulos"
answering Pedro L. Gomez Barrondo, editor of the Spanish electronic
newsletter El Esceptico Digital, about the exact date of the TV debate with
Fazio. He wrote, "The debate was on November 19, 2001 at 5 P.M., the same
day that the fax was received. . . ."
As can be seen, the fax is dated November 19, 2001, so one could expect that
the TV debate was held on the same day, as Sanz and Maraschi said. That's
not true. It was not on November 19 but on November 16, three days before
the date Sanz and Maraschi claimed to have received the fax! And, of course,
he didn't show anything simply because the fax couldn't exist at that date.

Sanz Resigns from ASALUP

When the members of ASALUP were aware of all the "mistakes" contained in
that fax, they had no choice: Sanz was asked to resign the presidency of
ASALUP. But all these "mistakes" were discovered by Seifert, Agostinelli,
and myself in a couple of hours. In spite of the fact that they had that
"evidence" twenty-eight days in front of their eyes, they didn't find
anything! Remember that Sanz showed the fax to the members of ASALUP on
October 15, and they published it on their Web site on November 12.
We immediately discovered that the fax was false. One of the excuses
presented was, "we are skeptics, not detectives."
Furthermore, we contacted Jamee Houk (not James Houk as is shown on the
 "fax") who had worked at Edefx Group. She told us that she has nothing to
do with that note, and that the signature shown in the fax was not hers. The
man who first mentioned Jamee Houk was Arturo Marín, easily accessible on
the Web. Marín sent us the actual Edefx logotype, some company papers,
and-most importantly-Jamee Houk's personal card, former CGI Director of
Edefx Group. And he explained us that EDEFX was the acronym for "Edit,
Design, Effects" (which made clear that the lowercase "e" inserted in the
acronym of the logotype presented by Sanz had no sense). We also contacted
the man who had been the president of Edefx Group, Marcos Obadia, and he
confirmed that the logotype and the letter of the fax didn't match with the
actual logotype used by Edefx Group. (See the true logotype of Edefex Group
in figure 2.)
Step by step, we were doing the job that should have been done by the
members of ASALUP. They were supposed to investigate this case, though the
man who was suspected was their own president.

The "Institutional" Reply of ASALUP

The "institutional" reply of ASALUP consisted in an "official statement"
(delivered by e-mail on the mailing list "Incredulos") in which ASALUP
members expressed their decision to end the inquiry. Alejandro Agostinelli
and I were declared "persona non grata."
Once they "finished up" with this burning question, they continued to hold
lectures with Mr. Sanz as the lecturer. (Remember that he was asked to
resign by ASALUP members.)
ASALUP again put the questioned article online, removing the name of Edefex
and quoting an "authorization" they obtained from Cesar Buenrostro after
this episode. The supposed first and valid authorization by Arturo Lugo was
never shown and neither Sanz nor any member of ASALUP presented any proof of
its existence.

In the Name of "Skepticism"

In the name of fighting against pseudoscience, the president of ASALUP (now
former president) and its members used, and even supported, methods
typically used by pseudoscientific individuals. I think this is the worst
"favor" that a skeptic organization could do to skepticism. More than that,
when critical inquiries were made, instead of analyzing the evidence they
hid it. Far from expelling a member that had copied articles and quoted
false sources, they tried to cover it up until it was unavoidable.
Three of the people who accused Sanz and ASALUP were censored and
 "moderated" in the mailing list "Incrédulos," and two of them, Agostinelli
and Seifert, were fired by the list administrator Sebastián Bassi.
Some Consulting Members of ASALUP resigned after being notified of this
episode. The goals of ASALUP were literally copied from those of CAIRP. The
only difference is that they were not carried out. This chaotic situation
led to the resignation of vice-president Maraschi, German Buela and Orlando
Liguori.

There are many details that couldn't be included here due to space.
Interested readers can contact me at haleke@...

Acknowledgments

Thanks to Alejandro Agostinelli and Max Seifert. I want to express my
gratitude to Luis Gámez, Pedro L. Gómez Barrondo, Julio Arrieta, G. Brasas,
Carlos Domínguez, Martín Fragoso, Arturo Marín, Jamee Houk, Marcos Obadía
and Enrique Márquez for their support. Thanks to GP Producciones for
providing the videotapes of the TV shows.

Notes

1. The video of the supposed UFO is still online at
www.scifi.com/happens/happens_1.mov.
2. Sci Fi encourages the discussion in a forum without making a statement on
the authenticity of the video. Many visitors refer to the film as a
"promotional commercial." Nobody mention it as a "documentary." See, for
example: http://bboard.scifi.com/bboard/
browse.cgi/1/5/1966/602.
3. ASALUP is the acronym for Asociación Argentina de Lucha contra la
Pseudociencia (Argentine Association for the Fight Against Pseudoscience).
4. S.A. is the acronym for Sociedad Anónima (Anonymous Society), used by
commercial companies in Argentina. It is similar to the USA's "Inc."
5. Sanz ignored that the evidence of the copy remained in the Google engine
search cache
(http://216.239.51.100/search?q=cache:ru1t9JCzSL8C:xfilesmexico.tripod.com.m
x/xfilesmexico/id1.html+Cesar+Buenrostro+ovni&hl=es&lr=lang_es|lang_it|lang_
pt&ie=UTF-8 ).
6. CAIRP is the acronym for Centro Argentino para la Investigación y
Refutación de la Pseudociencia (Argentine Center for the Investigation and
Refutation of Pseudoscience). It was the first skeptic organization in
Argentina, which worked until August 2001.
7. Agostinelli denounced Sanz's copy on an article called "Engañados por un.
¿escéptico?" (Deceived by a ... skeptic?) on the Chilean Web site La Nave de
los Locos (www.geocities.com/lanavedeloslocos) and in El Escéptico
Digital-Edition 2002 N° 08 December, 2002, accessible through de
www.elistas.net/foro/
el_esceptico/alta. One resumed version can be found at
http://superiores.blogalia.com. It was first published as a "comment" on the
ASALUP Web site, but it was eliminated from the site after presenting the
false fax.

Alejandro J. Borgo is a journalist, writer, and musician. He is also a
founding member of the first skeptic organization in Argentina CAIRP
(1991-2001) and former director of its magazine El Ojo Esceptico
(1991-1997).

                           ------------------

ARP-SAPC http://www.arp-sapc.org/

EL SEMANAL, LA ANTICIENCIA DEL DOMINGO
Por: Manuel Caro Terrón

Un domingo cualquiera. Acaba de comprar la prensa y, con ella, todos sus
agregados de fin de semana: un DVD que nunca verá, el cuarto peón de un
juego de ajedrez coleccionable, el facsímil de un billete de principios de
siglo, y los suplementos dominicales. Se le cae la taza del café al suelo
cuando lee, sorprendido, un "sesudo" análisis político publicado en uno de
estos suplementos: en vez de basarse en la última encuesta sobre intención
de voto, se ha tomado como datos fiables las elucubraciones de una echadora
de cartas. Y, lo que es peor, el periodista da el mismo valor al resultado
de unas cartas de tarot que a una encuesta de Demoscopia.

Es esto lo que vienen haciendo los responsables del suplemento dominical del
Grupo Correo y Taller de Editores. El escándalo periodístico no ha
trascendido debido a que, lo que en el ejemplo era un pseudoanálisis
político, es, en la realidad, una serie de reportajes sobre "Los Misterios
de la Ciencia". Bajo ese título, uno podría esperar encontrar reportajes
acerca del futuro del ser humano, la genética, la exploración espacial, las
fronteras del universo cuántico. Desgraciadamente, no es de esto de lo que
quieren hablar los responsables de El Semanal, sino de fenómenos
paranormales (que nada tienen que ver con la Ciencia) que, en la mayoría de
los casos, hace decenios que dejaron de ser un misterio. Así, los temas de
los que tratan son tan "misteriosos" como los zahoríes, los poltergeist o
los círculos de las cosechas.

Los artículos están escritos con una credulidad y un analfabetismo
científico e histórico sin límites. Sin la más mínima documentación, los
textos recogen mitos y leyendas que se saben falsos desde hace años,
mientras se coloca la realidad como una hipótesis más. Es esto lo más
preocupante: El Semanal conoce cuál es la respuesta a esos falsos
"misterios", pero, en un ejercicio de hipocresía periodística, se intenta
engañar a los lectores haciéndoles creer en un engaño, en una mentira. Cabe
preguntarse: ¿hacen lo mismo cuándo tratan otro tipo de temas?

Así, en este último número (810, Abril de 2003), leemos, en un artículo
titulado "Señales de tráfico en plena campiña", cómo Gloria Garrido nos
intenta hacer creer que no se sabe aún qué es lo que produce los famosos (y,
en muchas ocasiones, bellísimos) círculos de las cosechas. La realidad, que
son seres humanos quienes los realizan, pasa sin plena ni gloria en el
conjunto del texto, mientras se le da mayor importancia a las sandeces que
los pseudocientíficos defienden. Una vergüenza para el periodismo serio, que
equipara a El Semanal, para su desgracia, con otras publicaciones sobre
fenómenos falsos como Más Allá o Enigmas.
Es tal la cantidad de barbaridades que el texto contiene, que se nos llega a
explicar cómo saber si un círculo es auténtico o es falso... Si Garrido
miente al decir que no se sabe qué son, en realidad, estos círculos, ¿cómo
puede hacer distinción entre falsos y auténticos?

Y no nos extraña que Garrido haya metido la pata, si tenemos en cuenta
cuáles han sido sus fuentes de documentación: la página web de... ¡Iker
Jiménez! La periodista da todo el crédito del mundo al conocido inventor de
misterios (que cree que existen los hombres-pez, o que las caras de Bélmez
son "fenómenos extraños").

Con periodistas así, es normal que El Semanal haya vuelto a fomentar la
incultura entre sus lectores. A este paso, El Semanal contratará a Rappel
para escribir análisis políticos...

Para más información sobre los círculos:

Monográfico Círculos del Cereal:
http://www.arp-sapc.org/articulos/circulos/index.html
Circlemakers: http://www.circlemakers.org/

                           ------------------

OCCAM Y SU NAVAJA. LA BELLEZA DE LA SENCILLEZ
Por: Ramón Núñez.
Artículo enviado por: Juan Soler Enfedaque

La razón, exclusivamente humana

Guillermo de Occam sostuvo que del mismo modo que debía existir una
separación entre el poder papal y el temporal, también debían disociarse fe
y razón.
Guillermo de Occam promovió una nueva forma de entender la ciencia al
proponer que la mejor hipótesis es la que hace uso de menos postulados

El también llamado Principio de parsimonia (en el sentido de moderación) o
de economía, que es una de las herramientas más potentes y eficaces de la
ciencia, fue difundido por Guillermo de Occam a comienzos del siglo XIV. Su
enunciado habitual expresa (en latín) que "non sunt multiplicanda entia
praeter necessitatem" aconsejando reducir al mínimo el número de motivos y
objetos -en general, de entes- a los que tenemos que recurrir para
justificar algo. También implica que en el conjunto de teorías ofrecidas
para explicar un hecho hemos de preferir, en general, la más simple. Esta
idea había sido expuesta ya por Durand de Saint-Pourcain, un dominico
filósofo y teólogo fallecido en 1332, y también se encuentra enunciada en la
obra del franciscano Duns Scoto (1266-1308), probable profesor de Occam.

Tijeras conceptuales para diseccionar el pensamiento

Pero fue Guillermo de Occam, el prototipo de filósofo libre en el siglo XIV,
quien mencionó y utilizó continuamente esa "navaja" o "tijera" en sus
disecciones del pensamiento, para eliminar lo que era considerado redundante
o superfluo. En su obra encontramos la idea enunciada de varias formas, por
ejemplo, cuando en los comentarios a las Sentencias de Pedro Lombardo
(1095-1160), afirma: "Nunquam ponenda est pluralitas sine necessitate" (No
debe suponerse una pluralidad sin motivo). También en la expresión "Frustra
fit per plura quod potest fieri per pauciora" (Es vano hacer con mucho lo
que puede hacerse con menos), o bien "Quando propositio verificatur pro
rebus, si duae res sufficiunt ad eius veritatem, superfluum est ponere
tertiam", lo que quiere decir que cuando una afirmación puede ser verdadera
por dos razones, y estas son suficientes, es superfluo suponer una tercera.
(Y, digo yo: ¿habrá sido innecesario este tercer enunciado?).

El concepto de asociar sencillez con verdad no era nuevo en el siglo XIV. De
hecho se encuentra ya en la Física del gran pensador Aristóteles, pero Occam
lo utiliza, por ejemplo, para reinterpretar las ideas de causalidad del
filósofo estagirita, afirmando que no se puede justificar una causa
universal por simple acumulación de casos individuales.

La idea que conocemos por navaja de Occam continúa resultando útil para la
ciencia en el análisis de las observaciones y en la presentación de los
resultados. Por ejemplo, la utilizamos para medir la calidad de las teorías
y se suele hacer mención a ella al recordar a un investigador que debe
escoger la hipótesis más simple de las posibles.

El problema, en ocasiones, es definir qué es la sencillez

Pero la admiración de lo sencillo también tiene sus críticas. Se dice, por
ejemplo, que aunque esa idea es fácilmente aceptada, resulta difícil hacer
una definición operacional de lo que entendemos por sencillez, o decir cómo
se mide ésta, y más aún el saber si existe una relación entre lo que
consideramos sencillo y la bondad, la probabilidad, la utilidad o -quizás,
sobre todo- la verdad. Se suele atribuir, entre otros, al físico Wolfgang
Pauli una frase, nacida de jornadas de infructuoso trabajo buscando la Gran
Unificación, que puede resumir de manera algo cínica todas las objeciones a
Guillermo de Occam: "lo que Dios ha separado, que no lo una el hombre."

En cualquier caso, la navaja de Occam es una herramienta, y como tal se ha
demostrado útil para la ciencia; no es un concepto del mundo, y por tanto no
es necesario suponer que el cosmos es sencillo, aunque a la hora de razonar
lo prefiramos así antes que pensar que es complejo.

Como ejemplo de aplicaciones de la navaja de Occam en la historia de la
ciencia suelen citarse las victorias de la sencilla teoría de Nicolás
Copérnico (1473-1543) sobre las complicadas trayectorias de los planetas
requeridas por el modelo geocéntrico, o de la síntesis de Newton, capaz de
explicar con las mismas leyes los movimientos en la tierra y en los cielos.

Frente a la fe, propuso una teoría crítica y escéptica

Guillermo de Occam abrió un camino, llamémosle "moderno", al conocimiento,
en contraposición a las "antiguas" vías del benedictino Tomás de Aquino
(1225-1274) y Duns Scoto. Nos ofreció, en general, una filosofía crítica y
escéptica ("no se llega a la certeza con la razón, sino con la fe") que,
revisando a Aristóteles y en contra de ciertas doctrinas oficiales,
justificaba un positivismo lógico, una ciencia nueva que se basaba no en lo
que las cosas "son" sino en lo que conocemos y sabemos de ellas, y un
método.

El nombre de la rosa

La novela de Umberto Eco describe perfectamente este ambiente religioso,
político y filosófico de Europa a principios del siglo XIV. La investigación
del religioso Guillermo de Baskerville (Sean Connery) transcurre en 1327,
cuando Guillermo de Occam estaba encarcelado en Aviñón.

Al finalizar el capítulo de "Vísperas" del primer día, Guillermo le confiesa
a Adso su convencimiento de que, más que ser víctima de un horrible crimen,
Adelmo se suicidó, justificando su conclusión al reafirmar que es "menos
oneroso para nuestra mente pensar que Adelmo (...) se arrojó sponte sua por
el parapeto de la muralla (...)". Cuando Adso pregunta por qué aquella
solución es menos "onerosa", Guillermo le dice: "no conviene multiplicar las
explicaciones y las causas mientras no haya estricta necesidad".

Occam había usado su "navaja" para poner en clara duda -por innecesario- el
concepto de causa eficiente, pues no implicaba, según él, nada más que una
regularidad. Baskerville adopta este punto de vista en la novela, hacia el
final de la hora "Nona" del tercer día donde tras citar a "mi amigo
Guillermo de Occam" plantea que "si sólo es correcta la intuición de lo
individual, entonces será difícil demostrar que el mismo tipo de causas
tienen el mismo tipo de efectos", y más adelante completa la idea
nominalista: "no hablo de cosas, sino de proposiciones sobre las cosas. En
verdad, la ciencia se ocupa de las proposiciones y de sus términos, y los
términos indican cosas iguales. (...) Tengo que creer que mi proposición
funciona porque así me lo ha demostrado la experiencia, pero para creerlo
tendría que suponer la existencia de unas leyes universales de las que, sin
embargo, no puedo hablar, porque ya la idea de (...) un orden dado de las
cosas, entrañaría el sometimiento de Dios a las mismas, pero Dios (...), si
lo quisiese, con un solo acto de su voluntad podría hacer que el mundo fuese
distinto".

El doctor invencible, un iniciador venerable

William Ockham (Guillermo de Occam) nació hacia el 1285 en Ockham, al sur de
Londres. Poco sabemos sobre su infancia, pero parece que era muy joven
cuando ingresó en el convento londinense de la Orden Franciscana. Sus
primeros estudios se centraron en la Lógica, tras lo cual fue ordenado
subdiácono en el 1306, y en 1310 comenzó, en Oxford, los habituales de
Teología, siendo según se cree discípulo de Duns Scoto.

Entre el 1317 y 1319 dio clases -en Oxford y también en París- sobre las
Sentencias de Pedro Lombardo (s. XII), que eran el texto oficial de Teología
en todas las universidades y sus comentarios provocaron la crítica de varios
teólogos de Oxford. Ello motivó que dejara la universidad sin el título de
Teología, siendo calificado de "inceptor" (principiante) en la terminología
usada en aquella universidad. Continuó sus estudios en conventos.

Sus obras más destacadas, como la Logica maior o la Ordinatio (Comentarios a
los IV libros de Sentencias de Pedro Lombardo) son anteriores a 1324, y de
ese año data su principal obra en la Física: Quaestiones in octo libros
physicorum.

Al ser denunciado por haber cometido "56 errores" según John Lutterell, ex
rector de Oxford, en 1324 el papa Juan XXII le llamó de Inglaterra a Aviñón;
allí se abrió un proceso contra él y permaneció retenido en el convento
hasta que se escapó la noche del 26 de mayo de 1328, siendo excomulgado a
los 10 días de su fuga. No fue la acusación de Lutterell lo que provocó esa
excomunión, sino su postura sobre el grado de pobreza que debían practicar
los religiosos, enconado tema de debate por entonces en la Orden Franciscana
y en toda la Iglesia.

Su situación se complicó aún más al unirse a los franciscanos "espirituales"
y tomó partido por el emperador Luis IV de Baviera en el enfrentamiento
entre éste, que ya había sido excomulgado en 1324, y el Papa, a quien Occam
llegó a tratar de herético y antipapa, tras estudiar ciertas afirmaciones
suyas en bulas sobre la pobreza. A partir de 1329 vivió en el convento
franciscano de Múnich, ciudad-corte del emperador.

La muerte de Juan XXII en 1334 no significó su reconciliación con la
Iglesia. En Múnich ya no escribió obras de Filosofía, sino que dirigió su
atención a cuestiones de Lógica, Política, Teología práctica y divulgación,
además de las imprescindibles diatribas con los Papas sucesivos, a quienes
acusó con implacable rigor teológico, pero sin caer en el insulto personal.

Durante tiempo se creyó que Occam había fallecido en la epidemia de la peste
negra en 1349, mientras que otras fuentes señalaban 1347. Hoy, aunque se da
por segura la fecha del 10 de abril, no se sabe el año. Fue en 1349 o 1350
cuando expiró el que fue calificado en su tiempo como Venerabilis inceptor y
Doctor invincibilis.

[Nota] *El presente artículo de Ramón Núñez apareció publicado en la Revista
Muy Interesante de
diciembre del 2002.

                           ------------------

LA SOPA PRIMORDIAL CUMPLE 50 AÑOS
Por: Javier Armentia

En otoño de 1952, un estudiante de postgrado en la Universidad de Chicago,
que trabajaba en el laboratorio del biólogo Harold Urey comenzó a diseñar un
experimento que unos meses después, cuando se publicaban sus resultados en
la revista Science del 15 de mayo de 1953, hace ahora 50 años, se
convertiría en un verdadero paradigma de la investigación sobre el origen de
la vida en nuestro planeta. Stanley Miller, ahora catedrático emérito de la
Universidad de California en San Diego, opina que posiblemente ese
experimento se hizo porque era un joven alocado, que se animó a meterse a
hacer algo que ni siquiera sus jefes pensaban que iba a funcionar.

La idea era crear una especie de sopa primordial dentro de una redoma, que
contuviera los elementos que podrían encontrarse fácilmente en los océanos y
la atmósfera primigenia de la Tierra hace unos 4.000 millones de años, antes
de que aparecieran los primeros seres vivos. ¿Qué reacciones químicas
sucedían entonces? ¿Qué se podría producir? Su profesor, Urey, estimaba que
al comienzo de la historia de nuestro planeta la atmósfera tenía metano,
amoniaco, hidrógeno y vapor de agua, principalmente, una idea que, de forma
paralela aunque un poco antes, otros dos científicos, por un lado el ruso
Aleksandr Oparin y por otro el británico J.B.S. Haldane también habían
propuesto, igualmente preocupados por las condiciones anteriores a la
aparición de la vida (prebióticas).

Miller tenía así los ingredientes: en su fanal puso agua que calentó para
que se creara vapor de agua, e introdujo los gases necesarios. Mediante unos
electrodos esa reproducción mínima y estanca de una Tierra antigua obtenía
energía, simulando posibles rayos, para que se pudieran producir reacciones
químicas entre los compuestos presentes. Y así fue: tras una semana de
funcionamiento, Miller y Urey comprobaron que una quinta parte del carbono
que estaba presente en el metano se había empleado para formar compuestos
orgánicos y en total un 2% ahora formaba aminoácidos, moléculas que son las
constituyentes de las proteínas y de la química de la vida. Así, partiendo
de compuestos sencillos y con un aporte de energía, se daban reacciones que
formaban moléculas relativamente complejas, las necesarias para la vida.

Ese año de 1953 era precisamente en el que Watson y Crick habían descifrado
la estructura del DNA, y la bioquímica estaba viviendo un desarrollo
sorprendente, entendiéndose más la química subyacente a los procesos que son
característicos de los seres vivos. Esa "sopa primordial" de Miller venía a
crear un puente hasta el momento inexistente entre un mundo recién creado y
el estallido, unos pocos cientos de millones de años después, de la vida en
él.

Ciertamente los científicos no trabajaban desde cero: había un razonable
convencimiento de que la aparición de la vida en la Tierra podría explicarse
a partir de los propios elementos de nuestro planeta, formado hace unos
cuatro mil quinientos millones de años a la vez que los otros planetas del
sistema Solar. Aunque aún entonces había una opinión de que un ser vivo no
podría nacer sin una intervención externa (divina, por ejemplo, como algunos
siguen creyendo aún hoy), la historia de la química había ido mostrando que
podría ser mucho más sencillo, sin necesidad de invocar factores
sobrenaturales.

Ya en 1828, cuando el químico alemán Friedrich Wöhler sintetizó la urea a
partir de compuestos químicos que no procedían de seres vivos, se comenzó
comprobar que la química de los procesos vivos no era diferente del resto de
la química. La urea era una sustancia biológica, pero se sintetizaba de
ingredientes "muertos". En aquella época, Wöhler fue muy contestado, pero
poco a poco otros químicos fueron comprobando que ninguna de las sustancias
orgánicas eran en el fondo diferentes a las inorgánicas, y se podía pasar de
una a otra indistintamente.

Esa distinción entre orgánico e inorgánico fue poco a poco pasando a la
historia, aunque no fue hasta los años 50, cuando se cerraba el cerco
bioquímico a los procesos bióticos, y con el experimento de Miller que
marcaba posibles vías para la evolución prebiótica de nuestro planeta,
cuando realmente los biólogos pudieron contar con un mapa general, aunque
incompleto, de cómo había sucedido algo así en la Tierra. Y abriendo,
evidentemente, la vía a especular que todo esto no tendría por qué ser único
de nuestro planeta, sino que la vida podría ser un proceso que existiera en
otros lugares.

Nacía por lo tanto una disciplina conocida desde esos años como
 "exobiología", un término que en el último decenio ha caído en desuso
frente al de "astrobiología", aunque se refieren en general a los estudios
sobre la vida, su aparición y desarrollo, las condiciones necesarias y
suficientes para que suceda, tanto en nuestro mundo como en otros.

En cualquier caso, la controversia sobre esa posibilidad de "aparición
espontánea" de la vida no se cerraba con el experimento de Miller. Ni con
otros posteriores, como los del bioquímico catalán Joan Oró en 1962 en los
que de manera similar a la sopa prebiótica de Miller, pero utilizando otros
compuestos, consiguió obtener no sólo aminoácidos sino bases de nucleótidos
como la adenina, que son los ladrillos que componen el material genético.

Hecho en casa o traído de fuera

Aunque la línea abierta hace cincuenta años por el experimento de Miller
parece indicar que con los elementos presentes en la Tierra el origen de la
vida sería posible, no todos los científicos piensan así. Panspermia es el
término con que se agrupan diversas teorías que proponen que aunque en
nuestro planeta se habrían formado de manera natural muchos compuestos
orgánicos, sólo en el espacio se dan las condiciones suficientes de aporte
energético como para crear ciertos ingredientes básicos para la vida. La
vida habría por lo tanto nacido en el medio interplanetario, o interestelar,
y llegado a la Tierra posiblemente en forma de esporas montadas en cometas o
meteoritos. Ciertamente, las pruebas de estas teorías panspérmicas son
demasiado circunstanciales como para ser aceptadas, aparte de que algunas
exageraciones por parte de sus proponentes (como que las pandemias de gripe
vienen de virus que llegan montados en cometas, como afirmaba Fred Hoyle y
sus colegas) han desvirtuado esta idea.

En un sentido mucho menos extremo sí se cree que el aporte de ciertos
materiales relativamente comunes en los cometas puede ser importante: por
ejemplo, el agua, que al menos en parte vino aportada por este tipo de
impactos, muy frecuentes en la época de formación de los planetas; o los
propios impactos meteóricos, que facilitaron la formación de la primera
atmósfera terrestre.

[Nota] * El presente artículo apareció publicado en el suplemento
Territorios, Ciencia-Futuro, El Correo, del miércoles 7 de mayo de 2003

                           ------------------

MISTERIOS DE "EL SEMANAL"
Por: Vicente Prieto

En el número 801 de la revista "El Semanal", correspondiente a la semana del
2 al 8 de marzo, y dentro de la sección "Misterios de la ciencia" nos
encontramos un artículo con un curioso título"Mire fijamente al péndulo y
diga: agua, agua.". Con un encabezamiento semejante, ya me imaginaba que no
me encontraba ante un reportaje sobre el genoma, ni sobre los agujeros
negros, pero al menos creía que trataría la radiestesia desde un punto de
vista escéptico (ingenuo de mí) o como una creencia curiosa, que había
tenido sus adeptos en épocas pasadas, pero que hoy ya nadie tomaba en serio.

El primer párrafo ya me sacó de mi error, al definir a la radiestesia
como: "Un fenómeno que obedece a extrañas fuerzas y facultades".
Estupefacto, volví a leer el nombre de la sección y, efectivamente, la
palabra "ciencia" figuraba allí. Según la autora (Gloria Garrido), un zahorí
con una vara de avellano o un péndulo"es capaz de hallar corrientes de agua
subterránea, vetas minerales o bolsas de petróleo, así como restos
arqueológicos, personas, animales u objetos ocultos a la vista". De repente
lo vi. claro, ¿Cómo narices van a encontrar al Ben Laden utilizando radares,
fotos de satélites y chorradas de esas y no con un buen péndulo o una buena
vara de avellano? J

A lo largo de todo el artículo, se aprecia una subjetividad impresionante,
con una clara inclinación hacia el magufismo más absoluto. Para explicar la
radiestesia, expone 3 hipótesis a cuál más delirante:

Física: Los objetos emiten radiaciones, ondas eléctricas o campos
electromagnéticos percibidos a nivel neuromuscular por el zahorí.

Psíquica: El cerebro del radiestesista es una especie de radar clarividente,
que captaría la presencia del objeto, mediante percepción extrasensorial
(PES).

Psíquica-fisiológica: Combinación de las anteriores.

A ninguna de estas hipótesis les pone la menor pega, cosa que no es de
extrañar, con explicaciones tan razonables y llenas de sentido común J. Sin
embargo, la postura científica sobre esta supuesta habilidad (dada ya en
1850 por Michel E. Chevreul) de que todo se debe a movimientos musculares
involuntarios del radiestesista, adolece de un grave defecto: "deja sin
explicación los aciertos de la radiestesia a distancia, que simplemente se
atribuyen al azar".  ¿Qué aciertos, señora?

El carácter tendencioso del artículo se manifiesta abiertamente cuando
afirma: "Ilusionistas célebres han sometido a prueba a radiestesistas
haciéndoles localizar tuberías de agua enterradas. Tras sumar los resultados
de las pruebas, las conclusiones siempre han sido que la radiestesia no es
un método válido porque no siempre es eficaz, pero los radiestesistas niegan
haber afirmado que su arte era cien por cien fiable". Como colofón del
artículo da una bibliografía que es para echarse a temblar. Me Tomé la
molestia de consultar las páginas web que recomendaba y son abiertamente
magufas. Lo de leer el libro "El gran libro de la radiestesia" del Padre
Pilón lo dejo para otro día J

Abandonemos el mundo mágico de la Sra. Gloria Garrido (que supongo que será
la misma autora que la de estas 2 "perlas")
http://www.astrologiaparaserfeliz.com/index.php3?seccion=18
http://www.alterguia.com/PARANORMAL/exorcista.htm y vayamos al mundo real:

Para empezar, la creencia de los zahoríes de que el agua fluye por el
subsuelo, en forma de ríos subterráneos, no se ajusta a la realidad. Menos
del 1% del agua subterránea, fluye. Esto solo ocurre en zonas de roca
caliza. La mayor parte se acumula en pozos o empapando rocas porosas como
una "esponja mojada". Debido a esto en estas "zonas empapadas" en cualquier
punto donde excavemos habrá agua, lo que explica muchos "aciertos" de los
zahoríes (para una buena explicación de esto, ver "Planeta Escéptica"
http://www.geocities.com/planetaesceptica/radi.htm)

A pesar de lo que la señora Garrido afirma que "La rabdomancia fue sometida
a todo tipo de pruebas y experimentos sin que se obtuviera ninguna
explicación racional satisfactoria". Está bien que ponga ese último
adjetivo, que nos aclara su postura personal J . Sí que se ha hallado una
explicación racional a estos fenómenos: sencillamente NO EXISTEN, pero no me
extraña que esta explicación no le resulte a la autora "satisfactoria" J.
Las palabras de H. Broch  y G. Charpak sobre la radiestesia son claras:"
Puede ser agotador y a veces desmoralizante repetir lo mismo cien veces. Y
constatar que unos fenómenos desmitificados hace mucho tiempo y para los que
ya se ha encontrado una explicación de lo más natural siguen presentándose
como extraordinarios"

Otro de los "errores", "confusiones","descuidos" o como lo queramos
denominar (se me ocurren definiciones menos condescendientes con la autora)
del artículo, es afirmar que en los experimentos que se han hecho para
estudiar la radiestesia se exigía un acierto total por parte del
radiestesista (a pesar de que son ellos los que aseguran que su índice de
aciertos es del 100%). En la mayoría de los estudios científicos, se
conformarían con una desviación estadística significativa en los resultados,
comparado con lo esperado por puro azar. Robert L. Park afirma en su libro
"Ciencia o Vudú"(Grijalbo) que "..si  el índice de éxitos fuese mayor de lo
esperado por puro azar-independientemente de lo pequeña que pudiese ser la
diferencia-se trataría de un resultado profundamente importante."  en el
mismo libro llega a asegurar que se aceptaría un resultado superior al 1 %
de lo esperado por puro azar, siempre que el número de experimentos fuese lo
suficientemente grande.

 Henri Broch y Georges Charpak en su libro"Conviértase en Brujo, Conviértase
en sabio" (Ediciones B) narran como el 12 de julio de 2001 se realizó una de
las últimas pruebas del "Prix Defi internacional de los 200.000 euros" que
se ofrecía a cualquier persona que demostrase un poder paranormal (y empleo
el verbo "ofrecer"en  pasado, porque después de 15 años, en febrero de 2002,
se clausuró este premio sin que nadie lo hubiese ganado).

En el jardín de la facultad de Ciencias de Niza, se enterraron 10 tubos,
alimentados por una fuente lejana de agua,  controlados por un sistema de
válvulas. Estos tubos estaban tapados por una simple tela y estaban
separados unos de otros 12 cm. El zahorí solo tenía que determinar, con la
ayuda de su varita, cual era el tubo por el que circulaba el agua en ese
momento. De 20 intentos solo acertó 2, como dicen los autores"El azar más
completo y el fracaso más absoluto de la pretendida detección de agua por la
varilla". Como curiosidad, comentar que para que no hubiese "influencias
negativas" de los escépticos, el zahorí repitió la prueba tiempo después y
el que abría y cerraba la válvula era un miembro de su propia familia y los
resultados fueron parecidos. (El zahorí había afirmado que con esas
condiciones experimentales sus aciertos serían del cien por cien) así que el
buen hombre no era ni Zahorí, ni profeta J

Los autores hacen una divertida reflexión, el zahorí francés afirma que si
el péndulo gira 12 veces eso significa que el agua está a 12 metros de
profundidad. ¿En el caso del inglés está a 12 pies? En este caso, a lo mejor
hace él propio péndulo la conversión y gira 39,37 veces  J. Y si es chino,
serían 12 Li y estaría el agua a ¡cerca de 7 Km. de profundidad!

Esto por lo que respecta a los "científicos", pero también los "ilusionistas
famosos" que nombra la señora Garrido han hecho sus experimentos. James
Randi, en su libro "Fraudes Paranormales" (ediciones Tikal) nos narra un
experimento parecido para la detección de agua. En este caso la prueba la
realizaron en Italia varios zahoríes, con la variante de que lo que tenían
que detectar era un circuito enterrado por donde fluía el agua y dibujar un
diagrama del circuito. Los resultados fueron tan concluyentes que, cuando se
analizaron las pruebas, uno de ellos exclamó:"estamos perdidos", aunque
minutos después ya estaba buscando excusas para tratar de justificar su
fracaso. Para ver a  Randi en acción
http://www.sindioses.org/randi/randi11.html

En el mismo libro, Randi pone a prueba las habilidades de detección "a
distancia" de yacimientos arqueológicos de la zahorí Rosemary DeWitt. Se le
dieron 2 mapas para que localizara posibles yacimientos arqueológicos en
ellos. A pesar de que marcó numerosos puntos y que esa zona es de las de
mayor concentración de restos arqueológicos del mundo no acertó ninguno (los
2 mapas eran de la zona del Machu Pichu, y era el mismo mapa en dos
versiones distintas,  pero ella no lo sabía) Cuando se le dio, tiempo
después, una tercera oportunidad, indicándole que aquella era la zona del
Machu Pichu, marcó zonas que estaban deshabitadas y en plena jungla, donde
no había ningún resto arqueológico y dejo de señalar los lugares más
significativos como: Cuzco, Machu Pichu, Pisac, Uramba etc.

Bibliografía y fuentes de interés:

Robert L. Park: Ciencia o vudú" (Grijalbo)

Georges Charpak y Henri Broch "Conviértase en brujo, conviértase en sabio.
La desmitificación científica de los fenómenos paranormales". (Ediciones B)

Martin Gardner "La Ciencia. Lo bueno, lo malo y lo falso" (Ediciones B)

James Randi "Fraudes paranormales" (TIKAL ediciones)

La página de Randi: http://www.randi.org/

Laboratorio escéptico de la universidad de Niza (hay versión en Inglés)
www.unice.fr.zetetique

"Planeta Escéptica"  http://www.geocities.com/planetaesceptica/radi.htm

                           ------------------

PREDICADORES VERSUS PREDICADORES.
Por: Arturo Bosque

Hace unas semanas la Agrupación Astronómica de Huesca organizó un viaje a
Londres. Allí fuimos unos cuantos haciendo el recorrido imprescindible para
tomar el pulso a una ciudad tan cosmopolita. Visitamos, entre otros muchos
lugares, ¡cómo no!, siendo aficionados a la astronomía, Greenwich. Pero no
es de esto de lo que quiero hablar sino de lo observado en Hyde Park.

Era un día nada caluroso que, entre sol y nubes, apetecía pasear. Nos
dirigimos al Speaker's Corner. Lo había oído nombrar tantas veces que tenía
ganas de descubrirlo por mi cuenta. ¡Y no me defraudó!

Era temprano pero ya había unos cuantos charlatanes, cada uno subido a su
escalera portátil, "vendiendo su mercancía". Los había de todo tipo, desde
los defensores de los derechos de los homosexuales hasta el que proponía una
única Federación Mundial de Estados o presentaban propuestas racistas (por
cierto recibidas con carcajadas por parte de los oyentes).  También vimos a
un personaje con bombín inglés en pleno duelo dialéctico con un señor
larguirucho y delgado, subido en un taburete que aún lo estiraba todavía
más. ¿De qué discutirían? Fuera de lo que fuera, era un espectáculo nada
habitual. Nos llamó la atención otro speaker con sombrero tejano braceando
delante de curiosos.

Todo esto, con ser atractivo, no fue lo que más me interesó. Como escéptico,
eran los auténticos predicadores los que me fascinaban. En un espacio muy
reducido tenía reunidas a las máximas "verdades" del universo: cristianismo,
islamismo y budismo. Y no sólo eso, ¡estaban en persona allí mismo, delante
de mí, Buda y Dios! Uno de los predicadores, que por cierto no hablaba ni
papa de inglés, tenía un letrero en el que afirmaba ser reencarnación del
propio Buda. Para entenderse con el resto del personal, disponía de un
intérprete. Más allá, había otro de raza negra, agitando la Biblia en una
mano mientras recitaba versículos y, con la otra, señalaba con el dedo
índice cualquiera sabe a qué espacios siderales. En frente de él, no se
andaba a la zaga otro, probablemente pakistaní,  quien hundía su vista en el
Corán respondiendo a los versículos bíblicos del infiel cristiano con otros
de alguna sura apropiada o tomada por los pelos. Ambos, a voz en grito, se
increpaban en nombre del Dios único y verdadero. Era tal el énfasis que
ponían que Corán y Biblia casi rozaban las caras del contrario, mientras sus
hojas parecían las alas de dos pájaros peleando. Un poco más apartado, sin
público que le escuchara, otro predicador, subido en su escalerilla, tenía
un cartel en el que afirmaba llana y simplemente que era Dios.

¡No sé por qué no caí postrado ante tal magnificencia! ¿Tal vez fue la duda
de no saber a quien rendirme? ¿Quizá mi vista me fallaba y no percibía el
aura que siempre acompaña a personajes tan elevados? En el caso de Dios, se
presentaba bajo un disfraz de hombre enjuto, mal peinado, con vieja cazadora
y pantalón de pana. ¿Acaso era el propio Satanás quien me obnubilaba la
inteligencia? ¡Nunca lo sabré!. El caso es que permanecí allí, dubitativo,
casi con la boca abierta, sin conseguir decidirme por La Verdad. Perdí una
buena oportunidad ya que las palabras de Cristo, Buda o Mahoma se me
revelaban todas juntas cual diccionario trilingüe. En otra ocasión, prometo,
andaré más diligente.

Pueden ver y disfrutar Uds. de fotos de Dios, de la reencarnación de Buda y
de los predicadores en la página:
http://es.geocities.com/arturobosque/Londres/pages/foto06.htm y siguientes.

                           ------------------

LOS FLODDER Y LAS MEDICINAS ALTERNATIVAS
Por: Luis Javier Capote Pérez

El poco conocido cine holandés ha proporcionado al espectador contados
personajes cuyo recuerdo haya perdurado en la memoria colectiva: el fornido
Rutger Hauer (Blade Runner, Lady Halcón), la erótico - festiva Sylvia
Kristel (Emmanuelle y unas cuantas de sus secuelas), el más que irregular
Paul Veerhoven (Robocop, Showgirls) y un caballero llamado Dick Maas, que
aunque ha sorprendido gratamente a la crítica especializada con obras más
profundas, pasará a la historia del cine europeo por llevar a sus grandes
pantallas la historia de lo que en España se llamó una familia tronada: Los
Flodder.

A lo largo de tres películas y una serie de televisión, Maas relata los
avatares de una familia marginal a la que en virtud de un programa de
asistencia social colocan en uno de los barrios residenciales más boyantes,
con el consecuente y lógico choque cultural. Con un humor de muy gorda
brocha, Ma Flodder, sus cinco vástagos, el abuelo y un perro hacen de las
suyas, viviendo y sobreviviendo frente a una comunidad que los querría bien
lejos. Y he aquí que en uno de los episodios de la serie, este clan de
peligros ambulantes se da de bruces con un fenómeno siempre en boga en el
ámbito de la sanidad: las medicinas alternativas.

De esta forma, Kees Flodder, uno de los hijos varones de la familia, dotado
con la inteligencia de un calcetín y con una torpeza digna del primer Pepe
Viyuela o del legendario Guybrush Threepwood, mete la nariz donde no debe y
frustra un trabajito del crimen organizado local al chocar con un coche
fúnebre y descubrir que el ataúd que cargaba portaba a un hombre vivo. Ante
los incrédulos ojos de sus convecinos, Kees ha resucitado a un muerto y es
señalado como un elegido, como un ser dotado de poderes que "oye lo que
otros no oyen" (sic). Otros equívocos de similar pelaje harán que la fama
del chico como curandero se extienda, de manera que a su jardín van en
peregrinación grupos de enfermos aquejados de los males más variados y que
ven en Kees la solución a todos sus males. Aquí entra en juego Johnny, el
hermano del presunto sanador y rufián de poca monta, que aprovecha la
tesitura para sacar unos cuantos florines (eran los años anteriores a la
moneda única europea) colocando a los esperanzados dolientes un montón de
chatarra cuya única virtud (¿?) es haber estado en contacto con el elegido y
haber recibido su energía benéfica (¡¿?!). Sólo cuando uno de los peregrinos
sufre un ataque al corazón por otra confusión más, el resto se retira y
abandona definitivamente la casa de los Flodder.

Resulta sorprendente que en unos escasos veinticinco minutos de una serie
basta, hortera y bruta hasta extremos insospechados se consiguiera hacer una
radiografía tan exacta y, pese al tono eminentemente jocoso del programa,
patética y cruel del curanderismo. Los enfermos soportan todo tipo de
insultos y barrabasadas perpetradas por los Flodder, que sólo quieren que
todo acabe. Aquellos se aferran a todo lo malo que reciben de esa familia y
son engañados o se dejan engañar para comprar algo que no les va a servir
para nada a precio casi de oro. La actitud crédula de los pacientes
contrasta con el escepticismo de buena parte de la familia y el deseo de
Johnny de sacar dinero a costa de la confusión y el fraude. Sólo cuando
alguien se ve gravemente perjudicado caen las vendas. Una visión real como
la vida misma, para bien o para mal... más bien para mal.

                           ------------------

BAJO EL (PERNICIOSO) SIGNO DE LOS ASTROS
Por: Ricardo Campo Pérez

"Hola, mi niña; elige, ¿izquierda o derecha?". No hay hora de la mañana o de
la tarde en que no esté presente alguno de los esperpénticos tarotistas o
videntes en las televisiones privadas. La alta cota de desvergüenza es
paralela a la aparente impunidad con que estafan moralmente un día tras otro
a sus clientes.

¿Sabe usted que le están engañando?

Tarotistas y videntes televisivos

La falta de seguridad personal, la anulación de la voluntad propia y su
entrega al mago de turno, la deficiente educación básica en lo relativo al
pensamiento racional, la aculturación casi exclusiva a través del medio
televisivo y la ausencia de criterios sociales críticos se encuentran entre
las causas de la presencia abrumadora de los videntes y astrólogos en las
televisiones locales.

Mientras algunas voces individuales claman contra la degradación cultural de
la sociedad del espectáculo los medios de comunicación audiovisuales dan
cancha a cierta especie de charlatanes sin pagar precio por ello. Se trata
de los tarotistas, astrólogos y videntes de las cadenas de televisión
privadas locales. Su presencia masiva es el humo que delata un gran fuego;
en realidad, son la punta de lanza del infantilismo social generalizado, de
la ñoñería psicológica, de la estafa intelectual y cultural permanente que
ejecutan ciertos medios de comunicación masivos. El nuevo milenio fue sólo
una coyuntura para que los papanatas del cambio de conciencia vampirizaran
con mayor ahínco al nuevaerista, al practicante de los viajes astrales, al
contactado con los extraterrestres y los platillos volantes y a todas esas
almas cándidas de las que se aprovechan los investigadores de cochambrosos
"enigmas de la ciencia".

La plaga de los videntes

Todas las televisiones locales de nuestro Archipiélago cuentan con algún
vidente o tarotista, con lo que una actividad antaño minoritaria y confinada
a las páginas de anuncios por palabras de la prensa se ha convertido en pan
de cada día para los medios audiovisuales. Su presencia se ha "normalizado";
son como un técnico más en plantilla. Su aparición no parece escandalizar al
televidente: son uno más con el resto de personajes habituales. Según
algunas encuestas Canarias es la Comunidad Autónoma donde,
proporcionalmente, las televisiones locales tienen una mayor audiencia; ello
supone que buena parte de la bazofia astro-tarotista es consumida por un
público desinformado que entrega su sentido crítico en manos de los magos de
la pequeña pantalla.

Es necesario mostrar repulsa pública contra estos charlatanes puesto que,
con todos los indicios racionales y científicos de los que disponemos en la
actualidad, podemos asegurar que no es posible adivinar el futuro ni ofrecer
orientación sobre nuestra vida mediante unas cartas o los símbolos de la
pseudociencia astrológica. El televidente mayoritario tiene derecho a
conocer que nadie ha realizado una predicción concreta y no trivial sobre un
evento que luego haya ocurrido. Y la ausencia de pruebas es aplicable no
sólo a las "mancias televisivas": la investigación científica ha demostrado
la irrealidad de afirmaciones y experiencias mucho más espectaculares, como
los médiums, y los supuestos hechos "paranormales"; basta echar un vistazo
al delicioso libro de Miguel Ángel Sabadell Hablando con fantasmas (Temas de
Hoy, 1998) para darse cuenta del mundo de pillos "paranormales" en que
vivimos. Si, por otro lado, los videntes realizan a través de la televisión
un remedo afectado de la psicología en su vertiente clínica deberían ser los
propios psicólogos los que denunciaran públicamente a esos peligrosos
intrusos. Precisamente el aspecto de "terapia" psicológica que desempeñan
las cotorras televisivas del tarot las sitúa a medio camino entre lo
psicológicamente insano y el fomento de las formas más simples de
conservadurismo social; así lo expresa el filósofo Theodor W. Adorno, que se
ocupó de la creencia en la astrología y los horóscopos: "Mientras la
Psicología intenta clarificar y explicar el origen de los conflictos
psíquicos, este tipo de psicología de consumo [la que ofrece el horóscopo]
refuerza las defensas patológicas y apoya las pautas de la convención y del
prejuicio social". Y en cuanto al aspecto social de este fenómeno Adorno no
se muestra menos agudo: "Creer en el signo de los astros no sólo debe
interpretarse como un signo de dependencia, sino como una ideología en pro
de la dependencia, a la par que como una tentativa de fortalecer, y en
cierta forma, justificar unas condiciones económicas y sociales que parecen
más tolerables si se las afronta con una actitud positiva y jovial" (en
Filosofía y superstición y Bajo el signo de los astros).

Sencillas técnicas del engañabobos

La ciencia proporciona respuestas racionales para las supuestas habilidades
paranormales y para los fenómenos extraños. Los tarotistas televisivos no
son "paranormales" estrictamente pero forman parte de la sección más
vergonzante del rudimentario pensamiento mágico. Suplen su evidente
ignorancia con unas pocas técnicas psicológicas. Carlos Álvarez, del
Departamento de Psicología Cognitiva, Social y Organizacional de la
Universidad de La Laguna, muestra en una de las lecciones del Curso
Interdisciplinar sobre "Ciencia y pseudociencia" del Vicerrectorado de
Extensión Universitaria de la ULL -del que próximamente se celebrará la
tercera edición- las principales argucias de los "videntes" para captar la
atención y la confianza del público crédulo y predispuesto. Entre ellas
destacan ciertas dotes para la observación atenta o lectura fría, uso de
afirmaciones muy generales válidas para cualquier persona, manejo de la
predisposición a creer por parte del consultor, memoria selectiva, que hace
olvidar los errores del vidente, etc. Asimismo, vale la pena consultar el
último número de "el escéptico" (http://www.el-esceptico.org/), en el que el
mago y autor argentino Enrique Márquez pasa revista a la gran estafa pública
que supone el supermercado de adivinos. ¿Cómo es posible que a través de una
llamada telefónica, y sabiendo sólo el nombre y la edad de la persona que
llama, así como su "signo astrológico", se atrevan a aconsejar sobre
cuestiones personales, sanitarias y decisiones vitales que pueden resultar
importantísimas para el cliente?; ¿qué personas o instituciones responden de
la cualificación del adivino para ejercer dicha tarea? En programas
televisivos hemos escuchado diálogos del tipo: "tienes problemas de salud
pero no es necesario que te mediques porque vas a mejorar", a lo que el
cliente respondió que padece esclerosis múltiple...

Pensamos que esta actividad es claramente inmoral, sino ilegal. Es cuando
menos indignante que el cliente no tenga opción a la queja por no haberse
cumplido la predicción hecha, o por la enojosa dirección que tomó su vida al
seguir al pie de la letra el consejo que uno de estos irresponsables se
inventó sobre la marcha mientras aparentaba echar un vistazo a las cartas.
Opción que, por derecho, tenemos todos los ciudadanos cuando actuamos como
consultores de profesionales colegiados y debidamente cualificados para el
ejercicio de su profesión.

Unas pocas recomendaciones a los medios.

En otra ocasión y con motivo de uno de los escritos de protesta que los
críticos solemos enviar a la prensa cuando el submundo de lo paranormal se
disfraza con mayor descaro de pensamiento racional y difunde sus
extravagancias en foros públicos el profesor de física y escéptico militante
Pedro J. Hernández (http://www.geocities.com/pedroj.geo/) expresó un deseo
colectivo en cuatro puntos que conviene recordar periódicamente:

a) Manifestar nuestro compromiso con la divulgación de la ciencia y del
pensamiento crítico en la sociedad canaria.

b) Denunciar públicamente los desmanes de los defensores de lo paranormal y
hacer un llamamiento a los ciudadanos para que empleen su espíritu crítico a
la hora de evaluar a estos "adivinos".

c) Proponer a los medios de comunicación la organización de foros y debates
sobre las pseudociencias donde la voz crítica y racional esté presente, al
menos en igualdad de condiciones que los propagandistas de lo "esotérico".

d) Solicitar a los medios de comunicación más espacio o tribuna para la
divulgación de las ciencias.

¿Se resentirá el haber de su empresa televisiva si ofrece menos espacio a la
quincalla paranormal y a la pseudo-psicología astro-tarotista? ¿Consulta Vd.
habitualmente a los adivinos de la tele? Yo prefiero salir a caminar por
nuestros montes; la televisión, los tarotistas y los videntes me producen
asma.

                           ------------------

Diario Información http://www.diarioinformacion.com/

EL AVIÓN CONGELADO
Por: Rafael Torres
Artículo enviado por: Yamato

Barcos y aviones desaparecidos sin dejar rastro, desvanecidos en algún punto
de sus rutas, han servido de festín formidable para alimentar la fantasía
algo majadera, pero rotundamente cutre en cualquier caso, de los devotos
partidarios de los Ovnis y los extraterrestres, de toda esa gente que ni
comprende ni valora el misterio y las magias que, como diamantes luminosos,
se esconden en los pliegues de la realidad. Uno de estos aviones
desaparecidos de súbito, esfumados en algún momento de su viaje entre un
aeropuerto y otro, constituyó hasta hace un par de días para esa gente una
de las pruebas más incontrovertibles de los platillos volantes, naves de
otros mundos que habrían secuestrado o abducido al avión de pasajeros que
unos montañeros acaban de hallar, 27 años después de que se estrellara,
entre los peñascos de las cumbres americanas de nieves perpetuas.

La conmoción del hallazgo de los restos de ese avión y de los de sus
tripulantes y pasajeros, intactos merced al mucho frío que hace en los
techos del mundo, es infinitamente superior, por más real e inquietante, a
la prefabricada y tontaina sensación de las hipótesis que los situaban, como
mínimo, en Andrómeda o en Raticulín. Las imágenes que nos han llegado de ese
pecio de las cumbres nos muestran el fuselaje, los motores y las diversas
partes del aeroplano esparcidas por la nieve y revueltos con ellas los
cadáveres de esos infortunados pasajeros a los que se les paró el reloj una
tarde del año 1975. Los equipajes, las carteras, los documentos de identidad
hallados, pero sobre todo un periódico que contenía las noticias remotas de
aquel día, nos sumergen en una aventura interior infinitamente más rica que
la que propusieron los ígnaros pro-Ovnis, nada menos que la de contemplar un
tiempo congelado, la de sentir cara a cara, en fin, el pasado. Las noticias
del periódico de 1975 eran, por lo demás, muy parecidas a la de uno de ahora
mismo.

                           ------------------

El Correo http://www.diario-elcorreo.es/

UN MANUAL PARA FABRICAR OVNIS
Por: Luis Alfonso Gámez / Bilbao

La NASA y la ESA enseñan en Internet cómo crear imágenes de platillos
volantes a partir de fotos obtenidas por un observatorio solar

Las consultas de aficionados a los platillos volantes han desbordado en los
últimos días a los técnicos del Observatorio Solar y Heliosférico ('Soho').

¿La razón? Que desde el 15 de enero circulan por Internet imágenes captadas
por el satélite europeo-estadounidense en las que los ufólogos ven naves de
otros mundos. La foto de un objeto rojizo que aparece en esta página es una
de las que se han expuesto este fin de semana en Leicester, en una muestra
organizada por Mike Murray, fundador del grupo ufológico Euroseti.«¡Es una
imagen asombrosa!», mantiene Murray, quien identifica en ella un platillo
volante rematado por una torreta.

El ufólogo afirma que el material gráfico se lo facilitó un hombre de
negocios español que recibe imágenes del 'Soho' directamente, gracias a una
gigantesca antena parabólica instalada en su casa, cerca de Barcelona.
Murray ha dado la 'exclusiva mundial' de la historia a la publicación 'Ufo
Magazine' y ha vendido entradas para la exposición de Leicester a 30 euros,
incluido un cederrón con las fotos que cuesta por separado 23.George Simnet,
de la Universidad de Birminghan, cree que «decir que esas fotografías son de
ovnis es un sin sentido». Su equipo participó -junto con científicos
alemanes, estadounidenses y franceses- en el diseño de la cámara que ha
sacado las imágenes, la 'Lasco'. «Se trata de planetas sobreexpuestos»,
explicaba a 'The Birmingham Post' hace unos días. «Es mi cámara -mis
instrumentos han tomado esas imágenes- y sé lo que es capaz de ver.
Entendemos perfectamente cómo se producen esas imágenes y lo que aparece en
ellas, y no son ovnis o naves extraterrestres», sentencia.

Los técnicos de la NASA y la ESA -agencias espaciales de Estados Unidos y
Europa- adscritos al 'Soho' son también tajantes. «No hemos visto nunca algo
que sugiera que hay ovnis 'ahí fuera'», dice la nota que han colgado en la
web oficial del proyecto, titulada 'Cómo hacer su propio ovni'. Aunque saben
que resulta inútil intentar convencer a los 'conspiranoicos' -«Si les das
una explicación, se trata de un encubrimiento; si les dices que no hay
comentarios, es que estás ocultando algo»-, esperan que la información
permita «a los curiosos investigar por sí mismos las afirmaciones de los
ufólogos». Basta con coger una foto del banco de datos público del 'Soho' y
jugar con ella con un programa de tratamiento de imágenes para que un
planeta, un cometa o un rayo cósmico se conviertan, debidamente ampliados y
retocados, en un platillo volante. Proyecto 'Soho'soho
http://www.nascom.nasa.gov

                           ------------------

Diario Información http://www.diarioinformacion.com/

VITOLA FANTÁSTICA
Por: José Ferrándiz Lozano http://www.joseferrandiz.com/
Artículo enviado por: Yamato

Más que fantástica, la vitola de la que me propongo hablar es sexual: no se
pone en los puros sino a mitad del pene. Como suena. Hace poco un semanario
difundía la existencia de una página web donde se vende semejante artilugio.
La vitola, según la propaganda de internet, obra prodigios en el usuario,
aumentando su potencial. Se envían por correo y las hay de oro, plata o
laminadas en dorado. El caso es complacer los gustos y monedero de cada
cual, pues su precio oscila entre los 48 euros que se facturan por las de
plata y los 281 a que se cotizan las de oro. En todo caso, y sean del
material que sean, la publicidad asegura que si se la pone uno "hará
desfallecer de amor a sus parejas", que no es poco. Y doy fe de que lo dice
así: "parejas", en plural, como dando por sentado que cuando se viste vitola
no se va a gastar con una pareja sólo. En este sentido, es justo observar
que la vitola no parece recomendable para monógamos, a quienes les incitaría
a cambiar de costumbres.

Usted se preguntará qué tiene este invento para un hombre que no tenga un
escote generoso rondando por las cercanías o una minifalda moviéndose por
delante. Pues verá: el misterio consiste en que los efectos de la vitola
residen en tres palabras rarísimas -"sheri", "heter" y "merup"- que
simbolizan el poder, la suerte y la protección. Usted se lo creerá o no,
pero la gracia de estas tres palabras no conviene ignorarla, pues dice la
publicidad que "canalizan la energía positiva del sol para magnetizar,
seducir y aumentar el poder sexual"; si bien el vendedor avisa que "no es
aconsejable hacer el amor con la vitola puesta".

Naturalmente usted, después de leer todo esto, está en su derecho de creer
al vendedor o a Einstein. Entre otras cuestiones porque Einstein dijo que
hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana; aunque él mismo
reconocía sus dudas de que esta afirmación le valiera para el universo.

                           ------------------

Suplemento Tercer Milenio http://milenio.heraldo.es/

CONOCER EL GENOMA NO SERÁ LA PANACEA
Por: René Santamaría Amat

Santiago Grisolía valora que estamos a las puertas de un gran avance:
descifrar por completo el genoma humano, pero matiza que no debemos esperar
una panacea. Aunque de esta investigación se derivará conocimiento
suficiente para combatir mejor la enfermedad, la eficacia no será total, y
no se puede pensar, por ejemplo, en vencer al cáncer de forma genérica a
corto plazo.

El tono ameno y distendido de su discurso hace de Santiago Grisolía, cuya
dedicación a la investigación ha sido reconocida con multitud de galardones,
alguien sumamente accesible. Así pudieron comprobarlo los universitarios
que, hace unos meses, asistieron a su conferencia en el II Ciclo Retos y
Límites de la Genética y la Biología Molecular organizado por el Colegio
Mayor Santa Isabel en la Universidad de Zaragoza.

Pregunta.- ¿Cuáles son las realidades y cuáles las exageraciones dentro del
gran reto que supone descubrir el mecanismo de regulación del genoma humano?
Respuesta.- Las realidad es que estamos ante un avance que no significa
necesariamente que vaya a ser una panacea. Es decir, conocer el
funcionamiento de los genes y las proteínas que ellos producen nos ayudará a
producir nuevos medicamentos para combatir enfermedades, sin embargo eso no
significa que la eficacia vaya a ser de un cien por cien. En la teoría, sí
será beneficioso; en la práctica, todavía nos queda un largo tiempo para la
precaución.
P.- La fibrosis quística, el cáncer, el SIDA... ¿Vamos a encontrar
soluciones para estas enfermedades? ¿Cuán cerca están?
R.- Cáncer es una palabra muy genérica y, por lo tanto, es muy difícil decir
que va a haber una curación del cáncer. Creo que es más efectivo hablar de
la idea de prevenir en lugar de curar. Si la gente dejase de fumar o tomar
muchas grasas, la cantidad de cánceres que nos afectan disminuiría. Ahora
bien, la curación del cáncer como tal, yo la veo todavía bastante lejana.
P.- ¿Será factible la inserción de ADN como tratamiento médico?
R.- Utilizar ADN como posible vacuna es un área de trabajo muy interesante.
Posiblemente el ADN en conjunción con algo más sea más efectivo para
realizar vacunas.
P.- ¿Podrán clonarse tejidos?
R.- Será factible de forma total en 5 años. Antonio García Bellido es la
principal figura de esta categoría. Más difícil será la regeneración de
miembros, así como la creación de órganos en laboratorios, aunque tampoco
imposible.
P.- ¿Cuál sería el mejor factor de equilibrio entre experimentación
científica y respeto a la dignidad humana?
R.- Los beneficios en avance científico y tecnológico sobresalen en contra
de todas las posibles dificultades. No me refiero al caso de la bomba
atómica, si es que queremos hablar de polémica, sino, más bien, al caso de
que todos los biólogos y científicos en general están entrenados para ser
los mejores críticos de su propio trabajo, por tanto, uno sabe reconocer
perfectamente la verdad.
P.- ¿Descubrir el mapa génico perfecto podría producir problemas en el
futuro a la hora de seleccionar personal para un trabajo?
R.- Eso es lo que se llama el «enhanser», es decir, aumentar la capacidad de
acierto en la elección de personal. Plantearlo a la ligera es muy
preocupante, sin embargo, a mí me suena un poco a ciencia-ficción.
P.- Cambiando de tercio. ¿Cómo ve el futuro de la investigación y de la
Medicina en general, especialmente ahora que estamos viviendo momentos de
crispación?
R.- La investigación la veo bien, sin embargo las facultades de Medicina
tienen un planteamiento de futuro descompensado, en mi opinión sólo la
especialización solventaría el problema de saturación para obtener una mejor
calidad. Quiero ser optimista, más aún si tenemos en cuenta que conseguir
una Medicina individualizada va a ser posible en un futuro no muy lejano.

[Nota] * El científico Santiago Grisolía, premio Príncipe de Asturias de
Investigación 1990, ha sido calificado como «uno de los últimos hombres
sabios». Nacido en Valencia en 1923, preside el Grupo de la Unesco sobre el
estudio del genoma humano. Tras estudiar Medicina en Valencia, a los 22 años
se trasladó a Nueva York como becario del Departamento de Bioquímica que
dirigía el profesor Severo Ochoa. Prosiguió su carrera en Kansas, en cuya
Universidad dirigió el Departamento de Biología Molecular. Tras este largo
período en el extranjero, volvió a España en 1977 para hacerse cargo del
Instituto de Investigaciones Citológicas de Valencia.

                           ------------------

El Correo http://www.diario-elcorreo.es/

UNIVERSIDAD, ¿PARA QUÉ?
Por: Joaquín Arriola

El Gobierno vasco invierte en la Universidad pública menos dinero que la
media de las comunidades autónomas españolas; menos del 5% del gasto
universitario se realiza en el País Vasco, muy por debajo de su peso en la
economía española. El Gobierno vasco invierte en la Universidad unos 80
euros por ciudadano vasco, bastante menos que comunidades como Madrid (140
euros), o Cataluña, Canarias o Castilla y León, todas las cuales sobrepasan
los 100 euros por habitante. De hecho, nueve comunidades autónomas invierten
más que el País Vasco en sus respectivas universidades.

La comparación con Europa refleja una situación parecida: solamente una
región de nivel de renta similar al País Vasco (Picardía, en Francia)
invierte menos en sus universidades. Todas las demás (Kassel en Alemania,
Poitou-Charentes, Limusin y Nord Pas de Calais en Francia, Umbría en Italia,
Itä Soumi en Finlandia, West Midlands en Inglaterra y Cataluña son las
regiones que hemos tomado en consideración) realizan un esfuerzo inversor
superior al País Vasco en la enseñanza superior. Los profesores
universitarios vascos cobran aproximadamente 12.000 euros al año menos que
los funcionarios del Gobierno vasco de nivel equivalente, y el gasto por
estudiante universitario es inferior al que se realiza en los niveles de
enseñanza obligatoria.

Este relativo abandono de la Universidad ha llamado la atención incluso de
la Comisión Europea, que en su momento se interesó por averiguar la razón de
la escasa participación de la Universidad en los proyectos de I+D que el
Gobierno vasco presenta a la Unión Europea para ser cofinanciados.

Obviamente, la razón no estriba en que el personal de la UPV-EHU no esté
capacitado para realizar tareas de investigación: la evaluación de los
méritos de los investigadores universitarios vascos, o el hecho de que
muchos centros tecnológicos dependientes del Gobierno vasco tengan que
subcontratar con estos profesores las tareas de investigación básica y
aplicada, avalan más que de sobra dicha capacidad.

La causa de esta desidia de los poderes públicos se encuentra en el modelo
de investigación promovido por el nacionalismo gobernante, que considera, al
igual curiosamente que el ministro español de Ciencia y Tecnología, Joseph
Piqué, que la investigación 'de verdad' es la que realizan las empresas, y
los centros tecnológicos mantenidos a medias por el Gobierno y la iniciativa
privada.

Si este modelo se ha impuesto en el País Vasco -con muy pocos resultados
relevantes, por cierto: menos del 5% de la actividad productiva vasca puede
ser considerada de alta tecnología, un porcentaje muy similar al que había
veinte años atrás- es por la profunda desconfianza política que el
nacionalismo gobernante ha manifestado desde siempre hacia la autonomía de
las instituciones, y en particular hacia la de la UPV-EHU. El régimen
político vasco se ha mantenido sobre la construcción de un sistema muy
complejo de fidelidades articuladas en torno al acceso a prebendas
individuales y recursos públicos canalizados hacia iniciativas privadas. Es
mediante el control de este sistema como, por ejemplo, un consejero de
Educación, que carece de la mínima categoría académica exigida en la
Universidad pública para hacerse cargo de responsabilidades de investigación
o de la más alta gestión administrativa, puede recalar sin solución de
continuidad de la poltrona de gobierno público a la dirección de una
universidad privada, sin mayor escándalo social que un par de artículos en
la prensa local.

Es en un sistema de este tipo donde los nacionalistas gobernantes se sienten
cómodos, y no en un sistema sometido a la transparencia de un proceso
electoral -mediante votación indirecta a través del claustro universitario
como en la LRU o directo como en la LOU- para la elección de rector, o en un
sistema de estabilización laboral y promoción interna basado en el mérito
individual constatable y sometido a la autonomía de la propia comunidad
universitaria, española o, en un futuro, europea.

Si algo requiere la Universidad vasca es precisamente un mecanismo adecuado
de incentivos al profesorado, para incrementar la calidad de la
investigación y la docencia, lograr una mejor articulación de la
investigación universitaria con el tejido productivo y la sociedad, e
integrar nuestra 'alma mater' en el espacio europeo de investigación y en
las redes europeas de alta calidad científica, desde la potenciación de su
autonomía y el refuerzo de su interlocución directa con la sociedad y sus
necesidades.

Pues bien, el Gobierno vasco acaba de sacar un borrador de Ley del sistema
universitario vasco, en el cual las prioridades son facilitar la
canalización de recursos públicos hacia las universidades privadas del
sistema y aumentar el control directo de la Consejería de Educación sobre la
actividad universitaria, por la vía de integrar la formación universitaria
en la ordenación general del sistema educativo, el establecimiento directo
de contratos de investigación con investigadores, departamentos
universitarios e institutos de investigación, la creación de unos cuerpos
docentes e investigadores propios, paralelos y similares (por tanto no
complementarios) a los cuerpos funcionariales, y el control de los
incentivos salariales al profesorado, que la propia LOU considera
competencia de los consejos sociales.

Y para que quede todavía más claro: en el borrador presentado por la
consejera de Educación, a la UPV-EHU no se la denomina por su nombre ni una
sola vez en toda la exposición de motivos. Y el rector de la misma
desaparece como máxima autoridad universitaria de la comunidad, al estar
incluido como uno más entre otros doce miembros de un Consejo de
Coordinación de la Enseñanza Pública Universitaria presidido, ahí sí con
todas las deferencias, por el consejero o consejera de turno.

Si semejante despropósito, que puede llegar a hacer buena la denostada LOU,
llega a ver la luz, el resultado será catastrófico para la educación
superior vasca, que dejaría de tener la consideración de un bien público
sujeto a autonomía y participación social, para convertirse en un
instrumento más en manos del Gobierno para la perpetuación de su sistema
canonjil de reproducción política.

[Nota] * Joaquín Arriola es profesor de Economía de la UPV-EHU e
investigador de Bakeaz.

                           ------------------

ALGUNOS PENSAMIENTOS CRUDOS ACERCA DEL NÚMERO 168 DE LA REVISTA 'MÁS ALLÁ'
Por: Pablo Villa

Más Allá nº 168
En principio la cosa se presenta apetecible. Y es que este ejemplar viene
con un regalo. Nada menos que una reproducción bastante aceptable del mapa
de Piri Reis, ese tan famoso en el que todo el mundo ve cosas raras. Es a
escala 1:1 respecto al original e incluye la traducción de los textos.
Bueno, significa que ya hemos amortizado parte de los 2,90 euros que cuesta
la publicación.
Editorial de Javier Sierra. Se titula '¿Clonación bíblica?' Y nos cuenta que
"uno de los encuentros cercanos más increíbles que se conocen dentro del
campo de la ufología fue el que protagonizó en 1973 un periodista francés
llamado Claude Vorilhon". ¿Les suena? A menos que ustedes hayan pasado los
últimos meses recluidos en una estación meteorológica aislada en el Ártico,
seguro que sí. Sierra nos habla de Däniken, Raël y la clonación, pero como
no dice nada demasiado interesante, pasamos página.

Las páginas  4 y 5 son de sumario.

Páginas 6 y 7. Noticias: '¿Saludos desde el más allá?' No, no se trata de un
artículo sobre cómo nos puede saludar Josep Guijarro, sino de un reportaje
de los inefables Marisol y José Antonio Roldán sobre un fantasma que habita
en un supermercado de la cadena Champion, en Barcelona. Al parecer, un
espectro invisible que lleva una camisa a cuadros (sic) se dedica a saludar
a la gente que circula por el establecimiento. 'Un fantasma educado', dice
uno de los ladillos. Los empleados lo llaman "el señor de la camisa a
cuadros" que dice "hola". Marisol Roldán aparece en dos de las tres fotos.
¿Qué quieren que les diga? Es como de 'National Enquirer'.

Páginas 8 y 9. Más Noticias del tipo 'Fantasmas en el Palacio de Gobierno de
Brasil', 'Monstruos marinos en Islandia' y 'El Bigfoot se pasea por Texas'.
Creo que estoy demasiado mayor para estas cosas. Y más 'noticias' en la 10:
Destacan los titulares 'Veneran los genitales de la Virgen María sin saberlo
' (Se refiere a la Orden de la Jarretera) y 'Los vaticinios para 2003, según
los santeros cubanos'. Ustedes mismos.

La Página 12 habla, entre otras cosas, del descubrimiento de la ciudad
sumergida de todos los meses. ¿O es que no se habían fijado en que Más Allá
habla de una ciudad sumergida en todos y cada uno de sus números? Pues esta
vez es en Taiwán y como de costumbre la cosa es de una rigurosidad
científica a toda prueba. Lean, lean: "Según el historiador Ling Sheng-yi,
director de la Alianza Cultural de los Ketagalan de Taiwán, dicha
civilización estaba en contacto con alienígenas y OVNIs...".
La 12 trae el mejor titular de la revista con diferencia: '¿Busca Bush en
Irak el Arca de la Alianza?' Tan razonable teoría es sostenida por un sujeto
que se llama Michael Johnson, miembro del Ancient Astronaut Society. Como se
ve, una fuente de toda solvencia. Atentos: "George Bush padre habría
buscado, sin suerte, el Arca de la Alianza durante la guerra Golfo. Ahora su
hijo quiere terminar el trabajo". Asombroso. Me pregunto si José María Aznar
está al corriente de esta situación.

Nos saltamos varias páginas hasta llegar a la 18, donde empieza el
fascinante reportaje "Los mapas secretos de Colón", firmado por el 'dire'
Javier Sierra, que, como no podía faltar, sale en una foto con el facsímil
del mapa de Piri Reis. Les juro que he intentado leer el artículo, que cubre
ocho páginas, nada menos, pero la cansina sensación de dejá-vu que me invade
a partir del tercer párrafo ha convertido la tarea en un imposible. Es el
mismo cuento de siempre sobre el dichoso mapa. Sierra no parece haberse
enterado de que los supuestos misterios relacionados con el documento han
sido desmontados por la crítica historiográfica. ¡Pero atención! ¡En la
página 24 hay una foto de Erich Von Däniken con un ejemplar de Más Allá en
las manos! Parece estar pensando: "¿cómo es posible que 30 años después
estos tipos sigan diciendo las mismas tonterías que yo?". Un momento, ¿qué
hace una foto de Art Garfunkel en la misma página? No es una revista
musical... ah, no, que no es Art Garfunkel, es Robert Schoch, el geólogo que
dice cosas raras de la Esfinge.

Las páginas 26 a 29 también corren a cargo de Javier Sierra. Se ve que Josep
Guijarro se fue de vacaciones y Sierra ha estado sobrecargado de trabajo. Es
una entrevista con Ruggero Marino, un señor muy simpático que ha publicado
la teoría heterodoxa número 46.876.397.521 acerca de Cristóbal Colón. Esta
vez se trata de que el descubridor
genovés-mallorquín-vasco-gallego-templario-del Priorato-de-Sión formaba
parte de un Plan urdido por el Papa Inocencio VIII, que fue ocultado por
Alejandro VI. La clave de todo el tinglado está en el epitafio de Inocencio
VIII. Javier Sierra posa en una foto con el signore Marino.

Las páginas 30 a 32 son cartas de los lectores. Atención a esta: "En
septiembre de 2002 vi en sueños, con bastante claridad, que George Bush, el
presidente de EE UU, morirá en un accidente de helicóptero antes del final
de 2003". Firmado: José María González. ¿Ven? Así es como se deben predecir
las cosas, echándole un par, no como Anthony Blake, a toro pasado.
La página 32 se dedica a comentar las fotos de presencias que el ojo no ve,
pero la cámara capta, enviadas por los lectores. Esta vez se trata del
reflejo de un flash en el cristal de un autobús, como indica con acierto el
redactor J.G.T. Si la autora de la fotografía quiere una segunda opinión,
que se ponga en contacto con Bruno Cardeñosa, experto en la materia.

Koldo Aldai dedica las páginas 34 a 38 a contar la vida y obra de un tal
Llum de la Selva, una especie de santón freak catalán. A mí estos personajes
me dan repelús, así que paso página.
'El fantasma de la ballena alegre', se titula el siguiente texto con doble
firma de lujo: Manuel Carballal y Miguel Blanco. Esto va mejorando.
¿Recuerdan La Ballena Alegre? Es el legendario sótano del madrileño café
Lyon que acogió las tertulias de ufología bizarra conducidas por el mítico
Fernando Sesma, en las que se disertaba sobre la naturaleza de los pollos
ummitas, entre otras cuestiones. Al parecer, el local se ha convertido en
uno de esos pubs irlandeses tan de moda en estos días. Según su dueño
actual, tras importar elementos decorativos procedentes de iglesias
irlandesas, el lugar ha sido ocupado por una presencia que el ojo no ve,
pero la cámara capta. Hay una foto que ha sido analizada por un señor
llamado Cayetano M. "que no desea ser identificado como analista de casos
paranormales por su responsabilidad profesional ajena a estos temas". El
estudio parece realizado mediante Ful Espectrum Zumix, o algo similar, y no
indica fraude alguno. Este fantasma también saluda y llama a los camareros
por su nombre. Carballal y Blanco deberían considerar la posibilidad de que
se trate de "el señor de la camisa a cuadros" que dice "hola" del
supermercado Champion. Y también deberían enseñarle la foto a Bruno
Cardeñosa para pedir una segunda opinión.
A continuación viene un reportaje fotográfico gore dedicado a Gunter Von
Hagens, que es este 'artista' con nombre de vampiro que hace cosas raras con
señores muertos. No sé que da mas miedo, si los señores muertos o el propio
Gunter Von Hagens, que parece salido de 'La Niebla' de John Carpenter.

¡¡¡¡AAAAAAAAAAHHHHH!!!! Es imposible saber qué causa más shock, si las fotos
de Gunter Von Hagens de la página 46 o el anuncio que ocupa la 47 ¡¡¡que es
de Octavio Aceves!!!!! Atentos: "... Lo suyo es como un sacerdocio capaz de
sosegar las almas turbadas por la incertidumbre..." (La Vanguardia). Bien,
llamen al 91 542 9181 en horas de consulta (lunes a viernes 16:00 a 21:00) y
pregunten los precios del 'sacerdote'. También pueden pasar un rato
divertido viendo la sección de fotos de http://www.octavioaceves.com No se
pierdan la parte dedicada a su época de modelo de ropa interior masculina en
París.

El siguiente reportaje, de siete páginas de extensión, está dedicado a
glosar la aventura egipcia de René Guénon que, por si no lo saben, fue el
esoterista más aburrido, pesado y prolífico del siglo XX. Probablemente, en
toda España sólo hay tres personas que vayan a leer este artículo con
interés: José Luis Calvo, Julio Arrieta y Zenón Sanz. Con su permiso, me
salto esta parte.

'Salud alternativa', reza el encabezamiento de la página 56 (¡todavía estoy
en la 56, a mitad de revista!). Magnetoterapia, imanes terapéuticos, "adiós
al dolor", hola al timo.
Huyamos.

'¿Por qué funciona el péndulo?', se pregunta Julián G. Roldán en otro
artículo, que se presenta ilustrado con una foto del experto José María
Pilón. Esto está empezando a ponerse duro, muy duro... Lo siento, me rindo.
Esto es demasiado para cualquiera con la cabeza en su sitio. Lo siguiente es
una entrevista con un cabalista. ¡Estamos en 2003 y en Más Allá entrevistan
a un cabalista! Lo siento, tiro la toalla. No, mejor tiro la revista y me
quedo con el mapa de Piri Reis.

                           ------------------

EN HOMENAJE A ROSALIND FRANKLIN, LA MADRE DE LA GENÉTICA
Por: Glenys Álvarez

La corta vida de Rosalind Franklin estuvo llena de obstáculos. La primera
mujer en fotografiar la molécula del ADN y descubrir la estructura de
nuestra composición genética, murió sin ser reconocida por sus logros. En
1962, cuatro años después de su muerte y durante la entrega de los premios
Nobel a la medicina, el nombre de Franklin brilló por su ausencia.
Curiosamente, su trabajo fue decisivo en el descubrimiento del ADN en 1953.

Pero Rosalind tuvo dificultades para obtener lo que quería desde el
principio. A pesar de haber nacido en una familia adinerada de Londres, la
científica tuvo que luchar con los problemas de ser mujer a principios del
siglo XX. Rosalind nació en 1920, en el seno de una dinastía judía que
decían ser orgullosos descendientes del Rey David.

Los parientes de Rosalind acogieron durante el régimen y la ocupación Nazi a
muchos judíos refugiados. En una ocasión, la joven compartió su habitación
con un jovencito cuyos padres habían sido enviados a campos de
concentración.

A los quince años, Franklin decide estudiar ciencias y toma el examen para
entrar a la Universidad de Cambridge. Lo pasó con honores. Sin embargo, su
padre no aprobaba que las mujeres fueran a la universidad y se negó a pagar
sus estudios. Por suerte, una tía lo desafió y decidió encargarse de las
cuentas. Al final, la tía junto a la madre de Rosalind convencen al padre,
quien no sólo paga por sus estudios sino que se convierte en el confidente
de su hija. Ella le escribiría, en el verano de 1940: "la ciencia y la vida
diaria no pueden ni deben ser separadas. La ciencia, para mí, provee una
explicación parcial de la vida. Hasta donde puedo observar, está basada en
los hechos, la experiencia y el experimento".

Rosalind se graduó en 1941 y enseguida comenzó un doctorado. Su especialidad
residía en la química y la física molecular. Antes de cumplir 26 años ya
había publicado cinco experimentos sobre la composición molecular del carbón
y la mejor forma de usarlo durante la guerra. Los que la conocieron dicen
que adoraba los hechos. Era terca, directa, rápida y no vacilaba para tomar
una decisión.

Al finalizar la guerra en Europa, Franklin se va a Francia donde permanece
tres años hasta que es invitada por la Universidad de King para que continúe
con sus trabajos sobre el ADN. La ciencia de la genética estaba por nacer.
Sin embargo, la estadía de Rosalind en la universidad británica no comenzó
con buen pie.

Un malentendido administrativo originó una antipatía con su compañero de
trabajo, Maurice Wilkins. Rosalind pensaba que el proyecto era solo de ella,
Maurice sostenía que él estaba a cargo. Ella lo trataba como a un asistente
mientras él intentaba tomar las riendas.

Franklin ya había realizado uno de los descubrimientos más importantes del
siglo. En febrero de 1953 escribió en sus cuadernos que la estructura del
ADN estaba compuesta por dos cadenas. Además, Franklin tomó la primera
radiografía de la famosa doble hélice y notó que los grupos de fosfatos iban
por fuera y que el ADN existía en dos formas. Rosalind también había medido
de manera precisa la unidad celular más pequeña de cristal de ADN.

Pero Franklin no estaba cómoda en King. Se llevaba mal con Wilkins y se
sentía aislada por ser judía en una universidad predominantemente católica.
Parte de la población en King estaba compuesta por estudiantes seminaristas
de la iglesia. Además, sólo ocho mujeres más estudiaban ciencias en todo el
lugar, ninguna de ellas era judía. A punto de terminar el proyecto, Rosalind
lo abandonó todo para instalarse en otra universidad.

Pero otros dos químicos, James Watson y Francis Crick, estaban a punto de
descubrir lo que Franklin no sólo sabía sino que también había observado.
Watson viajó a la Universidad de King en esa semana. Allí, Wilkins le mostró
los apuntes de Rosalind y la radiografía del ADN. Watson diría más tarde que
al ver aquello, "el corazón comenzó a latirle rápidamente".

Semanas después, Watson, Crick y Wilkins, publicaban los estudios que le
ganarían el premio Nobel en Medicina. Mientras, Rosalind se instalaba en la
Universidad en Birckbeck, donde pasaría felices momentos estudiando virus.

Hasta el momento, no existe evidencia alguna de que Rosalind se enterara
posteriormente que Watson y Crick habían visto su trabajo a través de
Wilkins y Max Perutz del Laboratorio Cavendish, antes de publicar sus
experimentos.

Curiosamente, Franklin, Watson y Crick se hicieron buenos amigos. Los tres
científicos comenzaron a colaborar luego de que se publicaran los estudios
sobre el ADN en la revista científica Nature. Más tarde viajarían juntos por
Europa y Rosalind se refugiaría en la casa de Crick en los peores momentos
de su enfermedad. Pero ellos nunca le agradecieron directamente por su
trabajo ni mencionaron haberlo visto antes de publicar los suyos.

Irónicamente, la Universidad de King, el lugar donde Rosalind pasó sus
peores momentos, le ha dedicado un edificio a la científica. El plantel se
llama Franklin-Wilkins, en honor a la "pareja-dispareja".

Pero los homenajes al trabajo de Franklin llegaron muy tarde. La madre de la
genética murió en 1958 de cáncer en el ovario. Tenía 37 años.

Cuatro años más tarde, tres hombres disfrutarían del premio más alto a la
labor científica gracias a ella. Pero nadie mencionó entonces su nombre. Las
leyes del premio tampoco permitían que lo recibieran científicos después de
morir. Sólo años después de la muerte de la mujer, Watson y Crick
confesarían, durante entrevistas y biografías, que sin el trabajo de
Rosalind Franklin les hubiese sido imposible publicar sus experimentos tan
rápidamente.

No obstante, para Rosalind el estudio de la estructura del ADN nunca se
trató de una carrera. No sabía que otros luchaban por llegar primero a una
meta que ella había decidido guardar en una maleta y posponer su búsqueda
hasta conseguir sentirse más cómoda con su vida.

Fuentes:

Brenda Maddox, de su artículo, "The double helix and the wronged heroine",
escrito para Nature por la celebración de los cincuenta años del
descubrimiento del ADN.

Rosalind Franklyn, la dama oscura del ADN, excerpt from:
http://www.chron.com/cs/CDA/story.hts/ae/books/ch1/1663660

También en PBS: http://www.pbs.org/wgbh/aso/databank/entries/bofran.html

                           ------------------

LOS "EXPEDIENTES X" ESPAÑOLES: UNA DE ESPÍAS
Por: Alejandro Agostinelli

En su última obra, Manuel Carballal ofrece enigmas, archivos secretos y
trémulas conjuras. Pero pocos datos verificables. Una solitaria y quijotesca
aventura que da pie para analizar el papel del periodismo especializado en
misterios. ¿Es su estilo novelado un 'expediente' para disimular la falta de
información?

LOS EXPEDIENTES SECRETOS.
El Cesid, el control de las creencias y los fenómenos inexplicables.
Por Manuel Carballal. Editorial Planeta 2MIL1.
Primera edición: marzo de 2001. Cant. de páginas: 497.

"Para Alejandro Agostinelli, querido compañero en la eterna duda. Lo
importante no es lo que creemos, o no creemos, sino el grado de fanatismo
con que lo vivimos", leo en la dedicatoria que escribió Carballal en la
carátula de "Los Expedientes Secretos". Simultáneamente, otro amigo,
Alejandro Parra, a la sazón portador del mismo libro desde la Península
Ibérica, me pide que comente ésta, la última obra de Manuel Carballal.
"Mmm... ¡Qué compromiso!", me dije. Me sentí atrapado. ¿Porqué? Conozco al
ufólogo gallego desde hace más de diez años. Nos escribíamos desde tiempo
antes, pero en 1991 coincidimos en un congreso en El Vendrell, cerca de
Barcelona, organizado por otro amigo común, Joan Basseda. Yo no lo sabía
tanto de él y al principio parecíamos acordar en todo. Bueno, en casi todo:
una noche le dije al pasar que ufología y ufos existían, según mi opinión,
porque ¿a quién no le gusta escuchar una buena historia? (Ya sé que el
asunto es mucho más complejo; yo sólo le quise exponer un concepto, no una
verdad revelada.) "No lo veo así", repuso. "Para mí -continuó- existen al
margen de nuestras expectativas". Pensábamos diferente. A pesar de eso, o
quizá gracias a eso, simpatizamos. Luego nos volvimos a ver o a escribir de
vez en cuando. Hace un par de años, un malentendido nos distanció. La
simpatía mutua, para mí, seguía intacta, y así lo confirmó su cariñosa
dedicatoria. Todo esto es un fárrago demasiado personal -lo siento-, pero
quiero dejar asentado que el peso de esa amistad ahora me preocupa: los
humores hispanos son hipersensibles a la crítica y no me gustaría que esa
relación condicionara este comentario. Y, si lo hace, prefiero dejarlo claro
de entrada (1).

Pero cuidado, que se me entienda bien: no estoy preparando el terreno para
destrozar su trabajo ni mucho menos, ya que el apasionado en fenómenos
extraños y creencias paranormales agradecerá esta obra, que le servirá para
enterarse de muchos pormenores de la cuestión en España, escritos por
alguien que se acercó, tal vez menos peligrosamente de lo que nos quiere
hacer creer, al punto de vista de los agentes secretos, compartiendo aquí
sus experiencias, algunas instructivas y otras sumamente entretenidas.
"Mira, Manuel -le confió un inspector jefe-; si a mí me viene un vidente a
la comisaría y me dice dónde está Anabel Segura y yo la encuentro donde me
ha dicho, lo primero que hago es detenerlo a él. Y luego me va a explicar
muy despacito cómo sabía dónde estaba". Diálogos como éste, diseminados en
diferentes capítulos, reflejan apasionantes escenarios tras bambalinas. Por
lo demás, Manuel no rehuye a ninguna técnica para hacerse de la información:
puede fingirse cliente de una prostituta en La Habana para dar con el
paradero de un santero reclutado por los servicios secretos de Fidel Castro
(pp. 13-18) o lanzarse al vacío desde 4.000 metros de altura para colarse en
un grupo de paracaidistas y ganarse la confianza de agentes del Cesid
(Centro Superior de Información de la Defensa), quienes le revelarán
informes sobre OVNIs del Ejército del Aire que -como no hallará entre los
desclasificados- considerará "confidenciales" (p.250). El morbo con que
describe las barreras que debe sortear para hacerse con ciertas
declaraciones le agrega sal y pimienta a un libro que -sin esos
ingredientes- se tornaría insípido: ciertamente, muchos investigadores -los
mismos que Carballal sindica como "colaboradores de Defensa en ocultar la
verdad" (p. 324)- son capaces de despachar en pocas carillas lo que él
necesitó un capítulo entero del libro, tal el caso de sus malogrados
intentos por desvelar encubrimientos al estilo Roswell en territorio español
(2), para desembarcar a conclusiones incontrastables. No resisto el deseo de
acotar que las falacias con que descalifica a ufólogos escépticos como
Vicente-Juan Ballester Olmos alcanzan un grado de patetismo aún más
perturbador cuando, por otro lado, a J.J. Benítez, algo así como el Fabio
Zerpa español, lo considera un "investigador" digno del mayor respeto...

¿"Algo más" o "algo menos" que la verdad?

A diferencia de sus títulos anteriores ("Los Peligros del Esoterismo", "El
Síndrome del Maligno", "Secuestrados por los OVNIs", "La Ciencia Frente al
Misterio" y "OVNIs y Pilotos") éste es el más pretencioso. Tal vez...
demasiado. No le teme a ninguno de los grandes interrogantes. "¿Y si además
de los videntes usados como desinformadores, los mitos esotéricos como
propaganda, las sectas como campo experimental psicológico, o los OVNIs que
ocultan pruebas militares, hubiese algo más?", es "la" pregunta.

Pero ¿y si en vez de algo más hubiese... algo menos? Digamos ya mismo
que -si hubiera algo más-... no sabe/no contesta. Por el contrario, este
libro de Carballal es su mejor intento por rellenar estas cuatro
afirmaciones, a las que da por probadas en aquella laaaaarga duda. A modo de
juego mental, veamos qué sucede si enfrentamos esas ideas con otras tantas
de signo opuesto:

¿Son los videntes ante todo desinformadores manipulados o... pueden,
ocasionalmente, ser aprovechados por algún funcionario vivillo, confiado que
tendrá cien años de perdón?

¿Los mitos esotéricos son especialmente utilizados como herramientas de
influencia social o... en los orígenes de toda ideología hay un nutriente
religioso, mágico o pseudocientífico que no es determinante para poner en
marcha movimientos sociales complejos como el nazi?

¿Es habitual que las minorías religiosas sean campo orégano de científicos
sociales chiflados o... sectas sintéticas como UMMO son excepcionales y
están condenadas a la extinción?

¿Son las pruebas militares lo que justifica la existencia de la mitología
OVNI o... de vez en vez aparecen uniformados dispuestos a "dejar creer" en
platos voladores para ahorrarse explicaciones (sin por ello pretender
ocultar nada en especial)?

Para elegir cualquiera de estas opciones hace falta algo más que unas
cuantas anécdotas. Además, podríamos preguntarnos si tales disyuntivas
tienen sentido a la luz de las evidencias disponibles. Sin ser
necesariamente malpensados, cabe advertir que el autor se encuentra
recostado en una atmósfera oportuna -la moda conspiranoica impuesta por
series como "X Files" (que, pese a entregar el título de la obra, no aparece
mencionada ni una vez)- para dirigir la atención a su
especialidad -demostrarnos que "la realidad supera a la ficción"-, para lo
cual no cejará en su empeño por infiltrarse en la "zona prohibida de la
verdad". Esa que los gobiernos, los servicios de inteligencia y los
militares pretenden ocultar... porque la verdad... ya sabe: está siempre ahí
afuera.

Un escéptico que toma en serio ¡a Uri Geller!

Al dar vuelta la página 484 de "Los Expedientes Secretos", a uno le queda la
sensación de haber acompañado al autor a una aventura que llega a tornarse
tan solitaria como quijotesca. No encuentro mejores adjetivos para describir
a su esfuerzo por atrapar una "verdad" frágil como una burbuja y quizá tan
escurridiza como magnificada. Los testimonios que Carballal presenta son,
salvo contadas excepciones, más anecdóticos que documentados, aunque admito
que este asunto es materia opinable. Sin embargo, las "verdades" que
presenta son sospechosamente escurridizas. En todo momento, el autor parece
"a punto" de rescribir la "verdadera historia", aquella que
los-villanos-que-detentan-el-Poder-escamotean-a-los-pobres-ciudadanos-víctim
as-de-la Gran-Manipulación. Pero, a la vez, los datos que él mismo confiesa
necesitar para que sus hipótesis "cierren" se vislumbran en la lontananza,
casi siempre bajo la forma de una promesa pendiente de corroboración. Y digo
que sus "verdades" están magnificadas porque a menudo agranda hechos o le da
aire a personajes impresentables.

En este sentido, Manuel adolece de la costumbre de poner el carro delante
del caballo. Veamos un ejemplo. En el capítulo 5, "La guerra de las mentes",
donde avanza en su intento por demostrar la utilización de los espías
psíquicos por las agencias de inteligencia, empieza citando elogiosamente a
Uri Geller (pp.113-122), a quien investigadores como James Randi, Richard
Feynman, Martin Gardner y Ramos Perera descubrieron más de una vez con las
manos en la masa y acabaron ofreciendo evidencias más que convincentes para
retratarlo como un embaucador profesional. Carballal, sin embargo, omite
señas biográficas nada menores de Geller (por ejemplo, que antes de
declararse psíquico trabajó como ilusionista en Israel) y ensalza las
defenestradas investigaciones de Russell Targ y Harold Puttoff.
"(Geller) -escribe Carballal- obtuvo críticas favorables de los científicos
que lo analizaron y los más vilipendiados ataques de quienes nunca lo
analizaron personalmente" (p.117). Reivindicación y descalificación
sorprendentes para quienes conocen el otro lado de la historia (3).

Geller le confiesa que la CIA le encargó que "bombardeara telepáticamente" a
un ministro soviético durante la firma de un Tratado de Desarme Nuclear (p.
122). Tales declaraciones merecen tanto crédito como su revelación de que
John Lennon le regaló un artilugio extraterrestre: "Nunca (lo) he llevado a
analizar -le dijo Geller- por miedo a que los científicos me digan que es
algo fabricado por el hombre" (p.121). Con todo, Carballal inicia su ronda
de entrevistas con gente del Cesid para ¡intentar contrastar las
informaciones que le había facilitado el propio Geller! Ahora, ¿qué
informaciones le dio el mentalista israelí? En el libro no aparecen: sólo
leemos las fábulas con las que desde hace años Geller trata deslumbrar
incautos mientras se autoglorifica...

Aún así, Carballal, siguiendo al sociólogo Marcelo Truzzi, aclara que no le
interesa probar si los videntes son efectivos o no, sino si son útiles.
"Incluso si son un fraude pueden tener una utilidad práctica", escribe,
convencido de que el más estéril fisgoneo psíquico puede lograr milagros
tales como la rendición incondicional de un criminal crédulo...

A veces, Carballal actúa como un "racionalista duro" (y es aquí cuando
alguien podría aplicar los mismos argumentos que él usa para desacreditar a
los escépticos, a quienes ataca por hacerle críticas parecidas a las que le
hago en estas líneas). En el capitulo 2, titulado "La policía paranormal" y
tal vez uno de los más elaborados de la obra, queda claro que los adivinos
devenidos en espías no aciertan ni de carambola. Pero, de pronto,
abrazándose de historias anecdóticas como las que le confiaron de la "bruja
buena" Maritxu o el padre José María Pilón, llega a conclusiones ambiguas,
innecesarias y desconcertantes: "Por lo general, salvo contadas excepciones,
no creo que tales capacidades, de las que presumen los videntes
profesionales, existan" (p.102). ¿En qué quedamos? ¿No cree (en tales
capacidades) o... existen "contadas excepciones"? ¿A cuenta de qué el autor
revaloriza un enigma tras haberse tomado el trabajo de desbaratarlo?
Misterio... (4)

El llanero solitario persiguiendo... ¿pompas de jabón?

El carácter solitario de las andanzas de Carballal a través de la casuística
misteriosa -decir paranormal sería restrictivo- no es un énfasis mío sino
del propio autor. "Este libro -escribe en la presentación- es fruto de una
investigación individual. El único apoyo que he recibido de servicios,
asociaciones, empresas o colectivos de otra índole ha sido... ninguno" (p.
9). Con el correr de las páginas, el lector sabrá que eso que parece una
queja es, en rigor, una declaración de principios: "...la ventaja de
trabajar solo es que no debes someterte al criterio comercial de una
publicación o a la inquisitorial censura que imponen ciertos estamentos
oficiales" (p. 265). A Carballal -lo digo con la confianza que me otorga
contar con su amistad- le encanta mostrarse como un enfant terrible,
pretensión chocante cuando se manifiestan indicios que la contradicen.
Carballal declara no comulgar con los 'mercaderes del periodismo paranormal'
(se supone que el de los que dirigen las revistas esotéricas españolas,
aunque las principales son tres y sólo parece tener problemas con una de
ellas) ni, mucho menos, con los 'seudoescépticos', como le llama a los
investigadores críticos que para él son "sospechosos de colaborar con los
servicios de inteligencia". Y ésta "tercera posición" acaba siendo un gesto
políticamente correcto de cara a un lector que creerá estar leyendo un
trabajo independiente de aquellas "fuerzas en pugna".

Carballal parece seguir el lema, tan caro a los equisófilos, "nunca confíes
en nadie". Su aventura también es solitaria en este sentido: por razones
bastante caprichosas, desestima otras fuentes, otros investigadores, otros
autores: sus apuntes se refieren a un asunto absolutamente personal y no
confronta evidencias divergentes con nadie, a menos que sea para
ridiculizarlas. No sólo sigue esta línea en el caso Geller, su psíquico
favorito, sino cuando toca de refilón el Proyecto Stargate (p.130), sin
mencionar por qué se canceló el programa (5), y tampoco lo hace cada vez que
discute un caso OVNI donde, ineludiblemente, adivina la intención de
"desinformar" si un investigador que no le cae simpático llegó a
conclusiones diferentes de las suyas.

Y, frente a esas arbitrariedades, uno queda confundido a la hora de imaginar
los razonamientos que siguió para valorar la credibilidad de informantes,
testigos o presuntos dotados. Su investigación sobre la intervención de
videntes españoles y el fantochesco desembarco de la empresa psíquica
norteamericana PSI-TECH durante el secuestro de Anabel Segura, por ejemplo,
podría haber sido impecable si no hubiera intranquilizado al lector
mencionando que encargó ¡un estudio grafológico! para calibrar la
personalidad de uno de los raptores (p.65-66). Al affaire UMMO (un
inquietante fraude donde ufófilos de todo el mundo fueron expuestos a
presuntas cartas extraterrestres), Carballal le dedica un apretado capítulo
con información poco conocida para el gran público, lo que es de celebrar.
Pero el lector avisado no podrá permanecer indiferente cuando afirma que
existió "una segunda secta sadomasoquista" creada por José Luis Jordán Peña,
el artífice del fiasco, porque... ¡el propio Jordán Peña se lo dijo! No se
advierte ningún intento por confirmar sus dichos, y lo digo consternado:
hace años le sugerí que caía de maduro corroborar la existencia de la
alegada secta por la sencilla razón de que Jordán hizo de la mentira una
forma de vida (p. 431). Asoman, en fin, las mismas dudas cuando da por buena
la sospecha de que el Cesid participó en el montaje ummita basándose en
confidencias mínimas, sin una sola entrevista en "on" o documentos que las
respalden (pp. 425-438). Y no, la verdad es que cinco frases no alcanzan
para sostener que "la génesis del engaño va mucho más allá de una inocente
broma, como siempre pretendieron los siniestros seudoescépticos, y mucho más
allá del 'experimento científico' que pretende Jordán" (pp.430). También nos
desorientará descubrir que utiliza el libro para enviar contraseñas a
confidentes, espías o colegas ("A ti te tocará, Serrucho, dar a conocer o no
ese documento... Yo me reservo otro video y unos fotogramas del tuyo...)
(p.414) [¿?].

A mí me gustaría saber, por ejemplo, si es cierto que, en abril de 1982, un
submarino norteamericano proyectó una imagen holográfica de la Virgen frente
a la bahía de La Habana en el contexto de una operación de guerra
psicológica contra el gobierno comunista de Fidel Castro. O si es verdad que
la CIA planificó desestabilizar Cuba propagando la creencia de que Fidel era
el anticristo profetizado en el Apocalipsis de San Juan (pp. 235-244). Estas
historias suenan a ciencia ficción, pero a Carballal le daría una
oportunidad si su única fuente con nombre y apellido no fuese un general, ex
viceministro de seguridad de Mongolia, con el que había bebido "un par de
vodkas de leche de camella" en el curso de una enigmática expedición
Vórtice-99 (?)... aventura siberiana que no volverá a mencionar en el resto
del libro. Es que -por defecto- las dudas justificadas acaban contaminando
posibles datos fidedignos. Y enfatizo lo de justificadas porque, como en el
caso de la "aparición mariana contrarrevolucionaria" del Malecón de La
Habana, Carballal parece haber viajado más de una vez a Cuba y -ya que
estaba-, podría haber procurado testimonios o documentos menos endebles.
Pero no, regresó con las manos vacías (aunque no lo confiesa: simplemente se
nota). Ergo: la ausencia de otras fuentes obliga a mantener a estos datos,
que podrían ser preciosos, en cuarentena.

La paradoja del denunciante de conspiraciones

Al promediar estos comentarios, califiqué a su aventura de quijotesca. Me
explico: a lo largo del libro se advierte un casi obsesivo empeño en
justificar el título. Me parece rayano en la desmesura acometer una obra de
casi medio millar de páginas con el propósito de fundamentar el accionar
"manipulativo" de los servicios secretos españoles en las más diversas
creencias paranormales, para acabar descubriendo que prevalecen deducciones
detectivescas antes que evidencias consistentes. Por cierto, cuesta hallar
la clase de datos no ya digamos capaces de desbancar gobiernos sino... de
justificar el robo de su computadora (cosa que dice le sucedió poco antes de
entregar su manuscrito a la editorial) (p.157).

Carballal "quiere y no quiere" ser espía. Se nota que disfruta viviendo
situaciones límite y sabe que ellas le dan miga para que sus crónicas tengan
el imprescindible touch dramático. Pero, qué vamos a hacer, su libro no
prueba que "la realidad siempre supera a la ficción". A veces, como, en el
caso UMMO o la comedia de enredos paranormal alrededor del secuestro de
Anabel Segura, sí. Pero otras es decepcionante y el desafío consiste en
convertir al desengaño en conocimiento... siempre pasible de un tratamiento
casi tan divertido como la mejor ficción (¡lo que pasa es que da trabajo!).

Para terminar, siento confesar que "Los Expedientes Secretos" no es la obra
de autor que me hubiera gustado leer de Carballal: la credibilidad de los
datos que salpica aquí y allá en sus abigarradas crónicas -que a menudo
tocan demasiados temas a las vez, yéndose por las ramas y desorientando al
lector- suelen depender del margen de confianza que decidamos otorgar a sus
informantes... casi siempre tan anónimos como los corresponsales del planeta
UMMO. Así las cosas, la hipótesis según la cual organismos oficiales como el
Cesid conspiran en las sombras manipulando las creencias populares... no
cierra: queda pendiente para otra ocasión, en la que -"si nadie se interpone
en su camino"-, Carballal revelará todo lo que sabe.

Queda una última pregunta abierta. Si el autor no cumple con lo que el
título promete, ¿quién es responsable de que el mundo ignore "la verdad"?
¿Los funcionarios de Defensa? ¿Los soplones rentados, que nunca nadie a
quién responden? ¿Las revistas esotéricas, que aspiran a aumentar la venta?
¿Los escépticos militantes, que explicándolo todo cooperan sepultando
verdades más extraordinarias? ¿Carballal, que parece naufragar en el
intento? ¿Las cosas siguen igual que antes porque los conspiradores
consiguieron derrotar al solitario Manuel en una pulseada colosal? ¿O
debemos concluir que los esfuerzos del autor se reducen a novelar sucesos
triviales?

Los servicios de inteligencia españoles estarían dispuestos a desechar este
último interrogante. Según parece, consideran a Manuel un adversario digno:
"Joder, es una pena que seas tan independiente. Tú en el servicio tendrías
futuro...", le confió uno de ellos. Carballal, a renglón seguido, desliza:
"La verdad es que no era la primera vez que un agente del Cesid me hacía
comentarios parecidos, aunque parece ser que mi individualismo compulsivo no
está hecho para el espionaje... Y mis lealtades son para una verdad mucho
más trascendente y universal que la soberanía nacional. Lo que no ha
impedido que se me hayan hecho generosas ofertas económicas que jamás he
aceptado. Sospecho que otros ufólogos españoles sí aceptaron esas
proposiciones [económicas]..." (p.322)

En plan de seguirle la corriente, ¿por qué no creer que la obra de Carballal
es otra pieza más dentro del tinglado de la Gran Conspiración? Los agentes
que actuaron como sus informantes, ¿no estarán tratando de hacerle pisar el
palito, forzándolo a creer en aquello que quieren que crea? Estas
preguntas -que espero nadie tome en serio- son puro entretenimiento retórico
(eso sí, inspiradas en las mismas fuentes: Jacques Vallée, John Keel,
X-Files...). Realmente, no pienso que alguien pueda estar interesado en
manipular las creencias de Carballal. Pero el lector, sobre todo aquel que d
esde el principio tuvo en cuenta el cariño que siento por el autor,
imaginará cuánto me costó verme en la obligación ética de plantearme éste,
el más serio de mis interrogantes: ¿Carballal denuncia aquí un oscuro
complot o... gran parte de su obra es un mero juego de pirotecnia verbal?
Dejo a los potenciales entusiastas de su libro con esta única inquietud.

Referencias:

Aún así, creo que no existe amistad genuina si no nos sentimos libres de
hacer una crítica sincera: la amistad se nutre más de la disidencia que de
la apología hipócrita: la crítica complaciente o el disimulo, creo yo,
constituyen una falta de respeto al autor, al lector y a nosotros mismos.

Confróntese el capítulo 5, "Un arma llamada miedo", con el artículo
"Gastronomía de los 'Roswell' a la española", por Manuel Borraz, en La Nave
de los Locos N° 6, enero 2001, pp-22-25.

Ver Randi, James. "Los fraudes paranormales", Ed. Tikal, 1994 (ver Capítulo
7, "Los Laurel y Hardy de la parapsicología", pp. 143-173). También ver de
Ramos Perera, "Uri Geller al descubierto". Sedmay Ediciones. Madrid, 1975.

¿Misterio? Bueno, no tanto: del "nuevo periodismo" español especializado en
misterios, sigue faltando el libro que represente un verdadero corte de
manga a los criterios estándar que suelen encorsetar a estas publicaciones.
Que los datos hablen por sí mismos, atreverse a cuestionar a las vacas
sagradas o desarticular el engranaje de las creencias, parece más difícil
que cargarse a unos cuantos falsos misterios... y dejar en el aire a todo lo
demás. A Manuel lo aprecio mucho, pero creo que si no lo hizo, o si lo hizo
a medias, fue porque tomó clases en la misma escuela que enseña a no matar a
la gallina de los huevos de oro: ante la duda, conviene perdonarle la vida
al misterio -¡que después de todo es el que nos da de comer!-. (A propósito,
déjenme decir que -si tal gallina existiera- sería inmune a la opinión e
incluso a los descubrimientos de los periodistas...)

Ver Hyman, Ray; "A Critical Historical Overview of Parapsychology. En Kurtz,
Paul (Editor): "A Skeptic's Handbook of Parapsychology" (99. 3-96), Buffalo,
NY: Prometheus (1985); May, Edwin; "Los Institutos Americanos de
Investigación. Revisión del Programa Star Gate del Departamento de Defensa:
un comentario". En Revista Mexicana de Psicología Paranormal. Vol 1, N° 2.
Noviembre 1996 (p-90-113). [Publicado originalmente en Journal of
Parapsychology, 60, 3-23, marzo 1996.]

Primera publicación: Revista Argentina de Psicología Paranormal (RAPP),
Número 3-4, Julio-Octubre 2002. Pp. 290-297. Editada por el Instituto de
Psicología Paranormal: Buenos Aires, Argentina.

Poscriptum Marzo de 2003.

Hasta la fecha, Carballal no respondió los e-mails del autor donde le pedía
que comentara su crítica. Antes de que se publicara la crítica
bibliográfica, Alejandro Parra, director de la RAPP, le ofreció las páginas
de las revista para ejercer su derecho a réplica. Se ignoran los motivos por
los cuales Carballal declinó el ofrecimiento.

                           ------------------

IGLESIA Y ESTADO
Por: Isabelo Herreros / Asociación Manuel Azaña

Documento dirigido al Presidente del Gobierno español y memorandum dirigido
al Papa

Isabelo Herreros Martín Maestro, con domicilio a efectos de notificaciones
en Madrid, calle Meléndez Valdés, n.º 33, en su condición de Presidente de
la Asociación Manuel Azaña, condición que ostenta de modo público y notorio,
comparece y como mejor proceda,

DICE :

El artículo 16 de la Constitución Española, pese a la anómala mención que
efectúa respecto a una determinada confesión religiosa, establece la
ordenación de un marco laico -no religioso- para la actuación y
desenvolvimiento de todas las instituciones del Estado (generales,
autonómicas y locales) que se refuerza por los mandatos contenidos en la Ley
Orgánica 7/1980, de 24 de julio, de Libertad Religiosa, pese al anómalo
concepto de religión de "arraigo notorio" que introduce su artículo 8.

Sin embargo, la vida nacional nos muestra la práctica cotidiana de un
confesionalismo católico vergonzante, realizado a despecho y en
contravención de los citados mandatos constitucionales y leyes de
desarrollo. Exenciones fiscales, opacidad privilegiada en materia de
asociaciones, financiación con cargo a la Hacienda Pública del cuasi
monopolio que mantiene en la enseñanza la Iglesia Católica, forman el
preocupante cuadro de la burlada aconfesionalidad constitucional.

Pero nuestra preocupación nace también de la consideración del laicismo como
principio democrático, es decir, como principio civilizador. El laicismo
surgió como la garantía para la libertad de conciencia.

Pero más allá de la defensa de la libre conciencia el laicismo es también, y
sobre todo hoy, el principio de neutralidad del Estado ante los intereses
particulares, a menudo contradictorios, que existen en la sociedad civil. El
laicismo exige de los poderes públicos vigilancia sobre los grupos de
presión, sobre las confesiones religiosas, sobre los corporativismos y
localismos indiferentes por definición, cuando no hostiles, al interés
general. Exige la neutralidad del Estado, que ha de garantizar la libre
elección de ideas y criterios personales a cada uno. El laicismo, en suma,
significa que el poder político tiene la gran responsabilidad de hacer
prevalecer, en la sociedad, el respeto a la conciencia individual y a las
creencias personales. Un respeto al que se falta de continuo en nuestra vida
institucional.

Por ello los republicanos, con ocasión de esta primera visita a España en el
siglo recién comenzado de un Papa Romano, nos hemos decidido a exponer ante
las máximas instancias de la nación, y ante el mismo Papa, la necesidad de
regularizar una situación como la del clero y las organizaciones de la
Iglesia Católica española, que tantos problemas han creado y crean todavía,
en nuestro país.

Acompañamos como Documento Anejo, copia del Memorándum que hemos dirigido al
Papa de Roma, en nombre del pueblo español, atribuyéndonos con sobradas
razones, estimamos, esa representación en esta materia.

Por todo lo cual, uniendo a las nuestras, pues propias las hacemos, las
demandas formuladas por la Sección Española de la organización Europa Laica,
y al amparo de lo dispuesto en el artículo 29 de la Constitución, en unión
de las personas, organizaciones e instituciones que se han adherido a esta
petición, y cuyas identificaciones figuran signadas por los mismos en hojas
al pie de este escrito,

SOLICITAMOS:

1º.- La ruptura de los actuales acuerdos entre la Iglesia Católica y el
Estado Español de 1976 y 1979, dado su carácter trasgresor de la
aconfesionalidad ordenada por la Constitución.

2º.- El cese de la financiación pública a cualquier institución religiosa.
La financiación en condiciones similares de las restantes confesiones
religiosas no es solución: las religiones deben financiarse con las
aportaciones de sus integrantes.

3º.- La eliminación de la asignatura de religión como enseñanza curricular.
El espacio propio para el adoctrinamiento religioso debe situarse en los
centros y establecimientos de las confesiones respectivas.

4º.- La prohibición legal de que los cargos públicos se puedan sumar a
manifestaciones religiosas, en el ejercicio de sus funciones. Pueden hacerlo
como particulares, pero no en la representación institucional que ostentan.

5º.- La eliminación de cualquier tipo de adoctrinamiento religioso de la
infancia en el ámbito escolar. La enseñanza pública -directa o concertada-
debe constituirse en ejemplo de la neutralidad de los poderes públicos en
materia de elección de creencias por los ciudadanos.

6º.- La derogación de las normas que exceptúan a la Iglesia Católica de las
obligaciones legales generales establecidas, en materia de asociaciones, en
la Ley 1/2002, de 22 de marzo, de Asociaciones.

Madrid, a 2 de mayo de 2003 AL EXCMO. SR. PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE LA
NACIÓN, PRESIDENCIAS DE CONGRESO Y SENADO, Y PRESIDENCIA DEL TRIBUNAL
SUPREMO MEMORANDUM DIRIGIDO AL PAPA DE ROMA, EN NOMBRE DEL PUEBLO ESPAÑOL Al
Papa Juan Pablo IIº, Es la primera visita a nuestro país de un Papa Romano
en estos nuevos siglo y milenio recién comenzados. Es quizá por ello un
momento especialmente oportuno para poner en su conocimiento la larga serie
de abusos y usurpaciones realizados en España por personas integrantes del
clero que usted dirige. Y de poner, asimismo, en su conocimiento la no menos
larga serie de padecimientos soportados pacientemente por nuestro pueblo y
que se le han infligido, y aún se le aplican, en nombre de la confesión
religiosa que usted preside.

No tiene ya apenas sentido referirse a viejas lacras pasadas, como la
inquisición, aunque nunca esté de más recordarla. A fin de cuentas, las
inquisiciones las establecieron y las padecieron todos los europeos, fueran
católicos o protestantes. Los horrores de las guerras de religión y de la
persecución religiosa en los siglos XVI al XVIII, configuran una de las
páginas más sombrías y bochornosas de la historia de Europa. El papel de
todas las confesiones religiosas en esos sucesos fue culpable, como usted
mismo ha reconocido en varias ocasiones en lo que respecta a la suya.

Desde que España se constituyó formalmente como nación, a partir de 1812, la
vida de nuestro país se ha visto afectada, por cierto que generalmente de
modo muy negativo, por la acción constante de los más significados
dirigentes del clero católico. Una acción permanente, dirigida
invariablemente al mismo designio de fomentar la discordia civil en la
búsqueda y ganancia de privilegios, aún al coste del enfrentamiento
ciudadano y de la guerra civil. En España, la Iglesia Católica, buscó
siempre imbricarse con los que poseían privilegios, oponiéndose siempre a la
modernización de país, enfrentándose a la formación sistemas de gobierno
basado en la soberanía popular, en la libertad individual, en la igualdad
ciudadana y en la solidaridad social.

Sorprende la cantidad de españoles ilustres que, en los últimos 200 años,
fueron de excomulgados, censurados o perseguidos por el clero católico.
Muchos de ellos fueron los más destacados pensadores, literatos,
científicos. Sorpresa que sería aún mayor si conociera la larguísima lista
de los dirigentes democráticos de nuestro pueblo que han sufrido persecución
religiosa en los últimos 200 años. Sorpresa que llegaría al estupor si
supiera que entre ellos se encuentran los más destacados reformadores
políticos y sociales de España, los más significados modernizadores, los más
ardientes defensores de la democracia. Españoles que sufrieron la
persecución del clero católico. Personajes como Jovellanos, Blanco White,
Riego, Mendizábal, Prim, Pi y Margall, Pérez Galdós, Azaña... y tantos
otros. Hombres que pusieron en juego hasta su vida, y a veces la perdieron,
para lograr el bienestar de nuestro pueblo y mejorar nuestra sociedad en el
sentido de la libertad, la igualdad y la justicia.

Por no abusar de su atención le diremos que en España, en los últimos
doscientos años, la Iglesia Católica es responsable, al menos, de lo
siguiente:

I.- Del desencadenamiento de todas las guerras civiles que tuvieron lugar en
el país. No decimos que el clero católico fuera el único culpable. Señalamos
el hecho de que fue partícipe y responsable, en grado de culpable siempre,
del desencadenamiento de todas esas guerras que desgarraron nuestro pueblo y
lastraron nuestro desarrollo. Desde la primera hasta la última. Desde la
Guerra de los Agraviados (1826), pasando por tres guerras carlistas, hasta
la Guerra Civil 1936-1939, que el Vaticano consagró como "cruzada", en la
católica España.

II.- Del apoyo prestado, en ocasiones con participación directa, a golpes de
estado que derribaron gobiernos constituidos por la voluntad popular. Desde
la Regencia de Urgell (1822), hasta la mencionada declaración de "cruzados
de dios" dada a los combatientes del bando fascista de la Guerra Civil
española de 1936-1939.

Para muchos españoles esa calificación de "cruzada" es una calificación
infamante. Pero su iglesia la ratifica de continuo con el espectáculo de
esos procesos de santificación de víctimas de uno sólo de los dos bandos.
Santificaciones que no pueden interpretarse sino como lo que son:
llamamientos a la discordia civil. La santificación de sus "cruzados" de
1936-1939, no es posible entenderla de otra forma.

Es un hecho conocido la incorporación al ejército sublevado, en 1936, de la
mayoría de sacerdotes que tenían graduación militar, y el alistamiento en
masa de seminaristas católicos en dicho ejército sublevado, así como la
participación entusiasta de todos ellos en fusilamientos y represiones de
todo tipo.

III.- Del fomento de todas las formas imaginables de la discriminación por
razones de conciencia, de la persecución ideológica y del enfrentamiento
civil en nuestro país. Desde los tiempos en que se marginaba y perseguía a
los "cristianos nuevos", hasta el apoyo, cuando no el activismo entusiasta
de obispos y frailes, a los nacionalismos secesionistas y excluyentes que
promueven la marginación y la persecución de muchos de nuestros
conciudadanos, a los que se acusa del crimen de ser ¡españoles!, en varias
partes de nuestro país.

Alguien debería recordarle que, en la católica España, fue en un seminario
donde se fundó la organización terrorista ETA, que tantos crímenes y
sufrimientos ha causado, y causa todavía, a nuestro pueblo.

IV.- De inmiscuirse de continuo en la vida civil y política españolas más
allá de lo que correspondería a una entidad privada, como lo es una
religión, con el único propósito de mantener situaciones de privilegio
inadmisibles en una sociedad moderna. Ni siquiera es justificable en un país
de tradición católica, pues en la mayoría de los países "católicos", no se
admiten. En casi ninguno de esos países (Francia, Italia, Portugal, etc.),
se dan las escandalosas exenciones tributarias que disfruta el clero
católico español. Fondos detraídos del Tesoro Nacional y que se dedican, en
muchos casos, al lucro y a la especulación. Tampoco es normal, sino que es
abuso, admitir una regulación ajena a la común en materia de asociaciones,
disfrutando con ello de una opacidad intolerable que, es de desear, no se
emplee para fines ilícitos.

V.- De interferir la acción de los gobiernos de España, con independencia
del color, en todos los tiempos, para asegurarse el mantenimiento del casi
monopolio que mantiene la iglesia en la enseñanza, especialmente primaria y
secundaria, a costa de una financiación pública tan generosa como poco
correspondida. Y ello sin que el nivel educativo de nuestros escolares sea,
precisamente, de los mejores de nuestro entorno.

VI. De fomentar, especialmente en nuestro país, pero no sólo en él, el
desarrollo y actuación de sectas secretas, clandestinas o semiclandestinas,
de dudosa trayectoria, de cuentas poco claras y de actuaciones en ocasiones
delictivas.

La negra historia de los Jesuitas en el pasado o la preocupante actuación
del Opus Dei en los tiempos presentes, conforman modos de intromisión en la
vida social española absolutamente intolerables.

VII. De ejercer una perniciosa influencia en materia de cultura general y de
modos de vida, ya que su Iglesia en España, y en todo el mundo, ha combatido
con especial saña al desarrollo científico y al pensamiento racionalista
sobre, a la vez que ha sido el principal baluarte del mantenimiento de modos
de vida antiguos, desfasados y humillantes o limitativos de la personalidad
de las mujeres. La oposición de la iglesia a los métodos anticonceptivos y
al progreso científico, son constantes de su Iglesia que, en España, se
acentúan por el cuasi monopolio que mantiene en el sistema educativo.

Por todo ello, el comienzo de estos nuevos siglo y milenio puede ser también
el tiempo de rectificar una situación como la presente y para enmendar una
trayectoria como la descrita, que lleve a su Iglesia a mejorar, de modo
sincero y con la vista puesta en el porvenir, unas relaciones impropias de
los tiempos presentes, cuales son las que ha venido manteniendo la Iglesia
Católica con nuestro pueblo. En particular, y en orden a las reformas que
precisa nuestro país para adentrarse definitivamente por el camino seguro de
la libertad de conciencia y del laicismo, solicitamos la consideración y
estimación favorable por usted, en tanto que líder máximo de la Iglesia
Católica, de las siguientes propuestas:

1º.- El cese de las santificaciones religiosas que realiza su iglesia a
favor del bando fascista de la Guerra Civil española 1936-1939. En ese
sentido, sería una magnífica iniciativa la cancelación de la calificación de
"cruzada", otorgada por el Vaticano a ese gran desastre nacional. También
retirada de placas conmemorativas en los templos.

2º.- El cese de las interferencias del clero católico en la política interna
española. Especialmente en País Vasco y Cataluña, donde la acción del clero
católico se destaca en el activismo secesionista más escandaloso. Máxime
cuando, en ocasiones, ese entusiasmo nacionalista de los clérigos católicos
ha llevado ante los Tribunales de Justicia, como autores y cómplices de
crímenes terroristas, a curas, frailes y seminaristas católicos.

3º.- La renuncia a la financiación pública de las actividades de su iglesia.
Las confesiones religiosas deben nutrirse del dinero de sus adeptos, y no
disponer sus actividades en función del recurso a fondos de las Haciendas
Públicas (municipal, autonómica y general).

4º.- La renuncia a los privilegios concedidos por la vigente Ley de
Asociaciones. La opacidad de las actividades de su Iglesia, a la larga, sólo
será perjudicial para ella misma. El ejemplo de los jesuitas y del Opus Dei,
constituyen precedentes a erradicar.

5º.- Por último, le solicitamos igualmente la renuncia a seguir disfrutando
del cuasi monopolio que actualmente dispone, aunque esté financiado con
cargo a la Hacienda Pública, en el sistema educativo español.

                           ------------------

Rebelión http://www.rebelion.org/

EL IMPERIO CRISTIANO DE FRANKLIN GRAHAM: EN EL NOMBRE DE JESÚS.
Por: John Chuckman
Traducido al castellano por: Germán Leyens

Hablo de Franklin Graham, confidente religioso muy publicitado del
presidente Bush. El padre de Franklin, Billy, sirvió al presidente Nixon en
la misma tarea. Los esfuerzos de Billy fueron recompensados con algo como
inmortalidad terrenal: está en esas cintas de la Casa Blanca en los Archivos
Nacionales en las que comparte observaciones antisemitas con Nixon y nunca
dudó y ni siquiera carraspeó ante la idea de utilizar bombas atómicas en
Vietnam.

Franklin ha sido un buen relevo de su padre enfermo en la dirección de la
inmensa organización Billy Graham. Podrá haber quien se sorprenda de que
ministerios religiosos sean heredados como si fueran ducados del siglo XV,
pero la práctica es bastante común en EE.UU. y varios de los grandes
ministerios de la nación -el tipo de equipos que podrían ser descritos como
showstoppers de las Vegas para Jesús- han sido trasferidos de esta manera.
Esto también sucede en la política estadounidense. Después de todo, un
evangelista hereditario sirve a un Presidente hereditario que se enfrentó (y
que perdió el voto popular) contra un político hereditario de Tennessee.

Esto no quiere decir que los estadounidenses gusten de la aristocracia, sino
que en una nación de consumidores insanamente frenéticos, siempre es posible
sacarle algo más de jugo a una marca bien establecida.

El juvenil Franklin parece haber sido un cierto problema para su mamá y su
papá, porque parece que le interesaba más correrla que salvar almas. Sentía
una obsesión por las armas que uno podría considerar como algo
contradictoria con el mensaje del Príncipe de la Paz. Puede ser que sólo
haya reflejado las extrañas tradiciones de la subcultura estadounidense de
la región de los Apalaches -su hogar se encuentra en las montañas de
Carolina del Norte- donde una vez cortó un árbol tirándole con un arma
automática (no es invento mío.) Parece que solía gustarle regalar pistolas
automáticas.

Bueno, supongo que llegó el momento en el que el muchacho comprendió que se
estaba gastando y que no llegaba a ninguna parte, y las armas automáticas
son caras, si se quiere regalar las mejores, así que Franklin tuvo algo como
la experiencia del camino a Damasco del Presidente. Dudo que se haya
recordado que Enrique IV dijo que París valía una misa (Enrique de Navarra
llegó a ser rey de Francia al adoptar el catolicismo.) Un factor importante
debe haber sido que la organización prefabricada, súper-pulida de su papá
ofrecía un espléndido ingreso, con todos los gastos pagos, especialmente si
Franklin había llegado a comprender que la mejor alternativa que se le
ofrecía hubiese sido ser anunciador de bingo itinerante.

La redención es uno de los grandes temas actuales en EE.UU. Es la extensión
espiritual de toda la cirugía plástica, de las inyecciones, drogas, pociones
para lograr la juventud, dietas, y cuentos de vidas cambiadas por loterías o
por sistemas para enriquecerse rápidamente; pero tiene que ser la redención
correcta. No sirve ninguno de nuestros consuelos con filosofía, la paz de
Buda, la sabiduría del Gran Espíritu, o el culto del Profeta. Las vidas
vividas decente y pacíficamente desde el comienzo al fin, no son admiradas
porque no ofrecen un sabroso entretenimiento.

El modelo aprobado de historia de redención estadounidense incluye años
infligiendo el infierno a otros, a menudo abusando del whisky o de las
drogas, para ser finalmente abrumado por horrendas visiones (inducidas por
las drogas u otros medios) de irse uno mismo al infierno, y pasar luego el
resto de la vida molestando a toda persona que cruce tu camino con la
opinión de que él o ella no conoce la verdad. Cerca de un 85% de los
cantantes de country-and-Western del país y cerca de un 95% de sus
evangelistas pasan sus últimos años compartiendo semejantes historias en
revistas, cintas, entrevistas, y sermones. Es una industria importante.

Todo esto a modo de antecedentes de las palabras de Franklin sobre su nueva
misión. Supongo que es posible que Franklin piense que Nazaret es un parque
de caravanas en algún sitio de Carolina del Norte o en Texas, lo que podría
explicar su idea de que la gente en el Medio Oriente no ha oído hablar de
Jesús, pero, en todo caso, Franklin va a hablarles ahora de Jesús, por lo
menos de su versión a punta de pistola de los Apalaches. Bueno, casi, pero
es posible que le hayan aconsejado a Franklin que el proselitismo que aleja
del judaísmo es contrario a la ley en el Israel moderno. Pero, con un
pro-cónsul nombrado por Bush, ese tipo de ley no debería ser un obstáculo
para hacer llegar la palabra divina a los iraquíes, aunque llegue un poco
tarde para salvar las almas de los destrozados y traumatizados por las
bombas de EE.UU.

La organización de Franklin Samaritan´s Purse [la Bolsa del Samaritano],
afirma que sólo quiere llevar ayuda y no la evangelización a Irak, pero
¿hasta qué punto puede ser válida esta afirmación? La organización de Billy
Graham ha trabajado durante décadas sólo para convertir personas a su
estrecha noción del Cristianismo. Incluso ha sido criticada por otros
cristianos por la naturaleza de su trabajo -extrudiendo conversos como si
fueran embutidos en una gran fábrica de envasado de carnes del interior de
EE.UU. Puede ser que cuando Franklin creó su retoño de organización
asistencial, Samaritan´s Purse, fue parte de una reacción a este tipo de
crítica.

Las propias palabras de Franklin sobre el Islam durante el pasado año
difícilmente lo hacen parecer a un segundo Albert Schweitzer con ansias de
ayudar al prójimo. Su tono es militarista y tiene el mismo tono desagradable
y mezquino que el "nosotros y ellos" del Presidente. Uno busca en vano algo
de la generosidad espiritual asociada con las palabras de Jesús.

"No atacamos al Islam sino el Islam nos ha atacado. El Dios del Islam no es
el mismo Dios. No es el hijo del Dios de la fe Cristiana o Judeo-Cristiana.
Es un Dios diferente, y creo que es una religión muy mala y perversa."

Franklin no hace distinción entre los diecinueve individuos responsables por
el 11-S y los cientos de millones de musulmanes del mundo, pero parece que
nunca hizo el mismo tipo de conexión entre los criminales de otros
antecedentes religiosos y las religiones propiamente tales.

¿Causaron las atrocidades de la IRA comentarios semejantes sobre el
catolicismo?

"La persecución o eliminación de los no-musulmanes ha sido una piedra
angular de las conquistas y del gobierno del Islam durante siglos."

Supongo que sería insensato esperar alguna perspectiva histórica razonable
de un hombre con la formación limitada de Franklin. El trabajo de personas
que se califican a sí mismas de cristianos en innumerables guerras,
persecuciones religiosas, y exterminaciones desde el Renacimiento, hace
parecer pequeño el volumen de sangre derramada en todo el resto de la
historia humana. El Holocausto, el comercio de esclavos africanos, y la
exterminación de muchos pueblos aborígenes, fueron la labor de gente que se
calificaba de cristiana.

"Creo que es mi responsabilidad alzarme contra los terribles actos cometidos
como resultado de las enseñanzas islámicas".

¿Por qué iba a ser su responsabilidad alzarse contra esos actos en
particular y no contra otros?

Franklin ciertamente no es conocido como un abogado de los abusados y
ofendidos del mundo. Uno no lo ve en ninguna parte tomando esa
responsabilidad respecto a otros terribles actos, gran parte de
los cuales son resultado del trabajo sucio de su propio gobierno. No, esta
vez parte en "cruzada", la palabra utilizada durante décadas por la
organización de Billy Graham para describir sus reuniones de producción
masiva de salvaciones.

La confesión con la que la familia Graham ha sido asociada generalmente: los
Southern Baptists [Bautistas Sureños] tiene una historia repugnante en
Estados Unidos. Fue fundada por segregacionistas extremistas para excluir a
los negros de sus iglesias y, un siglo más tarde, durante la revolución de
los Derechos Humanos de los años 50 y 60 del siglo XX, los Bautistas Sureños
fueron mejor conocidos por su oposición al trabajo del Dr. King que por su
apoyo. El punto de vista oficial de la confesión sobre el papel de la mujer
en el matrimonio se encuentra entre los más mezquinos de Estados Unidos. A
propósito, el Consejo Misionario de los Bautistas Sureños también tiene la
intención de suministrar ayuda en Irak. Jerry Vines ex presidente de los
Bautistas Sureños, describió al Profeta Mahoma hace poco como un "pedófilo
poseído por el demonio".

"No hay forma de escapar a la desgraciada realidad de que los empleados
gubernamentales musulmanes en el mantenimiento del orden, las fuerzas
armadas y el cuerpo diplomático deben ser vigilados por sus conexiones con
el terrorismo."

Son las palabras de un individuo que predica la sospecha y el miedo en lugar
del entendimiento y la fraternidad. Hay que preguntarse qué tiene que ver
ese tipo de comentario con el evangelismo o el cristianismo, pero los
fundamentalistas de EE.UU. ignoran a menudo las claras enseñanzas de Jesús
al respecto y colocan sus visiones de gobierno y de lo secular como núcleo
de sus sermones y pronunciamientos. Esto sugiere que la política, y un tipo
particularmente desagradable de política, tienen por lo menos la misma
importancia como motivadores para ellos que la religión.

Franklin realizó hace poco un oficio religioso de Viernes Santo en el
Pentágono. Al leerlo, tuve la absurda imagen de un predicador cristiano de
los tiempos antiguos predicando a la Décima Legión de Roma. Es verdad, en
esa época probablemente no había legionarios cristianos, pero el hecho es
que el propósito del Pentágono es exactamente el mismo que el de las
legiones: el asesinato profesional en nombre del estado y sus políticas, un
propósito que es totalmente incompatible con la palabra de Jesús.

Pero, desde luego, la comparación más adecuada sería de unos pocos siglos
más tarde cuando las legiones realizaron su sangrienta tarea para un así
llamado imperio cristiano.

                           ------------------

Suplemento Tercer Milenio http://milenio.heraldo.es/

PARA PROGRESAR NO EXISTE EL RIESGO CERO
Por: Carlos Tellería

Aunque afirma tajantemente que en el tema de los alimentos transgénicos, hay
que imponer el principio de precaución, Juan Ramón Lacadena, catedrático de
Genética, cree que no existe el riesgo cero si se quiere progresar y que, si
se peca por omisión, se puede llegar a parar el desarrollo.

Juan Ramón Lacadena, catedrático de Genética de la Universidad Complutense
de Madrid, y experto en Bioética, ofreció recientemente una conferencia con
el título «Plantas y alimentos transgénicos: verdad y mentira».

Pregunta.- Tema polémico el de los alimentos transgénicos, ¿no?
Respuesta.- Muy polémico, muy en boga, y no siempre bien tratado. Es
importante que la sociedad vaya teniendo un conocimiento claro y preciso de
lo que supone esta tecnología.
P.- ¿Cuáles son los principales riesgos que conllevan los cultivos
transgénicos?
R.- Los alimentos producidos a partir de organismos transgénicos pueden
incorporar a las bacterias intestinales resistencia a antibióticos, debido a
que en los laboratorios se utiliza mucho la resistencia a antibióticos como
marcador para saber si se ha conseguido o no la transferencia de un gen.
Ahora se están empezando a utilizar otra serie de marcadores, así que este
problema desaparecerá en un futuro próximo. También puede haber problemas de
alergias asociadas a los genes transferidos de una especie a otra. Y luego
están los problemas de índole ética o moral, en el sentido de que algunas
personas de una creencia determinada, que no puedan tomar carne de cerdo,
por ejemplo, deberían tener la seguridad de que una determinada semilla no
contiene genes procedentes del cerdo. Desde el punto de vista
medioambiental, todos los riesgos de que se habla están ocurriendo desde que
existe la agricultura, aunque ahora puedan crear más alarma por las
actitudes de algunas multinacionales del sector.
P.- ¿No estamos confundiendo a menudo la crítica a las tecnologías genéticas
con la crítica a algunas empresas que las utilizan?
R.- Por supuesto. Hay muchos intereses de por medio: de las empresas, de los
grupos de presión, de los grupos políticos, que nos están manipulando, y no
genéticamente.
P.- ¿Se deberían etiquetar los alimentos transgénicos?
R.- Se debería hacer constar, pero no como quieren algunos: «estos alimentos
son transgénicos, éstos no lo son». Hoy en día la gente está ya muy
acostumbrada a mirar en las etiquetas la fecha de caducidad, la composición,
los aditivos... Además, es importante que figure esta circunstancia con
todos los datos posibles, pensando en posibles alergias o problemas de
carácter ético-filosófico. Salvo por eso, no hay ninguna razón para no
consumirlos.
P.- ¿Qué mecanismos existen para evaluar los posibles riesgos de un nuevo
producto de origen transgénico?
R.- En España existe la Comisión Nacional de Bioseguridad, que es quien
evalúa esos riesgos sin ningún tipo de secretismo en su trabajo. Los campos
que están cultivados en España con maíz transgénico se pueden consultar
incluso en Internet. Se están haciendo muchísimos ensayos y muy controlados
para evitar contagios y polinizaciones en parcelas anexas, y para garantizar
la seguridad de los productos obtenidos.
P.- ¿Qué problemas éticos conlleva el desarrollo de la tecnología de
transgénesis?
R.- Básicamente los asociados a problemas de tipo sanitario y
medioambiental. Sabiendo que no existe el riesgo cero, hay que imponer el
principio de precaución, pero sin parar el desarrollo. Hay que hacer una
ponderación de pros y contras, sabiendo que podemos pecar tanto por acción
como por omisión. Recordemos lo que hicieron en su día Barnard, con el
primer trasplante de corazón, o Pasteur o Jenner... Ninguno de ellos actuó
con riesgo cero, pero si no hubiesen hecho lo que hicieron, ¿dónde
estaríamos ahora?

[Nota] * Juan Ramón Lacadena nació en Zaragoza en 1934. Tras estudiar
Ingeniería Agrónoma en Madrid, trabajó como investigador en la Estación
Experimental de Aula Dei. Desde 1968 ha desarrollado su labor docente e
investigadora como profesor de Genética, principalmente en la Universidad
Complutense de Madrid. Experto en comportamiento cromosómico, ha centrado
gran parte de su trabajo de divulgación en temas relacionados con la
Genética Humana y los aspectos bioéticos de la Genética y sus aplicaciones.
Ha sido presidente de la Sociedad Española de Genética, y es académico de
las Reales Academias de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y de la de
Farmacia.

                           ------------------

INVESTIGACIÓN EN LA UNIÓN EUROPEA: EL GRUPO DE ÉTICA ECHA UN CUALIFICADO
CAPOTE A LOS PLACEBOS
Por: Gretchen Vogel / Berlín
Traducido al castellano por: Gorka Moral López (ARP-SAPC traductores)

El Servicio Europeo para la Ética ha declarado que los ensayos controlados
con placebos pueden, en ocasiones, estar justificados en países en vías de
desarrollo, incluso cuando los tratamientos probados estén disponibles en
los países ricos. Esta declaración se produce a raíz del endurecimiento de
las normas sobre placebos, presentadas en la declaración de Helsinki. Un
documento que eleva a nivel internacional, las normas para la ética en
investigaciones clínicas.

La opinión del Grupo Europeo de Ética de la Ciencia y de las Nuevas
Tecnologías no tiene fuerza de ley, pero se espera que sirva de directriz
para las investigaciones financiadas por la Unión Europea, y en especial,
para un proyecto de la Comisión Europea de 640 millones de dólares, dedicado
a probar fármacos contra el SIDA, la malaria, y la tuberculosis, en países
en vías de desarrollo. La opinión, publicada el 4 de febrero, declara que
los ensayos controlados con placebos pueden ser autorizados cuando, por
ejemplo, "el objetivo fundamental del ensayo clínico sea intentar
simplificar o disminuir los costes del tratamiento, para aquellos países en
donde el tratamiento estándar no esté disponible por razones logísticas, o
sea inaccesible a causa del coste." Dos miembros del grupo se manifestaron
en contra de esta conclusión, declarando que establece un poco ético, doble
rasero, para la investigación en países ricos y en los pobres.

Este tema se viene debatiendo desde finales de los años 90, cuando algunos
críticos denunciaron amplios ensayos sobre el VIH/SIDA en Tailandia y
África. En esos estudios, los investigadores compararon los resultados de
una pequeña parte de un tratamiento con  los de un placebo, a pesar de que
la eficacia de un tratamiento más prolongado y costoso era bien conocida
(Science, 12 de febrero de 1999, p. 916). Los abogados de los pacientes,
incluida la asociación Public Citizen de EE.UU., sostuvieron que los
investigadores tenían la responsabilidad de proporcionar el mejor
tratamiento probado para estos estudios, incluso cuando ese tratamiento no
esté normalmente disponible en la comunidad local.

La Asociación Médica Mundial (WMA) estuvo de acuerdo, modificando su
declaración de Helsinki en el año 2000, para endurecer las normas para
ensayos controlados con placebos en todo el mundo. A menos que las
condiciones sean peores, la WMA declaró, que los participantes de los grupos
de control deben recibir el "mejor tratamiento disponible." En aquel
momento, algunos científicos se quejaron de que la revisión dejaba fuera a
investigaciones que podían salvar vidas en países pobres, ensayando de
manera eficaz con tratamientos menos costosos o más simples (Science, 20 de
octubre de 2000, p. 418).

En su nueva declaración, el Grupo Europeo de Ética acepta ese argumento.
Aunque se deba, en principio, proporcionar el mejor tratamiento posible, se
pueden hacer excepciones, si son aprobadas por un comité de ética que
incluya a representantes de la comunidad local. "Abrimos una posibilidad a
excepciones un tanto diferentes [ a la norma ] que la [ incluida en la ]
declaración de Helsinki", declaró Göran Hermerén, presidente del grupo.

Este planteamiento antepone el interés de la sociedad a los de los
individuos implicados en los ensayos clínicos, dice Delon Human, secretario
general de la WMA, una situación rechazada por la declaración de Helsinki.
"No creemos que los argumentos económicos deban justificar una norma alejada
de la investigación práctica " con placebos o cualquier otro tipo de
investigación, declaró.

Peter Lurie de la asociación Public Citizen, dice que el nuevo documento es
una oportunidad perdida. Para pedir directrices éticas rigurosas, "el
objetivo es forzar a los investigadores a pensar más creativamente sobre
diseños de ensayo alternativos." "Este documento ofrece una justificación
más que adecuada para los intereses de las empresas, como de costumbre."

                           ------------------

Tendencias http://www.tendencias21.net/

CONSIGUEN IMPLANTAR FALSOS RECUERDOS EN LA MEMORIA MEDIANTE TÉCNICAS DE
SUGESTIÓN
Por: Eduardo Martínez

Nuevas investigaciones desvelan el poder de la mente para recordar lo que
nunca ocurrió

Investigadores de Estados Unidos han estudiado los mecanismos de la memoria
y descubierto la forma de implantar falsos recuerdos en las personas, ya sea
modificando episodios personales, ya sea fabricando sucesos que nunca
ocurrieron pero que se recuerdan como reales. El 25% de la población es
susceptible de asumir recuerdos imaginarios, incluidos los de episodios
relativos al primer año de vida, mediante recursos que desvelan lo fácil que
es engañar a la memoria. Por Eduardo Martínez.

Investigadores de la Universidad de California-Irvine en Estados Unidos han
conseguido implantar falsos recuerdos en algunas personas y comprobado que
la memoria humana es muy fácil de engañar. Los resultados del estudio
demuestran que bastan algunas sugestiones para fabricar falsos recuerdos.

La investigación fue realizada por un equipo dirigido por Elizabeth Loftus,
una de las expertas en memoria más controvertidas porque ha alertado de la
fragilidad de los testimonios en los procesos judiciales debido a la
facilidad con que la mente humana confunde los hechos reales con los
imaginarios.

El experimento se realizó con un grupo de personas que, después de unos
minutos de conversación, recordaban felices el día en que, siendo niños,
Bugs Bunny los había abrazado en su visita a Disney World. Incluso sentían
la piel del personaje y sonreían de pensar cómo acariciaban sus enormes
orejas.

Más de una tercera parte de las personas que participaron en la
investigación recordaron ese momento -- que es imposible que ocurriera
porque el famoso conejo no es un personaje de Disney -- después de que un
científico indujera deliberadamente esa falsa memoria.

Recuerdo y sensibilidad

Los investigadores sostienen que cuando a una historia se le añaden detalles
relativos al tacto, gusto, olor y oído, las posibilidades de que sea
considerada real por la mente aumenta considerablemente.

Elizabeth Loftus ha analizado la experiencia de más de 20.000 personas
durante 25 años y ha publicado una veintena de libros y más de 200 artículos
sobre las debilidades de la memoria humana, el último de los cuales acaba de
aparecer en la revista Nature.

Las personas que adoptan falsos recuerdos no son ingenuos ni enfermos, ya
que el proceso forma parte de los mecanismos naturales de la memoria humana,
que fabrica recuerdos a partir de la experiencia y, también, a partir de
sensaciones vividas como reales.

Los detalles sensoriales son la materia prima de los recuerdos, por lo que
si a una historia falsa se la impregna de sensaciones, el proceso de la
memoria se perturba y la gente recuerda cosas que nunca existieron.

Un 25% de la población

Según las investigaciones de Loftus, un 25% de las personas son susceptibles
de vivir procesos de falsos recuerdos debido a sugerencias externas.

Aunque los procesos cerebrales no se conocen en toda su profundidad, se
considera que la memoria está "almacenada" en la corteza cerebral.

Son estímulos externos o patrones de muy baja descarga eléctrica del cerebro
los que activan los recuerdos, que de esta forma afloran al consciente.

Elizabeth Loftus dice que la información penetra en la memoria un corto
período de tiempo, donde puede ser olvidada o guardada por relación y con
buen resultado transferida después por un largo período de tiempo a la
memoria.

Memoria traicionera

La información recuperada de la memoria luego de un largo período depende de
pequeños indicios que permiten a la gente revisar diferentes partes del
material requerido.

Elizabeth F. Loftus considera, sin embargo, que la memoria puede ser
traicionera, no sólo porque es muy fácil olvidar, sino porque la mente puede
confundir escenas imaginadas con la realidad. Los recuerdos se modifican más
fácilmente, por ejemplo, cuando el paso del tiempo permite que el recuerdo
original se desvanezca.

Los estudios muestran incluso la forma de implantar recuerdos falsos en las
personas. Más aún, demuestran que la gente puede ser conducida a recordar el
pasado de formas diferente a cómo ocurrió, e incluso que pueden ser
inducidas para que también "recuerden" eventos completos que nunca
sucedieron.

La investigación sobre los falsos recuerdos ha ido más lejos hasta llegar a
lo imposible, jugando con episodios inmediatamente posteriores al parto.

Recuerdos imposibles

Es altamente improbable que un adulto pueda recordar memorias episódicas
genuinas del primer año de vida, en parte porque el hipocampo, que juega un
papel clave en la creación de recuerdos, no ha madurado lo suficiente como
para formar y almacenar recuerdos de larga duración que puedan ser
recuperados en la madurez.

Sin embargo, se ha desarrollado un procedimiento, por parte del finado
Nicholas Spanos y sus colaboradores de la Universidad Carleton, para
implantar recuerdos "imposibles" acerca de experiencias que ocurrieron poco
después del nacimiento.

Spanos y sus colaboradores descubrieron que la gran mayoría de los sujetos
fueron susceptibles a estos procedimientos de implantación de recuerdos.
Tanto los participantes que fueron hipnotizados como los guiados contaron
recuerdos de la primera infancia.

Mecanismos de los falsos recuerdos

Estos estudios están comenzando a proporcionar un entendimiento de cómo se
crean en personas adultas los recuerdos falsos.

Primero, hay exigencias sociales hacia los individuos para que recuerden:
por ejemplo, cuando los investigadores ejercen alguna presión en los
participantes en un estudio, para que terminen recordando.

Segundo, se puede fomentar explícitamente la construcción de recuerdos
imaginando eventos cuando la gente tenga dificultad en recordar.

Y, finalmente, se puede recomendar a los individuos que no piensen acerca de
si sus construcciones son reales o no.

Precaución terapéutica

Es más probable que se produzca la creación de falsos recuerdos cuando estos
factores externos están presentes, ya sea que esto ocurra en un entorno
experimental, en un entorno terapéutico, o en las actividades de la vida
cotidiana.

Sin embargo, los mecanismos precisos por los cuales se construyen los
recuerdos falsos quedan en espera de investigaciones posteriores. Puede
verse al respecto la así llamada web de la memoria.

Aún queda mucho que aprender acerca del grado de confianza y de las
características de los falsos recuerdos creados de esta forma, al mismo
tiempo que queda por descubrir qué tipos de individuos son particularmente
susceptibles a estas formas de sugestión y quiénes son resistentes.

Loftus destaca que los profesionales de la salud mental y otras personas
deben ser conscientes de cuánto pueden influir en el recuerdo de episodios y
de la gran necesidad de restringirse en situaciones en las cuales la
imaginación se usa como una ayuda para recuperar recuerdos supuestamente
perdidos.

Para más información:

Web de la Memoria http://www.exploratorium.edu/memory/index.html

                           ------------------

La Nación http://www.lanacion.com.ar/

¿"GORGOJOS" PARA CURAR EL CÁNCER Y EL SIDA?
Por: Fabiola Czubaj
Con la colaboración de Daniel T. Fiorotto
Noticia enviada por: Alejandro Agostinelli

Seudociencia: una red de familias distribuye en el país un tipo de
escarabajo al que atribuye propiedades curativas

Un analista de sistemas de la ciudad de Oberá, Misiones, redactó un manual y
fomenta su ingesta a través de Internet

o El Ulomoides dermestoides ingresó en el país desde Paraguay proveniente de
Asia.
o Entomólogos del Conicet afirman que pueden convertirse en plaga para los
granos.

Son chiquitos, oscuros, se reproducen a toda velocidad y tienen alas tan
duras que se confunden con un caparazón. Se trata de los tenebriónidos, un
tipo de escarabajo que el saber popular denomina gorgojos. Créase o no, en
nuestro país más de 100.000 personas los consumen vivos con la esperanza de
aliviar dolores o de curar enfermedades crónicas.

Desde hace cuatro años, un analista de sistemas de la ciudad misionera de
Oberá, Rubén Dieminger, promueve un tratamiento que consiste en la ingesta
de unos 4900 tenebriónidos durante 140 días para curar desde artritis hasta
mal de Parkinson, cáncer o sida.

Sin embargo, al ser interrogado sobre los fundamentos de esta terapia,
responde que no tiene "ninguna formación en salud para avalar la
investigación científica de los gorgojos".

No apto para estómagos sensibles, el tratamiento que Dieminger tomó de
Arnoldo Rssler, colono de la ciudad misionera de Leandro N. Alem, se basa en
los Ulomoides dermestoides, originarios de Asia.

A medida que sus supuestos "beneficios" se difunden de boca en boca y a
través de Internet, aumentan sus consumidores y, a su vez, muchos argentinos
los ingresan desde Paraguay sin autorización para criarlos en sus casas.

Según Dieminger, su objetivo es que el Estado investigue los aportes
curativos -si es que los tuvieran- de los tenebriónidos, que, afirma,
aumentarían el nivel de defensas del sistema inmunológico. Para esto,
organizó con su familia y "pocos amigos" la Fundación Avanzar, en Oberá. Con
ella respalda la Cadena del Gorgojo, que fomenta el consumo de estos
bichitos a través de una red de distribución gratuita formada por 380
familias que los crían en sus hogares. Para todos ellos, los tenebriónidos
son "un antibiótico antitumoral y un antineoplásico natural".

La hipótesis de Dieminger es simple. Según su manual de bolsillo, al llegar
al estómago los gorgojos se mueren y liberan proteínas, aminoácidos y una
sustancia desconocida que denomina coleotoxina . "Es sólo una forma de
trazar un paralelo entre la crotoxina y la toxina encontrada en este
coleóptero", admitió a LA NACION este investigador autodidacto sui géneris.

Para formular su hipótesis, Dieminger analizó cualitativamente (sic) los
resultados que le comentaron "pocas personas" con distintas enfermedades y
que ingirieron los bichitos sin abandonar el tratamiento tradicional.

"Mi objetivo es que el Estado investigue y arme un supercriadero de gorgojos
para las personas sin recursos -apuntó Dieminger-. El gobierno se
involucrará cuando considere que es un negocio político interesante."

Un regalo de Dios

Pero esto no es todo. Cientos de entrerrianos consumen en Paraná estos
bichitos a partir de los elogios que difunde el padre Antonio Orlando
Mattiassi, de la iglesia Inmaculado Corazón de María, en el barrio Bajada
Grande. Allí, a pesar de la insistencia de Dieminger en que no se lucre con
la desesperación, la distribución no es del todo gratuita.

"Los gorgojos son un regalo de Dios Padre a la humanidad sufriente y
especialmente para los más pobres, que no pueden pagarse medicamentos
costosos, y para darles una lección a los grandes laboratorios que especulan
con la vida de los desposeídos."

Esta frase aparece en los volantes que el padre Mattiassi entrega a la
feligresía de su parroquia.

"Si lo recibiste gratuitamente, dalo gratuitamente", continúa equívocamente
el texto, que pide una colaboración de "al menos" siete pesos por cada
recipiente con gorgojos suficientes para iniciar su reproducción "casera"
valiéndose de harina de salvado o de maíz, cáscaras de banana o maní.

"Deben ingerirse vivos, ya que al llegar al estómago mueren y liberan la
crotoxina (sic)", afirma el volante que atribuye a los tenebriónidos la cura
del cáncer, los tumores, las úlceras externas e internas, la artritis, la
artrosis, el mal de Parkinson, la diabetes, el asma, la soriasis, la
osteoporosis o el sida.

Consultado al respecto, el presbítero Fernando Montejano, encargado del
Litoral para la Pastoral de la Salud de la Conferencia Episcopal Argentina,
dijo conocer que "el padre Mattiassi fomenta esa terapia en Paraná".

"El Arzobispado (de Paraná) no ha tomado aún ninguna posición al
respecto -dijo a LA NACION-. En lo personal, he tenido mis reparos porque no
se puede jugar con la gente. Por el momento no puedo hacer otra cosa que
esperar hasta que asuma el nuevo arzobispo, monseñor (Mario) Maulión."

Mientras tanto, los tenebriónidos orientales -importados sin autorización-
están dispersos en el país y ya son una "plaga potencial para los granos y
los cereales almacenados", según un informe publicado en el último número de
la revista de la Sociedad Argentina de Entomología.

Uno de sus autores es el doctor Gustavo Flores, del Laboratorio de
Entomología del Instituto Argentino de Investigación de las Zonas Aridas
(Iadiza) del Conicet, en Mendoza.

Especialista en tenebriónidos, Flores se lamentó de que esta especie haya
ingresado en la Argentina.

Una plaga potencial

"Si se libera, el Ulomoides dermestoides es una potencial plaga para los
granos almacenados -explicó el entomólogo Gustavo Flores durante un largo
diálogo telefónico con LA NACION-. Y no sería nada bueno para el país, que
quiere aumentar sus exportaciones."

Flores atribuyó su existencia a la falta de controles adecuados en las
aduanas. "Entraron bichos vivos a Misiones desde Paraguay y los repartieron
a todo el país", aseguró.

Los dos casos más alarmantes, citados en el informe, ocurrieron en la
provincia de Buenos Aires. Tenebriónidos orientales atacaron el pan en una
panadería de La Plata en noviembre de 2000. Al año siguiente, en Magdalena,
el propietario de un silo denunció que los granos de trigo estaban
infectados.

"La gente debe tener más cuidado y no desparramarlos abiertamente, ya que al
ser voladores y tener buen olfato no tienen problemas para encontrar
comida", dijo Flores. Un dato importante: al no ser originarios del país,
aún no tienen enemigos naturales que puedan poner límites a su propagación.

Entre los médicos, la sorpresa no fue menor ante el relato de las
propiedades que se atribuyen a los gorgojos .

"Usted me debe estar cargando", se asombró el director médico de la
Fundación Huésped, Pedro Cahn, al ser consultado sobre su uso contra el
sida.

"Este asunto no resiste el menor análisis", agregó con vehemencia, antes de
dejar muy en claro que los tratamientos "hay que ensayarlos y someterlos a
prueba". Por su parte, la presidenta de la Asociación Argentina de Médicos
Naturistas, Elba Albertinazzi, insistió en que "en la medicina no hay
magia".

Si bien dejó lugar a la posibilidad de que la ingesta de los bichitos
"estimule el sistema inmunológico" -hecho que aún carece de comprobación
científica-, Albertinazzi consideró imprescindible que los pacientes "no se
enganchen con acciones complementarias y abandonen el tratamiento médico".

En tanto, el investigador en oncología Roberto Bitton, del Hospital de
Clínicas, le restó toda seriedad al tratamiento. "Cuando no hay demasiado
que hacer, la gente recurre a cualquier cosa -opinó-. La mayoría de estas
terapias se populariza de boca en boca."

Bitton comentó, además, que dos de sus pacientes ingerían los bichitos y "no
les sirvió para nada".

La Academia Nacional de Medicina, en tanto, optó por el silencio al ser
consultada por LA NACION. "La Academia de Medicina no emite opinión en
cuestiones no científicas", fue la respuesta transmitida a esta cronista en
nombre de sus autoridades.

Delia Nakakaneku, de 49 años, consume los tenebriónidos "como prevención"
desde hace más de un año. Asegura que el consumo de estos tenebriónidos es
milenario. "En la Argentina están desde hace diez años -afirmó-. Los traían
conocidos de la comunidad japonesa que venían de Paraguay."

Delia, que para poder ingerirlos los colocaba dentro de cápsulas, les
atribuye propiedades analgésicas y cicatrizantes que asegura haber
comprobado por propia experiencia. El año último, a poco de cumplir los 140
días de ingesta, le bajó la presión mientras cocinaba y metió la mano en una
olla con agua hirviendo. El diagnóstico de los médicos del Hospital Alemán
fue "quemadura de tercer grado y medio". Le auguraron tres meses de
recuperación. Sin embargo, afirma que el tejido dañado se regeneró en un
mes. "Si se toman con fe, la cura es más rápida", aseguró.

Otro caso es el de Lidia Rigone, de 88 años. Tiene artrosis y los consume
desde hace 45 días. Si bien aún no mejoró, confía en que en unos meses
pasarán los dolores de cadera que no alivian las pastillas que le recetó su
médico. "Hace mucho oí comentarios de que los gorgojos curan -explicó-. Y
ahora tengo tantos dolores que empecé a tomarlos."

Las primeras ingestas, recuerda, le causaron una fuerte colitis que
disminuye a medida que pasan los días e ingiere más bichitos. "Cierro los
ojos y aguanto", afirma, al comentar que espera la hora del mate, por la
tarde, para tomarlos en un vaso con agua.

                           ------------------

La Nación http://www.lanacion.com.ar/

DE ILUSIONES, MAGOS Y MERCADERES
Por: Silvia Garsd
Noticia enviada por: Alejandro Agostinelli

Que yo sepa, no son los gorgojos los que curarán el cáncer: no están
indicados por los médicos ni por los que trabajan en la investigación
científica.

Llevo 30 años en el hospital Ramos Mejía, 20 con enfermos oncológicos y 10
con los grupos de Apostar a la Vida, por donde pasaron por lo menos 22.000
pacientes.

He visto casos desesperantes. Familiares o enfermos buscando recursos
mágicos en el momento del diagnóstico o cuando el problema está avanzado, y
lo que correspondería en realidad sería blanquear las cosas y luchar por la
vida, con la tranquilidad que dan el buen vivir y el bien hecho.

Desde ningún punto de vista aconsejo estos tratamientos, que son muy
"costosos", pero no en el nivel económico. Además, me parece impresionante y
cruel tener que comer los bichos vivos; me recuerda a esos manoseos de
personajes que realizaban operaciones astrales y simulaban operar a los
pacientes, haciendo explotar vísceras de pollo.

Claro, como la gente se aferra a cualquier cosa con tal de y cree, quizás
este recurso u otro favorezcan temporariamente su sistema inmunológico. Pero
si se abandona el único tratamiento probado (el de la medicina tradicional),
la enfermedad regresa en forma inevitable. Y con eso la depresión, muy
difícil de enfrentar cuando hay cáncer.

En Apostar a la Vida potenciamos las propias defensas desde la vida, no
desde lo mágico. La Fundación Avanzar, que distribuye los gorgojos, me
parece tragicómica. ¿Qué intereses tiene?

No digo que todos los tipos de cáncer se curen, pero sí que la gente no
recurra a estos ventajeros, a quienes no les importa la salud.

Y al padre Matiassi le recomiendo que se ocupe del alma.

                           ------------------

Suplemento Tercer Milenio http://milenio.heraldo.es/

FALTA UNA TEORÍA GENERAL DEL CEREBRO
Por: Carlos Tellería

El neurobiólogo Alberto Ferrús está convencido de que éste será el siglo de
la Biología y la Neurología. Le fascina pensar que el cerebro -«la frontera
del conocimiento por excelencia»- es «una máquina que se estudia a sí
misma». Respecto al atrayente capítulo de la consciencia, piensa que aún no
tenemos una buena pregunta que hacer.

Alberto Ferrús habló del funcionamiento del cerebro a los alumnos del
instituto Félix de Azara de Zaragoza.

Pregunta.- A pesar de lo mucho que hemos aprendido este siglo, el cerebro
sigue siendo un mundo fascinante y misterioso.
Respuesta.- El cerebro representa la frontera del conocimiento por
excelencia. Tenemos un razonable conocimiento sobre la estructura de la
materia o del Universo, pero falta una teoría general del cerebro, y no hay
un marco conceptual que nos permita intuir cómo es esa estructura, cómo se
codifica la información, ni siquiera si existe un tipo de codificación, como
ocurre en el caso de los genes que codifican la síntesis proteínas.
P.- ¿Dónde puede radicar la clave para entender su funcionamiento?
R.- Sabemos que hay un número galáctico de sinapsis, y neuronas que disparan
potenciales de acción, pero poco más. Es algo fascinante pensar además que
el cerebro es una máquina que se estudia a sí misma. A pesar de lo que
opinan algunos, creo que no hay ninguna razón a priori por la que no podamos
llegar a entenderlo del todo.
P.- ¿Y cuál será el siguiente paso?
R.- Este siglo ha sido el siglo de la sinapsis y la neurona, por la cantidad
de conocimiento que se ha acumulado sobre cómo trabaja la unidad básica del
cerebro y cómo se comunica. Ahora tenemos el reto de tratar de entender cómo
trabajan conjuntos de neuronas, pequeñas redes. Es algo que nos va a deparar
grandes sorpresas. Es un campo muy activo, como demuestra la cantidad de
premios Nobel dados a investigadores que trabajan este tema, entre ellos los
del año pasado.
P.- Si el siglo XIX fue el de la Química y el XX el de la Física, ¿será el
XXI el de la Biología?
R.- Sin duda. El siglo XXI será el gran siglo de la Biología y la
Neurología. La revolución que la Biología está provocando en la sociedad es
enorme, desde aumentar nuestra esperanza de vida y mejorar su calidad, hasta
encontrar formas nuevas de entender el mundo. Hasta hace poco, todas las
preguntas trascendentes se respondían con artificios mágicos, que en unas
culturas llamaban magia, en otras religión, tapando esa ansiedad de
conocimiento. Hoy tenemos soluciones a gran cantidad de esos enigmas, y eso
nos fuerza para reconsiderar nuestra posición en el Universo. No somos el
centro ni la cúspide de la evolución. Somos una pieza más de los sistemas
con los que tenemos que interactuar.
P.- Es curioso que muchas de las investigaciones que ha realizado en
Neurobiología, las haya hecho con simples moscas.
R.- Y no fue fácil. Tuve que convencer a mis colegas de que se pueden hacer
estudios neurológicos con Drosophila. Las moscas tienen cerebro y
comportamientos, y los resultados que encontramos son válidos para todos los
animales, con la ventaja de que lo que podemos hacer experimentalmente en
moscas no se puede hacer en vertebrados. Hoy podemos empezar a trazar
actividades cognitivas en animales mediante técnicas que permiten ver a las
neuronas funcionando mientras el cerebro trabaja. De todos modos, el sueño
de un neurobiólogo es poder observar qué sinapsis varían cuando se realiza
algún proceso de percepción o razonamiento.
P.- ¿Se llegará a entender algún día en qué consiste la consciencia?
R.- Es uno de los capítulos más atrayentes. Hoy no tenemos aún una buena
pregunta que hacer, aunque quizá vaya siendo el momento. Pero no será fácil.
Este problema hay que estudiarlo desde una perspectiva global; aquí las
técnicas analíticas no funcionan.

[Nota] * Alberto Ferrús, nacido en Almansa (Albacete), es licenciado en
Ciencias Biológicas por la Universidad de Sevilla y doctor en Ciencias por
la Complutense de Madrid. Investigador del Instituto «Cajal», dependiente de
CSIC, del que ha sido director, ha trabajado también en numerosos centros de
investigación del extranjero, y ha sido miembro de numerosas comisiones de
investigación y evaluación científica. Experto neurobiólogo, recuerda hoy
con cariño a aquel profesor de Ciencias Naturales que, siendo él estudiante
de Secundaria, le regaló su colección de preparaciones de microscopio, algo
que marcaría su carrera y su pasión por la Biología.

                           ------------------

El Cultural http://www.elcultural.es/

CARLOS ALONSO VÉDATE: "HAY QUE REVISAR SIN MIEDO LA TERMINOLOGÍA CIENTÍFICA"
Por: Javier López Rejas

El estatuto ético del embrión humano, la ingeniería celular y tisular, la
dignidad como fundamento de los derechos, la biotecnología y sus
implicaciones ético-jurídicas son algunas de las cuestiones que se abordan
en el libro Gen-Ética (Ariel), un trabajo coordinado por Carlos Alonso
Bedate, del Centro de Biología Molecular-CSIC, y Federico Mayor Zaragoza, en
el que participan 20 especialistas en ciencia, ética y derecho entre los que
se encuentran Juan-Ramón Lacadena, Bernat Soria y Alfonso Valencia. El
Cultural ha hablado con Alonso Bedate sobre la actual encrucijada entre
ciencia, ética y conocimiento.

Pregunta -. Su libro parece nacido de una necesidad de "poner en su sitio"
los conceptos científicos. ¿Tan mal están empleados?
Respuesta -. No es exactamente así, dado que los conceptos que se derivan de
los conocimientos biológicos están constantemente cambiando. No se puede
pretender que de una vez para siempre los conceptos queden definidos pues el
conocimiento tiene un gran componente evolutivo. Esto yo creo que se puede
aplicar a todas las ciencias y mucho más a la biología donde no sólo las
técnicas por las que se adquieren los conocimientos están constantemente
variando sino que los conceptos derivados de los conocimientos también están
sufriendo muchas transformaciones. Hasta hace muy poco tiempo se pensaba que
los procesos biológicos se regían por leyes lineales y que por ejemplo un
gen definía siempre una única función. En este concepto se han basado muchas
de las aproximaciones terapéuticas. En la actualidad se ha comprobado que
esto no es así y que un mismo gen o secuencia de DNA puede codificar más de
una proteína y que una misma proteína puede ejercer varias funciones y a
veces contrarias dependiendo del contexto celular en el que está. Estoy
seguro que nos encontraremos en el futuro con que los conceptos que tenemos
en la actualidad también tendrán que cambiar a la vista de nuevos datos. Lo
único que este hecho quiere decir es que los conceptos tienen una gran dosis
de provisionalidad y tenemos que estar dispuestos a cambiarlos cuando sea
necesario puesto que son incompletos. Esto puede crear alguna confusión en
principio pero las cosas se van solidificando con la nueva investigación y
se llega a un momento en el que se esclarecen. Nuestro libro se sitúa en un
momento de transición y pretende esclarecer algunos conceptos a la luz de
nuevos datos. Este hecho fuerza a revisar algunos presupuestos que se
pensaba que eran inmutables. Esto puede representar una importante
contribución del libro. Tenemos que estar dispuestos a efectuar este cambio
pues de lo contrario podemos caer en el inmovilismo y, lo que es peor, en
posturas que no se contrastan con la realidad. Lo contrario puede causar mas
confusión todavía.

Consenso y definición

P -. Sigamos con los conceptos. ¿Cree, por ejemplo, que puede llegarse a un
consenso en el uso (en todas sus variantes) y definición de "embriones
humanos"?
R -. Yo creo que se podría llegar a un consenso en la definición de qué es
un embrión humano si se pudiera definir qué queremos decir con ese término.
Sin embargo, llegar a definir una realidad no es una tarea fácil porque en
gran medida en la definición ya están contenidos muchos de los conceptos que
se quieren definir y normalmente estamos basados en presupuestos
indefinibles de carácter personal y emocional. Mucho más en este caso donde
de la definición se van a deducir modos de acción. Lo que yo le puedo decir
es que hasta hace poco tiempo casi todos los conceptos biológicos estaban
basados en lo que se conocía sobre los ovíparos. En este caso el huevo
contenía todo lo necesario para generar un individuo y por eso correctamente
se le denominaba embrión. Se ha aplicado sin más esta realidad a los
embriones de los mamíferos y por eso de alguna manera se asimila al zigoto
humano con el embrión de los ovíparos. Sin embargo, esta asimilación no se
puede hacer de forma tan directa si se quieren tener en cuenta los datos
biológicos. Por eso hay que revisar la terminología. El miedo a revisar la
terminología es que se piensa que si se hace esto hay que revisar también
los conceptos éticos. Pero esto no es necesariamente así.

P -. ¿Qué papel deben jugar los científicos en la legislación de esta
terminología?
R -. Yo creo que los científicos deberían jugar un papel importante en los
procesos legislativos pues son los que tienen más a mano los conceptos cuya
aplicación genera controversia y los entienden con mayor precisión. Esto
hace que sean interlocutores muy válidos para los legisladores. Pero esto no
significa que la legislación haya de aceptar sin más los dictámenes de los
científicos pues existen muchos aspectos que es necesario tener en cuenta a
la hora de legislar sobre un tema. Es necesario tener en cuenta además que
los conceptos científicos cambian y esto obliga a ser prudentes. En el libro
Gen -Ética se aborda este tema con gran profusión por varios especialistas y
se pone de manifiesto la complejidad de la situación creada, por ejemplo,
por la cantidad de datos que se pueden obtener de un paciente por análisis
de su DNA a partir de una gota de sangre.

Una constante histórica

P -. ¿La encrucijada científica actual es cuestión de ética o de
conocimiento?
R -. La encrucijada actual es de las dos cosas. Es de ética y de
conocimiento. No puede ser de otra manera. Pero no creamos que solamente
ahora estamos en una encrucijada. Estar en encrucijadas es una constante
histórica. El problema es que en determinados tiempos la encrucijada es más
patente y ahora nos damos cuenta de que la ética está sujeta también a los
cambios evolutivos y que no se puede hablar sin meditarlo mucho de la
existencia de una sola ética y que sea inmutable y menos que ésta se pueda
imponer. Aun dentro de un mismo sistema ético los conceptos cambian.
Evidentemente que este hecho genera incertidumbres pero tenemos que saber
vivir con ellas dándonos cuenta de que este es un proceder ético. Lo que es
necesario evitar es proceder arbitrariamente sin un diálogo social.

Jerarquización de valores

P -. Finalmente, ¿puede una "solución" terapéutica imponerse a las
prevenciones morales?
R -. Esta es una pregunta muy compleja pues no se puede responder con un sí
o con un no. Si la pregunta es si una solución terapéutica puede ir en
contra de un proceder ético le digo que no. Pero a renglón seguido le tengo
que decir que hay que definir cuál es el proceder ético que se conculca. No
todas las acciones tienen el mismo valor. Por eso para decidir entre una
solución terapéutica y una prevención moral hay que establecer una
jerarquización de valores. Nunca se podrá conculcar la dignidad individual
humana aunque se vaya a obtener un beneficio por grande que sea. En la
actualidad se habla de salvar vidas por medio de la investigación con
células troncales. Es cierto. Pero este hecho no podría justificarse si para
ello se tuvieran que conculcar derechos inalienables. Este es el fondo de la
cuestión ética planteada sobre la investigación con células troncales
procedentes de embriones tempranos. Unos piensan que los embriones son seres
humanos con dignidad inalienable y otros que piensan que aunque tengan
valor, este valor es relativo y ponderable con respecto a otros valores. Yo
soy partidario de la segunda opción y de que la ponderación hay que
establecerla en un diálogo abierto sin estrategias preconcebidas que
arruinen ese diálogo.

                           ------------------

Suplemento FUTURO http://www.pagina12.com.ar/

EN LA PUNTA DE LA LENGUA
Por: Raúl A. Alzogaray

Ciencias cognitivas: conexiones débiles y metamemoria

Seguro que le pasó muchas veces. Usted quiere recordar una palabra pero no
puede. Tal vez el apellido de un actor, el nombre de un lugar, cualquier
cosa. Uno siente que la palabra está ahí nomás, en la punta de la lengua.
Pero no hay caso. Otra palabra, que no es la que uno está buscando, viene a
la mente. Intenta apartarla, pero no se va. Es una palabra-pantalla que
oculta a la otra, la correcta. ¡Qué frustración!

Esa capacidad, que le permite saber que sabe algo, se llama metamemoria.
¿Suena extraño, no? Uno "sabe que sabe algo" que, sin embargo, no puede
recordar. Y más todavía: a veces hasta sabe cuántas sílabas tiene la palabra
o con qué letra empieza. Aun así, no logra recordarla.

Los psicólogos experimentales estiman que al menos una vez por semana nos
invade esa sensación de tener una palabra en la punta de la lengua (PPL). Y
habrá notado que la sensación suele ser correcta, porque más del 90 por
ciento de las veces se termina recordando la palabra (eso sí, al día
siguiente o unos días después, cuando uno ya se olvidó del asunto).

Memorias frágiles

Los especialistas creen que pronunciar una palabra requiere el cumplimiento
de varios pasos:

Paso 1: el cerebro busca en la memoria el concepto que quiere expresar.
Paso 2: cuando lo encuentra, activa la conexión que asocia ese concepto con
la palabra que lo representa.
Paso 3: entonces activa la conexión entre la palabra y los sonidos que la
forman.
Ahora sí, está todo dado para que la palabra sea pronunciada.

Esta hipótesis sostiene que las conexiones poco usadas se debilitan y al
cerebro le cuesta más activarlas. Por eso se puede tener el concepto (paso
1) y una idea de cómo se escribe la palabra (paso 2), y sin embargo no se la
puede pronunciar completa (porque no ocurre el paso 3).
Las psicólogas Deborah Burke (Colegio Pomona, California) y Lori James
(Universidad de California en Los Angeles) idearon un experimento para poner
a prueba la hipótesis. Consiguieron 72 voluntarios y les hicieron 114
preguntas de conocimiento general (en un estudio previo habían determinado
que esas preguntas tenían una alta probabilidad de producir la sensación
PPL).
Separaron a los voluntarios en dos grupos y les hicieron leer, antes de cada
pregunta, una lista de palabras. Al primer grupo le hicieron leer palabras
fonéticamente relacionadas con la respuesta correcta. Al segundo grupo le
hicieron leer palabras sin relación fonética con la respuesta.
Un ejemplo: a los voluntarios del primer grupo les hacían leer en voz alta
la siguiente lista: familia, demolición, hereje, afiliado, memorable. Luego
les preguntaban: ¿cómo se llama la enfermedad que se caracteriza por la
dificultad de la sangre en coagular? La respuesta es hemofilia. Esta palabra
está formada por cuatro sonidos -[he], [mo], [fi], [lia]-, y que cada uno de
ellos aparece en alguna de las palabras de la lista. A los voluntarios del
segundo grupo les hacían la misma pregunta, previa lectura de una lista de
palabras en las que no aparecía ninguno de los sonidos de "hemofilia".
Los voluntarios que leían las palabras fonéticamente relacionadas con la
respuesta eran los menos propensos a experimentar la sensación PPL. La
interpretación de las investigadoras es que la lectura de la lista activaba
conexiones que inmediatamente debían ser usadas para responder la pregunta.
De esa manera, la sensación PPL no se manifestaba. El resultado estaba de
acuerdo con la hipótesis.

Espiando al cerebro

En tanto, en la Universidad de Harvard, Anat Maril y sus colaboradores
espiaron lo que sucede en el cerebro humano cuando experimenta la sensación
PPL. Para eso, usaron una técnica de resonancia magnética que permite
visualizar en color los cambios en el flujo sanguíneo. Encontraron que al
producirse la sensación PPL se encendía parte de la capa más externa del
cerebro de los voluntarios (llamada corteza cerebral). Estudios previos
habían relacionado esa región del cerebro con el análisis de información
conflictiva. Otras tres zonas del hemisferio derecho se encendían al
encontrar la respuesta. Las investigadoras creen que esas tres zonas
representan el esfuerzo del cerebro por encontrar la respuesta correcta.

Podría preguntarse si la próxima vez que uno experimente una sensación PPL
va a ponerse a pensar en todo esto. ¿Quién sabe? No sea cosa que usted
sintiera una... una..., eeeh, ¿cómo se decía?...

                           ------------------

Science http://www.sciencemag.org/

LA FALTA DEL NEUROTRANSMISOR DAÑA EL CENTRO DE PROCESAMIENTO DE INFORMACIÓN
CEREBRAL
Por: D.M.

Un equipo de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, ha descubierto por
qué el mayor centro de procesamiento de información cerebral pierde su
capacidad con la edad, afectando al lenguaje, la visión y las capacidades
motoras. La revista Science recoge hoy esta investigación, cuyos resultados
apuntan a la utilización de fármacos que pudieran revertir el proceso.

Un neurotransmisor cerebral denominada GABA ayuda a las neuronas a decidir
ante qué señales han de responder, una habilidad cerebral básica para que el
cerebro funcione al cien por cien. Determinadas neuronas en macacos de edad
muy avanzada pierden esta capacidad de decisión y, según ha encontrado el
equipo de Audie Leventhal, eso se debe a que no consiguen suficiente
cantidad de GABA.

Si la falta de esta sustancia química es la responsable de que las neuronas
ancianas actúen de forma indiscriminada, este problema podría solucionarse
con fármacos que incrementaran la producción de GABA. Dichos fármacos ya
existen en la actualidad, si bien no han sido probados en ancianos.

El equipo de Leventhal estudió la función visual en los monos considerados
más viejos del mundo, establecidos en Kunmig (China). Los científicos se
fijaron en la corteza visual de los monos ancianos, donde las neuronas V1
responden sólo ante objetos con una orientación o movimiento específicos.
Esta restricción se debe a que la falta de GABA limita los estímulos que les
llegan. La administración de un bloqueador de GABA hacía perder capacidad
visual a los monos jóvenes, pero apenas afectaba a los ancianos. Sin
embargo, la administración de un estimulador de GABA no tenía efecto en los
jóvenes, pero beneficiaba a los más viejos.

[Nota] * Artículo publicado en la Revista Science 2003, 300: 812-815

                           ------------------

LAS CANCIONES VIOLENTAS FAVORECEN LOS COMPORTAMIENTOS AGRESIVOS
Por: D.M. / Nueva York

Las letras de las canciones parecen un arma inofensiva, pero un estudio que
publica el último número de Journal of Personality and Social Psychology
concluye que si los contenidos son violentos pueden multiplicar los
sentimientos agresivos. Según los autores del trabajo, estas manifestaciones
tendrían influencia directa en el modo de percibir la realidad y, por tanto,
repercuten en la radicalidad del comportamiento.

Las canciones con letras violentas aumentan los pensamientos y sentimientos
agresivos que se relacionan directamente con comportamientos belicosos,
según un estudio que publica el último número de Journal of Personality and
Social Psychology, revista editada por la Asociación Americana de
Psicología. Los resultados contradicen la creencia popular de que estos
mensajes pueden servir para liberar sentimientos violentos sin agresiones.

En una serie de cinco experimentos, en los que participaron 500 estudiantes,
los investigadores de la Universidad de Iowa y del Departamento de Servicios
Humanos de la de Texas, en Estados Unidos, analizaron los efectos de siete
canciones violentas y de ocho composiciones de contenidos moderados. Tras
escuchar las melodías se pidió a los estudiantes que realizaran unos
exámenes psicológicos para valorar el grado de agresividad de sus
sentimientos y pensamientos.

Para controlar los factores no relacionados con el contenido de las letras
de las canciones, tanto las violentas como las que no lo eran fueron
interpretadas por el mismo artista y con el mismo estilo musical en tres de
las evaluaciones, para asegurarse de que los efectos violentos producidos
por la letra se debían a su contenido y no a la interpretación.

En las otras dos pruebas, los científicos midieron la capacidad para excitar
que tenía la música. Además se analizaron las diferencias de la personalidad
de cada individuo y cómo controlaban su carácter. En el estudio también se
incluían composiciones divertidas para comprobar el humor de los
participantes y la interacción de los temas jocosos con los agresivos.

Más susceptibilidad

En los resultados de los cinco experimentos se comprobó que las canciones
violentas impulsaban las interpretaciones agresivas de las palabras y
crecían los sentimientos de hostilidad sin mediar provocación. Incluso las
letras belicosas tratadas con tono humorístico multiplicaban los
pensamientos negativos.

Craig A. Anderson, de la Universidad de Iowa y coordinador del trabajo, ha
concluido que las canciones violentas tienen una implicación directa en la
agresividad que se vive en el mundo real: "Los pensamientos agresivos tienen
influencia en la forma en la que se perciben los acontecimientos o en cómo
se realizan las interacciones sociales, dándoles tintes violentos".

[Nota] * El presente informe fue publicado en el Journal of Personality and
Social Psychology 2003; 84: 5 960-972.

                           ------------------

El Mundo Salud http://www.elmundo.es/salud/

TIMOS CONTRA LA VEJEZ
Por: Isabel Espiño
Artículo enviado por: Enrique Márquez

Cuentan las leyendas artúricas que sólo los caballeros de corazón puro
podían dar con el Santo Grial. Al cáliz (utilizado en la Última Cena, y en
el que José de Arimatea recogió la sangre de Cristo) se le atribuían
propiedades mágicas, como curar las heridas o ser fuente inagotable de
alimento. De hecho, el Rey Arturo, Lancelot du Lac y otros paladines
medievales dedicaron sus esfuerzos a perseguir aquella fuente de eterna
juventud. Hoy en día, la búsqueda continúa. Mientras los científicos
estudian las causas de la vejez, algunos productos se han apropiado de esas
investigaciones para defender sus bondades rejuvenecedoras. Así, tal y como
señalaba un comité de expertos estadounidenses sobre la denominada medicina
antienvejecimiento, «el público es bombardeado por libros y anuncios de
productos que supuestamente restablecerán su apariencia y fuerzas de
juventud, como antioxidantes, DHEA, hormona de crecimiento... Aunque cada
una de esas intervenciones está, al menos en la distancia, relacionada con
algunas observaciones experimentales, la población debe ser consciente de
que, para la amplia mayoría de esos remedios, no se ha probado su seguridad,
y de que hay pocas o ninguna evidencia de su eficacia en ensayos en
humanos». Esta semana el 'New England' (que en su día publicó un trabajo
sobre la hormona de crecimiento) vuelve a recordar que «actualmente no hay
ningún medicamento que retrase o invierta el envejecimiento».

Y los hijos del baby boom comenzaron a marchitarse... Aunque la búsqueda de
la eterna juventud es tan antigua como la propia Humanidad, ése fue el
origen de los nuevos tratamientos antienvejecimiento que empezaron a
triunfar en EEUU durante los 90.

Antioxidantes, suplementos nutritivos, melatonina, DHEA, hormona de
crecimiento. «La aparición contemporánea de este movimiento se erige sobre
las promesas a los babyboomers -que crecieron durante los 60, en una etapa
centrada culturalmente en la juventud- y sobre los recientes descubrimientos
científicos que, aparentemente, tenían una posible relevancia para
ralentizar el proceso de senectud en humanos», escribía la historiadora
Carole Haber en su artículo Antienvejecimiento, ¿por qué ahora? Lo cierto es
que, precisamente ahora, «aunque hay razones para pensar que los progresos
continuos en salud pública y ciencias biomédicas contribuirán en el futuro a
unas vidas más sanas y largas, los productos que se están vendiendo no han
demostrado científicamente su eficacia», advertía hace un año un manifiesto
de "Scientific American" (No Truth to the Fountain of Youth, algo así como
Ninguna verdad sobre la fuente de la juventud) firmado por 51 prestigiosos
biogerontólogos.

En los últimos meses estos expertos en la biología del envejecimiento han
seguido publicando trabajos en la misma línea, pues consideran que «el
negocio de lo que se ha venido conociendo como medicina antienvejecimiento
se ha convertido en los últimos años en una industria de miles de millones
de dólares tanto en EEUU como en el extranjero». Por ejemplo, muchos de los
escritores que han alimentado esta corriente al otro lado del charco (Deepak
Chopra, Jean Carper, Walter Pierpaoli...) ya campan por las librerías
españolas.

España.

Y es que esta lucha sui generis contra la senectud «ya está llegando a
España», aclara José Manuel Mayán, director de la titulación de Gerontología
de la Universidad de Santiago de Compostela. También aquí «se está empezando
a hablar de remedios antiaging [que es como se denomina en EEUU esa
corriente] y están apareciendo clínicas antienvejecimiento que ofrecen una
serie de tests biológicos», agrega este experto, quien aclara que
actualmente «las intervenciones eficaces van en otra línea [el cuidado de
los hábitos]».

Esas clínicas suelen ofrecer planes de salud supuestamente personalizados
que incluyen programas de reposición hormonal, así como suplementos
vitamínicos y antioxidantes.
Iñaki Martín Lesende, coordinador del Grupo de trabajo de Atención a los
Mayores de la SemFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y
Comunitaria), señala que incluso al centro de salud se acercan personas
«pidiendo melatonina o preguntando por suplementos, si bien se demandan más
productos para la pérdida de memoria, que sí están al alcance de la receta».
«Todavía no existe la histeria de EEUU», coincide José Manuel Ribera, jefe
del Servicio de Geriatría del Hospital Clínico San Carlos, si bien este
experto aclara que «la advertencia [en contra de esos remedios] también hay
que hacerla aquí».

Y es que muchos de los milagros contra el paso de los años ya están al
alcance de los españoles. Incluso aquellos que no están autorizados (como es
el caso de la melatonina o la DHEA) «son fáciles de conseguir», aclara
Mayán.

Así, existen numerosas páginas web que ponen al servicio del usuario
paquetes contra la edad (DHEA, melatonina y progesterona) u ofertas
especiales (del estilo «lleve cuatro y pague tres» o tamaños familiares) de
alguno de estos productos para frenar la vejez. Precisamente, esta misma
semana 'The New England Journal of Medicine' presentaba sendas quejas a los
fiscales generales de Massachusetts y Nueva Jersey (EEUU) porque
«recientemente, un gran número de anuncios en Internet ha incluido
sentencias acerca de suplementos dietéticos [que dicen estimular la
producción de hormona de crecimiento (HC)] que podrían llevar a creer,
erróneamente, que una investigación publicada en el 'New England' apoyaba
los reclamos hechos por esos fabricantes», según explica el editor de la
revista en el número del pasado jueves.

Falso reclamo.

Hace más de una década, la prestigiosa publicación recogió un trabajo
realizado en 12 varones (mayores de 60 años y con deficiencias de la
hormona) que recibieron inyecciones de HC. Tras seis meses de tratamiento,
los participantes presentaban un aumento de la masa corporal y de la
densidad mineral ósea, lo que ha hecho que muchos fabricantes apelen a
aquella investigación para promocionar sus milagros antiedad, sin recordar,
por ejemplo, que «no se sabe si la administración a largo plazo de la
hormona de crecimiento en ancianos puede ser dañina», aclara otro trabajo
publicado en el último número de la revista.

«Los empresarios antienvejecimiento están tomando ventaja a los científicos
legítimos, al apropiarse de nuestras investigaciones, prolongando y
exagerando nuestros hallazgos por encima de nuestras perspectivas y
vendiendo sus pócimas al público con la proclama de que hay ciencia detrás
de ellas», señalaba el año pasado Jay Olshansky, uno de los firmantes del
informe de 'Scientific American'.

«Tomando sólo una serie de datos se les otorga a esos remedios un efecto de
eterna juventud», aclara Mayán. Así, se pasa del hecho constatado de que
muchos niveles hormonales empiezan a decrecer con los años a afirmar que
compensar esa caída puede frenar el paso de los años. Pero, precisamente,
los tratamientos de este tipo que han mostrado tener cierto efecto frente a
los problemas asociados a la edad (como es el caso de la HC o, incluso, de
la terapia hormonal sustitutoria) suelen presentar efectos secundarios, lo
que «invalida las hormonas para todo el mundo. No se puede generalizar, hay
que hacer intervenciones a medida, valorando los riesgos y beneficios»,
aclara Jaime Miquel, ex jefe de la división de patología experimental de la
NASA.

Incluso en el caso de los suplementos antioxidantes (los compuestos que
tratan de equilibrar el daño oxidativo que producen los radicales libres en
las células), que «son muy poco tóxicos, no se pueden recetar
generalizadamente», añade este experto. Según el mencionado artículo de
'Scientific American', «aunque los antioxidantes pueden tener ciertos
beneficios en alguna gente, hay relativamente pocas evidencias en humanos de
que lleven a una reducción del riesgo de trastornos asociados a la edad o
del ritmo de envejecimiento».

Aunque estos productos no sean ningún elixir de juventud, el papel de los
radicales libres sí que es una de las líneas de investigación abiertas sobre
el proceso de senectud. Tal y como señala Miquel, «en la comunidad
científica, prácticamente existe consenso acerca de que el envejecimiento
empieza con la oxidación de las células».

«Ahora podemos comenzar a conversar sobre la biología de este proceso. Los
investigadores se han preguntado por qué y cómo avejentamos y están
apareciendo algunas respuestas», señala un especial sobre el tema publicado
en la revista Science esta semana. Precisamente, una revisión recogida en
ese número apunta a otra de las hipótesis que se barajan para frenar los
efectos de la edad: la restricción calórica. Esta medida ya ha demostrado
aumentar la longevidad de animales de laboratorio, lo que «sugiere que una
nueva categoría de medicamentos podría prevenir o retrasar las enfermedades
del envejecimiento con pocos efectos secundarios».

La publicación también revisa otros de los campos de interés de la
investigación biogerontológica, como los mecanismos genéticos implicados en
el proceso de senectud (de hecho, ya se han identificado en animales de
laboratorio una quincena de genes asociada con los años de vida).

«Con la genética y las células madre se van a ver grandes avances, pero no a
corto plazo», aclara Miquel, quien recuerda que por ejemplo, lleva años
hablándose de los telómeros (los extremos de los cromosomas, que se van
acortando a medida que el organismo se avejenta), aunque todavía sin
aplicación práctica. Con los avances en estas y otras áreas -como los
mecanismos de regeneración celular y la prevención de la aterosclerosis, los
tumores o el Alzheimer- «retrasaremos el envejecimiento de algunos sistemas,
pero no se logrará reparar toda la maquinaria», aclara.

«Por la vía de los medicamentos, no vamos a prolongar la esperanza de vida.
Más que alargar el sistema, hay que intentar no gastarlo. Hay que tratar de
no acelerar la vejez y, en ese sentido, funcionan las medidas preventivas»,
agrega Ribera.

Hábitos.

«Buscar una sustancia que sea una fuente de juventud es algo difícil, porque
tener años no es una enfermedad. Lo que hay que perseguir es un envejecer
exitoso, es decir, prevenir la dependencia», aclara Javier Gómez Pavón,
secretario general de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. «Si
se ha prolongado la esperanza de vida es por factores ambientales y
sanitarios. Y en ellos hay que seguir incidiendo», apostilla Martín Lesende.

Todos los expertos consultados coinciden en que la mejor opción para
prolongar la vida es vigilar los hábitos, incluso en la senectud. Es decir,
cuidar la dieta (que no sea excesiva, aunque sí equilibrada y variada), la
práctica frecuente de actividad física moderada, evitar el tabaquismo,
seguir participando en la sociedad, cumplir los chequeos médicos
prescritos... «Esa es la medicina antienvejecimiento que podemos hacer»,
aclara Miquel.

Tal y como señalaba el lema del Día Mundial de la Salud de la OMS en 1999,
no se trata de sumar años a la vida, sino de dar vida a los años.

                           ------------------

El Mundo http://www.elmundo.es/

A 1.100 METROS BAJO UNA MINA DE SAL
Por: Reuters - Londres

Británicos buscan la 'Materia Oscura', uno de los secretos más buscados del
Universo

Su búsqueda está dirigida a encontrar uno de los secretos más buscados del
Universo: la 'Materia Oscura'. Un grupo de científicos británicos equipados
con detectores especializados trabajan a 1.100 metros bajo una mina de sal.

"Si tenemos éxito en nuestra cruzada, entonces estamos considerando nuestro
puesto en los libros de historia", dijo Neil Spooner de la Universidad de
Sheffield. "Este será uno de los mayores descubrimientos de nuestro tiempo".

En un intento por identificar el principal sospechoso conocido como
Partículas Masivas de Interacción Débil (WIMP por sus siglas en inglés), los
científicos británicos han instalado detectores altamente sensitivos en una
mina de sal en Boulby en el páramo de North Yorkshire.
Estos aparatos están profundamente enterrados en un área de baja
radiactividad natural, al norte de Inglaterra, donde las rocas intermedias
deberían protegerlos de la interferencia y filtrar el bombardeo cósmico.

"Esta es una sobresaliente instalación de investigación equipada con uno de
los detectores de 'Materia Oscura' más sensible del mundo", dijo Ian
Halliday, presidente ejecutivo del consejo de investigación de Partículas
Físicas y Astronomía, en un comunicado.
"Esta es una adición crucial a los recursos del Reino Unido en un campo de
investigación donde los científicos británicos están jugando un papel de
liderazgo mundial", agregó.

La teoría es que aunque miles de millones de partículas subatómicas llamadas
WIMP están pasando a través de la atmósfera y la tierra cada segundo, sólo
encuentran raramente el núcleo de un átomo, haciéndoles ligeramente
inestables.

Los detectores están diseñados para poder captar estas pequeñas colisiones
que son tan raras que los científicos calculan que en un kilo de bloque de
material menos de un WIMP al día impactara el núcleo de un átomo y lo hará
mover.

Según estudios, la evidencia más fuerte de 'Materia Oscura' hasta ahora se
ha visto en las curvas de rotación de las galaxias espirales.

Competencia por encontrar la 'Materia Oscura'

Los equipos de científicos alrededor del mundo están compitiendo para ser
los primeros en descubrir la verdad acerca de la 'Materia Oscura', que no
puede verse porque no emite luz. Ellos creen que conforma la gran mayoría
del Universo.

Los científicos sostienen que las estrellas representan menos de uno por
ciento de la masa del Universo, y las nubes de gas y otros objetos
representan cerca de otro cinco por ciento.
Nadie está completamente seguro de lo que conforma la parte restante
perdida, que ha sido denominada 'Materia Oscura'

==== RINCÓN DEL LECTOR ================================================

COMENTARIOS SOBRE EMBRIONES Y CÉLULAS MADRE. RESPUESTA A STENGLER.
Por: Oswaldo Palenzuela

En relación con el artículo de E. Stengler: "Comentarios sobre embriones y
células madre" (El Escéptico Digital, Diciembre de 2002), y ante la
decepción que muestra el autor frente a los argumentos de científicos y
escépticos en el debate de la clonación terapéutica y el uso de células
madre procedentes de embriones para investigación, es mi deseo como autor de
uno de los trabajos criticados el responder a algunos de los puntos tratados
por Stengler, en la presuntuosa esperanza de iluminar y justificar algunas
de las dudas que tanta desazón le causan.

Aunque el artículo de Stengler es extenso, creo que sus fuentes de decepción
pueden resumirse sin pérdida significativa en las siguientes ideas:

- El autor no admite como argumento, a favor o en contra de las
experimentaciones con células embrionarias, el que estas investigaciones
estén enfocadas a proporcionar salud y bienestar a la humanidad, y podrían
generar poderosas herramientas terapéuticas. Para Stengler, utilizando sus
propias palabras: ".ante el debate de si se pueden o no utilizar dichos
embriones, ¿tiene algo que aportar que el fin de esta práctica sea bueno,
incluso buenísimo? Quien así piense está aceptando implícitamente que el fin
justifica los medios.." La recurrente enumeración de los beneficios
derivados del uso de las células madre embrionarias por parte de científicos
y escépticos, en opinión de Stengler, es un recurso emocional y no racional,
de quienes defendemos el uso de estos materiales. No quisiera caer en una
caricaturización de este argumento, pero, ¿de verdad piensa Stengler que es
racional y éticamente igual el ejercicio de determinadas prácticas (sobre
las que existen alegaciones morales) para salvar vidas que para pasar el
rato?. Si así fuese, ignora profundamente los aspectos más básicos de la
disciplina de la bioética. Parece casi absurdo tener que recordar que ni la
ética ni el código penal amparan el cortar a un señor la pierna, pero que
¡esto es aceptable y exigible si se presenta una infección gangrenosa que
pone en peligro la vida de un paciente!. Multitud de ejemplos similares me
vienen a la cabeza, pero basta con éste para comprender que precisamente la
razón y la ética tratan de eso: de definir qué medios son legítimos según
para qué fines. Pone el Sr. Stengler en boca de quienes justificamos la
investigación con células madre embrionarias y la clonación terapéutica,
por -entre otros motivos- el beneficio esperado de esta investigación, un
tergiversado "el fin justifica los medios" que nadie ha entonado. Sabe
perfectamente, Sr. Stengler, que algunos fines justifican algunos medios.

- Dicho lo de arriba, no parece pues inútil (al menos no tan inútil como
Stengler hace ver en su escrito), en un análisis racional de este debate, la
enumeración de los beneficios esperados (los fines que persigue el uso de
células madre embrionarias y clónicas), que serían la justificación
necesaria para utilizar según qué medios. Coincidimos pues el Sr. Stengler y
yo en el segundo elemento clave del debate, que es la identificación de esos
medios y de lo que implican desde un punto de vista racional, científico y
ético. Evidentemente, si estas investigaciones conllevasen el asesinato
premeditado de seres humanos, no serían aceptables éticamente, por más que
resultaran en enormes beneficios. El Sr. Stengler no encuentra en los
argumentos esgrimidos por escépticos y científicos, entre los que me
incluyo, datos objetivos sobre la hipotética condición de ser humano de
pleno derecho que tendrían los óvulos activados, las blástulas o las células
madre clonadas. No puedo sino sorprenderme ante esto, y lamentar que no haya
leído con suficiente atención nuestros argumentos. Como se decía en mi
artículo, por poner un ejemplo: "En la etapa de blastocisto, cuando el
organismo se disocia para generar las líneas de células madres, se trata de
una bola de células del tamaño de un punto. Los embriones generados por
fertilización normal, generalmente, no se implantan en el útero hasta
después de esta etapa de blastocisto. No hay órganos, no hay posibilidad
alguna de que pueda pensar o sentir, y no tiene ninguna de las
características de un ser humano". Y si las citadas palabras del portavoz de
un comité de expertos en ética no convencen al Sr. Stengler, por el
tremendísimo pecado de estar este comité convocado por una empresa que tiene
entre sus actividades la clonación (como si lo que importase fuese
la -prejuzgada- filiación interesada del comité, y no el peso de los
argumentos expuestos), cabe también apelar al menos común de los sentidos,
el común. Quiere el Sr. Stengler, ingenuamente, ejercer la prudencia, y que
los científicos demuestren inequívocamente la no naturaleza humana de un
conjunto de células clonadas o aisladas de un blastocisto, ya que sólo
entonces la manipulación de estos materiales sería admisible. Desde el punto
de vista de su condición humana, lo único que diferencia a un embrión no
implantado de un cabello es un cierto potencial -bastante escaso, todo sea
dicho- de desarrollarse como ser humano de pleno derecho. El valorar si este
potencial es o no suficiente para cumplir con una definición acientífica y
puramente humanística, la de ser humano (valga la redundancia), no es
terreno de la ciencia. Pero cabe advertir que la postura prudente que
preconiza Stengler, llevada a pleno ejercicio, implicaría la desaprobación
de la fertilización in vitro, de la masturbación masculina, y hasta de la
ducha, pues en todos estos procesos se desperdician células humanas que
pueden tener cierto potencial de desarrollarse como seres humanos de pleno
derecho (y más aún desde que la clonación de células somáticas es posible).
Es en el fondo el argumento del castigo a Onán por desperdiciar su semilla,
ya comentado en mi anterior trabajo.

Quizás sea por esto que, por más que el Sr. Stengler lo desapruebe, la
condición humana de un embrión no implantado o de un óvulo activado es
cuando menos cuestionable desde cualquier punto de vista (salvo el religioso
católico), y es por ello que los medios utilizados, es decir, las técnicas
que implican la manipulación  y destrucción de estos materiales, son
legítimos desde un punto de vista ético y racional si los fines perseguidos
sobrepasan el natural derecho a la objeción moral alegada por algunos
colectivos. A este respecto, nada puede ser más ilustrativo que recordar que
nuestra sociedad y nuestro cuerpo legislativo recogen como legítimas la
interrupción voluntaria del embarazo desde hace algunos lustros (en
determinados supuestos y dentro de ciertos límites temporales, lo que de
nuevo deja patente la legitimidad del factor de proporcionalidad de
beneficios comentada anteriormente), así como la donación de material
genético y la generación de embriones por fertilización in vitro para fines
reproductivos. Si en estos casos el material manipulado no es considerado
"seres humanos" de pleno derecho, ¿por qué en el caso de las células madre y
la clonación terapéutica habría de serlo?. El potencial humano, por decirlo
de algún modo, de un feto de tres meses es enorme en comparación con un
blastocisto clónico no implantado, ¿por qué ha de prohibirse lo segundo
mientras está permitido lo primero?. Una posición consecuente en este
sentido debiera priorizar la desautorización del aborto y de la
fertilización in vitro sobre la de la clonación terapéutica, pero aunque
estas técnicas fueron en su día -y aún lo son- ferozmente objetadas desde
ciertos colectivos (casualmente religiosos), las sociedades desarrolladas
las han asumido con gran naturalidad. Curiosamente, si bien la iglesia
católica hoy en día permite la reproducción de parejas estériles mediante
fertilización in vitro (a pesar de que implica la generación  y destrucción
de embriones que ella misma considera seres humanos), condena
terminantemente el aborto y el uso de células madre embrionarias bajo
cualquier supuesto y con cualquier fin. Considerará el Sr. Stengler que mi
postura es cerril, pero no puedo sino ver, en ésta profunda contradicción,
una muestra clara de hipocresía y de justificación de los mismos medios,
aunque con otros fines que ese colectivo sí considera deseables (la
reproducción).

- Alega el Sr. Stengler una identificación tendenciosa, por parte de los
escépticos, de las posturas contrarias a las manipulaciones de material
genético humano con posturas influidas por el fundamentalismo religioso.
Reivindica la legitimidad de un rechazo a estas técnicas desde bases
estrictamente laicas. Tiene razón, sin duda, en este punto y reconozco que
esto es posible. Ahora bien: tales posturas, si existen, me son
desconocidas. Lamentablemente, lo que sí conocemos y denunciamos en nuestras
aportaciones es la objeción desde presupuestos profundamente influidos por
la religión católica e infiltrados en nuestros cuerpos legislativos.
Permítaseme dar la vuelta a este argumento, y decirle que también existen
colectivos que apoyan y estimulan la clonación humana (incluso la
reproductiva), desde bases profundamente religiosas, como es el caso de la
delirante secta de los Raelianos. Estas posturas son igualmente condenables
desde un punto de vista racional, y lo único que evidencian es que las
religiones tienen poco o nada que aportar a este debate. A pesar de ello, la
práctica totalidad de las posturas contrarias que han llegado a nuestros
oídos son confesionales, y en particular lo son las más organizadas e
influyentes. Es por ello que las condenamos de modo especialmente
beligerante, pues conocemos por experiencia cotidiana el desgraciado eco que
en nuestra sociedad y en nuestro gobierno tienen estos puntos de vista.
Ojalá existiese sustrato para un debate aconfesional sobre las implicaciones
éticas de este tipo de investigaciones, pero mientras los argumentos
esgrimidos sean de base religiosa, los escépticos los criticaremos como
sesgados e irracionales. No nos lo agradezca, es nuestro trabajo.

                           ------------------

POR FAVOR, NO MAS PSEUDOCIENCIA / UNA CARTA AL SEMANAL
Por: José María Ferrer

Hola y gracias por esta ventana de opinión. No soy socio de su asociación
pero les reenvío un correo que he mandado a la redacción de "El Semanal".
Creo que una carta formal de su asociación tendría mas peso.

Ya leí con estupefacción el artículo "Ciencia Vudú" (nº 788) de Nativel
acerca de lo "raro" de las muertes de unas personas aplastadas por grúas en
un corto espacio de tiempo. Basta unas nociones básicas de cálculo
probabilidades para darse cuenta que dicho suceso no tiene nada de "raro" o
"misterioso" puesto que es condicionado por el fuerte viento de aquella
semana, que hacía que tal suceso fuera mucho más probable. En aquél momento
me mordí la lengua y no escribí.

El artículo de zahoríes del nº 801 me ha enervado nuevamente, y no puede ser
pasado por alto nuevamente.

Vamos a ver,

Para la ciencia todo esto de los zahoríes no es ningún misterio, ya que no
se ha demostrado científicamente la simple existencia de tales fenómenos
paranormales. No estoy hablando de la explicación a los supuestos fenómenos,
sino la existencia de los fenómenos en sí. Cualquier persona con un mínimo
de sentido común se da cuenta que los zahoríes son una tomadura de pelo mas
dentro del conjunto de disciplinas pseudocientíficas (telekinesia,
telepatía, astrología, viajes astrales, psicofonías, etc.) que no deben ser
tratadas en medios de comunicación serios de forma seria.

No se han parado a pensar que si tales fenómenos fueran ciertos ya se
habrían utilizado para encontrar a Bin Laden, o para descubrir nuevos
yacimientos petrolíferos... que yo sepa las grandes multinacionales de
exploración petrolífera no cuentan con zahoríes entre su filas sino con
geólogos y tecnología realmente científica.

Hay 1M$ de recompensa para cualquier persona que simplemente muestre
cualquier hecho paranormal, la recompensa sigue ahí:
http://www.randi.org/research/index.html

El fabuloso libro "La Nueva Era" (ISBN 84-206-0463-1) de Martin Gardner saca
a la luz la falta de evidencias y rigor científico de todo ese conjunto de
disciplinas pseudocientíficas.

Por favor, no tengo ningún inconveniente en que hablen de estos temas en el
semanal, pero no traten de darle la apariencia científica de la que carece.

Muchas gracias, por lo demás El Semanal es un suplemento fantástico.

José María Ferrer
Zaragoza

                           ------------------

UNA REFLEXIÓN DESDE EL CAMPO ESCÉPTICO SOBRE CÉLULAS MADRE E INVESTIGACIÓN
Por: Josué Belda Martínez.

Señor director, amigos escépticos:

El articulo de Erik Stengler sobre el debate acerca de la utilización de las
células madre en la investigación, aparecido en el numero 9 de El Escéptico
Digital, aporta algunos elementos que mueven a una reflexión desde el campo
escéptico en cuanto a la correcta forma de abordar el propio debate.

Stengler asegura que el debate real se refiere a la consideración de las
células embrionarias como seres humanos o personas, pues esa es la única
fuente de desacuerdo. Y pide que los escépticos, en tanto defensores y
divulgadores del pensamiento científico, se apliquen a la tarea de exponer
los argumentos científicos sobre la cuestión.

¿Un debate científico?

El debate es, pues, si las células fecundadas son o no seres humanos. ¿Es
esta una cuestión científica?. No se trata de decidir el carácter de
pertenencia de las células a la especie humana, en el sentido en que se
puede decidir acerca de cualquier otra célula, pues en este caso es
indudable tal hecho. Tampoco se trata de decidir sobre la base de los datos
que la ciencia puede aportar, dotación genética, capacidad de percepción
sensorial, conciencia o autoconsciencia, etc, si es que los embriones son
personas, algo también indudable, pero en sentido contrario. Se trata de una
decisión convencional que en el caso de los defensores de esa dignidad solo
se apoya en argumentos emocionales o sentimentales, como los llama Stengler.

El único argumento, digamos, ontológico, que se presenta al debate, es de
procedencia religiosa; la dotación de un alma desde el momento mismo de la
concepción. Estamos, pues, ante una cuestión en la que la aportación de
datos objetivos a favor de la dignidad humana para las células no existe. En
el mejor de los casos se expresa el hecho de una duda abstracta nunca
explicada ni sometida a debate. Eso no quiere decir que no pueda tomarse una
decisión racional, por muy convencional que sea. Pero entonces es inevitable
el uso de los argumentos emocionales.

El peso de los argumentos emocionales

No existen datos objetivos, ni hay esperanza de encontrarlos, que decidan la
cuestión por sí mismos. La decisión es nuestra. La necesidad de la decisión
se nos aparece a partir del hecho de que esas células tiene una utilidad,
puede actuarse sobre ellas. Si no existiese tal utilidad, la cuestión podría
permanecer siempre en la indefinición sin causar ningún problema ético. Es
ahora cuando la decisión debe ser tomada, y es entonces cuando el peso de
los beneficios adquiere toda su presencia. No es una cuestión de alcanzar el
fin por cualquier medio, es una cuestión de no renunciar a un beneficio a
favor de una de las posiciones en debate sin consideración alguna por datos
objetivos que, al margen del propio beneficio de la utilización, no existen.
En lugar de pedir que se beneficie de la utilidad aquel al que tal uso no
presente conflicto moral y se permita prescindir de él a aquel para quien si
lo es, se nos pide la misma actuación que se efectuaría en el caso de que el
debate hubiera sido decidido en uno de los dos sentidos. Y todo en el nombre
de un argumento religioso o de una duda inconcreta. Lo demás son intentos de
definición de tal manera que quien la hace no puede más que tener razón.

La posición escéptica

No existe en este momento modo de decidir si se está atentando contra la
vida humana de manera significativa salvo como convención no basada
directamente en dato científico alguno. En mi opinión, el escéptico debe
denunciar cualquier intento de establecer que si existen tales datos. La
posición escéptica no puede evitar la ponderación del único dato objetivo en
juego, la existencia de unos beneficios reales. Debe combatir la idea de que
no actuar es mantener una posición escéptica semejante a la suspensión del
juicio en asuntos de hecho.

Es muy estimulante ver que el debate existe en el seno de la comunidad
escéptica y todo esto no puede más que enriquecernos.

Saludos.

                           ------------------

ÉTICA LAICA, EMBRIONES Y EL SR. STENGLER.
Por: David Mingot Mallol / Barcelona, a 12 de enero de 2003

Hola, amigos lectores de El Escéptico Digital.

Escribo esta carta inspirado por la misiva del señor Erick Stengler,
publicada en el nº 9 de El Escéptico Digital. No la transcribiré aquí por su
larga extensión, pero sí la resumiré: esencialmente el Sr. Stengler
descalificaba los pobres argumentos presentados en defensa de la
experimentación con embriones humanos, tal como se presentaron en varios
artículos de esta misma publicación. Manifestaba también su preocupación por
la posibilidad de que una ética laica equivaliera a decir que el fin
justifica los medios, cosa que en su opinión no permiten las éticas
religiosas. Finalmente, proponía que se evitara la investigación hasta que
se determinara si los embriones humanos son seres humanos o no.

Agradezco al Sr. Stengler la moderación en la forma y el tono de su carta,
de la cual podrían tomar ejemplo muchos de un bando y otro. Sin embargo, no
comparto su punto de vista, y procederé a exponer mis reflexiones sobre el
tema como contribución al debate público.

Primero, he de decir que estoy de acuerdo con el Sr. Stengler en la pobreza
de los argumentos expuestos en los documentos por él citados en su carta.
Romperé una lanza por ellos, arguyendo que dichos documentos eran mayormente
entrevistas, y a mí no me pareció que su propósito fuera convencer. Como
mucho, parecían querer exponer algunos hechos a la opinión pública, en algún
caso negando posibles concepciones erróneas, como cuando Bernat Soria dejaba
claro que, a simple vista, un embrión no parece ni remotamente humano. El
verdadero debate creo que no ha surgido, al menos en las páginas de esta
publicación. Añadiré, como última apología, que tal vez los entrevistados
estuvieran dolidos por las acciones del gobierno español, quien con su poder
legislativo ha prescindido de todo debate y ha aprobado una legislación
restrictiva que no coincide con la opinión públicamente expresada. Y sí con
la opinión presumible de ciertos grupos de poder que tienen relaciones
familiares con algún alto cargo del gobierno.

¿Argumentos científicos y debate ético?

Pasaré ahora al tema del debate sobre el empleo de embriones congelados como
fuente de células madre para la investigación. Mi primera proposición es
contundente: la ciencia no sirve para juzgar el caso. Cualquier argumento
puede ser interpretado en el sentido que se quiera, y ello es hasta
inevitable. Recuerdo una cita de Darwin, que a su vez era frase favorita de
S. Jay Gould: "Si ha de servir de algo, toda observación ha de hacerse a
favor o en contra de una determinada teoría" Y ahí quería llegar yo. Cuando
el tema a investigar es confuso, el riesgo de que las pruebas científicas se
interpreten acorde con la teoría favorita de cada cual crece. El núcleo del
debate sobre los embriones es si dichos embriones son o no seres humanos, y
por tanto si deben o no tener los mismos derechos que dichos seres humanos.
Es una bonita pregunta para la ciencia, ¿es un embrión un ser humano? Lo
siguiente que preguntará cualquier científico será: ¿Qué cosa es un ser
humano?. La ciencia no tiene una sola respuesta a esta pregunta, así que hoy
por hoy no se puede dictaminar científicamente la naturaleza del embrión. De
hecho, la respuesta está en la ética. Cualquier argumento racional puede ser
invertido según la ética de quien postule la teoría inicial. Por tanto,
mezclar a la ciencia en el debate es estéril.

Cabe decir, sin embargo, que el hecho de que la ciencia no pueda
proporcionar argumentos universalmente válidos no significa nada malo
respecto a la ciencia. Tan sólo es un reflejo de que nosotros somos humanos
en un universo no humano; y que la naturaleza, así como el conocimiento que
extraigamos de ella, simplemente no nos sirve como referencia en nuestros
asuntos humanos. Todo lo más, la ciencia puede proporcionarnos un marco de
referencia, un corpus de conocimientos que nos expliquen cómo funciona el
universo y nos impida divagar demasiado por los caminos de nuestra
imaginación. Nuestro cerebro y su estructura tienen una capacidad limitada
para manejar y comprender datos, así que la ciencia ha de ser una empresa en
común. Aunque cada científico pueda proponer una teoría distinta, sujeta a
su visión más o menos subjetiva del universo, o incluso a unas condiciones
iniciales marcadas por los límites éticos y sociales de su tiempo, en el
conjunto de todos los  trabajos científicos surgen una serie de hechos
comunes; y es esa coincidencia, y su persistencia en el tiempo, lo que nos
permite juzgar esos hechos como una verdad; y una verdad científica, pues ha
sido la ciencia quien la ha puesto en nuestro conocimiento. Toda verdad
científica está sometida a las limitaciones de su época, que no son culpa
suya ni de la ciencia; pero por ser ciencia puede mutar y alterarse hasta
reflejar una verdad mayor. Esta propiedad, la de mutar y cambiar según el
ritmo y cantidad del conocimiento del universo, es justamente la garantía de
calidad que la mente racional necesita a la hora de establecer un marco para
sus reflexiones. Podemos usar la ciencia como marco, diciendo qué creemos
cierto al margen de nuestra opinión y qué es más que opinable; pero en sí
misma, la ciencia *no es* una opinión.

Ética en una pendiente resbaladiza

El segundo tema que quiero tratar se refiere a la antedicha ética. Desde
hace tiempo se viene propugnando desde la comunidad escéptica la necesidad
de una ética laica, idea que al Sr. Stengler (y supongo que  a otros) le
produce inquietud. Cito a modo de ejemplo:

"Todo lector que se sienta incómodo con la aceptación de que el fin
justifica los medios llegará a la conclusión de que para salvar el principio
contrario ha de recurrir a las tan denostadas éticas religiosas."

Discrepo, Sr. Stengler. Creo que tal vez confunda un endemismo de las éticas
religiosas con algo más genérico; que, puesto que las éticas religiosas son
continuas en sus ideas, no están sometidas a cambios de definición sobre la
validez de los medios. Prometo volver luego a este punto, pero creo que es
hora de definir un poco qué diferencia a las éticas religiosas de la ética
laica que intentamos construir. Veremos así cuál es el valor de la antedicha
continuidad de las éticas religiosas.

Ética religiosa

Las éticas religiosas tienen en común, me parece a mí, el recurso al
principio de autoridad. La ética religiosa se basa en una verdad revelada,
proveniente de algún ente sobrehumano, y que como tal sobrehumano está libre
de la falibilidad humana. Así, dicha palabra revelada tiene un valor de
autoridad que permite construir sobre ella una ética y derivar de tal ética
una moral. El problema viene con la observación de que la tal palabra
revelada debe ser interpretada, y peor aún, reinterpretada para seguir
proporcionando un código ético funcional a tenor de la evolución social
humana. Y ello es malo por cuanto que hasta ahora ninguna religión se ha
basado en una palabra revelada que incluya mecanismo de enmienda. Tal vez
semejante cosa sería incoherente, pues si lo revelado es la verdad, ¿cómo
vamos a enmendar la verdad? Y creo que ahí los "escépticos" (aunque prefiero
pensar en nosotros como "no creyentes en ninguna confesión organizada", para
no excluir que alguno pueda ser escéptico pero religioso) vemos una clara
prueba de *falibilidad*... para referirnos a un caso concreto, pongamos por
caso (por su cercanía cultural) el cristianismo y su respectivo libro
sagrado, la Biblia. Es obvio que en tal libro no se refiere a muchas cosas
que conforman nuestro mundo, incluso aspectos éticos. Nada se dice
explícitamente sobre embriones, contracepción o abortos provocados, así que
quien quiera usar la Biblia como fuente de ética deberá interpretarla...
pero la interpretación es un acto humano, y como tal es falible. Incluso
desde la asunción de que la Biblia es la verdad auténtica y revelada, en
cuanto esa verdad requiera interpretación quedará contaminada por la
falibilidad humana. ¿Y luego qué es peor? ¿Decir "Ups, hermanos, parece que
Dios ha cambiado de opinión"? ¿O decir, "Bueno, parece que andábamos
equivocados y Dios se ha tomado la molestia de corregirnos después de 2000
años"? Si es blanco y va en tetra-brik debe ser leche. Por muy revelada e
infalible que sea la palabra de tal o cual religión, a partir del momento en
que no se ajusta plenamente a su espacio socio-temporal y hay que
"reinterpretarla", los no creyentes en ninguna confesión organizada tenemos
derecho a dudar que los "reintérpretes" sean infalibles. Y eso sin entrar en
la cuestión de los hagiógrafos, profetas y demás mediadores de lo
sobrehumano.

En resumen de lo expuesto: creo que las éticas religiosas se basan en una
autoridad proveniente de algún poder sobrehumano e infalible, pero luego
dicha autoridad resulta estar fijada en una palabra escrita que necesita ser
reinterpretada para ajustarse a los cambios de la sociedad. En dicha
reinterpretación, se pueden cometer errores humanos que invalidan el valor
de autoridad de la palabra revelada. Más aún: si existiera una verdad única
y absoluta, seríamos incapaces de aprehenderla y la distorsionaríamos por la
limitación de nuestro sistema cognitivo. ¿Y qué nos dice ello de la ética
laica?

Ética laica

La ética laica no puede recurrir a la autoridad puesto que ésta implica
alguna clase de creencia (en dicha autoridad al menos). La alternativa a la
autoridad es el consenso. El tal consenso, o "sentir común", ha de estar en
proporción al fin buscado. Cuando tal fin es una ética universal, el
consenso ha de ser formado por la mayoría de las personas implicadas en el
debate... y cuantas más sean éstas, mejor. Por supuesto, el consenso es
falible por su propia naturaleza. En muchos momentos de la historia la
mayoría ha estado equivocada. Y algunas equivocaciones han sido atroces.
Pero ello es porque sólo somos humanos. Si no vemos ningún poder superior
que nos guíe, hemos de guiarnos por nuestro sentido de la ética y nuestra
honradez. Equivocarse, por terrible que sea el error, es un derecho del ser
humano. Perdonar, por terrible que sea el error, es una obligación del ser
humano. Y el único requisito es la honradez, pues ésta implica buscar el
bien, y ha de ser esta búsqueda del bien la que impulse la ética.

Pero, ¿de dónde surge el consenso que guíe a la ética laica? Antes ya he
dicho que la ciencia no puede aportar argumentos a un debate ético, todo lo
más definir un marco de lo que consideramos real y lo que no, aunque como
veremos dicha realidad no debe tener valor de autoridad.

Mi opinión es que la ética laica debe basarse en la concepción ética de cada
individuo, independientemente de la procedencia de tal ética, siempre y
cuando dicha ética no se halle sometida a ningún principio de autoridad. Es
decir, si Fulano cree que la ciencia le proporciona argumentos éticos
(aunque ya hemos visto que esa actitud sería subjetiva y tal vez errónea), y
lo cree con honradez, y está dispuesto a admitir que el hecho de que él
saque dicha ética de la ciencia no confiere a sus argumentos la cualidad de
verdad absoluta (y revelada, y autoridad competente al caso), entonces
Fulano tiene una posición válida a exponer en el debate. Y valdrá igual que
la de Mengano, aunque éste considere cierto el hecho de tener un dragón
invisible en su garaje (parafraseando al maestro Sagan), siempre y cuando
Mengano no pretenda usar al dragón como principio de autoridad...
*Cualquiera* puede participar en un debate de ética laica, con las
condiciones de renunciar al principio de autoridad, respetar las opiniones
ajenas, opinar con la máxima honradez (buscando el bien), y ser coherente
con la propia argumentación, incluso cambiando de opinión si el debate nos
empuja a ello. Por supuesto, así entre amigos, sabemos que ningún magufo ni
fanático admitirá jamás estas condiciones de debate... pero tampoco los no
creyentes en ninguna confesión organizada deben apelar a la ciencia, y ni
siquiera a la razón, como autoridad. Pues aunque se expongan argumentos
irracionales o arracionales ("como debatimos entre las 6 y las 7, opino que
el embrión humano no es un ser humano"), hemos de confiar en que la razón es
mayoritaria, que también lo es la verdad, y que unos pocos argumentos
extravagantes no pueden dañar el necesario consenso... o lo dañarán menos
que esgrimir la razón y la ciencia como principios de autoridad que, a modo
de peaje, dejen fuera a quien se considere que no va a decir
lo-que-hay-que-decir. Y dicho esto, creo que es hora de retomar el hilo del
debate sobre fines y medios.

Fines contra medios

Cuando afirmamos que el fin no justifica los medios es siempre como
mecanismo defensivo. Todos los medios terribles han hallado un fin que los
justificara (pido perdón por citar esta frase en concreto, pero, "Matadlos a
todos que luego Dios ya conocerá a los suyos" y frases afines son un claro y
abundante ejemplo de a qué me refiero), así que creemos que hay que
reivindicar simplemente la proporción entre medios y fines. La ética
religiosa marca el límite según la autoridad de la revelación. Pero la ética
laica, más humilde, lo marca según el consenso. Si tal fin justifica o no
los medios empleados será juzgado en cada momento por cuanta más gente
mejor, y el consenso resultante determinará el obrar de la humanidad.
Actuando con la máxima honradez la conciencia individual queda protegida de
un posible error. Por terrible que sea. Incluso si resultara serlo el pensar
que un embrión humano y un ser humano son cosas distintas. Pues hoy por hoy,
el consenso va en esa dirección. En conciencia, nadie destruye la vida de un
ser humano para salvar la de otro mientras pueda evitarlo. Desde la práctica
legal, un embrión y un ser humano son cosas distintas. Por consenso. Y si
debieran ser iguales, eso sólo podría determinarse cuando el consenso lo
dijera. Al margen de toda autoridad revelada, pero necesariamente
reinterpretada.

Pondré ahora un ejemplo de cómo se enfrenta la ética colectiva (laica o
religiosa) a las cuestiones de fines contra medios. El Sr. Stengler pone por
ejemplo la idea de que actualmente consideramos inaceptable la esclavitud.
Siguiendo con este ejemplo, me gustaría hacer notar que la idea de que la
esclavitud está mal es un consenso moderno. Los argumentos no han variado
esencialmente desde el inicio del debate, y si hoy por hoy no existe
esclavitud es sólo porque desaparecieron los esclavos. Aquellos que se
resisten a ver a los esclavos como hombres libres son una minoría, y ya no
se atreven siquiera a decir lo que durante siglos fue el consenso: que los
esclavos no eran humanos (no eran esclavos por "no ser" humanos, sino que no
eran humanos por "ser" esclavos), y caso de ser tales humanos habrían sido
castigados por Dios (hijos de Cam), o abandonados por Él, y necesitaban
represión o salvación. Por su bien, claro. Y a nadie le parecía mal comer
azúcar, fumar tabaco, beber café o vestir prendas de algodón que llevaban
sobre su existencia la marca de la esclavitud. ¿Qué fue lo que acabó con la
esclavitud? Esencialmente, que una máquina tenía más potencia que cualquier
grupo de esclavos del mismo precio. Incluyendo en el precio de la máquina
los salarios de "hombres libres" (y mujeres, y niños). Y así, de repente, la
esclavitud se convirtió en tema de debate público. Y las éticas religiosas
"reinterpretaron" que estaba mal. Y llegamos a un consenso, el actual, donde
nos parece una verdad universal que la esclavitud es intolerable. Pero,
inversamente, no ponemos límite a lo que le puede suceder a una persona
teóricamente libre que cometa el error de venir a nuestras costas sin ser
invitada. ¿Es mejor ser una "libre" prostituta que le debe 10000 dólares al
mafioso que la trajo a la "tierra de promisión", que ser una esclava vendida
para "crianza y recreo"? En su momento, los esclavos no "existían". Hoy son
los "sin papeles". El consenso obra milagros, para lo bueno y para lo malo.
Pero no por ello hemos de callar; como ya dije antes, hemos de confiar en
que la "verdadera verdad" terminará venciendo. A la larga todos preferimos
que el bien alcance a todo el mundo, ni que sea por el interés egoísta de no
sufrir si accidentalmente vamos a caer entre "los que no".

Y ahora, antes de terminar haré una reflexión sobre lo que me parece que es
el origen del consenso respecto al desigual valor de la vida del embrión
humano y el ser humano (puesto que admitimos sacrificar uno por otro), en un
contexto donde ya he admitido que los argumentos no tienen por qué ser del
todo racionales, ni científicos, o ni siquiera éticos. Dicho con toda la
reserva posible, basta que sean "mayoritarios". Dios se pone de parte de los
grandes batallones. Y sumar a los más en el lado de los menos (pero
acertados/ o tremendamente equivocados) tiene poco que ver con la ética
individual de unos y otros, en cuanto que obran como colectivo.

No lo parecen

Puesto que es uno de nuestros mecanismos cognitivos favoritos, creo que el
origen de la idea de que el embrión humano no es aún un ser humano está en
la analogía. Vemos analogía entre el embrión y un huevo, una bellota o hasta
un terruño de caolín. Como no nos parece que un huevo sea igual que una
gallina, ni una bellota un roble, ni un terruño de caolín una pieza de
porcelana, asumimos que el embrión humano no es igual que un ser humano. Y
creo que sé por qué. Todos aprendemos más pronto que tarde que ciertas cosas
van en un sentido concreto. Que los vasos se rompen pero sus trozos no se
reúnen espontáneamente. Que un melón se espachurra pero la pulpa no vuelve a
formar un melón. O que el canario dejó de vivir y luego no resucitó. En
definitiva, aún sin saber qué cosa es, todos tenemos un claro sentido de la
entropía. Y por ello nos admiran las cosas que van contracorriente... lo
mejor que le puede pasar a un terruño de caolín es convertirse (con mucho
trabajo, habilidad y un significativo aporte de energía) en uno de esos
jarrones chinos apenas más gruesos que una cáscara de huevo. Y luego tal
jarrón puede romperse y quedar aún peor que el terruño original. Una bellota
puede convertirse en un roble, y luego el roble puede aspirar a caer y
pudrirse. El huevo se hace gallina, y la gallina Avecrem. Y el embrión
humano... creo que ya he sentado el punto. Por tanto, nos parece que las
cosas que van contracorriente son especiales, distintas. E inferiores por
cuanto que *pueden* fracasar. Una bellota puede ser un roble... o no. El
roble ya no puede ser nada más... ni menos que una bellota en su cenit
antientrópico. Todos los seres vivos son mortales, pero no lo son todas las
simientes. Algunas pueden mutar, ir cuesta arriba, dejar de existir para ser
otra cosa. Pero no todas, y así son más abundantes y en cierto sentido
inferiores... pues, o la bellota se hace roble, o será pisto para gorgojos.
Morirse cuando es lo más que te puede pasar no es demérito. Morir cuando
podrías engendrar nueva vida, sí. O al menos así lo juzgamos, creo yo, en
nuestro consenso actual. Así es como admitimos matar una promesa de vida
para beneficiar a una vida ya existente, o al menos para intentarlo. Y luego
nadie carga en su conciencia la aniquilación de un bosque de encinas por
comerse un jamón ibérico, valga la frivolidad.

Antes de irme...

Sólo me queda, para terminar ya, una última aportación al debate sobre el
empleo de embriones como fuente de células madre. Tal vez el Sr. Stengler u
otros como él podrían argüir, "¿Cómo se convierte el embrión en un ser
humano si no lo era ya desde el principio?". Implícita en ello va la idea de
que el embrión ya es un ser humano porque ya tiene alma, axioma sin el cual
el argumento pierde mucha validez. Y por la que quedara... No sé bastante de
filosofía para decirlo con las palabras adecuadas, pero el caso es que
admitimos que una cosa que se convierte en otra no implica que la segunda
vaya prefigurada en la primera. Un cadáver no se pudre por sí mismo. Han de
criar en él bacterias para descomponerlo, siendo así que el cadáver podrido
es otra cosa distinta del ser vivo que fue. Y sin una mujer que las pase de
todos los colores un embrión jamás logrará ser un ser humano. Todos nos
morimos más o menos solos, pero nadie nació sin una gran dosis de química y
energía en forma de un ser humano que sufrió y padeció como sólo puede hacer
nuestra especie. Bien mirado, tal vez por ello creamos también que confundir
un ser humano con su germen (en el sentido de ser inicial) es ofensivo. Para
el embrión, para el ser humano y para la madre que lo parió (sin ofender). Y
así me despido ya, con la esperanza de haber podido aportar algo al debate.

Un afectuoso saludo a todos y mis mejores deseos para los lectores galegos,

                           ------------------

"EL SUPLEMENTO SEMANAL". CARTA AL SR. JOSÉ ANTONIO MARINA
Por: Saúl Blanco Lanza

Estimado Sr.:

Quiero felicitarle por sus colaboraciones en la revista "El Suplemento
Semanal", que leo con asiduidad. Independientemente de que pueda estar de
acuerdo con sus opiniones y análisis (lo que es cierto en la mayoría de las
ocasiones), me parece fundamental dedicar un espacio en una revista de
amplia difusión a la reflexión sobre cuestiones de trascendencia usualmente
infravalorada. La divulgación de la Filosofía, más allá de la divulgación
científica, sigue siendo una de las asignaturas pendientes, no sólo en
España.

Pero esta carta quiere llamar su atención sobre un artículo aparecido en el
número 792 de esta revista, cuya lectura me ha dejado horrorizado, y
seguramente no le ha pasado desapercibido a Vd. tampoco. Se trata de una
entrevista realizada a una persona que afirma ser capaz de predecir las
fluctuaciones bursátiles mediante la astrología. Tras esta afirmación, he
tenido que volver a revisar la portada de la revista, convencido de que, por
equivocación, estaba hojeando las páginas de "Mas Allá", "Año Cero" o
cualquiera de estas publicaciones dedicadas a las "Ciencias ocultas". Pero
no. Se trataba de "El suplemento semanal", revista leída por miles de
ciudadanos, referente para la formación de opinión pública, editada por un
equipo de profesionales de reconocida solvencia y seriedad. Y no se trata de
un error ni de una broma. A la retahíla de disparates que suelta este
caballero se le confiere la misma verosimilitud que, unas páginas antes, se
le confiere a la Teoría de la Relatividad de Einstein o a la Mecánica
Cuántica de Plank. Por lo tanto, los lectores no avisados llegarán a
entender que la astrología es una Ciencia perfectamente establecida que
permite hacer predicciones falsables en un campo tan complejo como la
Economía. Pero la astrología no es una Ciencia. Cualquiera que tenga unas
nociones básicas de Física y Astronomía se dará cuenta de que la idea de que
la posición de los astros tienen alguna relación con nuestra personalidad, o
de que el destino individual y colectivo está escrito de alguna forma en el
firmamento, es totalmente absurda y carece del menor fundamento racional. Es
cierto que históricamente la astrología y la astronomía estuvieron
íntimamente ligadas, e incluso la astrología cumplió una importante función
en la estructuración social en las antiguas civilizaciones. Pero desde la
edad moderna, y más aún en nuestra actual sociedad, sabemos que los
postulados astrológicos merecen la misma credibilidad que la lectura de las
líneas de la mano o la interpretación de las cartas del tarot. Es curioso
comprobar como estas supersticiones tienen más arraigo en nuestra sociedad,
en relación inversa al tiempo reservado en nuestros planes de estudio al
estudio científico del Universo, tal como denuncia, por ejemplo, la
Asociación para la Enseñanza de la Astronomía, una ciencia que considero
básica para la formación de los ciudadanos. En el fondo es una cuestión de
educación, de fomento del pensamiento crítico y del análisis racional de las
afirmaciones que inundan nuestra percepción a diario.

Se podría pensar, sin embargo, que, a pesar de todo, la astrología funciona
y que, por tanto, puede ser objeto de un estudio racional. Pues tampoco.
Hasta hoy nadie ha sido capaz de presentar un estudio mínimamente riguroso
que demuestre estadísticamente la influencia de los astros en nuestras
vidas. En la entrevista se menciona un oscuro estudio de la Universidad de
Michigan (como es habitual, no se menciona quién es el autor del mencionado
trabajo ni dónde se ha publicado) demostrando la relación entre las fases de
la Luna y el beneficio de la bolsa. Yo propondría que sometieran este
"riguroso estudio" a la Fundación Educativa James Randi, que ofrece desde
hace décadas un millón de dólares a quien demuestre, bajo condiciones
controladas de laboratorio, cualquier fenómeno paranormal. Por supuesto,
nadie lo ha conseguido. Pero, a pesar de tratarse de una creencia tan
profundamente opuesta al sentido común, es creída por millones de personas
en todo el mundo. Un estudio reciente demostraba que el 41% de los jóvenes
españoles cree que puede haber algo cierto en los horóscopos y en la
astrología. Uno de cada tres cree que es posible predecir el futuro. El 29%
cree que puede haber algo de verdadero en la curación por el magnetismo
personal. El 19% cree que hay algo de verdadero en las personas que dicen
contactar con el más allá. ¿Quién está siendo el responsable de crear este
ejército de ignorantes? ¿Acaso puede ser beneficioso una plebe manipulable,
sin capacidad de raciocinio, dispuesta a creer a ciegas en lo primero que
escuchen?

Siguiendo con esta entrevista, más grave aún me parece el caso de los
agentes de bolsa que confían a éste y otros charlatanes no ya su dinero,
sino los ahorros ajenos de familias que creen ciegamente en la
profesionalidad de estas personas. Como en la Babilonia de hace 6000 años.
¿No hemos adelantado nada? La moderna teoría económica ha sido la
consecuencia de siglos de esfuerzo intelectual, un proceso lento y continuo
que se ha ido alimentando de las aportaciones de matemáticos, sociólogos,
psicólogos, etc. hasta llega a conformar un sistema no exento de defectos,
pero que cualquiera puede llegar a entender sin necesidad de apelar a
misterios ocultos que sólo son revelados a unos cuantos iluminados. Este
astrólogo se atreve incluso a aconsejar a los lectores, de una forma
absolutamente irresponsable, dónde tienen que invertir sus ganancias, según
lo que diga "el ciclo Saturno/Plutón", o tiene la desfachatez de hacer
predicciones macroeconómicas a escala planetaria que, de ser tomadas en
serio (como lo están siendo) por personas influyentes, pueden tener
consecuencias gravísimas para la economía mundial. No se trata de un
inocente juego. Es necesario empezar a llamar a las cosas por su nombre.
Cuando alguien paga por un servicio que no existe, que no está demostrado, a
esto se le llama estafa, fraude. Es un delito perseguible en un Estado de
Derecho. Es necesario, por simple higiene democrática, que estas personas
respondan de sus delitos ante los tribunales de justicia. Añádanse aquí todo
el colectivo de curanderos, videntes, homeópatas, etc, que viven de explotar
el sufrimiento y la ingenuidad ajenas de forma totalmente impune, amparados
en una vergonzosa interpretación de las libertades públicas. Manuel Toharia,
en su libro "Astrología: ¿Ciencia o Creencia?", denuncia el caso de personas
que toman decisiones importantísimas en función de su horóscopo (como el
ex-presidente Reagan). Miles de personas en todo el mundo son rechazadas en
las ofertas de empleo por no tener un "signo compatible" con el de, por
ejemplo, su jefe. ¿Deberíamos añadir en la Carta de los Derechos Humanos o
en nuestra constitución la prohibición de discriminar a los ciudadanos por
su signo astrológico?. Cientos de periódicos dedican amplias columnas a las
predicciones astrológicas, bastante más que el espacio dedicado a la
divulgación científica. La astrología es una sección fija en todas las
revistas "femeninas", partiendo de la convicción, supongo, de que las
mujeres son seres intelectualmente inferiores que carecen de capacidad de
raciocinio.

Esta situación, a mi juicio gravísima, no sólo no parece importar a los
gobiernos, sino que tampoco es tomada en serio por la sociedad en general.
Es necesario orientar las políticas educativas para alertarnos ante estos
nuevos estafadores que nos venden superstición y miedo en forma de Ciencia.
Conozco su sensibilidad ante esta problemática, que plasmó brillantemente en
un artículo hace unos meses en esta misma revista, criticando el fenómeno de
las pseudociencias y el auge del pensamiento mágico en detrimento del
pensamiento racional. Por eso me sorprendió el artículo que posteriormente
escribió su colega Nativel Preciado ("Ciencia o Vudú") en la que afirma que
"Nadie es capaz de explicar ciertos fenómenos psíquicos que nos permiten
anticipar el futuro antes de que suceda". Bueno, yo sí puedo. Es el "sesgo
de la confirmación", un tipo de pensamiento selectivo conocido por los
psicólogos desde hace décadas. Si un día casualmente, sueño algo que se
relaciona remotamente con lo que ocurre al día siguiente, habré tenido un
"sueño premonitorio", olvidando las miles de veces que he soñado cosas sin
relación alguna con la realidad. Por ejemplo, muchas personas (un 10% de la
población) habrán comprobado sus facultades paranormales acertando la
terminación del gordo de Navidad, olvidando todas las veces que hicieron
este pronóstico sin éxito en años anteriores. Como ve, no hay nada de
misterioso en ello.

Su compañera añade: "... Son demasiado arrogantes los que afirman que el
método científico es el único camino para llegar a la verdad. ¿Por qué la
física cuántica o la genética tiene más autoridad para resolver los
problemas del ser humano que la filosofía o la teología? La mayoría de la
gente piensa que los científicos saben más que el resto de los mortales y,
aunque se ha demostrado que cometen fraudes y a sabiendas propagan falacias
inadmisibles, siguen ejerciendo una extraña fascinación sobre el público
lego ...". A parte de "meter en el mismo saco" a la Filosofía y a la
Teología, lo que me parece muy resbaladizo, me parece necesario pensar sobre
la "arrogancia" del método científico. El diccionario define Ciencia como
"Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el
razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen
principios y leyes generales". No sé si es el único método para conocer la
verdad, pero desde luego, es el mejor que conozco. Durante siglos la
humanidad ha permanecido bajo la tutela del obscurantismo, la ignorancia y
la superstición, a la deriva de las arbitrarias decisiones de espíritus
caprichosos, de misterios incognoscibles sostenidos, entre otros, por los
teólogos. No ha sido sino a la luz del método científico que el hombre a
comenzado a comprender la naturaleza a partir de sus principios y causas,
sin apelar a entidades sobrenaturales. El "arrogante" método científico
tiene límites, mecanismos de autorregulación, ofrece explicaciones
tentativas siempre sujetas a la rectificación y a la contrastación empírica.
Como decía el escritor Isaac Asimov, "examinen ustedes algunos fragmentos de
pseudociencia y encontrarán un manto de protección, un pulgar que chupar,
unas faldas a las que agarrarse. ¿Y qué ofrecemos nosotros a cambio?
¡Incertidumbre! ¡Inseguridad!". Los teólogos lo tienen mucho más sencillo.
Si encuentran algo inexplicable, siempre pueden decir: "es un milagro, un
misterio, no se puede entender. Es malo tratar de investigarlo. Es malo
pensar".

"La mayoría de la gente piensa que los científicos saben más que el resto de
los mortales", dice Nativel Preciado. Pues yo también. Un astrónomo sabe más
Astronomía que yo, y los conocimientos de Genética de un biólogo superan con
creces a los del resto de nosotros. ¿Es esto malo? ¿Acaso está vetado poder
aprender Astronomía o Genética? Estos conocimientos no se compran ni
aparecen por revelación, sino que se adquieren tras años de esfuerzo
intelectual y de investigación. "Se ha demostrado que [los científicos]
cometen fraudes y a sabiendas propagan falacias inadmisibles". ¿Todos?
¿Incluimos a Darwin, Cajal, Einstein, Barbacid, Fleming, Patarroyo, Sagan,
Ochoa, Pasteur...? No cabe duda de que existen casos escandalosos de fraude
científico que es necesario combatir. Pero la Ciencia acaba poniendo en
evidencia estos casos. Los científicos están obligados a presentar sus
resultados a la crítica pública, lo cual no ocurre en el caso de los
pseudocientíficos. La única alternativa a la Ciencia es, sencillamente, una
Ciencia mejor. La desconfianza hacia los científicos que parece proponer la
Sra. Preciado me parece saludable, siempre que no se vea substituida por una
fe ciega hacia las pseudoexplicaciones obscurantistas.

Yo soy un científico. Soy un "becario precario" de 25 años que cobra 600 ?
al mes, pero continuaría haciendo lo mismo aunque no cobrara nada, porque me
gusta lo que hago. Como en la mayoría de los casos que conozco, la Ciencia
es algo vocacional. Si fuera, por ejemplo, arquitecto, me preocuparía por
cómo se están construyendo los edificios de mi ciudad, me comprometería con
asociaciones y colectivos de arquitectos, escribiría cartas denunciando
casos de fraude. Pero soy científico, me dedico a la biología (las algas de
agua dulce) y es la Ciencia lo que pienso que tengo que defender. Pero no
soy un "fundamentalista" de la Ciencia. Hay otros campos de conocimiento
igualmente válidos y respetables. Como dice Gustavo Bueno, la Filosofía no
es Ciencia, lo cual no significa que sea irracional. A mi juicio la Ciencia
deja mucho espacio para las cuestiones filosóficas, y muchas veces el límite
es difuso. Afortunadamente, muchos científicos se están dando cuenta de que
la sinergia entre Ciencia y Filosofía puede ser útil para responder a
cuestiones fundamentales, dejando a un lado la anticuada discriminación
entre disciplinas de "ciencias" y de "letras". Es más, lo irracional también
forma parte de la naturaleza humana, y así debe de seguir siendo. A mí me
gustan Bach y Mozart, no soy capaz de explicar por qué, pero me seguirán
gustando por muy "irracional" que sea. No es necesario racionalizar todo, de
lo contrario la vida sería una aburrida cuadrícula gris. Pero hay que
discernir en qué ámbitos de la realidad estamos dispuestos a invitar a los
mitos.

En fin, sólo deseaba compartir con Vd. estas reflexiones y pedirle
encarecidamente su opinión al respecto. Agradezco de antemano su paciencia y
quedo a su entera disposición. Reciba un saludo cordial.

                           ------------------

UNA CARTA DE AGRADECIMIENTO COMPARTIDO
Por: Rubén  Blanco Domínguez

Estimados creadores de Magufomedia y de la ARP:

Soy un internauta agradecido a vuestra labor de desenmascaramiento de
farsantes. Yo mismo dejé dinero de mi bolsillo en revistas y libros que
estos embaucadores publicaban, y aunque nunca fui un "converso", no me
dejaban de entretener sus curiosas teorías... hasta que un día, compré un
libro de un tal James Randi (para mí un perfecto desconocido por aquel
entonces) titulado "Fraudes paranormales". ¿Cómo explicar el deslumbramiento
que sentí? ¿Cómo relatar la vergüenza que sentí al percatarme de que había
estado perdiendo el tiempo con insensateces que se desmontan con un mínimo
de sentido crítico?

Desde entonces, gracias a Randi, me he convertido al escepticismo, y toda
noticia relacionada con las paraciencias la desmenuzo y pongo a prueba... y
ninguna me convence.
Pero no quiero aburriros con mi historia, sino que quiero avisaros para que
afiléis vuestras agudas plumas contra un nuevo desatino, que he visto hoy en
las estanterías de una librería: "La Respuesta de los Dioses", el último
libro de Von Däniken, expresivamente subtitulado "Evidencias y hallazgos en
los cinco continentes" (¿habrá viajado a la Antártida? Porque si no lo ha
hecho, no serán cinco, sino cuatro), donde supongo que volverá a defender
sus absurdas teorías y se declarará de nuevo víctima de la ciega ciencia
oficial.

Pero no queda aquí la cosa; agárrense los machos... El prólogo y "las notas"
(¿qué se podrá anotar en un libro que aglutine disparates?) son de....
¡JAVIER SIERRA!

Por favor, redactores de Magufomedia y la ARP, alerten a la población,
prevénganles de esta plaga nociva!!!!

Nada más, un saludo de un neo-escéptico.

P.D: EL libro está editado con sobrecubierta y tapas duras (es decir,
encuadernación cara y costosa...)

                           ------------------

TELEPATÍA, IGNORANCIA Y R CABLE Y TELECOMUNICACIONES GALICIA S.A.
Por: Pedro S. Arjona

La empresa R cable y telecomunicaciones Galicia S.A. (que tiene la exclusiva
del cable en Galicia) edita, y distribuye gratuitamente a sus clientes, una
revista con la programación mensual de televisión de los distintos canales
que ofrece. La revista se completa con artículos de temática diversa y
entrevistas. Una de las páginas de la revista correspondiente al mes de
febrero se encabeza con el título ¡Nunca tal vin!, e incluye tres breves
artículos sobre avances (o supuestos avances) tecnológicos. El que me tomo
la libertad de enviarles traducido del gallego se titula "Cursores
telepáticos" y dice así:

"¿Dónde vamos a parar? Unos investigadores de la Universidad estadounidense
de Brown han desarrollado un sistema para mover el cursor del ordenador con
el pensamiento. Aunque el proyecto está en fase inicial, de momento sólo dos
monos han conseguido realizar esta hazaña, pero hay que echarse a temblar. Y
es que empezamos moviendo el cursor y terminaremos enviando e-mails sin
necesidad de escribirlos. Uno se sentará delante del ordenador, pensará un
mensaje, pensará en el destinatario y la carta se redactará y se enviará sin
que el remitente haya movido, literalmente, ni un dedo. Claro que este
descubrimiento, si cabe, también tiene aplicaciones más prácticas. Por
ejemplo, movernos la aspiradora con el poder de la mente mientras estamos
sentados en el sofá, prepararnos una suculenta cena con sólo compensar en la
receta, conducir sin tocar el volante ni mover los pies, sacar fotografías
sin accionar la cámara... La telepatía será cosa de niños."

Una vez más sorprende la ligereza con que se les da cancha a noticias de
esta índole, sin la más mínima contrastación, y lo extendida que está la
creencia en la confirmación científica de la telepatía; más bien, habría que
decir, lo extendida que está la ignorancia. Resulta cómico y paradójico, o
bochornoso, según el talante con que se mire, que una empresa de
telecomunicaciones, donde se supone que abundan los ingenieros y técnicos de
esta especialidad, permita que se publique semejante tontería.

Doy clases en secundaria y bachillerato, y algunos alumnos me advirtieron
sobre este artículo. A menudo hay que hacer labor pedagógica explicando qué
es la esencia del pensamiento científico, ante cuestiones que plantean los
alumnos referentes a la parapsicología y otras pseudociencias; muy a menudo
también me ha facilitado la labor el material obtenido de su página web y
del Escéptico Digital al que estoy subscrito. Me gustaría, si fuera posible
y si tienen a bien, poder ampliar detalles sobre esta supuesta investigación
en la universidad de Brown, con alguna información que posean, o al menos
alguna referencia de dónde encontrarla. Agradecido de antemano y alentando
la labor que llevan a cabo con sus publicaciones les saluda atentamente:

[Nota de la Redacción] * Cualquier información que nuestros lectores puedan
hacernos llegar sobre este tema será bien recibida y, naturalmente, remitida
a Don. Pedro S. Arjona.

                           ------------------

FIN DEL CASO ASALUP
Por: Redacción Escéptico Digital

Estimados lectores.

A continuación, publicamos la carta que Sebastián Bassi y Julio Salas nos
han remitido, en representación de ASALUP, dando parte de las explicaciones
que desde esta redacción les fueron solicitadas, en su momento, al
dimisionado presidente de ASALUP Christian Sanz y al dimisionario
Vicepresidente Norberto Maraschi.

Ambos ex cargos de ASALUP se comprometieron en su momento a enviarnos una
explicación que, por más que esperamos y pedimos cien veces, nunca llegó. En
lugar de ello, tan sólo recibimos del expresidente y autor del polémico
artículo "El OVNI que no fue" un e-mail reconstruido y multitud de ataques
personales y profesionales, que hasta el día de hoy se siguen sucediendo,
por parte del susodicho expresidente y de algunos ex miembros del mencionado
grupo.

Nuestra intención es bien otra que la de conseguir aburrir a nuestros
lectores con un caso que amenaza, merced a la nefasta gestión realizada por
quienes ostentaron cargos en la Junta Directiva de ASALUP durante la crisis
abierta por el plagio de su presidente, con convertirse en mero folletín de
crónica rosa.

En el Escéptico Digital siempre hemos pensado que en aras de la libertad de
expresión todo el mundo tiene derecho a emitir su opinión y a solicitar las
explicaciones que considere pertinentes.  Por este motivo, hemos tomado la
decisión de publicar a continuación la carta remitida por los representantes
de la actual Junta de ASALUP y a su vez las contestaciones dadas a la misma
por Alejandro Borgo y por Luis Alfonso Gámez.

Con estos tres escritos, que les ofrecemos a continuación, queda para
nosotros finalizado el Asunto ASALUP.
Ahora que cada cual aguante su vela.

1.- CARTA REMITIDA POR LA JUNTA DE ASALUP

Redacción de "El Escéptico Digital",

Nos dirijimos a Uds. en referencia a las 2 ultimas ediciones del Esceptico
Digital (EED) donde ASALUP es mencionado a raiz de la nota "El OVNI que no
fue" que se publicó originalmente en nuestra página web (www.asalup.org) y
luego en EED al ser enviada por su autor.

Como bien dice Alejandro Agostinelli en sus denuncias (en EED, "La nave de
los locos", nuestra propia página y la lista INCREDULOS) ese articulo tenia
algunas falencias. La falta de citas (en especial a la fuente del análisis
del video que es la parte sustancial del articulo) y la afirmación no
comprobable que la empresa EDEFEX fue la autora del video.

Para sustentar este último punto Christian Sanz presentó un fax de
falsificado y de origen desconocido. Por este motivo Christian Sanz ya no es
mas presidente de ASALUP, ni siquiera miembro de esta organización
escéptica. Por este motivo le pedimos disculpas al EED por haberles
enviado dicho articulo, ya que si bien el autor es Christian Sanz, la nota
fue puesta en consideración por la CD antes de ser publicada, siguiendo el
mismo procedimiento de publicación de artículos que teniamos cuando era
Webmaster del CAIRP.
Tambien sacamos el artículo original y lo reemplazamos por una versión
actualizada, donde consta lo ultimo que conocemos sobre el video del OVNI en
las torres gemelas (incluida la autorización del autor por si alguno todavia
nos quiere seguir acusando de plagio). La nueva versión se encuentra en:
www.asalup.org/sections.php?op=viewarticle&artid=103

A pesar de haber tomados las medidas correctivas del caso, los miembros del
CAIRP Alejandro Agostinelli y Alejandro Borgo siguen protestando por
diversos medios como chicos que quieren llamar la atención. No les alcanzó
con ser echado de la lista INCREDULOS por violación del netiquette, crearon
su propia lista (INCRASOMBRADOS) para seguir difamando y burlandose de
ASALUP como institución, de sus miembros y de sus seguidores.

El motivo de mayor preocupación de ASALUP con respecto al EED es la nota
titulada "BENÍTEZ, EL 11-S Y LOS PSEUDOESCÉPTICOS ARGENTINOS.".
El contenido de dicho mamarracho es totalmente falaz y sobre todo
tendencioso. Desde el título (que nos llama pseudoescepticos y nos mezcla
con Benitez) pasando por varias afirmaciones que son totalmente falsas.

Con respecto a nuestra posicion sobre el avión estrellado en el Pentagono el
11-S, basta leer lo que publicamos el 12 de Setiembre de 2002 (los
suscriptos a la lista de anuncios de ASALUP pueden ver el mensaje en
http://genes.unq.edu.ar/mailman/private/asalup/2002-September/000002.html,
para suscribirse a nuestra lista de anuncios, puede hacerlo en
http://genes.unq.edu.ar/mailman/listinfo/asalup). Los miembros tambien puede
acceder al archivo de mensajes en
http://genes.unq.edu.ar/mailman/private/asalup
En dicho mensaje, repudiamos la actitud del periodista Jorge Lanata de darle
espacio al Conspiranoico de Meyssan y hasta traducimos lo mas importante de
la refutación que aparece en el sitio de SNOPES
(http://www.snopes2.com/rumors/pentagon.htm).

El articulo tiene información falsa porque Christian Sanz (que no es miembro
de ASALUP) nunca respaldó la teoría de Meyssan. Norberto Maraschi (quien
tampoco es miembro de ASALUP) no respaldó la teoría de Meyssan (no la
conocia), sino que hizo un analisis de comparación entre la cronologia de un
programa televisivo (Minuto a minuto de A&E Mundo) versus la refutación de
SNOPES, esta ultima es la que ASALUP tradujo y publicó en su lista de
anuncios.

Tambien es falso que "ASALUP carece de personalidad legal" ya que somos una
Asociacion Civil sin fines de lucro y en Argentina, las asociaciones no
tienen que constituirse frente a la IGJ si no tienen bienes registrables ni
piden subsidios. Por otra parte, iniciamos los tramites de registro ante el
CENOC (Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad). Los que nos
acusan, evidentemente lo hacen de mala fe porque el CAIRP funcionó durante
años sin estar inscriptos ante la IGJ y es proclamado como símbolo de la
transparencia por los "defensores de la racionalidad". Asimismo, la
Fundación CAIRP hoy en día tiene existencia legal y hasta cuenta entre sus
miembros a Christian Sanz, por lo cual ninguno de sus fundadores hizo nada,
más bien lo disimulan, y mienten al afirmar que la Fundación se disolvió.

Los que Gámez llama "auténticos escépticos argentinos" no se privaron de
insultar y armaron un escándalo incluso antes de presentar las pruebas de la
falsificación y que ASALUP pudiera reaccionar debidamente.
Dichos "auténticos escépticos argentinos" son los que se la pasan forreando
a ASALUP en la mencionada lista INCRASOMBRADOS y pidieron retirar sus
articulos de la página de ASALUP que oportunamente nos habian cedido.

Max Seifert renunció a ASALUP afirmando que Sanz era un charlatán y
absteniéndose de demostrarlo a pesar de la insistencia del resto del grupo.
Su argumento fue "no voy a regalar mi pescado", pero en ASALUP creemos que
para acusar a alguien se necesitan pruebas o al menos algún fundamento, no
evasivas.
Gámez hace un ataque ad hominem de Navarro desconociendo la veracidad de las
experiencias que relató sobre la relación entre ORALP y Agostinelli, Borgo y
Márquez. Estas experiencias han sido publicadas varias veces en la lista
INCREDULOS y en CAIRP-INT (cuando funcionábamos como CAIRP).

Otra de las inexactitudes de Gámez es que usa como fuente de información un
artículo anónimo en una página hecha en broma (Los superiores desconocidos,
http://www.superiores.blogalia.com) y que, si Gámez adhiere a lo que dice
ahí, debería confirmarlo y justificarlo debidamente.

La mas grave de las afirmaciones de Gámez es decirnos que los integrantes de
ASALUP somos los que "únicamente buscan el beneficio personal". Nuestra
asociación no tiene fines (ni posibilidades) de lucro. Constantemente
estamos poniendo plata de nuestro bolsillo para pagar el hosting, comprar
libros y revistas, asistir a conferencias, consultar homeopatas
(proximamente publicaremos el resultado de esto ultimo). Hemos recibido
algunas donaciones que nunca superaron los $50 (17 euros) y a cambio les
dimos el libro "Puede Fallar" (de Borgo y Marquez). La diferencia no nos
alcanzó ni para pagar el hosting. Ademas del aporte monetario (que para
nuestra situación de crisis es importante) invertimos una buena parte de
nuestro tiempo, que no es poco. El único beneficio personal que obtenemos en
ASALUP es el hecho de hacer lo que nos gusta y recibir cada tanto e-Mails de
felicitacion por los articulos en asalup.org o las apariciones en los
medios. Por eso
estimamos que el articulete de Gamez es un insulto a nuestra organización y
creemos que es una lástima que el Esceptico Digital, que es una excelente
publicación, se rebaje a publicar semejante sinsentido.

Todo este tema nos ha hecho perder mucho tiempo y recursos, por eso a partir
de ahora nos vamos a dedicar a nuestras actividades: Página www.asalup.org,
boletín "El incredulo", lista INCREDULOS
(incredulos-subscribe@...) y otras actividades.

Sin otro particular nos despedimos atte. y esperamos que podamos ejercer
nuestro derecho a replica en EED.

Sebastian Bassi, Pro-Secretario.
Julio Salas, Vocal.
Comisión Directiva ASALUP
http://www.asalup.org


2-. REPLICA DE ALEJANDRO BORGO A ASALUP

Ante el mensaje enviado a Incrédulos copiado abajo, espero una pronta
rectificación pública.
Asimismo notifico que, de lo contrario, tomaré las medidas legales
correspondientes. Solicito se me envíe la dirección legal de Asalup (ya que
es una Asociación Civil sin fines de lucro) para tales efectos. En caso
contrario me dirigiré a las personas Sebastián Bassi y Julio Salas.

1) ¿Dónde tienen las pruebas de que Agostinelli y yo creamos la lista
Incrasombrados? Ratifiquen o rectifiquen.

2) Dicen: "la afirmación no comprobable de que EDEFEX fue la autora del
video". EDEFEX, por si no lo saben, nunca existió, por lo tanto NO FUE la
autora del video. ¿De dónde sacan que la afirmación es "no comprobable"? La
afirmación es válida pues se deduce que una empresa inexistente (confundida
con la existente, Edefx) no puede haber hecho nada. El video puede haber
sido hecho por otras empresas, o por el propio Sci Fi Channel, pero nunca
por EDEFEX, simplemente porque EDEFEX no existió. Ratifiquen o rectifiquen.

3) ¿Por qué mencionan a uno solo de los autores del artículo original?
¿Dónde está la autorización de Arturo Lugo? Hasta hoy Asalup no ha mostrado
la evidencia de que Lugo autorizara la publicación del artículo a Sanz, a
pesar de que Sanz dice tener e-mails que nunca mostró. La autorización de
Buenrostro es POSTERIOR a la publicación del artículo firmado por Sanz el 17
de noviembre de 2001. Ratifiquen o rectifiquen.

4) Si Christian Sanz fue expulsado de Asalup por haber presentado un fax
falsificado... ¿por qué continuó dando conferencias auspiciadas por Asalup?
Expliquen.

5) ¿Yo, Alejandro Borgo, fui echado de Incrédulos? No. Sólo puedo recibir
mensajes pero no enviarlos. ¿Cómo llama Asalup a esa condición? Muéstrenme
en qué instancia de la lista se describe esa condición. Hasta este momento
existen la "llamada de atención", la "moderación" y la "expulsión". Ninguna
de las tres condiciones contempla mi situación, por lo cual se deduce que ha
sido inventada a gusto del administrador, hasta que éste  pruebe lo
contrario. Hasta hoy, dicha condición NO EXISTE en Incrédulos. Ratifiquen o
rectifiquen.

Asimismo expliquen por favor por qué si Christian Sanz, Héctor W. Navarro,
Ellen Popper y otros TAMBIÉN violaron el netiquette, NO fueron expulsados de
Incrédulos. Ratifiquen o rectifiquen si estas personas violaron el
netiquette. Luego explíquense en consecuencia.

6) Demuestren que "iniciar" un trámite es tener "personalidad legal". ¿Cuál
es la dirección legal de la Asociación Civil sin fines de lucro Asalup?
Ratifiquen o rectifiquen.

7) El Cairp funcionó como Centro (sin personería jurídica, pero tampoco sin
presentar estatutos para hacer de cuenta que éramos una institución seria,
como vanamente intentó hacer Asalup a través de estatutos copy & paste)
hasta que se transformó en Fundación jurídica y legalmente constituida, en
1994. Si tienen pruebas de que el CAIRP funcionó con estatutos falsos o
jurídicamente inservibles, demuéstrenlo.

8) Dicen Bassi y Salas: "El único beneficio personal que obtenemos en ASALUP
es el hecho de hacer lo que nos gusta y recibir cada tanto e-mails de
felicitacion por los articulos en asalup.org o las apariciones en los
medios". Solicito a Bassi y Salas que rectifiquen o ratifiquen si el primero
dijo que no hacía en serio el trabajo porque no le pagaban. De lo contrario
me veré obligado a hacer público el fragmento en que lo afirma. Y solicitaré
que se publique en El Escéptico Digital.

9) Exijo que hagan pública la autorización firmada por mí, autorizando la
publicación de mí artículo "La Parapsicología". Todo se hizo copy & paste de
mis artículos anteriores, que figuraban en la página del CAIRP. Ratifiquen o
rectifiquen.

10) La respuesta de Asalup dice: "Gámez hace un ataque ad hominem de Navarro
desconociendo la veracidad de las experiencias que relató sobre la relación
entre ORALP y Agostinelli, Borgo y Márquez. Estas experiencias han sido
publicadas varias veces en la lista INCREDULOS y en CAIRP-INT (cuando
funcionábamos como CAIRP)."
¿De dónde sacan que las "experiencias" publicadas son "veraces"? ¿Nada más
que porque Navarro lo dijo? ¿Esa es la fuente que utiliza Asalup? Navarro,
("ídolo" de Bassi según sus propias palabras), ha hecho uso constante del
ataque ad hominem. Gámez sólo se dedica a describir la acción de este
difamador consuetudinario. Esas "experiencias" no son veraces y de ello
pueden dar testimonio Agostinelli, Márquez, De Cinti y otros que
participaron en el CAIRP en aquella época. No pueden dar testimonio en
cambio Bassi ni Salas, simplemente porque NO PARTICIPARON del Cairp en
aquella época, ni saben qué pasó. Si su fuente objetiva son los mensajes de
Navarro a Incrédulos o a Cairp-int, ratifíquenlo.

11) Dicen Bassi y Salas: "los miembros del CAIRP Alejandro Agostinelli y
Alejandro Borgo siguen protestando por diversos medios como chicos que
quieren llamar la atención". Absténganse de hacer interpretaciones
desatinadas y respondan seriamente. Luego de que Popper me llamara "loco
rabioso", de que Sanz me llamara "drogadicto" y "psicópata", (todo bajo la
anuencia del "moderador" de Incrédulos) y de recibir una andanada de
insultos, no me extraña que Bassi y Salas hagan interpretaciones advenedizas
sobre mi comportamiento.

12) Continúa la "respuesta" de Asalup:  "la  Fundación CAIRP hoy en día
tiene existencia legal y hasta cuenta entre sus miembros a Christian Sanz,
por lo cual ninguno de sus fundadores hizo nada, más bien lo disimulan, y
mienten al afirmar que la Fundación se disolvió."

La Fundación CAIRP está disuelta de hecho. No funciona más. Si Sanz es
miembro todavía, entonces Bassi también lo es, y Ellen Popper es su
vice-presidente y Orlando Liguori su presidente, con lo cual les cabe la
responsabilidad de presentar todos los balances, memorias, ejercicios y
citaciones para asambleas ordinarias y extraordinarias, elección de
autoridades, etc, correspondientes hasta el día de la fecha.

El CAIRP funcionó hasta agosto de 2001. Uno de los motivos del cese de su
funcionamiento fue precisamente evitar que individuos como Sanz hicieran lo
que finalmente hicieron. Si Bassi y Salas quieren que el CAIRP vuelva a
funcionar, entonces transmítanle a Ellen Popper, responsable
estatutariamente de hacer las citaciones de asambleas, que cite a todos los
miembros fundadores del CAIRP para tal fin.

Solicito ratifiquen o rectifiquen si ésa es la voluntad de Sebastián Bassi.

Sin más, espero una pronta ratificación o rectificación de las afirmaciones
vertidas en dicha "respuesta de Asalup". De lo contrario iniciaré las
acciones legales correspondientes.

Alejandro J. Borgo

3-. RESPUESTA DE LUIS ALFONSO GÁMEZ A ASALUP

Sebastián Bassi no ha entendido lo que escribí en mi nota "Benítez, el 11-S
y los pseudoescépticos argentinos", cuyo contenido sigo suscribiendo con una
excepción: mi referencia a ASALUP. Dije que ese grupo "carece de
personalidad legal". Me confundí. Lo lamento. Tenía que haber dicho que
carece de personalidad jurídica, que no es lo mismo. Aunque no cambia el
hecho de que ASALUP no figure en ningún registro legal de ésos en los que
aparecen las asociaciones porque es, simplemente, un grupo de amigos. Eso
quizás explique que cuando critico las andanzas de dos de sus ex miembros,
Christian Sanz y Norberto Maraschi, Bassi tome la parte por el todo y salga
en defensa de ASALUP. De la cuadrilla, que diríamos en el País Vasco o
Euskadi, como más les guste. Bueno, voy a dejar claras unas cuantas cosas:

1. El plagio de Sanz es descarado -no se trata de una simple "falta de
 citas"- y la presentación de un fax falso atribuido a una empresa
inexistente también. ¡Ah!, Bassi habla de "afirmación no comprobable" cuando
se ha comprobado que EDEFEX -la compañía que Sanz decía que había creado un
vídeo con ovnis- no existe. Es otra mentira dentro de esta trama digna de un
culebrón que han intentado encubrir algunos.

2. Bassi se ofusca hasta el punto de decir: "Nos llama pseudoescépticos y
nos mezcla con Benítez", y añadir que su posición no 'conspiranoica'
respecto al atentado contra el Pentágono está clara desde el primer día.
¿Dónde le llamo pseudoescéptico y le comparo con Benítez? Entiendo que ese
"nos" se refiere a ASALUP, dado que firma el texto con el cargo que ostenta
en ese grupo de amigos, cuando en mi nota cito a tres pseudoescépticos
expresamente: Sanz, Maraschi y Héctor Walter Navarro, quien, por cierto, ha
tildado de exageración lo que han dicho los medios sobre la catástrofe del
'Prestige'.

3. No sé si Sanz y Maraschi respaldaron la teoría de Meyssan -tampoco he
dicho nunca eso-, lo que sí sé es que asumen por lo menos la parte que se
refiere a la inexistencia del avión del Pentágono. Maraschi lo ha afirmado
en varios mensajes de correo en la lista 'Incrédulos', además de haber
escrito un texto más largo en ese sentido. Su amigo y ex vicepresidente de
ASALUP  ha escrito, por ejemplo: "... ante mi asombro y mi propia opinión
contraria, debo decir que, si me preguntan, NINGÚN AVIÓN SE ESTRELLÓ contra
el Pentágono" (las mayúsculas son suyas).

4. Que tilde a Navarro de "encarnación de la telebasura en Argentina" lo
considera Bassi un ataque 'ad hominem', a pesar de que el propio Navarro se
suele jactar de sus andanzas televisivas en programas que entran dentro de
la escoria televisiva.

5. No utilizo como fuente de información la página humorística de Los
Superiores Desconocidos. Bassi vuelve a confundirse: le digo al lector de
'El Escéptico Digital' que allí lo tiene todo contado y bien contado. Mi
fuente de información ha sido la propia lista 'Incrédulos', en la que
participé hasta que Bassi censuró uno de mis mensajes por considerar
ofensivo que, ante la enésima réplica de Norberto Maraschi intentando
confundir al personal, empezara mi respuesta diciendo: "Qué pesadito es,
señor Maraschi". Luego, replicaba punto por punto las afirmaciones de su
compañero, que nunca llegaron a esa lista gracias a usted.

6. No digo que los miembros de ASALUP busquen "el beneficio personal", digo
que los auténticos escépticos se están enfrentado en Argentina con personas
que sólo buscan eso. Usted sabrá, señor Bassi, por qué se da por aludido.

7. Prefiero ser generoso con el giro que ha dado en los últimos meses la
situación de ASALUP, con un presidente plagiario y un vicepresidente
'conspiranoico' que dejaron los cargos después de hacer gala de ambas
actitudes, una junta directiva con casi la mitad de los cargos vacantes y la
constatación de que es una entidad sin personalidad jurídica. Lo único que
lamento es haber tomado en su día a ASALUP como la asociación heredera del
prestigioso CAIRP. También en eso me confundí.

==== ARCHIVOS ESCÉPTICOS ============================================

* Monográfico Antenas y Salud. Un completo monográfico que, merced a la
colaboración de los Museos Científicos Coruñeses y al Dr. John E. Moulder
del Medical College of Wisconsin (traducción al castellano de Carlos Llanos
y Juan Bernar), pretende resolver las dudas de la ciudadanía sobre las
Antenas y la salud humana, los Campos Eléctricos y Magnéticos Estáticos y
Salud Humana, las Antenas de Telefonía Celular (Estaciones Base de Telefonía
Móvil) y la Salud Humana y las Líneas Eléctricas y el Cáncer. Sencillamente
indispensable para todo aquel que quiera estar al día en tan candente tema.
Consulta del Monográfico completo desde
http://www.arp-sapc.org/articulos/antenasindex.html

* ¿Es efectiva la Homeopatía? Informe realizado, a petición del Institut d'
Estudis de la Salut
Departament de Sanitat i Seguretat Social Generalitat de Catalunya, por
ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (Drs. Carlos Tellería,
Víctor J. Sanz y Miguel A. Sabadell). El informe completo es accesible desde
http://www.arp-sapc.org/articulos/homeopatia/index.html, página en donde
puede ser consultado on-line o descargado en un archivo zip.

* El Agua Milagrosa De La Homeopatía (I) y (II). Dos artículos de Javier
Armentia,  publicados en el suplemento Territorios del periódico El Correo.
Ambos son accesibles desde
http://www.arp-sapc.org/eedigital/Homeopatia01.pdf y
http://www.arp-sapc.org/eedigital/Homeopatia02.pdf, en donde pueden ser
descargados en formato PDF.

* Rumores de Guerra y la Realidad Inventada. Excelente artículo de Luis
Alfonso Gámez sobre los atentados del 11 de Septiembre de 2001, los
Conspiranoicos y el atentado al Pentágono. Pueden ser descargados desde
http://www.arp-sapc.org/docs/pentagono1.pdf y
http://www.arp-sapc.org/docs/pentagono2.pdf.

* Círculos de misterio y Un arte y un negocio típicamente británicos, son
dos artículos de Luis Alfonso Gámez sobre el fenómeno de los Círculos del
Cereal que se publicaron originalmente en el diario bilbaíno 'El Correo' el
13 de septiembre de 2002. Las versiones originales, en formato PDF, pueden
ser descargadas desde http://www.arp-sapc.org/eedigital/circulos01.pdf y
desde http://www.arp-sapc.org/eedigital/circulos02.pdf.

* Juan Diego, ¿el santo que nunca existió? y El manto de la vidente, la
sábana santa del nuevo mundo, son dos artículos de Luis Alfonso Gámez que
versan, desde una aproximación histórica, sobre la dudosa canonización
realizada por Juan Pablo II en la figura del indio Juan Diego. Ambos
artículos se publicaron originalmente en el diario bilbaíno 'El Correo' el
27 de julio de 2002. Las versiones originales, en formato PDF, pueden ser
descargadas desde http://www.arp-sapc.org/eedigital/JuanDiego1.pdf y desde
http://www.arp-sapc.org/eedigital/JuanDiego2.pdf

* Astroglífica. Artículo del Dr. César Esteban y la Dra. Inés Rodríguez
Hidalgo, del Instituto de Astrofísica de Canarias y del Departamento de
Astrofísica de la ULL respectivamente, en formato PDF. Descarga desde
http://www.arp-sapc.org/docs/Astroglifica.pdf.

* Carta Escéptica a Paco Padrón.  Artículo de Ricardo Campo Pérez, en
formato PDF, en el que se da contestación al que a su vez publicase
Francisco Padrón Hernández en la revista "Atlantes. Enigmas de la ciencia",
bajo el título de "Decálogo del perfecto escéptico" . Este archivo incorpora
el artículo original publicado por Paco Padrón. Descarga desde
http://www.arp-sapc.org/eedigital/carta_esceptica.pdf

==== La Selección de "El Escéptico Digital"
=====================================

* i  n  f  o  .  a  s  t  r  o
El Boletín de las estrellas / Información de primera sobre lo que acontece
en el Universo · http://www.infoastro.com

Para suscribirse y recibir los boletines semanales, envíe un mensaje a
infoastro-subscribe@...

                           ******************

* THMNews
El boletín de la Txori-Herri Medical Association cuyos archivos se
encuentran en http://www.txoriherri.com/thmanews.htm
©Txori-Herri Medical Association, 1997-2001

Para suscribirse al THMNews Basta con enviar un mensaje, con el texto
apúntenme al invento, a cualquiera de las siguientes direcciones
electrónicas   malo@...  jotaju@...  y DONLOGAN@...

                           ******************

* Divulc@t
El portal de la Ciencia y la Tecnología en el que la divulgación es la norma
que nos acerca al conocimiento y a la democracia.
http://www.divulcat.com/

Para suscribirse a Divulc@t  basta con enviar un mensaje en blanco a
divulcat-subscribe@...

                           ******************

* InfocienciaNet
Espacio destinado a la comunicación y el intercambio, a través de Internet,
sobre temas de Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS).

Suscripción gratuita a InfocienciaNet a través de http://www.infociencia.net
o bien mediante el envío de un mensaje en blanco a
InfocienciaNet-subscribe@...

                           ******************

* La Nave de los Locos
Debate racional sobre ufología, paraciencias y otros muchos temas. La mirada
crítica chilena al mundillo irracional en
http://www.geocities.com/lanavedeloslocos

Suscripciones, mensajes, datos, artículos, opiniones:
lanavedeloslocos@...

                           ******************

* Lúcido
El órgano divulgativo de la AREV -  Asociación Racional Escéptica de
Venezuela http://www.geocities.com/escepticosvenezuela/
Boletín electrónico de distribución gratuita. Suscripción mediante el envío
de un mensaje en blanco a lucido-alta@... o, directamente,  a través
de http://www.eListas.net/lista/lucido/alta

                           ******************

* Boletín Racionalista internacional
Boletín electrónico de distribución gratuita del órgano divulgativo de la
Asociación Racionalista Internacional
http://www.geocities.com/escepticosvenezuela/

Suscripción mediante el envío de un mensaje en blanco de correo a
Racionalista-subscribe@... ,  o bien enviando las direcciones de
correo que quiera abonar al servicio informativo a
HQ@...

Las ediciones anteriores del Boletín Racionalista Internacional pueden ser
consultadas desde
http://www.rationalistinternational.net/archive/racionalista_2002/index.htm

                           ******************

* Tendencias Científicas
El e-zine que reúne toda la información estratégica en ciencia, tecnología y
sociedad con la finalidad de ayudar al cibernauta a su desarrollo humano y
profesional.

Puede consultarse a través de: http://www.webzinemaker.com/tendencias

========================= EL ESCÉPTICO DIGITAL =======================

EL ESCÉPTICO DIGITAL es una publicación electrónica gratuita, editada y
difundida por ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico:
http://www.arp-sapc.org

Si desea enviar alguna noticia, colaboración o carta a la redacción de EL
ESCÉPTICO DIGITAL puede hacerlo a escepticismo@...

 - Para darse de alta envíe un mensaje a el_esceptico-alta@... o
directamente desde http://digital.el-esceptico.org/ o desde:
http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/alta
 - Para darse de baja, envíe un mensaje a el_esceptico-baja@...
   o directamente en: http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/baja
 - Para obtener ayuda, visite http://www.eListas.net/foro/el_esceptico

Copyright © ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org

Versión web de EL ESCÉPTICO DIGITAL accesible a través de
http://digital.el-esceptico.org/

Se permitirá la reproducción parcial o total de los artículos del presente
boletín siempre que se cite la fuente y la URL del mismo. Igualmente se
agradecerá el que se informe de ello a la sociedad editora de EL ESCÉPTICO
DIGITAL.

EL ESCÉPTICO DIGITAL está abierto a las aportaciones de sus lectores, que
podrán dirigirse a escepticismo@...

EL ESCÉPTICO DIGITAL no se identifica necesariamente con las opiniones de
los artículos firmados, que pertenecen a la exclusiva responsabilidad de sus
autores.

====================================================================





_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
                 !!Tu correo gratuito para siempre!! 
            10 megabytes de espacio, agenda de direcciones,
            garantizado de funcionar siempre con eListas.net
               y por supuesto con el resto de Internet...
                          !!En GeoMundos!!
Haz clic aquí ¡YA! -> http://elistas.net/ml/119/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~