Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 121 al 150 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
Edición 2001 - Núm Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT TENEBRIS
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 132     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2001 - Número 34
Fecha:Miercoles, 1 de Agosto, 2001  03:56:21 (+0200)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <TXINBO @.....es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la
Pseudociencia
       © 2000 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
       http://www.arp-sapc.org/

    Edición 2001 - Número 34 - 01 de Agosto de 2001

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

=== SUMARIO =========================================================

  - Entrevista a Amanda Wren, delegada de la revista ‘Nature’ en España

  - Carballal abraza el escepticismo con sus “expedientes secretos”.

  - El movimiento escéptico utiliza la red para propagar sus ideas.

  - Dos miradas hacia el mundo de la ciencia

  - Nuevamente, parte de puerto La Nave de Los Locos.

  - Polémica Chupacabresca: Willy Smith y Robert Sheaffer frente a
frente.

  - Un ovni entre soviéticos y americanos.

  - Según una nueva teoría antropológica, los primeros pobladores de
América habrían venido de Japón.

  - Neutrinos… con las manos en la masa.

  - Sueños del futuro.

  - Dos mil años después.

  - Retirarán de Internet publicidad engañosa sobre "curas milagrosas".

  - La conciencia espacial se localiza en el cortex superior temporal.

  - Una hamburguesería amenaza en los Pirineos al mejor observatorio de
planetas del mundo.

  - Ciencia e inseguridad.

  - Charles Elachi, director del laboratorio JPL de la NASA, “en 2004
casi habrá un atasco de naves espaciales en Marte”.

  - Según Stanley Prusiner: "los priones han cambiado el abordaje de
neurodegeneraciones”.

  - El estudio de las cabras domésticas halla tres linajes.

  - La corteza visual llega a percibir lo que el ojo ve distorsionado.

  - Según un estudio, hace 600 millones de años se formaron glaciares
tropicales al nivel del mar.

  - La aportación histórica española a la tecnología ha sido de un 1,6%.

  - Una nave de la NASA traerá a la Tierra un trozo del Sol

  - Otro breve comentario al catálogo de falsas creencias.

  - Ingeniería Genética, no hay riesgo cero

  - En defensa de JJ Benítez, investigador un tanto paranormal.

=== NOTICIAS =========================================================

El Correo http://www.elcorreodigital.com/

AMANDA WREN DELEGADA DE LA REVISTA ‘NATURE’ EN ESPAÑA
Por: Luis Alfonso Gámez - Bilbao

«Decir que la curación del SIDA o el cáncer está próxima es crear falsas
esperanzas»
En España, «vamos a ver muchos cambios para recuperar a investigadores
que están ahora fuera» «Los científicos tienen que aprender a divulgar»,
afirma la periodista

La ciencia en los medios, a debate en Bilbao.

Desde que empezó a trabajar en ‘Nature’ en 1996, Amanda Wren detectó que
había en la revista muy poca información sobre la ciencia en España.
Apostó entonces por abrir una delegación de la prestigiosa publicación
en nuestro país, y en 1998 convenció, por fin, a sus jefes para que la
mandaran a Madrid. Apasionada por la ciencia, esta joven periodista
visita hoy Bilbao para dar una conferencia.

Pregunta.- Los ‘padres’ del mapa del genoma han sido galardonados con el
premio Príncipe de Asturias.
Respuesta.- Era previsible. Se trata de uno de los avances más
importantes de los últimos años. Algo que va a afectar a toda la
sociedad en el futuro.
P.- ¿Van a llegar las aplicaciones médicas tan rápido como algunos
dicen?
R.- No. Para mí, que se crea eso se debe a que los científicos no han
sabido comunicar a la sociedad cómo es su trabajo. Tenían que haber
explicado a la gente cómo han llegado al mapa del genoma, que no es algo
que ha ocurrido de la noche a la mañana. Además, debían haber advertido
de que queda mucho por hacer, de que ese hito no supone que vaya a haber
soluciones a las enfermedades más graves en unos meses.
P.- Para no crear falsas esperanzas.
R.- Lo que ocurre es que, junto a la prensa seria, hay otra que dice
cosas alejadas de la realidad.
P.- ¿Por ejemplo?
R.- Hay una revista que, a la hora de presentar el genoma, elaboró un
‘dossier’ dedicado a la clonación humana. Eso no tiene nada que ver con
el genoma. Por otro lado, que algunos hayan dicho que la curación del
sida o el cáncer está próxima es crear falsas esperanzas en las familias
con personas que sufren esas enfermedades.

Transmitir los avances

P.- Hay que poner las cosas en su justo término, pero, al mismo tiempo,
presentar los hallazgos científicos de forma atractiva, llamativa, ¿no?
R.- Hay que explicar de forma atrayente y clara los avances de la
ciencia para que el público pueda entenderlos. Además, hay que tener en
cuenta que a nadie le gusta que la lectura requiera un esfuerzo
extraordinario. Por eso, en la sección de ‘Noticias’ de ‘Nature’,
incluimos gráficos para transmitir mejor el mensaje.
P.- ¿Los medios de comunicación consiguen hacer atractiva la ciencia?
R.- Creo que sí. Pero tenemos que ver, entre todos, cómo mejorar en este
campo. Es muy difícil transmitir un mensaje comprensible al público sólo
a partir de la lectura de ‘Nature’. Más ayuda directa de los científicos
a los periodistas mejoraría la calidad de lo publicado en los medios.
Personalmente, creo que sería fenomenal que los científicos recibieran
clases de comunicación. Tienen que aprender a divulgar.
P.- Algo todavía no muy habitual.
R.- Harry Griffin es un ejemplo buenísimo. Es director del Instituto
Rosslin y, cuando clonaron a Dolly, demostró que era el mejor preparado
para el trabajo con la prensa. Desde entonces, Harry se ha dedicado
sobre todo a viajar por el mundo hablando al público sobre el
descubrimiento y lo que significa. Y lo hace de maravilla.
P.- En España, no hay divulgadores que puedan compararse a Carl Sagan o
Stephen Jay Gould.
R.- Hay muchos capaces; pero no hay costumbre. El gran público está, sin
duda, interesado por la ciencia. Y cada vez hay más universidades y
fundaciones españolas que organizan charlas de científicos abiertas a la
gente. No sé por qué el Gobierno no organiza cosas de ese estilo. Es
algo que debería hacer. No se puede dejar toda la responsabilidad en
este campo a la prensa.
P.- ‘Nature’ ha criticado con dureza el amiguismo en la universidad
española, el enmascaramiento del gasto militar como inversión en
investigación y desarrollo… ¿Cómo se lo ha tomado el Gobierno?
R.- Hombre, a nadie le gusta que un poder como ‘Nature’ le critique. Sin
embargo, ahora estamos viendo que el Gobierno está realizando cambios
muy importantes para acabar con la endogamia. Tras la caña que hemos
dado, se ha destinado dinero a programas como el Ramón y Cajal, para
contratar a investigadores jóvenes con mayor seguridad y sueldo que
hasta ahora. Vamos a ver muchos cambios para recuperar a científicos que
están fuera.
P.- Cuando los creacionistas consiguieron borrar el evolucionismo de las
escuelas de Kansas, ustedes llamaron a los científicos de EE UU a
involucrarse en la vida política.
R.- Eso también pasa aquí. Yo hablo con muchos científicos y tienen no
sé si miedo a hacerlo, pero algo semejante. Y no me extraña. Con un
sistema que favorece la endogamia, si sales en la prensa apoyando lo que
dice ‘Nature’ o pidiendo a los colegas que se impliquen, corres un
riesgo. Pero los científicos deberían participar más en política.
P.- Pero no lo hacen.
R.- Mire, cuando publicamos las cifras del presupuesto de I+D, Antena 3
intentó dar con algún científico español que hablara del asunto. No lo
encontró y tuve que salir yo.
P.- Su revista tiene como suscriptores, sobre todo, a instituciones
científicas. ¿Se debe a su precio, unas 50.000 pesetas?
R.- El precio no tiene nada que ver. ‘Nature’ sale más barata que
revistas como ‘Cosmopolitan’ o ‘Vogue’. Claro que la suscripción es por
un año y, si no eres científico, es muy posible que no te interese. Para
eso está nuestra ‘web’, donde hay material gratis accesible al gran
público.

Para más información:
Nature http://www.nature.com/

                           ------------------

CARBALLAL ABRAZA EL ESCEPTICISMO CON SUS “EXPEDIENTES SECRETOS”
Por: Jorge Javier Frías Perles

Cuenta Manuel Alcántara que una vez llegó a una ciudad un circo que
anunciaba a bombo y platillo una curiosa atracción: El enano más grande
del mundo. Los curiosos que allí se presentaron pudieron presenciar a un
señor muy bajito, pero que para nada era un enano. Con las mismas
intenciones se acercaba Manuel Carballal el día 5 de Julio a Málaga, con
un circo paranormal donde los freaks eran, entre otros, policías,
agentes secretos, militares y espías; y la principal atracción era el
magufo más escéptico del mundo, que nos presentaba su libro “Los
expedientes secretos”.

Carballal, que se ha granjeado el buen título de magufo durante todas
sus “rigurosas investigaciones” - como a él le gusta llamar - dentro del
mundo paranormal, se presentaba disfrazado de escéptico ante
aproximadamente medio centenar de personas, entre curiosos, devotos y
críticos de su trabajo. Vestido con traje azul y sin su característica
coleta, pretendía dar un aire serio a todo el acto; y para ello  contaba
además con un escenario como el Ateneo de Málaga, gestionado por la
Diputación de la provincia, y con un comisario de policía como
presentador.

Fue éste mismo quien inició la ceremonia de confusión aclarando que el
verdadero título del libro es “los expedientes secretos del CESID”,
apostilla que no aparece en ninguna parte de la tapa del libro (si
pensamos en la curiosa discusión que ideó L. Carroll entre Alicia y el
Caballero, quizás obtendríamos alguna respuesta). Acto seguido pasó a
enumerar los paradójicamente incontables títulos y méritos de Carballal:
estudios en teología y criminología (aunque sin especificar dónde y
cuándo los terminó), o menciones como la “cruz del mérito científico en
investigación paranormal”, insignia que le describe a la perfección.

Tras la aduladora presentación, Carballal se dispuso a narrar al público
las peripecias y vicisitudes pasadas para conseguir plasmar en papel
esta historia a la que ha procurado dar todos los ingredientes
necesarios para atraer no sólo a los incondicionales del género, sino
también a otro tipo de lectores: política, espionaje, guerras, acción,
morbo, y, ante todo, misterio. Con tan variopinto cóctel,  el autor
pretende hacer creer al lector que los servicios secretos de los
gobiernos han estado y están a la orden del día en cuanto a todo el
poder oscuro que generan magos, videntes, ovnis y sectas.

El supuesto “trabajo de campo” del gallego estriba, principalmente, en
fotografiarse con todos y cada uno de los señores a los que ha ido a
entrevistar. Con el aderezo de esas diapositivas, el gallego justificó
su supuesta investigación, para fascinación de los asistentes y mayor
gloria suya. Esa tramposa presentación tuvo como bandera el supuesto
escepticismo del escritor, que una y otra vez puso de relieve los más
flagrantes casos de confusión y fraude paranormal; el contrapunto lo
aporta cuando, al ser preguntado sobre su creencia en el fenómeno OVNI
él afirma que, aún siendo falsos la mayoría de los casos recogidos hasta
hoy día, él si ha visto uno.

Como el estudio de todo el supuesto archivo secreto del CESID es un
intento de exprimir piedras y obtener jugo, Carballal abre el grifo de
su imaginación y se saca de la chistera a un grupo neonazis que conspira
en la sombra platillesca, a todo un “expediente  Roswell” en tierras
leonesas, o al morboso y trasnochado “caso UMMO”. Historias que no
darían para una serie en Hollywood, aunque al autor le basta para
hacerse con el muy honorífico título de magufo más escéptico del mundo.
Bienvenidos al nuevo circo de Manuel Carballal.

                           ------------------

IbrujulaNews http://ibrujula.com/

EL MOVIMIENTO ESCÉPTICO UTILIZA LA RED PARA PROPAGAR SUS IDEAS
Por: Alex Fernández Muerza

Lo irracional nos invade, siendo el mundo de lo paranormal su punta de
lanza más visible. El movimiento escéptico trata de combatir esta plaga
a base de “fomentar la reflexión y la duda”. Sus socios, entre los que
se incluyen prestigiosos científicos, pensadores o periodistas de todo
el mundo animan a cualquier persona a participar. Internet es una de sus
herramientas más poderosas.

Un 15% de la población recurre a curanderos cuando tiene algún problema
de salud; entre la cuarta parte y la mitad de los españoles tiene alguna
creencia esotérica; las dos principales revistas ocultistas de España
venden más de 50.000 ejemplares mensuales. La lista de este tipo de
datos es muy larga, lo cual es preocupante, por lo menos para aquel que
se considera escéptico.

¿Eres un escéptico? Seguramente tú, lector de IBLNEWS, seas un
escéptico, aunque no seas consciente de ello. De todas formas, si no
tienes muy claro que es eso de ser escéptico, te animamos a que leas las
siguientes preguntas. Si tus respuestas son negativas, ¡felicidades!,
eres un escéptico convencido:

¿Es posible adivinar el futuro? ¿Visitan la Tierra seres de otros
planetas? ¿Convivió el ser humano con los dinosaurios? ¿Está próximo el
fin del mundo? ¿Ha demostrado la NASA que Jesucristo resucitó? ¿Es
peligroso viajar por el triángulo de las Bermudas? ¿Tiene Satanás
debilidad por la España profunda? ¿Hay gente capaz de operar sin causar
dolor ni cicatriz alguna? ¿Está el futuro escrito en las estrellas?
¿Existen las casas encantadas? ¿Se pueden doblar cucharas con el poder
de la mente? ¿Es posible comunicarse con el mundo de los espíritus?
¿Dejó Dios escrito en la Biblia el pasado y el futuro de la humanidad?
¿Son las pirámides egipcias obra de seres venidos de otros mundos? ¿Se
manifiestan los espíritus a través de la ouija?

Puede que parezcan estúpidas algunas de dichas preguntas, pero como
decimos, muchas personas responderían convencidas con un sí. Para Manuel
Toharia, director del Museo de Ciencias de Valencia y miembro de la ARP-
Asociación para el Avance del Pensamiento Crítico, la postura escéptica
nace como reacción a la enorme cantidad de creencias basadas en
afirmaciones de personas que se arrogan cierta autoridad y/o que tienen
suficiente credibilidad entre personas crédulas ("si no hubiera bobos no
habría engañabobos").

Origen de la palabra “escéptico”

Tal vez haya más de uno que le suene mal aquello de ser “escéptico”. En
opinión de Félix Ares, director del Museo de Ciencias de San Sebastián y
actual presidente de la Asociación, “en castellano la palabra escéptico
tiene connotaciones negativas que no lo tenía la palabra griega
“esketikos”.

En efecto, el escepticismo surge en la Grecia Clásica como escuela
filosófica y su creador, Pirron de Elis, defiende que es imposible
conocer algo de modo totalmente cierto. Los escépticos, por lo tanto, le
dan ese sentido, como nos recuerda Ares: “todo saber es provisional y
revisable. Duda de todo. No creas en “popes” de ningún tipo”.

El movimiento escéptico surge hace 25 años en Estados Unidos de la mano
del filósofo Paul Kurtz, que ayudado por científicos de la talla de Carl
Sagan, Isaac Asimov, Martin Gardner o Stephen Jay Gould crean la CSICOP,
el Comité para la Investigación Científica de lo Paranormal.

En el mundo de habla hispana la idea cuaja en 1985 con la creación de la
sociedad ARP, la Alternativa Racional a las Pseudociencias, en la que
siguiendo la estela de la CSICOP, comienza a ganar paulatinamente
adeptos en la lucha contra lo irracional. Según Luis Alfonso Gámez,
periodista de El Correo y miembro histórico de la ARP, “A mediados de
los años 80, ufólogos, astrólogos, parapsicólogos, curanderos y demás
campaban a sus anchas por los medios de comunicación sin que nadie les
llevara la contraria. Hasta que la ARP empezó a sonar en los medios”.

Sin embargo, la lucha es desigual. Para Toharia, “el combate contra las
seudociencias tiene pocos apoyos oficiales. En realidad, parece como si
a los rectores de la sociedad no les importase el nivel de engaño que
sufren sus conciudadanos, generalmente por un deficiente nivel cultural
en lo científico”. Según Gámez, “el gobierno norteamericano ha preferido
que la gente crea en OVNIs, para que no se hable de proyectos secretos
gubernamentales”.

Internet: poderosa herramienta

Internet se ha convertido para los escépticos en el medio de
comunicación y expansión por excelencia. Como bien dice Javier Armentia,
director del Planetario de Pamplona y expresidente de la ARP, "en el
últimos años, la labor de ARP se ha visto renovada con nuevas
aportaciones, de profesionales de muchos campos de la actividad
intelectual. Ello ha sido posible gracias a la popularización de esa
nueva ágora que supone Internet".

Y es que la red ha permitido que el mensaje de ARP llegue a los
escépticos de habla hispana de todo el mundo bien a través de las webs
de la asociación y sus simpatizantes, bien a través de la lista de
correo escéptica hispana. Según Gámez, “Internet es ahora para nosotros
una herramienta básica tanto de proyección hacia el exterior como a la
hora del trabajo interno: reuniones de la directiva, intercambio de
opiniones con los socios, sesiones del consejo de redacción de nuestra
revista, etcétera. Es un frente en el que no pasa semana sin que
recibamos alguna solicitud de adhesión.”

No sólo las pseudociencias

Más de uno podría pensar que los escépticos se limitan a luchar contra
las pseudociencias. Sin embargo, ser escéptico supone algo más, tal y
como se refleja en los estatutos de la asociación: "La ARP impulsa el
desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la educación
científica y el uso de la razón; promueve la investigación crítica de
las afirmaciones paranormales y pseudocientíficas desde un punto de
vista científico y racional, y divulga la información sobre los
resultados de estas investigaciones entre la comunidad científica y el
público en general."

Por otra parte, los escépticos no tratan de eliminar las creencias por
sí mismas. Como bien dice Toharia, “una creencia, sin más, podría ser
criticada pero la libertad de las personas para creer lo que quieran
está por encima de lo demás (otra cosa es que quieran imponer esa
creencia por la fuerza, claro). Pero un creencia que se disfraza de
ciencia no es más que un fraude que hay que denunciar ante la sociedad
como tal”.

Por su parte, según Félix Ares, “Nunca nos hemos metido con las
creencias; nos hemos metido con aquellos que dicen que sus creencias
están demostradas científicamente. Por ejemplo, nunca nos hemos metido
con los que creen que la Sabana Santa es la mortaja de Jesucristo. Sí lo
hemos hecho con los que dicen que la Ciencia ha demostrado que es la
mortaja de Jesucristo.”

Queda mucho por hacer

Además de por lo comentado anteriormente, además de pensar y vivir como
un escéptico, se puede actuar como tal: Según Toharia “los que hemos
dado ese paso pensamos que no basta con tener una postura escéptica,
sino que hay que evitar que determinados "cuentistas" sigan engañando a
la gente; se trata de los que, tomando el idioma y la apariencia de la
ciencia, no hacen más que propagar creencias sin fundamento racional
alguno”.

En definitiva, se trata de combatir y someter a análisis escéptico no
sólo lo paranormal, sino todo conocimiento situado en el límite del
saber científico y toda afirmación que se sustente en él, en la
pseudociencia o en la falsa ciencia. Así quedaba reflejado en el
editorial de la primera revista de la Sociedad: “Hay que acabar con las
falacias a las que se agarran los charlatanes pseudocientíficos para
defender su presencia en los medios de comunicación y para no ser objeto
de chanzas, la principal de las cuales es argüir que todas las ideas son
respetables y tienen el mismo derecho a ser defendidas. No, no es
verdad. No todas las ideas son respetables. Las idioteces no son
respetables; son idioteces. Y, a veces, peligrosas. Cuando un
pseudoarqueólogo aventura que algunas razas humanas descienden de
extraterrestres y otras no, está haciendo un nada sutil ejercicio de
racismo, y el racismo no es respetable, y hay que denunciarlo”.

El editorial también hacía referencia a la influencia de los
pseudocientíficos a través de los poderosos medios de comunicación. En
opinión de Luis Alfonso Gámez, si bien la prensa escrita ha ido
retirando de sus páginas el mundo de la pseudociencia, los medios
audiovisuales siguen siendo un lugar de referencia para los seguidores
de lo paranormal. Queda por lo tanto mucho por hacer, sobre todo para
que no ocurran casos como los de políticos que apoyan la inclusión de la
homeopatía en la Sanidad Pública o que respetables Universidades recojan
en sus planes de estudios seminarios, cursos o asignaturas sobre
astrología.

                           ------------------

DOS MIRADAS HACIA EL MUNDO DE LA CIENCIA
Por: Javier Armentia

El panorama editorial español parece irse abriendo a la reflexión
científica. Ámbito reservado hasta hace bien poco al terreno de las
traducciones, unas cuantas editoriales están empezando a apostar por
textos originales. Hoy recogemos en esta sección dos ejemplos de ambas
tendencias: por un lado el libro de Robert L. Park “Ciencia o Vudú”
(Grijalbo, colección Arena Abierta) y por otro el de Jesús Mosterín
“Ciencia Viva” (Espasa Forum).

Ambos llevan la palabra “ciencia” en el título, y ello puede responder a
una primera caída de un velo que hacía de la ciencia algo muy específico
para aquellos que se dedican a ella, a la investigación o a la docencia.
Ahora este término parece vender, y muchos se apuntan a incluirlo como
marchamo de respetabilidad de lo que hacen. Esto es precisamente uno de
los puntos de partida del libro de Park. Curiosamente, su título
original, traducido es “Ciencia vudú”, un término acuñado por el autor
para referirse a actividades que bajo el manto de la ciencia realmente
son fraudes, errores, pseudociencias o puras elucubraciones sin sentido.
No entendemos por qué se ha cambiado el título incluyendo esa “o” que
parece incluir una duda sobre si algunas de las historias que se
plantean son o no ciencia realmente.

En cualquier caso, Robert L. Park es posiblemente una de las personas
más preparadas para contarnos estas historias de científicos chuscos, de
investigaciones sin sentido o de puras actuaciones comerciales en nombre
de la ciencia que ocultan intereses sectarios, alucinados o malévolos.
Es catedrático de Física en la Universidad de Maryland (EEUU) y desde
hace casi veinte años ostenta la representación ante los medios de
comunicación de la Asociación Americana de Física, la principal
agrupación de estos profesionales en Estados Unidos. Con motivo de este
trabajo, y también por sus numerosas colaboraciones en medios de
comunicación, Park viene defendiendo el pensamiento científico frente a
los ataques de que es objeto, principalmente en los medios de
comunicación de masas.

A veces son ataques perpetrados por científicos: uno de los temas
estrella de esta ciencia vudú es para Park la fusión fría. En 1989, dos
químicos de la Universidad de UTA, Stanley Pons y Martin Fleischmann,
hicieron ante los medios de comunicación el anuncio del hallazgo de una
nueva forma de energía. El mismo día que salía en la prensa este bombazo
informativo compartía primera página con el desastre del petrolero Exxon
Valdez en Alaska. Posiblemente esto consiguió popularizar un anuncio
realizado de manera bastante heterodoxa, pues no se había publicado
artículo científico alguno, se ocultaban los datos que permitirían un
reanálisis por parte de otros expertos. Lo cierto es que aunque incluso
hoy, doce años después, sigue existiendo una especie de fraternidad
internacional que apoya la fusión fría, está suficientemente comprobado
que de las afirmaciones de Pons y Fleischmann nada había de científico.

Muchos otros temas son diseccionados por Park, narrados de manera amena,
a veces incluyendo la propia implicación del autor en el
desenmascaramiento o en la explicación de la versión científica:
máquinas de movimiento perpetuo, poderes insólitos del magnetismo o del
agua, platillos volantes y conspiraciones militares o viajeros en el
tiempo. Cierto es que el libro se nos queda a veces un poco lejano:
aunque algunos casos han tenido repercusión internacional, e incluso en
otros la chaladura se ha importado en España, es preponderante una
componente local norteamericana. Quizá en el futuro alguien se anime a
contar epónimos de la fusión fría genuinamente españoles, como ese
presunto motor de agua que, anunciado hace tres años a bombo y platillo
por la Universidad de Valencia como solución a los problemas energéticos
del país desapareció tras unos meses sin siquiera producir un solo
artículo científico en una revista de referencia seria.

El libro “Ciencia Viva” plantea otra mirada, no menos necesaria que la
de Park. Subtitulado “Reflexiones sobre la aventura intelectual de
nuestro tiempo”, el filósofo Mosterín analiza las relaciones entre
ciencia y filosofía en nuestra época, es decir, plantea el debate
clásico entre ciencias y humanidades, proporcionando una interesante
visión: el progreso científico y la reflexión sobre el conocimiento y
nuestra sociedad no son actividades disjuntas. Cada vez menos: los
avances en el mundo de la biología, las aplicaciones tecnológicas de las
nuevas ciencias o la revolución de ciencias básicas como la astronomía,
la física o incluso las matemáticas han coincidido con una época, el
posmodernismo, que en el mundo de las ideas ha llevado a cierta
sensación de colapso de ideologías anteriores, o incluso de agotamiento
y derrota.

Mosterín realiza un ameno paseo por el mundo de la ciencia, presentando
y denunciando a veces cómo a veces se plantean juegos ilícitos, ese
“todo vale” o “si puede hacerse, se hará”, ante los que sólo una serena
reflexión informada puede enfrentarse con posturas éticas y
progresistas. El libro está distribuido en tres partes: “Ciencia,
Filosofía y Sociedad”, “Biología” y “Astronomía, Física y Matemáticas”.
El estilo, aunque denso, no deja de tener el afilado y ameno carácter de
los artículos de opinión científica de Jesús Mosterín en diversos medios
de comunicación.

“Vivir bien es, entre otras cosas, vivir despierto, vivir con los ojos
abiertos, darse cuenta de quiénes somos y dónde estamos, practicar la
virtud de la lucidez”. Esta frase con la que abre su “Ciencia Viva”
Mosterín no sólo sería sin duda suscrita por Park, sino que resume muy
bien la actitud de ambos autores ante el mundo contemporáneo.

Pensamiento Crítico

La defensa del método científico y del análisis crítico de la realidad,
una postura activa de la que ambos libros son un buen ejemplo, es una
constante desde la Ilustración hace casi cuatro siglos. Algunos
científicos y pensadores han considerado fundamental este trabajo,
paralelo al de la investigación o la docencia, y paralelo también a la
reflexión filosófica sobre la ciencia.

Más enmarcada en la concepción kantiana de la cultura como “acción”,
estos intelectuales plantean una verdadera modificación de la sociedad,
para intentar asumir los dictámenes de la razón en todos los aspectos de
la vida diaria. El auge de los medios de comunicación de masa, con su
capacidad de penetración social, y la progresiva trivialización del
discurso que presentan son vistos por estos intelectuales como una
citación de inercia que podría dar al traste con la era Moderna, la del
progreso ligado a la ciencia. Lo anunciaba hace unos años el astrónomo y
divulgador Carl Sagan comparando a la ciencia con una llama de una vela
que ilumina la oscuridad, pero que fácilmente puede ser apagada si no es
defendida.

En nuestro país, ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico,
entidad que preside actualmente Félix Ares de Blas, director de Miramón
Kutxaespacio de la Ciencia, trabaja desde hace quince años en este
sentido, publicando una revista trimestral, “el escéptico”, en la que se
dan cita escritores, periodistas, científicos y filósofos debatiendo
sobre temas que intentan defender ese pensamiento racional. Su web:
www.arp-sapc.org

                           ------------------

NUEVAMENTE, PARTE DE PUERTO LA NAVE DE LOS LOCOS.

Una vez más, resulta un verdadero placer el poder presentar a nuestros
lectores el interesante sumario de La Nave de los Locos; bajel que
emprende, con este número, su décima singladura por los mares del debate
racional y escéptico.
Agradecemos igualmente a sus codirectores, Diego Zúñiga y Sergio
Sánchez, la posibilidad que nos han brindado de publicar el
interesantísimo thread, que bajo el título de “Polémica Chupacabresca”,
mantienen Willy Smith y Robert Sheaffer.
¡Que ustedes lo disfruten!

La Nave de los Locos
Nº 10 - Julio de 2001

ESPECIAL "LA OTRA UFOLOGÍA ESTADOUNIDENSE", PARTE 2

- “La ufología es como el mito de Sísifo”, por Keith Thompson.
- “Mentes varicosas: Entrando en una zona gris”, por Martin Kottmeyer.
- “Abducciones, en la misma noche", por Wilfred Kincaid / Ron Westrum.
- “Mitogénesis en  algunas breves anomalías”, por Dennis Stillings.
- “El regreso de Hermes”, por Sergio Sánchez.
- “Polémica: Sheaffer v/s el Chupacabras”, por Willy Smith.
- “El Chupacabras: Sólo un mito”, por Robert Sheaffer.

------------

- “De la bomba atómica a los platillos volantes”, por Félix Ares de
Blas.
- “El mito de las sectas, 2”, por Sergio Sánchez.
- “Punto y final sobre el "caso" Fuenzalida” (CIFOV)
- “J. J. Benítez Superstar, por Claudio Pastrana y Pedro Luis Gómez.
- “El Tlön de Vallée”, por Rubén Morales.
- Cartas
- Recibimos: "El libro 'no oficial' del caso Valdés", por Diego Zúñiga.
- Libros: "Leyendas Urbanas en España" por Diego Zúñiga.

                           ------------------

POLÉMICA CHUPACABRESCA.

En el número de marzo/abril del Skeptical Inquirer apareció un artículo
de nuestro colaborador Robert Sheaffer sobre el mentado "chupacabras".
Este texto generó la molestia del investigador Willy Smith, que a
continuación pasaremos a leer. Después de eso, la respuesta de Sheaffer,
en exclusiva para los amigos del Escéptico Digital y de "La Nave de los
Locos".

ROBERT SHEAFFER V/S EL CHUPACABRAS
Por: Willy Smith - Estados Unidos.
Versión en español por: Diego Zúñiga

Siempre leo las páginas del "Skeptical Inquirer" con interés, porque en
distintas oportunidades he encontrado en ellas artículos que revelan la
verdadera naturaleza de los autonominados censores de lo que merece una
investigación seria. El número de marzo/abril de este año contiene un
típico
trabajo de Robert Sheaffer, quien asegura que su fama en el mundillo
ufológico se debe a un libro publicado en 1986: "The UFO Verdict:
Examining The Evidence' ("Veredicto OVNI. Examinando la evidencia"), que
es precisamente lo que él no hace.

Su último artículo también tiene un título engañoso: 'The Great
Chupacabra Conspiracy' (La gran conspiración del chupacabras), porque el
lector desinformado no podrá discernir qué es realmente el chupacabras y
mucho menos qué conspiración hay o quiénes son los conspiradores.
Sheaffer
menciona a "la rápida" al FBI, dejando entrever -aunque sin decirlo- que
el gobierno estadounidense está implicado en las actividades de estas
criaturas, que han sido reportadas en diversos países, no sólo de habla
hispana. Esto no fue obstáculo para que el autor afirmara que "esta
bestia atormenta a los granjeros y rancheros hispanos, por lo que no
debieran preocuparse aquellos que tienen otra ascendencia cultural",
dando a entender que quienquiera que esté involucrado con estos
fenómenos tiene un objetivo definido: los granjeros de habla hispana.
Sheaffer no ofrece ninguna prueba
que sustente lo anterior, pero su olvido podría ser intencional, porque
de esta manera se obvia un origen extraterrestre, y la alternativa de la
conspiración indicada en el título se vuelve más creíble.

Esto también supone que el señor Sheaffer no se molestó en revisar la
abundante literatura que existe sobre estos incidentes, y tampoco ha
visitado los lugares donde los animales han sido avistados ni mucho
menos ha entrevistado a los testigos. No tendría que haber viajado tan
lejos; con ir a Miami habría sido suficiente.

Pero, para un escéptico esto no es necesario. Para qué gastar tiempo y
dinero investigando un fenómeno que no existe. Esto me recuerda a
aquellos padres de la iglesia que por siglos se negaron a mirar por el
telescopio de Galileo porque ellos sabían más que él. A estas alturas no
sabría contestar
si el señor Sheaffer conoce la evidencia física recolectada que sustenta
la realidad de estas criaturas: (i) vaciados de las huellas de los
patas, idénticas sin importar el lugar donde fueron tomadas las muestras
(Miami, Chile, España); (ii) muestras de vellos; (iii) muestras de
material fecal;
(iv) el testimonio de numerosos testigos, los que, por supuesto, uno
debe ignorar pues hablan de algo totalmente imposible.

Para dar crédito donde se debe, Sheaffer menciona al Dr. Virgilio
Sánchez - Ocejo como un investigador serio que ha propuesto un nombre
más razonable para el erróneamente llamado "chupacabras", el cual
describe con precisión las actividades de estas criaturas. A estas
alturas, el señor Sheaffer ya carece de espacio y no ha dicho
prácticamente nada sobre el "chupacabras" y
mucho menos sobre la conspiración usada como anzuelo en el título. Se
retira hacia las aburridoras críticas habituales entre los
pseudoescépticos en sus cansados esfuerzos por negar las ideas que no
les gustan. Se refiere a otros casos desconocidos y se maneja muy bien
para aumentar el tamaño fuente de la letra, quizás un requisito que
asegura la publicación en las páginas del Skeptical Inquirer. Pero me
vuelve triste ver que aún sigue ladrando al árbol equivocado...

Me gustaría sugerir a Sheaffer que lea el artículo de Bertrand Russell
que apareció en el número de mayo/junio de 2001 del Skeptical Inquirer.
Ahí debiera aprender un par de cosas sobre cómo volverse crítico.

                           ------------------

EL CHUPACABRAS: SÓLO UN MITO
Por Robert Sheaffer - Estados Unidos.
Versión en español por: Diego Zúñiga

Si el Dr. Smith hubiera leído con atención mi artículo, habría visto que
describo al "chupacabras" como un "supuestamente feroz 'succiona
cabras'". Me disculpo si esta descripción no fue suficiente, pero creo
que la mayoría de los lectores del Skeptical Inquirer ya saben a qué me
refiero. También
habría descubierto que estaba citando la afirmación de un diario chileno
que dice que toda una familia de "chupacabras" había sido capturada por
"agentes del FBI". Si esta declaración fuera real, el gobierno de EEUU
estaría involucrado en una "conspiración" para ocultar al público
información sobre estas bestias.

Al Dr. Smith no le agrada mi observación de que el "chupacabras" parece
interesado en atormentar sólo a granjeros hispanoparlantes, pero no
intenta refutar tal afirmación. Todo lo que necesitaba era mostrarnos
ataques "documentados" del "chupacabras" en Grecia, Irán o Tailandia, y
así habría
roto la aparente vinculación entre este presunto ser y la cultura
hispana. En cambio, nos presenta encuentros en Chile, España y Miami
(donde aproximadamente la mitad de la población habla castellano), lo
que solamente le da más firmeza a mi afirmación.

Déjenme aclararles que no estoy tratando, de ninguna forma, de
ridiculizar la cultura hispana, a la cual respeto muchísimo. Cada
sociedad tiene sus mitos, que son parte de su herencia cultural, y en
esto incluyo a mi cultura. En Gran Bretaña tienen los círculos en los
campos de trigo, en EEUU
tenemos más abducciones que en ningún otro país y en China tienen una
larga tradición de creencias en fantasmas, y hacen grandes esfuerzos por
derrotar a tales espíritus.

Más que ser tan defensivo en sus planteamientos, el Dr. Smith debiera
usar mejor sus capacidades tal como lo haría un antropólogo, recordando
estas leyendas y creencias en el chupacabras para beneficio de los
historiadores culturales.

                           ------------------

UN OVNI ENTRE SOVIÉTICOS Y AMERICANOS
Por: Luis Ruiz de Gopegui
Artículo remitido por: Juan Soler Enfedaque

En julio de 1975, la Estación de Fresnedillas, también próxima a Madrid
y asimismo operada por el INTA para la NASA, estaba siguiendo la Misión
Apolo-Soyuz, primera y única misión tripulada hasta la fecha, en la que
dos naves espaciales pertenecientes a países distintos se iban a acoplar
en el espacio. Fresnedillas era una estación dedicada casi
exclusivamente a vuelos tripulados que tuvo un gran historial por haber
jugado un papel muy importante en las misiones Apolo (1968-1972) con la
llegada  y primeras visitas del hombre a la Luna, y con el Sky-Lab
(1973-1974), primera Estación Espacial de la NASA que estuvo en órbita
dos años activada y después otros cinco más desactivada.

La misión Apolo-Soyuz (Lámina 8) revestía cierta complejidad pues
obligaba a apoyar, simultáneamente desde tierra a dos naves, el Apolo y
el Soyuz, equipados con tecnologías muy diferentes, y el apoyo resultaba
de fundamental importancia durante las críticas maniobras de sus
acoplamientos o atraques y desacoplamientos. Desde hacía ya varios años
yo trabajaba en Fresnedillas, a donde el INTA me había destinado en
calidad de ingeniero jefe de la Estación y como tal mi misión
fundamental consistía en encargarme de que allí todo estuviera listo y
funcionara a la perfección durante aquellas misiones, sin duda las más
apasionantes hasta la fecha de toda la exploración del espacio. Para
ello disponía de un magnífico equipo de profesionales, muy bien
preparados, que me ayudaban con gran entusiasmo.

Cuando desde Fresnedillas apoyábamos una misión concreta los miembros
del equipo de mis colaboradores ocupaban sus puestos operacionales
frente a las correspondientes consolas de instrumentos y eran los que se
comunicaban continuamente con el Centro de Control de la Misión en
Houston y con el Centro de Control de la Red de comunicaciones en
Maryland. Yo [L.R. Gopegui], generalmente, estaba en mi despacho
escuchando cómo se desarrollaba el seguimiento o pasaba por las salas de
operaciones para sentir más de cerca la intensidad de aquellos momentos.
Sin embargo, así como todos los miembros de mi equipo estaban
constantemente en contacto telefónico con sus homólogos en Estados
Unidos; yo durante el tiempo que Fresnedillas rastreaba alguna nave
espacial tripulada, nunca hablaba directamente con Estados Unidos, ya
que para eso teníamos un especialista en cada puesto de trabajo que
conocía mejor que nadie las configuraciones más convenientes, los
procedimientos más apropiados, etc.

Por esto, cuando a las 12:40 del 18 de julio de 1975 me anunciaron que
el Director de Comunicaciones para Televisión de Houston deseaba
urgentemente hablar conmigo, me quedé muy sorprendido y temí que algo gr
ave estuviera ocurriendo. Sin embargo, la conversación fue bastante
corta y desangelada. Me pedía que destruyera inmediatamente la cinta de
vídeo "ASTP/35/4" que habíamos grabado el día anterior cuando las dos
naves Apolo y Soyuz estaban a punto de acoplarse por primera vez sobre
el cielo de España. También me sugirió que hiciera todo con mucha
discreción. Yo me quedé desconcertado, pues, cosas como aquélla nunca
habían pasado antes y aunque le pregunté el motivo no supe reaccionar
cuando fría y hasta descortésmente me contestó:
-Houston lo requiere así.

Antes de ordenar la destrucción de la cinta de vídeo indicada me pareció
oportuno comentar el caso con nuestro Director, Manuel Bautista, pues
jamás en mis varios años de experiencia en apoyo de misiones de la NASA
se me había ordenado destruir ningún documento y menos aún una cinta de
vídeo. Me fue difícil encontrar a Bautista, pues el 18 de julio era
entonces fiesta en España y Bautista no estaba en su oficina de Madrid.
Finalmente logré dar con él se sorprendió mucho ante lo que le dije y me
pidió que no hiciera nada hasta que hablara él en persona con Guillermo
Pérez del Puerto, entonces Director General del INTA. Pérez del Puerto,
más que sorprendido, se quedó desconcertado y le pidió a M. Bautista a
que esperara sin tomar ninguna acción hasta que hablara con el Ministro
del Aire (entonces el INTA pertenecía a ese ministerio). Por aquellos
años aquel cargo estaba ocupado por el general Mariano Cuadra Medina, al
que fue muy difícil localizar pues se encontraba en La Granja de San
Ildefonso, cerca de Madrid, donde todos los años el general F. Franco
daba una gran recepción al Cuerpo Diplomático precisamente el 18 de
julio en el palacio que allí existe. Pero por fin, don Guillermo
consiguió hablar con el Ministro del Aire, el cual, también
desconcertado y sin alcanzar a comprender realmente la trascendencia (o
la falta de ella) que aquello pudiera revestir, le dijo que no hiciera
nada hasta que él en persona hablara con el Jefe del Estado, entonces
Francisco Franco. Finalmente Cuadra Medina relató los incidentes que
estaban ocurriendo en Fresnedillas al general Franco, el cual ni corto
ni perezoso y con su tradicional parsimonia le contestó:
-Mariano, ¿a mí para que me cuentas todo esto? Si les han dicho que
destruyan la cinta de vídeo, pues que la destruyan y a otra cosa.

Inmediatamente el Ministro del Aire llamó al Director General del INTA
con la buena nueva y acto seguido éste telefoneó a Bautista:
-Dile a Gopegui que destruya el vídeo inmediatamente.

Y por fin Bautista me llamó:
-Chico, creo que lo que debemos hacer es destruir la cinta, como nos han
dicho.

Toda esta larga cadena de preguntas y respuestas, primero hacia arriba y
luego hacia abajo, con la participación de autoridades a alto nivel
jerárquico, requirieron algo más de tres horas. Durante esas tres horas
la actividad en Fresnedillas, en torno al famoso vídeo, había sido muy
intensa. Yo tenía conocidos en Houston, pero preferí llamar al Director
de la Estación de seguimiento que había en cabo Kennedy, un australiano
extremadamente simpático con quien me unía una gran amistad, y que por
llevar muchos años con la NASA estaba seguro que tendría contactos mucho
mejores que los míos en Houston. Cuando le conté las instrucciones que
había recibido del Centro de Control se quedó tan sorprendido como yo y
me prometió intentar averiguar directamente el motivo de aquella
inesperada orden. Lógicamente la curiosidad me desbordaba y, por tanto,
decidí, además, ver personalmente el vídeo. Reuní a unos cuantos de mis
allegados en Fresnedillas, les conté en forma confidencial lo que
sucedía y nos dispusimos a ver el vídeo en la sala de televisión
previamente desalojada.

Nuestra primera impresión fue decepcionante. La cámara que había grabado
las imágenes estaba situada dentro del Módulo de Mando del Apolo y
enfocaba hacia el exterior a través de una pequeña escotilla. A unos 30
metros se divisaba la nave Soyuz "quieta" como flotando en el espacio.
Realmente, tanto el Apolo como el Soyuz, se desplazaban a unos 28.000
kilómetros por hora, pero en aquellas imágenes lo único que se apreciaba
era la velocidad relativa de una nave con respecto a la otra y ésta era
casi nula. En el primer atraque de esta misión (posteriormente se
efectuó otro) la nave soviética debía permanecer pasiva y la americana
era la que se acercaba lentamente, incrementando muy despacio y a
pequeños impulsos su velocidad. El vídeo en cuestión era muy breve, sólo
siete minutos y medio que habían sido durante los que Fresnedillas había
"visto" a las dos naves, minutos extremadamente monótonos. Se apreciaba
cómo poco a poco el tamaño de la nave Soyuz aumentaba debido a la
proximidad. También se observaban algunos pequeños movimientos
oscilantes del vehículo soviético. Finalmente se producía el
acoplamiento acompañado de unos movimientos bruscos pero bastante
pequeños.

Repetimos la operación un par de veces más para ver si descubríamos algo
interesante y uno de los allí presentes, José Manuel Grandela, ingeniero
que había estado al cargo del control de la antena de Fresnedillas
durante los últimos pases de rastreo, gritó repentinamente:
-¡ Ya lo tengo!
-Pero ¿qué es lo que tienes? -le preguntamos comidos por la curiosidad-.
-¡Un OVNI! Se ve clarísimamente. ¡Mirad, ese punto brillante arriba y a
la derecha!

En efecto, arriba y a la derecha se veía un punto brillante, pero a mí
aquello no me parecía un OVNI y así lo manifesté:
-¡Por el amor de Dios, Gopegui, tú eres tremendo! -rugió Grandela,
enfurecido-. ¡Eres más incrédulo que el propio Santo Tomás! ¿Qué es lo
que quieres, que lleve un letrero en la frente diciendo: "Gopegui, soy
un extraterrestre"? ¡Eso es un OVNI! ¡Te lo garantizo yo!, ¡está más
claro que el agua!

Aquella discusión siguió por espacio de casi una hora. Unos decían que
sí y otros decíamos que no. Pero evidentemente no nos poníamos de
acuerdo.

-Pero si no es un OVNI, ¿por qué diablos nos van a ordenar que
destruyamos ese vídeo? Sí aquí no se ve nada sospechoso más que ese
punto luminoso, que evidentemente es la luz de posición de una nave
extraterrestre -argumentaba Grandela y algunos otros intentando
convencernos a los demás.

El razonamiento era bastante lógico. Ciertamente, aquel vídeo no
contenía nada extraordinario salvo aquel desconcertante punto brillante.

-Pero si es un OVNI, ¿cómo van a querer que destruyamos este vídeo, que
sería un documento importantísimo? -preguntaba yo-.
-No tienes razón, Gopegui -me respondieron-; esta misma mañana hemos
enviado por avión el original del vídeo a Houston, como hacemos todos
los días. Lo que estamos viendo es la copia que debe quedar en los
archivos de Fresnedillas y los de Houston no quieren que nosotros
conservemos esta prueba.

Yo dudaba, pero aquel segundo argumento también tenía visos de ser
cierto. En plena discusión me avisaron que mi amigo de Cabo Kennedy me
llamaba por la línea oficial. Corrí a mi despacho.
-El tema no tiene importancia -me dijo-; contempla el vídeo y luego lo
destruyes como te han dicho. No te preocupes más.
-Ya lo he visto y no veo nada que me llame la atención. (No me atreví a
hablarle del supuesto OVNI).
-Escucha con atención el "audio". Ya te darás cuenta.

Cuando regresé a la sala de vídeo de la Estación la discusión sobre el
OVNI aún continuaba. Volvimos a visionar la grabación y les dije a todos
que teníamos que poner toda nuestra atención en la conversación de los
astronautas, a la que antes no habíamos hecho el menor caso, pues era
completamente rutinaria.

El comandante del vuelo, Thomas Stafford, anunciaba periódicamente los
encendidos de los microcohetes que utilizaba para incrementar lentamente
la velocidad del Apolo. Vance Brand, piloto del módulo de mando,
anunciaba también, rutinariamente, la distancia entre las dos naves que
leían el radar de aproximación. Y Donald Slayton (Lámina 9), piloto del
módulo de atraque, vigilaba atentamente a través de una de las pequeñas
escotillas del módulo de mando, precisamente la que servía de
observatorio para la cámara de televisión, y de vez en cuando decía
lacónicamente:
-"Keep going, keep going" (continúa, continúa).

Sin embargo, pronto descubrimos algo que antes nos había pasado
desapercibido. Cuando las naves estaban muy cerca se distinguía
claramente cómo la Soyuz sufría repentinos cabeceos muy pequeños pero
apreciables. Slayton era un astronauta de cincuenta y un años, muy mayor
para las costumbres de entonces, y con muchos años en la profesión; sin
embargo, hasta entonces nunca había participado en una misión espacial
por causa de una posible lesión cardiaca que algunos médicos creyeron
apreciar, pero que posiblemente nunca llegó a existir. Slayton era
además un hombre de no muy buen humor y mal hablado, esto último
frecuente entre los astronautas americanos. Pues bien, mientras vigilaba
desde su escotilla, Slayton se estaba poniendo nervioso al contemplar
aquellas continuas oscilaciones que experimentaba el Soyuz y que podían
dificultar la maniobra de atraque. Un poco soliviantado, no pudo
aguantar más y exclamó:
-¡Hijos de perra! ("Sons of a bitch"). Pero ¿es que no sois capaces de
mantener vuestro "pájaro" quieto?

Entonces comprendimos que algún gerifalte de Houston temió que si
aquella frase llegaba a los medos de comunicación, podría desencadenar
un conflicto internacional y dio orden para que se destruyera toda
evidencia de ella.

Y así termina la historia del único OVNI que creímos ver en
Fresnedillas, porque la famosa luz de arriba a la izquierda, que luego
pudimos comprobar dando mucho más contraste a la imagen, que se trataba
de una de las luces de posición del Soyuz instalada en el extremo lejano
del panel solar de la derecha, por lo que a nosotros, que con poco
contraste no veíamos el panel, nos pareció una luz aislada de la nave
soviética.

Ni que decir tiene que en Fresnedillas no destruimos aquel vídeo y lo
guardamos con mucho secreto para que nada trascendiera a la prensa, como
así fue. Quizá ésta haya sido la única vez, en mis cerca de treinta años
de colaboración con la NASA, en que intencionadamente haya desobedecido
sus instrucciones operativas. Pero es que para nosotros aquel vídeo
constituía un gran recuerdo de momentos muy intensos en apoyo de las
misiones tripuladas.

En 1988 estuvo en Madrid Bob Aller, Administrador Asociado de la NASA,
acompañado de algunos otros miembros de la Agencia Americana. Estuve
comiendo con ellos en Segovia y luego visitamos el palacio y los
jardines de La Granja. Paseando por allí me acordé del 18 de julo de
1975 y les conté esta anécdota. Todos rieron a pierna suelta
imaginándose al general Franco en medio del fragor de la recepción
diplomática en aquel suntuoso palacio y siendo interpelado acerca de un
vídeo que Houston quería destruir.

Al final Bob me dijo:
-Luis, apuesto a que no destruiste el vídeo.
-Qué bien me conoces... Bob -respondí-.

[Nota] *El presente artículo ha sido extraído, con el permiso del autor,
del libro “Mensajeros Cósmicos” (Mc Graw-Hill, ISBN 84-481-1901-0), de
Luis Ruiz de Gopegui.

Pero ¿dónde está ese vídeo actualmente?

Planteada esta pregunta por  la Redacción de El Escéptico Digital, Luis
Ruiz de Gopegui nos comentó que se quedó en la biblioteca de la Estación
Espacial de Fresnedillas. Ante el interés que demostró una cadena de TV
española, por realizar un documental sobre dicha historia, se dispuso a
buscarla, pero resultó que esos locales se habían cerrado en 1984,
ignorando qué se hizo y adonde fue a parar tan importante documento.
¿Quizás los “hombres de negro” la recogieron para que no hubieran
pruebas del único avistamiento OVNI debidamente probado?

The End… por lo menos hasta que alguno de nuestros investigadores
patrios de lo paranormal decida reinventarse otro de esos enigmas
inexistentes que tan rentables les resultan.

                           ------------------

La Nación http://www.lanacion.com.ar/

SEGÚN UNA NUEVA TEORÍA ANTROPOLÓGICA, LOS PRIMEROS POBLADORES DE AMÉRICA
HABRÍAN VENIDO DE JAPÓN
AP – Washington

Serían descendientes de los jomon, un antiguo pueblo prehistórico de ese
país.
Sin embargo, según Loring Brace, de la Universidad de Michigan, los
primitivos americanos tienen ancestros de diversos orígenes
Los estudios confirman indicios anteriores

Los primeros humanos que cruzaron el puente natural que une Asia con
América y se esparcieron por el continente serían descendientes de un
antiguo grupo humano que vivió en Japón, según un nuevo estudio que se
publica hoy en la revista Proceedings of the National Academy of
Sciences.
Analizando las proporciones craneofaciales de miles de cráneos antiguos
y modernos de todo el mundo, las investigaciones de antropólogos de la
Universidad de Michigan confirman los complejos orígenes de los primeros
americanos que han sido sugeridos por estudios genéticos y arqueológicos
recientes.

Los científicos afirman que los primeros americanos estaban emparentados
con los jomon , un pueblo prehistórico que vivió en Japón hace miles de
años, y con un grupo posterior, los ainu .
El antropólogo Loring Brace, profesor de la universidad, dijo que las
medidas y otros indicios sugieren que miembros del grupo jomon-ainu
cruzaron lo que es ahora el estrecho de Bering y migraron a través de
América, desde Alaska hasta Tierra del Fuego.

"Estos no son los pueblos que habitan ahora en Japón -dijo Brace, autor
principal del estudio-. Esos pueblos migraron a Japón desde Asia, pero
aún hay rasgos jomon entre los japoneses." Los jomon muestran algunas
características europeas, además de influencias asiáticas, dijo Brace.
El momento en que se produjo la primera migración a América es un asunto
que aún está en discusión. Según Susana Salceda, antropóloga del Museo
de La Plata, "las primeras teorías lo situaban a alrededor de 15.000
años, pero estudios más recientes realizados sobre la base de las
mutaciones del ADN (lo que se llama el reloj molecular) llevaron esa
fecha mucho más atrás, a alrededor de 30.000 años de antigüedad.

Lo que sí es conocido es que en esos tiempos buena parte del mundo
boreal estaba cubierto de hielo y el nivel del mar era muy bajo. El
estrecho de Bering, que apenas supera los 18 metros de profundidad, no
existía. En cambio, había un puente natural entre Alaska y Siberia.

Patrón de afinidades

Brace explicó que las características de los primeros migrantes se
advierten claramente en los rasgos de tribus indígenas norteamericanas
como los Blackfoot, Sioux y Cherokee. Una segunda ola migratoria se
produjo de 3000 a 4000 años, dijo Brace, pero era una mezcla de pueblos
chinos, mongoles y del sudeste asiático. Probablemente cruzaron en bote
el estrecho de Bering, que se inundó al derretirse el gran casco de
hielo boreal.

De estos pueblos descienden los esquimales y aleutianos, del extremo
norte del continente, dijo Brace. Algunos migraron al Sur y están
representados hoy por los navajos.

Todas estas conclusiones se basan en la medición y análisis detallado de
21 características óseas de cráneos antiguos que se encuentran en museos
e institutos de investigación del mundo, dijo Brace.
El análisis computadorizado de las mediciones revela un patrón de
afinidades que permite relacionar pueblos de distintas partes del mundo.
"Hay indicios de que los pueblos jomon eran diestros constructores de
embarcaciones -dijo Brace-. Probablemente navegaron por la costa
occidental de América y se instalaron donde encontraron animales de caza
y plantas en abundancia."

Para su análisis, Brace y sus colegas generaron un dendrograma , una
figura en forma de árbol en la que la distancia entre las ramas refleja
la que existe entre cualquier grupo dado y los demás.
De este estudio, afirma el científico, emergió al menos una firme
conclusión: "Los habitantes nativos del hemisferio occidental no son
todas variantes menores del mismo pueblo".

Una cuestión sin resolver

La búsqueda de explicación al origen de los americanos inspiró
innumerables hipótesis.

.- Humboldt sentó las bases para determinar que los primeros pobladores
de América ingresaron por el estrecho de Bering.
.- Darwin creyó que los indígenas eran el eslabón faltante entre los
simios y la gran civilización europea.
.- Ameghino postuló la hipótesis de que el hombre argentino era
autóctono.
.- Hrdlicka teorizó que los primeros americanos vinieron de Mongolia.
.- Rivet propuso la teoría del origen múltiple de los pueblos
americanos.
.- Bryan afirmó que los primeros grupos proceden del este asiático.
.- Turner reconoció dos grupos diferenciados: los paleoindios y los
aleuto-esquimo.

                           ------------------

NEUTRINOS… CON LAS MANOS EN LA MASA
Por: Félix Ares de Blas

¿Pero.. qué demonios es un neutrino? ¿Tiene masa?

Recientes experimentos con el Sudbury Neutrino Observatory demuestran
que los neutrinos tienen masa.

Los neutrinos forman parte de las partículas elementales que forman el
universo. También son las más extrañas y las que más tiempo se ha
tardado en comprender.

Los neutrinos son bastante parecidos a los electrones, pero con una
particularidad: NO TIENEN CARGA. Como no tienen carga, son
eléctricamente neutros; de ahí su nombre: neutrinos.

Como no tienen carga, la fuerza electromagnética no les afecta. Sí les
afecta la fuerza débil; pero debemos recordar que la fuerza débil sólo
actúa a niveles subatómicos o, dicho de otro modo, a distancias muy,
muy, muy... cortas.

Siempre ha habido una duda terrible sobre si el neutrino tenía masa o
no. Si no la tuviera no le afectaría la fuerza gravitatoria (la más
débil de todas las fuerzas, incluso más débil que la fuerza débil). Pero
hasta ahora no se estaba seguro de si el neutrino tenía masa o no. Ha
resultado que la tiene. Por tanto, la gravedad también afecta a los
neutrinos.

Se conocen tres tipos de neutrinos y hay un gran acuerdo entre los
científicos en que no hay más, aunque eso nunca se sabe. Cada tipo de
neutrino está relacionado con otra partícula y, para ser originales, los
científicos les han dado los nombres de las partículas correspondientes.
Así, por ejemplo, los neutrinos relacionados con el electrón se llaman
“neutrinos de electrón”, los relacionados con los muones se llaman
“neutrinos de muón” y los relacionados con las partículas tau se llaman
“neutrinos de Tau”. Ya vemos que todo es muy lógico, ahora bien, os
podéis preguntar; ¿pero qué demonios son los muones? ¿y las partículas
tau?. No os compliquéis mucho la vida, pensad que los muones y las
partículas tau no son nada más –ni nada menos—que formas del electrón
con mucha más energía. La verdad es que decir que algo es parecido a una
palabra que conocemos –en este caso electrón—tranquiliza mucho, ¿o no?

Resumiendo.

El neutrino de electrón está relacionado con el electrón y se suele
representar con la letra griega Nu, que es la equivalente a nuestra n –n
de neutrino-. En un alarde de imaginación, a ese neutrino se le suele
denominar como Nu subíndice e (imaginaros la Nu escrita en griego. No lo
pongo pues no
sé cómo se hace). Ni que decir tiene que la e es de electrón.

El neutrino relacionado con el muón (letra Mu en griego) se le llama Un
subíndice Mu.

Al neutrino relacionado con la partícula tau (Tau en griego) se le da el
nombre de Nu subíndice Tau.

Prosigamos. Más arriba he dicho que se acaba de descubrir que el
neutrino tiene masa. Así es. Tras treinta años, el 18 de junio de 2001,
investigadores del Sudbury Neutrino Observatory (SNO), han dado a
conocer que el neutrino tiene masa.

No lo han descubierto de un modo directo, sino dándole más vueltas que a
una peonza. Desde hace muchos años se sabía que del Sol nos llegaban
menos neutrinos de los que nos tenían que llegar. ¿Qué les pasaba a los
neutrinos perdidos? ¿Estaban nuestras teorías equivocadas? ¿No sabíamos
detectarlos?...

El Dr. Art McDonald, director del proyecto SNO y catedrático de Física
en la Universidad de Queen en Kinston, Notario, Canadá, nos dice que las
teorías eran correctas, pero -siempre hay un detallito-que a la hora de
medirlos no habíamos tenido en cuenta la posibilidad de que los
neutrinos de electrón (que son los que esperábamos del Sol) se
transformasen en los otros tipos de neutrinos. Los nuevos experimentos
con el SON, más lo que se conocía de antes, confirman que el Sol no nos
manda menos neutrinos de electrón de los que dice la teoría. Nos manda
los mismos, pero durante el viaje muchos se transforman y en vez de
llegarnos como neutrinos de electrón nos llegan como
neutrinos de Muón o neutrinos de Tau.

Repitamos, pues es lo importante: “el Sol nos manda los neutrinos de
electrón que predice la teoría, pero DURANTE EL VIAJE se transforman en
neutrinos de muón o neutrinos de Tau”. Y ahora viene el desenlace: para
que un neutrino se pueda transformar en otro, la teoría exige que tengan
masa. Ergo: LOS NEUTRINOS TIENEN MASA.

Para más información:
Podéis ver las experiencias del SON en
http://www.sno.phy.queensu.ca/sno/first_results/

                           ------------------

SUEÑOS DEL FUTURO
Por: Luis Alfonso Gámez

«Si la divulgación científica tiene mala prensa entre los científicos,
puede parecer una herejía, incluso mayor, reivindicar como destacable el
importante papel de un nivel incluso más 'degradado' en el difícil y
necesario empeño de llevar la ciencia y la tecnología al gran público»,
escribe Miquel Barceló (Mataró, 1948) en referencia a la narrativa de
ciencia ficción. Barceló logra, sin embargo, llevar a buen término la
empresa en su último libro. 'Paradojas: ciencia en la ciencia ficción'
es una obra tan amena como instructiva, en el que se han recopilado sus
contribuciones a dos revistas españolas fusionadas ahora bajo la
cabecera de 'Tribuna de Astronomía y Universo'.

El profundo conocimiento del género que atesora el autor, director de
una colección especializada desde mediados de los años 80, y su actitud
vigilante respecto a los avances de la tecnociencia son una garantía a
la hora de poner en su sitio -realidad, posibilidad o imposibilidad- el
teletransporte, las guerras interestelares, el viaje en el tiempo, la
existencia de los universos paralelos y un largo etcétera de temas
tocados en las novelas, pero que también han sido objeto de
especulaciones por parte de los científicos. Ciencia y ciencia ficción
han caminado juntas desde que Mary Shelley creó al monstruo de
Frankenstein, y la segunda, a pesar de buscar ante todo la diversión, ha
especulado en ocasiones con acierto sobre un porvenir que, en algunos
casos, ya ha llegado.

Porque la ciencia ficción es mucho más que naves espaciales combatiendo
cual cazas de la Segunda Guerra Mundial, con la única variación de
batallar en el espacio y de usar rayos láser. Esa imagen popular es la
distorsionada por el cine y la televisión de un género cultivado por
científicos y divulgadores -como Isaac Asimov, Arthur C. Clarke, Gregory
Benford o David Brin- que han explorado las implicaciones de la
clonación, la superpoblación, la generalización de la informática, la
destrucción del medio ambiente... y, por supuesto, de la exploración
espacial y el contacto con otras inteligencias.Autor de la novela
'Testimoni de Narom' (1998) y de 'Ciencia ficción: guía de
lectura' (1990) -una obra imprescindible cuya reedición actualizada
saldrá este año-, Barceló explora en su último libro los temas más
habituales del género y usa la ciencia ficción como bastón en el que
apoyarse para hacer divulgación. «La versión dramatizada de las
consecuencias de la ciencia,
incluso de la 'ciencia imposible' de alguna ciencia ficción, puede
servir para transmitir ideas científicas», asegura.

Y él lo hace, siempre con un lenguaje llano -totalmente comprensible,
aunque se hable de física cuántica- y con un tono irónico que aleja la
erudición de la pedantería y que convierte los sesenta pequeños
capítulos de 'Paradojas: ciencia en la ciencia ficción' en un continuo
descubrimiento. El lector puede adentrarse en el mundo que apasiona a
Barceló por donde quiera -ya sea empezando por la amenaza de colisión de
un asteroide con la Tierra, los errores divertidos del género o la
'terraformación' planetaria- y tomar, en cada momento, el camino que más
le apetezca. Y no tendrá la sensación de estar aprendiendo algo
nuevo -aunque así sea-, sino de estar divirtiéndose, que es lo mejor que
puede decirse de cualquier obra concebida con el fin de acercar al lego
tanto la ciencia como un género injustamente marginado.

[Nota] *Miquel Barceló: 'Paradojas: ciencia en la ciencia ficción'.
Equipo Sirius. Madrid, 2000. 223 págs. 2.500 ptas.

                           ------------------

DOS MIL AÑOS DESPUÉS
Por: Víctor R. Ruiz

En el último número de la revista científica Nature, junto a la
descubrimiento de la "burbuja de agua", aparece una noticia que
provocaría una sonrisa si estuviera fechada en la Edad Media. En
cambio, es de rabiosa actualidad. El Ministro de Ciencia de la India,
Murli Manohar Joshi, es un físico que también ostenta el cargo de
Ministro de Educación. Podíamos pensar que con tal educación
universitaria, el señor Joshi sería un paladín del método científico.
Sin embargo, los títulos se demuestran como condición insuficiente. El
ministro hindú opina que las respuestas sobre el universo están
escondidas en las escrituras sánscritas Vedas y Upanishads.

 De esta forma, la Comisión de Becas Universitarias que depende de su
ministerio, ofrece subvencionar a las universidades completos
departamentos de astrología con cinco puestos para profesores, un
bibliotecario, un laboratorio con ordenadores, etc. Comenzarán su
andadura el próximo año, con titulaciones de diplomatura, licenciatura y
doctorados. Lo que es peor, ya son 35 (de 200) las universidades hindúes
que han aceptado la propuesta.

 No son pocos los científicos hindúes que han puesto el grito en el
cielo, por suponer este paso un reconocimiento implícito de la
astrología como disciplina científica. Por desgracia, no es tan
inusual ver "científicos de reconocido prestigio" realizar declaraciones
de este tipo. Hace unos días, Tom van Flandern presentó sus nuevas caras
de Marte, intentando demostrar vestigios de una
civilización antigua en el planeta rojo.

Dos mil años después, aún estamos como María (un pasito p'alante, y dos
p'atrás).

[Nota] * Víctor R. Ruiz es miembro de ARP-Sociedad para el Avance del
Pensamiento Crítico, codirector de la revista El Escéptico
http://www.el-esceptico.org/ y director de  Info.astro
http://www.infoastro.com

                           ------------------

CNN http://www.cnnenespanol.com/

RETIRARÁN DE INTERNET PUBLICIDAD ENGAÑOSA SOBRE "CURAS MILAGROSAS"
Por: Elizabeth Cohen y la agencia Associated Press
Noticia enviada por: Enrique Márquez

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos alcanzó el jueves un
acuerdo extrajudicial por el cual cinco compañías dejarán de hacer
publicidad engañosa por Internet para sus productos de salud, que
prometían "curas milagrosas" para enfermedades que iban del SIDA al
cáncer.

Las empresas deberán dejar de hacer publicidad falsa y, en algunos
casos, restituir a sus clientes el dinero o pagar multas al gobierno,
dijo la comisión (FTC, por sus siglas en inglés). Una sexta compañía ha
aceptado dejar de hacer promesas no demostradas mientras prosigue su
caso.

"Las promesas son muy fuertes. Sugieren que los productos pueden ser
empleados para curar enfermedades muy graves, y nuestra revisión en este
sector indica que no hay una base científica para sustentar estas
promesas", dijo Lee Peeler, director adjunto de la comisión sobre
prácticas
publicitarias.

La difusión de los resultados de la "Operación Cura Todo" del FTC es el
primer anuncio desde que Timothy Muris asumió como presidente del
organismo este mes.

"Hoy Internet es un recurso vital en el cuidado de la salud", dijo
Muris, quien agregó que 90 millones de estadounidenses acuden a portales
de Internet para información de salud. "Desafortunadamente, Internet
también es un medio conveniente para aquellos que cazan consumidores
enfermos y vulnerables".

Muris dijo en una conferencia de prensa que el FTC intensificaría sus
esfuerzos para combatir el fraude por Internet, pero no brindó mayores
detalles.

El FTC dijo que las empresas en cuestión ofrecían una gama de
suplementos dietéticos y artefactos medicinales que incluían:

--Un artefacto que producía pequeñas descargas eléctricas para matar
parásitos presuntamente responsables de enfermedades como el cáncer y el
mal de Alzheimer.
--Cartílago de tiburón, plata coloidal y la hormona DHEA, presentados
como curas para una variedad de enfermedades.
--Hierbas medicinales que costaban cientos de dólares y que eran
presentadas como alternativas para operaciones, tratamientos con
radiación o quimioterapia.

Según el FTC, un anuncio de Western Herb y Dietary Products decía:
"Después de curar su cáncer con esta receta, éste no puede volver...
Pero si usted no desea enojar a su médico usted también podría seguir
sus deseos. Sin embargo, trate de no perder ninguna parte anatómica
vital en una operación ¡porque la puede necesitar cuando esté
saludable!".

El FTC dijo que presentó cargos contra la empresa el 4 de junio en una
corte de Seattle y la empresa aceptó dejar de hacer promesas no
demostradas mientras prosigue el proceso.

Otras dos compañías -Panda Herbal International y ForMor- vendían una
hierba conocida como planta de Saint John que presuntamente servía para
tratar enfermedades que incluían el VIH y el SIDA. El FTC dijo que no
hay pruebas para avalar ello y que la hierba interfiere con medicamentos
para el VIH/SIDA.

Las embarazadas también deberían evitar la planta, dijo la agencia.

"Es suficientemente malo cuando alguien, con poca o ninguna prueba,
promocionan remedios no probados en poblaciones vulnerables", dijo
Walter H. Carr, uno de los dirigentes de una asociación contra fraudes
de salud. "Es aún peor cuando lo hacen a pesar, y sin mencionarlos, de
los riesgos que
estos remedios representan para las personas a las que intentan hacerles
estas ventas".

Ambas empresas deberán ahora incluir junto a sus anuncios una
advertencia acerca de las contraindicaciones.

Las otras compañías que aceptaron un acuerdo extrajudicial son Aaron,
Jaguar Enterprises y MaxCell BioScience, también conocida como Oasis
Wellness Network, que también deberán pagar al FTC una multa de 150.000,
que el organismo empleará para devolver el dinero a clientes.

La agencia dijo que MaxCell sostenía que un suplemento dietético con la
hormona DHEA revertía el proceso de envejecimiento y prevenía y trataba
numerosas enfermedades.

Con el acuerdo extrajudicial, ninguna de las empresas aceptó haber
violado ninguna ley.

El FTC ha advertido que los consumidores deberían estar especialmente
alertas sobre panaceas y sobre todo de palabras como "avance
científicos", "cura milagrosa", "producto exclusivo", "ingrediente
secreto" o "remedio antiguo".

                           ------------------

LA CONCIENCIA ESPACIAL SE LOCALIZA EN EL CÓRTEX SUPERIOR TEMPORAL

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tubinga, en Alemania,
aseguraron recientemente en Nature que, contrariamente lo que se ha
pensado durante el último siglo, la localización de la conciencia
espacial no está en el lóbulo parietal, sino en el cortex superior
temporal. Los investigadores coordinados por Hans-Otto Karnath, han
recogido evidencias de que, al menos en los monos y en los humanos, el
cortex superior temporal es el área del cerebro en donde se establece la
interacción espacial.

El estudio ha analizado a un grupo de pacientes que habían sufrido un
ictus y que les había provocado un daño en la capacidad espacial, lo que
generaba una negligencia espacial pura. En investigaciones previas los
enfermos habían mostrado defectos en su capacidad visual, cognitiva y
espacial, más que una negligencia espacial. Los pacientes tenían la
sensación de que una parte del espacio que les rodeaba había dejado de
existir. "Dicha sensación se les presentaba en situaciones de la vida
cotidiana, como cuando se estaban afeitando, por ejemplo", ha señalado
el coordinador.

Sustrato neural

Los expertos explican que el conocimiento del comportamiento espacial y
la función del lóbulo parietal se basa en el hecho de que la negligencia
espacial se asocia a lesiones en el lóbulo parietal. "Sin embargo, hemos
visto que el cortex superior temporal es el sustrato neural de la
negligencia o incapacidad espacial de los humanos y de los monos".

Según el profesor Karnath, al contrario que el de los monos, el
conocimiento espacial de los humanos es una función que está confinada
al cortex superior temporal derecho. "De esta forma, la transición
filogenética decisiva del cerebro del mono al del humano parece que
genera una restricción en la función bilateral del área derecha, más que
un intercambio del lóbulo temporal al parietal".

Para los investigadores, los resultados pueden servir para especular con
la hipótesis de que esta lateralización de la conciencia espacial es
paralela a la aparición de una representación elaborada del lenguaje en
el área izquierda.

En un comentario que acompaña al trabajo, el profesor Michael S. A.
Graziano, de la Universidad de Princenton, en Nueva Jersey, Estados
Unidos, destaca que "el clásico conocimiento de que el daño parietal
provoca una incapacidad hemiespacial en los seres humanos necesita ser
revisado". El experto asegura, no obstante, que el hecho de asignar una
función específica a un área determinada del cerebro debe ser valorado
en su justa medida. "Las investigaciones futuras en neurociencias deben
tratar de determinar las funciones que lleva a cabo cada zona del
cerebro, pero también han de conocer las funciones mentales".

Para más información:
Nature: http://www.nature.com/nm/ (Nature 2001; (411): 950-953 y
903-904)

                           ------------------

El Correo http://www.elcorreodigital.com/

UNA HAMBURGUESERÍA AMENAZA EN LOS PIRINEOS AL MEJOR OBSERVATORIO DE
PLANETAS DEL MUNDO
Por: Luis Alfonso Gámez - Bilbao

Las emisiones de las cocinas contaminarán la atmósfera en torno a los
telescopios del Pic du Midi Los astrónomos se movilizan para evitar «un
desastre que se venía fraguando desde hace tiempo»

La construcción de un restaurante de comida rápida ha puesto a los
astrónomos europeos en pie de guerra. Y es que, si nadie lo remedia, una
hamburguesería se abrirá en junio en lo alto del Pic du Midi, pegada a
uno de los dos telescopios que hay en el mundo dedicados exclusivamente
al estudio de los cuerpos del Sistema Solar. «El otro -explica el
astrofísico vizcaíno Agustín Sánchez Lavega- está en Hawai».

Situado en los Pirineos franceses a 2.876 metros de altura, fue
inaugurado en 1882 y, desde entonces, se ha centrado en la observación
de los planetas y del Sol. La limpieza y la quietud del aire en la zona
hace que las imágenes captadas por los telescopios sean de similar -y, a
veces, hasta superior- calidad que las procedentes del observatorio
hawaiano de Mauna Kea, localizado a 4.000 metros sobre el nivel del mar.
Lo que el restaurante de comida rápida pone en peligro son,
precisamente, esas privilegiadas condiciones atmosféricas que hacen del
Pic du Midi «una joya, algo realmente único», según Sánchez Lavega.

Turismo y ciencia

Las cocinas de la hamburguesería -situadas justo bajo el telescopio de
un metro- serán una fuente de calor, humos y grasas, que pondrán fin a
la quietud de la atmósfera que rodea al observatorio. El aire se agitará
y la «insuperable calidad de imagen» del Pic du Midi pasará a la
historia. Por si eso fuera poco, las emisiones de las cocinas afectarán
a un instrumental tan delicado que su calidad óptica se degrada con la
mera presencia de una persona en el interior de la cúpula, indica
François Colas, astrónomo del Observatorio de París que trabaja
habitualmente en Pic du Midi.

Colas, que ha promovido en Internet una campaña de recogida de firmas
para impedir la apertura del local de comida rápida, admite, no
obstante, que «es evidente» que el restaurante actual «es insuficiente
para sostener la actividad turística». Unos 45.000 turistas suben ahora
hasta el Pic du Midi cada año y se ha inaugurado un nuevo teleférico con
el que se espera que el número de visitantes se triplique. El astrónomo
francés y quienes le apoyan quieren que, por de pronto, el ‘fast food’
sea reemplazado por un local de comida fría: emparedados y productos de
la región. Además, reclaman un detallado estudio para compatibilizar, a
largo plazo, el turismo con la investigación científica.

Sánchez Lavega, profesor de la Universidad del País Vasco, reconoce que
éste es «un desastre que se venía fraguando desde hace tiempo». En
concreto, desde que Francia se embarcó en la construcción de dos
complejos astronómicos: uno en Hawai y otro en Chile. A raíz de eso,
París decidió, por razones presupuestarias, cerrar los telescopios del
Pic du Midi en 1998. «Fue la primera amenaza», recuerda el físico vasco.
La oposición de la comunidad astronómica frustró el intento y, al final,
se acordó una fórmula de financiación mixta: el Gobierno francés
aportaría parte de los fondos y el resto saldría de la explotación
turística del complejo por parte de las autoridades regionales, que
respaldan la construcción de la hamburguesería.

Un centro puntero

«Si el plan sigue adelante, será imposible realizar allí el trabajo que
ahora hacemos», se lamenta Sánchez Lavega. Desde 1989, su equipo de la
UPV ha estudiado las atmósferas de Júpiter y Saturno a través del
telescopio de un metro del Pic du Midi, y ha publicado una treintena de
artículos, algunos en revistas tan prestigiosas como ‘Nature’ y ‘Science
’. Al mismo tiempo, sus colegas franceses han empleado los telescopios
pirenaicos para el estudio del Sol, durante el día, y de los cometas y
los asteroides, por la noche.

El observatorio del Pic du Midi está considerado como el mejor de
planetas del mundo. «Son unas instalaciones punteras en astrofísica y
suelen completar trabajos del telescopio espacial ‘Hubble’ y de sondas
interplanetarias de la NASA. Las excepcionales condiciones atmosféricas
de la zona conllevan que los telescopios consigan su máxima resolución,
el límite al que todos los astrónomos aspiramos. Lo que van a
hacer -sentencia Sánchez Lavega- es un disparate».

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

CIENCIA E INSEGURIDAD
Por: Salvador Reguant

Todo ser humano está instalado esencialmente en la inseguridad. Es lo
que los antiguos filósofos querían decir al afirmar que el ser humano es
contingente. Nadie puede asegurar que llegará a mañana.
Dentro de esta condición esencial de inseguridad, la humanidad ha ido
buscando paliativos a través de los tiempos. Se ha vestido, ha aprendido
a fabricarse viviendas para escapar de la intemperie y de la ínfima
protección que le ofrecían refugios naturales. Ha descubierto modos de
tener alimento durante todo el año. Ha creado instituciones que protejan
su bienestar toda la vida. La complejidad de la vida moderna permitiría
llenar páginas y más páginas describiendo los mecanismos culturales,
cuya aplicación nos ha llevado a sentirnos más seguros.
La ciencia y su aplicación han sido y son, en la edad contemporánea, uno
de los artífices principales de las seguridades que hemos alcanzado. Los
aparatos tienen instrumentos especialmente dedicados a la seguridad en
su uso. Las legislaciones obligan a tomar medidas de seguridad en el
trabajo y en la vida doméstica que derivan del conocimiento científico y
técnico de los peligros potenciales.
Sin embargo, en los últimos decenios va creciendo la impresión de que la
ciencia es un factor importante de inseguridad. La palabra 'química',
que responde a una de las ciencias más importantes, es equivalente a
'víbora' para una gran cantidad de hombres y mujeres. ¡Cuanto más lejos
de uno, mejor! Éste es sólo un ejemplo paradigmático de lo que podría
decirse en referencia a muchas otras ciencias y a muchos avances
contemporáneos en el conocimiento científico y en su aplicación.
Al margen de cualquier juicio sobre la sensatez o seriedad de estas
actitudes de pánico a la ciencia, el hecho es suficientemente
preocupante para los científicos y para todos los seres humanos,
sometidos, queriendo o no, a múltiples impactos derivados de la ciencia
y la tecnología.
La complejidad de muchas de las cuestiones planteadas al respecto no
permiten hacer un juicio simple y general, pero sí que pueden
describirse algunos de los motivos que han influido en esta situación.
La falta de preocupación constante de los propios investigadores
científicos sobre las repercusiones que los resultados de su propio
trabajo puedan tener para la humanidad. La falta de un mínimo de cultura
científica en una gran parte de los hombres y mujeres, hecho que les
impide una aproximación a los verdaderos problemas y soluciones que los
nuevos descubrimientos les deparan. El abuso del sensacionalismo en los
medios de comunicación. Y, finalmente también, la cultura que se va
imponiendo en los países más avanzados que considera que la acción
humana no es una acción natural y que cree que las cosas 'naturales'
siempre son mejores que las llamadas 'artificiales'.
Quizá convendría en la formación humana dedicar una mayor atención al
ejercicio de pensar. Una formación filosófica podría orientarnos a unos
y a otros a juicios de valor más consistentes. A veces parece que el
progreso científico-técnico no va a la par con el mejoramiento de la
capacidad mental de los seres humanos.

[Nota] *Salvador Reguant es catedrático emérito de Geología de la
Universidad de Barcelona.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

CHARLES ELACHI, DIRECTOR DEL LABORATORIO JPL DE LA NASA, “EN 2004 CASI
HABRÁ UN ATASCO DE NAVES ESPACIALES EN MARTE”
Por: Alicia Rivera

En el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA han nacido muchas de
las más apasionantes aventuras espaciales. Las naves que han
fotografiado los confines del sistema solar o las misiones a Marte más
atrevidas son ejemplos de sus éxitos en la exploración del espacio
mediante robots. Su presupuesto anual de 1.500 millones de dólares
(285.000 millones de pesetas) este año y las 5.200 personas que trabajan
en el laboratorio dan idea de su importancia. Pero también ha habido
errores garrafales, como la pérdida de dos naves en el planeta rojo en
1999 que han obligado a JPL a aprender de esos fallos para superarlos y
relanzarse con un ambicioso programa renovado de exploración de Marte.
El primer responsable de llevarlo a cabo con éxito y planear el futuro
es Charles Elachi, que se estrena como director del JPL.

Elachi, de 54 años, nacido en Líbano, estudió física e ingeniería en
Francia, tiene una impresionante trayectoria de investigación y de
proyectos espaciales, y ha elegido España para hacer una de las primeras
visitas en su nuevo cargo: a la estación de seguimiento de la NASA en
Robledo de Chavela (Madrid), cuyas antenas de comunicación con las naves
espaciales la convierten en 'una de las puertas al universo', dice, y
añade: 'Queremos tener una presencia robótica constante en Marte; en
2004 habrá allí cuatro nuevas misiones, casi un atasco de naves, y
necesitamos buenas comunicaciones'.

'Construiremos en Madrid una nueva antena de 34 metros en los próximos
años'

Pregunta. ¿Cómo ha reestructurado la NASA el programa de exploración de
Marte?
Respuesta. Hemos diseñado un plan para 10 años. Está en camino la nave
2001 Mars Odyssey, que llegará en octubre y se pondrá en órbita allí.
Lleva un instrumento de infrarrojo para buscar rocas que puedan indicar
la presencia de agua, y otro de rayos gamma para detectar hidrógeno.
Luego, en 2003, enviaremos dos vehículos todo terreno que serán como
geólogos haciendo trabajo de campo, con una cámara, un pequeño
microscopio, un espectrómetro y un dispositivo para rascar rocas.
P.- ¿Como el Pathfinder que se paseó por Marte en 1997?
R.- Sí, pero mucho más capaces, y tendrán un radio de acción de un
kilómetro.
P.- ¿Habrá misiones cada dos años, aprovechando todas las oportunidades
de viaje hacia el planeta rojo?
R.- Sí. En 2005 enviaremos otra nave orbital que tomará imágenes de muy
alta resolución: medio metro, lo que significa poder ver cada roca de
Marte. En 2007 ensayaremos la recogida de muestras con un vehículo muy
grande. Pero la misión de traer muestras a la Tierra se hará en 2011 con
un módulo de descenso, un cohete para despegar allí y una nave de enlace
en órbita para regresar. Colaboraremos con Francia, que está
desarrollando un satélite. En estos diez años vamos a ensayar todas las
tecnologías y a poner en órbita de Marte satélites de comunicaciones
para tener contacto fluido con las misiones a través de las estaciones
como la de Robledo.
P.- ¿Se ampliarán las instalaciones de Madrid?
R.- Hay un presupuesto aprobado de 33 millones de dólares. Construiremos
una nueva antena de 34 metros que estará lista a finales de 2003, porque
los dos todo terreno llegarán a Marte en enero de 2004. Queremos tener
cuatro antenas de éstas en siete u ocho años.
P.- Hay críticas en la comunidad científica al programa de Marte de la
NASA que señalan que, al volcarse en la búsqueda de agua y rastros de
vida, se pierden objetivos científicos.
R.- Para el público en general, lo más interesante es encontrar agua o
vida. Los científicos sencillamente quieren saber más de la geología, de
la atmósfera, etcétera. Creo que todo es importante y el programa de
Marte cumple un abanico muy amplio, por ejemplo la Odyssey hará un mapa
global, y estamos preparando con Francia unas sondas para hacer
mediciones sismológicas allí y estudiar la estructura interna del
planeta.
P.- ¿Colaboran con la Agencia Europea del Espacio?
R.- Sí. En 2003 estará también la sonda europea Mars Express, que
actuará incluso como enlace de comunicaciones de reserva. Y habrá otra
japonesa.
P.- ¿Teme recortes presupuestarias en la NASA?
R.- El presupuesto que está en el Congreso supone un incremento del 2%,
y el del programa de ciencia espacial, más aún. Para Marte hay un
aumento de 500 millones de dólares en los próximos cinco años.
P.- Pero ha habido reducciones, incluso se ha indicado desde la
Administración dónde deben hacerse los recortes.
R.- Eso son asuntos presupuestarios de la estación espacial
internacional, que requiere más dinero de lo planeado.
P.- ¿En la exploración planetaria, no se ha suspendido la misión a
Plutón?
R.- Se ha pospuesto, pero no cancelado. Hasta hace poco pensábamos que
para ir a Plutón había que pasar por Júpiter para aprovechar el impulso
gravitatorio allí. Esta oportunidad se daba sólo cada 15 años. Pero
hemos desarrollado nuevas tecnologías y se puede ir a Plutón en
cualquier momento con la propulsión del motor eléctrico que ensayamos en
la sonda Deep Space 1. Si antes se tardaba 12 o 13 años en ir a Plutón,
ahora podemos ir en ocho o nueve. Saliendo en 2006 o 2007 se llegaría
hacia 2015, antes de que colapse allí la atmósfera [por congelación, al
alejarse ese planeta del Sol] y medir su composición.
P.- Otra misión distante, la Huygens-Cassini en colaboración con la ESA,
que se dirige a Saturno, tiene un problema serio. ¿Cómo lo afrontan?
R.- Estamos trabajando juntos y vamos a estudiar dos o tres opciones de
cambio de órbita de la nave que permiten solventar el problema y cumplir
toda la misión científica. Somos optimistas.
P.- En 1999, el JPL perdió dos naves en Marte. Se hicieron informes muy
críticos a raíz de esos dos fracasos. ¿Se han tomado medidas para evitar
fallos así?
R.- De los problemas hay que hablar abiertamente. No hay que olvidar que
la exploración espacial es una aventura, y muy arriesgada, que estamos
haciendo todos por primera vez. Pero es cierto que fuimos demasiado
lejos en la financiación al pretender hacer dos misiones con menos
dinero que la Pathfinder. Hubo recortes en los controles y hemos
aprendido que en ciertas cosas no se pueden sobrepasar los límites. En
la Odyssey se han hecho controles muy minuciosos.
P.- ¿Qué otras misiones tienen en marcha?
R.- La nave Galileo operará en Júpiter dos años más. Lanzaremos la
Stardust, que atravesará la cola de un cometa y tomará muestras para
traerlas a la Tierra. En julio de este año sale la Génesis para captar
el viento solar. Estamos planeando una nave orbital en Europa, el
satélite de Júpiter, para medir allí el grosor de la capa de hielo. La
misión Deep Impact, que se lanzará en 2004, disparará un proyectil, un
cilindro de 300 kilogramos, contra el núcleo de un cometa para hacer un
cráter de manera que podamos ver hielo fresco de su superficie. Haremos
25 misiones en los próximos 10 años.
P.- El nuevo director adjunto del JPL, el teniente general Eugene
Tattini, procede del programa de misíles de la Fuerza Aérea de EE UU.
¿Significa esto que va a participar el JPL en el desarrollo del escudo
antimisiles?
R.- No. Nos dedicamos exclusivamente a misiones civiles. Elegimos a
Tattini porque tiene una gran experiencia en gestión de programas
complejos.

                           ------------------

Diario Médico http://www.diariomedico.com/

SEGÚN STANLEY PRUSINER: "LOS PRIONES HAN CAMBIADO EL ABORDAJE DE
NEURODEGENERACIONES”

El descubridor del prión causante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
y premio Nobel de Medicina, Stanley B. Prusiner, señaló ayer en
Pamplona, donde pronunció la III Lección Conmemorativa Eduardo Ortiz de
Landázuri, que las investigaciones sobre priones han proporcionado un
nuevo modelo de transferencia de información de proteína a proteína y
están cambiando la forma de abordar las neurodegeneraciones.

Los test para el ganado vacuno aún no son lo suficientemente fiables,
por lo que es imposible predecir cuál será la incidencia futura de la
nueva variante de Creutzfeldt-Jakob. Stanley B. Prusiner, premio Nobel
de Medicina de 1997 por describir en 1982 un nuevo agente patógeno que
se replicaba sin ácidos nucleicos, y que pronunció ayer en la
Universidad de Navarra la III Lección Conmemorativa Eduardo Ortiz de
Landázuri, fue cauto al analizar la futura extensión del mal de las
vacas locas en humanos: "Es necesario conocer el número de vacas
infectadas, y por el momento no se cuenta para ello con los adecuados
test de detección en vivo, ni se saben bien los mecanismos de
transmisión entre humanos".

En una rueda de prensa previa, el científico, que actualmente dirige el
Instituto de Enfermedades Neurodegenerativas de la Universidad de
California en San Francisco, dijo que las proteínas o priones causantes
de esta patología no se transmiten por el aire, como otras enfermedades
infecciosas, pero sí se pueden contagiar entre humanos a través de
transfusiones de sangre, que ya están siendo controladas en el Reino
Unido y Australia.

Muchas preguntas

Añadió que mientras se desconozca cuántas reses están infectadas y
cuáles son las vías de transmisión entre humanos es imposible hacer
conjeturas sobre esta cuestión, ya que "hay demasiadas preguntas no
contestadas".

Prusiner, que estuvo acompañado por Javier Álvarez Cienfuegos, director
médico de la Clínica Universitaria de Navarra, y por José Masdeu,
director del Área de Neurociencias del citado centro, apuntó que uno de
los principales interrogantes es por qué la enfermedad afecta a unas
determinadas personas que, según los estudios realizados, no han
consumido más carne de ternera que las demás ni han ingerido materiales
de riesgo, como los sesos de ganado vacuno.

El número de casos en humanos sigue creciendo y, de las cien personas
que ya han muerto en el mundo -la mayor parte en Gran Bretaña-, 27 han
sido diagnosticadas en el último año, por lo que, además de los métodos
de prevención, es preciso desarrollar cuanto antes terapias eficaces.

En esta línea, anunció que ya se han experimentado con éxito en ratones
de laboratorio diferentes tratamientos desarrollados a la luz de los
descubrimientos científicos sobre el prión efectuados en los dos últimos
años.

Estos tratamientos consisten, fundamentalmente, en proteínas específicas
que actúan como anticuerpos para neutralizar los priones y nuevas
moléculas lo suficientemente pequeñas como para atravesar la barrera
hemato-encefálica y entrar en el cerebro.

Además, informó de que se ha ensayado con éxito una terapia génica que
ha prevenido el desarrollo de la enfermedad en ratones predispuestos
genéticamente para ello.

Nuevo modelo

Afirmó asimismo que las investigaciones relacionadas con los priones han
proporcionado un nuevo modelo de transferencia de información de
proteína a proteína que está cambiando la forma de abordar enfermedades
neurodegenerativas como el Alzheimer, el Parkinson, las taupatías o las
sinucleinopatías, que tienen mecanismos muy similares.

El premio Nobel explicó que las proteínas priónicas normales tienen una
composición bioquímica idéntica a la de las proteínas priónicas
causantes de enfermedad, pero difieren en su estructura o conformación,
y este cambio estructural es el hecho esencial que subyace en las
enfermedades causadas por priones. "Los priones se reproducen como si de
un molde se tratase, estimulando la conversión de proteínas priónicas
normales en las isoformas patógenas, capaces de dar lugar a agregados y
depósitos anómalos de fragmentos en el sistema nervioso central". Es,
por tanto, un modelo similar al de otras neurodegeneraciones.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

EL ESTUDIO DE LAS CABRAS DOMÉSTICAS HALLA TRES LINAJES
Por: John Whitfield – Londres

Una cabra parece haber sido el accesorio imprescindible para cualquier
ganadero prehistórico con ansias de conocer mundo. Los patrones de
variación genética de las cabras modernas revelan que, aunque fueron
domesticadas en varios lugares, desde entonces los descendientes de
estas pioneras se han entremezclado, cruzado y extendido en todas
direcciones, en mucha mayor medida que otras especies de ganado.

Las cabras son compañeras de viaje ideales. Sin ellas, afirma Gordon
Luikart, de la Universidad Joseph Fourier de Grenoble (Francia), la
historia de la migración y el comercio humanos quizá hubiese sido
bastante diferente. La llegada de los rebaños nómadas puede incluso
haber favorecido que la gente domesticase otros animales. El equipo de
Luikart recogió ADN de 88 razas de cabra en áreas tan diversas como los
montes de Grecia, las llanuras de Mongolia, Islandia y la meseta
surafricana, y secuenció un segmento de su ADN mitocondrial (Proceedings
de la Academia Nacional de Ciencias de EE UU).

Las mitocondrias son estructuras productoras de energía de las células,
y tienen su propio ADN, que se transmite independientemente del ADN de
los cromosomas y no se mezcla. 'Todos los genotipos mitocondriales de
las cabras domésticas tienen que haber salido de la domesticación de
hembras silvestres', afirma David MacHugh, especialista en genética del
Trinity College en Dublín, que ha estudiado los orígenes del ganado
doméstico.

Antecesor silvestre

El ADN mitocondrial de una raza de cabras indica que su antecesor
silvestre, el bezoar, fue domesticado en la zona de Oriente Próximo
conocida como el Creciente Fértil, que cubre parte de Turquía e Irak.
Este linaje, ahora el más extendido, domina en Europa y África.

Otra raza de cabras se encuentra en el subcontinente indio, Mongolia y
el sureste de Asia. Luikart supone que esta raza es descendiente de una
hembra domesticada hace unos 6.000 años en un área de Pakistán llamada
Baluchistán, en el valle del Indo. Hay indicios arqueológicos que
señalan que Baluchistán fue un gran centro de domesticación.

Esta hipótesis de los dos centros concuerda con estudios genéticos
similares en vacas, ovejas y cerdos. Pero hay una misteriosa tercera
rama en el cuadro histórico de la cabra, un linaje mitocondrial mucho
menos común, que los investigadores han descubierto en una cuantas
cabras de Mongolia, Suiza y Eslovenia.

El equipo se propone estudiar muestras antiguas de ADN de cabra para
intentar descubrir esta críptica domesticación, y también cuándo fueron
más móviles las cabras: en la prehistoria, durante el Imperio Romano, o
durante el mongol, por ejemplo.

                           ------------------

Diario Médico http://www.diariomedico.com/

LA CORTEZA VISUAL LLEGA A PERCIBIR LO QUE EL OJO VE DISTORSIONADO

Científicos de las universidades de Minnesota y de California en San
Diego han demostrado que algunos tipos de información visual que no son
percibidos de forma consciente pueden llegar al centro cerebral de la
consciencia.

El experimento se realizó utilizando páginas con diferente interlineado
y se demostró que, si bien cuando las líneas están demasiado juntas el
ojo puede llegar a no distinguirlas percibiendo únicamente una nebulosa,
la corteza visual sí puede procesar la información.

El estudio, que se publica hoy en Nature, es, según su principal autor,
Sheng He, profesor de Psicología en la Universidad de Minnesota, "la
primera demostración de que las neuronas corticales visuales son capaces
de analizar líneas de texto con un interlineado muy fino".

Distorsión

Generalmente, las personas con visión normal pueden percibir líneas de
hasta un determinado interlineado. Sin embargo, cuando el espacio entre
líneas empieza a ser muy fino, los renglones parecen desaparecer
formando una visión borrosa. Donald MacLeod, psicólogo de la Universidad
de California en San Diego y co-autor del trabajo, explica que "hasta
ahora los investigadores pensaban que esta limitación se debía a una
distorsión óptica, es decir a un fallo en la retina que impedía despejar
las líneas. Ahora sabemos que una parte de esta distorsión tiene lugar
en la corteza visual".

Los investigadores estudiaron las respuestas de dos sujetos a diferentes
patrones de interlineados proyectados directamente en sus retinas por
láser. Las líneas proyectadas estaban dispuestas tanto en horizontal
como en vertical.

Los autores concluyen que la incapacidad del sujeto de ver líneas
demasiado finas se debe a una distorsión que ocurre después de que la
corteza visual reciba una señal.

                           ------------------

El Mundo http://www.elmundo.es/

SEGUN UN ESTUDIO, HACE 600 MILLONES DE AÑOS SE FORMARON GLACIARES
TROPICALES AL NIVEL DEL MAR.
Europa Press - Madrid

Los depósitos glaciares que se formaron en áreas tropicales hace
alrededor de 600 millones de años, cuando la Tierra estaba helada,
siguen planteando muchas cuestiones. Ahora, un estudio realizado por
investigadores de la Universidad de Penn State (Pennsylvania, Estados
Unidos) creen que estos glaciares tan sólo pudieron formarse cuando los
océanos del planeta se encontraban totalmente cubiertos por una gruesa
capa de hielo.

"Existen importantes evidencias geológicas de glaciación tropical al
nivel del mar en aquella época", señalan los autores, quienes
presentaron su estudio en la reunión de la Unión Geofísica Americana en
Boston.

El hielo se puede acumular en los trópicos tan sólo si las temperaturas
están por debajo del punto de congelación con grandes nevadas. Los
glaciares tropicales existen hoy tan solo en las cumbres de las altas
montañas como los Andes y el Kilimanjaro y no llegan a ninguna zona que
se encuentre al nivel del mar.

Los autores del estudio analizaron la posibilidad de que las capas de
hielo tropical se formaran antes de que los océanos se congelaran por
completo, convirtiendo a la Tierra en una gigantesca bola de nieve,
cuando los océanos ecuatoriales aún no tenían hielo y podían
proporcionar suficiente humedad como para que se produjeran nevadas
sustanciales.  Para ello, se valieron del modelo climático llamado
GENESIS y de reconstrucciones paleomagnésticas de las distribuciones de
masa terrestre de hace entre 750 y 540 millones de años.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

LA APORTACIÓN HISTÓRICA ESPAÑOLA A LA TECNOLOGÍA HA SIDO DE UN 1,6%
Por: Antonio Calvo Roy - Madrid

España ha sido un país con mayor o menor importancia política y
cultural, dependiendo de las épocas, pero siempre con escaso peso
científico y tecnológico. Sólo aproximadamente el 1,6% de todas las
aportaciones tecnológicas mundiales, desde la antigüedad, han sido
concebidas en España, porcentaje que en literatura y pintura son
muchísimo más elevados. Hay diversas razones que contribuyen a explicar
este atraso y que acaban de ser puestas de manifiesto en el libro
Historia de la tecnología en España, una obra que supone el primer
trabajo de recopilación histórica sistemática de la tecnología nacional.

Francisco Javier Ayala-Carcedo, ingeniero de minas, profesor de Historia
de la Ciencia en la Universidad Politécnica de Madrid e investigador,
encuentra, después de indagar en la historia, que todavía hoy la
tecnología española padece los mismos males de siempre: 'España tiene
hoy un serio problema de convergencia tecnológica con Europa y eso se ve
fácilmente al comparar los índices. El porcentaje del PIB dedicado a
investigación es menos de un tercio que el de Suecia, y la mitad que el
de otros países comunitarios'. Ayala es el coordinador de este
monumental trabajo que ha reunido a 53 especialistas y que pasa revista
a todos los campos del conocimiento y la innovación.

Las cifras, a la luz de la historia, resultan llamativas: el 0,4% de los
premios Nobel de Ciencia y el 0,6% de las invenciones relevantes desde
la antigüedad hasta 1960 se han producido en España. Si se piensa en la
influencia de los artistas españoles en la novela, la poesía o la
pintura mundial los porcentajes son sin duda mucho más favorables. Pese
a disfrutar hoy del 15% del PIB equivalente de Europa, sólo el 4% de las
patentes que se registran en la UE tienen origen español.

Años recientes

El atraso tecnológico se arrastra desde hace siglos y todavía no se le
pone coto: 'La de los años noventa', asegura Ayala, 'es una década
perdida en la que ha disminuido la inversión en tecnología. Se empezó
bien en 1986, se configuraron los planes nacionales que aún se siguen
llevando a cabo, y la novedad ha sido la creación del Ministerio de
Ciencia y Tecnología en el año 2000, que es un acto de voluntad
política, pero sigue habiendo un problema de convergencia que queda bien
a las claras con sólo analizar un dato: el débil porcentaje del PIB
dedicado a I+D. La tasa de cobertura de la balanza tecnológica, lo que
vendemos de tecnología, es la tercera parte que Italia y la cuarta parte
que los países avanzados de la UE'.

Publicado por la editorial Valatenea, el libro recorre con detalle, a lo
largo de sus dos tomos y casi 1.000 páginas, todos los campos del
conocimiento y de la tecnología. 'Es una historia de la invención y de
la innovación en España, no una historia de la ciencia', dice Ayala. En
vez de seguir un trayectoria cronológica pura, la obra está dividida en
áreas de conocimiento tecnológico, entendido en sentido amplio. Desde la
protección de la naturaleza a los ferrocarriles, desde la industria
minera a la aeronáutica, todas las facetas del desarrollo son tratadas
por diversos especialistas, la mayoría de ellos procedentes del campo de
la ingeniería, 'aunque hemos huido de planteamientos corporativos y
hemos puesto el énfasis en la historia y sus condicionantes'. Se trata,
dice Ayala, 'del esfuerzo combinado de muchas personas y al que yo he
dedicado cinco años. Se puede decir que en España no hay precedentes de
obras genéricas y de estas características, aunque hay excelentes
trabajos previos, como los de la escuela catalana de Jordi Nadal'.

'Los protagonistas de este trabajo, los protagonistas de la historia de
la tecnología en España', dice el coordinador, 'son un puñado de
empresarios innovadores y una masa anónima de artesanos y de obreros'.
En todo caso, afirma Ayala, 'hay que dejar claro que la falta de
convergencia no significa que los científicos y los ingenieros españoles
sean peores. De hecho, la productividad de los científicos de aquí es
mayor que la media europea. En mi opinión es un problema de falta de
dimensión del sector'.

Y las razones se pueden encontrar en la historia: 'El lento desarrollo
de la industrialización de todos los países mediterráneos, a lo que hay
que añadir razones de carácter geográfico y geopolítico y razones
institucionales. España se desenganchó del proceso de desarrollo europeo
desde el siglo XVII. Y es evidente que los periodos en los que el país
se ha cerrado, como en el siglo XVII o con Fernando VII o con Franco,
han sido abiertamente negativos para la ciencia y la tecnología. La
democracia, y el ingreso de España en la UE, han sido, en cambio,
tremendamente positivos'.

La elección del ancho de vía ferroviaria español, distinto del europeo,
el clima, la ausencia de minas de carbón o su mala calidad, la cerrazón
religiosa, la orografía... la mezcla de razones políticas y geográficas
ha condicionado a lo largo de la historia las posibilidades tecnológicas
de España. Pero, además de los factores políticos y geográficos, el
empresariado español nunca se ha interesado de verdad por la tecnología,
nunca ha creído que fuera una inversión rentable, 'como se refleja',
dice Ayala, 'en el hecho de que aún hoy el porcentaje dedicado a I+D por
las empresas españolas es un tercio que el que dedican las europeas'.

Esta Historia de la tecnología en España, que se hunde en las raíces y
en el análisis de las causas y las razones, es una útil herramienta
tanto para saber qué ha pasado, por supuesto, como para evitar que siga
pasando. De hecho, la abundancia de cuadros y datos en los capítulos
finales ayuda a poner las cosas en su sitio, a saber por dónde ha
soplado, y sopla, el aire. Porque tampoco se puede echar siempre la
culpa de todo al pasado.

                           ------------------

El Correo http://www.elcorreodigital.com/

UNA NAVE DE LA NASA TRAERÁ A LA TIERRA UN TROZO DEL SOL
Por: Luis Alfonso Gámez – Bilbao

Capturará partículas del viento solar, una materia similar a la que dio
lugar a los planetas La ‘Genesis’ despegará el día 30 y volverá en
septiembre de 2004

Jamás se ha invertido tanto por conseguir tan poco. Más de 40.000
millones de pesetas le va a costar a la NASA traer a la Tierra un
minúsculo pedazo del Sol: de 10 a 20 microgramos (millonésimas de
gramo). El equivalente a unos pocos granos de sal y un auténtico tesoro
para los astrofísicos. «Esta misión será la Piedra Rosseta de las
ciencias planetarias», dice Chester Sasaki, director del proyecto en el
Laboratorio de Propulsión a Chorro.

A principios del siglo XIX, Champollion descifró la escritura
jeroglífica egipcia gracias a la Piedra Rosseta, en la que aparece un
mismo texto escrito en jeroglífico, demótico y griego antiguo. Dos
centurias después, Sasaki mantiene que la materia de la estrella que va
a recoger una sonda robot «nos mostrará la composición de la nebulosa
solar original a partir de la cual se formaron los planetas, los
asteroides, los cometas y el Sol».

La nave ‘Genesis’ despegó de Cabo Cañaveral el pasado día 30 y, en
septiembre de 2004, volverá a nuestro planeta con una «cantidad pequeña,
pero preciosa, de datos cruciales para nuestro conocimiento del Sol y
del Sistema Solar», asegura Donald Burnett, del Instituto Tecnológico de
California e investigador principal de la misión. Los científicos creen
que la composición química de las capas exteriores de nuestra estrella
es similar a la de la nebulosa primigenia. La caza de partículas de
material de esas regiones del Sol es el objetivo de ‘Genesis’.

El viento solar

La sonda no se acercará, sin embargo, mucho al astro rey, del que nos
separan 150 millones de kilómetros. Viajará hacia él; pero se alejará de
la Tierra sólo 1,5 millones de kilómetros, hasta un punto situado más
allá de la magnetosfera terrestre. Allí, podrá capturar muestras
inalteradas del viento solar, de las partículas cargadas -protones,
electrones, núcleos de hidrógeno...- que salen despedidas de la
superficie de la estrella en todas direcciones a 800 kilómetros por
segundo y que, cuando impactan contra la atmósfera, provocan las auroras
boreales y las tormentas magnéticas.

La nave llegará en octubre a la zona de recolección, una órbita
alrededor del llamado Punto Lagrange 1 -donde se equilibran las fuerzas
de gravedad de la Tierra y el Sol-, y desplegará entonces sus colectores
de oro, diamante, silicio y zafiro. Serán las trampas en las que caerán
las partículas del viento solar mientras varios sensores miden la
temperatura, densidad, composición y velocidad de este continuo flujo de
materia estelar. Veintinueve meses más tarde, la ‘Genesis’ emprenderá el
regreso de su viaje a los orígenes.

Rescate de película

En septiembre de 2004, cuatro horas antes de entrar en contacto con la
atmósfera terrestre, la cápsula con la valiosa carga se desprenderá del
resto de la nave. Tras superar, gracias a su blindaje, la reentrada y
después de haber recorrido 32 millones de kilómetros, dos paracaídas
frenarán su caída. Pero la ‘Genesis’ no tocará el suelo. Su contenido
será demasiado valioso como para correr el riesgo de que sufra daños en
un aterrizaje que podría ser brusco. Por eso, pilotos especialmente
adiestrados seguirán su descenso a bordo de dos helicópteros, uno de los
cuales pescará la sonda en pleno vuelo en los cielos de Utah.

Una vez sana y salva, las muestras se extraerán del interior de la
cápsula en el Centro Espacial Johnson, en Houston, y se almacenarán en
condiciones de esterilidad. A pesar de tratarse de menos de 20
microgramos, los científicos auguran que habrá trabajo para varias
generaciones de investigadores.

Desentrañar el misterio de los orígenes

Desde planetas infernales o helados hasta paraísos para la vida como la
Tierra, desde gigantes gaseosos hasta bolas de hielo sucio como el
Halley. Toda la diversidad de ambientes del Sistema Solar tiene su
origen en un nebulosa que se colapsó, hace unos 4.500 millones de años,
para formar multitud de cuerpos diferentes. Cómo evolucionó la materia
desde entonces hasta la actualidad es lo que tratan de averiguar los
científicos del proyecto ‘Genesis’.

Los investigadores compararán, a partir de 2004, la composición del
viento solar con la de mundos como la Tierra o Marte, los asteroides y
la Luna. Las partículas traídas a la Tierra por la sonda robot serán,
según la NASA, la «última pieza de un puzzle» que permitirá determinar
los orígenes del rincón de la galaxia en el que vivimos.

==== RINCÓN DEL LECTOR ================================================

OTRO BREVE COMENTARIO AL CATÁLOGO DE FALSAS CREENCIAS
Por: Enrique García Martín-Romo.

En el 'catálogo de ideas erróneas' de Miguel Catalán que aparece en el
número 32, se cita entre ellas la de que el marisco sólo se debe comer
en los meses que tienen erre. En el número 33 Vicente Prieto aporta una
razón científica por la que esta idea no sería tan errónea. Desearía
brevemente
aportar mi granito de arena y discrepar de ambos.

La regla no creo que fuera errónea pero no por las razones que avanza
Vicente. Obviamente, para los
consumidores de marisco (o de cualquier producto del mar) de tierra
adentro, las cuestiones de veda y reproducción de equinodermos o de
cualquier otro pescado serían tan desconocidas cuando se acuñó el dicho
como lo son ahora, especialistas y administraciones excluidos. Lo que no
sería desconocido serían las intoxicaciones derivadas del consumo de
marisco en mal estado. En una época en la que no se habían inventado aún
o no era frecuenten o seguras las cámaras frigoríficas, comer marisco
entrañaba un riesgo cierto en los meses de calor, después de un largo
camino tierra adentro o un almacenamiento inadecuado. Y, no por
casualidad, los meses de más calor del año son aquellos, de mayo a
agosto, que no tienen erre. Por lo tanto, la regla no es adecuada en la
actualidad, pero no cabe duda de que, como precaución, tuvo en su tiempo
una utilidad empíricamente probada.

Por otro lado, como historiador, no veo donde yace el error respecto a
Nerón. Que fue el primero en ordenar una persecución formal contra los
cristianos está probado. De que ordenara el incendio de Roma se puede
dudar más o menos, pero descartarlo como falso es algo que podemos hacer
con tan
poca base como aceptarlo como verdadero (véase Suetonio).

Un saludo

                           ------------------

INGENIERÍA GENÉTICA: NO HAY RIESGO CERO.
Por: Oswaldo Palenzuela

Estimados amigos de “El Escéptico Digital”.

Les remito este mensaje, cuya publicación espero sea de su interés. En
él realizo una serie de reflexiones en torno al artículo de J. I. López
López, titulado “Ingeniería Genética: no hay riesgo cero”; articulo que
apareció en el número 32 del Escéptico Digital.

En líneas generales me parece que el mencionado escrito está bien
razonado y documentado, aunque  debo decir que dicha consideración
depende del contexto en el que se plantee su publicación.

Así pues, el fondo es un poco criticable, en el sentido de que cuestiona
la seguridad de los alimentos y tecnologías transgénicas, documentándose
de una serie de problemas alimentarios como el problema de las vacas
locas, las hormonas en la carne, etc, que nada tienen que ver con la
tecnología transgénica. Se crea con esta mezcla un alarmismo residual y
se mezclan, en un mismo saco, problemas, que sin duda existen, como el
control de la calidad de los alimentos y sus tecnologías actuales de
producción, con riesgos y problemas que no existen ni se han planteado
por el momento dentro del campo de la tecnología transgénica.

De este modo, el articulo en sí me parece tendencioso aunque el final,
la recapitulación realizada por el autor, lo resitúa adecuadamente en un
contexto de contrapunto a la opinión de los apuntes transgénicos.

Es totalmente cierto que el riesgo cero no existe, pero el autor no
presenta argumentos reales sobre los riesgos que existen derivados de
los transgénicos, sino de otros problemas alimentarios y sociales que
nada tienen que ver (nucleares, vacas locas, hormonas en la carne, etc.)
y que pueden confundir al lector no preparado para distinguir una cosa
de otra.

Sería deseable que el autor se hubiese limitado a dar información
relevante, relacionada con los alimentos transgénicos y no hiciese tanto
hincapié en los otros temas.

Pero como digo, según en que contexto se sitúe, el mencionado artículo
me parece bien. Por lo general me ha gustado el tono en que está escrito
mucho más que la mayoría de las opiniones ecologistas que se pueden ver
y oír actualmente por ahí y lo considero un contrapunto adecuado para un
debate, que podría mejorar sustancialmente si se centrase más en el
problema que nos ocupa y no intentase influir en el lector con cortinas
de humo de gran impacto mediático, como las anteriormente reseñadas.

Es algo totalmente asumido, por los científicos que investigan en
transgénicos, que el riesgo cero no existe y que es necesario analizar
caso por caso. Por otra parte, los beneficios de la tecnología
transgénica son enormes, tal y como podrán conocer a través del artículo
de Norman E. Borlaug, intitulado “El fin del hambre en el mundo: la
promesa de la biotecnología y la amenaza del fanatismo anticientífico”,
cuya traducción he realizado para el próximo número 10 de la revista El
Escéptico.

Un abrazo.

                           ------------------

EN DEFENSA DE JJ BENÍTEZ, INVESTIGADOR UN TANTO PARANORMAL.
Por: Javier Cavanilles.

En el número 27 de El Escéptico Digital aparece un artículo, "J.J.
Benítez Superstar", en el que Claudio Pastrana y Pedro Luis Gómez
Barrondo (usted) hacen mofa y befa de ese gran investigador navarro, al
que me gustaría responder.

El vacío intelectual que ha dejado en mi el final de la nueva edición de
Gran Hermano me ha llevado a la lectura de esa magna obra que es Caballo
de Troya y me sorprende que exista alguien en la faz de la Tierra que
pueda creer que es una invención suya. Hay un pequeño detalle que, para
mi
refleja, que todo es cierto. Para los que no hayan disfrutado aún de
este incunable, explicaré a qué me refiero.

En la introducción, Benítez explica como conoció a un personaje, el
Mayor, que, a su muerte, legó al investigador un manuscrito en el que
explica un proyecto secreto (ahora, secreto a voces) que llevó a dos
astronautas norteamericanos a ser testigos de los últimos días de
Jesucristo (alias El Nazareno, alias Jesús, alias El Mesías). Para
encontrar el manuscrito, Benítez debe resolver un enigma (encontrar un
número), lo que le lleva al cementerio de Arlington, ante el soldado que
hace guardia frente a la tumba del soldado desconocido (para que no
hable con la prensa y cuente todo lo que sabe sobre Roswell).

Benítez, sabueso sagaz, descubre que "el centinela -punto central de mis
investigaciones- era relevado cada hora. Eso significaban 60 minutos..."
(Caballo de Troya, RBA Ediciones, 1984, pág 28). Tan importante
descubrimiento tuvo lugar "después de dos horas de observación", luego
no es
para tomárselo a broma.

Cuatro horas más tarde, Benítez decide observar más profundamente al
centinela, en dicho movimiento se esconde la clave para acceder a los
documentos que escondió el Mayor. Pronto se da cuenta que: el centinela
(que se desplaza recto entre dos puntos) empela 21 segundos en ir de A a
B, 21 segundos en volver de B a A, y 21 segundos en A y en B (momento
que aprovecha el soldado para cambiar el rifle que lleva en un hombro
tal y como explica el navarro). A continuación afirma: "No puede ser- me
dije a mi mismo, temblando por la emoción- seguramente estoy en un
error... Pero no. (...) No puede ser una casualidad, me repetía
obsesivamente. Pero ¿Por qué el 21?¿Que significa el número 21? Con el
fin de asegurarme, esperé los dos últimos cambios de la guardia y repetí
los cálculos. Los soldados número siete y ocho se comportaron
exactamente igual."

Gracias a mis conocimientos de Cábala, adquiridos tras años de lectura
de Karma 7, me llamó la atención el hecho de que 3600 dividido por 21 no
da un número entero. ¿Significaba esto algo?, me pregunté.

Si no me equivocó, el centinela invierte 63 segundos en su primer
recorrido (de una guardia que se prolonga por espacio de 60 minutos, es
decir 3600 segundos). En los siguientes recorridos precisa 84 segundos
(ya que la primera vez no necesita cambiar el arma de hombro al salir de
A) y ahora necesita ir, mover el arma, volver, mover el arma. Repite
este movimiento 42 veces e invierte
3528 segundos. Estos, sumados a los 63 de la primera vuelta dan un total
de 3.591 segundos. Conclusión, sobran 9 segundos. Por lo tanto, o el
desfile del centinela no dura 60 segundos o las horas no tienen 3600
segundos. En cualquier caso, Benítez no pudo deducir de aquí el número
que necesitaba para conocer el paradero de los documentos que
constituyen Caballo de Troya.

Dado que el número 21 es a la obra de Benítez lo que Pi a la geometría y
que es imposible deducirlo de lo que nos cuenta el investigador, estamos
ante un hecho que no es normal. Por lo tanto, es paranormal, lo que
confirma su veracidad.

Puesto que mi fuerte no son las matemáticas, espero que me saque de
dudas y explique si es posible que 3600 segundos después de empezar su
guardia, y dado que invierte 21 segundos en cada uno de los cuatro
movimientos que conforman el "paseillo", el guardia puede estar en A o
en B, y proceder al cambio de guardia. En caso contrario, lo haría en un
punto del recorrido, lo que supondría una falta de respecto hacia el
soldado desconocido.

Saludos.

==== La Selección de “El Escéptico Digital”
=======================================

* i  n  f  o  .  a  s  t  r  o
El Boletín de las estrellas / Información de primera sobre lo que
acontece en el Universo · http://www.infoastro.com

Para suscribirse y recibir los boletines semanales, envíe un mensaje a
infoastro-subscribe@...

                           ******************

* THMNews
El boletín de la Txori-Herri Medical Association cuyos archivos se
encuentran en http://www.txoriherri.com/thmanews.htm
©Txori-Herri Medical Association, 1997-2001

Para suscribirse al THMNews Basta con enviar un mensaje, con el texto
apúntenme al invento, a cualquiera de las siguientes direcciones
electrónicas   malo@...  jotaju@...  y DONLOGAN@...

                           ******************

* Divulc@t
El portal de la Ciencia y la Tecnología en el que la divulgación es la
norma que nos acerca al conocimiento y a la democracia.
http://www.divulcat.com/

Para suscribirse a Divulc@t  basta con enviar un mensaje en blanco a
divulcat-subscribe@...

                           ******************

* InfocienciaNet
Espacio destinado a la comunicación y el intercambio, a través de
Internet, sobre temas de Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS).

Suscripción gratuita a InfocienciaNet a través de
http://www.infociencia.net o bien mediante el envío de un mensaje en
blanco a InfocienciaNet-subscribe@...

                           ******************

* La Nave de los Locos
Debate racional sobre ufología, paraciencias y otros muchos temas. La
mirada crítica chilena al mundillo irracional en
http://www.geocities.com/lanavedeloslocos

Suscripciones, mensajes, datos, artículos, opiniones:
lanavedeloslocos@...





_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.