Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 121 al 150 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
Edición 2001 - Núm Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT TENEBRIS
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 136     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2001 - Número ESPECIAL 03
Fecha:Sabado, 13 de Octubre, 2001  01:11:18 (+0200)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <gargantua @..........es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la
Pseudociencia
       © 2000 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
       http://www.arp-sapc.org/

    Edición 2001 - Número ESPECIAL 03 - 13 de Octubre de 2001

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

=== SUMARIO =========================================================

 Estimados suscriptores.

  Este es un número especial de “EL ESCÉPTICO DIGITAL”, en el que
tenemos el placer de presentarles algunos de los contenidos que figuran
en el Nº 10 de “EL ESCÉPTICO”, la Revista editada por ARP-Sociedad para
el Avance del Pensamiento Crítico.
Los números anteriores podrán ser consultados, en su versión digital, a
través de http://www.el-esceptico.org/, dentro de la web de nuestra
asociación http://www.arp-sapc.org/

  - Cuaderno de Bitácora: Noticias

  - Primer Contacto:

- Reaparece la isla de San Borondón
- Cita con la ciencia en Valencia.
- Desenmascarado un falso testigo.
- Vírgenes, pintores, cantantes y cantamañanas.
- El cuento de la lechera.
- El Cristo de las hamburguesas.
- Iniciativa saludable, en relación a las vacas locas.
- Comunicando, comunicando, comunicando…
- Shannon, el gran desconocido.


  -  Y ADEMÁS...

* Plausibilidad, trascendencia y la epidemia panspérmica
* El fin del hambre en el mundo: la promesa de la biotecnología y la
amenaza del fanatismo anticientífico
* Cómo se sacan las cuentas para estimar el alcance de una epidemia
* El espíritu científico en los medios de comunicación
* Sri Sathya Sai Baba, ¿decadencia y caída de un imperio religioso?
* Los marcianos de Antonio Ribera
* Lo que el ojo no ve
* Entrevista a John Allen Paulos
* Los caballeros de ninguna parte
* ¿Usamos sólo el diez por ciento de nuestro cerebro?...
* Creencias paranormales y rendimiento académico


- Y las secciones habituales:

*- Editorial

Cumpleaños Feliz

*- Mundo escéptico

Una vuelta escéptica al mundo.

*- Cuaderno de bitácora

De Noticias

*- Guía Digital

La Web del escéptico del siglo.

*- Paranormalia

La vida de color índigo.

*- De oca a oca

Las vacas locas y el anumerismo

*- Un marciano en mi buzón

La ufología y el coleccionismo de sellos

*- Crónicas desde Magonia:

El dictamen de la montaña

*- El Sillón escéptico

Leyendas urbanas en España.
Errores, Falacias y Mentiras.
Templarios, Hospitalarios, Teutónicos. De la caballería y las órdenes
militares a la Rosacruz, el Santo Grial y el ocultismo. Las sectas y las
sociedades secretas a través de la historia. Vol. I
El reverso de la Historia. Vol. III

=== NOTICIAS =========================================================

EDITORIAL

CUMPLEAÑOS FELIZ…

El 30 de abril y el 1 de mayo del año 1976, hace ya veinticinco años,
tenía lugar un ciclo de conferencias en el campus de Amherst de la
Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo (EE.UU.), organizado por la
American Humanist Association, bajo el título The New Irrationalisms:
Antiscience and Pseudoscience, fruto de la cual se creaba en los EE.UU.
(pero con una enorme vocación internacionalista) el CSICOP (The
Committee For The Scientific Investigation Of Claims Of The Paranormal),
que ya entonces dirigía su actual gerente, Paul Kurtz, profesor de
filosofía de la universidad estadounidense donde tuvo lugar esta primera
reunión, en la que también estuvieron presentes muchos de los autores
que después han colaborado con esta entidad de forma asidua como James
Randi, Philip J. Klass, Kendrick Frazier, etc.

El encuentro nacía como consecuencia de (al tiempo que se apoyaba en)
las Objeciones a la astrología que se habían publicado en la revista The
Humanist, en septiembre/octubre del año 1975, con la firma de 186
científicos de renombre, entre los que se encontraban 18 premios Nobel.
La controversia que dicha declaración pública había suscitado, y la
presencia masiva de lo paranormal en los medios de comunicación, sin una
réplica racional organizada, movió a mucha gente procedente de diversos
campos del saber y a meros aficionados a la correcta divulgación, a
unirse en el ánimo de tratar de investigar de forma crítica las
afirmaciones que desde el ámbito de los amantes de lo paranormal se
hacían a diario en la televisión, radio y prensa del momento (tal como
ahora), así como a poner al descubierto los fraudes que bajo dicha
bandera se perpetraban.

Ya en el siguiente otoño de ese mismo año salía el primer número de la
revista The Zetetic, primer nombre de la publicación de dicha entidad,
que posteriormente pasó a denominarse Skeptical Inquirer en abril del
año 1978 (vol. 2 núm. 2, primavera/verano), la cual ha sido un referente
a nivel mundial a la hora de reunir materiales críticos documentados de
calidad sobre pseudociencias y/o ciencia patológica.

En este vigesimoquinto aniversario del nacimiento de esta conocida
asociación escéptica estadounidense y de su publicación más conocida, no
podemos menos que, desde El Escéptico, felicitar a sus impulsores y a
todos los que a lo largo de este tiempo han colaborado con la misma, por
los importantes logros obtenidos en la divulgación del pensamiento
crítico.

Volviendo la mirada ahora hacia ARP - Sociedad para el Avance del
Pensamiento Crítico, se han producido en ella una serie de importantes
cambios en su estructura, todos los cuales se hicieron públicos o
tuvieron lugar con motivo de la asamblea anual que tuvo lugar el pasado
24 de marzo en Pamplona. Así, la presidencia ha sido asumida por Félix
Ares, como ya hiciera en los primeros tiempos de vida de nuestra
entidad, fundada en 1985. Javier Armentia, que ocupaba dicho cargo desde
hacía varios años, había pedido el relevo dado que sus actuales
ocupaciones le impedían el cumplir con sus responsabilidades con la
entidad tal como a él le gustaba ejercerlas. También cambiaba de manos
en dicha reunión de socios el cargo de director ejecutivo, pasando de
mano de Javier Marí, que no se presentó a la reelección, a las de Pedro
Luis Gómez Barrondo.

Lo mismo puede decirse del anterior equipo de dirección de esta revista,
formado por Luis Alfonso Gámez y Carlos Tellería (como codirectores),
con José Mª Bello como subdirector. Este cambio, ya anunciado con
anterioridad a la asamblea, motivó la elección de un nuevo grupo de
responsables que se estrena con esta publicación que el lector tiene en
sus manos.

El cambio no ha sido drástico ni en los órganos de dirección de ARP-SAPC
ni en la revista, como se puede advertir con facilidad, dado que la
mayor parte de los miembros de la junta anterior y del consejo de
redacción siguen colaborando, pero sí que sigue la línea iniciada hace
muchos años de tratar de implicar cada vez más a nuevos colaboradores en
el cumplimiento de los fines de nuestra entidad.

Como siempre, invitamos a sumar su esfuerzo a todos nuestros asociados y
suscriptores que voluntariamente quieran contribuir a esta labor, a
través de cualquiera de los diversos sistemas de los que en este momento
dispone nuestra entidad para hacer oír su voz, y que van desde los
diferentes grupos de apoyo (como el de educadores), hasta los medios
basados en Internet, como nuestra página web (tanto la de la sociedad
como la de la revista), como del boletín por correo electrónico El
Escéptico Digital, con cerca ya de mil suscriptores, o esta misma
publicación (con más de 500 suscriptores en la actualidad, si contamos a
los socios de nuestra entidad).

En estos momentos, en los que sólo cabe agradecer el compromiso y
esfuerzo de todos los compañeros que ahora han dejado de estar en alguno
de los cargos de nuestra entidad, es cuando de nuevo hace falta seguir
llamando a continuar con el trabajo conjunto. Para convencerse de lo
mucho que queda por hacer, sólo basta hacer una breve lectura de
cualquiera de las cosas sin sentido que se siguen haciendo públicas a
través de los diferentes medios de comunicación, ya sean públicos o
privados, o desde, incluso los ámbitos que más respeto deberían tener
por la divulgación correcta de la ciencia, como puedan ser las
universidades.

Por lo que respecta al futuro de los contenidos de esta revista, toda
una serie de pequeños cambios se irán produciendo en los siguientes
números, como una serie de informes monográficos sobre diferentes temas.
Por otra parte, esperamos volver a recuperar la regularidad en la
publicación de esta revista de aquí a fin de año, sin bajar la calidad
de los contenidos.

Desde la junta de la entidad y desde la dirección de la revista, sólo
nos cabe lamentar el retraso habido en la publicación del número
anterior de la revista. A modo de disculpa, hemos pensado que sería una
buena idea a lanzar ahora un número especial, con más páginas, con el
que agradecer la confianza de nuestros lectores y su paciencia.

                           ------------------

CUADERNO DE BITÁCORA

DE NOTICIAS
Por: Javier E. Armentia

[Me van a permitir un preludio un tanto inusual, pero ha pasado un
tiempo más bien largo desde la última vez que abrí este cuaderno y,
desde entonces, he tenido el honor de ceder la batuta de la Sociedad
para el Avance del Pensamiento Crítico a Félix Ares de Blas, gran
conocido de estos lugares y primer presidente –y fundador entre otros
escépticos- de esta casita del pensamiento racional. Han sido más de
cinco años muy entretenidos. Y espero que los siguientes no lo sean
menos con una dedicación a este proyecto más tranquila. Si no lo digo,
ya saben, reviento. ¡Ánimo Félix, y toda la nueva Junta de ARP-SAPC!]

Pero ésta no era la noticia a la que me quería referir. Realmente no
escribo hoy esta sección de El Escéptico en torno a una sola noticia,
sino sobre noticias que van apareciendo cada día, como las que podemos
leer semanalmente en El Escéptico Digital, como esas sorpresas que uno
sufre cuando se decide a ver un noticiero televisivo. Por ejemplo: de
repente llega un teletipo de EFE contando que en Washington han
comparecido públicamente unos ufólogos y unos cuantos militares
retirados para contar la verdad sobre el contubernio, la conspiración y
la catástrofe de los platillos volantes, de los militares
norteamericanos y de no se sabe bien qué más. Rápidamente se genera en
torno a ese despacho de agencia todo un mundo: en algunos periódicos
deciden meter sin más un extracto; en otros medios se quedan como
mirando el papel sin saber bien si tirarlo a la papelera o dejárselo al
que compone la sección de noticias chuscas... Imagino que en las
revistas del engaño paranormal saltan llenos de alborozo porque han
confirmado ¡y ha sido EFE! lo que ellos vienen vendiendo desde hace
años. Al final alguna cadena de TV de poco criterio (es decir,
cualquiera de ellas) decide meterlo en un hueco entre declaraciones
airadas de políticos, como para darle salsilla a la tarde.

Poco importa que realmente no haya nada, es decir, que aquella noticia
sea lo de siempre, afirmaciones sin demostración alguna, folklore para
gusto de los consumidores del mismo. Pero ahí queda. Un día, dentro de
un tiempo, algún vocero de lo paraloquesea lo incluirá en su lista de
méritos que intentan dotar a la tontería de turno de respetabilidad:
“fijaos, en Washington, los ufólogos merecen respeto, no como aquí que
nos tienen... (etc)”.

Poco a poco, noticia a noticia, van colando goles que consiguen dar una
falsa idea de que estas cosas son serias (me refiero a sus trasnochadas
interpretaciones). Por ejemplo: déjese a unos cuantos iluminados jugar a
ser autoridad sobre un tema como la sábana santa de Turín, sin hacer más
que vocear siempre los mismos errores y falsedades sobre pólenes,
análisis de la NASA o fallos de la datación por Carbono-14, y al cabo
del tiempo acaban montándoles un especial en televisión con presentador
de lujo para airear sus necedades en tiempo de pascua. Todo muy
profesional, aparentemente muy documentado, pero en realidad
descaradamente sesgado y malintencionadamente engañador.

Instalados en esta especie de sociedad de la información como estamos,
lo importante es ir colando noticias. Luego recogeremos lo pescado con
esas redes. La multiplicación de medios favorece este proceso, dando una
nueva dimensión al paradigma de Goebbels.

El análisis crítico de una situación como la que se nos presenta con
estas noticias debe comportar varios niveles. Por un lado, está la
noticia en sí, su veracidad, su verificabilidad, los aspectos que nos
pueden inclinar a pensar que se trata de una boutade más o si realmente
estamos ante algo que tiene fuste. Si es lo primero, tenemos más de lo
mismo; en el segundo caso, nos exigiremos un trabajo más profundo,
esperar replicas independientes, confirmaciones o críticas del mismo
sector de expertos en donde se enmarca el tema, cuando el tema tiene
componentes científicas.

Pero hay un segundo nivel más fundamental aún, la agenda (trasladando
esta acepción de la misma palabra inglesa directamente, me perdonen) que
llevan quienes promueven la historia. No hablo de contubernios o
conspiraciones, sino a una obviedad: ¿por qué esta noticia?, ¿por qué
ahora? Las cosas no surgen de manera tan espontánea en los medios de
comunicación, aunque ciertamente el azar se conjuga para crear ciertas
situaciones de éxito mediático. En cualquier caso, normalmente, hay un
plan, una intención, que mueve todo el proceso. Es esa agenda la que
interesa desvelar, la que muchas veces resulta más inmoral o
aprovechada. La que hay que combatir más a fondo, de manera más
sibilina. La que más va a costar poner en evidencia o desmontar.

                           ------------------

PRIMER CONTACTO

REAPARECE LA ISLA DE SAN BORONDÓN
Por: C.J.Á.G.

Una de las características más sobresalientes del Mundo Magufo es su
inagotable capacidad para sorprendernos, para indignarnos y también, no
lo neguemos, para hacernos reír. Aquí tienen una prueba.

La isla de San Borondón es una leyenda que tiene varios siglos de
antigüedad y que se encuentra en las crónicas de antiguos navegantes y
viajeros. Era una isla fantasma del archipiélago canario, ubicada al
oeste de La Palma y de El Hierro, que algunas veces surgía de las aguas
para desaparecer luego entre brumas y sin dejar rastro, precisamente
cuando los navegantes intentaban acercarse a ella. Su nombre proviene de
la isla-ballena en la que, según cuenta la leyenda, desembarcó Brendan,
monje irlandés del 500 d.C., tras internarse en el Atlántico.

Hoy en día, cuando se conoce perfectamente la geografía de Canarias y
los vuelos y los viajes en barco entre islas son continuos, parece que
esta isla ha dejado de aparecer. Al menos para algunos…

En 1995, Manuel González Mauricio, en la actualidad director de
equipamiento científico de la Facultad de Psicología de la Universidad
de La Laguna e integrante de la lista escéptica canaria, realizó una
vídeo creación titulada “San Borondón: la isla virtual”. El documental
era un viaje en 3D por la mítica isla, reconstruida en base a obras
plásticas y escultóricas de artistas canarios como César Manrique, Oscar
Domínguez, etc., y utilizaba el recurso al concepto de la isla de San
Borondón como metáfora de la identidad canaria. Este vídeo participó en
varios festivales y obtuvo algunos premios importantes. Pero tuvo una
inesperada trascendencia en otros ámbitos. ¿Pueden imaginarse en cuáles?

Para empezar, aparecieron artículos en revistas como Año Cero y
comentarios en programas magufos a nivel nacional afirmando, poco menos,
que la obra de Manuel González era la primera prueba en vídeo de la
existencia de la mítica isla y él su descubridor. Recientemente, a
finales de junio, Javier Sierra (director de la revista “Más Pallá de la
ciencia”) lo volvió a mencionar en la radio.

Pueden imaginar la indignación de Manuel González, escéptico de pro,
ante tamaña manipulación de su querida obra. Pero la cosa no quedó ahí y
lo gracioso viene ahora.
En el mes de mayo pasado, la pesadilla volvió a resurgir. Un personaje
conocido por todos, tanto en las islas como a nivel peninsular,
protagonista frecuente de animadas “discusiones” con los escépticos
canarios, le solicitó una copia del vídeo. ¡Nada más y nada menos que el
mismísimo Paco Padrón, el abducido mayor del reino, le pedía el vídeo a
un escéptico!.

Fue divertida la llamada de socorro de Manuel en la lista escéptica
canaria pidiendo consejo sobre qué hacer, así como las respuestas
jocosas de algunos miembros de la misma. Finalmente, le prestó la copia
al señor Padrón, quien se encontraba impartiendo conferencias sobre el
tema. La última noticia apareció en un periódico canario: Paco Padrón
dió una charla en Las Palmas de Gran Canaria, concretamente en un salón
de actos de la Caja de Ahorros, afirmando que, por supuesto, San
Borondón existe…sólo que en otro plano “vibracional”. Al menos parece
que no utilizó el vídeo como prueba de sus palabras…

El propio Manuel González me ha contado una curiosa historia que, en
relación con la mítica isla,  resulta bastante esclarecedora. En el
siglo XVIII, un barco llegó a puerto con sólo cinco miembros de una
tripulación de doce. Contaron que una tormenta los había desviado del
rumbo haciéndoles llegar hasta San Borondón. Los que faltaban de la
tripulación habían decidido quedarse allí. Les creyeron. En opinión de
Manuel González, lo más probable es que la historia realmente encubriera
un motín a bordo y horribles crímenes para los que la única pena en
aquellos tiempos era la muerte.

                           ------------------

CITA CON LA CIENCIA EN VALENCIA
Por: L.A.G.

Ya hay lugar, fecha y lema. El esperado II Congreso de Comunicación
Social de la Ciencia se celebrará en Valencia, a finales de noviembre y
bajo el lema 'La ciencia como cultura'. Una recomendación, sobre todo a
quienes no asistieron a la primera edición de este encuentro
hispanoamericano de divulgadores, científicos y pensadores: vayan
haciendo un hueco en su agenda e intenten estar en la capital del Turia
del 28 al 30 de noviembre. Únicamente con que se repita el éxito de las
jornadas granadinas de marzo de 1999 -algo más que posible- merecerá la
pena.

Hace dos años, el palacio de congresos de Granada registró un lleno a
reventar. Más de 550 personas de quince países abarrotaron el auditorio
principal y otro centenar se quedó con las ganas de asistir a las
jornadas: no pudo inscribirse porque el aforo del local no daba para
más. El I Congreso de Comunicación Social de la Ciencia fue un éxito
absoluto del que hay que 'culpar' en gran medida a Ernesto Páramo,
director del Parque de las Ciencias granadino, y a todo el personal de
dicha institución. El intenso trabajo realizado a la sombra de la
Alhambra se plasmó en conferencias, comunicaciones y mesas redondas, que
han sido recogidas en dos gruesos volúmenes editados recientemente.

El encuentro granadino reflejó la necesidad de impulsar la divulgación
científica en nuestro país como vía para incrementar la participación
social en el desarrollo de la ciencia. Pero, además, quedó clara la
creciente preocupación de la comunidad científica por el avance de la
superstición y la pseudociencia. Los miembros de ARP-Sociedad para el
Avance del Pensamiento Crítico que participaron en las jornadas -Félix
Ares, Javier Armentia, David Galadí, Ramón Núñez, Fernando Savater,
Manuel Toharia, Victoria Toro y el autor- lo comprobaron desde la sesión
inaugural hasta la lectura de las conclusiones, la denominada
'Declaración de Granada', cuyo último párrafo dice: "Es urgente, pues,
incrementar la cultura científica de la población. La información
científica es una fecundísima semilla para el desarrollo social,
económico y político de los pueblos. Como se ha repetido a lo largo del
Congreso, el conocimiento debe ser considerado de enorme valor
estratégico. La complicidad entre los científicos y el resto de los
ciudadanos es una excepcional celebración de la democracia. Pero es que
además esa nueva cultura contribuiría a frenar las supercherías
disfrazadas de ciencia, aumentaría la capacidad crítica de los
ciudadanos, derribaría miedos y supersticiones, haría a los seres
humanos más libres y más audaces. Los enemigos a batir por la ciencia
son los mismos que los de la filosofía, el arte o la literatura, esto
es, la incultura, el oscurantismo, la barbarie, la miseria, la
explotación humana".

Ahora, dos años después, Manuel Toharia, director del Museo de las
Ciencias Príncipe Felipe, ha cogido el testigo de Páramo, para organizar
el II Congreso de Comunicación Social de la Ciencia. Una cita que no hay
que perderse.

                           ------------------

DESENMASCARADO UN FALSO TESTIGO
Por: S.L.B. (sobre un texto de la NASA)

¿Observaron realmente los habitantes de Canterbury, Inglaterra, la
creación de un cráter en la Luna en junio de 1178? El cráter Giordano
Bruno era hasta la fecha sospechoso de ser el resultado del mencionado
impacto. En cualquier caso, recientes estudios han puesto en tela de
juicio dicha observación.

Si un asteroide pequeño chocara contra la Luna, ¿seríamos capaces de ver
el impacto a simple vista?
En sus crónicas de la vida medieval, Gervasio de Canterbury describió un
impactante acontecimiento presenciado en la tarde del 18 de junio, de
1178: " había casi una brillante Luna Nueva.... y el cuerno superior se
partió repentinamente en dos. Del punto medio de esta división se
originó una antorcha llameante, vomitando fuego, ardientes brasas, y
chispas. El cuerpo de la Luna que estaba debajo se contorsionó, palpitó
como una serpiente herida. Después, retornó a su estado habitual. El
fenómeno se repitió una docena de veces o más. [Finalmente] la Luna... a
lo largo de toda su longitud adquirió un aspecto negruzco."

En 1976 el geólogo Jack B. Hartung (Universidad de Nueva York) propuso
que este pasaje describía la creación de Giordano Bruno, un cráter
relativamente joven de 22 km. de diámetro y cercano al limbo nordeste de
la Luna. Hartung razonó que visto desde la Tierra, este brillantemente
irradiado cráter, aparece cerca del punto medio de un recién cuarto
creciente.

Tras esta afirmación, los astrónomos argumentaron inmediatamente que en
la fecha en cuestión la Luna estaba solamente 1,3 días tras la fase de
Nueva y por ello demasiado próxima al Sol para ser fácilmente
distinguible. Por otra parte, los testigos de Gervasio indican que había
visto la "antorcha llameante" muchas veces, lo que suena mucho más a las
distorsiones atmosféricas ordinarias vistas a menudo cerca del
horizonte. No obstante, la hipótesis de Hartung, debido a que era
difícil de confirmar o de refutar por ser limitados los datos sobre el
Giordano Bruno y sus alrededores, había sido incluida en muchos libros y
artículos de astronomía, como por ejemplo la misma serie y libro Cosmos,
de Carl Sagan.

Ahora, un nuevo análisis demuestra que un suceso tal que produjera un
cráter semejante no habría podido suceder en 1178.

Paul Withers (Universidad de Arizona, también en los EEUU) alega que un
impacto lo bastante grande como para crear un cráter de 22 km. habría
hecho caer sobre la Tierra 10 millones de toneladas de los fragmentos
expulsados - quizás un billón de meteoritos en total - durante los días
que siguieron. Una lluvia de meteoritos tan impresionante como esta
durante una semana habría sido considerada apocalíptica por todos los
observadores medievales y, sin embargo, no aparece ninguna mención de la
misma en las crónicas europeas, árabes o asiáticas de la época.

Experimentos con láser durante los años 70 revelaron que la Luna cabecea
hacia adelante y hacia atrás ligeramente – en un movimiento conocido
como libración libre -, sugiriendo a los partidarios de Hartung que el
globo todavía reverbera a causa del impacto. Pero Withers hace notar que
un nuevo análisis de los datos demuestra que la leve oscilación se
produce por movimientos de fluidos en el profundo interior selenita.

Además, mientras que Giordano Bruno es de hecho el cráter más joven de
su tamaño en la Luna, imágenes multiespectrales de la sonda
estadounidense Clementine demuestran que este impacto tiene que ser
mucho más viejo que los ochocientos años que la hipótesis de Hartung
indica.

                           ------------------

VÍRGENES, PINTORES, CANTANTES Y CANTAMAÑANAS
Por: J.L.C.B. y P.L.G.B.

Aunque la virgen sea blanca,
píntale angelitos negros,
que también se van al cielo
todos los negritos buenos.
Pintor que pintas con amor,
¿por qué desprecias su color,
si sabes que en el cielo también los quiere Dios?

Con esta estrofa de Angelitos Negros, escrita por A. Álvarez Maciste,
reclamaba Antonio Machín, a golpe de maracas y al son de bolero
sabrosón, que se pintaran “angelitos negros” pues también habían de ir
“p’al” Cielo aquellos negritos cumplidores y buenos. En realidad, él no
lo sabía pero alguien se había adelantado a su demanda
religioso-igualitaria-antiapartheid y había cubierto solícitamente con
unas capas de pintura negra el rostro y las manos, no ya de un simple
angelote, sino de la mismísima madre catalana de Cristo: la Virgen de
Montserrat.

Lo sentimos sinceramente por todos aquellos que se han pasado años
escribiendo afirmaciones, cada vez más peregrinas, sobre el pretendido
misterio que envolvía a las Vírgenes Negras en general y a la Moreneta
en particular y relacionándolas con la diosa Isis egipcia, con la
transmisión secreta de arcanos alquímicos, con el Grial y con los
Templarios - que vienen a ser algo así como el cajón de sastre de los
enigmas, reales o ficticios, ubicados en la Edad Media. Lamentamos tanto
ingenio y tanta elocuencia en razonamientos e hipótesis que han acabado
demostrándose como completamente desperdiciados. Al final, la
explicación más sencilla, tal y como el monje franciscano William de
Ockham tantas veces repitiera - "Pluralitas non est ponenda sine
neccesitate" -,  ha sido la verdadera. La Virgen, en origen,
sencillamente no era negra.

Así lo publicó, entre otros, el diario El Mundo el pasado12 de abril de
2001 como un mero avance del detallado estudio que, sobre la virginal
talla, estaba realizando el Servicio de Restauración de Bienes Muebles
de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Generalitat. Si
alguno de los vendedores de misterios inexistentes hubiese albergado la
esperanza de que no se confirmara dicho anuncio, no habría tardado en
ver sus efímeros anhelos absolutamente defraudados. Con fecha del 26 de
abril de 2001 el mismo periódico publicaba un reportaje mucho más
detallado sobre el mismo tema, elevando en él sus conclusiones a
definitivas.

Por de pronto, nunca debieron existir tales afirmaciones paranormales y
esotéricas dado que desde 1.931, gracias a los estudios del monje Anselm
Alvareda, se sabía que la escultura de la Virgen era originariamente
blanca. La causa de que posteriormente se pintara de negro es sencilla y
a la vez prosaica: ocultar la mugre.

Tal y como ha revelado la investigación, el albayalde de la pintura
original se fue oscureciendo por efecto del humo del incienso y de los
cirios, y por el contacto con los miles de peregrinos que besaban la
imagen. Por ello, en el S.XVI se repintó la imagen en color castaño
oscuro. Esta nueva capa sufrió el mismo proceso de deterioro y, ya en el
S.XIX es cuando recibió la pintura que es visible hoy en día y que, de
haberlo sabido, tan dichoso hubiese hecho al cantante cubano.

Esas son las conclusiones del estudio, para cuya realización se han
empleado avanzadas técnicas de investigación como la reflectometría de
infrarrojos o la endoscopia. Además, los investigadores han podido
constatar que la imagen se encuentra en perfecto estado de conservación
y que es la imagen original del S.XII.

Después de esto, los fabricantes de misterios deberían ir pensando en
contratar al insigne Kouznetsov para que intente desprestigiar los
resultados de los análisis científicos. De igual manera que existen los
sindonólogos ¿nos encontraremos dentro de unos pocos años con una legión
de morenetólogos empeñados en sostenella y no enmendalla? Todo es
posible, pero para la mayoría de la gente ya sólo queda un interrogante
sobre la Virgen de Montserrat: ¿conservamos la pintura negra o la
devolvemos a su apariencia original de blancura impoluta?
Si lo primero hubiera hecho feliz a Antonio Machín lo segundo, a buen
seguro, complacería enormemente a Michael Jackson y no dejaría de ser
bien recibido por quienes, mediante la promulgación de leyes de
inmigración, líbelos y pasquines difamatorios, parecen obsesionados por
impedir que entren en España unos inmigrantes que comparten con la
Moreneta la negritud de su piel y con todos nosotros el deseo de
labrarse un porvenir digno.

Pensándolo bien, no estaría de más que la Moreneta continuara haciendo
honor a su nombre no ya como icono religioso sino como mero símbolo de
mestizaje cultural y de concordia entre los pueblos.

                           ------------------

EL CUENTO DE LA LECHERA
Por: J.L.C.B.

Durante el mes de abril las aparentemente calmas aguas del mundo de la
Historia del Arte se vieron sacudidas por un maremoto. No es algo nuevo.
Los métodos críticos aplicados a esta disciplina han proporcionado más
de una sorpresa desagradable a directores de museos del mundo entero.
Muchos de ellos aún recordarán la revisión de pinturas atribuidas a
Rembrandt cuya "víctima" más famosa fue el Hombre del Casco de Oro
conservado en el Staatliche Museum de Berlín que hoy se considera como
obra de su escuela, pero no del maestro.

Todo ello nos parecía un tanto lejano porque la revisión crítica en
España sólo había afectado a obras cuya atribución a los grandes
maestros de la pintura era poco menos que absurda. Sólo eran explicables
por el anhelo de los coleccionistas de presumir de ser poseedores de un
cuadro de (póngase el nombre que se desee) o por un nacionalismo mal
entendido según el cual los más importantes maestros debían estar
representados por, al menos, un cuadro en algún museo español. Por
ejemplo, la cabeza de El Salvador del Museo Lázaro Galdiano atribuida
nada menos que a Leonardo da Vinci ha sido "degradada" justamente a obra
de escuela o imitador, lo que no obsta para que sea una pintura
bellísima y mucho menos conocida de lo que merece. Otro tanto podemos
decir de la tabla de tema religioso en el mismo museo que figuraba como
de la mano de Humberto Van Eyck. En este caso concreto no se acertó ni
con el país de procedencia ya que es, en realidad, una obra de la
escuela francesa.

Nada hacía presagiar la bomba informativa que estalló el 4 de abril.
Juliet Wilson-Bareau, experta en la materia, negaba la autoría goyesca a
La Lechera de Burdeos y tenía serias dudas sobre El Coloso. Así, al
menos, lo recogía en su número de ese día el periódico ABC haciéndose
eco de las declaraciones de la antedicha a "El Periódico del Arte". No
obstante, una lectura de la entrevista original no puede por menos de
poner sordina a tan polémicas afirmaciones. En ella podemos leer sobre
La Lechera: "...no sería por lo menos enteramente de la mano de Goya."
Esto, evidentemente, no es lo que recogieron los diarios españoles
aunque unos y otra sabrán a quién corresponde la responsabilidad de este
cambio substancial. Aún no estábamos repuestos del susto cuando al
hojear las páginas de "El Mundo" de ese mismo día nos topamos con el
titular siguiente: ""La lechera" y "El coloso" atribuidos a Goya,
pierden su paternidad. Tras confirmarse las sospechas, El Prado
"reubicará" los dos cuadros." Todo parece estar claro ¿no? Pues no
.
Comenzaremos por la última afirmación, El Prado no tiene intención de
cambiar dicha atribución hasta que no se den razones más fundadas para
ello. En realidad, lo sucedido fue que la Sra. Manuela Mena,
subdirectora del museo madrileño, mostró a título personal su
conformidad con las declaraciones de la Sra. Wilson: "Estoy
completamente de acuerdo con ella. Además, las dudas sobre la paternidad
no son de ahora. Yo ya lo expresé por escrito en el catálogo que hicimos
para una exposición en Roma." Supongo que la Sra. Mena podrá poner fecha
concreta a sus dudas porque curiosamente en la "Guía del Prado. Edición
Madrid Cultural 1.992. Editorial Sílex" obra firmada por doña Consuelo
Luca de Tena y la propia doña Manuela Mena, en su página 14 se incluye
La Lechera de Burdeos como una de las 100 obras más importantes
conservadas en la pinacoteca madrileña, y en la página 56 se afirma
sobre ella: "...cuya pureza de color y plenitud luminosa parecen fruto
de una última reconciliación de Goya con la vida y un renovado deseo de
experimentar, de seguir abriendo, hasta el final, nuevo caminos." Algo
muy raro debe haber sucedido en estos nueve años porque ahora: "En "La
lechera" no hay esa tercera dimensión que aparece en sus obras, ni esos
toques de luz, transparencias, pinceladas largas... Es un cuadro muy
plano." (Declaraciones de Wilson-Bareau)

No es de extrañar que la polémica estallara. Fernando Checa, actual
director del museo aseguró que: "Por supuesto, el Prado no se ha
planteado cambiar la atribución ni el lugar de exposición." y sobre las
afirmaciones de la Sra. Wilson: "No está sostenida por un estudio
riguroso publicado en una revista científica... Las obras siguen siendo
de Goya y como tal se prestó hace tres años "La lechera de Burdeos"...
Me sorprende que esta señora utilice argumentos tan raros como que le
choca que haya una pintura debajo de "La lechera de Burdeos". Eso es
algo habitual en Goya." (ABC de 6/04/01)

Si esto parece "fuerte" es una suave caricia comparado con las
declaraciones de la Sra. Grasa, experta en Goya y restauradora de varias
de sus obras, reproducidas en Aragón Digital el 5/04/01: "Esta mujer es
una comerciante pura y dura. Cuadros horrorosos que están a la venta
dice que son de Goya y los que de verdad lo son, dice que no" y "Está
cobrando millones de pesetas por dar su opinión de experta sobre la
autoría de cuadros de particulares que se ponen a la venta."

Sin entrar en una argumentación ad hominem como la anterior, sí hay
cosas que no están nada claras. La principal razón para la impugnación
de la autoría goyesca en ambos cuadros (que, según su autora, responde a
criterios puramente científicos) se basa en sendas radiografías que han
demostrado que bajo ambas pinturas hay esbozos anteriores, un torso bajo
El Coloso y una cabeza de moro y una figura de mujer apoyada en un
balcón bajo La Lechera. Como apoyo a sus afirmaciones citó a doña Carmen
Garrido, directora del Gabinete Técnico de El Prado que se apresuró a
declarar: "Wilson-Bareau ha dicho que vio las radiografías de estos
cuadros conmigo y no me gustaría que se malinterpretase esta declaración
pensando que estoy de acuerdo con su tesis. Creo que para decir algo así
se deben tener datos objetivos que lo corroboren. En ocasiones es más
fácil sembrar la duda sobre un cuadro concreto que demostrar
científicamente que salió de la mano de un pintor determinado. Además,
debajo de los cuadros de Goya hay otros dibujos y es imposible
diferenciar lo que es un dibujo de lo que es un boceto." (ABC 6/04/2001)

Así las cosas, es lícito que nos preguntemos ¿ciencia o ciencia
patológica? Tememos que lo segundo. Por de pronto, las afirmaciones de
la Sra. Wilson-Bareau adolecen de los defectos ya señalados, publicación
en prensa sin un debate previo y afirmaciones tajantes basadas en hechos
que distan mucho de ser tan concluyentes como pretende su autora. A ello
habría que añadir un estudio incompleto ya que faltan las pruebas sobre
el lienzo y sobre los pigmentos empleados y, especialmente que las
atribuciones alternativas propuestas carecen de credibilidad puesto que,
históricamente, ambos lienzos están documentados como pertenecientes al
propio Goya. Veamos estos dos últimos puntos que consideramos
definitivos. La Sra Wilson-Bareau propone que El Coloso sería obra de
Xavier Goya, hijo de Francisco. Sin embargo, en la correspondencia de
éste que se ha conservado no existe ni la menor mención a que su hijo
supiera pintar. Algo incomprensible si tenemos en cuenta el orgullo con
que afirma de su ahijada (y quizás hija) Rosario Weiss Zorrilla: "Esta
célebre criatura quiere aprender a pintar de miniatura, y yo también
quiero, por ser el fenómeno tal vez mayor qe. habrá en el mundo de su
edad hacer lo qe. hace, la acompañan cualidades muy notables... le emvio
a V. una pequeña señal de las cosas qe. hace qe. a pasmado en Madrid a
todos los profesores como espero que sea ay lo mismo..." (la ortografía
es la original). Por otra parte, El Coloso está incluido en la partición
de bienes entre padre e hijo realizada en 1.812 con ocasión del
fallecimiento de Josefa Bayeu, esposa de Francisco y madre de Xavier.
Aparece como "un gigante" y se tasó en 90 reales. No existe noticia de
ningún otro cuadro de Goya al que pudiera referirse este documento.
Resulta realmente incomprensible que padre e hijo quisieran engañarse a
sí mismos presentando como obra de Francisco lo que era, en realidad, de
Xavier.

El caso de La Lechera es similar. Se trataría (según la Sra. Wilson) de
una obra de Rosario Weiss de la cuál ya hemos visto la buena opinión que
tenía D. Francisco sobre sus cualidades artísticas. Realmente tendrían
que ser memorables, por cuanto Rosario tenía 13 años en 1.827, la fecha
más probable de ejecución de esta pintura. Sin embargo, las obras
conservadas de Weiss distan mucho de la calidad de la obra sometida a
crítica. Era una buena dibujante, pero muy floja con el manejo del
color. Justo lo opuesto a La Lechera. En un magnífico artículo del Sr.
Álvarez Lopera, profesor de Historia del Arte en la Complutense,
publicado en la revista Descubrir el Arte (mayo de 2001) se afirma: "Que
todo lo que sabemos de la carrera de Rosario Weiss en España nos muestra
no a una pintora excepcionalmente dotada, sino a una artista de cortos
vuelos y escaso éxito, cuya obra estaría compuesta básicamente por
retratitos a lápiz y copias."

También es este caso existe documentación de la venta de La Lechera en
diciembre de 1.829 por doña Leocadia Zorrilla (amante de D. Francisco y
madre de Rosario) a D. Juan Bautista Muguiro por la que nos enteramos de
que éste llevaba ya algún tiempo intentando su adquisición. La carta en
la que se hace referencia a estos extremos fue citada por vez primera
por Beruete en 1.917 y publicada íntegramente por Sánchez Cantón en
1.947. Se conserva en el archivo del Conde de Casal (véase el catálogo
de la exposición sobre Goya en El Prado en 1.996). ¿Pudo ser Muguiro
engañado por Leocadia Zorrilla? Difícilmente. En 1.827  Goya pintó el
retrato del Sr. Muguiro que aparece dedicado. En la inscripción, D.
Francisco se refiere a él como a su amigo. Esta estrecha relación entre
ambos queda suficientemente demostrada por el hecho de que Goya fue
enterrado en Burdeos en una tumba que era propiedad de la familia
Muguiro. Por todo ello, no parece descabellada la teoría de que D. Juan
Bautista conoció el cuadro en el propio estudio del artista o bien que
éste se lo elogió grandemente y de ahí su interés por su adquisición.
Resulta difícil el pensar que Goya o Leocadia engañaran a una persona a
la que llamaban amigo por mucho que admiraran la obra de su ahijada e
hija. Por otro lado, "La Lechera" ostenta la firma de Goya que, en
opinión de la Sra. Wilson es falsa, aunque no aduce la menor prueba para
ello.

En nuestra opinión, las objeciones planteadas por los especialistas
citados a las declaraciones de las Sras. Wilson-Bareau y Mena son de un
peso muy elevado. Sin embargo, ante ellas la Sra. Wilson-Bareau ha dado
la callada por respuesta afirmando que no quiere entrar en la polémica
que ella misma ha generado y remitiéndose a las mismas declaraciones que
han sido impugnadas como hemos visto.

Así, la opinión más sensata de las leídas en estos días corresponde a D.
Alfonso Pérez Sánchez, director honorífico del Museo de El Prado (al
que, por cierto, no le gusta nada La Lechera): "En estos casos es
preciso que haya pruebas, no basta con impresiones. Puede tener razón,
pero que lo demuestre." Amén.

                           ------------------

EL CRISTO DE LAS HAMBURGUESAS
Por: J.J.F.P.

Ya no quedan milagros como los de antes, con inocentes pastorcillos que
reciben la bendición de la virgen en el campo, junto a sus ovejas. La
historia que viene a continuación cambia las encinas por camiones, las
florecillas por escombros, y la luz divina por el neón de una
hamburguesería. En este decorado, un barrio humilde es testigo de la fe
de unos, la desvergüenza de otros y la curiosidad del resto.

Nos encontramos en el carril del butano, un lugar que no aparece en los
callejeros, en un solar que nunca ha salido en las telepromociones de la
ciudad de Marbella. Acaba de caer la noche, y un grupo de personas se
aposta en mitad del camino. Hace una noche espléndida, y en el cielo
puede reconocerse fácilmente a Orión. Hoy hay poca gente – apenas una
docena de personas, frente a los setenta que ha llegado a alcanzar la
convocatoria -, pero nadie ha venido a mirar las estrellas: Todos
escrutan con la mirada una roca que sobresale de la angosta y peligrosa
senda.

Buscan el rostro de Jesús grabado en el risco. Una señora así me lo
comenta: “quien no lo ve, es porque no tiene fe”. Esa aseveración tan
tajante provoca que alguno de los allí reunidos busque afanosamente la
silueta sin mucho éxito. “¿Todavía no lo ves?, ¡mira que eres bruto!”,
le comenta otro vecino. “Está claro – prosigue señalando con el dedo -,
aquí está la barba, los ojos y las cejas”. Sin embargo, para una de sus
hijas los bigotes se convierten en piernas y las cejas son brazos, y no
es un semblante, sino una imagen completa del crucificado. Tampoco falta
la niña que asegura que sólo ve un pedrusco, como en el cuento de
Andersen “el traje nuevo del emperador”. Pero no es sólo el retrato de
Cristo lo que convoca a las personas: “dicen que si frotas la piedra
donde te duele, te curas”, exclama la amable vecina, poniendo en boca de
otro lo que sin duda ella cree. Rápidamente aparecen varias manos
acariciando la silueta mientras la narradora nos recita el catálogo de
curaciones atribuidas: jaquecas, migrañas, dolores de estómago y de
espalda.

Todo empezó cuando unos chavales volvían de tomar unas hamburguesas en
un establecimiento de una afamada multinacional. Tomaron el carril como
atajo, que aunque peligroso, queda iluminado por el neón de dicho
establecimiento de comida rápida. Bajando se encontraron con el efecto
que la pálida luz produjo sobre la piedra. La impresión que les causó
fue tal que incluso se llevaron la roca y la entregaron a la asociación
de vecinos para que todos la pudieran admirar. El problema está que la
silueta sólo es perceptible en penumbras, y era imposible identificarla
a la luz del día. Como la zanja que dejó fue grande, los adultos optaron
por volver a colocarla en su sitio. Sin embargo, el rumor ya se había
extendido, y las espontáneas reuniones nocturnas alrededor del guijarro
se han convertido en un rito y un aliciente para un barrio masificado y
aburrido. Los fieles depositan flores y le rezan, quizás porque las
escasas iglesias de Marbella distan de la zona. Estamos, probablemente,
ante el primer caso de cristo con patrocinio de una multinacional.

No sólo los vecinos y curiosos han visitado el lugar. Las concejalas de
Cultura, Asuntos Sociales, y un edil del PA han estado allí, aunque han
preferido no opinar sobre el asunto. Otras visitas no han sido tan
asépticas; así, un picaresco personaje conocido como “el monje” se
presentó ante los congregados para realizar un montaje con el que
pretendía engañarlos. El truco consistía en pasar las manos por la
imagen y, a la vez, untarla con tinta roja que manaba de unas bolsas
atadas a sus muñecas. Sin embargo la trampa no le salió como esperaba, y
una vecina tuvo que retirar los restos de tal despropósito. Mala estirpe
la de tipos como éste, que pretende abusar de la gente humilde y amable
que habita en este barrio, de la que en pocos lugares quedan.

El futuro de la piedra parece estar atado al del solar, donde está
proyectado construir una gran urbanización que agravará sin lugar a
dudas la masificación que la zona padece. No falta quien pide erigir una
ermita que conserve la imagen, aunque difícil será encontrar la
combinación de luces adecuada para poder verla. ¿Se ofrecerá la
multinacional a esponsorizarla?

                           ------------------

UNA INICIATIVA SALUDABLE, EN RELACIÓN A LAS "VACAS LOCAS".
Por: C.L.B

Probablemente la más acertada en cuanto a garantizar la salud, por lo
menos mental, de los españoles. Aunque parezca mentira, no se trata de
un nuevo método de enterramiento de animales muertos ni de una nueva
receta culinaria, por lo que representa un enfoque nuevo y prometedor
ante un problema que no podemos cometer el error de menospreciar: la
irracionalidad con que amplios sectores de la sociedad, con la
colaboración de las autoridades españolas, trata el problema del "mal de
las vacas locas" (¡y tantos otros!).

Se trata de un manifiesto en pro de la aplicación del pensamiento
crítico al problema de las vacas locas al que no podemos menos que
aplaudir, pues no sólo supone una bocanada de aire fresco y racional en
torno a este tema, sino que supone una reflexión general en favor de la
aplicación del método científico al bienestar y seguridad de los seres
humanos en todos los ámbitos de la sociedad.

En efecto, la alarma social que este tema ha despertado, utilizada de
forma irresponsable, refuerza en determinados sectores un sentimiento de
idolatría hacia "lo natural" y "lo tradicional", expresiones que se
convierten en sinónimas de "lo saludable" y "lo seguro", frente a un
proceso de demonización de cualquier proceso que sencillamente suponga
la intervención humana en los procesos que se consideran naturales (con
criterios siempre difíciles de definir).

En nuestros días, gozamos de una longevidad insospechada pocas décadas
antes; hemos reducido la mortalidad infantil  y muchas enfermedades
infecciosas se manifiestan con una incidencia realmente baja. A pesar de
la obviedad de la aportación de la ciencia y la tecnología  aplicadas a
los procesos industriales en esos logros, cualquier iniciativa que lo
recuerde debe ser bienvenida por ARP-SAPC, especialmente cuando lo único
que se pretende es pedir un poco de sensatez en un problema que
probablemente, aún no ha afectado a ningún ser humano en nuestro país.

Agradecemos a los autores de este manifiesto, Miguel Calvo y Josep
Català, junto a las decenas de profesionales del sector alimentario que
lo firman, su esfuerzo en evitar que no sólo las vacas, sino todos
nosotros, acabemos siendo víctimas de un lento pero inexorable proceso
de deterioro cognitivo.

ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico ha decidido hacer
suyo el "Manifiesto por una aproximación científica a la solución de los
problemas alimentarios” y suscribir, mediante su firma como colectivo,
los contenidos que en él se recogen. Con tal fin el presidente saliente
Don. Javier Armentia sumó los datos societarios pertinentes
(ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, G80159411,
sociedad inscrita en el registro de asociaciones: Nº Reg.Asociaciones
71.114) a la lista de apoyo al manifiesto, lista que puede ser
consultada a través de un enlace situado en la misma página en la que
figura la declaración, la cual está a disposición de quien desee
consultarla vía web en la dirección de Agrodigital.com:
http://www.agrodigital.com/. Allí, igualmente, todo aquel que desee
adherirse al mismo puede hacerlo rellenando un sencillo formulario.

                           ------------------

COMUNICANDO, COMUNICANDO, COMUNICANDO...
Por: L.A.G.

Imagínese con los ojos tapados por medias pelotas de ping pong, bañado
su rostro por luz roja y con unos auriculares encasquetados de los que
lo único que sale es 'ruido blanco'. El pasado 7 de diciembre, diez
'sensitivos' -supuestos dotados de percepción extrasensorial-
participaron de esta guisa en el mayor experimento telepático hecho en
décadas. En concreto, desde 1971, cuando dos mil personas intentaron,
sin éxito, transmitir mentalmente una imagen a dos voluntarios durante
un concierto de rock de Grateful Dead celebrado en Nueva York. La que
pasará a la historia de la parapsicología como la última prueba
telepática del siglo XX tuvo como escenario el londinense Museo de lo
Desconocido, corrió a cargo de Richard Wiseman, psicólogo de la
Universidad de Hertfordshire, y fue patrocinada por Sci-Fi Channel. El
experimento fue sencillo.

Wiseman proyectó una diapositiva ante medio centenar de personas que se
concentró en ella durante diez minutos e intentó transmitirla al
'receptor', en otra sala y aislado sensorialmente. El proceso se repitió
diez veces, con diferentes imágenes y 'sensitivos'. Pero, en las últimas
dos intentonas, de cincuenta 'emisores' se pasó a varios centenares que
trataron de hacer llegar a dos 'dotados' sendas imágenes proyectadas en
un muro en plena calle. Cuando concluyó cada una de las diez sesiones,
los experimentadores rompieron el aislamiento sensorial de cada
'receptor' y le presentaron cuatro fotografías. Debía elegir cuál era la
que le habían intentado enviar y se le pedía, además, que ordenara las
otras tres según la probabilidad de que fueran la acertada. Los
resultados fueron concluyentes.

Sólo se registraron dos aciertos: el de un individuo apellidado Irving,
fotógrafo de 43 años de Bradford-on-Avon, y el de Selva Raselingam, un
actor londinense de 32 años. El primero dijo haber visto "agua azul, y
rayas rojas y blancas", e identificó la imagen con la de un velero en
pleno océano en la que se habían concentrado los 'emisores'; el segundo
aseguró haber 'recibido' un rostro humano tallado en una roca y, cuando
le dieron a elegir entre las fotos posibles, escogió acertadamente una
de la imagen de George Washington. Pero los otros ochos intentos se
saldaron con otros tantos fallos, y dos aciertos de diez posibles no
prueban nada. Son precisamente lo esperable por azar, recordó Wiseman en
la prensa al día siguiente.

El siglo XX, en el que la metapsíquica se transmutó en parapsicología,
ha acabado con el enésimo fracaso a la hora de probar científicamente la
existencia de la telepatía. En Londres, decenas de personas concentradas
al unísono han sido incapaces de mandar unas simples imágenes a alguien
supuestamente dotado de poderes paranormales. Algo de lo que las
revistas esotéricas españolas se han cuidado de no informar a sus
lectores.

                           ------------------

SHANNON, EL GRAN DESCONOCIDO
Por: B.M.

Qué tienen en común Marte y el genoma? Si a alguien le hicieran esta
pregunta en un concurso de televisión, probablemente contestaría que
ambos temas saltan a los titulares de los medios un día sí y otro
también, y estaría en lo cierto. Detalles frívolos aparte, el hecho es
que las telecomunicaciones -y por ello la exploración espacial- y el
estudio del genoma, no serían posibles sin la Teoría de la Información,
creada por el recientemente fallecido matemático Claude E. Shannon en
1948. Por aquel entonces, Shannon trabajaba para los Laboratorios Bell,
un centro privado donde se realiza investigación básica -toda una
rareza-, y publicó en la revista de los laboratorios (Bell Technical
Journal) un artículo titulado ‘Teoría matemática de la comunicación’.

Poca gente podría imaginarse que un artículo con un título tan poco
llamativo pudiera tener tanta influencia. Shannon logró cuantificar algo
tan abstracto como la información, y fue capaz de anticipar -cuando la
tecnología de comunicación estaba casi en la prehistoria- cuáles serían
los límites de la capacidad de transmisión de cualquier medio de
comunicación. Estas leyes son válidas incluso para medios de transmisión
que no habían sido inventados en aquella época, como las comunicaciones
ópticas, columna vertebral de las redes telefónicas y de Internet.

La teoría de la información ha permitido además el desarrollo de códigos
capaces de reconstruir automáticamente un mensaje dañado; gracias a uno
de estos códigos, por ejemplo, un disco compacto puede reproducirse sin
errores, con un agujero de un milímetro de diámetro, y con una cantidad
moderada de polvo la reproducción tampoco se ve afectada. También juegan
un papel fundamental en la exploración espacial; sin ellos, sería
completamente imposible recibir las débiles señales emitidas por las
sondas interplanetarias.

Con el estudio del genoma, se han descubierto sistemas similares en el
ADN. Nuestros genes disponen de mecanismos de corrección de errores que
evitan gran parte de los fallos de replicación que darían lugar a
mutaciones. La teoría de la información es ahora una herramienta de una
importancia capital para poder comprender el funcionamiento de nuestra
maquinaria reproductiva. Basándose en su teoría, en 1949 publicó otro
influyente artículo: ‘La teoría de la comunicación aplicada a los
sistemas de codificación’, que inauguró una nueva era en el campo de la
criptografía. Se transformó de arte en ciencia, y pasó de ser un secreto
cuidadosamente custodiado, solamente al alcance de los gobiernos, a
convertirse en un campo más de la investigación científica, que se
realiza de forma pública. El desarrollo del comercio electrónico o las
comunicaciones inalámbricas, por citar dos ejemplos, sería inimaginable
sin la ayuda de la criptografía.

Conocido por su excentricidad -aún se recuerda su afición a hacer juegos
malabares, montado en un monociclo, en los laboratorios-, su insaciable
curiosidad le llevó a explorar muchos más campos. Fue uno de los
pioneros de la electrónica digital -que hoy hace funcionar nuestros
computadores- y también hizo algunas incursiones en el campo de la
inteligencia artificial, diseñando máquinas que jugaban al ajedrez o
trataban de resolver laberintos.

Shannon era una figura completamente desconocida y de hecho su
fallecimiento, el pasado 26 de febrero, ha pasado completamente
desapercibido; nada sorprendente, por otra parte, teniendo en cuenta su
especialidad y el hecho de haber llevado una vida tranquila desde 1972,
alejado del mundanal ruido. Sin embargo, sus importantes contribuciones
le sitúan sin discusión posible entre los científicos más influyentes
del siglo XX, compartiendo honores con nombres como Einstein,
Schrödinger, Watson, Crick, o Feynman. Una frase suya describe a la
perfección su carácter inquieto: «solamente me preguntaba cómo encajaban
las cosas».

[Nota] * Colaboraciones de Carlos J. Álvarez González, José Luis Calvo
Buey, Jorge Javier Frías Perles, Luis Alfonso Gámez Sergio López
Borgoñoz, Carlos López Borgoños y Borja Marcos. Sección coordinada por
Pedro Luis Gomez Barrondo.

                           ------------------
------------------
                           ------------------
------------------

Y ADEMÁS...

PLAUSIBILIDAD, TRASCENDENCIA Y LA EPIDEMIA PANSPÉRMICA
Por: Jon Richfield

La panspermia no es inverosímil en sí, pero ha desempeñado un papel de
menor importancia. Incluso el sentido común llano precisa unos
requerimientos mínimos para admitir algo: una hipótesis debe satisfacer
ciertos mínimos para ser tomada en serio, especialmente para ser
aceptada como líder entre otras similares.

EL FIN DEL HAMBRE EN EL MUNDO: LA PROMESA DE LA BIOTECNOLOGÍA Y LA
AMENAZA DEL FANATISMO ANTICIENTÍFICO
Por: Norman E. Borlaug

Durante el siglo XX, se han producido un gran número de variedades e
híbridos que han contribuido a mejorar el rendimiento y estabilidad de
las cosechas, y los ingresos de los granjeros. A pesar de los éxitos de
la revolución verde, la batalla para asegurar la alimentación de
millones de personas que viven en la miseria aún esta lejos de ser
ganada.

CÓMO SE SACAN LAS CUENTAS PARA ESTIMAR EL ALCANCE DE UNA EPIDEMIA
Por: Luis R. González Manso

En el número de diciembre de 1987 de OMNI, revista norteamericana con
más de 5.000.000 de lectores, Budd Hopkins incluyó un cuestionario de 25
preguntas, bajo el siguiente epígrafe: “Recuerdos Ocultos: ¿Es usted un
abducido?”. Sus curiosos resultados son analizados a fondo desde una
perspectiva crítica en este artículo.

EL ESPÍRITU CIENTÍFICO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Por: Juan Carlos Ortega

Los medios de comunicación muchas veces olvidan usar un mínimo sentido
crítico a la hora de enjuiciar sus propias actuaciones o a la hora de
tomar decisiones sobre qué es (o que no es) noticia.

SRI SATHYA SAI BABA, ¿DECADENCIA Y CAÍDA DE UN IMPERIO RELIGIOSO?
Por: L. Enrique Márquez

En 1976, el ex-devoto Tal Brooke contó al mundo su experiencia —más
carnal que espiritual— junto a quien fuera su dios durante muchos meses.
Sus lamentos y desilusión, apenas si hicieron mella en el vertiginoso
crecimiento del afianzado movimiento religioso del gran avatar
(encarnación divina) Sai Baba.

LOS MARCIANOS DE ANTONIO RIBERA
Por: Luis A. Gámez

Un reciente artículo del conocido ufólogo Antonio Ribera, en el que
vuelve a sacar a la luz un supuesto misterio subyacente a las
similitudes entre un cráter marciano y uno lunar, le dan pie a dicho
autor a hablar de nuevo de sus antiguas hipótesis, que la mayoría
pensaban que ya habían quedado olvidadas.

LO QUE EL OJO NO VE
Por: Joe Nickell

Si los psíquicos pueden ver esos supuestos campos energéticos, uno se
pregunta por qué su composición “es objeto de opiniones contrapuestas”.

ENTREVISTA A JOHN ALLEN PAULOS
Por: Sergio y Alfonso López Borgoñoz

Una conversación distendida con el célebre matemático estadounidense, en
el que el mismo nos habla acerca de qué piensa sobre las matemáticas,
sobre la importancia de las mismas, así como del fomento del espíritu
crítico.

LOS CABALLEROS DE NINGUNA PARTE
Por: David Galadí

Una noche calurosa de verano y una televisión encendida, pueden dar para
mucho si uno está atento…

¿USAMOS SÓLO EL DIEZ POR CIENTO DE NUESTRO CEREBRO?...
Por: Horacio Barber Friend

Se mantienen en el tiempo numerosas creencias a pesar de ser falsas y
poco verosímiles. Ese es el caso del llamado mito del 10%, que afirma
que sólo una pequeña parte de nuestro cerebro realiza todas las
funciones mentales de las que este órgano es responsable, mientras que
el resto permanece inactivo.

CREENCIAS PARANORMALES Y RENDIMIENTO ACADÉMICO
Por: Michael E. Sonntag

Muchas creencias en lo paranormal son relativamente inmunes a las
habilidades en razonamiento crítico enseñadas en la Universidad.

Y las secciones habituales:

*-Editorial

Cumpleaños Feliz…

*- Primer contacto

Reaparece la isla de San Borondón
Cita con la ciencia en Valencia.
Desenmascarado un falso testigo.
Vírgenes, pintores, cantantes y cantamañanas.
El cuento de la lechera.
El Cristo de las hamburguesas.
Iniciativa saludable, en relación a las vacas locas.
Comunicando, comunicando, comunicando…
Shannon, el gran desconocido.

*- Mundo escéptico
Por: Sergio López Borgoñoz

Una vuelta escéptica al mundo.

*- Cuaderno de bitácora
Por: Javier Armentia

De Noticias

*- Guía Digital
Por: Ernesto Carmena

La Web del escéptico del siglo.

*- Paranormalia
Por: Julio Arrieta y Borja Marcos

La vida de color índigo

*- De oca a oca
Por: Félix Ares de Blas

Las vacas locas y el anumerismo

*- Un marciano en mi buzón
Por: Luis González Manso

La ufología y el coleccionismo de sellos

*- Crónicas desde Magonia:
Por: Luis Alfonso Gámez

El dictamen de la montaña

*- El Sillón escéptico
Por: José Luis Calvo Buey

Leyendas urbanas en España.
Errores, Falacias y Mentiras.
Templarios, Hospitalarios, Teutónicos. De la caballería y las órdenes
militares a la Rosacruz, el Santo Grial y el ocultismo. Las sectas y las
sociedades secretas a través de la historia. Vol. I
El reverso de la Historia. Vol. III

                           ------------------

LOS MARCIANOS DE ANTONIO RIBERA
Por: Luis Alfonso Gámez

“Me gustaría hacer notar que las recientes misiones Mariner y Viking han
demostrado más allá de toda duda razonable la existencia de una
civilización marciana con un muy alto nivel tecnológico. Camuflar
completamente, en un periodo de muy pocos años, el sistema planetario de
canales es en sí mismo un extraordinario logro de ingeniería. Pero lo
superan hazañas científicas como a) predecir los lugares de aterrizaje
de las Viking y b) descontaminar las zonas implicadas con tal
minuciosidad que haya sido eliminado todo rastro de materia orgánica.
Comprendo que los célebres expertos Erich von Däniken y Charles Berlitz
estén ahora compitiendo por presentar estas sensacionales conclusiones
al mundo”. Cuando hace veinte años leí estas líneas de un afamado
divulgador científico y autor de ciencia ficción, me sorprendieron;
aunque no tanto como lo último que ha caído en mis manos de Antonio
Ribera (Barcelona, 1920).

Entronizado al Olimpo de la ufología hispana desde que publicó El gran
enigma de los platillos volantes en 1966, los numerosos dislates de
Ribera han sido sistemáticamente ignorados por quienes se consideran sus
discípulos. El maestro tiene bula para afirmar que Ezequiel vio una nave
extraterrestre, que alienígenas del planeta Ummo llevan varias décadas
entre nosotros, que en la prehistoria se disparaban balas, que hay doce
regiones misteriosas como el triángulo de las Bermudas, que somos el
producto de un experimento genético alienígena y que fue abducido por
extraterrestres en su más tierna infancia.

Si cualquiera de esas cosas la sostiene, por ejemplo, Juan José Benítez,
la ufología seria no duda en calificarle de sensacionalista. Pero, a
Ribera, no. Nada de eso se le echa en cara. Así, uno de los patronos de
la Fundación Anomalía, que aglutina a los representantes de la ufología
crítica española, considera que Abducción (1998), el enésimo libro en el
que vuelve a contar las mismas historias –plagadas de medias verdades–
de siempre sobre humanos secuestrados por extraterrestres, es un
“interesante estudio, muy recomendable para iniciarse en la comprensión
de este controvertido asunto”. Esa misma manga ancha hará que un muro de
silencio se levante ante las últimas, por ahora, palabras del pionero de
los ovnis en España centradas en una obsesión marciana que le viene de
antiguo.

Antonio Ribera ha defendido desde hace décadas la idea de que los ovnis
proceden de Marte y de que las épocas de mayor número de
observaciones –de oleadas, en jerga platillista– se corresponden con las
de mayor proximidad entre el planeta rojo y la Tierra. La teoría la
formuló por primera vez el ufólogo gallego Óscar Rey Brea en 1954, pero
el autor catalán la asumió como propia y acabó convirtiéndose en su
principal abanderado.

El tiempo ha demostrado que las oleadas de ovnis no tienen nada que ver
con la distancia que separa a Marte de nuestro planeta, y que tampoco
hay ni ha habido una civilización marciana como la que defendían hace
medio siglo Ribera y otros ufólogos de su generación. Claro que eso no
ha servido para que el maestro despierte de la ensoñación en la que se
sumió a mediados de la pasada centuria. Es más, tras la lectura del
último libro de Graham Hancock, el Von Däniken de los años noventa,
Ribera ha ahondado en su particular sueño de la razón.

EL ENIGMA DE CLAVIUS

Así, en el artículo que firma en el número de marzo de la revista
Karma.71, recuerda un episodio que uno creía perdido en el baúl de los
recuerdos y que contó por primera vez en El gran enigma de los platillos
volantes. En 1965, Ribera se sorprendió ante una imagen del planeta rojo
tomada por la Mariner 4. La foto correspondía al cráter Mariner, de 151
kilómetros de diámetro y situado en las inmediaciones de la fosa
Sirenum, en el hemisferio sur marciano. “Yo había visto con anterioridad
aquella imagen. Luego recordé cuándo y dónde: en un atlas de Astronomía,
y representaba el gran circo Clavius, de la Luna”, rememora. El ufólogo
pidió entonces a Josep M. Oliver, presidente hoy en día de la Agrupación
Astronómica de Sabadell, que le ayudará a realizar un estudio
comparativo de ambos paisajes. Fruto de esa colaboración fue un texto en
el que destacaban la extraordinaria similitud entre el cráter lunar y el
marciano. La comunicación que Ribera y Oliver presentaron en la Segunda
Semana Astronáutica Nacional, celebrada en Barcelona en 1966, concluye
desechando que estemos ante una simple coincidencia: “Abrigamos la viva
sospecha de que no es éste el caso, y de que la explicación es muy otra,
incluso descartando la hipótesis –inadmisible– de fraude. Quizás
únicamente el envío de astronaves tripuladas a Marte consiga resolver el
misterio. Pues misterio hay”. ¿Lo hay?

Ribera sostiene todavía que sí. “Hallamos –escribe más de tres décadas
después en Karma.7 respecto a las similitudes entre ambos paisajes– nada
menos que 32 concordancias, lo cual quería decir que sólo había una
posibilidad de concordancia entre 2.128 (seguida de 56 ceros)
agrupamientos posibles de dichas características topográficas”. Quizá
tenga en mente la tercera de las posibles explicaciones que le dio en
una carta Aimé Michel, el patriarca de la ufología francesa: que alguien
“se divirtió reproduciendo sobre un astro el paisaje de otro astro”. Y
no hace falta que precisemos quién es ese alguien: píntenlo de verde,
pónganle antenas y móntenlo en un utilitario volante con forma de
platillo.

Pero ¿qué piensa, y pensaba en la época, Josep M. Oliver, a quien el
ufólogo ibérico pone poco menos que como avalista de la autenticidad del
misterio? “Mi opinión sobre la similitud entre las dos fotografías es
ahora la misma que entonces: una curiosa casualidad, y nada más”, me
indicó el presidente de la Agrupación Astronómica de Sabadell el pasado
8 de marzo. Oliver añadió que su participación en el estudio “consistió
en realizar los dibujos, ya que profesionalmente soy diseñador gráfico e
ilustrador”, que considera el parecido entre ambos paisajes algo
“curioso” y que, además de no compartir la tesis de su amigo Ribera, el
cálculo de probabilidades –que corrió a cargo de una tercera persona–
“es erróneo, ya que está mal planteado”. Así pues, de misterio nada.

Como no tiene nada de enigmático el hecho de que muchas expediciones a
Marte se hayan saldado en sonados fracasos. De las treinta misiones
enviadas al planeta rojo desde 1960, menos de un tercio puede
considerarse un éxito, recordaba recientemente Ed Weiler, administrador
adjunto para Ciencias del Espacio de la NASA. Sinceramente, si hay algo
que a muchos nos sorprende es la capacidad del ser humano para enviar un
ingenio producto de su tecnología hasta un mundo que se encuentra, en el
mejor de los casos, a más de 55 millones de kilómetros de la Tierra.

A Ribera, sin embargo, le sorprende lo contrario. “Marte es el planeta
que ha suprimido más sondas rusas o americanas enviadas a su superficie
o sus satélites”, dice. Como prueba de esa malévola intencionalidad del
vecino planeta, de esa perseverancia marciana por frustrar los intentos
de exploración humana, cita el caso de la Fobos 2, “destruida mientras
procesaba imágenes de Fobos. La última imagen que envió a la base fue la
de una enorme y desconcertante sombra elíptica, de varios kilómetros de
longitud, sobre la superficie marciana”. Ceba así el falso misterio de
que la sonda fue derribada por una nave extraterrestre a la que
correspondería la sombra, que en realidad es una deformada del satélite
Fobos, como explicó en su momento Alexandr Selivanov, uno de los
científicos del proyecto.

Pero, claro, la verdad no es algo que vaya a estropear un buen misterio
al padre de la ufología española, que, para su penúltimo golpe de
efecto, recurre a El misterio de Marte (1998), libro de Graham Hancock,
a quien presenta como un “gran divulgador científico americano”. Se
trata, obviamente, de un curioso americano, ya que Hancock nació en
Edimburgo (Escocia), pasó parte de su infancia en India y luego regresó
al Reino Unido, donde vive en la actualidad. Respecto a su categoría
como divulgador científico, también hay quien piensa que Campo de
batalla: la Tierra –el engendro de John Travolta a mayor gloria del
sectario L. Ronald Hubbard– es una gran película.

¿SOMOS MARCIANOS?

Ribera asume, siguiendo la estela de autor americano, que “hace unos
10.000 años parece ser que tres gigantescos asteroides colisionaron con
una cara de Marte, lo cual provocó una verdadera catástrofe cósmica”. A
partir de ahí, monta una película increíble con el fin de que encajen en
un mismo puzzle todas las piezas imaginadas por los autores
pseudocientíficos sobre el planeta rojo. Nos dice que, hasta ese
momento, Marte había sido un mundo con “una abundante vida entre la que
se contaba una vida humana” que construyó, entre otras cosas, la esfinge
y las pirámides de Cydonia, monumentos que desaparecieron
misteriosamente cuando la Mars Global Surveyor cartografió la región. Me
queda la duda –espero que Ribera nos la aclare algún día– de si también
esa civilización fue la autora de la figura de la rana Gustavo de la
región de Alba Patera. Una imagen sobrecogedora en tanto que daría la
razón a quienes defienden desde hace décadas la existencia de pequeños
marcianos verdes.

El ufólogo catalán cree que sus imaginados vecinos del planeta rojo
vieron venir la cósmica pedrada y se prepararon para poner pies en
polvorosa. Dice que “crearon grandes refugios subterráneos, que
permitieron a una minoría sobrevivir... y trasladarse más tarde al
planeta azul”. A juicio de Ribera, “esto podría explicar” los orígenes
de la civilización egipcia, que “parece importada, según me comentó un
día Thor Heyerdahl”, el mismo aventurero nórdico que ahora promociona un
fraudulento parque arqueológico en Tenerife –el de las pirámides de
Güímar– argumentando que los monumentos piramidales de ambos lados del
Atlántico datan de la misma época. Es una pena que los neandertales
desaparecieran antes de la pretendida llegada de los marcianos, porque,
si no, Ribera podía culpar a los emigrantes alienígenas de su extinción.

Asteroides, extraterrestres, catástrofes cósmicas, desapariciones
misteriosas de sondas-robot, migraciones interplanetarias... Que lo que
diga responda o no a la realidad es, desde hace décadas, lo de menos
para el considerado padre de la ufología española (así se explica por
qué le ha salido esa hija cómo le ha salido).

Sin embargo, por si no era bastante con las fantasías marcianas, Ribera
añade al final de su columna: “¿Sabe el lector que en estos mismos
momentos un asteroide, llamado Eros, del tamaño de la isla de Menorca,
se dirige en rumbo de colisión hacia la Tierra?”. Sobrecogedor, ¿verdad?
¿Lo sabía usted? Yo no. Pero tampoco me preocupa. Se trata sólo de una
falsedad más en una página repleta de ellas. Por ahora, no seguiremos
los pasos de los dinosaurios. Eros, en el que el 12 de febrero se posó
la sonda Near-Shoemaker –si decimos aterrizó, alunizó y amartizó, ¿no
habría que decir en este caso erotizó?–, no va a chocar contra nuestro
planeta. Quizás a Ribera se lo hayan contado los marcianos o quizá con
esta página de Karma.7 haya querido tomar el pelo a sus lectores.

Como Arthur C. Clarke cuando en 1978 publicó, como carta al director en
The Skeptical Inquirer, la chanza sobre Marte y las sondas robot Mariner
y Viking reproducida al principio de estas líneas. Años después de la
broma del autor de 2001, una odisea del espacio, Enrique de Vicente
esgrimió ante mí la misiva de Clarke como prueba de que el padre de HAL
9000 creía en una cuasi todopoderosa civilización marciana. Cuando le
saqué de su error, el rostro del actual director de Año Cero demudó. Me
gustaría que Ribera hubiera hecho lo mismo que Clarke con su artículo
titulado El misterio de Marte; pero me temo que no es así.

NOTAS:
1. Ribera, Antonio [2001]: “El misterio de Marte”. Karma.7 (Barcelona),
Nº 325 (marzo), 90.

                           ------------------
------------------
                           ------------------
------------------

[Nota] *Cualquier petición de información sobre ARP-Sociedad para el
Avance del Pensamiento Crítico o sobre la revista "El Escéptico", así
como las colaboraciones o recensiones, petición de números atrasados,
suscripciones y consultas, deben dirigirse al Apartado de Correos 310,
08860 Castelldefels (Barcelona); o a la dirección de correo electrónico
arp@arp-sapc.org

                           ------------------
------------------
                           ------------------
------------------

==== ARCHIVOS ESCÉPTICOS ==============================================

* Astroglífica. Artículo del Dr. César Esteban y la Dra. Inés Rodríguez
Hidalgo, del Instituto de Astrofísica de Canarias y del Departamento de
Astrofísica de la ULL respectivamente, en formato PDF. Descarga desde
http://www.arp-sapc.org/docs/Astroglifica.pdf.

==== La Selección de “El Escéptico Digital”
=======================================

* i  n  f  o  .  a  s  t  r  o
El Boletín de las estrellas / Información de primera sobre lo que
acontece en el Universo · http://www.infoastro.com

Para suscribirse y recibir los boletines semanales, envíe un mensaje a
infoastro-subscribe@...

                           ******************

* THMNews
El boletín de la Txori-Herri Medical Association cuyos archivos se
encuentran en http://www.txoriherri.com/thmanews.htm
©Txori-Herri Medical Association, 1997-2001

Para suscribirse al THMNews Basta con enviar un mensaje, con el texto
apúntenme al invento, a cualquiera de las siguientes direcciones
electrónicas   malo@...  jotaju@...  y DONLOGAN@...

                           ******************

* Divulc@t
El portal de la Ciencia y la Tecnología en el que la divulgación es la
norma que nos acerca al conocimiento y a la democracia.
http://www.divulcat.com/

Para suscribirse a Divulc@t  basta con enviar un mensaje en blanco a
divulcat-subscribe@...

                           ******************

* InfocienciaNet
Espacio destinado a la comunicación y el intercambio, a través de
Internet, sobre temas de Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS).

Suscripción gratuita a InfocienciaNet a través de
http://www.infociencia.net o bien mediante el envío de un mensaje en
blanco a InfocienciaNet-subscribe@...

                           ******************

* La Nave de los Locos
Debate racional sobre ufología, paraciencias y otros muchos temas. La
mirada crítica chilena al mundillo irracional en
http://www.geocities.com/lanavedeloslocos

Suscripciones, mensajes, datos, artículos, opiniones:
lanavedeloslocos@...

                           ******************

* Tendencias Científicas
El e-zine que reúne toda la información estratégica en ciencia,
tecnología y sociedad con la finalidad de ayudar al cibernauta a su
desarrollo humano y profesional.

Puede consultarse a través de: http://www.webzinemaker.com/tendencias






_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.