Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 137 al 166 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Oscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 169     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2004 - Número 11
Fecha:Miercoles, 16 de Junio, 2004  13:31:54 (+0200)
Autor:Óscar David Sánchez Jiménez <ossanji @..........es>

=======================================================================

EL ESCÉPTICO DIGITAL

Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la Pseudociencia
http://digital.el-esceptico.org/

© 2000-2004 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org/

Edición 2004 - Número 11 - 16 de junio de 2004


=== SUMARIO =======================================================

EDITORIAL

ARTÍCULOS

1. EL CIRCO VOLANTE DE MILENIO 3
 Por Fernando L. Frías

2. PSEUDOMEDICINAS EN ARAGÓN
Por José Luis Cebollada Gracia

3. BUENOS DÍAS, SÓCRATES (Reflexiones de un filósofo sin estudios).

4. LA FALACIA DE "POST HOC, ERGO PROPTER HOC"
Por Arturo Bosque

5. CARTA A LOS RESPONSABLES DE LA SERIE "HOSPITAL CENTRAL"
Por Sergio Gil Abán

DOSSIER DE PRENSA

1. ZOOLOGÍA FANTÁSTICA
Por Salvador Aguilella

2. TRÁFICO DE ÓRGANOS, LA LEYENDA
Por Jorge Alcalde

3. VEO, VEO, MAMONEO
Por Javier Armentia

4. ENTREVISTA A FÉLIX ARES DE BLAS
Por Javier Armentia

5. ALERTA PSEUDOCIENCIA
Por José Luis Calvo

6. CREE EL 25 DE JUNIO UN OVNI EN LOS CIELOS DE ESPAÑA: PARTICIPE EN EL
PROYECTO MAGONIA
Por Luis Alfonso Gámez

7. EL FENÓMENO OVNI EN GALICIA
Por Nacho Mirás

BUZÓN DEL LECTOR

ENLACES


=== EDITORIAL =======================================================

Ya se acerca el verano y aunque desearíamos que la actividad del circo
paranormal se tomara unas largas (y definitivas) vacaciones, no es así. Así
que en El Escéptico Digital tampoco nos vamos de vacaciones, y este número
viene caliente y surtido de artículos y noticias que, esperamos, sean de
vuestro interés.

Entre los artículos destacamos la inteligente reseña que Fernando L. Frías
hace del programa Milenio, dirigido por el inefable Iker Jiménez, y de su
Alerta Ovni. A su vez, José Luis Cebollada nos habla de la situación de las
pseudomedicinas en Aragón, al hilo de la propuesta de la Chunta Aragonesista
para que estas terapias sean financiadas por la Sanidad Pública. Arturo
Bosque y Sergio Gil Albán aportan otro par de pinceladas sobre las
pseudomedicinas, siempre mal llamadas "medicinas alternativas".

Y si bien el mundo magufo anda caliente, una refrescante novedad editorial,
"Buenos días, Sócrates", de nuestro colaborador Juan Carlos Ortega,
periodista y conductor del espacio radiofónico "Cómo lo explica la ciencia",
(recuerden, todos los sábados en Radio Nacional de España a las 12:45,
dentro del programa "No es un día cualquiera"). El libro ofrece una
brillante muestra de cómo aplicar el espíritu crítico y el pensamiento
científico a tópicos y situaciones de la vida cotidiana. Una lectura muy
recomendable para este verano.

El dossier de prensa da como siempre un repaso a la actualidad científica y
del pensamiento crítico. Y completan el boletín las cartas de nuestros
lectores. Esta sección, y todo el boletín en verdad, está abierto a todos
vosotros. Hasta el próximo número.

La Redacción de "El Escéptico Digital"


=== ARTÍCULOS =======================================================

1. EL CIRCO VOLANTE DE MILENIO 3
Por Fernando L. Frías

Para triunfar en la vida hay dos fórmulas: ser absolutamente innovador, o
convertirse en imitador de quienes han tenido éxito. Ambas fórmulas son
arriesgadas: puede que las innovaciones no funcionen, y es posible se acabe
rechazando al imitador al que se le ve demasiado el plumero. Pero todo
consiste en saber con qué público nos las tenemos que ver: en un ambiente
culto la innovación de calidad puede tener éxito, sin duda. Y en un panorama
como el que nos ofrece el fabuloso mundo del Circo Paranormal probablemente
no haya el suficiente sentido crítico como para que se rechace al imitador.

Y éste último es, probablemente, el secreto del éxito de Iker Jiménez: la
imitación. ¿Para qué arriesgarse a inventar nuevos métodos si su público
acepta mansamente los de siempre? ¿Para qué intentar salir de la mediocridad
reinante en la investigación de lo paranormal si los aficionados a los
misterios buscan precisamente esa mediocridad? ¿Para qué innovar, si se
puede triunfar imitando? Así que, para su última iniciativa, en lugar de
estrujarse las neuronas ha tirado de archivo y ha dado con una más de esas
novedosas fórmulas del éxito: la Alertas Ovni.

Para quienes, como un servidor, van peinando canas (bueno, para ser exactos,
yo peinaría canas si tuviese pelo, pero eso no hace al caso) eso de las
Alertas Ovni les sonará a conocido. Su auge se produjo allá en los años
setenta y ochenta, cuando el inefable Antonio José Alés convocaba a los
aficionados de todo el mundo mundial a escudriñar atentamente los cielos en
busca de platillos voladores. Y los encontraban, por supuesto: cuando se
reúnen tantos individuos que reúnen la doble condición de creyentes en
marcianos y, por lo general, ignorantes en cuestiones astronómicas,
meteorológicas o incluso en los horarios de los vuelos regulares de las
líneas aéreas, es inevitable que la aparición de alguna lucecita poco
familiar en el cielo se convierta por arte de fe en una flota de
ganimedianos dispuestos a darnos un espectáculo de acrobacias aéreas.

Lo cual no quiere decir que las Alertas Ovni fuesen un fracaso, ni mucho
menos. Por un lado, en efecto permitieron avistar muchos ovnis: para los
inocentes testigos, el avión de Palma de Mallorca, el satélite pasando por
el cielo o Júpiter visto en una de esas noches en las que parece brillar más
que con fuerza, con insolencia, eran indudablemente objetos voladores no
identificados. Y para los más espabilados, para quienes sí que eran capaces
de identificar el vuelo de Iberia, la trayectoria del Skylab o la identidad
del gigante gaseoso, supuso un abrir de ojos: nada como escuchar a un
afamado investigador de lo paranormal explicando que en realidad aquellas
luces, a pesar de todo, eran platillos volantes, para darse cuenta de que le
están tomando el pelo a uno...

Pero todo pasa, y aquella moda también. El interés por los ovnis fue
sustituido poco a poco por el gusto por las supuestas filosofías orientales,
las terapias alternativas, las creencias "new age" y mil y una majaderías
que en el fondo son bastante similares a la fe platillista, pero que al
menos no exigían pasar una noche al raso mirando para arriba a ver si se
aparecía algún marciano. Las Alertas fueron languideciendo y pasaron a ser
una actividad marginal. Una antigualla.

Pero hete aquí que se nos aparece Iker desde su programa de radio "Milenio
 3" y decide resucitar el invento. ¡Y de qué modo! La Alerta del próximo 25
de junio no es una Alerta, es una MacroAlerta con toda la parafernalia y el
esplendor que exigen los nuevos "tiempos". Como explica en su página web
(http://www.ikerjimenez.com/) con su prosa y, sobre todo, su ortografía
inimitables, la Alerta va a ser una especie de espectáculo multimedia de
última tecnología, con no sé cuantos trillones de watios de luz y sonido
repartidos entre el camión de los "40 principales", las proyecciones de
vídeo, toda clase de conexiones digitales a Internet y "un sinfín de
sorpresas".

Y puede que las haya, sí. Luis Alfonso Gámez, desde su bitácora "Magonia"
(http://magonia.blogspot.com/) ha convocado un concurso de creación de ovnis
con los que amenizar la "noche mágica" de Iker. Una iniciativa divertida y
que sin duda tendrá éxito, aunque en la lista de correo que coordina el
concurso estén presentes varios ufólogos aficionados y que, es de suponer,
estarán preparados para ir corriendo a sus jefes a darles el chivatazo de lo
que allí se cueza. Pero no hay problema: si la ufología española ha sido
capaz de identificar como un aterrizaje ovni al avistamiento de una tienda
de campaña con un señor dentro (a la sazón, un cura) y cuenta como un
genuino encuentro en la Tercera Fase el hallazgo de un humanoide que resultó
ser un globito de feria (con la vera efigie del Ratón Mickey, para más
señas), no cabe duda de que muchos de los globos, luces estroboscópicas y
demás parafernalia de los participantes en el concurso colarán. Y que, más
aún, quedarán inscritos para siempre en los anales del fenómeno ovni.

Porque da igual: la Alerta de Iker Jiménez será un éxito. De hecho ya lo es,
incluso antes de haberse celebrado. Al fin y al cabo, el triunfo de Iker y
de los demás mercachifles de lo paranormal no está en poder presentar en
rueda de prensa a una pareja de venusianos, o demostrar científicamente la
telepatía, o en plantarse en el Museo de Historia Natural con un Yeti metido
en una jaula. Ni lo pueden hacer, ni lo esperan, ni les conviene (porque si
un misterio se aclara, deja de ser vendible como misterio). Nada de eso. Su
triunfo consiste en seguir abriendo brecha en la racionalidad, en ir
extendiendo poco a poco la superstición, la ignorancia y la memez. En seguir
ganando público para el Circo de lo Paranormal.

Y eso ya lo tienen garantizado. Para esta Alerta, Iker Jiménez cuenta con la
colaboración de la Cadena SER, esa poderosa emisora de radio que con
programas como Milenio 3 demuestra todas las semanas que la veracidad y el
rigor no son una actitud, sino una simple cuestión de imagen. Entre los
lugares donde se celebrarán las Alertas, Iker relaciona nada menos que al
Museo de las Ciencias de Cuenca, participación que si no fuera por lo tópico
de la frase podríamos comparar con eso de meter la zorra a cuidar de las
gallinas. Y la anunciada cobertura de medios de comunicación supuestamente
serios, algunos incluso públicos, proporciona suficiente propaganda como
para garantizar que algún pardillo más se enrole en las huestes de lo
irracional.

Y ya ven: todo eso, simplemente resucitando un invento más rancio que el
tebeo. Así que la pregunta es qué nueva estupidez rescatará Iker de su
particular "Túnel del Tiempo". ¿Nos hablará de las Caras de Bélmez? ¿Sacará
a colación las patéticas Piedras de Ica?

La solución, la próxima semana en su programa de humor favorito: el Circo
Volante de Misterio 3. En la SER. Que, ya saben, "informa".


--------------------

2. PSEUDOMEDICINAS EN ARAGÓN
Por José Luis Cebollada Gracia

Sobre las llamadas 'medicinas complementarias' y la propuesta de Yolanda
Echevarría, de Chunta Aragonesista, para ser financiadas por los dineros de
todos, el ciudadano José Luis Cebollada desea manifestar su opinión.

EL TÍTULO
No sé por qué motivo ha desaparecido de todos los medios de comunicación la
palabra Irak y ha sido sustituida por Iraq, también ha desaparecido el
nombre de 'medicinas alternativas' y ahora son complementarias, naturales...
El motivo de tal cambio de denominación es que nadie en su sano juicio
piensa que homeopatía, acupuntura.... puedan ser alternativas a casi nada.
¿No le pondría los pelos de punta a Yolanda Echevarría ver que se desmantela
una sección de medicina oncológica y se trata a pacientes de cáncer con
acupuntura, homeopatía o...? ¿Qué decir si tras aterrizar el helicóptero del
092 aparece un galeno cargado de agujas para recomponer las heridas y la
hipotermia del montañero accidentado?

ALOPATÍA/HOMEOPATÍA
Tiene toda la razón Yolanda Echevarría cuando argumenta que parte de la
aceptación de la homeopatía se debe al carácter intrusivo y violento de la
medicina. De hecho, en el momento que surgió quería dar alternativa a
tratamientos tan violentos como las sangrías con sanguijuelas, por ejemplo.
Sin embargo después de lo que ha llovido en medicina los tratamientos son
cada vez menos agresivos -lo menos agresivos posible-. Piense si no en una
intervención para extirpar la vesícula biliar (por ejemplo), antes se
practicaba con un corte en el abdomen y hoy se puede realizar por
laparoscopia, o la operación de miopía por láser, las piedras de riñón con
ultrasonidos o.

INFORMACIÓN VERAZ
Si deciden financiar la homeopatía tendrán que enviarnos al paro a mí y a
mis colegas, los profesores de química, puesto que el señor Avogadro queda
en ridículo: *en muchos de los preparados no hay ni una sola molécula de
principio activo*. Si uno lee las instrucciones para elaborar los
preparados, quizás reconsidere la postura de financiar con fondos públicos
tal práctica curativa. Hay preparados de una 'potencia' de C40, es decir:
tomar un preparado, disolverlo en 100 veces su volumen y agitar. Una vez
mezclado, tomar una pequeña muestra y volver a diluirla en 100 veces su
volumen, agitar y tomar una pequeña muestra... así 40 veces. El resultado de
semejante dilución es el que luego se vendería en farmacias y nosotros
deberíamos financiar. Hagamos cuentas: Dejo lo de C40 a un lado, porque es
difícil de imaginar y pongo un ejemplo más concreto. Un preparado C10 es
mucho más diluido que añadir *un frasco de tinta china en el agua que se iba
a trasvasar en un año desde el Ebro hasta la costa mediterránea.* Alguien
definió los medicamentos homeopáticos como: el azúcar más caro del mundo.

INTERESES DE LA INDUSTRIA
Habla Echevarría de los intereses de la industria farmacéutica y no puedo
dejar de darle la razón: cada vez que oigo en la prensa que en Formigal se
realiza un congreso médico no dejo de preguntarme qué parte de ese congreso
hemos financiado los contribuyentes a través del gasto en medicamentos. Sin
embargo, me gustaría indicar que los preparados homeopáticos son facilísimos
de preparar, pero su precio no se corresponde con esa facilidad. Aprovecho
para informarle que los medicamentos homeopáticos no están fabricados por
ninguna ONG, también hay una 'industria' detrás de ellos. Nombres como
Boiron, entre otros, no deberían resultar desconocidos a quienes hablan del
tema de la homeopatía.

AHORA UNA PREGUNTA POLÍTICA
Puesto que cada euro de presupuesto sólo puede gastarse una vez (perdón por
el perogrullo) ¿de qué partida presupuestaria propone detraer dinero para
financiar estas prácticas curativas? ¿Reducirá camas de hospitales ¿subirá
un céntimo la gasolina?

Y PARA TERMINAR UN POCO DE HISTORIA (de la ciencia, claro.)
Hace casi 200 años que el 'padre' de la homeopatía postuló sus principios y
hasta ahora no han sido admitidos por la ciencia médica, ¿por qué? ¿Por una
conspiración?

A mí me cuesta creerlo.

En estos últimos 200 años la ciencia ha acabado admitiendo ideas que ahora
nos parecen razonables, aunque en principio no eran sencillas de aceptar.
Ninguna tuvo que esperar un siglo para pasar a formar parte de la ciencia
oficial. Un tal Wegener dijo que los continentes estaban apoyados en unos
cimientos -ahora los llamamos placas- y que se movían. Idea difícil de
creer. Un tal Darwin dijo no sé qué de los monos y eso no había quién se lo
creyera; ahora sale en los libros de biología. También podríamos nombrar
Alberto (el hijo de los Einstein de Zurich) o a Dimitri o a. Pero quizás
sería más larga la lista de quienes propusieron teorías que acabaron siendo
desechadas, no por maldad, sino porque no aportaban nada a la ciencia del
momento.

Nada sería más beneficioso para la salud y las arcas de la sanidad pública
que los colores nos curaran, la orientación a favor del campo magnético
terrestre de la cama nos procurara un bienestar adicional, que el
diagnostico por el iris fuera eficaz y nos evitara el engorroso tubito con
la orina o el desagradable pinchazo para extraer sangre. Si así fuera, estas
prácticas se irían imponiendo como en su día se impuso la radiografía, la
resonancia o el escáner.

Mientras tanto sólo puedo decir que (la frase no es mía) *la que la única
alternativa a la medicina es. una medicina mejor.*


--------------------

3. BUENOS DÍAS, SÓCRATES. (Reflexiones de un filósofo sin estudios).
AUTOR: Juan Carlos Ortega
EDITORIAL: AGUILAR.

Con un espíritu escéptico y científico, en el libro se echan por tierra
algunos de los principales tópicos que todos escuchamos pronunciar a diario.
Sin ser un libro de aspiración científica académica (el autor es humorista
y, además, "sin estudios", como queda claro en el subtítulo), se denuncia,
utilizando el método científico, todos los embustes y tópicos que suelen
decirse en la vida cotidiana y en los medios de comunicación.

El libro se sirve de los grandes genios admirados por el autor para
despedazar los tópicos y frases hechas que utilizamos para describir el
mundo sin pensar demasiado.

Títulos de algunos capítulos:

- Galileo y los mensajes al móvil.
- Newton y la gente simpática.
- Carl Sagan y el pene.
- Aristarco de Samos y las miradas inocentes.
- Einstein y el telediario.

En sus páginas descubriremos que no son tan ciertas como creíamos algunas de
las ideas que escuchamos a diario. Pero eso no nos causará ninguna
decepción, pues, como afirma Juan Carlos Ortega: "La decepción no surge
cuando constatamos que el mundo es distinto al que siempre hemos imaginado.
La verdadera decepción sería descubrir que la realidad es tal como nos la
han explicado. Y, afortunadamente, las cosas siempre son de otra manera

BUENOS DÍAS SÓCRATES: Reflexiones de un filósofo con estudios.
Juan Carlos Ortega
Editorial: AGUILAR S.A. DE EDICIONES
ISBN: 8403095139


--------------------

4. LA FALACIA DE "POST HOC, ERGO PROPTER HOC"
Por Arturo Bosque

(Es contestación al mensaje de un amigo que cree haber curado "una ciática"
mediante homeopatía)

Experiencia por experiencia

En una ocasión, subiendo a los ibones del Anayet (ver el diario de mi bota,
http://abosque.webcindario.com/Bota/amibota.htm), sufrí un resbalón con tan
mala fortuna que mi rodilla hizo un "¡catracrec!" que me produjo un fuerte
dolor. Descansé más de media hora y, como se amortiguó mucho, seguí,
reconozco mi imprudencia, con la excursión. La bajada fue un calvario.
Cuando llegué al coche casi iba arrastrando los pies por el intenso dolor
que me producía la rodilla. Este dolor, al principio muy fuerte, se fue
atenuando al paso de los meses. Ciertos movimientos, sobre todo los
incontrolados,  reproducían la situación inicial. Así, mediante una especie
de ciclos observaba que la tendencia era de amortiguación. Aguanté; eso sí,
iba a natación y no dejé nunca de mover la articulación afectada. Pasados
casi dos años, no me duele nada y sigo haciendo excursiones tan o más duras
que la que me produjo el incidente.

No fui ni al médico, ni al fisioterapeuta, ni al naturista, ni al acupuntor,
ni al homeópata. El dolor, aunque duró un tiempo tan largo, al final
desapareció.

No hace falta ser un lógico matemático para deducir que, si hubiese ido 5
meses a cada "especialista" en este orden, se hubiese llevado el mérito el
homeópata. Pero si hubiese ido en otro orden hubieran triunfado el
acupuntor, el naturista, el fisioterapeuta o el médico.

La falacia de "post hoc, ergo propter hoc"

Tu experiencia, amigo, y la mía se anulan. El resultado es 1 a 1. ¿Qué
hacemos?

Al hombre en su evolución le ha ido muy bien asociar que, cuando una cosa
sucede después de otra, la primera es causa de la segunda. Y más si ésta
relación se repite. Todos tendemos a pensar automáticamente de esta manera
¿Pero eso es así? ¿Siempre que algo sucede tras una acción, ésta es su
causa? ¡Naturalmente que no! No pongo ejemplos porque todos hemos tenido un
montón en vuestra vida. Sin embargo nos cuesta mucho no caer en la falacia
"post hoc, ergo propter hoc". En la experiencia que he descrito arriba se
puede ver que, dependiendo del orden en que hubiese visitado a un
"especialista", la causa de mi cura se le hubiese atribuido a uno de los
cinco. (Unas buenas páginas sobre éste tema son éstas: Falacias y sofismas
(http://clientes.vianetworks.es/empresas/lua911/html/Bachi1/Falacias/falacia
.html) y Falacias lógicas (http://www.arp-sapc.org/alojadas/f6.html)

¿Es posible conocer cómo se concatenan causas y efectos?

Sí. Existe un método. Es el método científico. Las experiencias personales
no sirven, ni la tuya, querido amigo;  ni la mía. Podemos incurrir en la
falacia descrita o en otras.

En el caso concreto de las terapias, el método para descubrir la
concatenación de causas y efectos es el ensayo clínico. Se toma una
población lo más numerosa posible que tengan la misma enfermedad, por
ejemplo, "la ciática" que tú citas. Si se quiere saber los efectos de la
homeopatía, por seguir tu caso, a la mitad de los pacientes se les
suministra un producto homeopático y a otros un placebo (podría ser agua
pura). Todo esto se hace por el método que se llama doble ciego: ni los
pacientes ni el que reparte la medicación sabe si reciben (o suministran)
medicamento o placebo. Luego se hace un estudio estadístico. Lógicamente, si
la medicación es efectiva, los tratados con el producto en cuestión mejoran
con toda claridad frente a los tratados con placebo.

Existe una fundación, llamada Cochrane, que se dedica a estudiar ensayos
clínicos y que tiene como lema "medicina basada en la evidencia". Significa
que esta fundación intenta descubrir lo que cura de lo que no. Entra en la
página de Cochrane
(http://www.update-software.com/clibplus/clibpluslogon.htm), escribe en el
buscador "Homeopatía" y echa un vistazo. Yo no he encontrado ningún estudio
que avale su efectividad. Sólo he encontrado estudios que afirman su
ineficacia.

¿Nos alarmamos o no?

Si se llegara a la conclusión de que estas medicinas alternativas (para mí,
pseudomedicinas) no sirven para nada, algo de alarma social sí que se
debiera producir. Generarían a la sociedad incrementos de coste inútiles con
la entrada de acupuntores, homeópatas u otros "especialistas" en el sistema
sanitario.

Donde nos hemos de centrar es en si sirve o no sirve tal o cual terapia.
Fuera de la sanidad pública que cada uno haga de su capa un sayo. Tengo una
relación de 129 terapias que van desde las citadas hasta curarse por eructos
o excrementos de vaca. Todas ellas tienen seguidores acérrimos que afirman
con ejemplos concretos la bondad de su sistema. Busca en Internet y verás
maravillas.

Lo dicho, es una falacia él "sucede después de esto, luego es por esto"

Un abrazo

Arturo Bosque


--------------------

5. CARTA A LOS RESPONSABLES DE LA SERIE "HOSPITAL CENTRAL
Por Sergio Gil Abán.

"Estimados Señores:

Hasta el momento, la serie "Hospital Central" ha mantenido una aceptable
relación entre el problema de crear un guión atractivo y el de dar cierta
fiabilidad médica al mismo, pero en el episodio emitido el 25 de mayo de
2004, se ha perdido esa buena relación. En el mismo, un médico de origen
chino practicaba acupuntura a unos pacientes, con el beneplácito de todos
los médicos a los que se les consultaba, exceptuando uno, el cual ha sido
tildado de "cerrado de mollera", entre otras lindezas. Pues bien, por más
que la medicina oriental esté ganando las simpatías del mundo occidental y
por más que éstas medicinas sean menos agresivas y más baratas que la
medicina científica, su eficacia no ha sido aún demostrada y tienen en
contra muchos argumentos. La vida media de la población de China ha
aumentado considerablemente a raíz de la entrada en ese país de la medicina
occidental, por ejemplo. Nos ha costado doscientos años librarnos de
prácticas médicas inútiles como las sangrías, los tratamientos naturopáticos
y las curas espirituales. No lo echen ustedes a perder, por favor. Sería de
recibo que, en la próxima temporada, realizasen un programa informándose
debida-mente de la realidad de esas terapias que nada tienen de
complementarias, ni mucho menos de alternativas."

Sergio Gil Abán.


=== DOSSIER DE PRENSA ===============================================

1. ZOOLOGÍA FANTÁSTICA
(Artículo publicado originalmente en "La Opinión" de La Coruña)

El yeti, el monstruo del lago Ness, el chupacabras... Todos vuelven en
verano. El buen tiempo anima a los buscadores de animales fantásticos y hay
ofertas de viaje que incluyen el rastreo de especies legendarias. Décadas de
expediciones no han aportado pruebas serias de la existencia de estos seres,
algo que no desanima a los creyentes. Buena parte del negocio turístico de
algunas comarcas depende de que el enigma no decaiga

Las mejores serpientes de verano

Salvador Aguilella .A Coruña

Los hermanos de Jordi Magraner viajaron el mes pasado al valle de Chitral
(Pakistán) para intentar repatriar el cadáver del investigador español y
recoger su material de estudio. No consiguieron lo uno ni lo otro. "No os lo
llevéis -les dijeron-, para nosotros es como un dios". Pese a contar con
autorización oficial, no pudieron hacer nada. Ahí quien manda son los jefes
de la tribu. Jordi, asesinado hace dos años en circunstancias nunca
aclaradas, pretendía demostrar que el Yeti -el barmanu, en esta comarca- es
un descendiente del hombre de neanderthal.

El investigador había logrado algo casi tan imposible como encontrar al
Yeti: implicar a centros científicos en la financiación de su empresa. Tenía
suficiente prestigio como zoólogo adscrito al Museo de Historia Natural de
París para lograr su apoyo y se había convertido en una eminencia entre los
cientos de aventureros que recorren el mundo en busca de especies raras. Son
los adictos que abrazan de buena o mala fe la doctrina de la criptozoología,
un término que viene del griego y que significa "estudio de animales
ocultos". Cuando uno de estos hallazgos se acompaña de pruebas irrefutables
pasa, lógicamente, a formar parte de la ciencia. Pero hasta ahora, esto
nunca ha sucedido.

Historias sobre el Yeti circulan desde hace siglos entre los pueblos del
Himalaya. Antes de Jordi Magraner se han organizado ambiciosas expediciones
de búsqueda, entre ellas la protagonizada en vano por el Ejército soviético
a mediados del pasado siglo. El primer alpinista que alcanzó la cumbre del
Himalaya en solitario y sin oxígeno, Reinhold Messner, creyó encontrarse con
el abominable hombre de las nieves en 1986, y durante diez años estuvo
poseído por la pasión de encontrar a la esquiva criatura. En el año 2000,
Messner publica el libro Yeti. Leyenda y realidad, en el que concluye que
este homínido es en realidad "la suma de muchas y muchas leyendas y
cuentos".

Huellas de un gran bípedo en la nieve, fotos siempre borrosas y lejanas
originan hipótesis que acrecientan una historia en absoluto exclusiva del
Himalaya. Los norteamericanos tienen su propio Yeti. Es el big foot, el
"pies grandes" recreado, como no, por Hollywood en películas para el caso y
en el protagonista más peludo de la serie La guerra de las galaxias. Es el
aspecto más veces descrito por cientos de testigos sin pruebas y el que
tenía la criatura exhibida por ferias del norte de Estados Unidos en los
años sesenta del pasado siglo.

El espectáculo consistía en un bloque de hielo en cuyo interior había un
homínido de dos metros de estatura. Buscadores de monstruos como Heuvelmans
y Sanderson concluyeron sin dudar que se trataba de un descendiente del
neanderthal que había sobrevivido hasta el siglo XX. La historia empezó a
derretirse cuando una sociedad científica manifestó su interés por analizar
el cuerpo. Frank Hansen, el feriante, dijo que había devuelto la criatura a
su propietario, un millonario, y que lo que entonces exhibía era una
réplica. Nunca más se supo del original. Muchas dudas pesan también sobre
una película de sesenta segundos de duración en la que aparece el popular
big foot correteando por un bosque. Y más desde que uno de los testigos de
esta grabación de 1967 en un bosque de California, Bob Heironimus, confesase
hace dos años: "Yo era pies grandes". Ya era hora de que se supiese que era
una mentira".

Circulan historias de yetis en Oceanía, África y hasta en los Pirineos. En
una pequeña aldea aragonesa, Lafortunada, viven personas que afirman haber
visto un gigante cubierto de pelo. Le llaman Basajarau y también Crepazero,
y es una historia que entronca con leyendas de gigantes en esta comarca de
las que hay constancia escrita desde hace más de mil años y que los vecinos
gustan de relatar a los muchos turistas que acuden a tan bonito paraje.

La criatura fantástica de los Pirineos aragoneses está muy lejos de alcanzar
la fama del monstruo del lago Ness, y los vecinos de esta comarca escocesa
tratan por todos los medios de que siga siendo así. Buena parte de la
economía local depende de los miles de turistas que cada año llegan hasta
allí con la esperanza de encontrar a Nessie, el nombre cariñoso con el que
se le conoce. Desde que en 1934, el médico Kenneth Wilson obtuvo la foto de
algo que podría ser un animal prehistórico su popularidad no ha dejado de
crecer. Hasta tiene club de fans.

En las tiendas que rodean el lago se pueden encontrar todo tipo de artículos
que reproducen la imagen de un plesiosaurio, especie que se supone
extinguida desde hace 65 millones de años. Pocos reparos se pueden poner a
un viaje a Escocia que incluya la ilusión de encontrar un dinosaurio y, de
no ser así, llevarse algún recuerdo, pero ningún respeto merecen los
criptozoólogos que insisten en la existencia de tan descomunal animal.

Para que una especie sobreviva son necesarios al menos un centenar de
ejemplares. Lo dicta la genética, así que no estamos hablando de un fósil
viviente sino de decenas de nessies chapoteando por un lago estrecho de
cuarenta kilómetros de largo. Tendrían que alimentarse de toneladas de peces
que no existen en estas aguas, y los organismos microscópicos que habitan en
la oscuridad total de su fondo serían insuficientes hasta para uno sólo de
estos animales que, supuestamente, pesa toneladas.

La foto más famosa de Nessie, la primera, era considerada la prueba más
concluyente de la existencia del monstruo. Hasta que en 1994, una de las
personas que fueron testigos de la toma de la imagen confesó que el
dinosaurio era un muñeco encima de un flotador. Fue la broma de un
periodista al rotativo del que había sido despedido.

Esta revelación no hizo menguar la afluencia de turistas. En realidad, los
comerciantes que viven de la leyenda de Nessie están más preocupados por la
competencia en otros puntos del planeta. La cuenca del Congo alberga el
mokele-mbembe, un reptil del tamaño de un elefante y las cumbres andinas son
señaladas por algunos testigos como el refugio de nauhelito, otra bestia
prehistórica.

Varias expediciones para capturar a estos animales han resultado inútiles. Y
quizás sea mejor así. También las economías austral y congoleña tienen
derecho a sacar algo en limpio de las serpientes de verano.

URL: http://www.laopinioncoruna.com/corhoy/sociedad/6sociedad.html


--------------------

2. TRÁFICO DE ÓRGANOS, LA LEYENDA
Por Jorge Alcalde
(Artículo publicado originalmente en "Libertad Digital")
Noticia enviada por Gonzalo Lumbreras

La pseudociencia siempre está al acecho. Anda agazapada y sigilosa,
escondida en los aledaños de la divulgación y el periodismo, a la espera de
hincar el diente a su presa. Ésta suele ser un periodista poco experto, un
investigador con graves carencias de escepticismo o un espectador
excesivamente absorto.

En ocasiones, la falacia es demasiado evidente: ese presentador que intenta
convencernos con espuria erudición de que las Caras de Velmez son
representaciones de un ente ectoplasmático; ese socorrido documental sobre
la "demostración científica" de un aterrizaje alienígena, esa bruja que nos
deleita el viernes con nuestro porvenir amoroso para el fin de semana. Pero
en otros casos la pseudociencia se esconde con sutileza en piezas de
aparente rigor. Y, entonces, no hay quien la pille.

Esta misma semana, el programa de la televisión pública Documentos TV ha
emitido un espeluznante reportaje de investigación sobre el tráfico de
órganos humanos. Ante los ojos del espectador, aparecían con trepidante
ritmo narrativo los testimonios extraídos a punta de cámara oculta de niños
y adultos envueltos en el comercio de riñones. El periodista, haciéndose
pasar por un supuesto cliente, llega a contactar con una familia dispuesta a
ceder a uno de sus hijos a cambio de 70.000 euros. Pocas pegas podrán
ponerse al trabajo emitido, salvo que no demuestra nada. O, mejor dicho, que
no ofrece ninguna prueba suficientemente contundente como para compensar las
numerosas inconsistencias que presenta el mito del tráfico de órganos
humanos.

Un simple rastreo en Internet sobre el tema servirá para encontrar
centenares de referencias a una de las leyendas urbanas más propias de
nuestra edad contemporánea. Desde el turista desprevenido que, tras tomar
unas copas con una bella nativa, se despierta metido en una bañera de hielo
y sin riñón, hasta el millonario estadounidense que recorre el Tercer Mundo
en busca de un niño parecido a su hijo para proponerle la compra de una
víscera vital. La cantidad de testimonios y la aparente lógica de la
desesperación humana (sobre todo cuando se trata de salvar la vida de un
hijo) dotan a estas historias de una emotiva credibilidad. Pero, más allá de
eso, resulta imposible encontrar entre la comunidad científica, las
autoridades sanitarias, los expertos en trasplantes y la policía una opinión
crédula al respeto. Es más, es absolutamente unánime la advertencia de que
la creación de redes internacionales de comercio de órganos vivos es poco
menos que imposible.

El mito de la amputación involuntaria es casi tan viejo como la literatura.
Pero su versión más moderna, convertido en violación quirúrgica, cobra
fuerza tras el estreno en 1978 de la película Coma, basada en un guión  de
Michael Crichton y Robin Cook, en la que un equipo de perversos médicos
extrae órganos sanos de pacientes comatosos. Desde entonces, no han dejado
de aflorar truculentas historias de trasiego de vísceras. Junto a ellas,
aunque de manera más tímida, tampoco ha dejado de oírse la voz de
autoridades en la materia advirtiendo de la falsedad de tales relatos. Poco
después de aparecer en la prensa Mexicana la noticia de que el tráfico de
órganos podría ser la causa de la extraña desaparición de docenas de
jovencitas en el estado de Chihuaha, la Comisión Nacional de Trasplantes del
país elevó una nota en el la que negaba tal posibilidad. Lo mismo ocurrió
una y otra vez en Estados Unidos, Canadá, China y Europa.

¿Pero es que no es posible que existan mafias dedicadas a tan horrendo y
lucrativo menester? La respuesta más racional es sí: es posible que existan,
igual que es posible que una mujer meta a su perro en el microondas para
secarle el pelo, que un terrorista arrepentido avise a una joven que acaba
de encontrar en el autobús de que se prepara un atentado masivo en El Corte
Inglés y que una cría de cocodrilo abandonada termine poblando el
alcantarillado de Nueva York con una familia de reptiles hambrientos. Todo
ello dista de ser imposible, pero no ha ocurrido.

Técnicamente, la creación de un red de trasplantes eficaz escapa a los
recursos de cualquier mafia tercermundista. La donación y recepción de
riñones es un proceso demasiado complejo como para que tenga lugar en el
garaje de una casa de Bombay. Para empezar, el valor de mercado de un órgano
libre es cero. De nada sirve un riñón al que no se han realizado,
previamente a su extracción, complicadísimos análisis de
histocompatibilidad. Un tejido humano no es como el motor de un coche, no
puede comprarse libremente y probar luego si funciona. Así que sólo hay dos
causas que justifiquen la presencia de supuestos clientes buscando órganos
en las plazas de Turquía (como mostraba el programa de televisión). O han
sido engañados por una red de estafadores que se aprovechan de su
desesperación, o son falsos. La extracción de un órgano tampoco es moco de
pavo. La operación puede durar entre seis y ocho horas y requiere un equipo
mínimo de diez personas muy especializadas. Es imposible reunir masivamente
este tipo de personal cualificado sin dejar rastro. Aun así, si se
consiguiera la extracción, el riñón robado ha de ser sometido a un proceso
químico de criopreservación que requiere materiales muy difíciles de
obtener. El seguimiento de los compuestos utilizados para la conservación de
órganos es exhaustivo, casi tanto como el de la dinamita. Sólo especialistas
autorizados tienen acceso a ellos, por lo que la pista del supuesto crimen
sería muy fácil de trazar.

Para colmo, estos órganos tienen que ser implantados en un plazo no superior
a dos días y el paciente receptor ha de ser sometido a un control médico
tremendamente especializado tras la intervención. En muchos casos, incluso
necesita seguimiento médico de por vida. ¿Quién va a hacer este seguimiento
una vez regresado a su país? ¿Creen que le sería fácil al comprador ilegal
de órganos encontrar un doctor que aceptara cuidar su nuevo tejido de por
vida sin preguntar siquiera "y este riñón dónde se lo ha encontrado"? Los
detalles técnicos son muy esclarecedores, pero todavía lo es más la simple
invocación al sentido común. ¿No es extraño que sólo se trafique con riñones
y otros tejidos no imprescindibles para la vida? Parece que las malvadas
mafias del trapicheo de vísceras, una vez tienen un cuerpo abierto en canal
en la mesa de operaciones, se encargan de sacar sólo lo prescindible sin
pensar en el "negocio" que podrían hacer con corazones, hígados o pulmones.
Es más, tienen cuidado de dejar viva a su víctima con una gran cicatriz en
el costado para que sirva de prueba incriminatoria andante.

No es extraño, también, que un padre desesperado recorra medio mundo para
encontrar un órgano con que salvar a su hijo y, una vez hallado, se preste a
que el crío sea operado quién sabe en que infecto cuchitril a manos de quién
sabe qué curandero? ¿No sería más fácil adoptar al donante, llevárselo a su
país y realizar la operación en condiciones?

Por más que uno se empeña en buscar algún indicio razonable, documentales
como el de esta semana sólo demuestran dos cosas: que hay mucha gente
desesperada, propiciatorias víctimas de los estafadores y que hay mucha
gente terriblemente pobre capaz de vender a su hijo por un puñado de
dólares. Pero la demostración de que exista oferta de órganos no demuestra
que exista realmente tráfico de los mismos. Estas familias en las que la
necesidad ha borrado el mínimo resto de escrúpulo serían capaces de vender
sus vástagos a un comando de científicos extraterrestres. ¿Existen, por
ello, los científicos extraterrestres?

Parece más lógico buscar explicaciones más sencillas al asunto. La madre que
asegura que a su hijo le falta un riñón desde hace unos años es probable que
ignorara que su hijo ya había nacido sin riñón. El hombre que ofrece a una
criatura de 12 años para que le operen sin piedad es probable que lo único
que busque es un anticipo jugoso del trapicheo para salir corriendo con su
niño en busca de otro incauto. En el fondo, esta suerte de tocomocho médico
sería realmente tierna si no deviniera dramática.

Y es que la leyenda urbana dista mucho de ser inocua. Varias asociaciones de
enfermos y donantes, médicos expertos y organismos sanitarios
internacionales han alertado de que la proliferación de estos mitos está
erosionando la imprescindible confianza de la ciudadanía en el sistema
sanitario. Pocas entidades hay más prestigiosas y mejor organizadas que las
redes de donación de órganos. ¿Qué consecuencias puede traer echar si quiera
una pequeña mácula sobre su trabajo?

La emisión de este tipo de documentales no está exenta de responsabilidad.
Pero no es lo peor. El 14 de septiembre de 1993, el Parlamento Europeo
adoptó una resolución sobre la Prohibición del Comercio de Órganos para
Transplante. El texto requería "una acción que ponga fin  a la mutilación y
asesinato de fetos, niños y adultos en ciertos países en vías de desarrollo
con el propósito de obtener órganos para transplante". La resolución es un
prodigio de dislates. Se mezclan legislaciones sobre el uso de tejidos de
neonatos con leyes que permiten la venta de órganos bajo control médico en
países como India. Y a ello se añade la inconsistente amenaza de una red de
tráfico ilegal de vísceras. En aquel entonces, Rafael Matesanz, a la sazón
coordinador de la Organización Española de Transplantes y una de las máximas
autoridades mundiales en la materia, no tuvo por menos que alzar la voz: "La
referencia a rumores en un documento oficial avalado por el Parlamento
Europeo es totalmente impropia de instituciones como ésta. En el fondo está
dando a entender que tales rumores están confirmados".

La difusión acientífica de este tipo de bulos sólo beneficia a un grupo de
personas: los estafadores que hacen su agosto a costa de la ignorancia de
muchos. Ilegalizar algo que no existe no hace más que aventar el deseo de
sacar partido en las cloacas de la inútil ley.

Se trata, pues, de otra gloriosa aportación a la ciencia de este Parlamento
Europeo que ha mantenido durante lustros una irracional moratoria a los
productos transgénicos o que ha solicitado investigar sobre la supuesta red
de espionaje Echelon. No está de más saberlo, ahora que andamos a punto de
conceder con nuestro voto un codiciado escaño y una desahogada minuta a unas
cuantas docenas de conciudadanos para que nos representen en el ágora
continental.

URL: http://revista.libertaddigital.com/articulo.php/1276224570


--------------------

3. VEO, VEO, PETARDEO
Por Javier Armentia
¿Existen mentes prodigiosas? Puede, pero desde luego ninguna de ellas es
capaz de adivinar el futuro

¿Mentes prodigiosas? Jorge Astyaro es mentalista, practica una forma de
ilusionismo -o magia- mediante la que, aparentemente, es capaz de provocar
sucesos prodigiosos como adivinar lo que se piensa, predecir que algo va a
suceder, doblar cucharas, llaves o lo que sea menester. El mentalismo
requiere técnica, porque utiliza las flaquezas humanas -las expectativas, la
credulidad, la distracción...- y muchas habilidades bien aprovechadas para
conseguir lo que, racionalmente, no ocurre normalmente.

Cazadores cazados
Muchos otros mentalistas son, además, escépticos militantes: son perfectos
conocedores de todas esas técnicas y, por tanto, los que mejor están
adiestrados para descubrir cuándo una persona que dice tener "poderes
paranormales" hace trampa. Sin duda, el más conocido de todos es James "El
fabuloso" Randi, quien desde hace más de treinta años se ha dedicado a
desenmascarar a muchos charlatanes. Fue él quien puso en evidencia cómo para
conseguir los soprendentes fenómenos telequinésicos -el poder de la mente
sobre la materia- de Uri Geller sólo había que usar de forma adecuada una
serie de trucos.

Y fue él quien consiguió descabalgar una delirante y aparentemente
científica investigación sobre poderes sobrenaturales pagada por el
empresario aéreo McDonnell, introduciendo, de tapadillo, a dos aficionados
al ilusionismo en el laboratorio donde se hacían las pruebas. Los
parapsicólogos y científicos que los habían diseñado nunca llegaron a darse
cuenta de que estaban siendo engañados por dos quinceañeros avispados. Y eso
que tenían orden de, si alguien les preguntaba ¿estáis haciendo trampa?,
confesarlo inmediatamente. Nadie les preguntó, tan contentos estaban de
obtener buenísimos resultados.

Desde hace 10 años, Randi ofrece la cuantiosa suma de 1 millón de dólares a
quien consiga demostrar un fenómeno paranormal. A Randi le encargó la
revista Nature analizar los posibles errores (o engaños) del equipo que,
dirigido por Jacques Benveniste, había publicado un artículo en la revista
que parecía demostrar la eficacia de la homeopatía. Errores que salieron a
la luz con la investigación adecuada. Porque, a veces, la ciencia se viste
de pseudociencia. Este gran ilusionista mantiene una organización desde la
que se dedica a criticar racionalmente y desenmascarar pseudociencias, y
organiza periódicamente cursos de pensamiento crítico, a los que asisten
desde científicos a mentalistas convencidos.

En el caso de Astyaro, sin embargo, él pretende que hay algo más. Y eso,
aparte de la posibilidad de conseguir fama y dinero, le hizo participar en
el programa de televisión que emitió entre marzo y abril Antena 3, titulado
"El castillo de las mentes prodigiosas". Junto a él, conocidos
"tele-videntes" -nada que ver con el espectador de televisión, sino con
quienes se las dan de videntes psíquicos y viven de salir en los programas
televisivos-, como la pitonisa Lola y el inefable Paco Porras.

Un fiasco anunciado
En "el castillo" había de todo: un astrólogo y sanador reiki, santeros,
videntes -entre ellos un autoproclamado "ser divino"-, brujas más o menos
satánicas, un "brujo celta", e incluso la pretendida hija de Kennedy y
Marilyn -ahí queda eso. Ninguno de ellos llegó a predecir que el programa,
de la factoría de éxitos Gestmusic Endemol, iba a ser apresuradamente
retirado. De hecho, todos dijeron que iba a ser un completo éxito. Sus
estrafalarias vestiduras, algo que parece obligado para conseguir un cierto
aire sobrenatural, quedaron finalmente como lo único prodigioso en un
espectáculo de reality show (más bien surreality show) al uso de estos
tiempos.

Nunca llegaron a demostrar sus poderes y, para colmo, ganó Astyaro: el que
mejor hacía sus trucos - aunque trucos al fin y al cabo. El programa incluía
un tribunal, en el que participaba el autor del artículo, pero que poco
podía hacer ante la completa ausencia de fenómenos prodigiosos por parte de
los concursantes. En "el castillo" sólo se veía la constatación de aquello
que dijo Marco Tulio Cicerón: "Me extraña que un adivino no se ría cuando ve
a un colega". Ellos no sólo se reían, sino que se tiraban los trastos.

Pruebas irrefutables
Podrían haber intentado, por ejemplo, apostar con sus poderes en Bolsa. Y
que se compararan sus predicciones con las de un experto en el tema y con
otras realizadas al azar. Algo como lo que hizo el psicólogo británico
Richard Wiseman en 2001 con una astróloga, una niña de 4 años -que elegía
tirando unos dados- y un broker. En las semanas del experimento todos
perdieron: la niña la que menos, luego el experto... y la que menos acertó
fue la astróloga. ¿La engañaron las estrellas? No, porque la astrología
simplemente no funciona, como a menudo ha sido demostrado. Las fluctuaciones
a corto plazo de un mercado complejo como el bursátil son, simplemente,
impredecibles.

Wiseman también comprobó que las experiencias fantasmales suelen tener
causas muy mundanas. En el palacio de Hampton Court, en Londres, se dice que
aún habita el fantasma de Catalina Howard -quinta esposa de Enrique VIII,
decapitada por adulterio en 1542-. Wiseman y su equipo descubrieron que las
múltiples percepciones extrañas de las personas que se sometieron a sus
experimentos se producían por cambios de luz, de temperatura o, simplemente,
por corrientes de aire. Una vez más, nada fantasmal.

¿Podemos predecir el futuro, leer otras mentes, ver lo que no podemos ver o
actuar mentalmente sobre los objetos? A veces la gente acierta la primitiva;
otras conseguimos anticipar las acciones de los demás; en ocasiones tenemos
buenas intuiciones y, muchas otras, tendemos a pensar que los hechos
casuales están conectados. Así que la respuesta debería ser afirmativa.
Pero, atención, todo ello sin invocar poderes sobrenaturales. Las "mentes
prodigiosas" de los charlatanes lo son, sólo, porque consiguen vivir tan
fácilmente del engaño.

¿Y por qué a mí me funciona?
Por supuesto, hay muchos más videntes que los que salen en la TV. Y si los
ha habido siempre, uno puede pensar, será porque funciona. En efecto, lo que
funciona es un negocio que se aprovecha de la ingenuidad de las personas y
de cómo nos gustaría que todo nos fuera bien, saber qué nos depara el
futuro, o estar libres de las enfermedades. Los charlatanes de todo tipo
saben que sus clientes son siempre agradecidos, porque esperan mejorar (si
estuvieran perfectamente, no irían).

Pero además, la psicología explica cómo en esas consultas el cliente tiende
a interpretar y personalizar lo que no son sino vaguedades. Por ejemplo,
imagine Vd como lector que acabo de ver lo siguiente sobre usted, gracias a
mis poderes: "es usted una persona a la que le gusta que sus opiniones se
tengan en cuenta. Y a veces, a menudo, siente que no es así. Se rebela unas
veces, aunque en otras ocasiones las convenciones le atan".

¿Ha pensado mientras leía esto en la última vez que le pasó algo así? Muy
probablemente: todos lo hacemos. El texto es, sin embargo, tan vago que,
como un chicle, se nos puede adaptar a cualquiera. En una consulta,
posiblemente, el cliente ya habría comentado algo como "sí, mi hermana...".
Y, no le quepa duda, el vidente habría comenzado a hablar de su hermana,
sorprendiendo al cliente que ni siquiera se había dado cuenta.

Si a esas pistas declaradas añadimos que se pueden leer los signos externos
del lenguaje corporal (lo que se llama en mentalismo "lectura fría"), junto
con la propia liturgia de las consultas paranormales, es fácil entender cómo
cualquier persona, con un poco de habilidad, acaba demostrando sus poderes.
Y, curiosamente, muchos videntes acaban creyéndoselo ellos también.

URL: http://javarm.blogalia.com/


--------------------

4. ENTREVISTA A FELIX ARES DE BLAS
Presidente de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Critico
Por J. Armentia
Si existiese la telequinesia, la tendríamos todos

Usted pertenece a una asociación de escépticos. ¿Qué es el escepticismo?
Somos una sociedad para el avance del pensamiento crítico, y somos
escépticos en el sentido griego de la palabra, en el sentido de la duda
razonable.

¿Cree que es posible la existencia de mentes prodigiosas?
No. Si existieran habilidades como la telequinesia, ya las tendríamos
incorporadas, pues suponen una ventaja biológica. A lo largo de la evolución
hemos aprendido a hablar porque era una ventaja, ¿no? Pues con esto habría
ocurrido lo mismo, hablamos de temas muy antiguos. Además, en todo el tiempo
que se conocen, no se han registrado nunca pruebas o evidencias de su
existencia.

De los casos que ha analizado su asociación, ¿cuáles le han llamado más la
atención?
Hemos trabajado en muchos casos. Quizá uno llamativo fue el de un hombre de
Bilbao que aseguraba ser capaz de trasladar sus pensamientos a la pantalla
del televisor. Esto es: penaba algo y, tal cual, se reflejaba en su
televisor. Estuvimos tardes enteras en su casa haciendo pruebas, y nunca
vimos tal poder. Sin embargo, él decía que, cuando nos íbamos, su "poder"
volvía.

Y la adivinación, ¿cómo se puede comprobar?
En el año 90 recopilamos una serie de adivinaciones de supuestos videntes, y
pedimos a todos nuestros asociados que realizaran las suyas propias. Quien
más acertó fui yo, y eso tiene una explicación clara. Yo dije que se
produciría un accidente de avión en una ciudad grande del hemisferio norte,
el 17 de marzo, en el que morirían 46 personas. Y sucedió. Simplemente
utilicé la probabilidad: hay muchas más ciudades grandes en el hemisferio
norte que en el sur, los accidentes aéreos se dan en el despegue o
aterrizaje, en días de niebla (marzo es el mes con más niebla), y en el 90%
de los accidentes mueren en torno a 46 personas.

¿Cree que quienes dicen poseer o haber presenciado hechos paranormales lo
hacen de mala fe?
En el caso de quienes presencian hechos paranormales, se trata de
percepciones erróneas de la realidad. En cuanto a la adivinación son claros
engaños: simplemente, se utilizan habilidades psicológicas o técnicas para
acercarse a la realidad del cliente en cuestión.

URL: http://javarm.blogalia.com/


--------------------

5. ALERTA PSEUDOCIENCIA
Por José Luis Calvo
(Artículo publicado originalmente en "Clio")

¿Debería sentirme extrañado al saber que su cadena de radio patrocina una
actividad como una "Alerta OVNI"? Ignoro si ésa es su pretensión, aquello
tan rancio de "épater le bourgeois", pero me temo que las "Alertas" no
consiguen ni siquiera eso. Ya han pasado 25 años desde que Vds. comenzaron
con estas actividades a través de su programa Medianoche que presentaba
Antonio José Alés. En ese tiempo, al igual que en los años transcurridos
desde el considerado como primer avistamiento OVNI en 1947, una parte de la
Ufología ha sido incapaz de presentar pruebas de su más conocida afirmación,
que los OVNIs son naves extraterrestres. Sin embargo, en ese lapso sí han
sucedido muchas cosas que, al menos de forma parcial, han transcendido a la
opinión pública.

Por ejemplo: "Y uno conoce un día a Antonio José Alés, aquel fantástico
profesional de la radio, de voz grabe y tono pausado, que tantas noches de
fantasía y misterio nos obsequio a todos. Y, entre copa y copa, el
legendario autor de las "Alertas OVNI de la SER", le confiesa que no cree en
los OVNIs, ni en el más allá, ni en los fantasmas. ni en nada de lo que
cuenta. Y uno se contagia de aquel desencanto, porque descubre que aquellos
fantásticos relatos nocturnos, que creía informes sobre auténticos casos
reales, eran solo eso, relatos fantásticos. Al menos para su autor, que se
justificaba con un "a mi edad, no me voy a poner a hacer radio deportiva, y
esto me da para vivir"." ¿Les suena? ¿No? Pues es un fragmento de un
artículo de D. Manuel Carballal titulado "La prostitución del periodismo
paranormal" que pueden encontrar íntegro en la siguiente dirección:
http://www.ctv.es/USERS/xfiles/xfiles/par005.htm

Creo que deberán reconocer que no resulta presentable que una persona que no
cree en OVNIs se dedique a fomentar una actividad consistente, precisamente,
en localizar UFOs en los cielos de España. La razón para ese contrasentido,
según reconoce el propio interesado, nada tiene que ver con el encontrar las
pruebas necesarias para validar una teoría sino con la mera recompensa
económica. Como participante en aquellas "Alertas" debo confesar que me
siento engañado por ello.

Sin embargo, no interpreten esta carta como un intento de que no se lleve a
cabo esta "Alerta". Nada de eso. Como cadena privada que son, no voy a
criticarles por ganar dinero que, a fin de cuentas, es su objetivo. No
obstante, parece que están Vds. obviando que también son un servicio
público. Como tal tienen varias obligaciones, la de reflejar la pluralidad
de la sociedad española les ampara a la hora de programar este tipo de
actuaciones, pero si me quedara en ese punto estaría omitiendo algo que
también es importante. Permítanme que les cite un párrafo del "Libro de
estilo" de El País, diario que pertenece a su mismo grupo empresarial y que,
por tanto, supongo que también se consideran Vds. obligados a observarlo:
"En los casos conflictivos hay que escuchar o acudir siempre a las dos
partes en litigio." Lo dice en la Sección 1: Normas generales, apartado 2.12
y se reitera en la Sección 3: Tratamiento de la información, apartado 1.23
como pueden comprobar en:
http://www.estudiantes.elpais.es/EPE2002/libroestilo/indice_estilos.htm.

Obviamente eso me lleva al objetivo de esta carta, ¿piensan Vds. aplicar esa
norma de estilo? ¿Van Vds. a consultar a "la otra parte"? Porque, por si lo
ignoran, junto a la Ufología que cree en los OVNIs como naves
extraterrestres existe otra Ufología que no acepta tal afirmación por falta
de pruebas. En el caso de que Vds. desconocieran ese extremo, les doy un par
de direcciones: Fundación Anomalía (http://www.anomalia.org) y ARP-Sociedad
para el Avance del Pensamiento Crítico (http://www.arp-sapc.org). Si
necesitan nombres propios éstos tampoco faltan: Félix Ares, Luis Alfonso
Gámez, Javier Armentia, Luis R. González Manso, Vicente-Juan Ballester
Olmos, Ricardo Campo Pérez... podrían dar el contrapunto a su "Alerta" en
busca de supuesta naves extraterrestres.

No obstante, temo que no esté en sus planes el hacer nada de esto. ¿Por qué?
Mantienen Vds. en su programación el espacio Milenio 3 presentado por D.
Íker Jiménez (http://www.cadenaser.com/programas.html?anchor=serpromi3)
¿Cuándo se han preocupados Vds. de recurrir a la otra parte en conflicto
ante las afirmaciones que se vierten en dicho programa?

Evidentemente es su elección el hacerlo así o no, pero si continúan como
hasta la fecha, por favor, después no pretendan Vds. que la suya es una
cadena que elabora unos contenidos informativos serios e imparciales porque
estarán cumpliendo al pie de la letra el viejo aforismo latino: "Pecunia non
odet".

URL: http://www.blogia.com/clio


--------------------

6. CREE EL 25 DE JUNIO UN OVNI EN LOS CIELOS DE ESPAÑA: PARTICIPE EN EL
PROYECTO MAGONIA
Por Luis Alfonso Gámez
(Artículo publicado originalmente en "Magonia")

¿Quiere poner a prueba la fiabilidad como testigos de los aficionados a los
platillos volantes y la sagacidad como investigadores de los ufólogos? Si es
así, y le apetece además pasar un buen rato, le animo a participar el 25 de
junio en el Proyecto Magonia, una iniciativa paralela a la 'Alerta ovni'
organizada en España por Iker Jiménez y la Cadena SER. En enero de 1979, un
grupo liderado por Félix Ares, actual presidente de ARP-Sociedad para el
Avance del Pensamiento Crítico, demostró la tendencia del público a ver en
el cielo cosas sorprendentes y la de Juan José Benítez a entrevistar a
testigos inexistentes y a tomar un juego de focos por una portentosa nave
extraterrestre. La iniciativa fue bautizada como Proyecto Iván, por el
nombre de la cafetería donde se planificó el experimento, que en aquella
ocasión requirió de una campaña previa de motivación y sensibilización de la
prensa. Veinticinco años después, el Proyecto Magonia intentará comprobar
cuán fiables son tanto los testigos como los ufólogos y quien mejor lo haga
será premiado con un lote de libros y revistas sobre la materia.

El experimento se hará la noche del 25 de junio, cuando centenares de
personas saldrán al campo a ver ovnis animadas por el programa 'Milenio 3',
de la SER. Como el público ya ha sido convocado, quienes participen en el
Proyecto Magonia sólo tendrán que centrarse en la creación de estímulos, de
falsos ovnis. Cada individuo o equipo podrá usar para ello lo que
quiera -luces de coche, focos, globos iluminados, fotos y películas
trucadas...-, actuar desde donde guste y alertar o no de la presencia del
extraño objeto a sus víctimas potenciales, pero siempre deberá evitar que
sus acciones provoquen directa o indirectamente daños a personas y bienes.
Los fabricantes de falsos ovnis que quieran sumarse al Proyecto Magonia
tendrán que hacer un seguimiento de sus platillos volantes en los medios de
comunicación, desde la SER esa misma noche hasta las revistas esotéricas en
los meses siguientes.

A la hora de decidir el ganador, el jurado primará el informe más completo.
El trabajo ideal deberá incluir la descripción del ovni facilitada por los
testigos, su interpretación de los hechos, si medios de comunicación y
ufólogos se hicieron eco del fenómeno -y de qué modo-, lo que realmente era
y cómo se diseñó el estímulo. Cada individuo o equipo podrá documentar en
vídeo y audio, con fotografías, planos y esquemas, y -si es preciso-
mediante la intervención de un fedatario público, la paternidad del falso
ovni. El informe se mandará en formato electrónico a Luis Alfonso Gámez -en
caso de que por su volumen el envío resulte imposible, el concursante
colocará el material en una web donde podrán examinarlo los miembros del
jurado- antes del 30 de septiembre de 2004. El fallo del jurado, cuya
decisión será inapelable y que podrá declarar el premio desierto, se
publicará en ésta y otras webs el 30 de octubre.

Los miembros del jurado serán Alejandro C. Agostinelli, periodista y editor
de Dios!; Félix Ares, divulgador científico; Julio Arrieta, historiador y
periodista; Alejandro J. Borgo, periodista y director de la revista
'Pensar'; José Luis Calvo, historiador y responsable de 'El Triunfo de
Clío'; Luis R. González, ufólogo y periodista científico; y Heriberto
Janosch, psicólogo y fundador del Centro Argentino para la Investigación y
Refutación de la Pseudociencia (CAIRP). El premio consistirá en un lote de
libros donado por el responsable de 'Magonia' y compuesto por: 'Ovnis: el
fenómeno aterrizaje' (1978), de Vicente-Juan Ballester Olmos; 'Incidente en
Manises' (1980), de Juan José Benítez; 'El incidente' (1980), de Charles
Berlitz y William Moore; 'Ovnis: enigma del espacio' (1980), de Eugenio
Danyans; 'Ovnis y agujeros negros' (1981), de Màrius Lleget; 'Objetos
desconocidos en el cielo' (1961), de Antonio Ribera; 'Pasaporte a Magonia'
(1969), de Jacques Vallée; el 'Diccionario temático de ufología' (1997), de
la Fundación Anomalía; y una colección completa, en formato digital, de la
revista 'El Escéptico'.

URL:
http://magonia.blogspot.com/2004/06/cree-el-25-de-junio-un-ovni-en-los.html

NOTA DE LA REDACCIÓN. El artículo cuenta con un buen número de interesantes
enlaces web que pueden encontrarse en la URL original.


--------------------

7. EL FENÓMENO OVNI EN GALICIA
Por Nacho Mirás
(Artículo publicado originalmente en "La Voz de Galicia")

«No sé que era, pero era raro»
Luces extrañas que cruzan el cielo, que giran, bandean a izquierda y a
derecha, que desaparecen. Enormes agujeros en medio del monte. No son
pájaros, ni aviones, son los supuestos «expedientes X» gallegos.

Con los datos que manejan los investigadores serios, lo más parecido que hay
a un extraterrestre es un ministro. Vamos, que detrás de una luz misteriosa
que no sea ni una ambulancia ni una roca espacial es más probable que estén
José Bono o Donald Rumsfeld que ET. Y es que no son pocos los que relacionan
las visiones de ovnis con la tecnología militar, desde prototipos secretos a
vulgares y terribles misiles disparados con alevosía y, sobre todo, con
nocturnidad. Pero hay ovnis y ovnis.

El ochenta por ciento de las apariciones de objetos volantes que se producen
en España se pueden explicar, según asegura el director de investigaciones
de la Fundación Anomalía, Vicente Juan Ballester, en cuya opinión hay
información insuficiente en el trece por cien de los casos -por lo que
cualquier análisis es imposible- y sólo un siete por ciento de los informes
es tan extraño que se queda sin solución.

El mismo experto aseguraba que los cinco avistamientos ovni más importantes
de la historia realizados desde Canarias fueron, en realidad, misiles
lanzados desde un submarino de los Estados Unidos en el Atlántico norte. La
explicación no es tranquilizadora porque, hasta que se demuestre lo
contrario, uno de estos supositorios es muchísimo más peligroso que un
pequeño hombrecillo verde y cabezón.

El más reciente

El último capítulo ufológico gallego fue contemplado por decenas de
personas. Ocurrió el pasado 2 de junio, cuando una extraña luz cruzó
Galicia. Se vio desde Monforte, donde un testigo lo observó a las doce y
cinco de la noche. «Parecía un avión en llamas que venía a estrellarse, o
como un misil con una gran humareda. De repente pegó un giro, se hizo una
especie de ese y desapareció, daba la impresión de que subía», cuenta el
vecino, que prefiere guardar celoso su identidad para evitar ser víctima de
esa teoría escéptica que dice que los ovnis, los santos y las vírgenes nunca
se les aparecen a gentes fiables. «No tengo ni idea de lo que era, pero era
raro, sí, como uno de esos misiles que salen en la tele cuando echan
guerra», añade.

El mismo artefacto, misil, cosa volante, foguete espacial o prototipo de
bomba de palenque lo vieron en Vigo, en Tui, en Ourense, en Tomiño, en
Baiona, en Cangas, A Guarda y en Portugal. De momento no hay una explicación
concluyente, aunque gana puntos la teoría de la tornillería militar.

Un poco de historia

La aparición de ovnis en Galicia es relativamente frecuente. Las hemerotecas
dan cuenta de casos innumerables que han podido ser explicados en mayor o
menor medida, sobre todo en menor. La Voz de Galicia publicó su primera
noticia sobre objetos voladores el 9 de julio de 1947. Un inciso: el inserto
sale justo debajo de otro fenómeno paranormal: el triunfo abrumador del
caudillo Franco en el referéndum planteado por él mismo a los españoles.

Al caso. La noticia paranormal sobre otra clase de seres bajitos viene
fechada en Washington, donde el secretario de la Casa Blanca bromea para
explicar los famosos «platillos volantes» vistos por esa época en Estados
Unidos y en Europa: «Se trata de un malabarista de la costa del Pacífico que
practicaba con unos platillos que se le fueron de la mano. Según ha hecho
constar, nunca pensó que pudieran subir tan alto». Mucho más en serio, el
general Arnold relacionaba el asunto «con algún invento extranjero sobre el
que el inventor haya perdido el control».

Es muy gracioso el testimonio de una inglesa, Marjorle Hyde, recogido en
aquel número de La Voz. La señora confiesa que vio los famosos platillos
pero que no quiso avisar a la policía «para no molestar». Desde lo de la
señora Hyde, han corrido ríos de tinta sobre ovnis, y Galicia no iba a ser
menos.

Objetos galaicos

En los bares de Vigo todavía se recuerda que el célebre peluquero Minguela
juró haber visto dos ovnis con la parte superior de color negro. Al
profesional de las tijeras no le gustó nada que, en un programa de radio,
Xosé Francisco Armesto Faginas se cachondease sugiriendo si no habrían sido
tricornios de la Guardia Civil lo que Minguela vió.

En 1966, un cabo primero, un celador y dos marineros aseguraron que, a las
once de la noche, habían visto en el cielo de A Carreira (Ferrol) un objeto
luminoso que variaba de posición cada cinco minutos y que se desplazaba de
izquierda a derecha. Otro marinero lo vio también 45 minutos más tarde en
Xubia.

En 1969, un conductor juró haber visto un objeto luminoso en la carretera
Madrid-Ferrol, a la altura de Becerreá (Lugo). Esta vez no era un artefacto
volador, sino un ovni a ras de tierra que desapareció de repente. Otro caso
se refiere a un coruñés que vio una luz verde que no era un taxi delante de
su coche cuando circulaba por un monte de Boiro. Era, en cualquier caso, un
ovni con carné, porque el conductor aseguró que la luz le sobrepasó por la
izquierda.

En 1977, un ingeniero extremeño aseguraba haber visto un ovni sobrevolando
el valle de Xestoso, en Monfero. Bernardino Sánchez, que así se llamaba,
había llegado él solo a la conclusión de que existía vida más allá de la
tierra. Luego hubo una oleada de avistamientos en los años 90.

Muchos de aquellos sucesos pasados permanecen sin explicación, alimentando
el aura de misterio que rodea a todo lo que tenga que ver con el cielo. Pero
hay una serie de asuntos más cercanos en el tiempo que han sido
minuciosamente diseccionados por los investigadores.

El suceso de Cando fue el primero de una serie de acontecimientos ocurridos
en un período relativamente corto. El 18 de enero de 1994, un objeto
luminoso atravesó el cielo de A Coruña, un hecho que despertó el interés del
observatorio Ramón María Aller de la Unversidade de Santiago, que dirige
José Ángel Docobo. Días después, su equipo, alertado por unos paisanos, dio
con un cráter de veintinueve metros de largo por trece de ancho en la
parroquia de Cando de Arriba, en Serra de Outes.

Los profesores Docobo, Spalding, Ceplecha, Díaz-Fierros, Tamazian y Onda
relacionaron el cráter y la luz y enseguida se pensó en un objeto volador
estrellado. Pero las investigaciones determinaron que el ovni no tuvo nada
que ver con aquel agujero, que se debió a un corrimiento explosivo de
tierras como el que años más tarde se produciría en los montes coruñeses de
Brión. La luz fue una coincidencia, quizás atribuida a un bólido.

El ovni de Cacheiras

El 14 de junio del 96, el ex alcalde de Ames, José Astray, fue testigo de
excepción del denominado ovni de Cacheiras, que entró en Galicia por Verín,
salió por Ortigueira y se estampó en el mar. Los investigadores determinaron
que se trataba de un bólido de grandes dimensiones (se le llama meteorito
una vez que cae a tierra).

Mucho se investigó también para descubrir el origen del bloque de hielo que
cayó del cielo en O Courel a pocos metros de José Soto, el 9 de julio del
96. Era una piedra fría, azul y con olor a amoníaco. Soto la guardó primero
en la nevera de su casa, pero luego se asustó y la trasladó a una de las
televisiones locales de Monforte, donde lo custodiaron quince días en un
frigorífico.

Las conclusiones de los sesudos estudios fueron descorazonadoras: José Soto
y la televisión de Monforte habían guardado en sus neveras el bactericida
congelado que se utiliza para neutralizar el pis en los váteres de los
aviones.

En junio de 1999, el hostelero de Laxe Antonio Toja y su familia vieron un
ovni, que describieron como muy brillante, de forma cúbica y cubierto o
compuesto por una especie de malla irregular. Estuvo suspendido en el cielo
más de dos horas, se movió hacia abajo y hacia la derecha y desapareció.
Nunca más se supo.

Otro cráter en un monte, parecido al de Cando, disparó las alarmas de los
ufólogos cuando La Voz lo dio a conocer en su edición del 22 de noviembre
del 2000. Apareció en los montes de Cornanda, en Brión. Los vecinos lo
bautizaron como «O fenómeno» y especularon con la posibilidad de que hubiese
sido provocado por un meteorito o, incluso, por el aterrizaje o caída de una
nave espacial. Los profesores Docobo y Díaz Fierros atribuyeron el tremendo
agujero a un corrimiento de tierras de tipo explosivo, algo muy poco
habitual pero que no tiene nada que ver con el espacio.

El 16 de septiembre del 2001 la luz que entró en el cielo por la ría de Noia
dejó con la boca abierta a muchos. Esta vez se pudo comprobar que se trataba
de los restos de una nave Soyuz rusa entrando en la atmósfera. El 4 de enero
de este año fue un bólido la luz que atravesó el firmamento de sur a norte a
eso de las 17.45. Cayó en el norte de la provincia de Palencia y sus restos
se están estudiando. Otro caso reciente está fechado el pasado 28 de abril,
sin duda otra piedra cósmica.

Pero sigue habiendo un porcentaje de misterio en el fenómeno ovni. La prueba
es la propia ciudad de Santiago de Compostela, surgida a raíz de que el
ermitaño Paio viese unas extrañas luces sobre un monte que, se supone,
señalaban los restos del Apóstol. Ocurrió en tiempos de Alfonso el Casto,
cuando la humanidad todavía luchaba a macheta.

URL:
http://www.lavozdegalicia.es/reportajes/noticia.jsp?CAT=126&TEXTO=100000050743


=== BUZÓN DEL LECTOR ===============================================

Esta sección está abierta a todos los lectores que deseen enviarnos sus
críticas, sugerencias o comentarios sobre el boletín, los artículos
publicados en él, o cualquier otro tema relacionado con la ciencia, el
escepticismo y la crítica a la pseudociencia.

1. UNA OPINION
Por Diegolo

He echado un vistazo fugaz a su estupenda página web, y me gustaría
felicitarles, y hacer una o dos apreciaciones muy respetuosas a la filosofía
que la inspira. No tengo mucho tiempo, así que intentaré ser breve.

La disciplina que se ocupa de la búsqueda de la Verdad sobre el hombre y la
realidad, incluyendo los fines y las causas últimas de todo, es la
Filosofía. Las diversas ciencias, por otra parte, se ocupan de estudiar el
fenómeno natural concreto, viendo los mecanismos que subyacen, buscando
patrones, etc.

Elevar la Ciencia a la categoría de filosofía, además de ser un pasatiempo
muy frecuente entre amantes de la Ciencia e incluso entre científicos, es
incorrecto. Los científicos, por lo general, saben poco de filosofía (eso no
es malo), y no deberían hablar de filosofía con tanta libertad. El que sabe
muchas cosas tiene mayor peligro de caer en la soberbia!

El racionalismo cientifista del siglo XVIII, con su culto a la diosa Razón,
y su confianza ciega en la ciencia como único apoyo del hombre, ya está muy
superado en filosofía. ¡Pero veo que hay quien persevera!

La ausencia de pruebas no es demostración de la inexistencia de algo. Es
lógico. Así pues, sin más pruebas: entra dentro de lo posible que Dios
exista, que el alma exista, que Satanás exista, e incluso que todas estas
cosas ejerzan alguna influencia en la realidad física (por mucha gracia que
les haga a muchos en "el escéptico digital", aunque están en su derecho).
Ridiculizar a priori una posibilidad sin pruebas es anticientífico, o propio
de académicos demasiado seguros de sí mismos. Muchos hombres de ciencia
fueron y son creyentes, desde san Alberto Magno a Heisenberg, pasando por
Lemaitre o Descartes (este último, sistematizador del método científico y
llamado padre del pensamiento moderno).

Dios no rellena huecos: "la Tierra no es el centro del Universo, luego Dios
no existe"; "las emociones residen en el sistema límbico, luego el alma no
existe"; "el hombre es un primate, luego, la religión es una farsa"... etc.
Repásense estas frases. Son silogismos erróneos, ya que de ninguna manera lo
segundo se desprende de lo primero, pero que hacen caer a muchos en el
error. Dios no es una cosa que se pone allí donde la ciencia no llega, para
rellenar el hueco. Los huecos en la ciencia se acaban llenando antes o
después, con ciencia, claro, pero: el estudio del mundo físico y la Religión
son disciplinas diferentes, que persiguen conocimientos diferentes. Y no, no
son excluyentes. Lo siento, señores.

Ánimo con su página, ya volveré!

RESPUESTA
Por Eloy Anguiano Rey
Director del Centro de Referencia Linux UAM-IBM.
Profesor titular, Universidad Autónoma de Madrid.


Realmente es un encantador texto el que ha escrito. Realmente de gran altura
dialéctica. Incluso compararía su texto con los de Alan Sokal. Este texto,
sibilinamente confuso, interesadamente retorcido en sus razonamientos
necesita respuestas puntuales para demostrar la falsedad de los argumentos
de forma individual.

"La filosofía se ocupa de la verdad". Es una curiosa frase claramente
influenciada por un concepto judeo-cristiano de la realidad, un concepto
dualista, incluso maniqueista de la realidad. Es también curioso que afirme
que los científicos saben poca filosofía cuando los filósofos han cambiado
su visión del mundo no sólo a la luz de los descubrimientos científicos sino
de las implicaciones filosóficas de dichos descubrimientos. Estas
implicaciones filosóficas suelen ser descubiertas por los propios
científicos. Esos, según usted, que son sólo malos aficionados a la
filosofía. Por cierto ¿por qué carezco de libertad de hablar de filosofía?,
¿si soy científico no puedo hablar de filosofía?, curiosa afirmación que
denota una componente clasista en el comentario.

La ausencia de pruebas no es demostración de la inexistencia, por supuesto,
sin embargo la inexistencia de pruebas y de necesidad implica necesariamente
que la creencia carece de sustentación natural. Evidentemente, la creencia
en seres indemostrables es completamente posible e, igualmente, irracional.
Puedo creer en elefantes rosas a topos verdes que vuelan dando vueltas al
rabo (o mas finamente, como dijo Russell en Pegaso), también puedo hacerlo
en dioses bondadosos o malvados, en almas, en ovnis o en enanitos verdes.
Desde el punto de vista conceptual no hay diferencias entre ellos. Otro
elemento curioso es la utilización del argumento de autoridad aduciendo el
que varios científicos eran creyentes. Curioso y falso razonamiento. Un
científico tiene tanto derecho a estar equivocado como cualquier otro
individuo. Algunos, como Newton, se pasó muchos años estudiando la Alquimia
y buscando la piedra filosofal.

¿La religión busca un conocimiento distinto de la ciencia? Veamos esta
afirmación. La ciencia, como usted bien ha dicho se dedica al estudio del
mundo sensible, el mundo natural, el mundo perceptible y por tanto medible.
La religión se dedica por tanto al estudio del mundo no sensible, del mundo
no natural, del mundo no perceptible y por tanto no medible. Curiosa
disciplina aquella que se dedica a lo que no se puede sentir ni es natural.

Personalmente creo que las creencias son respetables mientras que se
mantengan en el mundo de las creencias. Ponerlas al nivel de la filosofía
para terminar comparando esta con la ciencia me parece un ejercicio de
autojustificación que carece de sentido lógico.

2. IMPACTO AMBIENTAL
Por Juan José Morales

Les envío el texto de un artículo que publiqué en el diario Por Esto!, que
circula en los estados del sureste de México, a propósito de los supuestos
ovnis avistados en México. A los científicos del Instituto de Astronomía y
del departamento de física del plasma del Instituto de Ciencias Nucleares
(ambos de la Universidad Nacional Autónoma de México) les gustó mucho y les
pareció muy divertido.

Si desean reproducirlo, no hay inconveniente.

Juan José Morales
Premio Nacional a la Divulgación de la Ciencia 1994 Fecha de publicación:
lunes 17 de mayo de 2004

IMPACTO AMBIENTAL
Los generales del aire y los ovnis campechanos

Me ha sorprendido el poco conocimiento que los altos mandos de la Fuerza
Aérea Mexicana tienen de la historia de la aviación militar. De haber estado
medianamente informados, se hubieran ahorrado el ridículo de los ovnis
campechanos, pues habrían sabido que desde hace más de 60 años ya existían
registros, satisfactoriamente explicados, de avistamientos de objetos como
los que detectaron los instrumentos de un bimotor Merlín C26/A mientras
patrullaba sobre Ciudad del Carmen en el Golfo de México el 5 de marzo y que
con gran alharaca se mostraron en la televisión comercial la semana pasada
como si se tratara de algo enigmático, misterioso, inexplicable o
sobrenatural.

En efecto, durante la Segunda Guerra Mundial, los pilotos de las fuerzas
aliadas a menudo informaban haberse topado con extraños objetos luminosos
cuyo tamaño era difícil determinar a la distancia, usualmente blancos o
anaranjados pero también amarillos o azules. Surgían de pronto, ya fuera
aislados, en parejas o en grupos y parecían acosar o perseguir a los
aviones -aunque no los atacaban- y sin que las maniobras evasivas
permitieran librarse de ellos. Finalmente, desaparecían sin dejar rastro.

El primer avistamiento ocurrió en diciembre de 1942 sobre Francia. Después
hubo otros muchos, tanto en Europa como en el norte de África y el Pacífico,
y se especuló que podrían ser algunas de las temidas armas secretas nazis.
Un rumor corriente entre los aviadores británicos decía que habían sido
desarrollados por una unidad especial de las SS en Viena, que se trataba de
aparatos sin piloto dirigidos por control remoto, que emitían potentes ondas
electromagnéticas para desquiciar los instrumentos de los aviones enemigos,
y que estaban equipados con mortíferos cañones de rayos eléctricos (en esa
época aún no se inventaba el láser). Aquellos precursores de los ovnis
fueron bautizados popularmente foo fighters o "cazas de fuego", por una tira
cómica muy popular en aquel entonces cuyo protagonista, Smoky Stover,
acostumbraba decir "Where there's foo there's fire", expresión que puede
traducirse como "donde hay fu hay fuego". Después de la guerra se supo que
los pilotos alemanes habían tenido encuentros semejantes y también creían
hallarse ante armas especiales.

Por las características y los movimientos de los objetos, los científicos
pronto llegaron a la conclusión de que seguramente se trataba de centellas,
también llamadas rayos esféricos o globulares, que son masas de gases
atmosféricos ionizados por efecto de descargas eléctricas que disocian los
átomos del aire arrancándoles electrones y los convierten en plasma; es
decir, un conjunto de electrones libres y núcleos atómicos que no es sólido,
líquido ni gaseoso sino un cuarto estado de la materia que a primera vista
parece gas. Los rayos de este tipo al parecer son bastante más comunes de lo
que podría pensarse, pero como no es fácil observarlos, se sabe poco de
ellos.

Ya que los extraños objetos luminosos no eran agresivos ni causaban daños a
los aeroplanos, el alto mando aliado decidió archivar el asunto y no volver
a ocuparse de él. El último registro documentado oficialmente fue de un
grupo de cinco, anaranjados, que parecían moverse en formación triangular
sobre la región de Pfälzerwald, en la frontera entre Francia y Alemania.

En fin, esta es la historia que por lo visto desconocían nuestros generales
del aire. Y no sólo eso. Además demostraron en este caso una notable
incultura científica. No sé si cuando se fracturan un brazo van al huesero y
no al ortopedista, o cuando sufren un infarto visitan al curandero y no al
cardiólogo. Pero me los imagino revisando las imágenes tomadas por su avión
patrullero, rascándose perplejos la cabeza y preguntándose intrigados: "¿Qué
será esto? ¿Ovnis? ¿Naves extraterrestres? ¿Alienígenos? ¿Visitantes de
otros mundos? ¿Invasores del espacio? ¿Hombrecillos verdes? Pronto, hay que
llamar a un experto en estas cosas misteriosas para que nos lo explique."Y
así fue como el secretario de la Defensa en persona, llamó... al inefable
Jaime Maussán (un charlatán que dicta conferencias y realiza programas de
televisión sobre ovnis), para entregarle las grabaciones y ayudarlo a seguir
tomándoles el pelo a los creyentes en naves del extramundo. Olvidaron
nuestros generales que un buen meteorólogo, un especialista en física del
plasma, un astrónomo -no un astrólogo, hay que aclarárselos por si las
dudas- o un geofísico -de todos los cuales hay bastantes en México- habrían
podido sacarlos rápidamente de dudas, como finalmente lo hicieron los
científicos del Instituto de Astronomía de la UNAM, que aún sin contar con
más datos que el video presentado en televisión llegaron a la misma
conclusión que hace más de medio siglo: que los supuestos ovnis campechanos
no parecen ser otra cosa que rayos globulares.


=== ENLACES  =======================================================

1.- i  n  f  o  .  a  s  t  r  o (http://www.infoastro.com)

El Boletín de las estrellas / Información de primera sobre lo que acontece
en el Universo.

Para suscribirse y recibir los boletines semanales, envíe un mensaje a
infoastro-subscribe@...

--------------------

2. El Horror (http://www.elhorror.net)

La Biblia, el gran engaño, fraude y mentira de Occidente.

El "Dios del amor y de la misericordia" dejó dicho y ordenado: "Un hombre de
veinte a sesenta años será estimado en cincuenta siclos de plata... si se
trata de una mujer, tu estimación será de treinta siclos...", Lv 27, 3ss.

--------------------

3. Divulc@t (http://www.divulcat.com/)

El portal de la Ciencia y la Tecnología en el que la divulgación es la norma
que nos acerca al conocimiento y a la democracia.

Para suscribirse a Divulc@t  basta con enviar un mensaje en blanco a
divulcat-subscribe@...

--------------------

4. Asociación Racional y Escéptica de Venezuela
(http://www.geocities.com/escepticosvenezuela/)

La Asociación Racional y Escéptica de Venezuela (AREV) es una organización
independiente y sin fines de lucro, integrada por personas de mente abierta
que se han unido con la finalidad de divulgar el escepticismo y el
pensamiento racional.

--------------------

5. Egiptomanía (http://www.egiptomania.com/)

Completa web sobre el Antiguo Egipto que nos ofrece una visión objetiva y
crítica, alejada de los titulares de las revistas pseudocientíficas.


=== EL ESCÉPTICO DIGITAL ============================================

EL ESCÉPTICO DIGITAL es una publicación electrónica gratuita, editada y
difundida por ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico:
http://www.arp-sapc.org

Si desea enviar alguna noticia, colaboración o carta a la redacción de EL
ESCÉPTICO DIGITAL puede hacerlo a eed@arp-sapc.org

 - Para darse de alta, envíe un mensaje a el_esceptico-alta@... o
directamente en: http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/alta
 - Para darse de baja, envíe un mensaje a el_esceptico-baja@... o
directamente en: http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/baja
 - Para obtener ayuda, visite http://www.eListas.net/foro/el_esceptico

Copyright © ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org

Se permitirá la reproducción parcial o total de los artículos del presente
boletín siempre que se cite la fuente y la URL del mismo. Igualmente se
agradecerá el que se informe de ello a la sociedad editora de EL ESCÉPTICO
DIGITAL.

EL ESCÉPTICO DIGITAL está abierto a las aportaciones de sus lectores, que
podrán dirigirse a eed@arp-sapc.org

EL ESCÉPTICO DIGITAL no se identifica necesariamente con las opiniones de
los artículos firmados, que pertenecen a la exclusiva responsabilidad de sus
autores.







_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~

          !! LLUVIA DE MILLONES EN LA PEÑA DE PRIMITIVA !!

    El pasado miércoles 7 de Abril, 50 de nuestros abonados de
  PrimiSistema100, se repartieron el MAXIMO PREMIO DE LA BONOLOTO.

  Hasta ahora, nuestra Peña de Primitiva ha repartido un total de

                    !!!  2,430,555 Euros !!!
 
   Apúntese ahora y cace los millones. Visítenos sin compromiso.

Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/140/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~