Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 167 al 196 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Óscar Da
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
=?UTF-8?Q?EL_ESC=C LCAPOTE
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 160     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2004 - Número 04
Fecha:Miercoles, 3 de Marzo, 2004  12:34:35 (+0100)
Autor:Óscar David Sánchez Jiménez <ossanji @..........es>

=======================================================================

EL ESCÉPTICO DIGITAL

Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la Pseudociencia
http://digital.el-esceptico.org/

© 2000-2004 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org/

Edición 2004 - Número 04 - 3 de Marzo de 2004


=== SUMARIO =======================================================

EDITORIAL

ARTÍCULOS

1. La necesidad de un espacio escéptico en la radio
Por Juan Carlos Ortega

2. Actualidad de los becarios de investigación en España
Por Asociación de Jóvenes Investigadores de Canarias (ABECA)

3. El cuento del Manuscrito Voynich llega al final
Por Pedro Alberto Gallardo

4. Algunas reflexiones personales sobre el psicoanálisis
Por Fernando Blanco

5. Los fuegos de Canneto di Caronia
Por Juan Anguita

DOSSIER DE PRENSA

1. I(nvestigación) + D(efensa)
Por Jaime Lissavetzky

2. Censura científica
Por Camilo José Cela Conde

3. ¿De verdad es la clonación terapéutica inmoral?
Por Manuel Atienza

4. La NASA demuestra que por la superficie de Marte corrió agua
Por Olalla Cernuda

5. Nuevos datos ponen en duda la teoría de que un asteroide causó la
extinción de los dinosaurios

6. Los jóvenes católicos practicantes han caído un 60% en los últimos 40
años

7. Ciencia y pseudociencias vuelven a la Universidad de La Laguna

BUZÓN DEL LECTOR

ENLACES


=== EDITORIAL =======================================================

Tras la desafortunada emisión del programa pseudoperiodístico "Planeta
encantado" en TVE, los directivos de la cadena han respondido a la carta
abierta enviada por ARP-SAPC, justificando su emisión y su posterior
retirada con unos argumentos que se nos antojan bastante endebles. El lector
interesado podrá encontrar en la web de ARP la carta abierta,
(http://www.arp-sapc.org/articulos/carta-arp.htm) y la respuesta de RTVE,
(http://www.arp-sapc.org/articulos/rtve-respuesta.htm).

Como contraste en RNE existe un espacio que aporta un poco de sentido común
al panorama periodístico español de una forma amena y divertida. Todos los
sábados, a las 12:45  y dentro del programa "No es un día cualquiera", Juan
Carlos Ortega dirige la sección "Cómo lo explica la ciencia", donde
destacados especialistas dan una explicación racional a todo tipo de
supuestos fenómenos paranormales.

El resto de artículos tratan sobre la paranoia colectiva que se adueñó de un
pueblo siciliano, - donde achacaban los incendios de electrodomésticos al
diablo -, la explicación racional del Manuscrito Voynich y una reflexión
sobre el psicoanálisis. Completan el boletín las secciones habituales de
dossier de prensa y las cartas de los lectores.

Queremos agradecer la valiosísima colaboración de todos los que nos habéis
enviado artículos y noticias. Para facilitar la lectura del boletín, -dado
que se envía en forma de correo electrónico-, hemos creído conveniente
editar números más pequeños de lo que era habitual, por lo que no hemos
podido publicar los artículos recibidos. La selección se ha realizado en
función de la mayor o menor actualidad del tema tratado, y del orden de
llegada.

Pedimos disculpas por ello a los colaboradores que no vean sus escritos
publicados en este número. Verán la luz, (o la red), en las próximas
semanas.

Esperamos que disfrutéis de la lectura y que sigáis colaborando con
nosotros.

La Redacción de El Escéptico Digital


=== ARTÍCULOS =======================================================

1. LA NECESIDAD DE UN ESPACIO ESCÉPTICO EN LA RADIO
Por Juan Carlos Ortega

Hacer una sección escéptica en una radio de cobertura nacional es algo
bastante extraño. Los periodistas, en su mayoría, tienen ciertos problemas
para diferenciar lo auténticamente científico de lo paranormal. Si una
afirmación les suena a científica, si en ella hay cuatro o cinco elementos
que posean un barniz aparentemente académico, ya la toman en serio y la
consideran digna de mención. No es raro que periodistas consagrados, con
décadas de experiencia ante el micrófono o la cámara, confundan astronomía
con astrología, y consideren la parapsicología como una rama más o menos
moderna de la física teórica.

Después de algunos años trabajando con periodistas, he confirmado, muy a mi
pesar, que son muy pocos los que han desarrollado un método crítico capaz de
detectar los embustes que se esconden en la paraciencia. He conocido a
auténticos maniáticos del rigor, profesionales que se esfuerzan honestamente
en dar una información veraz y contrastada en temas políticos y sociales,
pero que al llegar a la información científica se relajan y desconectan ese
rigor que, en otros ámbitos, tanto prestigio les ha dado. La razón es muy
simple: la formación periodística no incluye la ciencia, pese a la paradoja
de titular su carrera como "ciencias de la información". Los pocos
periodistas que controlan ciertos ámbitos científicos son aquellos que se
han acercado a la ciencia de forma autodidacta.

Por eso pienso que es bastante extraño haber "colado" un espacio escéptico
en un programa de cobertura nacional, con más de un millón de oyentes.
Probablemente eso ha sido posible porque el programa donde emitimos nuestro
espacio está dirigido por alguien que tiene una mente un poco más abierta y
curiosa que la mayoría de sus colegas de profesión. O sea, que hemos tenido
bastante suerte.

Siempre he pensado que el éxito popular de lo paranormal no se debe, como
habitualmente se cree, al encanto y atractivo que tienen los fenómenos que
describe. Cada vez me tomo menos en serio ese tópico tan repetido que dice
algo así como: "La gente necesita creer en algo. Lo que la religión ya no le
da, lo busca en lo esotérico". Y no me lo tomo en serio porque creo,
sinceramente, que el éxito popular de lo mágico no se debe a sus
encantadoras virtudes hipnotizantes, sino a la desinformación de los
periodistas. El auge de lo paracientífico no es culpa de los
paracientíficos, sino de los paraperiodistas que, por falta de cultura, no
han sabido detectarlos.

Nuestra sección semanal en "No es un día cualquiera" es, visto así, una
especie de ajuste de cuentas a la profesión que ha fomentado los temas que
nosotros pretendemos criticar. Utilizamos con espíritu crítico el mismo
medio de comunicación que se utilizó durante muchos años con espíritu
mágico. Humildemente, con nuestra sección escéptica, estamos compensando
tantas horas de entrevistas a videntes, ufólogos y expertos en barnizar
científicamente monumentales disparates.

Si hay alguien realmente importante en este espacio escéptico de Radio
Nacional es, sin duda, Alfonso López Borgoñoz. Él sabe que no es peloteo.
Cada semana encuentra un invitado extraordinario, alguien capaz de
desmontar, en muy pocos minutos, todos los tópicos mágicos del mundo. Él y
sus invitados son los que hacen cada semana la sección. Yo me limito (y os
aseguro que no es falsa modestia) a formular cuatro preguntas y escuchar a
los que saben.

Algunos amigos, que valoran más mi parte de humorista que mi parte de
"científico", me dicen que en estos temas de lo paranormal me comporto de
una forma un tanto fanática. Eso me recuerda algo que una vez escribió Isaac
Asimov: "A los que criticamos incesantemente lo paranormal nos llaman
fanáticos. Pues si, es posible que seamos algo fanáticos. Después de todo,
somos humanos, y algo de fanatismo nos debe corresponder".

Pues eso, que afortunadamente no somos moscas, ni ardillas, ni coliflores,
ni ratas de cloaca. Somos seres humanos, y tal vez un poco de humano
fanatismo pueda ayudarnos a transmitir a los demás una parte de la emoción
estética que siempre encontramos en la buena ciencia, pero nunca en el
vulgar y ramplón esoterismo.

Por último, y para terminar este texto que muy a mi pesar se está volviendo
un poco trascendente, quiero dar las gracias a todos los socios de ARP que
colaboran y se interesan por nuestro espacio. Y termino ya, porque esto está
empezando a parecerse a un tonto discurso de agradecimiento de un premio
Goya.


--------------------

2. ACTUALIDAD DE LOS BECARIOS DE INVESTIGACIÓN EN ESPAÑA
Por Asociación de Jóvenes Investigadores de Canarias (ABECA)

Tras años de reivindicaciones, reuniones con representantes de los
diferentes organismos (tanto Estatales como de Comunidades Autónomas)
encargados de desarrollar las políticas científicas, las cuales incluyen la
convocatoria de becas de investigación para Licenciados, Ingenieros y
Arquitectos. Después de trasladar nuestra injusta situación socio-laboral a
nuestra sociedad, con comunicaciones en la prensa y movilizaciones en la
calle, el colectivo de investigadores en fase inicial (IFI) continúa sin ver
reconocida su condición jurídica de trabajadores.

La Federación Estatal de Jóvenes Investigadores (FJI), ha sacado a la luz
pública un hecho conocido dentro de la comunidad científica, pero olvidado
por aquellos políticos que rigen los "destinos" científicos de este país.
Los IFI, actualmente financiados mediante becas de investigación, realizan
una importante labor tanto de desarrollo como de producción científica. Son
coautores de más del 90% de los artículos publicados por investigadores
españoles, y firman como primeros autores la mitad de los artículos
científicos que publica España a nivel internacional ("Estudio bibliométrico
de la producción científica del Personal Investigador en Formación y
Perfeccionamiento en España":
http://www.precarios.org/docs/productividad1.2.1.html). Sin embargo, esta
labor reconocida en otros países de nuestro entorno bajo la figura laboral
del científico o investigador, sigue siendo en nuestro país una forma de
subempleo. Es por ello que la  principal reivindicación del IFI, consiste en
que les sean reconocidos los derechos y deberes de cualquier trabajador,
mediante un sistema de contratos laborales de investigadores.

Curiosamente, los representantes del Ministerio de Ciencia y Tecnología
(MCyT), (a los que nos referíamos como regidores de nuestro "destino"
científico), lejos de atender a  estas reivindicaciones, deciden alejar
todavía más a los IFI (mal llamados becarios de investigación) del estatus
de trabajadores. En una maniobra de total autoritarismo, nuestro Gobierno ha
eximido a los IFI del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (ley
de acompañamiento 62/2003 de los presupuestos generales del estado),
igualando las becas de investigación a las becas de ayudas para el estudio
de los estudiantes de enseñanza secundaria y universitaria. Es decir,
después de haber concluido una carrera universitaria,  y ser aptos para el
desempeño laboral en la vida diaria, el MCyT sigue considerándonos
estudiantes sin derecho a ningún tipo de beneficio social.

Debemos señalar que el MCyT consultó previamente a representantes de la FJI
sobre su interés por dicha medida, y éstos rechazaron que el dinero público
se destinase a conceder esta prebenda, en vez de convertir las becas
dependientes del gobierno central en contratos. Si bien es cierto que
compartíamos la idea de que resulta incoherente tener las obligaciones, pero
no los derechos de un trabajador, esperábamos del MCyT que resolviera la
incoherencia justo en el sentido contrario.

La decisión del gobierno surge poco después de la publicación del Estatuto
del Becario, aprobado en el Consejo de Ministros del pasado 24 de octubre de
2003, después de haberse prometido su inminente aprobación en el año 2001.
Dicho Estatuto regula las condiciones sociolaborales únicamente de los
becarios que han obtenido el Diploma de Estudios Avanzado (DEA), que sólo se
obtiene después de dos años de estudios de doctorado, y de los ya doctores.
Esto deja a los investigadores que aun no han obtenido el DEA, en una
situación de total desprotección durante esos dos primeros años de
doctorado. Además dicho Estatuto sigue considerando la posibilidad de
otorgar becas de formación a doctores, lo cual en otros países es una
aberración.

Este Estatuto supone en general un tímido avance en aspectos muy poco
sustanciales. Si bien en la realidad supone un retroceso en aspectos muy
fundamentales, por lo que no podemos más que denunciar esta situación. Por
un lado,  el Estatuto incluye a los investigadores que han obtenido el DEA y
a los ya doctores en el régimen general de la seguridad social, pero
incomprensiblemente, los excluye de la protección por desempleo. Por otro
lado, la base de cotización no se calcula con relación al sueldo real que
perciben, sino que los becarios cotizarán en base al salario mínimo
interprofesional (actualmente 526,5 euros/mes). Finalmente, la aplicación
del Estatuto se restringe a aquellos programas de becas (otorgadas por
distintas entidades: Ministerios, CCAA, Fundaciones, etc.) que
voluntariamente decidan inscribirse a dicho registro. Esta voluntariedad,
originará un aumento de las desigualdades del colectivo de IFI en cuanto a
derechos laborales fundamentales, dando lugar a becarios de primera y
becarios de segunda.

Desde la FJI consideramos que con este estatuto se ha perdido una importante
oportunidad para reconocer la investigación científica como una actividad
profesional y proporcionar una regulación adecuada, mediante una auténtica
homogeneización laboral de los becarios de investigación en España, e
impidiendo la emisión de becas con condiciones intolerables.

Mejores avances son los que han dado algunas Comunidades Autónomas, como es
el caso de Aragón, Cataluña, Castilla la Mancha, Andalucía, País Vasco y
Valencia. Así, las pioneras Aragón y Cataluña han convertido sus becas de
investigación en un sistema 2+2, que estructura la financiación en dos
etapas, una beca de formación durante los dos primeros años de realización
de la tesis doctoral, y un contrato laboral en prácticas en el tercer y
cuarto año de investigación. De este modo los investigadores predoctorales
contratados tendrán plenas prestaciones sociales durante sus dos últimos
años de tesis. El resto de la Comunidades Autónomas nombradas aplicará este
modelo en sus próximas convocatorias. Respecto a la Comunidad Autónoma de
Canarias, el actual Director General de Universidades e Investigación se ha
comprometido a estudiar la propuesta de modelo 2+2, que ya presentamos hace
dos años a su antecesor en el cargo, del cuál no recibimos respuesta.

Este modelo presenta mejoras claramente superiores a las del Estatuto del
Becario. Así por ejemplo, recoge una cotización en el régimen general de la
seguridad social equivalente a un contrato en prácticas de acuerdo a su
titulación, y además incluye el derecho a subsidio por desempleo. Sin
embargo, la producción científica, además de la formación, comienza desde el
primer año de doctorado, por lo que desde la FJI consideramos insuficiente
la aplicación de este modelo. Sabemos que durante los dos primeros años se
realizan los cursos de doctorado, pero estos no superan el 10% del tiempo
total que la beca obliga a permanecer en el centro de investigación, por lo
que se emplea más del 90% del tiempo durante los dos primeros años a labores
productivas. No obstante, éste es un paso muy importante hacia el
reconocimiento de la actividad laboral de los investigadores predoctorales.

En resumen, varios cambios han tenido lugar durante estos años de
reivindicaciones, aunque no todos en la dirección adecuada. Mucho nos queda
todavía por andar para lograr la dignificación de estas primeras etapas del
trabajo de un investigador. Claro está, que este camino pasa por un aumento
de los presupuestos en I+D, para que entre otras muchas cosas, la situación
de protección laboral de los jóvenes investigadores en España no continúe
siendo una de las peores de Europa, y en definitiva, se deje de llamar
estudiantes a lo que en el resto de la UE se llama trabajadores.


--------------------

3. EL CUENTO DEL MANUSCRITO VOYNICH LLEGA AL FINAL
Por Pedro Alberto Gallardo

Un informático inglés propone una explicación para el enigmático libro,
mientras la Revista "Año Cero" atribuye su autoría a Ramón Llull.

El manuscrito Voynich ha alcanzado celebridad mundial debido a que sus
textos, trazados con bella e intrigante caligrafía, no han sido descifrados
hasta la fecha. El libro, cuyas 234 páginas contienen grabados de plantas
fantásticas, símbolos zodiacales y mujeres desnudas, fue propiedad del
emperador Rodofo II en la Bohemia del siglo XVI,  a quien se lo vendieron
por 600 ducados de oro creyendo que era obra del filósofo medieval inglés
Roger Bacon.

Fue en 1912 cuando Wilfrid Voynich, un anticuario norteamericano, adquirió
el manuscrito en Italia e hizo circular copias de éste con la esperanza de
encontrar un traductor. Un siglo después, continúa desafiando a los
decodificadores. Ahora se encuentra en la Universidad de Yale.

Durante mucho tiempo se ha sostenido la posibilidad de que el texto esté
codificado. Pero los criptógrafos, que han vencido a otros textos cifrados
de esa misma época, no han conseguido "craquearlo" por más que se han
esforzado durante los últimos 30 años,

Lógicamente cada vez cobra más fuerza la hipótesis de que el texto sea una
broma, y que el libro sea un fraude en su totalidad. El principal argumento
en contra del fraude es que, dada la compleja estructura de las palabras que
aparecen en el libro, mantenerla con regularidad sería un fraude tan
laborioso que sobrepasaría a cualquier impostor.

Sin embargo Gordon Rugg, ingeniero informático de la Universidad de Keele,
Reino Unido, cree estar muy cerca de dar una explicación sobre cómo fue
creado el texto. Según informa el semanario británico "The Economist" (13 de
febrero de 2004) Rugg ha conseguido generar texto con igual apariencia al
que contiene el libro, utilizando no precisamente tecnología digital
avanzada del siglo XXI, sino métodos rudimentarios del siglo XVI.

Rugg intuyó que si el manuscrito Voynich es una estafa, entonces un posible
sospechoso es Edward Kelley, un oscuro artista de la época isabelina. El
ingeniero practicó una de las técnicas conocidas de Kelley, usando una
cuadrícula de 40 filas y 39 columnas cuyas líneas le sirvieron de guías para
dibujar las sílabas de Voynich. A continuación superpuso un cartón con
cuatro ventanas cuadradas en diagonal sobre la cuadrícula, y comenzó a
formar las palabras que resultaban de unir las sílabas que quedaban visibles
a medida que él iba moviendo la plantilla agujereada. El resultado, que para
algunos puede ser desolador, fueron palabras con los mismos patrones
internos que las del libro. Rugg y su equipo trabajan ahora en un programa
de ordenador que detecte todos los patrones existentes en el manuscrito y
los reproduzca. Si su hallazgo se confirma, significará que inventar algo
que parezca un lenguaje con regularidad en los patrones no es tan difícil, y
esto ya no será un argumento válido para negar el fraude.

Tanto si el manuscrito resulta ser un fraude, como si al final  es
descifrado, en cualquier caso parece que tiene sus días contados como objeto
de exposición en la vitrina de lo supuestamente paranormal. Quizá
conscientes de que el tiempo se acaba, o quizá ignorantes de todo, los
muchachos de la revista Año Cero se han lanzado a obtener una última cosecha
del affaire Voynich en un reportaje de su edición de febrero de 2004.

La tesis central del reportaje es atribuir el manuscrito a Ramón Llull, que
fue filósofo, novelista, alquimista, clérigo, mujeriego, viajero,
comerciante e incluso predicador del cristianismo en el norte de África allá
por el siglo XIV, tarea en la que al parecer perdió la vida. La autoría del
mallorquín es unas veces propuesta como posibilidad, otras zanjada como
prácticamente un hecho incontestable,. Como Leonardo o Newton, el mallorquín
es uno de esos personajes especiales de la historia a los que, dado lo
pintoresco y variado de su vida, es fácil recurrir para colocarles cualquier
papel o rellenar cualquier hueco y que así cualquier teoría, incluso la más
infundada, encaje.

Ahí van algunas perlas sobre el manuscrito de Voynich que se dejan caer en
la revista mencionada, con la firma de  Josep Guijarro:

-Se presenta una reseña de un libro en el que se afirma que el manuscrito
contiene las claves de logros tecnológicos como la píldora anticonceptiva o
el avión supersónico Concorde.

-Considerando que el prólogo del manuscrito, supuestamente obra de Bacon,
alude a un original guardado "bajo las montañas que corren sobre la costa
oeste de un lejano lugar, situado en el extremo sur del planeta" y, dado que
algunas de las extrañas plantas dibujadas en las páginas parecen girasoles,
y que éstos no fueron introducidos en Europa hasta después del
descubrimiento de América, ¿a qué esperamos para deducir que en el siglo
XIII los alquimistas ya conocían la existencia del Nuevo Mundo? Guijarro no
deja pasar la oportunidad de sugerir tan "lógica" conclusión.

-Se cuenta la rocambolesca historia de un alemán que a principios del siglo
XX aseguró haber recibido la clave para descifrarlo en un "código secreto
que utilizaban los habitantes protohistóricos del extremos sur del planeta".
Roidingercht -que ese era su nombre- contó que "el libro habla de una
civilización desaparecida, cuyos integrantes eran seres de no más de un
metro de altura y que dominaban la gravedad, que poseían máquinas para
horadar la roca y construir grandes ciudades subterráneas que se
intercomunicaban bajo tierra con el resto del planeta". Roidingercht
"despareció misteriosamente".

-No falta, como es natural, la mención de rigor al supuesto interés de los
servicios de inteligencia norteamericanos por el asunto. En todo misterio
que se precie no debe faltar el ejército, el gobierno, la CIA o todos
juntos.

Como se ve, no ha sido difícil tejer el popurrí y hacer del tema Voynich no
un misterio, sino la madre de todos los misterios. Lamentablemente, por
culpa de un maldito informático inglés, todos los libros o reportajes de
tipo esotérico o paranormal dedicados a este célebre manuscrito pueden
adquirir muy pronto el título de póstumos.

Antes o después el contenido del manuscrito será conocido por todos. Si no
es un fraude, probablemente resultará ser un tratado común de interés
modesto, y no la clave de la sabiduría universal ni un lenguaje trascendente
para hablar con los ángeles. El mito de Voynich está condenado a sufrir el
mismo destino que aquella civilización marciana constructora de pirámides,
caras y canales, que se evaporó en los mustios desiertos rojizos en cuanto
el hombre racional le puso la mano encima.

NOTA. Pedro Alberto Gallardo es licenciado en Ciencias de la Información y
periodista. Actualmente trabaja como consultor en tecnologías de la
información.

--------------------

4. ALGUNAS REFLEXIONES PERSONALES SOBRE EL PSICOANÁLISIS
Por Fernando Blanco

La teoría del psicoanálisis de Sigmund Freud ha calado en la sociedad de tal
manera que aparenta ser el modelo predominante. Tanto el artículo presente
como el que le seguirá pretenden enumerar las razones que según mi criterio
personal han llevado a esta hegemonía popular, así como criticar el mismo
estatus científico de la teoría freudiana.

Según reconocen numerosos intelectuales, la historia de este sigo XX que ha
terminado no hubiera sido la misma sin la aportación de aquel hombrecillo de
canosa barba y aspecto severo. La novedosa concepción del psiquismo
elaborada por Sigmund Freud (1856-1939) acabó por revolucionar el ambiente
científico y cultural de la Europa que conocemos. E incluso después de su
muerte, las numerosas escuelas en las que quedó escindido el cuerpo teórico
original (teóricos de la psicología del Yo, seguidores de Lacan, del
psicoanálisis cultural, etc.) han logrado mantener con vida el legado del
psicoanálisis, que todavía hoy comparte el escenario con aproximaciones
psicológicas posteriores como el conductismo en sus diversas formas o el
imparable movimiento cognitivo. En estas líneas quisiera dedicarme a
expresar, como dice el título, una serie de reflexiones y puntos de vista
personales acerca de esta influyente teoría que es el psicoanálisis de
Sigmund Freud. Empecemos, pues.

Si algo hay que reconocerle al psicoanálisis y a sus hábiles publicistas es,
precisamente, la extraordinaria difusión mundial que ha conseguido,
convirtiéndose en una ideología casi omnipresente, al menos entre el público
general (no tanto en el ámbito académico). Basta con elegir cualquier
revista práctica de las que abundan hoy en los quioscos para descubrir,
entre la sección de horóscopos y la de recetas de cocina, unas páginas bajo
el título "Psicología". Por supuesto, el contenido de dichas páginas poco o
nada tendrá que ver con la auténtica psicología científica, seria y
rigurosa, y se reducirá a las sorprendentes consultas de unos lectores
atribulados que son respondidas con una también pasmosa ligereza por parte
de unos "profesionales" que, entre otras cosas, no ocultan su marcada
tendencia psicoanalítica. Así, un lector acomplejado por sus problemas podrá
comprender que su insólita aversión a las patatas fritas, por ejemplo, tiene
origen en una desafortunada fantasía sexual infantil, o algo parecido.
Dejando de lado la más que dudosa efectividad de estos diagnósticos a
distancia, vamos a centrarnos en el elemento psicoanalítico que con
tantísima frecuencia impregna los contenidos de las revistas, las
conversaciones de las cafeterías y, en definitiva, las creencias populares.

La verdad es que, para muchos autores, todo lo que hay de ciencia en el
psicoanálisis no pasa de ser pura apariencia.

Como se ha reconocido más arriba, el psicoanálisis ha logrado introducirse
hasta la médula en el ideario popular. Los contenidos típicos de la escuela
psicoanalítica están presentes en las mentes de buena parte de la población,
aun muy malinterpretados o entendidos de una manera superficial y tosca (no
en vano tengo a Freud por uno de los intelectuales peor comprendidos de
todos los tiempos, junto al neoconductista Skinner), y han llegado a
oscurecer todo enfoque alternativo del estudio de la mente. Así es. Para una
persona normal, de la calle, de nivel cultural medio o incluso alto, toda la
psicología se reduce a lo (poco) que sabe de psicoanálisis: algo del
"subconsciente", nosequé del "superyo", el significado de los sueños, la
represión de los deseos, un complejo infantil que tiene que ver con el sexo,
y siempre con un profundo sesgo clínico... Más aún: con frecuencia, el de
Sigmund Freud es el único nombre propio que la gente es capaz de nombrar en
relación con esta maltratada ciencia, la psicología, y casi siempre se
considera que su aportación fue revolucionaria y efusivamente aceptada por
toda la comunidad de expertos, suponiendo además que aún nadie ha osado
proponer un modelo alternativo: una idea que, por supuesto, carece de
fundamento, pero aún así goza de gran popularidad, incluso entre personas
cultas y con estudios superiores.

Pero, ¿por qué tiene la perspectiva psicoanálitica tanto éxito entre la
gente de a pie? Imagino que hay algo en cierto modo seductor en el
psicoanálisis, o en la antropología que subyace en él. De alguna manera
combina la pátina científica externa, que hace popularmente creíble una
teoría (siempre, claro, que uno no sea muy exigente ni riguroso), con ese
puntito de irracionalidad que va directa a las emociones del receptor,
olvidando cualquier crítica empírica y racional, y presentándose como una
idea sugerente, atractiva e irresistible. En las siguientes líneas nos
detendremos a analizar estos elementos.

En primer lugar, hemos mencionado esa apariencia externa de ciencia, de
rigurosidad académica. La verdad es que, para muchos autores, todo lo que
hay de ciencia en el psicoanálisis no pasa de ser pura apariencia. ¿Y cómo
definimos, se preguntarán algunos, qué es científico y qué no? Pues bueno,
una aproximación bastante aceptada la proporcionó el austriaco Karl Popper,
un teórico de la ciencia que la identificó con el terreno de lo "falsable".
Cuando un científico propone una hipótesis, como por ejemplo la de que el
agua se congela a -5º centígrados, podría buscar casos reales que
confirmaran sus predicciones. Es decir, según nuestro ejemplo, podría
ponerse literalmente a enfriar cazos de agua, comprobando cómo en efecto el
agua se vuelve sólida cuando desciende su temperatura hasta -5º C. Sin
embargo, a pesar de la intuición popular, todos esos esfuerzos serían
inútiles, según la perspectiva de Popper. Nuestro científico imaginario
podría congelar cien, quizá mil recipientes llenos de agua, y seguiría sin
haber demostrado su hipótesis. Otro científico podría elegir otra predicción
cualquiera que encontrara similar evidencia (por ejemplo, si alguien propone
que el punto de congelación del agua está en -15º C, también lo confirmaría
en todos los casos en los que se enfríe un recipiente de agua hasta esa
temperatura). La mayoría de las veces existen casi infinitas afirmaciones
hipotéticas que concuerden con un caso determinado, tengan éstas fundamento
o sean una mamarrachada. Lo que de verdad nos interesa desde el punto de
vista del científico es el experimento crucial, el caso crítico que pueda no
cumplir la predicción hecha por la hipótesis, o sea, el que sea capaz de
"falsarla" (demostrar que es falsa), siguiendo el lenguaje de Popper. No es
posible, pues, confirmar una teoría, solo demostrar su falsedad. Una vez
encontrado ese caso concreto que falsa una hipótesis, llega el momento de
desecharla o reformularla. De este modo, la ciencia no consiste en buscar
datos para apoyar una determinada teoría, como a menudo cree la gente, sino
en intentar falsarla, buscar datos que la contradigan para avanzar en
nuestro conocimiento. Mientras esos datos no aparezcan o sean discutibles,
la hipótesis podrá seguir defendiéndose. Todo aquel conocimiento que no sea
"falsable", es decir, que no permita detectar casos que contradigan una
determinada afirmación predictiva, sencillamente queda fuera del estudio
científico, y corresponde a la filosofía, la religión u otras disciplinas
abordarlo desde su propio punto de vista.

El psicoanálisis no es un modelo falsable: cualquier acontecimiento, sea
cual sea, puede ser interpretado como una confirmación de la hipótesis,
merced a la ambigüedad de la teoría.

Una vez aclarado en qué consiste la ciencia, consecuentemente nos
preguntamos ¿es el psicoanálisis una ciencia? Y pese a quien pese tenemos
que responder negativamente, al menos desde la perspectiva de Popper. El
psicoanálisis no es un modelo falsable: cualquier acontecimiento, sea cual
sea, puede ser interpretado como una confirmación de la hipótesis, merced a
la ambigüedad de la teoría. Cuando un paciente niega la interpretación que
hace el psicoanalista acerca de un sueño o una conducta determinados,
siempre se podrá aducir que dicha interpretación del terapeuta es real pero
ha sido reprimida, o bien achacarlo a ese misterioso (pero útil para la
conservación de estas prácticas terapéuticas) fenómeno de la resistencia.

Además, surge la sospecha al pensar que, si el padre del psicoanálisis nunca
hubiera existido o se hubiera dedicado a otros menesteres en vez de a la
psicoterapia, es ciertamente improbable que una persona distinta, en otro
lugar o en otra época, hubiera acabado elaborando una explicación semejante
para el funcionamiento de la psique. Si exceptuamos los primeros momentos de
la creación de la teoría, donde sí son reconocibles los elementos
neurológicos y las explicaciones resultan menos espectaculares, todo lo
demás es una obra personalísima únicamente de su inventor, cuesta imaginar
que nadie hubiese llegado a conclusiones similares trabajando
independientemente. ¿Y cómo habría de hacerlo, si la filosofía de trabajo
que guiaba al célebre terapeuta no incluía la recopilación de datos
objetivos, ni la experimentación empírica (a la que se oponía expresamente)?
La objetividad, en la elaboración misma del modelo, queda pues en
entredicho. Incluso en el ulterior desarrollo y ramificación de la teoría en
distintas corrientes encontramos más de secta religiosa que de genuina
ciencia: algunas variantes, como los lacanianos, reniegan de toda técnica de
contrastación e investigación, por lo que sus adeptos semejan más acólitos
religiosos y crédulos que científicos racionales.

Por lo tanto, de ciencia, lo que hay es más bien poco. Aunque de todas
maneras, si tenemos en cuenta el analfabetismo científico de buena parte de
la población y la escasa atención que en las escuelas e institutos se dedica
a forjar el sentido crítico y racional de los jóvenes (esto hay que
reconocerlo, por regla general somos bastante cazurros en estos menesteres,
aunque todo tiene arreglo), no es extraño que, cuando cualquiera nos ofrezca
un discurso que se corresponda con nuestro estereotipado concepto de
"ciencia", lo aceptemos acríticamente sin considerar racionalmente sus
contenidos. Es la ciencia, para muchos de nuestros convecinos, una
disciplina extraña, ajena, imposible de entender salvo para unos pocos tipos
de bata blanca cuyo máximo interés parece ser el de mantener sus
conocimientos lejos de la comprensión del pueblo, para conservar un presunto
lugar de privilegio. El científico es visto como una especie de mago capaz
de trabajar con fuerzas misteriosas que nadie comprende, y sólo cuando la
aplicación práctica de sus descubrimientos para la vida cotidiana es clara y
directa parecen merecer algo de atención (en este caso, la salud mental de
las personas es un tema de gran interés para todos). Y casi siempre, como
digo, la única relación popular con la ciencia es a través de una aceptación
dogmática, sin discusión: "si lo dice un experto, yo me fío...". El problema
viene cuando entre los expertos existe más de una opinión, aunque muchos no
se lo planteen, claro.

Información adicional.
Freud, S. (1976). Obras completas. Buenos Aires: Amorrortu.
Tortosa Gil, F. (1998). Una historia de la psicología moderna. Madrid: Mc
Graw Hill.
Popper, K. (1965). La ciencia: conjeturas y refutaciones. Buenos Aires:
Paidós.
En la siguiente dirección se puede leer un resumen de las ideas de Popper
http://www.udec.cl/~josqueza/filosofia/Popper.html

NOTA. Fernando Blanco es estudiante de psicología en la Universidad de
Deusto. Actualmente realiza su Practicum de Investigación en el Laboratorio
de Psicología del Aprendizaje de dicha universidad.

Para citar este artículo:
Blanco, F. (2003). Algunas reflexiones personales sobre el psicoanálisis
(1). Psicoteca, http://www.psicoteca.com


--------------------

5. LOS FUEGOS DE CANNETO DI CARONIA
Por Juan Anguita

Estoy sorprendidísimo del tratamiento que se le ha dado al caso de los
"misteriosos" incendios producidos en la pequeña ciudad de Canneto di
Caronia, en Sicilia (Italia). Prácticamente todos los medios se hacían eco,
el día 10 de febrero, de una nota de prensa de Europa Press que decía:

"ROMA, 10 de febrero de 2004, (de la corresponsal de EUROPA PRESS, C.
Giles).

El presidente honorífico de la Asociación Internacional de Exorcistas, el
sacerdote Gabriele Amorth, afirmó hoy que detrás de los misteriosos
incendios de electrodomésticos, que desde hace dos semanas se están
produciendo en Caronia (Sicilia), "se encuentra el Diablo".

Mientras los expertos intentan descubrir qué es lo que produce que varios
electrodomésticos del pequeño pueblo de Caronia (Messina, Sicilia) se hayan
incendiado a pesar de que no estén conectados a la corriente eléctrica, el
padre Amorth afirma que "el Diablo ha entrado en el pueblo".

El exorcista de la diócesis de Roma precisó que no ha visto nunca un
fenómeno de este tipo, pero que lo primero que hay que hacer "es llamar a un
sacerdote para que bendiga las casas". "Estas cosas suceden normalmente
cuando el demonio entra en la vida de los que le permiten entrar", explicó
el padre Amorth, autor de varios libros sobre exorcismos.

Aunque hoy todavía no se ha producido ningún incendio, las autoridades
permanecen en alerta y se procede a la inspección del territorio para
controlar si existen campos electromagnéticos capaces de producir que los
aparatos se quemen, a pesar de que en algunas casas habían quitado la
corriente eléctrica.

Mientras se espera una respuesta científica a las decenas de casos que se
han producido en estas últimas semanas, el exorcista explica que la entrada
del diablo en el pueblo se ha podido realizar debido "a sesiones de
espiritismo o satanismos".

El sacerdote relató que en casas donde acudió para realizar exorcismos, vio
"incendiarse la televisión, el teléfono y todo lo que está relacionado con
la electricidad", aunque a pesar de su enorme experiencia, reconoce que el
caso del pueblo siciliano es "extraño". "Aunque puede ocurrir que de una
casa endemoniada se transmita a otras", añadió."

Pocos medios se habían hecho eco, días antes (dos semanas según la nota) de
los incendios. Menos aún lo han hecho ahora de la explicación oficial
suministrada por Tullio Martella y que aparece en una nueva nota de Europa
Press el día 17 de Febrero.

"ROMA, 17 de febrero de 2004, (de la corresponsal de EUROPA PRESS, C.
Giles).

Un aumento de los campos electroestáticos de origen natural es la causa de
los misteriosos incendios en los electrodomésticos que desde hace tres
semanas se producían en la localidad de Caronia, en Messina (Sicilia), según
el informe realizado por la Protección Civil.

A esta conclusión han llegado los expertos del Centro Nacional de
Investigación (CNR). El dirigente general de la Protección civil, Tullio
Martella, presentó hoy a las autoridades sicilianas este informe para
esclarecer las causas de los incendios de aparatos electrónicos y metálicos
que se habían producido en la zona.

Los expertos han descartado que los incendios fueran debidos al ferrocarril
que pasa por la zona y a otras hipótesis, argumentando que se trata de un
fenómeno natural. "En base a una modelización del núcleo terrestre, se ha
producido una grande cantidad de energía geotérmica capaz de subir a la
superficie a través de vías preferenciales que terminan en punta", se lee en
el informe.

Esta energía provoca la ruptura de los estratos del subsuelo, que suponen un
aumento de la porosidad y por tanto la liberación de electrones. "Se trata
de nubes electrónicas, que difunden cargas de elevada densidad y alto
contenido energético, que cuando entran en contacto con materiales metálicos
crean una especie de condensador, el fenómeno se produce sobre todo en
presencia de conductores eléctricos", redactaron los expertos del CNR. Hace
unos días, un conocido exorcista de la diócesis de Roma, Padre Gabriele
Amorth, aseguró que el diablo había llegado al pueblo siciliano y que por
ello se producían los misteriosos incendios."

La primera cuestión que me llama la atención del asunto es dónde he visto
esta referencia a la noticia de agencia: ¡En mundomisterioso.com!, en el
resto de medios no he visto nada (si alguien encontrara alguna referencia
que me dejara por mentiroso estaría encantado de que me lo hiciese llegar).

¿Qué debemos hacer observar entonces del "misterio"? En primer lugar, la
"prensa seria" sólo se hace eco de la misma cuando aparece el "demonio como
fuente del incidente, ¿por qué? se me ocurren tres posibilidades:

a) Querían ridiculizar a Gabriele Amorth y, extensivamente, a la ICAR. No
creo, aunque hubiera sido lo más razonable; no me parece sensato que
mientras los técnicos están trabajando nadie saque los pies del tiesto para
arrimarse el ascua a su sardina (la presencia del demonio es un buen negocio
para la Iglesia....) con este tipo de sandeces.

b) Verían algo de credibilidad.... ¿en el experto en exorcismos? Es bastante
lamentable que, en pleno Siglo XXI, se siga dando pábulo a este tipo de
prácticas (que en ocasiones han acabado con muertes en circunstancias
violentas). Más aún cuando la medicina (sobre todo la neurología y
psiquiatría) logra dar explicación y solución a muchos problemas de
"procedencia demoníaca".

c) Les pareció una curiosidad, ¿por qué, entonces, no lo resaltaron como
tal? ¿por qué no les ha interesado la resolución del caso? ¿no son
conscientes de que lo que ha quedado en la mente de la opinión pública es
"que hay un misterio que la ciencia no puede explicar y del que el Jefe de
los exorcistas ha dicho que media la intervención del demonio? El problema
de las "curiosidades" es que acaban por crear opinión (mal fundamentada) que
luego puede traer consecuencias desastrosas.

En fin, el mundo al revés: la "prensa seria" se hace eco de un rumor
paranormal relacionado con el diablo y el desmentido-explicación lo
encuentro en mundomisterioso.com. Para que vean que es bueno contrastar las
fuentes de información.

En cuanto a la explicación del Centro Nacional de Investigación italiano y,
por si alguien empieza a ver complots por ocultar la VERDAD, diré que es
mucho más fiable que el del Padre Amorth, seguro que sus informes han sido
de lejos más útiles, contrastados, fundamentados y analizados que los del
organismo que dicho señor preside (aunque sea de manera honorífica).

NOTA. Juan Anguita es físico teórico y profesor de Enseñanza Secundaria.


=== DOSSIER DE PRENSA ===============================================

1. I(NVESTIGACIÓN) + D(EFENSA)
Por Jaime Lissavetzky
(Artículo publicado en "El País", lunes16 de febrero de 2004)

El informe Main Science and Technology Indicators, recientemente publicado
por la OCDE, resalta que España es el primer país europeo en porcentaje de
los presupuestos públicos de I+D dedicados a la defensa y el último en
porcentaje de gastos del PIB en investigación básica. No es mi objetivo
analizar en este artículo la conveniencia o no de los programas militares,
ni sus efectos en la industria de este país. Ése es otro debate. Reclamo un
modelo para la política de I+D, que no enmascare los datos reales, que se
base en fortalecer el sistema público, teniendo como eje fundamental una
política de recursos humanos y en facilitar el trasvase del conocimiento
generado en el mismo al sector privado, promoviendo, por tanto, la
innovación en las empresas y su transformación en beneficios sociales y
económicos.

Ocho años es tiempo suficiente para valorar la actuación del Gobierno de la
derecha en el sistema de ciencia y tecnología. El modelo que el PP ha
aplicado ha sido un modelo fallido. Desde que gobierna, ha cambiado la
estructura del gasto presupuestario, basando su crecimiento en el incremento
del denominado Capítulo VIII (anticipos o créditos reembolsables). Estos
gastos, que en su casi totalidad son préstamos a empresas, suponían el 5,4%
en 1996 y han pasado a ser el 51,6% de los presupuestos públicos dedicados a
investigación (función 54) en 2004. Es decir, uno de cada dos euros
invertidos se destinan al sector privado. Además, muchos de estos créditos,
más del 70% del total, han ido destinados a la fabricación de armamento, la
supuesta I+D militar, que en la mayoría de los casos no es ni I ni D. ¿O
alguien piensa que en la construcción de las Fragatas F 100 se han destinado
más del 85% a la I y la D, como ha manifestado el Gobierno en sede
parlamentaria?

Supongo que el objetivo de este modelo era estimular la inversión del sector
privado en el sistema de I+D, pero el resultado ha sido desastroso.
Analicemos algunos datos que confirman el escaso impacto de esta política:

a) La evolución del gasto en innovación tecnológica sobre el PIB ha
descendido del 1,67% en 2000 al 1,59% en 2002, último dato conocido,
publicado en diciembre de 2003 por el INE. Es decir, menos gasto en
innovación.

b) El impacto de los créditos a las empresas. En 2002 se les concedieron
2.000 millones de euros, a los que habría que sumar otras cantidades en
forma de subvención, hasta llegar a más de 2.500 millones. Pues bien, el
gasto de I+D de ese año, declarado por el sector privado al INE, fue de
3.926 millones de euros. Es decir, cada euro del presupuesto público
entregado a las empresas para I+D no produjo ni siquiera un euro más de
inversión privada.

c) El efecto de los gastos militares de I+D sobre las inversiones
empresariales. Los últimos datos de la OCDE arrojan un resultado desolador:
mientras que 37,3% de los Presupuestos Generales del Estado destinados a I+D
tenían como finalidad la defensa, el porcentaje total del gasto español en
I+D destinado a estos fines (contabilizando la inversión privada) fue del
4,1%. Es decir, el Gobierno destina más de un tercio de su presupuesto a
estos menesteres, mientras el conjunto del sistema emplea la vigesimoquinta
parte. ¡Qué poder de arrastre! La razón es que las empresas, al cumplimentar
los cuestionarios del INE, no pueden contabilizar como gastos de I+D la
fabricación del armamento que luego venden al Ministerio de Defensa. Ésta es
otra prueba palmaria de que la mayor parte de estos gastos no son ni I ni D.

Algo falla en el sistema. Es necesario trabajar a medio y largo plazo. No es
 razonable responsabilizar sólo a las empresas, como hace el Gobierno. Hay
que apoyarlas adecuadamente. Es imprescindible una reforma del sistema: un
incremento continuado de la financiación para las universidades y los OPIS,
más eficiencia en la gestión (sin comentarios sobre la situación vivida),
mayor flexibilidad de funcionamiento de los centros como el CSIC, mejor
coordinación y distribución de responsabilidades con las comunidades
autónomas, fomentar realmente la cultura de la innovación en las empresas a
través de medidas fiscales y financieras asequibles de verdad y sin la
burocracia que las asfixia, muy especialmente a las pequeñas y medianas. En
definitiva, un modelo de política científica y tecnológica distinto del
modelo fallido del PP.

No es razonable que en estos años hayamos conseguido ser los primeros en
Europa en porcentaje de los presupuestos públicos de I+D dedicados a la
defensa (37,3% en 2001 en España, frente al 30,5% del Reino Unido, que
siempre había sido el leader europeo, y a una media de la UE del 15,2%). O
que, en ese mismo informe, aparezca que nuestro país es el último (de los
países estudiados) en porcentaje de gastos del PIB en investigación básica
(0,15%). No es razonable la precarización de nuestro sistema, en el que el
25% de los investigadores son becarios, no está definida una carrera
científica o no existe una política de recursos humanos adecuada (el último
año se crearon 60 plazas de personal investigador en el CSIC, cuando hay
casi 800 doctores contratados y la edad de ingreso en ese organismo es la
mayor de la historia: 37,5 años).

Es la hora del compromiso con la ciencia por parte de todos; pero con un
modelo bien definido y distinto del actual y, en ningún caso la
investigación "básica" debe ser la militar.

NOTA. Jaime Lissavetzky es portavoz del PSOE de Ciencia y Tecnología.

URL: http://www.elpais.es

(Artículo enviado por David de Cos)


--------------------

2. CENSURA CIENTÍFICA
Por Camilo José Cela Conde
(Artículo publicado en "Diario Información" de Alicante, viernes 27 de
febrero de 2004)

El Gobierno del presidente George W. Bush ha dado una vuelta de tuerca más
en su empeño por restaurar la censura, prohibida por la primera enmienda a
la Constitución de los Estados Unidos. Nada menos que en 1791, el pueblo
norteamericano dio a todo el mundo un ejemplo de libertad, espíritu
ciudadano y democracia enmendando su constitución por vez primera para
impedir que el Congreso de ese país aprobase en adelante ley alguna capaz de
coartar la libertad de expresión y de prensa (amén de garantizar, por medio
de la misma enmienda, las libertades religiosas, el derecho de las personas
para reunirse en paz, y la necesidad de que el gobierno repare cualquier
agravio). Ni que decir tiene que la modificación constitucional ampara a los
ciudadanos no sólo contra leyes restrictivas sino contra cualquier decreto
de rango inferior como pueden ser las órdenes presidenciales. Pero olvidando
tanto la letra como el espíritu de esa enmienda histórica el presidente G.W.
Bush ha dictado una norma que pretende establecer la censura en el terreno
de la ciencia, burlando el máximo emblema de la defensa de la libertad de
expresión. Las revistas científicas más importantes del mundo, todas
ellas -con muy pocas excepciones- estadounidenses, podrán ser perseguidas si
publican artículos firmados por investigadores procedentes de Cuba, Irán,
Libia y Sudán. El eje del mal, si nos olvidamos de Corea del Norte.

Los efectos prácticos de la medida son pequeños. Es muy escasa la actividad
científica de alto nivel en cualquier de esos países, aunque ya han
aparecido investigadores afectados por el atropello. Pero sería una
equivocación creer que los principales afectados por la orden ministerial
son los cubanos, iraníes, libios o sudaneses. Las principales asociaciones
de científicos, con la AAAS (American asociation for the advancement of
science), la mayor de todo el planeta con más de 150.000 afiliados, en
primer término, han entendido muy bien que es la propia ciencia la que cae
en la trampa de la censura.

Hasta ahora había sido un dogma, quizá ingenuo pero muy extendido, el de la
neutralidad política de la ciencia. Incluso en los momentos peores de la
guerra fría investigadores soviéticos y occidentales colaboraban en empresas
que se creían por encima de las diferencias de los avatares geopolíticos. Al
fin y al cabo la actividad científica consiste en subirse a los hombros de
los gigantes -lo dijo Newton- sin que a nadie se le ocurriera pedirles el
pasaporte ni revisar su postura ideológica. Ha habido premios Nobel
marxistas y ultraconservadores, sin que sus creencias políticas afectasen a
lo que pudieran aportar respecto de la estructura de las proteínas o los
ciclos económicos.

Ahora eso se acaba de la mano de quien está destruyendo, uno por uno, los
principales valores de las democracias occidentales. Desde la agresión
injustificada a un país soberano a la puesta en marcha de la censura el
presidente George W. Bush ha llevado a cabo ya tropelías suficientes para
garantizar su recuerdo histórico. Confío en que, en nota a pie de página al
menos, figure el hecho de que la primera enmienda en favor de la libertad de
prensa es también estadounidense y en Washington está la sede de la AAAS.
Los Estados Unidos son mucho más que un presidente elegido de manera
sospechosa y culpable de métodos y componendas que la constitución
norteamericana lleva varios siglos prohibiendo con orgullo.

URL: http://www.diarioinformacion.es


--------------------

3. ¿DE VERDAD ES LA CLONACIÓN TERAPÉUTICA INMORAL?
Por Manuel Atienza
(Artículo publicado en "Diario Información" de Alicante, viernes 27 de
febrero de 2004)

La noticia de que científicos surcoreanos han logrado clonar embriones
humanos ha reabierto la discusión sobre la clonación terapéutica: la que no
tiene por objeto dar lugar a seres humanos, sino cultivar células madre
(obtenidas del embrión) con fines curativos. En la batalla en contra de este
tipo de clonación se ha embarcado, desde luego, la Iglesia Católica (la
conferencia episcopal ha vuelto a difundir argumentos ya esgrimidos en otras
ocasiones), pero también muchos publicistas laicos que repiten, de una u
otra forma, el argumento esencial de la Iglesia: la personalidad moral
comienza desde el mismo momento de la concepción.

Un ejemplo de esta última posición se encuentra en un artículo que Ignacio
Sánchez Cámara publica en el «Abc» de hace algunos días, con el título de
«La clonación es inmoral». En su opinión se trata, en primer lugar (1), de
una discusión de la que no cabe esperar mucho, sencillamente porque los
contendientes parten de premisas muy diferentes; las suyas, las que le
llevan a la conclusión de que la clonación (terapéutica o reproductiva) es
inmoral, consisten en concebir la vida como «un don de Dios o como algo que
posee un valor en sí mismo». Además (2), Sánchez Cámara se opone a los
«adoradores del progreso» que gustan de enfrentar la religión con la
permisividad y el progreso: «No siempre la permisión conduce al bien.

Pensemos -nos advierte- en los campos de exterminio». Sigue (3) señalando
que la prohibición de la clonación terapéutica no puede entenderse en
sentido estricto como un límite a la libertad de la ciencia: «El derecho y
el deber de saber carecen de límites. Lo que tiene límites es la aplicación
técnica de esos conocimientos. El saber no tiene límites; el actuar, sí».
Defiende (4) la idea de que el embrión, por mínimo que sea, posee la misma
dignidad que el ser humano plenamente desarrollado: «olvida el progresista
que él también fue un día un pequeño embrión, cuyo aliento vital fue
respetado, y que, gracias a eso, ahora puede ser no sólo progresista sino
ser sin más». Afirma además (5) -digamos que en passant- el carácter
innecesario de la clonación: «parece que existen alternativas terapéuticas a
la clonación». Y termina (6) recordando que licitud jurídica no es lo mismo
que licitud moral: «Si la mayoría de los ciudadanos, por ejemplo, españoles,
decidieran que la clonación es lícita, se convertiría en parte el Derecho
español, pero no dejaría por ello de ser, según mi criterio, una
inmoralidad».

Pues bien, yo creo que el artículo de Sánchez Cámara es de gran interés
porque trae a colación todos o la mayor parte de los argumentos esgrimidos
en el debate a propósito de la clonación terapéutica y los presenta de una
manera que -imagino- ha de resultar persuasiva para muchos. Me parece, sin
embargo, que un examen algo atento de sus argumentos -que he enumerado a
efectos de claridad- permite mostrar, sin demasiados esfuerzos, su carácter
falaz. Veámoslo.

Para empezar (1), la premisa que separa a quienes están a favor o en contra
de la clonación terapéutica no está bien identificada por Sánchez Cámara. No
se trata de que quienes defienden (para ciertos casos y bajo determinadas
condiciones) la clonación terapéutica nieguen que la vida humana tenga un
valor en sí misma (y ni siquiera tendrían por qué negar una concepción
religiosa de la existencia: que la vida sea un don de Dios), sino que
simplemente sostienen que el valor de la vida no es el mismo en todas las
fases de su desarrollo; o sea, son gradualistas, entienden que los cambios
en el desarrollo embrionario (la aparición de la sensibilidad, de los
órganos, etc.) debe tener algún peso en el razonamiento moral. Por otro lado
(2) es obviamente cierto que permisividad no es necesariamente sinónimo de
progreso moral, pero el ejemplo que pone nuestro articulista para ilustrar
su tesis es francamente desconcertante: la existencia de los campos de
exterminio no significó en la Alemania nazi (su referencia es Auschwitz) que
aumentara el número de las conductas permitidas (salvo que se esté pensando
sólo en las de los guardianes de los campos), sino más bien lo contrario:
los judíos vieron drástica y trágicamente recortado el ámbito de lo que les
estaba permitido, al igual que les ocurrió a los españoles que tuvieron que
padecer instituciones como los campos de trabajo forzado; dicho de otra
manera, a pesar de la relatividad del concepto de permisión, los regímenes
más opresivos no son, en ningún sentido comprensible del término, los más
«permisivos». La afirmación (3) de que no existe límite al saber, sino a su
utilización práctica, a la acción, no sólo me parece una afirmación falsa,
sino difícil de comprender: para saber (como ocurre con el caso de las
células madre) se necesita llevar a cabo ciertas acciones; no tiene por ello
ningún sentido estar a favor de la libertad de la ciencia (de los resultados
de conocimiento que arroja la ciencia), pero en contra de las acciones
necesarias para poder obtener esos resultados. La idea (4) de que el
embrión, en cualquier fase de su desarrollo, tiene el mismo valor que la
vida de un adulto porque lo primero es condición necesaria para lo segundo
se basa en un presupuesto difícilmente aceptable; o sea, sería un argumento
fuerte si aceptáramos que hay una continuidad en el plano moral,
psicológico, etc., entre el preembrión de unos días y un ser humano adulto;
pero no es nada obvio que sea así: por lo menos para muchos -yo diría que
para la mayoría- de los seres humanos, la construcción de su personalidad no
es algo que empiece con la concepción; lo que nos hace humanos es algo más
que el ADN celular. La afirmación (5) de que existen alternativas
terapéuticas a la clonación es, por lo que yo se, falsa; es decir, entre los
científicos parece existir un amplio consenso en el sentido de que el
desarrollo de terapias para curar enfermedades como el Parkinson o la
diabetes exige, al menos en esta fase, la investigación tanto con células
madre procedentes de adultos como de células madre embrionarias. Y (6) el
que la licitud jurídica sea una cosa y la moral otra es, naturalmente,
cierto, pero el uso argumentativo que de esa distinción hace Sánchez Cámara
es simplemente falaz: serviría como argumento si diéramos por sentado lo que
se trata de demostrar: que la clonación terapéutica es inmoral.

Probablemente Sánchez Cámara lleve razón al pensar que el debate sobre la
clonación terapéutica es estéril en cuanto parece muy difícil que quien se
sitúa en uno de los lados pueda hacer algo para persuadir al que ocupa un
lugar en el otro. Personalmente, la lectura de su artículo no ha hecho que
varíe ni un milímetro mi posición favorable a la clonación terapéutica. Sin
embargo, a los católicos que piensan como él -en especial a la jerarquía
eclesiástica- se les presenta en este caso una magnífica oportunidad para
dar testimonio -práctico- de la sinceridad y de la firmeza de sus creencias:
podrían hacer objeción de conciencia y renunciar (en el futuro -quizás no
tan lejano-) al uso de terapias obtenidas a partir de la investigación y
utilización de células madre procedentes de embriones. ¿Creen ustedes que lo
harán?

NOTA. Manuel Atienza es catedrático de Filosofía del Derecho en la
Universidad de Alicante.

URL: http://www.diarioinformacion.es


--------------------

4. LA NASA DEMUESTRA QUE POR LA SUPERFICIE DE MARTE CORRIÓ AGUA
Por Olalla Cernuda
(Artículo publicado en "El Mundo", martes 2 de marzo 2004)

Eran las 04.23 horas en Marte (poco más de las 20.00 horas en España del
martes) cuando la NASA anunciaba su más importante descubrimiento de los
últimos años. "Por Marte un día corrió agua líquida". Las pruebas están en
el Meridiani Planitia, el lugar donde el pasado mes de enero amartizó el
robot 'Opportunity'. Allí, los científicos han encontrado marcas en algunas
rocas que les permiten aseverar con certeza que, un día, ese cráter estuvo
sumergido por agua. Mucha agua.

La rueda de prensa convocada a bombo y platillo por la NASA ha sido para
desvelar la pregunta "no del millón, de los 26 millones de dólares", como
bromeaban algunos responsables de la agencia espacial estadounidense. Los
científicos de la NASA han podido comprobar, gracias a las diversas pruebas
realizadas por el robot explorador en las dos últimas semanas, que lo que
hoy es un gigantesco y desertizado cráter un día fue un lago del tamaño de
los Grandes Lagos estadounidenses. "El agua se fue evaporando con el paso
del tiempo, pero ha dejado huellas en las rocas muy claras", aseguraron.

La prueba de que el planeta rojo fue húmedo en algún momento de su
existencia no es nueva, aunque sí es la primera vez que los científicos
tienen pruebas físicas, materiales, de sus descubrimientos. Las sondas Mars
Odissey (de la NASA) y Mars Express (de la Agencia Espacial Europea) ya
habían mostrado indicios de que no sólo en Marte podía haber hielo en los
polos, sino que los gigantescos cañones que se pueden observar desde la
atmósfera fueron creados por ríos o mares que ya estarían hoy secos.

Pero ahora la NASA tiene las pruebas en su mano. "Estas rocas (las que han
encontrado en el fondo del cráter) están formadas por diferentes estratos, y
muestran pruebas irrefutables de que han estado en contacto con mucho agua
en el pasado geológico", aseguró durante la rueda de prensa Steve Squyres,
uno de los principales científicos de la misión.

Cuando amartizó el Opportunity, los científicos se mostraron entusiasmados
al ver las primeras imágenes enviadas por el robot, puesto que mostraban un
suelo rocoso en el fondo del cráter con muchísimas posibilidades para su
investigación. "Durante las dos últimas semanas, hemos desplegado todos
nuestros instrumentos y hemos analizado hasta la extenuación todas las
pruebas. Hoy hemos completado el puzzle: esas rocas estuvieron completamente
hundidas en el agua", afirmó.

Según la Agencia Espacial estadounidense, es "la mejor evidencia" que se ha
encontrado hasta ahora de que hubo vida en el 'planeta rojo'. "Este es el
tipo de lugar que habría permitido la existencia de vida, aunque eso no
prueba que la vida estuvo presente", dijo.

Para el estudio de las rocas marcianas, el Opportunity ha usado los mismos
instrumentos que habría utilizado un geólogo en caso. Gracias al
espectrómetro de rayos X han podido analizar los elementos químicos de las
rocas, y eso ha permitido a la NASA encontrar unas altas concentraciones de
sulfuros en el lecho rocoso, que sólo podría ser posible por la actuación de
moléculas de agua.

Con otro de los instrumentos, el espectrómetro Moessbauer, la NASA ha
detectado un mineral derivado del sulfato de hierro conocido como jarosita.
Por el conocimiento que los geólogos tienen de las rocas terrestres, estas
pruebas han permitido determinar que las piedras analizadas en Marte "han
estado expuestas durante mucho tiempo a los efectos del agua".

Los 'otros' descubrimientos de agua

Desde hace 30 años, los científicos estadounidenses y europeos pelean por
ver quién es el primero que logra detectar rastros de vida o, en su defecto,
agua en el planeta rojo. El primero en hacerlo, aunque de forma indirecta,
fue la sonda de la NASA Mars Odissey, que en el año 2002 tomó imágenes desde
la atmósfera del planeta rojo que hicieron pensar a los científicos que, por
las enormes cráteres y cañones, hubo en un lejano día catastróficas
inundaciones.

La Odissey además demostró que había grandes cantidades de hidrógeno en el
polo Sur de Marte, indicio incontestable de la presencia de agua. Pero esta
presencia no pudo ser demostrada a través de fotografías hasta el pasado mes
de enero.

Entonces, la sonda espacial de la ESA Mars Express envió unas imágenes que
demostraban la existencia de agua congelada y dióxido de carbono helado en
el polo sur del planeta rojo. Las fotografías que probaban estos
descubrimientos fueron tomadas unos días antes desde la sonda, que orbita el
planeta rojo a una altura de 2.000 kilómetros.

Ahora, ya no son sólo indicios lo que tiene la NASA, sino pruebas materiales
de que las rocas que hoy están en el suelo marciano han sufrido los efectos
de la acción prolongada del agua. Si de ahí se puede derivar que hubo algún
tipo de vida en el planeta rojo, está por ver.

URL: http://www.elmundo.es/elmundo/2004/03/02/ciencia/1078254820.html


--------------------

5. NUEVOS DATOS PONEN EN DUDA LA TEORÍA DE QUE UN ASTEROIDE CAUSÓ LA
EXTINCIÓN DE LOS DINOSAURIOS
(Artículo publicado en "El Mundo", martes 2 de marzo de 2004)

EFE. WASHINGTON.- Científicos mexicanos, alemanes y suizos han puesto en
tela de juicio la teoría de que los dinosaurios desaparecieron de la faz de
la Tierra como resultado del impacto de un asteroide.

Hasta ahora existía la creencia generalizada de que el asteroide se estrelló
contra la superficie del planeta hace 65 millones de años, lo que generó los
cambios volcánicos y climáticos que causaron la desaparición de los
dinosaurios.

Pero en un artículo publicado en la revista 'Proceedings of the National
Academy of Sciences', los científicos que han investigado la evidencia
geológica en un cráter de la península de Yucatán (México) aseguraron que la
colisión ocurrió mucho antes de comenzar la extinción de estos animales.

"Desde comienzos del decenio de 1990 se ha considerado que el cráter
Chicxulub es la prueba más concluyente de la hipótesis de que un asteroide
mató a los dinosaurios y causó la extinción en masa de otros organismos en
el Cretáceo Terciario, hace unos 65 millones de años", dicen los
investigadores en el artículo.

Sin embargo, agregan, una perforación de 1.600 metros realizada en medio del
cráter sugiere que se formó más de 300.000 años antes y "por lo tanto no
causó la extinción masiva como se creyó".

Entre las muestras recogidas en el cráter, cuyo diámetro es de unos 200
kilómetros, se encuentra una roca cristalizada que pudo haberse derretido
hace unos 65 millones de años. Otros fósiles encontrados en el lugar
sugieren que el cráter sufrió el impacto 300.000 años antes, lo que es
avalado por evidencias magnéticas en el lugar.

Según Gerta Keller, geóloga de la Universidad de Princeton y miembro del
grupo científico, las conclusiones de la investigación respaldan la teoría
de que la extinción de los dinosaurios y otras formas de vida no fue causada
por el impacto de un solo asteroide, sino por varios cuerpos procedentes del
espacio.

La caída de esos asteroides coincidió con un periodo de intensa actividad
volcánica, conocido como vulcanismo Deccan, así como un calentamiento global
que causó la desaparición de muchas especies, según Keller.

"Este descubrimiento sugiere que el impacto ocurrido en el Cretáceo
Terciario (así como la actividad volcánica) fue la gota que colmó el vaso,
más que la matanza catastrófica de una comunidad saludable", señalan los
investigadores en la revista.

La tarea que tienen ahora los científicos para dar más fuerza a su teoría es
encontrar otros cráteres que hayan sido causados por el impacto de
asteroides. Hay uno de ellos en India y "hay pruebas de un tercero que
ocurrió hace unos 150.000 años, después del Cretáceo Terciario", dijo
Keller.

URL: http://www.elmundo.es/elmundo/2004/03/02/ciencia/1078189096.html


--------------------

6. LOS JÓVENES CATÓLICOS PRACTICANTES HAN CAÍDO UN 60% EN LOS ÚLTIMOS 40
AÑOS
(Artículo publicado en "La Voz de Galicia", jueves 26 de febrero de 2004)

Si en 1960 el 95% de los jóvenes españoles declaraban ser «católicos con
alguna práctica religiosa», ese porcentaje ha caído en nuestros días hasta
el 33%. Casi sesenta puntos en cuarenta años. Este es uno de los principales
datos que ofrece el informe Jóvenes 2000 y religión que presentó ayer la
Fundación Santa María tras entrevistar a más de mil españoles de entre 13 y
26 años.

Semejante cambio de actitud hizo afirmar ayer al sociólogo Francisco
Carmona, uno de los autores del estudio, que «la Iglesia católica en España
va camino de convertirse en una secta en el sentido sociológico o
numéricamente» y que pierde cada vez mayor influencia social. Según el
informe, de los 13 a los 24 años, sólo un 21% acude a misa con cierta
regularidad, siquiera una vez al mes; el 34% únicamente en fechas
significativas, celebraciones o en momentos problemáticos; y el resto,
nunca. Sólo el 5% están de acuerdo con la ortodoxia de la Iglesia,
especialmente en los aspectos relacionados con la sexualidad.

El informe deja claro que, salvo momentos de exaltación especial y empuje
propagandístico, como las visitas pastorales del Papa, la religión no forma
parte de la vida diaria de los jóvenes. La falta de identificación de los
jóvenes con los postulados de la Iglesia obedece, a juicio de los autores,
al acelerado proceso de secularización de la sociedad española en las
últimas décadas.

Una dinámica externa a la que se le añaden, además, «causas estructurales»
internas, achacables al anquilosamiento de la Iglesia católica y a la falta
de adecuación de su mensaje a los jóvenes, que auguran una difícil vuelta
atrás. «La jerarquía católica dice que el problema está fuera, en el
laicismo dominante, el individualismo... pero el problema está también
dentro de la propia iglesia», subrayó Francisco Carmona, doctor en
Sociología y profesor de la Universidad de Granada. Por un lado -argumenta-,
la propia jerarquía católica está envejecida y son pocos los curas y
religiosos jóvenes capaces de «cambiar el chip y dialogar con la juventud»
en temas de su interés. También se ha roto uno de los eslabones de
transmisión de la identidad católica, la familia, que ya no ejerce como
agente religioso. «La gran falla que se ha abierto en los últimos 20 años en
la transmisión de la fe es la familia», convino el sociólogo Javier Elzo,
autor de otro de los capítulos.

Otro de los aspectos del estudio es el tradicional reproche a la riqueza de
la Iglesia, crítica que se ha agudizado en la última década. El 79% opina
que los obispos viven mejor que el español medio. El 43% opina lo mismo
sobre el cura de ciudad.

URL:
http://www.lavozdegalicia.es/se_sociedad/noticia.jsp?CAT=105&TEXTO=2453670


--------------------

7. CIENCIA Y PSEUDOCIENCIAS VUELVEN A LA UNIVERSIDAD DE LA LAGUNA
(Reseña emitida por Radio Campus - Emisora universitaria Universidad de La
Laguna)

Bajo el título Ciencia y pseudociencia: realidades y mitos, se celebra en la
Universidad de La Laguna la cuarta edición de un curso que desde 2001 ha
llevado a cabo con gran éxito la tarea de acercar al público en general las
diferencias entre los avances científicos y las supercherías
pseudocientíficas. El pasado 20 de febrero, el director del evento,  Luis
Díaz Vilela y uno de los coordinadores del mismo, Ricardo Campo Pérez,
estuvieron en Radio Campus para hablar de un curso que se ha convertido en
una de las ofertas más completas en materia de divulgación.

El curso está distribuido en forma de dos módulos. Según sus responsables,
el primero, Un Panorama de la Ciencia Contemporánea, está dirigido al
tratamiento genérico de lo que es la ciencia a día de hoy, tocando temas
tales como la evolución, la relatividad, el origen del universo, el genoma o
los transgénicos. Como novedad, se introducen charlas centradas en el
planeta Marte y en el origen geológico del archipiélago canario. El segundo,
El Individuo, la Sociedad y las Pseudociencias, se centra en materias de
corte pseudocientífico como la astrología, las sectas o la parapsicología.

Los entrevistados hicieron a lo largo de la entrevista un breve repaso al
panorama que a día de hoy presentan la divulgación científica y las
pseudociencias. Para Díaz Vilela y hay en las personas un deseo de creer que
explica en muchos casos la pervivencia de las prácticas pseudocientíficas.
Los mitos, añadió Campo Pérez, se renuevan pero el trasfondo es el mismo, si
bien hay historias que se resisten a desaparecer del todo. Actualmente, se
plantea una dicotomía antagónica entre la ciencia y las "disciplinas" que
intentan disfrazarse de ciencia sin llegar a serlo, la cual se ha trasladado
al curso a lo largo de sus cuatro ediciones.

Para la presente edición, los organizadores han recabado la colaboración de
diversas instituciones entre las que destacan la Facultad de Psicología de
la ULL (donde se celebrarán las sesiones del curso), el Ayuntamiento de La
Laguna, las empresas Apeles, Nuriana y Alcampo, ARP-Sociedad para el Avance
del Pensamiento Crítico, Fundación Anomalía o Radio Campus.

Más Información:
Luis Díaz Vilela
Correo Electrónico: ldiazvi@...

Página del Curso: http://webpages.ull.es/users/esceptic

(Reseña enviada por Luis Javier Capote)


=== BUZÓN DEL LECTOR ===============================================

Esta sección está abierta a todos los lectores que deseen enviarnos sus
críticas, sugerencias o comentarios sobre el boletín, los artículos
publicados en él, o cualquier otro tema relacionado con la ciencia, el
escepticismo y la crítica a la pseudociencia.

Incluimos en este número la carta de uno de nuestros lectores sobre el
artículo "Alternativos" de Fernando L. Frías, aparecido en el boletín del 2
de febrero de 2004, así como la respuesta del autor del artículo.
Agradecemos a los dos la atención dedicada.

Por otra parte, aunque no hayan sido publicados queremos agradecer los
correos electrónicos de felicitación y ánimo recibidos. Gracias a todos por
vuestro apoyo.


--------------------

SOBRE EL ARTÍCULO "ALTERNATIVOS" DE FERNANDO L. FRÍAS
Por Óscar Solís

Estimados señores,

No obstante lo sano de cultivar un pensamiento crítico, no es menos cierto
que en afán de derribar una idea, se cometa el error de generalizar sin
tener los conocimientos o la experiencia necesaria para lo cual se puede
recurrir a personas que sí pueden darnos un comentario informado, pero lo
que nunca puede faltar es la seriedad y formalidad requeridas antes de
emitir dichos comentarios.

En el último boletín emitido, es lamentable observar que el señor Fernando
Frías al escribir acerca de las terapias o medicinas alternativas,
descalifique a éstas, me temo, sin tener el conocimiento necesario y/o
basado en comentarios de prensa u otros, pero utilizados en forma arbitraria
y sin citar la fuente y el contexto respectivo.

Esta práctica es peor que las más amarillistas de la prensa, debido a que al
menos aquellas publicaciones se hacen responsables de sus dichos.

El comentario aludido es solo un ejemplo, ya que es práctica común de su
boletín el no identificar claramente la fuente, lo cual implica que
proporcione los medios mínimos por los cuales la información pueda ser
corroborada por el lector.

"EL PAPEL AGUANTA MUCHO", LO QUE POR EXTENSION PUEDE SER APLICADO AL CORREO
ELECTRÓNICO.

Ojalá puedan mejorar este aspecto ya que en caso contrario cualquier persona
tendrá todos los argumentos para mostrarse escéptico respecto de la validez
de vuestras afirmaciones.

Atentamente,

Óscar Solís


--------------------

RESPUESTA A OSCAR SOLÍS
Por Fernando L. Frías

Estimado Sr. Solís:

No puedo decir que me sorprenda su carta, porque ya he comprobado que los
comentarios críticos hacia cualquier creencia suelen suscitar respuestas de
este tipo, y la confianza en las llamadas "terapias alternativas" no es ni
más ni menos que eso, una creencia. O, al menos, a mí no se me ocurre otra
manera de calificar la fe en unos tratamientos que en lugar de basarse en
postulados científicos suelen apelar a "fluidos vitales", "energías
positivas y negativas" y otras extravagancias por el estilo, y que en los
pocos casos en que han sido sometidos a ensayos clínicos rigurosos han
fracasado rotundamente.

Tampoco me sorprende el tono de su carta, que de nuevo me resulta familiar.
Al igual que ocurre con la astrología o la ufología, por citar un par de
ejemplos, las críticas a las medicinas alternativas suelen ser
"refutadas" -es un decir-) asegurando que quien las critica no las conoce lo
suficiente, o que no se ha informado bien, o que está tergiversando los
datos. Pero lamentablemente no se suele indicar dónde esta el error
ocasionado por ese desconocimiento, esa falta de información o esa
manipulación. En qué está equivocada la crítica, vamos.

Así que le ruego encarecidamente que me indique en qué estoy equivocado, o
qué datos he empleado arbitrariamente, o cuál ha sido, en definitiva, mi
error. El pensamiento crítico no consiste, por usar su expresión, en el
"afán de derribar una idea", sino en someter esa idea a un análisis
riguroso, y para eso es necesario estar dispuesto a reconocer los errores y
aprender de ellos, y le aseguro que estaré encantado de que me aclare usted
en qué estoy equivocado.

Dice usted que "El Escéptico Digital" incurre en la práctica de "no
identificar claramente la fuente, lo cual implica que proporcione los medios
mínimos por los cuales la información pueda ser corroborada por el lector".
Me temo que está usted confundido: "El Escéptico Digital" siempre cita sus
fuentes, que en este caso son simplemente el autor del artículo de opinión,
es decir, un seguro servidor de usted. En todo caso sería yo el responsable
de no haber citado mis fuentes, terrible pecado en el cual por suerte no
estoy solo, puesto que es común en la prensa diaria y lo reproducido por "El
Escéptico Digital" es precisamente un artículo publicado inicialmente en un
periódico, en concreto el diario "Información" de Alicante.

No obstante, tampoco es tan difícil hacer una comprobación de mis
afirmaciones. Si no recuerdo mal, en mi artículo citaba en primer lugar el
experimento realizado por Emily Rosa; una amplia descripción del
experimento, cargada además de referencias, puede encontrarla por ejemplo
aquí: http://www.eclecticon.net/CatEcumen/touch.html

Afirmaba yo a continuación que las recomendaciones de la Comisión Especial
de la Casa Blanca para el estudio de las terapias alternativas consisten
básicamente en pedir más dinero para nuevas investigaciones, y solicitar que
la administración pública norteamericana acepte este tipo de terapias aunque
no hayan sido sometidas a estudios clínicos, o incluso cuando han fracasado
en ellos. Bueno, es una afirmación fácil de comprobar acudiendo, sin ir más
lejos, a la página web de la propia Comisión:
http://www.whccamp.hhs.gov/finalreport.html

Otra de mis afirmaciones se refería al escándalo de las "medicinas
alternativas" en Australia. De nuevo tiene usted a su alcance una abundante
información con sólo consultar a "Google" o cualquier otro servicio de
búsqueda en Internet. Un sucinto resumen, por ejemplo, está en
http://www.natural-progesterone-advisory-network.com/pan-pharmaceuticals.htm

En cuanto a lo que yo decía respecto a la legislación española en relación
con la homeopatía, puede usted consultarla, por ejemplo, en:
http://www.arp-sapc.org/articulos/homeopatia/ley_homeo.pdf

Y respecto a las "terapias alternativas" en general, puede obtener mucha
información en este enlace: http://www.stelling.nl/simpos/health.htm

Le repito que, puesto que no indica usted en qué afirmación concreta estoy
equivocado, no puedo facilitarle una información más exhaustiva, pero creo
que con esas referencias puede usted comprobar casi todas mis afirmaciones.
Excepto la última, claro: que Paco Porras me recetó un potingue para el pelo
a base de hortalizas.

Pero para eso, amigo mío, me temo que tendrá que confiar en mi palabra.

Un cordial saludo.

Fernando L. Frías.


--------------------

CARTA AL DIARIO "SUR"
Por Javier de la Torre

Envié una Carta al Director del Diario SUR de Málaga, que publicaron el día
11 de febrero. Aquí está, por si fuera posible q apareciera en "El Escéptico
Digital. Trata al respecto de lo de las caras de Bélmez.

"En la contraportada del Diario SUR del día 9 de febrero aparece un artículo
sobre las 'caras' de Bélmez. En él se transmite al lector la falsa impresión
de que el fenómeno de las caras está causado por alguna fuerza o poder
sobrenatural desconocido e inexplicable. Nada más lejos de la realidad. Como
bien explica Luis Alfonso Gámez en su página web
http://magonia.blogspot.com/, las caras de Bélmez tienen un origen de lo más
terrenal. Las pintaron. El motivo, probablemente el económico o simplemente
el de lograr notoriedad y popularidad. Remito al lector a la citada página
web si desea conocer más detalles. Finalmente, he de expresar que me parece
lamentable que un periódico como el Diario SUR contribuya, en casos como
éste, a la desinformación de sus lectores más que a la información."

Gracias y un saludo,

Javier de la Torre


=== ENLACES  =======================================================

1.- i  n  f  o  .  a  s  t  r  o (http://www.infoastro.com)

El Boletín de las estrellas / Información de primera sobre lo que acontece
en el Universo.

Para suscribirse y recibir los boletines semanales, envíe un mensaje a
infoastro-subscribe@...

--------------------

2. El Horror (http://www.elhorror.net)

La Biblia, el gran engaño, fraude y mentira de Occidente.

El "Dios del amor y de la misericordia" dejó dicho y ordenado: "Un hombre de
veinte a sesenta años será estimado en cincuenta siclos de plata... si se
trata de una mujer, tu estimación será de treinta siclos...", Lv 27, 3ss.

--------------------

3. Divulc@t (http://www.divulcat.com/)

El portal de la Ciencia y la Tecnología en el que la divulgación es la norma
que nos acerca al conocimiento y a la democracia.

Para suscribirse a Divulc@t  basta con enviar un mensaje en blanco a
divulcat-subscribe@...

--------------------

4. Asociación Racional y Escéptica de Venezuela
(http://www.geocities.com/escepticosvenezuela/)

La Asociación Racional y Escéptica de Venezuela (AREV) es una organización
independiente y sin fines de lucro, integrada por personas de mente abierta
que se han unido con la finalidad de divulgar el escepticismo y el
pensamiento racional.

--------------------

5. Egiptomanía (http://www.egiptomania.com/)

Completa web sobre el Antiguo Egipto que nos ofrece una visión objetiva y
crítica, alejada de los titulares de las revistas pseudocientíficas.


=== EL ESCÉPTICO DIGITAL ============================================

EL ESCÉPTICO DIGITAL es una publicación electrónica gratuita, editada y
difundida por ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico:
http://www.arp-sapc.org

Si desea enviar alguna noticia, colaboración o carta a la redacción de EL
ESCÉPTICO DIGITAL puede hacerlo a escepticodigital@...

 - Para darse de alta, envíe un mensaje a el_esceptico-alta@... o
directamente en: http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/alta
 - Para darse de baja, envíe un mensaje a el_esceptico-baja@... o
directamente en: http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/baja
 - Para obtener ayuda, visite http://www.eListas.net/foro/el_esceptico

Copyright © ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org

Se permitirá la reproducción parcial o total de los artículos del presente
boletín siempre que se cite la fuente y la URL del mismo. Igualmente se
agradecerá el que se informe de ello a la sociedad editora de EL ESCÉPTICO
DIGITAL.

EL ESCÉPTICO DIGITAL está abierto a las aportaciones de sus lectores, que
podrán dirigirse a escepticodigital@...

EL ESCÉPTICO DIGITAL no se identifica necesariamente con las opiniones de
los artículos firmados, que pertenecen a la exclusiva responsabilidad de sus
autores.





_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~

       ¿Donde quieres pasar las Navidades este año?
    eDreams te ofrece enormes ofertas en viajes y hoteles

                        HOTELES
                   Madrid, 1 noche 28€
                  Londres,  1 noche 28€
                NUeva York, 1 noche 55€

                        VIAJES
                    Londres - 120€
                     Paris - 170€
                      Roma - 99€
                   Nueva York - 280€
               (Ida y vuelta incluidos)

 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/135/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~