Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 181 al 210 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
EL ESCÉPTICO DIGIT Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
=?UTF-8?Q?EL_ESC=C LCAPOTE
EL ESCÉPTICO DIGIT lcapote
EL ESCÉPTICO DIGIT lcapote
El Escéptico Digit lcapote
EL ESCÉPTICO DIGIT lcapote
EL ESCÉPTICO DIGIT lcapote
El Escéptico Digit lcapote
El Escéptico Digit lcapote
El Escéptico Digi lcapote
El Escéptico Digit lcapote
El Escéptico Digit lcapote
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 188     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2005 - Número 11
Fecha:Sabado, 5 de Noviembre, 2005  01:58:54 (+0000)
Autor:Luis Javier Capote Pérez <lcapote @...........com>

EL ESCÉPTICO DIGITAL

Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la Pseudociencia
http://digital.el-esceptico.org/

© 2000-2005 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org/

Edición 2005 - Número 11 - 5 de noviembre de 2005


=== SUMARIO =======================================================

EDITORIAL

ARTÍCULOS

1.- CARTAS A LA VANGUARDIA
Javier Armentia Fructuoso

2.- LA QUIEBRA DE LA RACIONALIDAD
Arturo Bosque

3.- ENRIQUE MELÉNDEZ HEVIA, ESE CURANDERO
Francisco Javier Corzo Varillas

4.- CARTA A LA ESCUELA DE SERVICIOS SANITARIOS Y SOCIALES DE CANARIAS, A CUENTA DE LA HOMEOPATÍA
José María Riol Cimas

5.- EL BIMESTRARP, EL BOLETÍN INTERNO DE ARP-SAPC
Redacción del Bimestrarp

DOSSIER DE PRENSA

A. EN LA PRENSA

1.- EL USO DE TELÉFONOS MÓVILES NO ESTÁ RELACIONADO CON EL CÁNCER DE CEREBRO

2.- MARSIS
Félix Ares de Blas

3.- RAFAEL REBOLO: "EL UNIVERSO ERA AL PRINCIPIO COMO UN ÁTOMO"

4.- ANNAN PIDE COLABORACIÓN PARA SALVAR A LOS GRANDES SIMIOS

5.- RECONSTRUYEN UN VIRUS DE 1918 ANTE LA POSIBLE PANDEMIA DE GRIPE AVIAR

B. BITÁCORA DE BITÁCORAS

1.- MEDICINA ALTERNATIVA Y ERRORES COMUNES DE RAZONAMIENTO
Barry L. Beyerstein (traducción de Julio C. Restrepo)

2.- ARGUMENTO DE AUTORIDAD
Víctor Ruiz

3.- LA ESTIRPE DE ISIS
Javier Armentia Fructuoso

4.- HOLA, MUNDO
Redacción de la BitacorARP

C. MUNDO UNIVERSITARIO

1.-  LA UNED LANZA UN CURSO EN "PERIODISMO Y COMUNICACIÓN CIENTÍFICA"

2.- RESULTADOS DE UNA INVESTIGACIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE GRANADA PODRÍAN CONTRIBUIR A COMPRENDER PROBLEMAS COMO LA AMNESIA O EL DÉFICIT DE MEMORIA

3.- INVESTIGADORES DE LA UNIVERSIDAD DE JAÉN PARTICIPARÁN EN UN PROYECTO EUROPEO SOBRE INVESTIGACIÓN CARDIOVASCULAR

BUZÓN DEL LECTOR

ENLACES


=== EDITORIAL =======================================================

Este undécimo número que tienen ante sus ojos viene, como habrán podido ver a través del sumario, bien cargadito. Excepcionalmente, se ha añadido un artículo más en las secciones de inéditos y en la de bitácora de bitácoras, para dar cabida a unos temas que, siendo de actualidad, han estado presentes de una forma u otra en los últimos números de este Escéptico Digital, pero por su importancia y, sobre todo, por su permanencia, no deben ser olvidados. Por un lado, el nulo criterio con el que los medios de comunicación meten en danza supercherías varias como el tarot o la astrología -como muestra el botón del nacimiento de la hija primogénita de los Príncipes de Asturias, a la que se ha hecho ya carta astral por gentileza de unos cuantos noticieros desubicados- a lo que hay que sumar el escaso nivel cultural que demuestran quienes -como lamenta Javier Armentia Fructuoso- mezclan Astrología y Astronomía, o lo que es lo mismo, el cuento de brujas y el conocimiento científico. Por otro, el creciente problema de las pseudomedicinas, concretadas en una Homeopatía que en algunas comunidades autónomas como la andaluza campa por sus respetos, y frente a la que en Canarias se ha alzado la voz del Profesor José María Riol Cimas, que, secundado por unos setenta firmantes, ha hecho llegar a las autoridades competentes en la materia lo que significa el dar bendición y cobertura cursos sobre la materia. Y no abandonamos Canarias, porque una vez más hay que hacer referencia a Enrique Meléndez-Hevia, que continúa en su huida hacia delante, sin dar su brazo a torcer y multiplicando el número de "factores" (de los dos iniciales va ya por seis) y sus virtudes (con afirmaciones cada vez más temerarias). El Dr. Francisco Javier Corzo Varillas, Profesor de Biología Molecular y Bioquímica y director del departamento homónimo de la Universidad de La Laguna al que pertenece Meléndez-Hevia, ha sido una de las escasas voces que, con argumentos, han aportado la nota discordante a una situación que lleva desarrollándose más de un año, aunque el paso del tiempo y la aparición o, mejor dicho, la no aparición por parte de don Enrique de pruebas concluyentes en torno a sus afirmaciones, han hecho que que ciertos engranajes burocráticos empiecen a moverse con rumbo, en principio, desconocido.

Por otra parte, hay que destacar, dentro de la parte que corresponde a la vida de la asociación, la salida de dos iniciativas tendentes a aportar nuevos esfuerzos en lo que es el objetivo de la casa: la divulgación científica y la lucha contra las pseudociencias. Por un lado, y ya operativa, la BitacorARP, para dar respuesta a todas aquellas cuestiones que, por su inmediatez, no pueden esperar a este boletín o a la revista. Por otro, el BimestrARP, una publicación interna para las personas asociadas. Sus responsables respectivos se encargan de dar la bienvenida a cuantos quieran acercarse a conocerlos un poco mejor. Nuevos proyectos para un año que termina. Nos leemos en diciembre.

=== ARTÍCULOS ======================================================

1.- CARTAS A LA VANGUARDIA
Javier Armentia Fructuoso

Sr. Director,

Es muy triste leer en La Vanguardia el pasado día 25 de septiembre un artículo (en su web aparece en la URL: http://www.lavanguardia.es/web/20050925/51193722085.html ) en el que se pretende hacer un análisis astrológico del pleno del Estatut... ¿creen sinceramente que la posición del cielo tiene algo que ver con lo que se dirime en el parlamento catalán? ¿Entre las múltiples variables en discusión, los trámites realizados, los intereses de los partidos... creen de verdad que la astrología puede aportar un mínimo conocimiento de interés? Porque entonces es todavía más grave de lo que parece.

Comprendo que haya cierta necesidad de llenar páginas y páginas sobre diferentes aspectos de un tema que es tan crucial para la sociedad, pero de verdad se me hace difícil creer que las consejas de una práctica adivinatoria que nunca ha conseguido demostrar la existencia de una pretendida "influencia astral" sean algo relevante. Todo lo contrario: demuestra por su parte un analfabetismo y falta de seriedad insultante para cualquier lector de su periódico.

Desde la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, de la que soy Director Ejecutivo llevamos años trabajando por hacer entender que dentro de la práctica periodística hay que evitar un "todo vale", especialmente con temas que tienen que ver con las pseudociencias y la charlatanería. El rigor que se ha de exigir siempre a un periódico queda en entredicho cuando los astrólogos se cuelan para redactar noticias de política.

Espero que tengan el buen tino de publicar una explicación de semejante metedura de pata, una explicación que nos merecemos todos los lectores.

(Al parecer, esta carta no fue la única que recibió el diario catalán, lo que motivó una respuesta por parte de su Defensor del Lector, que puede encontrarse aquí: http://www.lavanguardia.es/web/20051002/51194307914.html )

(Aquí tenemos la carta de respuesta al citado defensor, obra también de Javier Armentia Fructuoso).

Estimado Sr. Esteban,

Lla semana pasada, tras leer el artículo de la Sra. Eguillor sobre los influjos astrológicos que aparentemente se ceñían sobre el Estatut, mandé una carta de protesta a la sección de Cartas al Director. Leo hoy su artículo sobre el asunto y veo que no fui el único en quejarme de que se pretenda trivializar con un "arte adivinatoria" algo como es el curso de la política catalana. Y me parece que los argumentos que se ofrecen como explicación del asunto son muy insatisfactorios, cuando no algo casi más preocupante que la inclusión de aquel artículo astrológico.

Me explico: la actitud del redactor jefe de la sección de política, Jordi Barbeta me parece muy poco responsable. Él asegura planterse como desafío "procurar que la sección sea lo más atractiva y lo menos árida posible". ¿Entonces, vale todo? Es evidente que no todo vale. Entonces, no ha de valer algo que no tiene nada que ver con el tema que se está tratando. ¿Utilizan los redactores de esa sección los horóscopos para mantenerse informados de lo que acontece? Espero que no, aunque lo mismo, por aquello de evitar lo árido, un día comienzan a consultar videntes, futurólogos y demás sacacuartos... Otro argumento parece relacionarse con el "éxito" de esa idea de mezclar astrología con política, porque afirma el Sr. Barbeta que esa noticia fue más comentada que otras primicias. ¿Un criterio nuevo para medir la calidad del periódico? Creo que usted debería decir algo al respecto, porque eso parece indicar que el sensacionalismo podría ser una buena opción. No sé, ¿quizás algo sobre la vida sexual de los políticos catalanes... ? Es obvio que no. Una vez más, tampoco puede valer todo para conseguir eco en otros medios, o éxito de lectores y audiencia. Paradójicamente, el Sr. Barbeta afirma que deben "ser más exigentes y rigurosos". Pues no lo parece, con su especie de defensa de ese artículo "de entretenimiento" político. Sin duda, el Sr. Barbeta debería saber que sin entrar en un debate sobre si la astrología es o no científica (algo fuera de toda duda: no lo es, y basta con consultar una mínima bibliografía para descubrir que las afirmaciones astrológicas han sido demostradas falsas y carentes de todo sentido: pura anticiencia o superstición), el periodismo ha de buscar unas claves de información que poco tienen que ver con los adagios astrológicos.

Obvio lo que comenta la Sra. Eguillor, pues siendo astróloga, qué otra cosa va a comentar. Sólo conviene destacar la forma en que ella se defiende del ataque, que viene a ser algo así como "ustedes no saben de esto, y yo sí, así que mejor que se queden calladitos". Desde la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico hemos venido, desde hace veinte años, mostrando a las claras que este tipo de argumentaciones son falaces y pretenden evitar algo elemental en el método científico: el peso de la prueba está en quien hace la afirmación, una buena práctica que viene de Hume, así que no es nada nuevo. En este sentido, los astrólogos, por más que llevan viviendo miles de años de su práctica, han sido incapaces de demostrar una sola de sus afirmaciones. Todo lo contrario, las objeciones a la astrología (como las planteadas en 1976 por 180 científicos norteamericanos, entre ellos 20 premios nobel, objeciones que fueron en España suscritas por 250 astrónomos en el año 98 -información sobre el tema en la página de la Sociedad: www.escepticos.org- ) son objeciones serias, con fundamento y conocimiento de causa. Nada de prejuicios, sino conclusiones científicas. Y de poco vale que la Sra. Eguillor pretenda erigirse en luchadora contra la ortodoxia (solo faltó que mencionara que ella era como Galileo...): las cosas no son así, por más que ella viva de la astrología.

Finalmente, me permitirá también enmendarle la plana a usted. Porque en el penúltimo párrafo parece que justifica en cierto modo el desatino de convertir la astrología en periodismo político de forma un tanto peligrosa (y falaz, en el sentido de usar torticeramente la argumentación). Así, habla de la "vieja tradición" que supone la inclusión de los horóscopos en la prensa. ¿Es un "argumentum ad verecundiam"? Porque de esos no debe uno fiarse, y menos usarlos: más vieja era la tradición de tener a la mujer en casa y con la pata quebrada, la esclavitud, y un sinfín de estupideces que, afortunadamente y por más que fueran muy antiguas y ampliamente extendidas, se consiguieron eliminar del mapa. Hace 20 años, científicos de EEUU propusieron a los periódicos que incluían horóscopos que colocaran un aviso explicando que eso era entretenimiento, pero no que no era nada serio (en muchos medios, está al lado de los pasatiempos, es cierto). Sin embargo, pocos periódicos colocan ese aviso. Algunos buenos ejemplos de diarios serios y considerados internacionalmente, sin embargo, han eliminado esos horóscopos que no sirven para nada. Ojalá "La Vanguardia" hiciera lo propio.

Tengamos en cuenta que ese "pasatiempo astrológico" es leído por muchos (dice usted que es una sección "popular y apreciada", en un sospechos argumento de popularidad tan falaz como el recurso a la antigüedad) y que ello contribuye en cierto modo a perpetuar unas creencias que no tienen que ver en absoluto con la realidad y que además son falsas de toda falsedad a la luz de la ciencia.

Coincido con usted en que es deseable un "tratamiento claramente diferenciado" entre temas astrológicos e información general. Pero no parece que usted explique muy bien que ello se debe a algo básico: una cosa es la información -y la práctica de un periodismo que debe informar verazmente y contrastar sus fuentes- y otra es una conseja astrológica, u horóscopo estatutario, que ni es informativo ni está contrastado.

Quedo a su disposición, como director ejecutivo de la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, para cualquier aclaración o materiales que puedan interesarle en este tema.

Atentamente,
 
2.- LA QUIEBRA DE LA RACIONALIDAD
Arturo Bosque

Juan (nombre enmascarado), un excompañero de estudios, anda, para mí, perdido por los vericuetos de las filosofías orientales. Cada vez que nos encontramos físicamente o a través del correo tradicional surge el debate. Yo, anclado a la terca realidad que nos va definiendo la Ciencia y él, flotando en un sin fin de conceptos imposibles de experimentar. El diálogo es difícil y llegar a puntos comunes, imposible pero la bonhomía que ambos practicamos hace que, una y otra vez, nos crucemos escritos o abramos debates sin fin.

Estos me dan ocasión de vez en cuando de escribir un artículo para El Escéptico Digital así que no son debates inútiles.
En su último escrito afirma que “la intuición, como medio de conocimiento, es tan válida como la razón y los sentidos físicos”. Aceptada esta frase como axioma, enumera seis evidencias que le llevan a justificar sus actuales creencias. Sin embargo a un racionalista que cree en el método científico como el mejor camino para aproximarse a la realidad, la premisa le chirría y no la acepta y, aún menos sus evidencias. Para no hacerme largo, más adelante tocaremos dos de ellas ya que las cuatro restantes son de la misma índole.
Lo malo es que esta forma de pensar no es un caso excepcional. Cada vez uno se encuentra con más gente que cree cosas, a veces estrambóticas, y cuando los acorralas con razonamientos salen, si no, con afirmaciones como la de arriba, con otras del mismo corte. Esta gente no necesariamente es inculta. Pueden ser universitarios de cualquier rama. He encontrado ingenieros, médicos o licenciados. Es sorprendente, pero es una realidad. Como en la mayoría no hay intención de engañar, los podemos agrupar en un término: crédulo. Aunque a veces sus razonamientos a partir de falsos axiomas es impecable y el concepto de crédulo se queda corto. No podemos definirlos tampoco como cándidos, confiados, incautos, o ingenuos (aunque, a veces, podemos encontrar algunas pinceladas de uno o varios de estos adjetivos). Así que a estas personas, a falta de mejor palabra, las seguiré llamando crédulos.

Volviendo al tema principal, intuición, para mí, es aquel supuesto saber que no procede directamente de la experiencia ni de la razón. Es como un fogonazo intelectual que, de vez en cuando, nos proporciona nuestro cerebro llegando a conclusiones sin haber experimentado los caminos intermedios. Es una herramienta muy importante para la ciencia. Sirve para plantear hipótesis o trazar líneas de investigación. Sin embargo, para aceptar lo que nos proporciona la intuición como conocimiento verdadero se deben experimentar todos los pasos intermedios y la intuición en sí misma.

En ningún momento en el escrito al que me refiero se usaba el concepto vulgar del término como un vago conocimiento referido a sucesos futuros (premoniciones, corazonadas, “tengo la intuición de que va a ocurrir...”). Se insistía en que era un medio de adquirir conocimiento al mismo nivel que los sentidos o la razón.

Explico mi concepto de intuición porque no hay unicidad de significado ni en la Filosofía ni en los Diccionarios. La primera acepción de la Real Academia dice “Facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento” y en su segunda “Fil. Percepción íntima e instantánea de una idea o una verdad que aparece como evidente a quien la tiene”. María Moliner habla de “Acto intelectivo que proporciona el conocimiento de las cosas por su sola percepción, sin razonamientos”.

La intuición sensible de Aristóteles con la que comienza todo conocimiento y la intuición intelectual  de Platón, por la que se conocen las realidades únicas, eternas, inmutables (el mundo de las Ideas)  son muy diferentes. Para Descartes intuición es un concepto de la mente pura, fácil y distinto de tal manera que no queda duda de lo que pensamos. Para los empiristas ingleses no hay nada en el pensamiento que no haya pasado por los sentidos. No cabe más intuición que la intuición sensible de Aristóteles mientras para Kant las formas de intuición son independientes de la experiencia. Creo que fue Ortega y Gasset quien dijo que intuición es el “estado mental en el cual el objeto al que se refiere nuestro pensamiento está presente, en persona, ante nosotros”.

Al crédulo seguro que le disgusta la segunda acepción de la Real Academia; menos, la de María Moliner; que acepta de buen grado a Platón y Descartes y no le hacen gracia ni Aristóteles ni los empiristas ingleses;  que le encanta Kant y la definición de Ortega.
Al afirmar, la Real Academia que “que aparece como evidente a quien la tiene” trae como consecuencia que NO necesariamente es un conocimiento objetivo. Puede ser, por ejemplo, una paranoia del sujeto. Y eso contradice la afirmación axiomática del crédulo al que nos referimos.
Le disgustará menos la de María Moliner porque la afirmación “proporciona el conocimiento de las cosas por su sola percepción, sin razonamientos”  contiene un escape. Para un crédulo, una percepción puede ser “extrasensorial”  con lo que su tesis funcionaría. Para él  la verdadera intuición es la intelectual, dando a este adjetivo un contenido de su propia cosecha. Así que no aceptará a Aristóteles ni a los empiristas y se alineará con Platón, Descartes y con parte de Kant.

Por supuesto que le encantará “el objeto al que se refiere nuestro pensamiento está presente, en persona, ante nosotros” de Ortega. Aunque no le debería encantar demasiado porque la frase está precedida por “estado mental en el cual”. Ese estado mental no es conocimiento. Los que sufren paranoia tienen esos estados mentales con mucha frecuencia.

Igualar cualquiera de sus intuiciones (para él evidencias), con cualquiera de los nueve axiomas de Euclides o de sus cinco postulados es forzar el significado a extremos no permitidos. Tomemos, como ejemplo, los dos primeros axiomas euclidianos: “Las cosas que son iguales a la misma cosa son iguales entre sí” y “Si se suma lo mismo a cantidades iguales los totales son iguales”. Y veamos dos de sus intuiciones que tienen, para él, valor de conocimiento: “Sé que existe un mundo suprafísico” y “Sé que existíamos antes de venir a esta Tierra en esta vida, y que seguiremos existiendo cuando nos marchemos de aquí”. Los axiomas de Euclides son evidentes pero las intuiciones del citado crédulo sólo lo son para el que las tiene. La primera intuición (dejo para los filósofos la discusión sobre de dónde surge la evidencia de los axiomas) no se me presenta como evidente ni tampoco tengo ningún dato para poder afirmar la existencia de un mundo suprafísico. Menos, si cabe, para la segunda intuición.

Llegados a este punto, se puede comprender la dificultad de avanzar en el debate. Si el crédulo parte de “axiomas” que le muestra su intuición y que yo no reconozco como tales, difícilmente podemos seguir. No necesita demostrarme que el mundo suprafísico existe porque ÉL SABE que sí. No le interesa que le recuerde que mucha gente, que cree en su primera intuición, no cree en parte de la segunda. Todos los creyentes basados en la Biblia, creen en la vida futura pero no en la anterior. Esto no le basta a mi amigo porque SABE.

Es un problema de quiebra de la racionalidad. A partir de aquí se puede llegar a cualquier sitio.

3.- ENRIQUE MELÉNDEZ HEVIA, ESE CURANDERO
Francisco Javier Corzo Varillas

Han transcurrido ya 15 meses desde que el Dr. Enrique Meléndez anunciase, primero
en un diario de Tenerife y posteriormente en diversas apariciones en prensa y emisoras
de radio y televisión locales, sus descubrimientos sobre “la curación de enfermedades
degenerativas”. Estos descubrimientos “que la humanidad había estado esperando más
de tres mil años” son de una trascendencia tal que van a cambiar la vida humana. En los
meses transcurridos desde ese espectacular anuncio deberían haber pasado muchas
cosas, pero la verdad es que realmente no ha pasado casi nada.

Siguen sin ser públicos los “teoremas del metabolismo”, que supondrán el
cambio de todo lo que sabemos o (según Meléndez, creemos saber) sobre la nutrición.
Aparte de que se lograron “con papel y lápiz”, dato sin lugar a dudas de extrema
relevancia, no conocemos nada más. Ni qué son exactamente, ni cual es su rango de
aplicación, ni cómo se han deducido, ni en qué se basan, ni para qué sirven. Desde
luego, el nombre es bonito y con garra: “Teoremas del metabolismo”. Casi nada. Tan
esquivos como el monstruo del Lago Ness. Un Santo Grial de la Bioquímica, que ha
sido ignorado por el resto de los bioquímicos del mundo mundial, tal vez porque en
general usamos bolígrafo en lugar de lápiz, y que muchos esperamos ansiosamente nos
sea revelado.

Eso sí, ya sabemos que es más adecuado comer “entre una vez a la semana como
mínimo y una vez al día como máximo”, en vez comer varias veces al día. Hay que
alimentarse así porque “los animales salvajes, como los leones, lo hacen”. Clarísimo. Y
digo yo: ¿por qué fijarnos en los leones, y no en las anacondas, que también son
animales salvajes? De este modo bastaría con comer una vez al mes. Saldría mas
barato, aparte de suponer un ahorro de tiempo realmente impresionante. Claro que
alguien habrá que piense que deberíamos fijarnos en los murciélagos. O, tal vez, en los
chimpancés, que ¡vaya por Dios!, comen varias veces al día.

Claro que si el Dr. Meléndez no tiene en cuenta nuestro parentesco evolutivo a la
hora de fijar la frecuencia óptima de nuestras comidas, sí resulta ser un ferviente
evolucionista cuando afirma que los alimentos ricos en almidón –cereales, papas,
legumbres- son malísimos porque “nuestras células no han evolucionado para su uso”.
Con lo cual confunde la selección natural, la adaptación y las posibilidades metabólicas,
todo en uno. Del mismo modo podría decir que no podemos vivir a más de 2000 m de
altura, o conducir un vehículo a más de 25 km por hora, porque nuestro sistema
nervioso no ha evolucionado para recibir información de nuestro entorno si circulamos a
mayor velocidad. Como se entere Fernando Alonso, se va a llevar un disgusto.

Sigue sin decir cuales son los famosos factores 1 y 2. Lo cual resulta algo
patético, porque el conseguir el análisis de esos “polvos” ha sido una especie de
divertimento bioquímico durante varios meses. Conozco, al menos, tres grupos que los
han analizado independientemente. Y todos han dado el mismo resultado: el factor 1 es
glicina, y el 2 ácido aspártico, puros en ambos casos. El seguir guardando un secreto tan
público es una de las encantadoras actitudes del Dr. Meléndez, no se sabe si resultante
de su autismo hacia todo lo que no sea el reconocimiento de su genio.

Claro que, según él, su secretismo se debe a que “lo está patentando”. No dice
en concreto en qué consiste la patente. Patente tan, tan secreta, que parece ser la ignoran
incluso en el US Patent Office, que es donde Meléndez afirma que ha presentado sus
solicitudes de patente. Es verdad que el que nadie haya sido capaz de encontrar dicha
solicitud en las bases de datos oficiales del US Patent Office no significa
necesariamente la inexistencia de la misma, pero la historia resulta un tanto extraña.
Primero, por la indefinición de lo patentado, ya que el Dr. Meléndez jamás ha explicado
de un modo claro y preciso en qué consiste dicha patente. Y, segundo, porque resulta
difícil entender el que varias personas diferentes, buscando en repetidas ocasiones, no
hayan encontrado nada que se parezca remotamente a las famosas patentes. Claro que a
lo mejor, dada la vertiginosa actividad que caracteriza al Dr. Meléndez, se le ha pasado
por alto el pequeño detalle de presentarla formalmente estando él personalmente
convencido de haberlo hecho. Desde aquí le aconsejo vivamente que compruebe si
efectivamente existe tal solicitud, no sea que dentro de un tiempo se dé cuenta de que le
faltaba un pequeño formulario que rellenar, y tengamos que esperar otros dos años para
poder enterarnos de lo que está haciendo.

Sabemos que, según el Dr. Meléndez “ya podemos curar la diabetes tipo II”.
Notorio descubrimiento que, lamentablemente, ya figuraba en los libros de texto: la
dieta y el ejercicio funcionan para esos casos. Y para decir eso no hacen falta teoremas
del metabolismo de ningún tipo. Y sabemos que el draconiano régimen que propone,
basado en sus originales principios sobre la alimentación humana, hace adelgazar al
personal. Evidentemente, claro es que se adelgaza si no se come. Y la obesidad supone
una serie de problemas que se corrigen con la pérdida de peso. Tampoco puede
afirmarse que eso sea un descubrimiento impactante.

Además, tenemos becas. E incluso proyectos de investigación. Es verdad que el
plazo de solicitud se ha prorrogado dos meses, no se dice qué presupuesto hay, ni quines
forman el comité científico, ni de donde saldrá el dinero. Pero convocatorias, haberlas,
haylas. Y subvencionadas por un denominado “Instituto del metabolismo celular” que,
por fin, existe. Y escribo “por fin” porque durante bastantes meses los famosos botes de
polvos llevaban una etiqueta con tal nombre, nombre que en ese momento no
correspondía a ninguna entidad pública o privada. La habilidad del Dr. Meléndez para
prescindir de las minucias legales e incluso lógicas, tales como que un nombre en una
etiqueta debe corresponder a una entidad existente, empieza a ser legendaria. Es verdad
que a lo largo de este año la sede social de dicho instituto ha cambiado varias veces de
lugar, incluyendo en su momento un laboratorio de la Universidad de La Laguna donde
no tenía nada que hacer. Ese instituto, ya he dicho, existe. Pero nadie sabe cuales son
sus miembros (aparte de los dos Doctores Meléndez, padre e hijo).

Y ahora empieza lo realmente preocupante. En estos meses el Dr. Meléndez ha
seguido actuando con total impunidad. Ha vendido kilos y kilos de un producto sin
identificar a varios miles de personas (según el mismo afirma) sin que la sanidad
pública, o las autoridades responsables del control alimentario tomen cartas en el
asunto. Y, sería curioso saber, además, si ese movimiento de dinero ha contado con el
conocimiento de la hacienda pública. Ha estado “tratando” a personas con diversos
problemas médicos sin ser médico, con total irresponsabilidad. Dice que cuenta con la
asesoría de varios médicos, pero lo cierto es que, si ahora cuenta con alguno, que no lo
sé, hasta marzo del 2005 jamás dio nombre de ningún médico que colaborase con él o
que controlase sus experimentos, tratamientos o lo que sea que esté haciendo.
Basándose exclusivamente en sus ideas, desconocidas y por ello no valoradas por la
comunidad científica, ha promovido peculiares regímenes de adelgazamiento fuera de lo
aconsejado por especialistas en el tema. A pesar de sus afirmaciones sobre el 100% de
éxitos, ha habido problemas entre sus “pacientes”, que en algún caso requirieron su
ingreso hospitalario. Ha estado empleando su laboratorio en la universidad para recibir
pacientes –y cobrarles-, a pesar de estar formalmente prohibido. Claro que para ello ha
contando con el autismo del Excelentísimo y Magnífico Señor Rector de la Universidad de
La Laguna, que ha hecho gala de una notable presbicia administrativa.

En resumen, ha hecho lo que le ha parecido, sin que en ningún momento las
autoridades que tienen como misión velar por la salud de todos nosotros se hayan
dignado investigar. El argumento para la no intervención es siempre “si no hay denuncia
no podemos hacer nada”. Así que ya sabemos: a esperar que alguien tenga un problema
grave, y lo denuncie.

La pregunta del millón es, evidentemente, ¿por qué se le permite actuar con tanta
libertad? Y aquí viene lo peculiar del asunto. El Dr. Meléndez, muy democráticamente,
trata a toda clase de personas. Pero ha mostrado desde el principio un notable interés en
la clase política. Y, se dice, se cuenta, se rumorea, que algunos importantes políticos
insulares y autonómicos, y familias de esos políticos, y amigos de la familia de los
políticos, y ex políticos, y algún periodista, han perdido magras y tocinillos gracias al
tratamiento adelgazante del mentado doctor. Sería mucho pedir a nuestra cultivada clase
política que fuese consciente de que se encuentran ante un potencialmente peligroso
curandero con estudios. Porque es un curandero, al que la sociedad tinerfeña bien puede
aplicar la famosa frase de un alto responsable de EEUU sobre el general Noriega,
cuando éste era el dictador de Panamá: “Meléndez será un curandero, pero es Nuestro
curandero”. Claro que, cuando se sobrepasó, los propios norteamericanos acabaron
tronando a Noriega. Esperemos que el asunto Meléndez no termine con desgracias
personales, como pasó en Panamá.

Como nota final, diré que la afirmación de que el Dr. Enrique Meléndez es un
curandero no es gratuita. El mismo me lo explicó hace unos meses, y de hecho afirmó
que actuaba como curandero completamente a propósito, para evitar posibles problemas
legales. De hecho, el no “receta”; se limita a “acosejar”. No “vende” el producto; pide
“un donativo libre para la investigación”. En el exterior de los diversos locales que
ocupa no hay ningún nombre, ni ninguna identificación, ni siquiera la del “Instituto del
metabolismo celular”, por lo menos hasta principios de septiembre de este año. Ese es
uno de los atractivos de “ir a Meléndez”: el aire semiclandestino de su operación.

(Francisco Javier Corzo Varillas es Profesor Titular de Bioquímica de la Universidad de La Laguna y Director del Departamento de Biología Molecular y Bioquímica de la citada institución académica).

4.- CARTA A LA ESCUELA DE SERVICIOS SANITARIOS Y SOCIALES DE CANARIAS, A CUENTA DE LA HOMEOPATÍA
José María Riol Cimas

A la atención de:

Ilma. Sra. Dª. Guillermina Hernández Martín
Directora de la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (ESSSCAN)
Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias
C/ Leoncio Rodríguez, 7
Edificio El Cabo, planta 4ª
38071. Santa Cruz de Tenerife
Teléfonos: 922 20 44 64 / 45 65
Correo electrónico: essscantfe@gobiernodecanarias.org

La Laguna, 11 de Octubre de 2005

Ilustrísima Señora:

Los abajo firmantes nos dirigimos a usted para expresarle muy brevemente algunas consideraciones.

Por medio de una emisora local de televisión, el pasado 26 de septiembre de 2005 tuvimos noticia de que la dirección de la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (ESSSCAN) había decidido impartir un curso denominado "Introducción a la homeopatía", en Santa Cruz de Tenerife y en Las Palmas de Gran Canaria, durante los meses de octubre y noviembre del presente año. Suponiendo que debía tratarse de una confusión por parte de quien lo comunicaba, alguien que se identificaba como médico, decidimos asegurarnos mirando la página web oficial de la ESSSCAN. Confirmamos de esta manera que no se trataba de un error, al tiempo que nosotros no salíamos de nuestro asombro. Y no sólo eso, sino que confirmamos que la ESSSCAN tenía previsto reconocer otro curso que se impartirá en octubre y noviembre, auspiciado por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Provincia de Las Palmas y denominado "Diploma de terapéutica homeopática para farmacéuticos".

El hecho de que la ESSSCAN oferte un curso denominado "Introducción a la homeopatía" y avale el otro antes citado resulta asombroso, precisamente porque la función de la ESSSCAN es la de "formar al personal para la gestión y la administración de los servicios sanitarios y sociales, así como la promoción de la salud en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias".

¿Acaso es posible promover la salud en Canarias (o en Mongolia, o en Camerún, o donde fuere) mediante la homeopatía? Ciertamente no, porque la homeopatía no cura nada, y el efecto terapéutico de la homeopatía no está avalado científicamente.

Pero lo más preocupante es que, como usted sabe perfectamente, la ESSSCAN "tiene la facultad de expedir diplomas, certificados o documentos acreditativos, con carácter oficial". ¿Cómo se puede justificar que un organismo oficial como la ESSSCAN, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, expida un diploma o certificado oficial en relación con una práctica como la homeopatía?

La homeopatía no es una ciencia sino una creencia y,  por lo tanto, carente de cualquier base científica; sencillamente porque no cumple con ninguno de los requisitos que debe tener una disciplina para ser considerada como científica. No es nuestra intención atacar a las creencias, pero exigimos que no traten de mezclarse con la ciencia. Y denunciamos que tal mezcolanza proceda de una administración pública, como en el caso que nos ocupa.

La homeopatía es el mejor ejemplo de que el efecto placebo existe, como consecuencia del particular funcionamiento de nuestro cerebro y de los mecanismos que provocan la autosugestión, pero no existe ningún indicio que demuestre que con unas cantidades infinitesimales de producto (en el mejor de los casos) se puedan obtener los resultados que dice obtener la homeopatía. Supuestos conceptos como el de la "memoria del agua", la "dinamización", la "potenciación" o aquello de que "lo similar cura lo similar", a estas alturas del siglo XXI, lo único que producen es una leve, distante y escéptica sonrisa.

Por otro lado hay que reconocer que la homeopatía tiene una gran ventaja: no hace daño a nadie (salvo a la economía del paciente... ) siempre que no se abandone el tratamiento convencional. Es muy, pero que muy difícil, sufrir una intoxicación con nada. La homeopatía es, simplemente, la ausencia de tratamiento.

También sorprende y preocupa que algunos licenciados en Medicina y Cirugía hayan olvidado tan fácilmente lo que durante años necesariamente les tuvieron que enseñar en las facultades en las que realizaron sus estudios, ya que la práctica homeopática y la de la medicina científica son absolutamente incompatibles.

Pero también sorprende y preocupa que la ESSSCAN tenga como criterio para impartir cursos el que parece ser el único a la vista de su página web oficial: "Si desea que la escuela imparta algún curso que a usted le interese, rellene el siguiente formulario. El curso se impartirá en función de la demanda que recibamos del mismo". Estamos seguros de que éste no puede ser el único criterio empleado por la ESSSCAN, y por esto nos gustaría saber qué criterios científicos debe cumplir una propuesta de curso para que la ESSSCAN lo asuma y lo imparta.

No queremos quitarle más tiempo y, como hay muchas cosas que otros ya han dicho anteriormente mucho mejor, permítanos que transcribamos una frase de un libro clásico de historia de la Medicina, que data de 1964: "El laberinto de la Medicina. Errores y triunfos de la terapéutica", de H. S. Glasscheib, más que nada por ahorrar tiempo y no perderlo dando argumentos que cualquier científico, y también cualquier persona medianamente informada, ya conoce perfectamente. Por cierto, el autor incluye a la homeopatía en un apartado de nombre inequívoco: "Rodeos y falsos caminos".

"Los médicos sagaces advirtieron, con toda claridad, que las dosis mínimas de las sustancias ineficaces empleadas por los homeópatas, equivalían a una ausencia de tratamiento".

Ahora bien, si no se conforma usted con una frase escrita hace tanto tiempo y desea tener la última información autorizada sobre el particular, le ruego que lea la revista The Lancet del 27 de agosto de 2005, Vol. 366 (núm. 9487) que, sin duda, usted conocerá de sobra por tratarse de una de las más prestigiosas revistas internacionales de Medicina, donde aparecen un artículo editorial, otro de investigación y otros con comentarios sobre la homeopatía, en los que no sale bien parada esta práctica que convirtió en dogma hace más de 200 años Samuel Hahnemann. Las referencias de los dos primeros artículos son las siguientes:

1.      Editorial. "The end of homeopathy". Lancet 2005; 366:690
2.      Shang, A.; Huwiler-Müntener, K.; Nartey, L.; Jüni, P.; Dörig, S.; Sterne, J.A.C.; Pewsner, D. and Egger, M. "Are the clinical effects of homeopathy placebo effects? Comparative study of placebo-controlled trials of homeopathy and allopathy". Lancet 2005; 366:726-731

Por todo lo anteriormente expuesto le solicitamos que suspenda los dos cursos denominados "Introducción a la homeopatía", así como el reconocimiento del curso "Diploma de homeopatía terapéutica para farmacéuticos", a no ser que usted y su comité asesor hayan decidido que son más fiables las prácticas "mágicas" que las de la medicina científica (que tiene casi 500 años de historia, desde que Vesalio desenmascaró a Galeno en 1543), sustentada firmemente por ciencias suficientemente contrastadas como la Física, la Química, la Biología y las Matemáticas.

También queremos informar a V.I. que se enviará copia de esta carta a las siguientes personas:

Presidente del Gobierno de Canarias.

Presidente del Parlamento de Canarias.

Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Portavoces de los cuatro grupos parlamentarios del Parlamento de Canarias.

Presidente de la Comisión de Sanidad y Consumo del Parlamento de Canarias.

Rector de la Universidad de La Laguna.

Presidente del Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife.

Presidente del Colegio Oficial de Médicos de Las Palmas.

Presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife.

Presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas.

Y a todas aquellas personas y medios de comunicación que consideremos oportuno.

Atentamente,  y con plena confianza en su buen criterio,

5.- EL BIMESTRARP, EL BOLETÍN INTERNO DE ARP-SAPC
Redacción del Bimestrarp

Este mes de noviembre nace una nueva publicación digital, El BimestrARP, boletín interno de ARP-SAPC que pretende recoger las actividades, noticias, discusiones y curiosidades de la asociación. Este número cero se difunde por la lista de socios de la misma, aunque no descarta otros medios para llegar al mayor número de socios posibles.

Una de las ideas de los redactores, Jorge J. Frías e Ismael Pérez, es la difusión de los proyectos que dentro de la asociación se están haciendo, qué personas son responsables de las mismas, y qué tipo de ayuda necesitan. Por eso "El Fogón" es la sección que se dedica a repasar qué se "cocinARP" en la asociación; y no nos referimos sólo a los proyectos más visibles como El Escéptico o El Escéptico Digital, sino también a los que se están gestando o los que requieren un trabajo constante aunque no tan visible, como es el mantenimiento de la Red Escéptica ( http://www.arp-sapc.org/sobrearp/red.html).

Son muchos los recursos que ARP-SAPC tiene, y no todos son bien conocidos por los socios; por ello dedicamos una sección a esa caja de "herramientARPs" a disposición de los mismos. En este número nos centramos en una muy novedosa: la bitácora de novedades BitacorARP ( http://escepticos.blogalia.com/). De las noticias recogidas aquí y de otras de carácter interno también se hace eco una sección de El BimestrARP, así como de las apariciones en los medios de comunicación (que en este número se hace eco de la alta repercusión que el dossier sobre las vacunas ha tenido en los mismos).

En El BimestrARP se le da también importancia a conocernos un poco más entre nosotros. Un apartado se dedica a comentar aquellas anécdotas, noticias curiosas, líneas de debate o enlaces que los propios socios van enviando a la lista interna, y que se convierte en un auténtico hervidero en algunas ocasiones. La guinda está en el "Test Arpío", una batería de preguntas con malas artes a las que "sometemos" a uno de los socios. Atentos a nuestra primera "víctima".

Desde el equipo de redacción de El BimestrARP esperamos con ilusión que esta publicación que ahora nace sea del agrado de los socios, que colaboren en su mejora y consolidación y, por supuesto, que pueda contar muchas buenas noticias, grandes proyectos e ilusiones que unir a las ya existentes en ARP-SAPC.


=== DOSSIER DE PRENSA =============================================

A. EN LA PRENSA:

1.- EL USO DE TELÉFONOS MÓVILES NO ESTÁ RELACIONADO CON EL CÁNCER DE CEREBRO

(Noticia publicada originalmente en el diario El Día)

EFE, Londres

El uso de teléfonos móviles durante una década no está directamente relacionado con la aparición de cáncer de cerebro, según un estudio publicado ayer en la página web del "British Journal of Cancer".

Un grupo de investigadores del londinense Institute of Cancer Research llevó a cabo un estudio en varios países que demuestra que el uso del móvil durante diez años no aumenta el riesgo de contraer neuroma acústico, aunque no se pueden descartar efectos nocivos a más largo plazo.

Los expertos examinaron a 4.231 usuarios de móvil del Reino Unido, Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia, países donde esa tecnología se introdujo antes. De esas personas, 3.553 estaban sanas y 678 padecían neuroma acústico, un tumor benigno que crece en el nervio que conecta el oído con el cerebro, y que puede causar sordera y vértigos.

Los científicos les preguntaron cuánto tiempo llevaban usando móvil, cuándo lo empezaron a utilizar y el tipo de móvil, así como por factores que pudieran haber aumentado su riesgo de contraer un cáncer. Los investigadores no pudieron establecer el número de años de uso que podría propiciar la aparición de un neuroma acústico, ni tampoco hallaron un mayor riesgo de contraer la enfermedad si se hace un número alto de llamadas.

Los investigadores estudiaron concretamente la relación entre el móvil y el neuroma porque es el tipo de cáncer que se desarrolla en el área del cerebro cercana al lugar donde se suele poner el auricular.

"El resultado del estudio indica que no hay un riesgo sustancial de contraer cáncer en la primera década de uso de móvil", afirma el director de la investigación, profesor Anthony Swerdlow.

"Pero se desconoce si hay riesgos a más largo plazo, ya que ésta es todavía una tecnología relativamente joven", añadió.

Precaución

No obstante, tras conocer este estudio el Colegio de Médicos de Austria (OAK) advirtió a la población sobre posibles consecuencias negativas a largo plazo para la salud de las personas que utilizan mucho los teléfonos móviles o inalámbricos. Según la OAK, en las pruebas científicas a diversos niveles, a las que recientemente se han añadido amplios estudios epidemiológicos, se han registrado daños de la sustancia genética (ADN) así como un mayor riesgo de enfermar de ciertos tumores. La OAK recuerda las investigaciones efectuadas en Suecia complementan la imagen de riesgo. Esos estudios, al igual que otros dos anteriores, revelan un mayor riesgo de tumores del nervio auditivo, así como, por primera vez, de tumores malignos del cerebro.

URL: http://83.175.206.50/2005-08-31/vivir/vivir5.htm

2.- MARSIS
Félix Ares de Blas

(Artículo publicado originariamente en El Diario Vasco. Cedido por cortesía del autor)

Marsis es un sistema de radar a bordo de la nave europea Mars Express, que fue lanzada el 2 de junio de 2003 y desde el 28 de enero de 2004 ha estado trabajando con éxito cartografiando, obteniendo fotos de gran precisión y estudiando la atmósfera de nuestro vecino planeta Marte.
 
Uno de los instrumentos más interesantes que llevaba a bordo era el llamado Marsis, que es un radar capaz de penetrar hasta cinco km de profundidad en la superficie marciana para estudiar su naturaleza química y encontrar agua, si es que la hay.
 
Marsis se compone de dos antenas de veinte metros de largo y otra de siete. Son tan grandes que desplegarlas era una maniobra muy peligrosa; por eso, la Agencia Espacial Europea ha esperado hasta que las demás misiones de la nave estuvieran acabadas para hacerlo.
 
El 2 de mayo de este año, desde Darmstad, Alemania, donde está el centro de control de la misión, se cambió la velocidad de giro de la nave de modo que el Sol calentase las bisagras de la primera antena Marsis. El 10 de mayo se se dio la orden de apertura. Todo funcionó bien. Con la segunda antena se hizo lo mismo y quedó totalmente desplegada el 14 de junio y la tercera antena–la más pequeña–  tres días después. El día 17 se recibieron en la Tierra las primeras señales de que todo había salido perfectamente.
 
El día 4 de julio Marsis ha empezado a realizar sus observaciones científicas. Durante el día analiza la composición de la corteza marciana y durante la noche su ionosfera.
 
Durante estos días de trabajo ha estado estudiando la composición del terreno entre los 30º sur y los 60º norte marcianos. Deteniéndose especialmente en las llanuras del norte del planeta, donde muchos científicos creen que hay más posibilidades de que haya grandes cantidades de agua acumuladas en el subsuelo.

3.- RAFAEL REBOLO: "EL UNIVERSO ERA AL PRINCIPIO COMO UN ÁTOMO"

(Entrevista publicada originalmente en el Diario El Correo)

LUIS ALFONSO GÁMEZ/SAN SEBASTIÁN

Rafael Rebolo explora la última frontera: quiere saber cómo era el Cosmos poco después de nacer. Es un viaje en el tiempo para el que es preciso despojarse de nuestro sentido de la realidad y abrirse hasta la existencia de una multiplicidad de Universos aislados unos de otros. Es de lo que hablará hoy en el Kursaal de San Sebastián en el marco del congreso Albert Einstein Annus Mirabilis 2005.

-¿Todo tiene un principio?

-Sí. Sabemos que los objetos más antiguos del Universo que conocemos tienen entre 13.000 y 14.000 millones años. No hemos visto pruebas de nada anterior.

-Con ese 'Universo que conocemos', ¿quiere decir que pudieron existir otros antes o que podrían haberse creado más Universos en aquel momento?

-Podría ser. Las teorías más modernas, que nos llevan a fenómenos de naturaleza cuántica, son especulativas; pero podrían explicar el origen de nuestro Universo y, potencialmente, de múltiples Universos a los cuales no tenemos acceso.

-¿Ni lo tendríamos nunca?

-Posiblemente, no.

-¿Qué había hace más de 13.000 millones de años?

-Ahora conocemos el Universo estructurado en galaxias, que son conjuntos de miles de millones de estrellas con planetas alrededor de ellas. Poco después del instante inicial, la materia tenía una configuración muy distinta.

-¿Cómo era?

-Para empezar, sabemos que el Universo está en expansión.

-Creciendo como un globo que se infla.

-Algo parecido. Al principio, toda la materia debió estar comprimida en una región muy pequeña.

Rescoldos del Big Bang

-El Universo está hoy formado por miles de millones de galaxias, con miles de millones de estrellas cada una de ellas. ¿Cómo de pequeña era esa región inicial que contenía toda esa materia?

-Podemos calcular el tamaño del Universo que observamos, que es aquél del que recibimos radiación, luz. Como la luz tiene una velocidad finita bien conocida -300.000 kilómetros por segundo- automáticamente tenemos una máxima distancia: unos 13.000 millones de años luz. Todo eso, todo el Universo, al principio, estaba contenido en un tamaño inferior al del núcleo de un átomo.

-Resulta difícil de creer.

-Sí, es difícil de aceptar porque vivimos en un contexto en el que los fenómenos a los que eso nos llevaría no son cotidianos. Sin embargo, las teorías físicas que se han desarrollado en el siglo XX nos han llevado a fenómenos que no habíamos intuido. La Física nos permite llegar, con cierta fiabilidad, a unas millonésimas de segundo del instante inicial.

-Del Big Bang.

-Así lo llamamos. Pero hay una Física no contrastada en el laboratorio que nos permite especular sobre instantes aún más cercanos al inicial. Ahí está el gran desafío de la Física, ya que más cerca del instante inicial las energías son descomunales, no las podemos reproducir en los laboratorios y, por tanto, tenemos que buscar los signos de esos fenómenos en el propio Universo.

-Ustedes se aprovechan de que, cuanto más lejos miran, más atrás ven en el tiempo porque la luz ha tenido que cruzar el espacio.

-Así es. Esto lo vemos con las galaxias, con el fondo de radiación de microondas...

-El fondo de microondas es el rescoldo del Big Bang, el calor residual de la gran explosión, ¿no?

- Con la expansión del Universo, la radiación inicial se ha enfriado hasta lo que llamamos radiación de microondas. Pero la cantidad de energía que hay en el fondo cósmico de microondas es mayor que toda la luz que emiten las estrellas.

-¿Hasta cuándo podemos remontarnos en el tiempo?

-Hasta el momento en que la radiación de fondo de microondas puede viajar por el Universo sin ser absorbida por la materia, que fue unos 380.000 años después del instante inicial. Más atrás en el tiempo, no podemos captar radiación directamente porque la materia la absorbe y la emite muy eficientemente. Sin embargo, podemos indagar en esas épocas gracias a pequeñas anomalías -que llamamos anisotropías- que hay en la radiación de microondas y que seguramente tienen su origen muy cerca del instante inicial. Parece que estamos en el buen camino, lo que no quiere decir que no haya otros ingredientes que no acaban de encajar.

-¿Por ejemplo?

-Hay que incorporar al escenario algunos ingredientes sin los cuales no podemos tener el cuadro completo. Reciben el nombre de materia oscura y energía oscura. Deberían existir para que todo encajara; pero no han podido confirmarse en el laboratorio.

-¿No se han encontrado?

-No. La materia oscura, que no emite radiación, explicaría por qué las galaxias están agrupadas en conjuntos que llamamos cúmulos, donde sus velocidades son muy altas y, sin embargo, están retenidas en el grupo. Eso no puede entenderse si no hay mucha más materia que la que brilla. Y, por eso, debemos incorporar al modelo mucha más materia que la que emite radiación.

Contra la gravedad

-¿Cuánta más hace falta para que las galaxias no salgan despedidas?

-Al menos, cinco veces más. El 75%de toda la materia del Universo sería materia oscura.

-¿Y qué es la energía oscura?

-Se necesita una componente adicional de energía para explicar la expansión aparentemente acelerada del Universo. Sería una energía de carácter antigravitatorio, opuesta a la gravedad.

-¿Que empuja hacia afuera?

-Sí, que empuja hacia afuera. Sería la constante cosmológica que incorporó Einstein a sus ecuaciones, o un fenómeno más complejo. Hoy por hoy, los datos que tenemos apuntan a que la mayor parte de la energía del Universo estaría asociada a esa energía oscura o de vacío causante de la expansión acelerada.

-¿Cuándo empezó el Universo a ser como es ahora, con galaxias y estrellas? ¿Cuándo comenzó a ser habitable?

-Las primeras estrellas se formaron varios cientos de millones de años después del instante inicial. A los 1.000 millones de años, seguramente ya había estrellas con algunos planetas a su alrededor. Nuestro sistema solar tiene unos 5.000 millones de años y la vida en la Tierra surgió en las primeras etapas, hace unos 4.000 millones de años. Por tanto, la vida ha podido aparecer en otros mundos antes; pero no lo sabemos.

-¿Tiene el Universo fecha de caducidad?

-Seguirá enfriándose cada vez más y, cuando se agote el combustibles del que se alimenta las estrellas, será un Universo muy inerte, con muy poca actividad. Pero es muy difícil predecir cuándo va a ocurrir; entre otras cosas, porque hay fenómenos en el Universo que todavía no acabamos de entender bien.

URL: http://servicios.elcorreodigital.com/vizcaya/pg050906/prensa/noticias/Sociedad/200509/06/VIZ-SOC-056.html
 
4.-  ANNAN PIDE COLABORACIÓN PARA SALVAR A LOS GRANDES SIMIOS

(Noticia publicada originalmente en el Centro de Noticias de la ONU)

09 de septiembre, 2005  El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, instó hoy a la comunidad internacional a que colabore con los esfuerzos de gobiernos, empresas privadas, grupos ecologistas y comunidades para velar por la supervivencia de los grandes simios en su entorno natural.

En un mensaje a la reunión intergubernamental de alto nivel para discutir un proyecto de protección de estos animales, Annan dijo que los grandes simios aún tienen una oportunidad de sobrevivir, “pero su destino está en nuestras manos”, recalcó.

El encuentro se celebra en Kinshasa, República Democrática del Congo, bajo auspicios de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

“Esta reunión es una ocasión para que los gobiernos de los países donde viven los grandes simios consoliden una política protectora”, puntualizó el Secretario General.

Recordó que el hábitat de estos mamíferos se ha reducido y aislado cada vez más en los 23 países donde viven desde África Occidental hasta Borneo.

En la actualidad se estima que no hay más de 400.000 grandes simios, mientras que hace 50 años había casi dos millones.

“Sólo si protegemos lo que queda de bosques podremos garantizar la supervivencia de los grandes simios. Ninguno de estos países es rico y todos luchan por equilibrar sus aspiraciones de desarrollo y la necesidad de asegurar la sustentabilidad ambiental”, indicó Annan.

Por último, el líder de la ONU sostuvo que sólo el trabajo conjunto permitirá obtener el dinero y el compromiso necesarios para proteger “a los familiares más cercanos del hombre”.

URL: http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?newsID=5338&criteria1=Ambiente&criteria2 =

5.- RECONSTRUYEN UN VIRUS DE 1918 ANTE LA POSIBLE PANDEMIA DE GRIPE AVIAR

(Noticia publicada originalmente en el diario El Correo)

N. RAMÍREZ DE CASTRO/MADRID
 
Científicos españoles y estadounidenses han conseguido, por primera vez, reconstruir el virus de la 'gripe española', el patógeno que en 1918 se cobró entre 20 y 50 millones de vidas y causó la pandemia de gripe más importante de los últimos cien años. Este enemigo mortal, que podría convertirse en uno de los mayores 'asesinos en serie', se encuentra custodiado en un laboratorio de alta seguridad de Estados Unidos. Se trata de un paso clave para prevenir nuevas pandemias de gripe y desarrollar vacunas preventivas, en el que ha participado el español Adolfo García-Sastre, profesor de Microbiología de la Escuela de Medicina del Monte de Sinaí de Nueva York.

Los científicos crearon el virus a partir de la información genética de tejidos pulmonares de una víctima de la gripe que permanecía enterrada y congelada desde noviembre de 1918 en Alaska. La reconstrucción se realizó con estrictas medidas de seguridad y utilizando técnicas de genética inversa que permiten generar el virus a partir de secuencias de ADN, con ayuda de bacterias y líneas celulares. Estas técnicas más rápidas y seguras son las que se están utilizando para desarrollar vacunas contra la gripe aviar.

El equipo del Monte Sinaí firma este trabajo con Terrence Tumpey, del Centro para el Control de Enfermedades y patólogos de las Fuerzas Armadas estadounidenses. El estudio, que se publica en la prestigiosa revista 'Science', se ha apoyado en el avance que otros investigadores estadounidenses han proporcionado al completar el mapa genético del virus de 1918. Este trabajo se publica también hoy en la revista 'Nature'.

La secuenciación del genoma ha permitido saber que el virus de la 'gripe española' era extremadamente virulento, tuvo un origen aviar y sufrió mutaciones que le permitieron saltar al ser humano. Estas alteraciones son similares a las sufridas por la cepa del virus aviar H5N1, que ya ha causado 60 muertes en Asia. «El virus del 1918 comparte con el actual H5N1 los mismos genes que hicieron tan letal la 'gripe española'», explicó ayer García-Sastre. «Básicamente, la diferencia fundamental entre el virus de la gripe de 1918 y los virus aviares actuales es que estos últimos aún no han conseguido dar el salto a la especie humana».

La buena noticia es que se podrán diseñar fármacos antivirales que puedan interferir con los genes más virulentos y disminuir la agresividad del virus. La secuenciación del genoma y recreación del virus de 1918 también permitirá saber si estamos ante una amenaza real, porque se podrá identificar con anticipación qué virus de los que circulan en la naturaleza pueden causar una epidemia de grandes proporciones.

Ambos estudios se conocen en un momento en el que la OMS teme que los brotes de gripe aviar, activos en Asia, provoquen la aparición de una epidemia de grandes proporciones y miles de muertos, como ocurrió en 1918.

URL: http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/pg051006/prensa/noticias/Sociedad/200510/06/VIZ-SOC-062.html

B. BITÁCORA DE BITÁCORAS

1.- MEDICINA ALTERNATIVA Y ERRORES COMUNES DE RAZONAMIENTO
Barry L. Beyerstein (traducción de Julio C. Restrepo)

(Artículo publicado originalmente en Sin Dioses)

Si sólo los ignorantes y los crédulos fueran persuadidos por afirmaciones inverosímiles, se necesitaría muy poco para explicar la abundancia de estupidez en la sociedad moderna. Pero extrañamente, mucha gente que no es ni tonta ni poco educada se adhiere a creencias repudiadas por la ciencia. Por ejemplo, graduados universitarios, y aún algunos médicos, aceptan ciertos aspectos de la Medicina Alternativa y Complementaria (CAM por sus siglas en inglés), incluyendo el toque terapéutico, iridología, ear candling, homeopatía. Aún expertos altamente entrenados pueden ser engañados cuando ellos confían en su experiencia personal y razonamiento informal para inferir las causas de eventos complejos. Esto es especialmente válido si ellos están evaluando situaciones en las cuales tienen un interés emocional, doctrinal o monetario. De hecho, fue el comprender que las limitaciones en la percepción, razonamiento, y memoria tienden a confortarnos, más que la verdad, lo que llevó a los pioneros de la ciencia moderna a sustituir las observaciones controladas y la lógica formal por las anécdotas y conjeturas que nos pueden llevar fácilmente al extravío. Esta lesión parece que se ha perdido en gran parte entre los proponentes de la CAM. Algunos, como Andrew Weil, la rechazan explícitamente, defendiendo en lugar de ello lo que Weil llama "pensamiento preciosista," una mezcla de intuición mística y satisfacción emocional, para determinar la validez de una terapia.

Aquellos quienes defienden terapias de cualquier clase tienen la obligación de probar que sus productos son tanto seguros como efectivos. Lo último es una tarea más difícil ya que hay muchas formas sutiles en que pacientes honestos e inteligentes y sus terapeutas pueden ser llevados a pensar en que un tratamiento inútil ha producido una cura. CAM permanece "alternativa" debido a que sus practicantes dependen de testimonios subjetivos en lugar de ensayos clínicos aleatorizados (RCTs por sus siglas en inglés) para soportarse, y porque la mayoría de sus hipotético mecanismos están en discrepancia con aquellos aceptados por las ciencias básicas. Es mi intento aquí llamar la atención sobre varios factores sociales, psicológicos y cognitivos que han ayudado a convencer a muchas personas educadas que tratamientos no probados o científicamente desacreditados tienen mérito.

En el último siglo, procedimientos objetivos han sido desarrollados para evaluar la efectividad de remedios comúnmente aceptados y ayudado a distinguir cambios terapéuticamente inducidos en una condición patológica subyacente de la mejoría que puede seguir a cualquier intervención. Estos procedimientos forman las bases de la llamada "Medicina Basada en la Evidencia," y sin tal demostración de que un tratamiento es seguro y efectivo, es éticamente cuestionable ofrecer un tratamiento al público. Dado que muchas terapias "alternativas", "complementarias" o "integrativas" carecen de este tipo de soporte, uno debe preguntarse porque muchos de otra manera listos consumidores pagan confiadamente considerables sumas de dinero por productos de salud no probados y posiblemente peligrosos. Nosotros debemos además preguntarnos porque las afirmaciones de los practicantes de CAM permanecen tan refractarias a la información contraria.

Si una Terapia no ortodoxa (1) es inadmisible a una evaluación a priori (debido a que sus mecanismos implicados o sus efectos aceptados van en contra de leyes bien establecidas o hallazgos empíricos en física, química o biología); (2) carece de un razonamiento científico aceptable por sí misma, (3) Tiene insuficiente evidencia de soporte derivada de ensayos clínicos controlados; (4) Ha fallado en ensayos clínicos bien controlados realizados por evaluadores imparciales y ha sido incapaz de refutar explicaciones diferentes por las cuales podría parecer que funciona en situaciones cotidianas; y (5) Parece improbable, aún para los profanos en el tema, con base en el "sentido común", entonces porque hay tanta gente bien educada que continua comprando este tipo de tratamientos?.

Consumidores de tratamientos no científicos pueden ser clasificados básicamente en dos grupos. Una vez que un comprador de cualquier grupo prueba un tratamiento no convencional la sensatez se sesga tendiendo a que aún las intervenciones más inútiles parezcan válidas. Integrantes del primer grupo frecuentemente se acercan a la CAM porque ellos sufren de alguna condición crónica que la medicina ortodoxa no maneja a su satisfacción o porque ellos viven con un miedo mórbido a perder su "bienestar". Ellos asumen, erróneamente, que las autoridades competentes han validado los productos de la CAM. Los del segundo grupo escogen tratamientos alternativos por la convicción filosófica animista y la cosmología vitalista de la CAM, la cual rechaza las bases mecánicas y empíricas de la biomedicina científica. La CAM adopta criterios subjetivos y emotivos, mientras que sus detractores exigen evidencia objetiva. Debido a que el concepto de salud de uno mismo se entrelaza con la suposición fundamental sobre la realidad propia, un ataque a las creencias personales en una cura no ortodoxa llega a amenazar la visión metafísica de la persona. En forma inexplicable, esto será resistido fervientemente.

La habilidad de defender la propia visión del mundo es incitada por un número de sesgos cognitivos que filtran y distorsionan la información no concordante. Debo retornar a esos procesos que inclinan los soportes a interpretar equivocadamente aquellas experiencias que sostienen las creencias en la CAM. Pero primero vamos a examinar el entorno cultural que ha adoptado un deseo muy difundido a desposarse con esas prácticas.

RAZONES SOCIALES Y CULTURALES PARA LA POPULARIDAD DE LAS TERAPIAS NO PROBADAS
 
Varias tendencias han contribuido a la popularidad actual de la CAM, a pesar de (y en algún grado, a causa de) su rechazo por la corriente principal de la ciencia. El resurgimiento de la medicina tradicional puede ser achacado, en gran parte, a remembranzas nostálgicas de la búsqueda neo-romántica de la simplicidad y espiritualidad que permeó la "contracultura" de los 60´s y los 70´s. La niñez floreciente en esa generación ahora forma la columna vertebral del movimiento de la "Nueva Era", el cual entusiastamente promueve la curación no ortodoxa. CAM satisface creencias iconoclastas, anhelos místicos, deseos por tiempos mas sencillos e ingenuas creencias en la benevolencia de la "naturaleza" absorbida durante aquellos tumultuosos primeros tiempos. Como entonces, ha beneficiado esta historia la medicina no científica?

Analfabetismo científico. Los estudios consistentemente encuentran que, a pesar de nuestra abrumadora dependencia de la tecnología, el ciudadano promedio del mundo industrializado es espantosamente ignorante de tan siquiera los rudimentos de la ciencia. Consecuentemente, la mayoría de la gente carece del conocimiento para hacer una elección informada cuando deciden si un producto de salud ampliamente solicitado carece o no de fundamento.

Anti-intelectualismo y actitudes anticientíficas obstinadamente sostenidas en misticismo Nueva Era. Como una de las mayores industrias Nueva Era, la CAM comparte la visión mágica del mundo. Defendiendo criterios emocionales para conocer la verdad sobre criterios basados en datos empíricos y lógicos, Los gurús médicos de la Nueva Era como Andrew Weil y Deepak Chopra han convencido a muchos que "todo vale". Aún en instituciones académicas de elite hoy en día, hay fuertes defensores (principalmente en los departamentos de humanidades) de la noción de que la objetividad es una ilusión y el sentimiento de uno acerca de un asunto determina su verdadero valor.

Denigrando de la ciencia, estos detractores han aumentado el interés hacia productos para la salud mágicos y seudo-científicos.

El dualismo Mente-Cuerpo ha saturado el pensamiento Nueva Era, incluyendo la CAM, aunque irónicamente, son los discípulos de la CAM los que acusan a sus críticos científicos de ser dualistas. Que los devotos de la CAM son realmente místicos y dualistas se puede ver en su constante apelación a intermediarios espirituales indetectables para conferir el "bienestar" a aquellos que lo merecen. Esta confusión es necesaria para vender la frecuentemente oída patraña de que la medicina científica subestima los efectos de los procesos mentales en la salud. Reconocidamente, hay efectos psicológicos en la enfermedad, pero su importancia ha sido excesivamente sobreestimada por los promotores de la CAM como Herbert Benson.

Exageraciones de esta clase han promovido el resurgimiento de ancestrales "curas mentales" que aseveran que las causas verdaderas de la enfermedad yacen en la mente, concebida por los seguidores de la Nueva Era como equivalente del alma.Muchas buenas críticas han aparecido recientemente, las cuales exponen la confusión y los artefactos que colman la literatura en espiritualidad y salud.

Otra suposición problemática en la propaganda de salud Nueva Era es que la condición moral propia altera el impacto de las fuerzas naturales en el cuerpo. Aceptando esta visión del mundo antropocéntrica y vitalista, los sanadores alternativos están volviendo al punto de vista pre-científico de la enfermedad como retribución sobrenatural. Es triste decirlo, esto además adiciona culpa a la victima, implícitamente, los pacientes deben haber hecho algo malo para "merecer" sus aflicciones.

Mercadeo vigoroso y afirmaciones extravagantes. De acuerdo con un estudio reciente, solamente en los Estados Unidos, "en 1997 el desembolso total en gastos relacionados en terapias alternativas fue conservadoramente estimado en $27.0 billones, el cual es comparable con los gastos estimados para el mismo año en servicios médicos." El número anual de visitas a curadores alternativos hoy día excede el número total de visitas a todos los médicos de atención primaria juntos. Con riquezas de esta magnitud para ser tomadas, no es sorprendente que los curadores alternativos se hayan promocionado a ellos mismos a través de un mercadeo agresivo e intensa influencia legislativa. Rutinariamente, las promesas hechas, no las podrían o querrían hacer practicantes éticos entrenados científicamente. Desafortunadamente, la ciudadanía que enfrenta esta engañosa trama está pobremente equipada con las destrezas o la información para evaluar tal hipérbola.

Escrutinio inadecuado de los medios y ataques a los críticos. Con algunas notables excepciones, los medios de comunicación masiva han tendido a dar a las CAM rienda suelta. Sus afirmaciones entusiastas cuentan historias encantadoras que rara vez son rebatidas por los medios, cuyos propietarios saben que desafiar los deseos de sus audiencias lastima los ratings. Otro factor inquietante que desanima a muchos a criticar los tratamientos no científicos es el conocimiento de que muchos de los practicantes de las CAM han sido importados de culturas no europeas y son liderados por mujeres. Así frecuentemente los autopromotores esquivan críticas válidas acusando a sus detractores de racismo y sexismo. Por ejemplo, prácticas científicamente rechazadas como el "toque terapéutico" están siendo adoptadas por muchas escuelas de enfermería. Debido a que estas instituciones están generalmente a cargo de mujeres, los escépticos son asiduamente acusados de sexismo. Del mismo modo cuando un colega y yo criticamos aspectos de la Medicina China Tradicional (TCM por sus siglas en inglés), fuimos acusados de insensibilidad cultural y racismo, y reprendidos por el presunto de criticar la TCM sin ahondar en la filosofía que la concibió. Aceptar esta absurda amonestación habría sido como admitir que alguien que no sea gourmet no puede decir cuando se le ha servido una mala comida. La verdadera actitud sexista y racista sería construir afirmaciones evaluables empíricamente de otras culturas o mujeres postulantes con un bajo estándar de comprobación. Esta debería ser una aserción de inferioridad intelectual. Afortunadamente hay muchos científicos críticos dentro de esas comunidades quienes encuentran las prácticas arcaicas y no probadas tan dudosas como sus colegas hombres blancos.

Malestar social y recelo ante las figuras de autoridad tradicional- La reacción repulsiva anti-doctor. El crecimiento de la desilusión cultural ha fomentado la creencia de que las deficiencias de la sociedad deben ser a causa de complots activos por el poder y cábalas secretas, en vez de, sólo a la acumulación de errores de planeamientos bien intencionados. A medida que las grandes teorías conspiracionistas florecen, se asecha a aquellos sospechosos de atentar contra el bien común. Muchos han comenzado a ver al gobierno y a las profesiones científicas y médicas como parte del complot. Estas cavilaciones conspiracionistas han sido reforzadas por otras dos, no completamente injustificadas, tendientes a promover una repulsión anti-doctor que la CAM ha explotado. Una es la decepción surgida por el fracaso para materializarse de ciertas predicciones demasiado optimistas en los avances de la medicina. La otra es el conocimiento de que la medicina, como profesión auto-regulada, no siempre tiene el bien público en el tope de su agenda política. Esto ha aumentado el recelo social de muchos acerca del estatus, peso político y la opulencia del gremio médico. La inhabilidad de muchos detractores de separar las acciones políticas en beneficio propio por ciertas asociaciones médicas del debate sobre si los tratamientos de la medicina científica son genuinamente mejores que aquellos de las CAM han enriquecido las "alternativas". las CAM además se benefician mostrándose así mismas como la defensoras del ideal democrático de "libre elección." Esto sería loable si los consumidores tuvieran los recursos para hacer una elección informada.

Desagrado por el curso de la biomedicina científica. La CAM ha explotado un muy difundido pero exagerado miedo de que la medicina moderna se ha vuelto excesivamente tecnocrática, burocrática e impersonal. La superespecialización en las ramas de la medicina, la necesidad de maximizar la costo-efectividad en la utilización de servicios onerosos, el advenimiento de pagos a terceras personas para encargarse del manejo, y los prohibitivos honorarios médicos han llevado a algunos pacientes a recordar nostálgicamente los días en donde el afable doctor del pueblo tenía todo el tiempo necesario y la disposición para estar al lado de la cama. Ellos tienden a olvidar, sin embargo, que eso era lo más que un doctor de aquella época podía ofrecer.

Seguridad y efectos secundarios. un pintoresco toque de romanticismo que promueve la salud "holística" es la creencia de que los remedios "naturales" son necesariamente seguros, benévolos y más eficaces que aquellos científicos. Sin embargo, sitios web como < http://www.quackwatch.com> fácilmente disipan esos mitos. Por ejemplo, se afirma generalmente que los preparados herbales no tienen efectos adversos, sin embargo, de hecho, algunos productos naturales están lejos de ser benignos -reportes de alergias, toxicidad y aún de reacciones mortales se están acumulando. Mala rotulación y contaminaciones serias han sido descubiertas, además el potencial de interacciones adversas con productos farmacéuticos prescritos ha llegado a ser ampliamente reconocido.

Sin embargo, el conocimiento público de estos peligros permanece velado a causa de que el reporte centralizado de efectos adversos de tratamientos alternativos no es exigido. Desafortunadamente, bajo las leyes actuales de los Estados Unidos, el gobierno debe demostrar que los productos herbales o los suplementos son inseguros antes que los proveedores sean forzados a desistir de venderlos. Y cuando los efectos nocivos ocurren, los usuarios tienden a atribuirlos a otras causas porque tocan su creencia de que la benevolente "naturaleza" nunca usaría esos trucos sucios. A los promotores de los productos "naturales" debe recordárseles que el tabaco es muy natural y que las plantas producen algunos de los más letales venenos conocidos. De otro lado, ellos saben que muchos medicamentos comunes en la biomedicina científica fueron originalmente extraídos de las plantas. La diferencia, por supuesto, es que los ingredientes activos de las plantas que llevaron a las drogas a ser aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) fueron identificados, sintetizados y rigurosamente probados en su eficacia y seguridad. Así, a diferencia de los productos herbales, su pureza y dosificación son estrechamente reguladas.

RAZONES PSICOLÓGICAS PARA LA POPULARIDAD DE LAS CAM
Desde hace tiempo los psicólogos han sabido que en términos generales la gente se esfuerza por moldear sus actitudes, creencias y comportamientos acorde a un todo armonioso. Cuando información perturbadora no puede ser ignorada fácilmente, los individuos tienen una gran habilidad para distorsionarla o segregarla para reducir la inevitable fricción. Es a estos giros mentales a los que vamos a referirnos ahora.

La voluntad de creer. Todos exhibimos una disposición a adoptar creencias confortantes y a aceptar, en forma acrítica, información que refuerza nuestro conjunto de actitudes y autoestima. Como sería muy grato si el esperanzador discurso de las CAM fuera verdad, no es sorprendente que ellas a menudo saquen partido de esto, con poca exigencia de evidencia. Una vez introyectadas, esas creencias serán defendidas fervientemente, malinterpretando los datos contrarios cuando sea necesario.

Errores lógicos, falta de juicio y ausencia de grupos de control. Uno de los escollos mas prevalentes en la toma de decisiones diarias es la equivocación al correlacionar causalidad. Todos somos propensos a asumir que si dos sucesos acontecen próximos entre sí, uno debe ser causa del otro, aunque, en forma obvia, no tiene que ser necesariamente ese el caso. Este error lógico esta detrás de la mayoría de las supersticiones. Los testimonios para los ministerios de los curadores alternativos caen en el mismo error garrafal al asumir que cuando la mejoría sigue al tratamiento, este debe haber sido el responsable. El valor de las afirmaciones personales en las CAMs esta limitado a lo que Gilovich ha llamado el problema de "comparado con que?". No puede saberse si cualquier jactancioso tratamiento es efectivo sin realizar comparaciones doble-ciego con controles tratados con placebo. A pesar de que estos testimonios hechos por usuarios carecen de valor, los promotores de la CAM como Andrew Weil ofrecen poco más.

Quienes impugnan tratamientos marginales son frecuentemente objetados por los practicantes de CAM con la respuesta: "No me interesa lo que tus investigaciones digan. He visto mis tratamientos funcionar cientos de veces." Desafortunadamente, esta clase de razonamiento intuitivo conduce asimismo a falsas conclusiones. Estos terapeutas ignoran muchas investigaciones en el área de la "heurística cognitiva" que muestran como atribuciones causales erradas pueden surgir cuando confiamos en observaciones informales para determinar que causa o alivia los síntomas. Es especialmente difícil determinar causa y efecto cuando se evalúan terapias debido a que muchas variables relevantes interactúan simultáneamente- Determinaciones que la observación casual no puede descartar en forma segura.

Por ejemplo, Redelmeier y Tversky mostraron como la gente tiende a percibir correlaciones ilusorias en eventos fortuitos. Ellos demostraron como esas "corazonadas" llevan a creencias falsas, pero muy difundidas, incluyendo el concepto de que los dolores artríticos son influenciados por el clima. Como las CAM derivan sus diagnósticos y tratamientos sólo de esta clase de folclor poco fiable, los clientes potenciales deberían exigir que todos los tratamientos alternativos se basen en los mismos estándares de prueba que los de la biomedicina científica. Al introducir ensayos clínicos controlados y métodos epidemiológicos, los pioneros de la medicina científica esperaron reducir el número de falsas atribuciones de causa que los errores del razonamiento humano pueden producir. Una crítica reciente a estudios que enuncian que varias prácticas religiosas mejoran la salud ofrecen buenos ejemplos de como atribuciones casuales dudosas surgen cuando la necesidad de un simple grupo control es ignorada.

Pensamiento deseoso y "características demandantes." Es común el distorsionamiento en la percepción de la realidad al servicio del dogma. De acuerdo con la teoría de disonancia cognitiva, el disestrés mental se produce cuando nueva información contradice las actitudes, sentimientos o creencias existentes. Para aliviar la ansiedad, tendemos a distorsionar la información ofensiva, nuestras memorias o ambas. Por ejemplo, La disonancia se podría crear si un individuo no recibe beneficio de un tratamiento alternativo después de "soportarlo" e invertir en él tiempo y dinero. Desde luego, allí habrá una presión fuerte para encontrar algún provecho compensatorio en el tratamiento en vez de aceptar las implicaciones psicológicas de admitir que ha sido un desperdicio. Así, los pacientes de las CAM y sus terapeutas frecuentemente recuerdan cosas como ellos hubiesen querido que sucedieran, en vez de como realmente ocurrieron. Y como los practicantes de las CAM desdeñan el almacenamiento cuidadoso de los registros y los ensayos clínicos aleatorizados, ellos pueden ser selectivos en lo que recuerdan, llevando a una sobreestimación de sus tasas de éxito mientras ignoran o dejan de lado sus fracasos.

De la misma forma, hay muchos prejuicios auto-impuestos que ayudan a mantener la autoestima y a promover un intercambio social armonioso. Un ilusorio sentimiento de que los síntomas de uno han sido abatidos puede ser debido a un número de las llamadas "características demandantes" encontradas en cualquier sesión terapéutica : En todas las sociedades existe una "norma de reciprocidad", una regla implícita que obliga a la gente a responder en forma amable cuando alguien le hace una buena acción. La mayoría de terapeutas quieren sinceramente ayudar a sus pacientes, y es normal que los pacientes quieran complacerlos a cambio. A menos que los clientes necesariamente sepan esto, tales obligaciones (en la forma de demandas sociales implícitas) son suficientes para inflar sus percepciones sobre cuanto beneficio han recibido. Así, controles para estos efectos condescendientes deben ser construidos en los ensayos clínicos.

¿POR QUÉ PUEDEN LOS TERAPEUTAS Y SUS CLIENTES CONCLUIR QUE TERAPIAS INEFECTIVAS FUNCIONAN?
A pesar de que en la vida diaria los términos "enfermedad" y "dolencia" son intercambiables, vale la pena distinguir entre los dos. Yo uso "enfermedad" para referirme a un estado patológico de un organismo. Con el término "dolencia" quiero decir los sentimientos subjetivos de malestar, dolor, desorientación o disfuncionalidad , que acompañan un estado patológico. Nuestra reacción subjetiva a las sensaciones naturales que nosotros llamamos síntomas es, como todas las otras percepciones, una compleja construcción cognitiva. Por si mismas, estas son moldeadas por factores como las actitudes, sugerencias, expectativas, características demandantes, prejuicios autoimpuestos y autodecepción. La experiencia de dolencia también se afecta (frecuentemente en forma inconsciente) por un patrón de ganancias sociales, monetarias y psicológicas que acumulan aquellos que admiten el "rol de enfermo" en la sociedad. Para ciertos individuos, esos privilegios y beneficios son suficientes para perpetuar la experiencia de dolencia después de que la enfermedad ha sido abatida, o aún para crear sentimientos de dolencia en ausencia de enfermedad. A menos que nosotros podamos apartar esos factores que contribuyen a la percepción individual de estar enfermo, los testimonios personales son una pobre base sobre la cual juzgar si una supuesta terapia ha curado en efecto a alguien. Porque entonces, puede alguien erróneamente creer que ha sido ayudado por un tratamiento inerte?

La enfermedad puede seguir su curso natural. Muchas enfermedades son autolimitadas. Así, antes que el poder curativo de una supuesta terapia pueda ser reconocido, debe demostrarse que el porcentaje de pacientes que mejoraron al hacerse el tratamiento exceden la proporción esperada de pacientes que se recuperaron sin intervención alguna (o que consistentemente se recuperaron mas rápido). Salvo que los terapeutas no convencionales muestren registros detallados de éxitos y fracasos en un número suficientemente grande de pacientes con la misma queja, ellos no pueden afirmar que han excedido las normas para una recuperación espontánea.

Muchas enfermedades son cíclicas. Por ejemplo, la artritis, esclerosis múltiple, asma, alergias, migrañas y muchas quejas dermatológicas, ginecológicas y gastrointestinales habitualmente tienen sus "altos y bajos." No es sorprendente que quienes las sufren tiendan a buscar terapia durante los empeoramientos de cualquier ciclo dado. En consecuencia un tratamiento ficticio tendrá repetidas oportunidades para coincidir con una de las mejorías que habría ocurrido de todos modos. Sin estudios clínicos aleatorizados, tanto los consumidores como los vendedores están propensos a malinterpretar mejorías debidas a variaciones cíclicas normales como efectos terapéuticos válidos.

El efecto placebo. La principal razón para que los remedios dudosos sean acreditados con mejorías subjetivas y ocasionalmente objetivas es el ubicuo efecto placebo. La historia de la medicina esta plagada de ejemplos en los cuales, en retrospectiva, terapias que ahora parecen descabelladas fueron entusiastamente aceptadas por médicos y pacientes por igual. Estos conceptos erróneos surgieron de la falsa suposición de que los cambios en los síntomas que seguían un tratamiento debían haber sido una consecuencia específica de dicho procedimiento. A través de una combinación de sugestión, esperanza y reinterpretación cognitiva, pacientes a quienes se les da tratamientos biológicamente inefectivos con frecuencia pueden experimentar mejoría subjetiva; en consecuencia, la necesidad de controles placebo que los practicantes de las CAM invariablemente rehúsan a instituir en lugar de sus encuestas de satisfacción a clientes.

Muchos de los tratamientos de las CAMs, aún cuando son incapaces de afectar la enfermedad en sí misma, la hacen más soportable, pero por razones psicológicas. El dolor es un ejemplo. Las Clínicas del dolor modernas muestran que el sufrimiento puede frecuentemente ser disminuido por medios psicológicos, aún si la patología subyacente permanece sin cambios.

Cualquier cosa que pueda mitigar la ansiedad, desviar la atención, disminuir la excitación, adopta una especie de control, o lleva a reinterpretación cognitiva de los síntomas que puede aliviar el componente agónico del dolor. Esto es obviamente benéfico si los pacientes sufren menos, pero debemos ser cuidadosos de que el puro alivio sintomático no aparte a la gente de remedios probados para la condición subyacente hasta que sea demasiado tarde para que sean efectivos. Es importante que, los procedimientos enfocados solamente a aliviar los síntomas nunca deban preceder los exámenes diagnósticos apropiados y al menos a un razonable diagnóstico diferencial provisional

Debido a que el poder de la esperanza y los efectos de complacencia son muy fuertes, tanto terapeutas como pacientes deben ser "ciegos" con respecto al estatus de tratamiento activo versus placebo. Tales precauciones son necesarias debido a que en forma no intencional, señales apenas perceptibles, son transmitidas por los proveedores del tratamiento "no ciegos", que pueden influir los resultados de los ensayos. Así mismo, aquellos que evalúan los efectos del tratamiento deben ser ciegos, hay una gran cantidad de literatura sobre "sesgos experimentales" que muestra que profesionales escrupulosos y bien entrenados pueden inconscientemente "leer" los resultados que ellos esperan cuando están evaluando efectos complejos.

Los defensores de las CAMs usualmente se quejan de que la medicina convencional continúa utilizando muchos tratamientos que aún no han cumplido adecuadamente con estos estándares. Esto puede ocurrir en algunas instancias, pero el porcentaje de estas dilaciones es tremendamente exagerado por las "alternativas". A cualquier tasa, estas acusaciones hacen nada por mejorar la credibilidad de la CAM, Por el solo hecho de defender que "son tan malos como nosotros" no se ofrece evidencia positiva a favor de sus propias creencias. La diferencia crucial entre la biomedicina científica y las CAM es que, al contrario de las "alternativas", la medicina científica esta institucionalmente comprometida a despojarse de tratamientos que fallan al pasar revista, y no se aferra a procedimientos y teorías que contradicen las ciencias básicas.

Remisión espontánea. Cualquier cura reportada en forma anecdótica puede ser debida a una rara pero no imposible "remisión espontánea." Aún con cánceres que casi siempre son letales, algunos tumores ocasionalmente desaparecen sin tratamientos adicionales. Un experimentado oncólogo reportó que ha visto 12 de tales eventos en cerca de 6,000 casos que ha tratado. Los terapeutas alternativos pueden recibir alabanzas inmerecidas por aquellas remisiones debido a que muchos pacientes desesperados acuden a ellos con un sentimiento de que no tienen nada que perder. Cuando los "alternativos" publicitan estos eventos, raramente revelan que porcentaje de su aparentemente terminal clientela esta representada por esas felices excepciones. El mecanismo exacto responsable de las remisiones espontáneas aún no está bien dilucidado, pero muchas investigaciones están siendo dedicadas a revelar y posiblemente esclarecer los mecanismos responsables de estas recuperaciones inesperadas.

Somatización y miedo a perder el "bienestar." Mucha gente puede ser inducida a pensar que sufre de enfermedades que no tiene. Cuando esas personas saludables reciben de médicos ortodoxos la singularmente indeseable noticia de que no tiene indicios de enfermedad, ellos frecuentemente se apoyan en practicantes alternativos, quienes siempre pueden encontrar algo que tratar. Si la "recuperación" se lleva a cabo, otro converso ha nacido. Los sanadores alternativos también abastecen la "fuente de la preocupación" que mora en quien padece síntomas leves y cree que ellos deben tomar precauciones elaboradas para evitar perder su buena salud.

Hay muchas quejas físicas que pueden tanto ser provocadas por disestrés sicosocial como ser aliviadas al tranquilizar y dar soporte. A primera vista, estos síntomas (Que en ocasiones son llamados "psicosomáticos", "histéricos" o "neurasténicos") se parecen a algunos de síndromes médicos reconocidos. Son sin embargo, ejemplos de somatización, la tendencia a expresar preocupaciones psicológicas en un lenguaje de síntomas corporales.Aunque hay muchas "ganancias secundarias"(Ej. Recompensas psicológicas, sociales y económicas) que se acumulan en quienes se deslizan dentro del "papel de enfermo" en este sentido, necesitamos no acusarlos de fingirse enfermos voluntariamente para señalar que sus síntomas son no obstante engendrados y aliviados por procesos sicosociales sutiles. Las CAM ofrecen tranquilidad a aquellos individuos que necesitan creer que sus síntomas tienen causas médicas en vez de psicológicas (aunque, paradójicamente, Las CAM enseñan que todas las enfermedades provienen de lapsos mente/espíritu). Con la ayuda de aparatos diagnósticos seudo-científicos, practicantes marginales refuerzan la convicción del somatizador de que el establecimiento médico de corazón frío y mente estrecha, el cual no puede encontrar nada físicamente errado, es tanto incompetente como injusto en rehusar reconocer una condición orgánica muy real. Obviamente es valioso cuando "sanadores" acientíficos suministran la certeza, sentido de pertenencia y soporte existencial que sus clientes realmente están buscando, pero proveer esto no deben ser ajeno a los practicantes científicos, quienes tienen mucho más que ofrecer.

Los clientes de las CAM no comprometen sus apuestas. En un intento por atraer más clientela , muchos sanadores no ortodoxos han comenzado a llamarse a ellos mismos "complementarios" o "integrativos" en vez de proveedores "alternativos". En lugar de asistir primariamente al compromiso ideológico o a aquellos a quienes han dicho que la medicina convencional no tiene más que ofrecer, los "alternativos" han comenzado a darse cuenta de su habilidad para asirse a tratamientos científicos. Ellos aceptan que los practicantes ortodoxos pueden aliviar síntomas específicos pero que la medicina alternativa trata la causas reales de la enfermedad - imbalances dietarios dudosos y sensibilidades ambientales, campos energéticos perturbados, o aún conflictos no resueltos de encarnaciones pasadas. Si la mejoría sigue al tratamiento conjunto científico-"complementario" los practicantes marginales exigen y frecuentemente consiguen, una desproporcionada parte del crédito.

Errores diagnósticos. Los médicos entrenados científicamente no afirman infalibilidad, y los diagnósticos equivocados, siguen un viaje al sepulcro; un sanador alternativo, o herbalista puede conducir a un deslumbrante testimonio de una grave enfermedad que nunca existió. En otras ocasiones, el diagnóstico puede ser correcto pero la predicción temporal de su curso ser inexacta. Si un paciente con una enfermedad terminal es sometido a tratamientos alternativos y sucumbe tiempo después de lo que había predicho el médico convencional, el procedimiento alternativo puede recibir el crédito por haber prolongado la vida cuando, de hecho, la discrepancia fue solamente debida a un indebido pronóstico pesimista.
 
Beneficios derivados. Los curadores alternativos habitualmente tienen personalidades carismáticas y entusiastas. Los pacientes deslumbrados por los aspectos mesiánicos de las CAM pueden experimentar un enaltecimiento psicológico que puede intensificar los efectos placebo y engendrar otros aspectos benéficos. Elevando la moral de los pacientes y sus expectativas se puede motivar gran cumplimiento con, y de ahí la efectividad de, los tratamientos ortodoxos en curso. Estos beneficios secundarios pueden además llevar a los pacientes a mejorar sus hábitos dietarios y de sueño y a ejercitarse y socializar mas. Estos cambios, por sí solos, pueden ayudar a la recuperación natural, o al menos, hacer que el tiempo de convalecencia sea mejor tolerados. Efectos psicológicos indirectos de este tipo pueden además reducir el estrés que se ha demostrado que tiene efectos deletéreos en el sistema inmune. Quitando esta carga adicional se puede acelerar la recuperación, aún si no es un efecto específico de la terapia.

CONCLUSIONES
 
Los clientes potenciales deben averiguar si un tratamiento alternativo que ellos están considerando está soportado por investigaciones publicadas en revistas médicas cuyos procesos de revisión se esfuerzan por eliminar artefactos experimentales que llevan a falsas impresiones de curas. Aún así, debido a que cualquier hallazgo único puede siempre ser debido a una variable de confusión no detectada o a una casualidad estadística, la reproducción de los descubrimientos en forma independiente es esencial. Si una publicación sostiene haber cumplido con los anteriores criterios, los clientes deben siempre sin embargo revisar la dimensión del efecto del tratamiento reportado, hay muchos "efectos verdaderos pero triviales" que son estadísticamente significativos pero demasiado pequeños para ser útiles clínicamente. Uno debe ser escéptico si, en lugar de ensayos aleatorizados controlados, la "evidencia" consiste en anécdotas, testimonios, panfletos o libros auto-publicados. La documentación de soporte debe provenir de publicaciones científicas imparciales en vez de revistas de propiedad de los promotores de las prácticas cuestionables o de las "revistas de vanidades," las cuales aceptan virtualmente todas las sumisiones y cobran una tarifa a los autores por publicarlas.

Los clientes deben ser incrédulos hacia cualquier practicante que (1) es ignorante u hostil hacia la corriente principal de la ciencia; (2) no puede proporcionar una explicación razonable para sus métodos; (3) usa jerga promocional enlazada a alusiones de fuerzas espirituales y energías vitales o a planos inciertos, vibraciones, imbalances y susceptibilidades; (4) asegure poseer ingredientes o procesos secretos; (5) apele a conocimientos ancestrales y a "otras formas de conocimiento"; (6) afirme "tratar a la persona como un todo" en vez de enfermedades órgano-específicas; o (7) declare ser perseguido por la vieja guardia y aliente acciones políticas en su nombre, o esté presto a atacar o demandar a sus críticos en vez de responder con investigaciones válidas. Los practicantes con grados de instituciones no acreditadas o quienes venden sus propios preparados en sus oficinas y enfatizan la necesidad de visitas frecuentes "para mantenerse bien" son también una causa de preocupación. La presencia de literatura seudo-científica y conspiracionista en la sala de espera debe poner a un pensador lúcido a buscar la puerta de salida. Y, sobre todo, si los resultados prometidos van más allá de aquellos ofrecidos por los terapeutas convencionales y afirman que no hay efectos adversos, la probabilidad es de que uno esta tratando con un charlatán. En pocas palabras, si algo suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea.

Cuando la gente se enferma, cualquier promesa de cura es seductora. Como resultado, el sentido común y la disposición a exigir evidencia son fácilmente suplantadas por una falsa esperanza. En este estado vulnerable, la necesidad de una evaluación crítica de las opciones terapéuticas es más- en vez de menos- necesaria. Quienes todavía piensan que pueden permitirse aventurarse en la mercadería de los remedios no probados deben llevar en mente el sabio consejo de Goethe: "Nada es más peligroso que la ignorancia activa."

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
Adair J. The Human Subject. Boston, MA: Little, Brown, 1973.

Ader R, Cohen N. Psychoneuroimmunology: conditioning and stress.Annu Rev Psychol. 1993;34:53 -85.

Alcock J. The belief engine. The Skeptical Inquirer.1995; 19:14 -8.

Alcock J. Chronic pain and the injured worker. Can Psychol. 1986;27:196 -203.

Barrett S, Jarvis W. The Health Robbers: A Close Look at Quackery in America. Amherst, NY: Prometheus Books,1993 .

Basil R (ed). Not Necessarily the New Age. Amherst, NY: Prometheus Books,1988.

Benson H. Timeless Healing: The Power and Biology of Belief. New York: Simon and Schuster, 1996.

Betz W. Herbal crisis in Europe. The Scientific Review of Alternative Medicine [in press].

Beyerstein B, Downie S. Naturopathy. The Scientific Review of Alternative Medicine. 1998;2:20 -8.

Beyerstein B. The brain and consciousness-implications for psi phenomena. The Skepical Inquirer.1987; 12:163 -73.

Beyerstein B. Pseudoscience and the brain: tuners and tonics for aspiring superhumans. In: Della Sala S. (ed). Mind Myths: Exploring Popular Misconceptions about the Mind and Brain. Chichester, U.K.: J. Wiley and Sons, 1999: 59-82.

Beyerstein B, Sampson W. Traditional medicine and pseudoscience in China (Part 1). The Skeptical Inquirer.1996; 20: 18-26. Sampson W, Beyerstein B. Traditional medicine and pseudoscience in China (Part 2). The Skeptical Inquirer. 1996;20:27-34.

Beyerstein B, Hadaway P. On avoiding folly. J Drug Issues. 1991;20:689 -700.

Brose WG, Spiegel D. Neuropsychiatric aspects of pain management. In: The American Psychiatric Press Textbook of Neuropsychiatry. Washington, DC: American Psychiatric Press, 1992:245 -75.

Chapman L, Chapman J. Genesis of popular but erroneous diagnostic observations. J Abnorm Psychol.1967; 72:193 -204.

Eisenberg DM, et al. Trends in alternative medicine use in the United States, 1990-1997: results of a follow-up national survey.JAMA . 1998; 280:1569 -75.

Ellis J, Mulligan I, Rowe J, Sackett D. Inpatient general medicine is evidence based. Lancet.1995; 346:407 -10.

Ernst E. Harmless herbs? A review of the recent literature.Am J Med . 1998;104:170 -8.

Festinger L. A Theory of Cognitive Dissonance. Stanford, CA: Stanford University Press, 1957.

Frankel C. The nature and sources of irrationalism.Science . 1973;180:927 -31.

Gilovich T. How We Know What Isn't So: The Fallibility of Human Reason in Everyday Life. New York: Free Press/Macmillan,1991 .

Gilovich T. Some systematic biases of everyday judgment. The Skeptical Inquirer. 1997;21:31 -5.
Gross P, Levitt N. Higher Superstition. Baltimore, MD: Johns Hopkins University Press, 1994.

Hamilton D. The Monkey Gland Affair. London, U.K.: Chatto and Windus, 1986.

Hui KK. Is there a role for traditional Chinese medicine?JAMA . 1997;277:714 . [A reply by W. Sampson and B. Beyerstein follows.]

Kiernan V. Survey plumbs the depths of international ignorance.The New Scientist .1995; 146(29April):7.

Knauer D. Therapeutic touch on the hot-seat. The Canadian Nurse. 1997;X:10 .

Ko RJ. Adulterants in Asian patient medicines. N Engl J Med. 1998;339:847 .

Levy D. Tools of Critical Thinking. Needam Heights, MA: Allyn and Bacon, 1997.

McWhinney IR, Epstein RM, Freeman TR. Rethinking somatization.Ann Intern Med . 1997;126:747 -50.

Melzack R. Pain: past, present and future. Can J Psychol. 1993;47:615 -29.

Merskey H. The Analysis of Hysteria: Understanding Conversion and Dissociation. 2nd ed. London, U.K.: Royal College of Psychiatrists, 1995.

Meyer D. The Positive Thinkers: A Study of the American Quest for Health, Wealth, and Personal Power from Mary Baker Eddy to Norman Vincent Peale. New York: Doubleday-Anchor,1965 .

Nisbett R, Ross L. Human Inference: Strategies and Shortcomings of Social Judgment. Engelwood Cliffs, NJ: Prentice-Hall, 1980.

Nolen WA. Healing: A Doctor in Search of a Miracle. New York: Fawcett Crest, 1974.

O'Connor G. Confidence trick. Med J Aust1987; 147:456 -9.

Randi J. The Faith Healers. Amherst, NY: Prometheus Books, 1989.

Redelmeier D, Tversky A. On the belief that arthritis pain is related to the weather. Proc Natl Acad Sci USA.1996; 93:2895 -6.

Relman A. A trip to Stonesville. The New Republic.1998; 378:28 -37.

Robins R, Post J. Political Paranoia: The Psychopathology of Hatred. New Haven, CT: Yale University Press,1997 .

Robins R, Post J. Political Paranoia: The Psychopathology of Hatred. New Haven, CT: Yale University Press,1997 .

Roberts A, Kewman D, Hovell L. The power of nonspecific effects in healing: implications for psychosocial and biological treatments. Clin Psychol Rev. 1993;13:375 -91.

Rosenthal R. Experiment Effects in Behavioral Research. New York: Appleton-Century-Crofts,1966 .

Shapiro AK, Shapiro E. The Powerful Placebo. Baltimore, MD: Johns Hopkins University Press, 1997.

Schick T, Vaughn L. How to Think About Weird Things: Critical Thinking for a New Age. Mountain View, CA: Mayfield Publishing, 1995.

Shorter E. From Paralysis to Fatigue: A History of Psychosomatic Medicine in the Modern Era. New York: Free Press/Macmillan, 1992.

Skrabanek P, McCormick J. Follies and Fallacies in Medicine. Amherst, NY: Prometheus Books,1990 .

Sloan RP, Bagiella E, Powell T. Religion, spirituality and medicine. Lancet. 1999;353:664 -7.

Smith W, Merskey H, Gross S (eds). Pain: Meaning and Management. New York: SP Medical and Scientific Books,1980 .

Silverman S. Medical "miracles": still mysterious despite claims of believers. Psientific American. July1987 : 5-7. [Newsletter of the Sacramento Skeptics Society, Sacramento, CA]

Sokal A, Bricmont J. Intellectual Impostures. London, England: Profile Books, 1998.

Stalker D, Glymour C (eds). Examining Holistic Medicine. Amherst, NY: Prometheus Books,1985 .

Stewart D. Emotional disorders misdiagnosed as physical illness: environmental hypersensitivity, candidiasis hypersensitivity, and chronic fatigue syndrome. Int J Mental Health.1990; 19:56 -68.

Sutter MC. Therapeutic effectiveness and adverse effects of herbs and herbal extracts. British Columbia Med J.1995; 37:766-70.

Tessman I, Tessman J. Mind and body. Science.1997; 276:369 -70.

Tessman I, Tessman J. Troubling matters. Science.1997; 278:561 .

Thadani M. Herbal Remedies: Weeding Fact from Fiction. Winnipeg, Manitoba, Canada: Context Publications,1999 .

Tversky A, Kahneman, D. Judgement under uncertainty: heuristics and biases. Science. 1974;185:1124 -31.

Winslow L, Kroll D. Herbs as medicines. Arch Intern Med. 1998;158:2192 -9.[Medline]

Zusne L, Jones W. Anomalistic Psychology: A Study of Magical Thinking. 2nd ed. Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates,1989 .

URL: http://www.sindioses.org/escepticismo/medalt/erroresrazon.html

2.- ARGUMENTO DE AUTORIDAD
Víctor Ruiz

(Artículo publicado originalmente en la bitácora "Cuaderno de Bitácora")

Reflexionaba estos días sobre el argumento de autoridad. La semilla fue algunos hilos sobre la homeopatía o las supuestas profecías mayas. El segundo caso no creo que incite a muchos suicidios, lo normal es que llegue el año 2012 y no nos crucemos con ningún cinturón de fotones y la vida siga tal cual. El primer caso es mucho más complejo, ya que hay médicos y farmacéuticos quienes recomiendan el tratamiento, pero sí podría poner en riesgo la salud si dejamos otros medicamentos. La pregunta de fondo es la misma ¿por qué estamos dispuestos a aceptar como verdaderas las opiniones de otras personas? Aunque tengamos una gran confianza en otros, ¿no es saludable la duda?

Leía el párrafo introductorio de un estudio sobre Estructura social y formación de opinión, que afirma:

«La mayor parte de las personas mantienen opiniones sobre una miriada de temas, desde la política al entretenimiento, salud, nuevos productos y la vida de otros. Estas opiniones bien son el resultado de una reflexión seria o, como suele ser más habitual cuando la información es difícil de procesar u obtener, formadas a través de la interación que otros que sostienen puntos de vista sobre los temas tratados. Esta confianza en los demás para formarse opinión es el corazón de asuntos tales como la publicidad a través de métodos sociales, los esfuerzos para dar a conocer las ventajas de temas relacionadas con la sociedad y la salud, los rumores que recorren grupos y organizaciones, y los intentos de capturar los votos y mentes en las campañas electorales»

Otra de las tesis del artículo es que las opiniones tienen más probabilidad de ser aceptadas por un gran grupo -y por tanto, de propagarse rápidamente- si alguna persona con autoridad en dicho grupo la sostiene. En el artículo parece que la autoridad vendría determinada escencialmente por el número de relaciones que se tiene en el grupo.

Los argumentos de autoridad han causado mucho daño en la Historia. Por dioses cuya existencia no es posible probar, o ideologías ligeramente diferentes, millones de personas se han matado unas a otras. Y aún después de la Ilustración, comprobamos su eficacia. Por ejemplo, en política: todo lo que dice dice fulanito del partido de color blanco, es verdad; todo lo que dice fulanito del partido de color negro, es mentira. Aquí los medios de comunicación juegan un papel escencial.

Un ejemplo menos dramático. Si en una revista un artículo sobre las figuras de Nazca y resulta que el autor -un prestigioso escritor- sostiene que fueron realizadas por extraterrestres... ¿por qué dudar? Sin información sobre la probabilidad y posibilidad de los viajes en el espacio, la vida en otros planetas, SETI, etc... ¿por qué pondría en riesgo el escritor su reputación? Lo que dirá es cierto. Simplemente confiamos en que así sea. Ocurre que en más ocasiones de las que sería deseable, no es así.

¿Cómo saber si nos dan gato por liebre? Caeríamos en la trampa si sustituyéramos la autoridad de fulanito por la de menganito, donde fulanito es un escritor y menganito es un científico. Los científicos se equivocan a menudo, y fuera de su ámbito de estudio son personas normales. Por eso, reflexionaba, resulta difícil convencer -incluso con argumentos- a otras personas de lo disparatadas que son algunas afirmaciones, si se limita a depositar su confianza en otros o en mi.

Para evitar estos círculos viciosos se necesita buena formación y una actitud crítica. Como sociedad deberíamos formentarlo desde la educación básica.

URL: http://rvr.blogalia.com/historias/33010

3.- LA ESTIRPE DE ISIS
Javier Armentia Fructuoso

(Artículo publicado originalmene en el Diario El Correo y posteriormente en la bitácora Por la boca muere el Pez)

Genetistas, inventoras, entomólogas, matemáticas, bioquímicas o cosmólogas... la presencia femenina en la ciencia se muestra en una exposición itinerante que ahora se estrena en Pamplona

No es sorprendente saber que desde siempre ha habido mujeres haciendo ciencia. Lo sorprendente es descubrir que lo desconocemos casi todo acerca de la labor de ellas. Cualquier revisión de un texto de historia de la ciencia nos permite concluir que, aparentemente, la ciencia es cosa de hombres. ¿Por qué? Las investigadores del Instituto de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Marta González y Eulalia Pérez Sedeño creen que ese desconocimiento está asociado por un lado a sesgos en lo que se denomina cuestión de género y por otro, a que la propia historia de la ciencia suele primar los grandes personajes y teorías que han tenido éxito, lo que prima -aunque sólo fuera por una cuestión demográfica- la presencia de hombres.

Desde hace varios decenios, un sector que se ha asociado al feminismo académico comenzó a reivindicar esa presencia de la mujer en la historia de la ciencia, a la vez que se producía una vindicación paralela para la presencia femenina en la ciencia actual (y en todos los demás aspectos de nuestra sociedad). A pesar de las numerosas iniciativas que han existido, y existen, la situación actual -reflejada sistemáticamente en los estudios que se realizan- muestra que las mujeres siguen teniendo una presencia limitada en los sistemas de ciencia y tecnología, específicamente en las partes altas de la pirámide de poder. Pero ya hay más mujeres estudiando en las universidades que hombres. Comentaba Margarita Salas, presidenta del Instituto de España y una de las más brillantes científicas de nuestro país que afortunadamente existe un cambio de mentalidad (en ellas), con la convicción profunda de su incorporación al mundo profesional para dar todo lo mejor que tienen.

El Programa L'Oréal-UNESCO For Women in Science lleva seis años trabajando por dar visibilidad y protagonismo a las mujeres investigadoras, no sólo para reconocer ese trabajo realizado por mujeres científicas, sino para dar a conocer al público que las mujeres siempre han hecho ciencia. Dentro de esos objetivos, se presentó a comienzos de abril en el Museo de la Ciencia de Valladolid una exposición interactiva titulada La estirpe de Isis. Mujeres en la historia de la ciencia. Se trata de un recorrido que muesta cómo, en palabras de su comisaria, la periodista científica Victoria Toro: han existido miles de mujeres científicas. Las ha habido siempre, desde la prehistoria hasta nuestro días. Ahora esta exposición se presenta en el Planetario de Pamplona hasta finales de noviembre. Posteriormente visitará Valencia y otras ciudades.

La mitología egipcia presenta a Isis como la diosa que dio a los hombres la escritura, la agricultura, la medicina y todos los saberes. Ese papel, que se repite con otros nombres en otras mitologías, es el que se pretende descubrir en la exposición. Se trata de una exposición muy gráfica con la que pretendemos que los visitantes sepan que ser mujer y científica nunca ha sido una contradicción y muchísimo menos en nuestros días, explica Victoria Toro.

Los diferentes paneles nos acercan a la historia de muchas científicas, y a sus contribuciones en todos los campos del conocimiento. Por supuesto, una de las figuras principales es Marie Curie, dos veces premio Nobel, posiblemente la única científica de los tiempos modernos que es ampliamente conocida, y una de las pocas que aparecen en las historias de la ciencia.

El aspecto socioeconómico siempre ha sido relevante: el equipo de astrónomas del Observatorio de Harvard (Massachusetts, EEUU) que a finales del XIX realizó un sistemático análisis de la luz de las estrellas, permitiendo desarrollar los primeros catálogos astrofísicos, fue contratado por Edward Pickering, director del observatorio, porque resultaban mucho más baratas que hombres con la misma titulación. Cobraban unos cinco dólares diarios, un jornal similar al de un obrero medio. En España no se permitió la libre matriculación de las mujeres en la Universidad hasta 1910, y la primera mujer que fue admitida en una Academia científica española, María Cascales (en la de Farmacia) lo consiguió en 1987, hace 18 años.

Aunque hay especialidades científicas que se consideraban desde antiguo femeninas (como la medicina o la botánica), la historia muestra cómo el sistema universitario consiguió que casi desaparecieran. Incluso se ha demostrado que la ausencia de mujeres en la investigación y desarrollo de terapias en temas tan femeninos como la obstetricia permitió que durante mucho tiempo se minimizara la importancia de la anestesia, o se usaran fármacos que no eran adecuados, al no haber sido ensayados adecuadamente en mujeres.

No se trata de hacer de la exposición una lista de agravios: por el contrario, el mensaje intenta ser positivo, rescatando del olvido las importantes contribuciones que muchas mujeres fueron haciendo a lo largo de la historia. Igualmente, el papel de las pioneras, que fueron permitiendo un acceso de las mujeres a los diferentes estamentos de la ciencia, es reconocido, como sucedió en la Residencia de Señoritas, creada en 1915 en Madrid bajo la dirección de María de Maeztu.

Inventos
Hedy Lamarr fue llamada la mujer más bella del mundo a mediados de los años cuarenta, cuando reinaba entre las estrellas de Hollywood. Aunque la asociamos al mundo del cine, y con esa imagen voluptuosa de la mujer estadounidense, pocas veces se menciona que su patente de un conmutador de frecuencias permitió el control remoto de los torpedos de forma segura, siendo uno de los inventos que gestó la supremacía aliada en el Pacífico durante la II Guerra Mundial.

En 1903, Mary Anderson concibió un dispositivo que permitía limpiar las ventanillas delanteras de un coche cuando llovía. Su limpiaparabrisas se introdujo en el modelo A de Ford, que luego sería un equipamiento básico de todos los automóviles.

La química Stephanie Kwolek desarrolló para la empresa DuPont un material sintético más ligero que la fibra de vidrio y cinco veces más resistente que el acero, utilizando poliamidas aromáticas: el Kevlar permitió tejidos resistentes a los cortes, o los chalecos antibalalas, y se emplea en cascos de barcos, esquís, cables..., allí donde la flexibilidad tiene que unirse a la resistencia.

(información sobre la exposición en la web del pamplonetario. La exposición se inaugura mañana y permanecerá abierta hasta el 26 de noviembre)

NOTA:
En el periódico, el artículo ha salido tal cual aparece en el post, pero la entradilla decía:

Inventoras, matemáticas, astrólogas...
Una exposición itinerante analiza la
presencia femenina en la ciencia

¡¡¡ ASTRÓLOGAS !!! Así de horroroso, enorme, jodiendo el artículo. Y además, un artículo mío. Me he sentido como debió sentirse la pobre Mónica Salomone hace unos meses cuando lo de la portada del País Semanal, aquello que tanto nos molestó y de lo que nos quejamos aquí y aquí. Por supuesto, he escrito al periódico mostrando mi pesar, mi cabreo y mi vergüenza -esta vez no tan ajena- al constatar el imperdonable error. Por lo que me toca, pido perdón, pues aun sabiendo que no ha sido cosa mía esa confusión, como dije entonces, el que este tipo de errores suceda es muestra de la gran ignorancia que existe en torno a esta pseudociencia.

URL: http://javarm.blogalia.com/historias/33177

4.- HOLA, MUNDO
Redacción de la BitacorARP

(Artículo de presentación de la bitácora de ARP-SAPC)

Aquí estamos, con noticias, avances de reportajes e investigaciones, información sobre las publicaciones que realizamos, analizando el día a día... iniciativas con las que deseamos promover el pensamiento crítico. Esta nueva publicación digital nace precisamente 20 años después de los primeros boletines que gestaron el movimiento escéptico español.

Han pasado dos decenios y queda mucho trabajo por hacer. La Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico se estrena ahora institucionalmente en la llamada blogosfera, aunque desde hace cuatro años algunos de sus miembros ya estaban utilizando estos sistemas de edición. Con ello, queremos agilizar la información que vamos generando, sumándonos a una también agil comunidad de bitácoras, Blogalia, donde nos alojamos gracias a la generosidad de su creador, Víctor R. Ruiz.

Por supuesto, las publicaciones que realizamos, los proyectos de colaboración en universidades, en la enseñanza, en el mundo de los museos y la divulgación, así como el periodismo, continuan su andadura. Se trata de una pequeña gran familia de actividades de las que, como siempre, puedes encontrar información en nuestro portal www.escepticos.org.

En cualquier caso, y como el movimiento se demuestra andando, pronto comenzaremos a llenar esta nueva pizarra electrónica de contenidos. Esperamos que te interesen, y sobre todo, que te provoquen reflexiones. El pensamiento crítico es, antes que nada, pensamiento. Y sólo puede ser crítico porque la aceptación sin más de todo lo que se nos cuenta no es más que una forma de embobarnos. De igual manera, sólo puede ser participativo. Queremos poder estar al cabo de la calle, y para eso tu ayuda siempre es importante. Puedes ponerte en contacto con nosotros en la dirección de correo electrónico:
bitacorARP - arroba - arp-sapc - punto - org

Hola, Mundo. Ya estábamos por aquí pero ahora también estamos así. Bitacoreando, que es gerundio...

URL: http://escepticos.blogalia.com/historias/33963

C. MUNDO UNIVERSITARIO

1.-  LA UNED LANZA UN CURSO EN "PERIODISMO Y COMUNICACIÓN CIENTÍFICA"

(Nota de prensa remitida por Jesús Zamora Bonilla, coordinador del curso)

La Universidad Nacional de Educación a Distancia ha puesto en marcha un nuevo Programa Modular, que con el título "Periodismo y Comunicación Científica" tiene como principales objetivos formar a profesionales especializados en la comunicación de la ciencia y la tecnología, y ayudar al fomento de la cultura científica. Se trata del primer curso virtual de estas características que se ofrece en España, y cuenta con un amplio equipo docente, formado por profesores especialistas en periodismo y comunicación, periodistas en activo, y profesores e investigadores especialistas en diversas materias científicas. El equipo está coordinado por Jesús Zamora Bonilla, profesor titular de filosofía de la ciencia en la UNED. El director adjunto del Programa es Rafael Moyano, subdirector del diario El Mundo.

El Programa está dividido en 27 módulos o asignaturas opcionales. Entre éstas se incluyen varias materias de comunicación, como "Introducción al periodismo científico", "Fuentes para el periodismo científico", "Gabinetes de prensa y comunicación científico-tecnológica", "Periodismo científico en radio y televisión", "El periodismo científico como herramienta en el aula", etc. También hay numerosas asignaturas que introducen al alumno en los conceptos, datos y teorías más importantes de las principales ramas de la ciencia: física, biología, ciencias medioambientales, biotecnología, neurociencias, etc. Finalmente, un tercer grupo de materias proporciona una visión sistemática y crítica de los aspectos sociales, filosóficos, éticos e históricos de la ciencia moderna. La formación teórica se complementa con módulos de prácticas, para las cuales la dirección del Programa pondrá en contacto a los alumnos con instituciones, empresas o medios comunicación cercanos a su lugar de residencia. Asímismo, profesores y alumnos participarán en un Foro permanente de noticias científicas, en el que se invitará también a prestigiosos investigadores y periodistas especializados.

Cultura científica contemporánea

Gracias a su estructura modular, este nuevo Programa ofrece a los alumnos la posibilidad de optar por varios niveles de formación ("Experto Universitario", "Especialista Universitario", o "Máster", este último en dos años), y, lo que es más novedoso, también les ofrece la posibilidad de diseñar un curso a su medida, ya sea poniendo más énfasis en las asignaturas específicas de comunicación, o en las de contenido propiamente científico. De este modo, el Programa permite la obtención de dos especialidades distintas: "Fundamentos del Periodismo Científico" y "Cultura Científica Contemporánea". Esta última especialidad es de gran interés para aquellas personas que desean obtener una visión global y crítica de la ciencia moderna y su importancia en el mundo actual, independientemente de si desean dedicarse profesionalmente a la difusión de la ciencia. Por ejemplo, será muy útil para los profesores de secundaria que quieran impartir la asignatura de "Ciencias para el Mundo Contemporáneo" en el nuevo Bachillerato.

Condiciones especiales para periodistas en activo

Para fomentar la participación de profesionales del periodismo en el Programa, la Fundación UNED ofrece condiciones especiales de matrícula a los trabajadores de los medios de comunicación y gabinetes de comunicación de empresas tecnológicas, que contarán con un descuento del diez por ciento en las tasas oficiales, y la posibilidad de realizar las prácticas en su propio centro de trabajo.

URL: http://www.fundacion.uned.es/curso_1/cursos_f.htm

2.- RESULTADOS DE UNA INVESTIGACIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE GRANADA PODRÍAN CONTRIBUIR A COMPRENDER PROBLEMAS COMO LA AMNESIA O EL DÉFICIT DE MEMORIA

(Noticia publicada originalmente en la revista Campus Virtu@l de la Universidad de Granada)

La manera en que el Sistema Nervioso construye la memoria permanente, duradera, es aún en nuestros días uno de los enigmas más intrigantes para los investigadores en neurociencias. Aunque se trata un proceso bastante desconocido, la mayoría de los neurocientíficos creen que el cerebro reorganiza en sucesivas etapas la información inicialmente aprendida hasta que, al cabo de cierto tiempo, ésta se consolida. Dos investigadores de la Universidad de Granada han publicado recientemente en la revista científica Physiology and Behavior los resultados de un estudio que aporta algunas pistas interesantes sobre las bases cerebrales de dicho proceso. Se trata de un trabajo realizado con ratas de laboratorio en el que han logrado determinar la importancia del hipocampo y de la corteza perirrinal en la consolidación de la memoria a largo plazo.

Aunque los datos presentados en la investigación se basan en un modelo animal de la amnesia, los investigadores aseguran que “no puede perderse de vista que los resultados se han obtenido en ratas, y que los procesos de memoria en roedores son harto distintos a los que se manifiestan en los seres humanos. También hay que tener en cuenta que las enormes diferencias entre la memoria animal y humana se acrecientan debido a los particulares paradigmas empleados en el caso de los humanos y roedores”.

Para determinar el papel de la corteza perirrinal en la consolidación de la memoria, los científicos realizaron dos test de memoria tanto a las ratas lesionadas que habían aprendido inicialmente la tarea, como a las de control (no lesionadas). El primero de ellos, 24 días después de finalizado el proceso de aprendizaje, y el otro, 74 días después. En comparación con los animales de control, las ratas sin corteza perirrinal no mostraron ningún déficit de retención cuando el test de memoria tenía lugar 24 días después. Sin embargo, cuando el test de memoria se demoraba 74 días después, al contrario de lo que ocurría con los sujetos de control, los animales sin corteza perirrinal habían olvidado por completo la información espacial aprendida con antelación.

La consolidación de la memoria
Por tanto, “en la rata, y empleando nuestro particular paradigma espacial, esta corteza cobraría especial protagonismo en la consolidación de la memoria a partir del día 25 de postaprendizaje. Así, en los animales sin corteza perirrinal, esta fase tardía de reorganización de la información adquirida no se produce, lo que conduce al olvido de la información, abortándose el proceso de formación a largo plazo de la memoria”, asevera Juan Manuel Ramos, uno de los coordinadores del estudio y profesor del departamento de Psicología Experimental y Fisiología del Comportamiento.

Este estudio es la continuación de sendos artículos publicados hace algunos años en The European Journal of Neuroscience y en Behavioral Neuroscience por el mismo grupo de investigación. En estos dos últimos trabajos, también se investigó la tasa de retención de información espacial previamente aprendida, pero esta vez el objeto de análisis se centró en el hipocampo y su posible papel.

De este modo, y una vez analizados conjuntamente los resultados de los tres estudios, Ramos señala que cuando los animales aprenden a orientarse en el espacio, en un primer momento que podría ubicarse cronológicamente durante los días siguientes al aprendizaje, el hipocampo sería la estructura clave, responsable de iniciar una serie de procesos encaminados a transformar esa información recién adquirida y todavía lábil, en duradera. En este momento, la corteza perirrinal no parece contribuir significativamente al proceso. Por el contrario, una vez ha actuado el hipocampo, la corteza perirrinal se convertiría en una estructura necesaria para continuar el proceso de consolidación iniciado por el hipocampo. Por tanto, cabría suponer un modelo anatómico secuencial en el proceso de formación a largo plazo de la memoria espacial. Dentro de este modelo, los científicos de la UGR han podido identificar dos estructuras implicadas diferencialmente que presentan su máximo funcional en momentos distintos.

URL: http://prensa.ugr.es/prensa/campus/prensa.php?nota=2620

3.- INVESTIGADORES DE LA UNIVERSIDAD DE JAÉN PARTICIPARÁN EN UN PROYECTO EUROPEO SOBRE INVESTIGACIÓN CARDIOVASCULAR

(Noticia publicada originalmente por el Gabinete de Prensa de la Universidad de Jaén)

Investigadores de la Universidad de Jaén participarán en un proyecto europeo sobre investigación cardiovascular. El proyecto, denominado ‘Heart Repair’, engloba la participación de 22 grupos de investigación europeos, de los cuales solamente dos son españoles, uno de la UJA y otro de la Universidad de Málaga, según ha informado la publicación de divulgación científica Andalucía Investiga.

El proyecto Heart Repair estará financiado por la Unión Europea dentro de la convocatoria 'Ciencias de la Vida, Genómica y Biotecnología para la Salud'. Su objetivo global es incrementar el conocimiento sobre los mecanismos que dirigen la especificación y diferenciación del músculo cardiaco, usando como modelo el desarrollo cardiaco normal y la diferenciación y/o reprogramación celular de distintos tipos de células troncales.

El consorcio, que cuenta con 22 grupos investigadores europeos, tiene una proyección multidisciplinar dado que en él se asocian tanto investigadores básicos de excelencia a nivel mundial como diversas empresas biotecnológicas europeas. A su vez, servirá como plataforma científico-educativa, pues tiene como objetivo el desarrollar un amplio programa de intercambio de investigadores, así como la creación de bases informáticas para acelerar comunicación entre todos los miembros del consorcio.

El grupo de investigación de la UJA ‘Biología molecular y fisiopatologías cardiacas’ colaborará activamente en la ejecución de dos de las líneas de actuación del proyecto, concretamente en las denominadas 'Diversificación de las células progenitoras cardiacas' y en 'Mecanismos de interacción celular y reprogramación cardiaca'.

Por un lado, analizará la contribución de un factor de trascripción cardiaco (Pitx2) esencial en la determinación derecha-izquierda durante la cardiogenesis en distintos tipos de tejidos, gracias al uso de tecnologías recombinantes. Esta aproximación permitirá conocer los mecanismos moleculares que subyacen en cardiopatías congénitas tan importantes como la transposición de grandes vasos. Por otro lado, el grupo está analizando la contribución celular a los progenitores del sistema cardiaco de conducción mediante estudios de linaje celular en ratones. Finalmente, el equipo contribuirá a los estudios de reprogramación e interacción celular cardiaca mediante sus estudios de transplante de células troncales de la medula ósea. Estos estudios se encuentran en fases relativamente avanzadas y les permitirá expandir estas investigaciones a células troncales embrionarias y de cordón umbilical humano

URL: http://www.ujaen.es/serv/gprensa/notas%20prensa/010905inves.html


=== BUZÓN DEL LECTOR ==============================================

Esta sección está abierta a todos los lectores que deseen enviarnos sus
críticas, sugerencias o comentarios sobre el boletín, los artículos
publicados en él, o cualquier otro tema relacionado con la ciencia, el
escepticismo y la crítica a la pseudociencia.

----------

Un lector nos da su parecer sobre el caso Amorós, del que se ha hablado en este boletín en los últimos meses.

Estimados y queridos amigos:
 
Felicitaros intensamente por la estupenda revista digital y por los tremendos esfuerzos divulgativos y de investigación antisupercherias que llevais a cabo.
 
Acabo de leer la demanda del infausto Pedro Amoros al periodista del Mundo y, aparte de felicitar a su abogada por ganarse el suelo escribiendo 70 folios de lo mas desternillantes, me gustaría sugeriros que cuando salga este juicio surrealista lo anuncies a bombo y platillo en todas las webs escépticas habidas y por haber. Y si podeis hacer que los periodicos de entidad como EL Mundo y demas lo publiquen, tambien sería de agradecer.
 
O sea, que si es posible, salga el resultado del juicio en primera pagina y todos los detalles de su resolición. La diversion, ademas de la divulgación, esta asegurada.
 
Creo que semejante felonía es digna de ser portada en todas los blogs escepticos. El esperpento mas sofocante que yo he visto en muchos años. Y ya llevo...
 
Eso si, anda que como el juez sea un aficionado a las psicofonías...
 
Un cordialisimo abrazo
 
Kir

----------

Hola a todos.

En relación con la carta de Amalia en EED NÚM. 10, en la que plantea una relación entre la defensa de los animales y el escepticismo, no podría estar más de acuerdo con todo lo que escribe. Evidentemente hay varias asociaciones que intentan sensibilizar a la sociedad sobre estos temas, pero desgraciadamente son demasiado radicales en sus planteamientos, como por ejemplo PETA y otras similares, por eso, todas sus reclamaciones se ven como extravagancias. Esto hace que se pierda el mensaje, que debería ser lo importante. Quizás una iniciativa sensata, originada en un foro como este pueda conseguir algún resultado.

En mi tierna infancia, me acostumbré a ver por la televisión las corridas de toros, no había mucha oferta, solo había 2 canales y la verdad es que retransmitían bastantes corridas. Nunca nadie me dijo que eso era malo y, sin embargo sí me hablaban de ARTE, CULTURA, FIESTA NACIONAL, TRADICIÓN, VALOR, LUCHA IGUAL (¿?). Realmente, nos lo han implantado en el cerebro desde el principio.

Con el tiempo fui perdiendo interés en ese ARTE, que yo no veía por ningún lado, aunque no me molestaba que siguiera su camino, como yo lo hacía con el mío. En este camino vital, he pasado de un ambiente familiar muy tradicional y religioso a comenzar a pensar por mí mismo, desplazándome de manera continua hacia lo que ahora soy, un escéptico, sin pretensiones, pero con mucha curiosidad por nuestro mundo y sus explicaciones racionales.

Un buen día, seguramente haciendo "zapping", a falta de otra cosa que ver, me quedé viendo una corrida de toros, y casi de golpe y porrazo sentí un rechazo hacia lo que estaba viendo. ¿No era un ARTE?, ¿Qué me pasaba?, ¿Es que no aceptaba mi cultura y mi tradición?. No. No era nada de eso. Simplemente la estaba viendo como lo que realmente era, una macabra sucesión de maneras de maltratar hasta la muerte a un pobre animal. Desde entonces, no sólo no soy capaz de ver una "cosa" de esas, sino que realmente me enfurece su existencia. Así como la permanencia de ciertas tradiciones populares basadas también en hacer sufrir, sin motivo ninguno a cualquier animal.

Hace tiempo que me planteé asociarme a PETA u otra similar, pero me parecen demasiado radicales. Aplaudo cualquier iniciativa que conlleve a la supresión de estas tradiciones y estoy convencido de que muchísima gente en España está en contra de ellas, y otra mucha gente, seguramente la mayoría, las tolera por desconocimiento, indolencia o "...por que es la tradición.", pero si se parasen a pensarlo un poco, acabarían aborreciéndolas.

Por esto, aplaudo la iniciativa de Amalia, me sumo a su debate y animo a todos los que crean que pueden exponer una opinión válida la expongan, sea del signo que sea. Esto nos puede dar una idea de si realmente ha llegado el momento de promover este debate en la sociedad y quizás conseguir, como acaba de hacer el Reino Unido con otra tradición ancestral, (la caza del zorro), que se lleguen a prohibir todos estos rituales de maltrato sin sentido a los animales.

Muchas gracias por vuestra labor.

Saludos.

José Ignacio. La Coruña.


=== ENLACES  =======================================================

1.- i  n  f  o  .  a  s  t  r  o ( http://www.infoastro.com)

El Boletín de las estrellas / Información de primera sobre lo que acontece
en el Universo.

Para suscribirse y recibir los boletines semanales, envíe un mensaje a
infoastro-subscribe@yahoogroups.com

--------------------

2. El Horror ( http://www.elhorror.net)

La Biblia, el gran engaño, fraude y mentira de Occidente.

El "Dios del amor y de la misericordia" dejó dicho y ordenado: "Un hombre de
veinte a sesenta años será estimado en cincuenta siclos de plata... si se
trata de una mujer, tu estimación será de treinta siclos...", Lv 27, 3ss.

--------------------

3. Divulc@t ( http://www.divulcat.com/)

El portal de la Ciencia y la Tecnología en el que la divulgación es la norma
que nos acerca al conocimiento y a la democracia.

Para suscribirse a Divulc@t  basta con enviar un mensaje en blanco a
divulcat-subscribe@egroups.com

--------------------

4. Asociación Racional y Escéptica de Venezuela
( http://www.geocities.com/escepticosvenezuela/)

La Asociación Racional y Escéptica de Venezuela (AREV) es una organización
independiente y sin fines de lucro, integrada por personas de mente abierta
que se han unido con la finalidad de divulgar el escepticismo y el
pensamiento racional.

--------------------

5. Egiptomanía ( http://www.egiptomania.com/)

Completa web sobre el Antiguo Egipto que nos ofrece una visión objetiva y
crítica, alejada de los titulares de las revistas pseudocientíficas.

--------------------

6. Círculo Escéptico ( http://www.circuloesceptico.org/)

Asociación cultural que tiene como finalidad principal fomentar la práctica del escepticismo, entendiendo por éste al pensamiento crítico y racional, como herramienta indispensable para la comprensión del mundo y la toma de decisiones en la vida diaria.

--------------------

7. Autopista a la Ciencia: La Hora de ACDC ( http://online.rcampus.net/diferido/autopistaalaciencia.ogg)

Programa radiofónico del Aula Cultural de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna en Radio Campus. Una hora semanal para la difusión de la ciencia y la lucha contra las pseudociencias.


=== EL ESCÉPTICO DIGITAL ============================================

EL ESCÉPTICO DIGITAL es una publicación electrónica gratuita, editada y
difundida por ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico:
http://www.arp-sapc.org

Si desea enviar alguna noticia, colaboración o carta a la redacción de EL
ESCÉPTICO DIGITAL puede hacerlo a eed@arp-sapc.org

 - Para darse de alta, envíe un mensaje a el_esceptico-alta@eListas.net o
directamente en: http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/alta
 - Para darse de baja, envíe un mensaje a el_esceptico-baja@eListas.net o
directamente en: http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/baja
 - Para obtener ayuda, visite http://www.eListas.net/foro/el_esceptico

Copyright © ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org

Se permitirá la reproducción parcial o total de los artículos del presente
boletín siempre que se cite la fuente y la URL del mismo. Igualmente se
agradecerá el que se informe de ello a la sociedad editora de EL ESCÉPTICO
DIGITAL.

EL ESCÉPTICO DIGITAL está abierto a las aportaciones de sus lectores, que
podrán dirigirse a eed@arp-sapc.org

EL ESCÉPTICO DIGITAL no se identifica necesariamente con las opiniones de
los artículos firmados, que pertenecen a la exclusiva responsabilidad de sus
autores.



======================================================================


_______________________________________________________________________

~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~

               Elimina esas molestas ventanas popup
        Busca en Internet desde el menu de tu navegador
    Obten informacion inmediata sobra las paginas que visites
       Averigua al instante paginas y sitios relacionados

          !! Descarga GRATIS la barra de ALEXA YA !!

 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/143/76676580798469/jogpofhpdjp3dpn
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~