Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 211 al 240 
AsuntoAutor
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit lcapote
El Escéptico Digit lcapote
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
El Escéptico Digit Luis Jav
 << 30 ant. | 26 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 232     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: El Escéptico Digital - Edición 2009 - Número 2 (228) ESPECIAL 150 AÑOS DE LA PUBLICACIÓN DE "EL ORIGEN DE LAS ESPECIES"
Fecha:Jueves, 12 de Febrero, 2009  00:51:02 (+0000)
Autor:Luis Javier Capote Pérez <lcapote @...........com>

EL ESCÉPTICO DIGITAL

Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la Pseudociencia
http://digital.el-esceptico.org/

© 2000-2009 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org/

Edición 2009 - Número 2 (228) - 2 de febrero de 2009
ESPECIAL 150 AÑOS DE LA PUBLICACIÓN DE "EL ORIGEN DE LAS ESPECIES"

Estimado lector:
¿Te gusta “El Escéptico Digital”?
¿Te gustaría ir más allá?
Si lo que quieres es disfrutar de artículos más extensos, estar en contacto más directo con el fomento de la razón y la ciencia...
Si lo que estas buscando es tener material de primera en tus manos...
Si alguna vez has pensado en cómo ayudar al fomento del pensamiento crítico...  
La respuesta se encuentra en la revista “El Escéptico”.
¿Cómo puedes conseguirla?
De la forma más sencilla :
Envía un mail a arp@arp-sapc.org diciendo que quieres suscribirte y recibirás el formulario adecuado. Y “El Escéptico” llegará cómodamente a tu buzón.
Prepárate para disfrutar de sus artículos y de sus secciones habituales, como el sillón escéptico, donde encontraras reseñas de libros relacionados con la ciencia y el pensamiento crítico. También podrás participar en la revista enviando tus ideas, opiniones y críticas al buzón del lector.
¿A que estas esperando? Disfruta, desde ya, de la única revista española dedicada al fomento de la razón y la ciencia.

=== SUMARIO =======================================================

EDITORIAL

ARTÍCULOS

1.- ¿DISEÑO INTELIGENTE?
Ricardo Antonio Cuadra García

2.- LAS CICATRICES DE LA EVOLUCIÓN
Ebonmuse (Traducción de Felipe Ramírez)

3.-EVOLUCIONISMO ANTE LA IGLESIA: NO TODO ES CREACIONISMO
Jordi Bozzo Mulet

4.- DÍA DARWIN EN EL AÑO DARWIN
Planetario de Pamplona

5.- DARWIN, EL JOVEN VIAJERO
Julio Arrieta

6.- CONTENIDOS DEL NÚMERO 28 DE LA REVISTA "EL ESCÉPTICO"
Redacción de El Escéptico

DOSSIER DE PRENSA

A. EN LA PRENSA

1.- 2009: EL AÑO DEL "PADRE" DE LA EVOLUCIÓN
Eduardo Suárez

2.- "DIOS CREÓ AL HOMBRE Y AL MONO Y LUEGO SE JUNTARON"

3.- UNA NUEVA ESPECIE DE REPTIL ARROJA NUEVAS PISTAS SOBRE LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

4.- A 150 AÑOS DE SU TEORÍA, A CASI NADIE LE QUEDAN DUDAS: DARWIN TENÍA RAZÓN
Valeria Román

5.- LA MITAD DE LOS BRITÁNICOS DUDAN DE LA VERACIDAD DE LAS TESIS DE DARWIN

6.- DIOS CONTRA DARWIN
Jesús Centeno

7.- UNA HERENCIA CIENTÍFICA EN PLENA EVOLUCIÓN
Javier Yanes

B. BITÁCORA DE BITÁCORAS

1.- FELIZ AÑO DE DARWIN
Eduardo Robredo Zugasti

2.- BILBAO CELEBRA A LO GRANDE EL 200 ANIVERSARIO DE CHARLES DARWIN Y EL 150 DE "EL ORIGEN DE LAS ESPECIES"
Luis Alfonso Gámez Domínguez

3.- DARWIN MÁS QUE NUNCA
Eudald Carbonell i Roura

4.- IGUANAS ROSAS... ¿INVISIBLES?
Jiuq    

BUZÓN DEL LECTOR

ENLACES

=== EDITORIAL =======================================================

Tal y como se había adelantado en el número anterior, nuestro boletín de febrero está dedicado a una conmemoración que nos acompañará a lo largo de todo el año. 2009 marca el bicentenario del nacimiento de Charles Darwin y el ciento cincuenta aniversario de la publicación de "El origen de las especies". Autor y obra marcan un antes y un después en la concepción del mundo y, sobre todo, de la especie humana. Sin embargo, no se debe perder la perspectiva y, pese a que la imagen del venerable don Charles (con su no menos venerable barba) va a invadirnos durante los próximos meses, no hay que olvidar que la evolución, el hecho evolutivo en tanto que tesis que goza, no ya con el reconocimiento mayoritario de los científicos, sino de la condición de realidad contrastada, es una parte del conocimiento cuya presencia y probatura se debe a la labor de mucha más gente. Como dice el responsable de la bitácora "El Paleofreak", la evolución no es únicamente Darwin, aunque su nombre y su efigie sean utilizados por defensores y detractores. Su retrato de senectud impersona como ninguno la historia del estudio de la evolución. 2009 pasará a la historia como el año de Darwin, el año de El Origen de las Especies, pero no debería pasar como el año de la evolución. Porque la evolución es parte del conocimiento y no va a desaparecer. Cada día aparecen nuevos elementos de prueba que refuerzan la validez de sus postulados. Cada día la Ciencia avanza para conocer cómo evolucionan las especies, pero el hecho de que evolucionan es, como se ha dicho antes, incontestable, por mucho que pese a los defensores del diseño inteligente.

Como apunte final, hay que hacer mención al debate que se está desarrollando desde hace unos meses en el seno del boletín, y que tiene su reflejo este mes en la sección de correo de los lectores, donde puede verse que el tema del calentamiento global y la influencia humana en el cambio del clima está siendo tan polémico como lo fuera, en su momento, la aparición de "El origen de las especies" y las implicaciones que llevaba aparejadas. Feliz día de Darwin.

=== ARTÍCULOS ======================================================

1.- ¿DISEÑO INTELIGENTE?
Ricardo Antonio Cuadra García

El año próximo se celebran los 150 años de la publicación del libro “El origen de las especies” de Charles Darwin. El jolgorio de los evolucionistas es infinito al igual que infinita es la indignación de los creacionistas.  El líder turco creacionista Harem Yahya, seudónimo de Adman Oktar  ofrece 6,240 millones de dólares a quién le presente un fósil intermedio para demostrar la evolución. Pareciera que Oktar  no viviera en este mundo. A la par de esta medida propagandística del señor Oktar, el gobierno turco suspendió el acceso a más de 850 páginas Web, entre ellas la del llamado “rotwailer” de Darwin, Richard Dawkins. El argumento de la falta de fósiles intermedios es anacrónico, pues basta solo entrar a internet donde se encuentran montones, o simplemente revisar los volúmenes de la revista “Nature”, la cual muestra con frecuencia fotos de fósiles intermedios. En estos momentos en la provincia  argentina de Chubut descubrieron un “cementerio” de fósiles del Jurásico Medio, eslabón clave en la evolución de los mamíferos.
 
El debate de los “fósiles intermedios” es estéril, si se compara a las evidencias genéticas más pertinente aún que la ciencia ha descubierto. La película de Spielberg “Jurasic Park” fantasea, pues adolece de prueba científica, la noción  de revivir ancestros evolutivos con el ADN que nos prorporciona un mosquito atrapado en ámbar. Los científicos no avalan esta técnica porque la cantidad de mosquitos que se necesitarían para llegar a la “masa crítica” para reproducir ADN, es muy grande. Sin embargo, el descubrimiento del “mapa genético” (genoma) tanto humano como de muchos animales, muestra la posibilidad técnica que no logra la película de Spielberg. Los seres vivos tienen genes desactivados de miembros y funciones que tuvieron en un tiempo muy remoto de la evolución. En laboratorios se han manipulado aves genéticamente, y han podido desarrollarles características como una cola más grande, que tenían sus antepasados evolutivos. Otra prueba genética que hace irrelevante a los fósiles intermedios, es la mutación que regularmente presentan algunos seres vivos. Algunos humanos en un porcentaje bajo pero relevante, presentan “atavismos biológicos”, lo cual consiste en nacer con características físicas que delatan ancestros evolutivos. Hay muchos casos documentados de bebés que nacen con cola, igualmente la Hipertricosis congénita, ( muchos bellos en zonas atípicas humanas), algunos evolucionistas lo ligan a prueba de la evolución. En síntesis se puede concluir, que al ser el genoma un “mapa arquelógico” de los ancestros evolutivos, los seres vivos a nivel genético somos “fósiles intermedios” demostrativo de la evolución.

Las nuevas ideas para contrarrestar la teoría de la evolución, se quieren “vestir” de ciencia alternativa. Las ideas creacionistas sobre el “Diseño Inteligente” (DI) tienen una base ancestral en la metáfora de William Paley de hace más de cien años. El reloj necesitado de un diseñador de Paley, es refrescado con ideas nuevas de los creacionistas actuales. Implícitamente se montan en la evolución, pero llegan hasta lo que ellos llaman “complejidad irreducible” para apelar a un ser diseñador.

Muchos creacionistas creen en los “años bíblicos” (no más de 10,000 años) y no en los años geológicos como lo establecen los científicos. Dos visiones del tiempo diametralmente opuestas. En términos geológicos se habla de millones y no de miles de años. Pero sabemos que esta brecha del tiempo algunos religiosos la acomodan con la interpretación de la diferenciación de los años de Dios.  

Los creacionistas presentan a los humanos como la “cúspide de la creación”, lo mejor de lo mejor, pues fue hecho a imagen y semejanza de Dios. En términos evolutivos los humanos somos los “nuevos vecinos” del barrio llamado tierra. Los humanos tenemos menos de 3.5 millones de años de residir en la tierra, mientras que las medusas y los tiburones por ejemplo, tienen más de 450 millones de años de vivir en nuestro planeta. Los científicos evolucionistas cuestionan “el diseño inteligente” humano. La ciencia observa que el ser humano presenta un diseño deficiente. La parte que nos diferencia de otros mamíferos es la neocorteza cerebral. El resto del cerebro muchos neurólogos lo ligan a un cerebro de reptil. Nuestros sentidos no son los más afortunados de la naturaleza. No olvidemos que con los sentidos es que recabamos la información que nuestra neocorteza cerebral procesa. El sentido de la vista está gobernado por los ojos y estos según los científicos, presentan un mal diseño. Los reptiles y aves tienen diseñados mejor sus ojos que los humanos, por ejemplo el búho no tiene porque temer a la oscuridad. El oído humano, atrofiado según los estándares de otros seres vivos, el sonar de los tiburones y el de los murciélagos e inclusive el de los perros, está mejor dotado. Los demás sentidos humanos siguen el mismo patrón comparativo con otros animales. También las deficiencias como especie, se manifiesta en las dificultades que tenemos los humanos para sobrevivir sin asistencia de nuestros progenitores.

Pero el aspecto más negativo de los humanos con respecto a otros seres de la naturaleza, es que es la única especie que se mata a sí misma por causa de sus creencias, muchas de ellas “fosilizadas en el tiempo” y la tradición.

Pero no todo es negativo en la humanidad. Las deficiencias de diseño que presenta el humano, el humano mismo tiene la capacidad de superarlas (como la potencia de cálculo de las computadoras). Para los ojos, la ciencia inventó “anteojos” para ver tanto en el espacio celeste con variados tipos de telescopios como distintas clases de microscopios para el microcosmo. La ciencia, por la capacidad extraordinaria de aprender, ha comprendido las deficiencias humanas y para cada una ha creado un paliativo apropiado, la tecnología de un cerebro diferenciado.

La ciencia ha abierto la visión de la humanidad, y presenta realidades objetivas extraordinarias tan grandes, que el Dios bíblico se empequeñece ante su inventiva. Si creemos que a veces la fe “mueve montañas”, la ciencia hace de “mover montañas” una realidad cotidiana demostrable. Pero los objetivos de la ciencia no son metafísicos, sino prácticos. Pretende explicar los eventos de la naturaleza y dar solución a problemas humanos. Pero es justo reconocer que la ciencia en la historia ha sido manoseada, y muchas veces por los mismos grupos de poder que la adversan. Es nuestro temor: la ciencia en manos de grupos fundamentalistas. Este debate entre creacionistas y evolucionistas ha alejado las posibilidades de un entendimiento humano. La ciencia y la fe son difíciles de reconciliar. Para que exista una armonía entre ciencia y fe, es necesario primero que se reconcilien las distintas creencias del mundo, lo cual es improbable, en vista que cada religión no sólo dice ser la verdadera sino que acusa a las otras de falsas. Un edicto de tolerancia religiosa global, se presentaría como requisito previo a un entendimiento entre fe y ciencia.

2.- LAS CICATRICES DE LA EVOLUCIÓN
Ebonmuse (traducción de Felipe Ramírez)

(Artículo publicado originalmente en el portal de ateos mejicanos y cedido por cortesía del traductor, con autorización del autor)

Los seres humanos, al igual que todas las especies del planeta, tenemos una historia. Hemos llegado a donde estamos gracias a un proceso de lento de ensayo y error, llevado a cabo a lo largo de millones de años a través del tamiz de la supervivencia diferencial.  Y, al igual que el resto de seres vivos, nuestros cuerpos y nuestro genoma suelen dar testimonio elocuente de esa larga historia. Lejos de ser el resultado de una creación especial, seguimos teniendo las cicatrices del proceso evolutivo que nos formó.

En este ensayo se analizarán algunas de las evidencias actuales que sugieren un pasado evolutivo para el hombre. Si bien el ejemplo más conocido es el apéndice (y posiblemente el vestigio mas prominente en el ser humano) no voy a centrarme en él. En lugar de ello, pretendo a llamar la atención sobre varias estructuras que no son tan populares y que sin embargo apuntan en la misma dirección.

• Los dedos de los pies. Estamos tan acostumbrados a ellos que generalmente no nos percatamos de lo extraños que son. ¿Por qué nuestros pies tienen estos dígitos poco funcionales en los extremos? A diferencia de los dedos de las manos, no podemos agarrar nada con ellos; y no son particularmente necesarios para mantener el equilibrio, ni mucho menos óptimos para el transporte. (¿Por qué no un frente fusionado, como los caballos?) Sin embargo, cualquiera que observe otras especies de primates podrá darse cuenta de que tienen, no dos manos y dos pies, sino cuatro manos, las cuales les sirven para agarrarse de las ramas y transportarse con facilidad entre los árboles. A medida que los primeros homínidos adquirieron la capacidad de ponerse de pie y caminar en posición erguida, los pies fueron perdiendo paulatinamente la función prensil que puede verse tan claramente en nuestros primos los chimpancés.

• El lanugo: Aunque no es muy conocido, este fenómeno representa una importante pista que apunta hacia nuestro pasado de mamíferos. El lanugo se refiere a una forma de pelo o vello corporal muy fino, que crece en los embriones como insulación de la piel debido a la ausencia de grasa. Normalmente, el lanugo se pierde alrededor del séptimo o el octavo mes de embarazo, aunque se sabe que los bebes que nacen de forma prematura pueden llegar a mantenerlo durante varias semanas después de su nacimiento. La teoría evolutiva puede explicar muy bien este fenómeno como una característica residual heredada de nuestros antepasados peludos.

• Piel de gallina: Con seguridad todo el mundo lo ha experimentado alguna vez: Cuando una persona tiene frío o miedo, diminutos músculos en la base de cada cabello hacen que los vellos se pongan de de punta. Es fácil ver porqué esto es un reflejo útil en los animales con pieles gruesas: erigir los pelos ayudan a crear una capa de aislamiento para protegerse del frío, y también hacen que el animal parezca más grande y más intimidante ante una posible amenaza. En los seres humanos, sin embargo, se trata un reflejo bastante inútil. Al igual que lanugo, los escalofríos son una pista que indica que, si bien hemos llegado a ser relativamente lampiños, somos los indudables descendientes de progenitores peludos.

• Hipo: Sí, el hipo es un signo del pasado evolutivo del hombre. De hecho, a diferencia del lanugo o la piel de gallina, que señalan únicamente nuestra historia compartida con mamíferos peludos, el hipo nos lleva de regreso hasta la época de los antepasados anfibios del hombre. Según este artículo de Neil Shubin (Cortesía del pulgar del panda), el hipo es controlado por un área del cerebro que compartimos con los renacuajos. El espasmo involuntario conocido como el hipo básicamente consiste en una fuerte inhalación de aire seguida de un cierre de la glotis (una válvula en la parte superior de la tráquea). En los renacuajos, que tienen el mismo reflejo, la inhalación lleva agua a la boca en donde las agallas pueden absorber el oxígeno que contiene, pero cierra la válvula para que el agua no entre en los pulmones. Lo que para los anfibios es un reflejo respiratorio vital, en los seres humanos no pasa de ser un problema chistoso. Y no solo eso; las mismas medidas que generalmente detienen el hipo en los seres humanos (inhalar dióxido de carbono, extender la pared torácica mediante una respiración profunda) también puede detener este reflejo en los renacuajos.

• La cola humana: No me refiero al coxis, sino a la verdadera cola humana. Se trata de uno de los atavismos humanos más sorprendentes, o al menos para los creacionistas. En raras ocasiones, los bebés humanos nacen con colas de hasta varias pulgadas de longitud. A diferencia de nuestros parientes primates, nuestras colas no son prensiles y pueden moverse apenas un poco a través de contracciones musculares; pero por lo demás son colas reales que contienen nervios, vasos sanguíneos, fibras musculares y a veces hasta vértebras adicionales.

De hecho, a todos los embriones humanos les crece una cola durante la gestación, aunque normalmente son reabsorbidas antes del nacimiento. La cola de la que hablo es simplemente lo que pasa cuando esto no sucede.  Para un científico evolutivo, la razón por la que desarrollamos colas es evidente: somos descendientes de un antepasado que las tiene. A los creacionistas, que afirman que los seres humanos fueron creados de un porrazo en su estado actual, debe resultarles un tanto difícil explicar por qué tenemos tantas estructuras vestigiales que nos unen a otras especies de mamíferos.

• El fusionado cromosoma 2: Desde hace tiempo es bien sabido que los humanos tenemos 23 pares de cromosomas; uno menos que otros grandes simios, como los gorilas y los chimpancés. Es prácticamente imposible que el linaje que condujo a los seres humanos pueda haber perdido todo este material genético y seguir produciendo un organismo viable. ¿Dónde, entonces, fue a parar esta información?

En el extremo de cada cromosoma hay un segmento distintivo de ADN llamado telómero, con otro segmento especial denominado centrómero en el medio. Lo curioso del cromosoma 2 del ser humano es que presenta un telómero en un extremo seguido de un centrómero, como un cromosoma normal. A continuación presenta un segmento de dos telómeros en el centro seguidos de otro centrómero y de un cuarto telómero en el extremo - exactamente la estructura que esperaríamos encontrar si dos cromosomas se hubiesen fusionado en uno mismo. Al comparar este cromosoma con los dos cromosomas respectivos de otros primates nos encontramos con una coincidencia asombrosa (ver imagen aquí), lo que indica claramente que dicha fusión se produjo en algún momento después de que el linaje humano se hubiera separado de nuestros parientes.

• El pseudogen de la vitamina C: A diferencia de la mayoría de los mamíferos, los seres humanos no podemos sintetizar nuestra propia vitamina C, así que tenemos que ingerirla como parte de nuestra dieta o arriesgarnos a padecer la enfermedad del escorbuto. Según la hipótesis creacionista, los seres humanos fuimos creados así desde el principio, por lo que no esperaríamos encontrar pruebas de que se trata de una capacidad perdida. Sin embargo, la teoría evolutiva afirma todo lo contrario: siendo que tenemos un antepasado común con los otros mamíferos; y dado que la mayoría de ellos pueden fabricar su propia vitamina C, esperaríamos que alguno de nuestros antepasados “recientes” hubiera perdido esta habilidad. De ser así, nuestros genes podrían conservar evidencias de ello.

En este caso, la evidencia a favor de la evolución es contundente: los seres humanos si tenemos una versión del gen encargado de sintetizar la vitamina C, pero el nuestro esta "dañado", es decir  desactivado por una mutación. Nuestros parientes primates, que también carecen de esta capacidad, también tienen versiones “estropeadas” del gen.  Tal y como predice la teoría evolutiva, el mismo tipo de mutaciones presentes en el genoma humano pueden encontrarse en los genes de los chimpancés, orangutanes y macacos - pruebas concluyentes de que todos somos descendientes de alguna clase de primate que adquirió esta mutación en algún momento en el pasado. (Es probable que esta mutación no fuese perjudicial para los primates porque sus dietas son ricas en frutas, proporcionando abundante vitamina C.)

Tomadas en conjunto, las cicatrices de la evolución proporcionan pruebas abundantes de las relaciones evolutivas de los humanos con los otros primates. Al igual que todas las especies en este planeta, somos un resultado final de un largo proceso de mutación azarosa regido por el árbitro silencioso de la selección natural.  
 
Traducido de Daylight atheism

3.-EVOLUCIONISMO ANTE LA IGLESIA: NO TODO ES CREACIONISMO
Jordi Bozzo Mulet

El pasado verano tuvieron lugar en el Monasterio de Poblet, a unos 40 Km de la ciudad de Tarragona, unas jornadas de estudio sobre ciencia y teología, organizadas por la Pontificia Universidad Gregoriana como curso de especialización en Ciencia y Filosofía. Dichas jornadas estuvieron centradas en la teoría de la evolución, y aunque la asistencia a las mismas requería de matrícula e inscripción, la última sesión era abierta al público en general. El título de la misma: “Pensamiento y Fe ante el Evolucionismo”.

Si bien no soy especialista en genética y evolución, aunque sí biólogo de formación, procuro mantenerme al día en los avances de estas disciplinas, y la universidad digámosle “laica” (por contraposición a la “pontificia” o religiosa) y las publicaciones científicas reconocidas han sido siempre mis fuentes de conocimiento. Considerando que dudar del evolucionismo a estas alturas de la Historia equivale a seguir afirmando que la Tierra es plana, no deja pues de asombrarme el auge experimentado los últimos años por el llamado creacionismo o teoría del “diseño inteligente”.  No obstante, como a muchas otras personas, supongo, toda la información sobre estos despropósitos pseudocientíficos que me ha llegado, lo ha sido siempre indirectamente a través de medios de comunicación, y supuse que quizás estas jornadas serían una oportunidad para un encuentro en persona con sus defensores, los creacionistas. Y aunque difícilmente yo podría disuadirles de sus creencias a base de razonamientos si se llegara al caso de un debate, supuse que siempre podría ser divertido escuchar sus disparates en directo. Así pues, movido por la curiosidad, decidí acudir. Paso a detallar el desarrollo de las charlas, y ya anticipo que todas mis sospechas resultaron infundadas.

La conferencia central de la jornada se titulaba “Ciento cincuenta años desde la publicación de ‘el Origen de las Especies’: la evolución del darwinismo”, corriendo a cargo del profesor Massimo Stanzione de la Università degli Studi di Cassino. En ella se comentó que el darwinismo significó un auténtico desafío a las religiones reveladas, admitiendo que les ha supuesto un replanteamiento teológico profundo. Se reconoció la teoría de la evolución como una teoría científica verdadera, es decir, que cumple con todos los requisitos para serlo: no es incoherente, es un modelo ontológico, es aplicable, descriptiva, evidenciable y predictiva. Asimismo se aclaró, correctamente a mi entender, que la selección natural no es una ley natural, como puedan serlo las leyes de Newton, sino que debe definirse como un principio descriptivo universal. También se hizo hincapié en la validez actual de la teoría de la evolución, no por sí misma, sino porque como modelo es el mejor que tenemos para explicar las características que observamos en los seres vivos. Es más, se destacó que, de hecho, no existe otro modelo que sea una alternativa seria a la evolución.

A continuación se pasó a comentar aspectos del darwinismo que podían conciliarse con conceptos morales. Por ejemplo, el altruismo representa claramente una ventaja evolutiva para una especie como la humana, tan altamente socializada y con una fuerte dependencia de la herencia cultural, es decir, no transmisible genéticamente. Se criticó el uso perverso que se ha hecho del darwinismo para justificar ciertas doctrinas, como pueden ser el racismo o el marxismo, aunque reconocieron que Darwin y su teoría no pueden separarse de la época en que nacieron, mediados del siglo XIX, en la que era patente cierta pretensión de supremacía de los colonizadores europeos blancos hacia el resto de pueblos humanos. Como colofón de la conferencia se reiteró la validez biológica de la evolución, que nadie discute, tan sólo los mecanismos por los que actúa pueden ser, y de hecho son, objeto de debate y replanteamiento a medida que la genética, la biología comparada o la paleontología nos aportan nuevos conocimientos.

Tras la conferencia tuvo lugar una mesa redonda presidida por el profesor Ludovico Galleni, de la Universidad de Pisa, actuando como ponentes el ya citado profesor Massimo Stanzione y el Dr. Manuel García Doncel, catedrático emérito de Física Teórica de Partículas Elementales e Historia de las Ciencias de la Universidad Autónoma de Barcelona. En esta segunda parte de la jornada se trató del darwinismo bajo el punto de vista teológico, comentando las propuestas de diferentes filósofos y pensadores, como Teilhard de Chardin y Karl Popper, entre otros. Como piedra angular del debate, se aseguró que el teísmo no niega el evolucionismo, y es más, ni tan sólo le supone ningún obstáculo, ya que incluso puede solucionarle ciertos conflictos morales, como por ejemplo la existencia del dolor y del sufrimiento, toda vez que bajo el punto de vista evolutivo son tan sólo mecanismos adaptativos necesarios para la supervivencia, y no castigos divinos. El coloquio transcurrió con la exposición de diversos argumentos que pretendían armonizar cuestiones de la fe, no sólo con la evolución, sino con el hecho todavía más crucial de la hominización.

Sin que sea la intención de esta reseña el acabar pareciendo un panfleto divulgativo de la espiritualidad cristiana, sí que estimo oportuno comentar un poco la línea argumental seguida en la exposición, teniendo siempre en cuenta que abandonamos el campo estrictamente científico para adentrarnos en puras manifestaciones metafísicas. Así pues, la corriente principal de las disertaciones fluyó bajo la idea que identifica la evolución misma como la llamada creadora de Dios. En otras palabras, Dios creó el mundo, o su inicio, pero no acabó la obra, que aún continúa. La evolución es parte misma de la Creación, y el hombre es a su vez entidad creada y creadora, siendo su deber el mejorar la Creación que Dios inició. Las ideas del ser humano lo enriquecen, y en consecuencia enriquecen el Universo, en un efecto de trascendencia y autosuperación. La evolución sería, pues, la Creación continua, la aparición perpetua de novedad, tras la cual está siempre Dios. Se considera que la evolución no se limitaría al darwinismo, sino que se contemplaría como un concepto universal que incluye la evolución cósmica, la biológica y la humana. Entonces, la aparición de la vida sería la creación de una realidad nueva, obra de Dios, y la hominización representaría la aparición de un ser espiritual, otra realidad nueva obra de Dios. Es más, en la evolución humana estaría implicado el camino de Cristo, a través del cual Dios revela su intención. La Iglesia también busca cabida en el evolucionismo para el Espíritu Santo, considerándolo el elemento interrelacionador entre Dios y la riqueza de su Creación, el Espíritu como fuente de todo lo que es nuevo. Es muy posible que para muchos lectores todo este conjunto de pensamientos no pasen de ser simples entelequias o especulaciones sin sentido, pero ello no seria importante, el dato fundamental a destacar se encuentra en el énfasis puesto por la Iglesia para adaptar la religión a la ciencia, a los hechos, y no al revés, como pretenden los creacionistas. Como conclusión final se afirmó que la evolución, no sólo no es en ningún caso un problema para la teología, sino que le ofrece una fuente de inspiración.

Hasta aquí, pues, este resumen de las jornadas, que he creído oportuno comunicar porque de algún modo me resultó gratificante conocer de primera mano que no siempre la cuestión religiosa acaba derivando en la negación de la evidencia científica, la irracionalidad y el oscurantismo. Debo suponer que la posición de la Iglesia ante la evolución es la misma que la de la Universidad Pontificia, expuesta en esta reseña, una posición que estimo más o menos razonable, alejada de las veleidades pseudocientíficas predicadas por los creacionistas y otros extremismos del cristianismo. En tal caso, quizás podría reprocharse a la Iglesia que debería esforzarse algo más en favorecer el oportuno descrédito de la teoría del “diseño inteligente” ante la sociedad. Es más, si los creacionistas no atienden a razonamientos científicos, como es de esperar de quien niega los hechos, es posible que atiendan a argumentos teológicos para hacerles desistir de su postura.

Por otra parte, ya fuera de la reseña sobre las jornadas pero continuando con las maneras de combatir el creacionismo, quisiera mencionar una crítica letal contra los argumentos del “diseño inteligente” que en su momento leí, y procedía de un cura, precisamente. Y afirmo que la crítica era tan demoledora porque era teológica, no científica, apuntando directamente a la base misma de la fe. El señor reverendo en cuestión discurría de la siguiente manera: Dios está infinitamente por encima de la mente humana, por tanto, afirmar que podemos deducir la existencia de Dios a través de un supuesto “diseño inteligente” del Universo, significaría  que Dios estaría subordinado a los simples razonamientos humanos, y poner al hombre por encima de Dios es la mayor de las blasfemias. Curioso e interesante, opino. Sería irónico que el creacionismo pudiera acabar siendo víctima de su propio fundamento.

4.- DÍA DARWIN EN EL AÑO DARWIN
Planetario de Pamplona

12 de febrero de 2009

Desde hace años, se celebra en todo el mundo los días 12 de febrero una

fiesta para promover la educación pública de la ciencia, y en concreto

de la ciencia biológica, como iniciativa del Instituto de Estudios

Humanistas. En más de 30 países de todo el mundo, este año de 2009, con

conmemoraciones especiales, se celebran cientos de actividades para

recordar a Charles Darwin. Información en www.darwinday.org. El

Planetario de Pamplona, con la colaboración de ARP-Sociedad para el

Avance del Pensamiento Crítico, la Editorial Laetoli y la Universidad

Pública de Navarra, vuelven a sumarse a esta fiesta con una actividad

abierta a todos los públicos, el 12 de febrero de 2009.

Desde las 19.30, en la Sala Tornamira del Planetario de Pamplona.

PROGRAMA:

1. Presentación del libro de la Biblioteca Darwin: "AUTOBIOGRAFÍA". A

cargo de Serafín Senosiáin, director de Editorial Laetoli.

2. Conferencia: "Océano, Clima, Hielo y Darwin". A cargo de José-Abel

Flores, micropaleontólogo y oceanógrafo.

3. "El cielo del Sur", un viaje en el planetario por los cielos del

Hemisferio Austral. A cargo de Fernando Jáuregui.

Entrada libre hasta completar el aforo.

Más información en: www.pamplonetario.org y en el teléfono del

Pamplonetario: 948 26 26 28. Calle Sancho Ramírez, s/n, 31008 Pamplona.

5.- DARWIN, EL JOVEN VIAJERO
Julio Arrieta

(Artículo publicado originalmente en el suplemento cultural "Territorios" del diario El Correo y publicado aquí por cortesía de su autor).

Para Charles Robert Darwin el 27 de diciembre de 1831 fue «el día de mi auténtico nacimiento», a pesar de que entonces contaba 21 años. El científico más influyente de la Historia vino al mundo el 12 de febrero de 1809, hace ya dos siglos, pero en su madurez concluyó que su "vida real" había empezado el día en que zarpó como naturalista «sin derecho a paga» a bordo del "Beagle", un bergantín de 10 cañones al mando del capitán Robert FitzRoy, que se hizo a la mar desde el puerto de Plymouth con la misión de cartografiar las costas de Patagonia, Tierra de Fuego, Chile y Perú, además de realizar numerosas pruebas cronométricas.

El Darwin recién embarcado y aquejado de terribles mareos estaba muy lejos de ofrecer la imagen de sabio anciano de larga barba blanca, venerable padre de la teoría de la evolución por la selección natural, con la que se le identifica hoy. Entonces era sólo un joven naturalista aficionado, nacido en una familia de prósperos médicos rurales, que había aceptado a regañadientes cursar la carrera en la que habían triunfado su abuelo Erasmus y su padre, Robert. Puesto que era evidente que no iba a ejercer la medicina, su padre le convenció para que se formara como clérigo, un oficio que le permitiría pasear a gusto por el campo. Como primer paso, se matriculó en el Christ"s College de Cambridge, donde leyó la "Teología Natural" de William Paley y dependió de la tutela informal del botánico, geólogo y reverendo John Steven Henslow.

Mientras esperaba para iniciar estudios de Teología, Darwin recibió una carta de Henslow en la que le hablaba de la expedición del "Beagle" y le animaba a embarcarse. Al principio, el padre del joven estudiante se opuso a la idea, pero no tuvo más remedio que dar su bendición y costear el viaje.

El mando del "Beagle" estaba a cargo del capitán Robert FitzRoy, de 24 años, un oficial severo, estricto y de carácter reflexivo y reservado, pero culto e inteligente. La leyenda lo ha transformado poco menos que en un ogro, pero en realidad era un marino ilustrado que diseñó un nuevo tipo de barómetro y fue pionero en la publicación de pronósticos y mapas del tiempo en la prensa diaria. Darwin quedó vivamente impresionado por la personalidad del aristocrático oficial, al que definió como «mi ideal perfecto de capitán».

En 1831 el naturalista era un creyente que no tenía dudas acerca de la veracidad de la Biblia y que veía en el diseño de la naturaleza la prueba de la presencia de Dios. Su relación con FitzRoy, también creyente y "fijista", pasó por momentos de tensión, pero por motivos ajenos a la biología: FitzRoy era partidario de la esclavitud y Darwin abominaba de ella, por lo que las discusiones entre ambos sobre la cuestión fueron frecuentes.
A su regreso, Darwin publicó el "Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo" (1839. Espasa Clásicos 2008) como volumen complementario de los tomos sobre la expedición escritos por FitzRoy. El libro del científico tuvo tanto éxito que se reeditó como obra independiente.

Darwin había llevado un diario durante el viaje, pero no concluyó la preparación del texto para su edición hasta un año después de su regreso. En el original, el autor anota todo tipo de opiniones personales más o menos espontáneas, desde los mareos que sufre a los sermones que le han resultado aburridos cuando acude a la iglesia. La versión definitiva, que terminó hacia el 20 de junio de 1837, fecha de ascensión al trono de la reina Victoria, es mucho más formal, pero no deja de ser todo un libro de aventuras.

Observador minucioso

En su "Diario", Darwin se muestra como un viajero extremadamente observador, que lo anota y mide todo. Por ejemplo, en Cabo Verde se entretiene con un pulpo, cuyas evoluciones examina en un charco de agua marina: «Mucho me divirtieron los varios artificios empleados para hacerse invisible por un individuo (el pulpo), que parecía saber perfectamente que le estaba observando». Obviamente, la naturaleza en todas sus manifestaciones es su principal objeto de atención y la obra recoge una cantidad asombrosa de descripciones de especies. Pero el libro también está repleto de observaciones antropológicas.
La esclavitud es una cuestión a la que da mucha importancia. En Brasil, Darwin se adentra en el interior acompañando a un hacendado inglés. La expedición pasa por los restos de un poblado de esclavos fugitivos. «Con el tiempo fueron descubiertos. Todos fueron hechos prisioneros, excepto una vieja, que antes de volver a la esclavitud, prefirió arrojarse a un precipicio desde lo alto de una montaña, y quedó hecha pedazos. En una matrona romana, este rasgo se hubiera llamado el noble amor a la libertad; en una pobre negra, se califica de brutal obstinación». El trato inhumano que reciben los esclavos despierta su indignación y las conclusiones del libro incluyen un furibundo alegato antiesclavista. «Doy gracias a Dios porque nunca he de volver a visitar un país de esclavos», escribe. «Hace hervir la sangre y estremecer el corazón pensar que nosotros los ingleses, y nuestros descendientes de América, en medio de nuestros jactanciosos alardes de libertad, hemos sido y somos tan culpables».

En Maldonado (Uruguay) le sorprende la gran incultura de la gente, incluida la de los grandes propietarios. Les asombra que sea capaz de orientarse con una brújula. «Si grande fue su sorpresa, no fue menos la mía al descubrir tanta ignorancia entre personas que poseían millares de vacas y estancias de considerable extensión».Y más adelante, anota: «Me preguntaron cuál era lo que se movía, si la Tierra o el Sol, y si en el Norte hacía más calor o más frío; dónde estaba España, y otras cosas por el estilo».

Sus observaciones no son nada amables cuando se refieren a ciertos individuos. Sobre las tropas al mando del general argentino Juan Manuel de Rosas se inclina «a creer que jamás se reclutó en el pasado un ejército semejante de villanos seudobandidos. La mayor parte de los soldados eran mestizos de negro, indio y español».

Pero Darwin sabe disfrutar de los buenos momentos. Al llegar a Chile desde Tierra del Fuego, cuyo paisaje encuentra desolador, escribe: «¡Qué influencia tan poderosa ejerce el clima en la alegría de vivir! ¡Cuán contrarias eran las sensaciones experimentadas al ver las negras montañas del Sur medio envueltas en nubes, a las que ahora producían las nuevas alturas proyectándose sobre el azulado cielo de un brillante día! Unas, por un tiempo, pueden ser realmente sublimes; otras son todo alegría y vida».

Como parte de su trabajo geológico pero también por azar, Darwin tiene la oportunidad de contemplar varias erupciones volcánicas y hasta sufre un terremoto en Valdivia (Chile), «el más terrible de cuantos han visto los habitantes más ancianos. Por casualidad me hallaba en tierra tendido en el bosque descansando, cuando ocurrió el horroroso cataclismo. Se presentó de repente, y duró dos minutos, que se hicieron larguísimos. La oscilación del suelo fue muy sensible». Como buen científico, anota la dirección de los temblores. «En el interior del bosque fue sin duda un fenómeno interesante, pero de ningún modo terrorífico», concluye.
En el diario no faltan las referencias a los célebres pinzones de las Islas Galápagos, que en la mitología darwiniana interpretan el papel que juega la manzana en la historia de Newton. «Nunca pude figurarme que unas islas separadas por 50 ó 60 millas de distancia, y la mayor parte a la vista unas de otras, formadas precisamente de las mismas rocas, gozando de un clima idéntico, y que se levantan casi a la misma altura, estuvieron pobladas por seres orgánicos diferentes», apunta.

Durante los cinco años que duró el viaje, Darwin empaquetó toneladas de material que remitió a Londres. Los miles de especímenes recogidos supusieron años de trabajo de clasificación para los naturalistas del Museo Británico. A los 27 años había acumulado más experiencia y conocimiento que la mayoría de sus coetáneos durante toda su vida. De vuelta en Inglaterra, Darwin llevó una tranquila vida rural consagrada al estudio durante 40 años.

6.- CONTENIDOS DEL NÚMERO 28 DE LA REVISTA "EL ESCÉPTICO"
Redacción de El Escéptico

6 EDITORIAL
Homenaje a Homo webensis
Félix Ares de Blas.

8 PRIMER CONTACTO
Coordinador: Jorge Frías.
Trobada escéptica en Figueres
El sexo de las lagartijas
Diario Público y la Semana de la ciencia
El poder de la mente
Próxima charla en Oviedo
Nuevo Libro de Félix Ares
Pensamiento crítico para el Mundo Contemporáneo
Nota de prensa:
Las radiofrecuencias no tienen un efecto peligroso
para la salud.
La Alternativa Racional nº 10.

16 MUNDO ESCÉPTICO
Algunos mitos sobre la alimentación y la salud
Sergio López Borgoñoz.

18 DE OCA A OCA
El retorno a Ciencia 2.0
Félix Ares de Blas.

62 SILLÓN ESCÉPTICO
Coordinador: Juan pablo Fuentes
Críticas: Miquel Barceló, Sergio Gil Abán, Antoni Escrig
Vidal, Ramón Ordiales, Juan Pablo Fuentes.
Evolución o diseño. ¿Un dilema?. Rafael Alemañ
Berenguer.
El mensaje y el mensajero sideral. Galileo Galilei y
Johannes Kepler.
El zoo cuántico. Marcus Chown.
El robot enamorado. Félix Ares.
El sexo de las lagartijas. Ambrosio García Leal.

70 RED ESCÉPTICA MUNDIAL
Arturo Bosque

22 DOSSIER HOMO WEBENSIS
22 ¿Adiós Homo webensis?
Ramón Ordiales Plaza
23 Decíamos ayer...
Adela Torres
Excelente crónica de la autora a propósito de la web homenajeada.
25 Mentiras Antitransgénicas:
El alérgico caso de la Nuez de Brasil
Cibernesto
Artículo de referencia acerca de la desinformación sobre los alimentos
genéticamente modifi cados.
25 FAQ sobre pseudomedicinas
Cibernesto
A modo de preguntas y respuestas, el autor da una visión completa
de las pseudomedicinas y la opinión que la población tiene de las
mismas usando como referencia los mensajes de los lectores.
30 El mito del clon
Cibernesto
La realidad de la clonación artifi cial ha creado una nueva línea de
opinión donde el fenómeno ha sido mitifi cado y son fuente de miedo,
confusión y hasta falsas expectativas.
31 Psicología de los fenómenos paranormales
Ramón Ordiales Plaza
La mente humana no es perfecta y nos puede jugar malas pasadas a
través de varios mecanismos que, afortunadamente, la ciencia actual
puede explicarnos.

36 ARTÍCULOS
36 Un triunfo para el racionalismo en la India
Rationalis International
Traducción: Miguel Ángel Landgrave Martínez
En la India —un país que vive bajo el temor de la religión— el
racionalismo se abre paso demostrando al público la falsedad de sus
magos y demás religiosos. La más reciente hazaña ocurrió en la
televisión del país.
40 Mensajes Ocultos en Pi
Jesus M. Landart Ercilla
El número Pi guarda interesantes propiedades que han sido muy
útiles a ciertos magufos. Este escrito explica porqué es natural
encontrarnos casi cualquier cosa que querramos buscar en éste.
42 El universo onírico de la criptozoología
Fernando Jorge Soto Roland
La criptozoología ha existido siempre en la imaginación colectiva.
50 La cruzada de las librerías
Jesús Zamora Bonilla
Un artículo a propósito de Richard Dawkins, Hans Küng, Karen
Armstrong y otros autores que pueblan las librerías actuales de
abundante material escéptico.

=== DOSSIER DE PRENSA =============================================

A. EN LA PRENSA

1.- 2009: EL AÑO DEL "PADRE" DE LA EVOLUCIÓN
Eduardo Suárez

(Artículo publicado originalmente en el diario El Mundo del S. XXI)

 El Reino Unido celebra desde hoy el Año de Darwin con honores y sin rastros de acritud. Como si la jerarquía anglicana no hubiera escupido nunca sermones incendiarios contra la selección natural y los caricaturistas de los periódicos victorianos no hubieran ridiculizado al científico retratándolo como un mono peludo e iletrado.

Si no fuera por las connotaciones religiosas, se podría decir que Charles R. Darwin (1809-1882) ha terminado por ser profeta en su tierra dos siglos después de venir al mundo en una casa solariega de Shrewsbury y 150 años después de publicar 'El origen de las especies' (1859). Basta echar un vistazo si no a los fastos que diversas instituciones ultiman para 2009 y que incluyen un sello de correos, dos largometrajes, un nuevo museo, dos grandes exposiciones y diversos simposios sobre su figura.

Sin embargo, no se puede decir que el poso de los años haya convertido a Darwin en una figura exenta de polémica en el Reino Unido. En parte por el afán misionero de quienes se oponen a sus teorías y en parte por la vehemencia de algunos de sus defensores.

Es esta pugna la que ha convertido a Darwin también aquí en signo de división. La última vez cuando Michael Reiss -científico y sacerdote- dijo que las teorías creacionistas deberían explicarse en las clases de Ciencia de los institutos.

Reiss es un darwinista convencido y su intención no era cuestionar la teoría evolutiva sino contextualizarla para aquellos alumnos educados en entornos creacionistas. Sin embargo, sus palabras desataron tal clamor en la comunidad científica que Reiss tuvo que dimitir de su cargo en la Royal Society.

En el otro extremo del creacionismo, se hallan los defensores militantes de las teorías de Darwin. El más conocido, el británico Richard Dawkins, que acaudilla hoy aquí el rostro más afilado del darwinismo. Aquél que no se detiene en las fronteras de la biología y aplica las ideas de Darwin a la política, la sociología, la psicología o el arte.

Conocido como darwinismo social, es un terreno movedizo estigmatizado durante décadas por sus concomitancias con el Holocausto y la eugenesia nazi, pero recuperado hoy felizmente para la ciencia por los hallazgos de un puñado de sociólogos y genetistas.
Investigaciones polémicas

Hace unos días, The Economist respaldaba en un artículo esa extensión social de las teorías de Darwin y criticaba a aquellos intelectuales que han actuado «como si la evolución se hubiera parado en el cuello, como si la anatomía humana hubiera evolucionado genéticamente y nuestra conducta estuviera, sin embargo, determinada por nuestra cultura».

El semanario acompañaba la reprimenda con los hallazgos de darwinistas de nuevo cuño. Algunos provocadores y políticamente incorrectos. Como el estudio que demuestra que las mujeres de mediana edad cobran aún menos que los hombres porque optan conscientemente por empleos menos remunerados y que dejen más tiempo para sus hijos. O aquél que dice que la inmensa mayoría de los crímenes de nuestras sociedades los cometen jóvenes machos por dinero o por amor: es decir, por el doble motivo darwiniano de la reproducción y la supervivencia.

Asuntos que dan idea del alcance actual de la teoría evolucionista, pero que difuminan al ser humano que la creó, un hombre agnóstico, familiar y dotado de una extraña bonhomía. Adolescente borrachín y disoluto, Darwin se convirtió parajódicamente a la ciencia cuando estudiaba para cura en un seminario y no perdió la fe hasta que vio morir a su hija de tuberculosis.

Su formidable trayectoria la celebran ahora sendas exposiciones en el Museo de Historia Natural y en la Biblioteca Británica. La primera es la más ambiciosa e incluye especímenes nunca vistos. La segunda aporta luz sobre la vida personal de Darwin, mostrando una colección de escritos que desde el año pasado se pueden revisar online.

Pero el plato fuerte del bicentenario será la reapertura del caserón donde el científico vivió durante 40 años. A la espera de ser declarado Patrimonio de la Humanidad, Down House conmemorará el bicentenario mostrando sus tesoros de nuevo a partir del 12 de febrero y abriendo una exposición que incluirá una recreación del camarote de Darwin en su viaje iniciático del Beagle.

Extras que acentuarán el aura de la casa. Un paraíso de la mitomanía científica donde uno se puede asomar a los invernaderos de orquídeas donde Darwin dio forma a su teoría, encaminarse por el sendero de arena por el que paseaba con su terrier, revisar el pupitre donde escribió 'El origen de las especies' y fotografiar la habitación donde jugaba al billar con su mayordomo.

URL: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/12/30/ciencia/1230669825.html

2.- "DIOS CREÓ AL HOMBRE Y AL MONO Y LUEGO SE JUNTARON"

(Artículo publicado originalmente en el diario El País)

Virginia, una alumna de sexto de Primaria de un colegio concertado de Madrid, tiene ideas propias sobre el origen del hombre. "Al principio no había nada", narra esta niña, hija de profesionales liberales de creencias católicas. "Entonces se produjo el Big Bang. Y en ese momento apareció Dios. Primero creó al hombre y de su costilla, a la mujer. Los puso arriba. Creó después a los monos y los puso abajo. La teoría de Darwin dice que los monos evolucionaron hasta alcanzar al hombre. Se juntaron y hasta hoy".

Esta niña intenta conciliar desde sus 12 años las dos explicaciones opuestas que recibe en el colegio sobre el origen del universo. Por un lado, estudia en clase de religión católica la creación como la narra el Génesis. El profesor se basa en el libro de texto de la editorial Edebé, una de las más populares del sistema educativo. Por otro, atiende a la explicación sobre la evolución de las especies en clase de conocimiento del medio. No sabe cuál de las dos versiones es la verdadera y las armoniza como puede.

Pero Virginia, si no aclara conceptos, suspenderá la asignatura que no es opcional, la de ciencias. Por esta razón son muchas las voces que piden que las doctrinas confesionales salgan de las aulas. Entre ellas la del teólogo y profesor de religión Luis Guridi, fundador de la Asociación Nacional de Profesores de Religión, que agrupa a enseñantes de signo progresista. "Muchos profesores no se creen lo que están enseñando. Pero no se atreven a cuestionarlo. Y generan tremendas confusiones en el alumnado. Es lamentable porque estamos hablando de niños", comenta.
Disparates

El portavoz de la Asociación de Directores de Institutos de Enseñanza Secundaria, José Antonio Martínez, califica tales situaciones de "barbaridades" e insiste en el carácter aconfesional que debería tener la escuela pública. "Es tan fácil adoctrinar a los niños... Los alumnos se creen prácticamente todo lo que les soltamos desde la cátedra. Por eso es urgente que Educación ponga fin a estos disparates".

En la otra orilla ideológica, Jaime Urcelay, presidente de los católicos Profesionales por la Ética, recuerda que el Vaticano nunca ha condenado a Darwin y que los niños deben saber que la evolución de las especies puede ser una teoría válida, "pero la creación del alma siempre corresponderá a Dios".

URL: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Dios/creo/hombre/mono/luego/juntaron/elpepisoc/20081206elpepisoc_2/Tes

3.- UNA NUEVA ESPECIE DE REPTIL ARROJA NUEVAS PISTAS SOBRE LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

(Noticia publicada originalmente en el diario El País)

Las iguanas rosadas, que pasaron desapercibidas a los ojos del famoso naturista y biólogo inglés Charles Darwin (1809-1882) durante sus visitas a las islas Galápagos, podrían tratarse del ejemplo más antiguo de diversificación de las especies, según sostienen los científicos de la Universidad Tor Vergata de Roma, autores de un estudio que publica esta semana la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Numerosas pruebas genéticas realizadas durante los últimos años han servido de base al grupo de científicos ecuatorianos e italianos encargados del estudio para confirmar, sin ningún género de dudas, que este largato es una nueva especie al ser genéticamente diferente a las otras iguanas que pueblan las Galápagos. Los primeros ejemplares se conocen desde el año 1986, aunque desde entonces rara vez han sido avistados en la superficie de estas islas del Pacífico, situadas a 1.000 kilómetros de las costas de Ecuador.

Novedades evolutivas

Este estudio, además, arroja luz sobre la evolución de las especies de estas islas remotas, que tienen la particularidad de mantener un habitat muy similiar al que tenían hace millones de años y que inspiraron a Darwin para formular la teoría de la evolución por la selección natural, su gran legado como científico. Muchas de las especies que habitan allí no tienen réplica en ninguna otra parte del mundo.

Los investigadores sostienen que "hasta ahora la especie de las iguanas rosadas es la única evidencia de una diversifcación antigua en el linaje de la iguana terrestre de las Galápagos y documenta uno de los acontecimientos más antiguos de divergencia jamás registrados en las Galápagos".

"Pese a la atención pues en ellas, las Galapagos no han terminado todavía de ofrecer novedades evolutivas", explica Gabriele Gentile, uno de los científicos a cargo del estudio.

En su visita a las Galápagos en 1835, Darwin no exploró el volcán Lobo en la isla Isabela, el único lugar donde habita la iguana rosada, ahora identificada como especie de iguana de tierra del género Colonophus.

El análisis genético de la iguana rosada y otras especies de iguanas terrestres realizado por los investigadores muestran que este reptil se originó en las Galápagos hace más de cinco millones de años y que se diferenció de otras poblaciones de iguanas cuando el archipiélago aún se estaba formando.

En peligro de extinción

Los autores señalan que esta recién descubierta especie podría ya encontrarse amenazada y en peligro de extinción.

La iguana terrestre de las Galápagos ha sufrido significativos trastornos causados por la presencia humana desde el siglo XVII que se han traducido en graves reducciones de algunas poblaciones y la extinción de otras.

Desde finales de la década de los 70 del siglo XX las autoridades ecuatorianas y las organizaciones científicas han trabajado para la conservación de especies, incluida la repatriación de animales cautivos en áreas donde habían desaparecido.

URL: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/nueva/especie/reptil/arroja/pistas/teoria/evolucion/elpepusoc/20090106elpepusoc_1/Tes

4.- A 150 AÑOS DE SU TEORÍA, A CASI NADIE LE QUEDAN DUDAS: DARWIN TENÍA RAZÓN
Valeria Román

(Artículo publicado originalmente en el diario Clarín)

Nació hace 200 años y fue acusado de todo: de racista, de plagiar una idea, o de hacer que el mundo se volviera inmoral. Se dijo que su teoría condujo al nazismo y, a la vez, que influyó en el comunismo. Sin embargo, Charles Darwin se mantuvo al margen de las discusiones y se convirtió en un grande de la historia de la humanidad. Este año, la mayoría de las universidades y academias científicas del mundo harán exposiciones, simposios y charlas para recordar su nacimiento, que fue el 12 de febrero de 1809.

A pesar de las críticas infundadas que recibió, el naturalista inglés siempre estuvo en lo cierto: demostró que todos los seres vivos descienden de otros antepasados, hasta llegar a bacterias que fueron las primeras habitantes del planeta. Descubrió que el principio de la selección natural es uno de los mecanismos que hace que algunas características de los seres vivos los vuelvan exitosos en ciertos ambientes y otros fracasen. Su teoría (a pesar de que hay posturas religiosas en contra) nunca estuvo en crisis dentro del campo científico. Para recordarlo, la revista Nature publicó 15 de las evidencias más convincentes y modernas que confirman a Darwin, quien formuló la teoría al igual que lo hizo Alfred Wallace (otro inglés, que fue menos conocido). En museos y laboratorios del mundo hay fósiles, resultados genéticos y estructuras que se comparan y revalidan la teoría. Una de las muchas pruebas son fósiles con diez millones de años de antigüedad, como Pakicetus, que exhiben características parecidas a las ballenas de hoy, pero también tienen miembros similares a los de organismos que andaban en los suelos. Fueron formas en transición: los ancestros cercanos de las ballenas que nadan por los mares de hoy.

O al revés: se han encontrado formas de transición que demuestran el paso de ciertas especies desde el mar al continente, como lo es Tiktaalik, un pez con costillas y cuello móvil de tetrápodo, que habitó el planeta hace 375 millones de años (sus restos fósiles fueron hallados en Canadá en 2004). Y el hallazgo de dinosaurios también aportó mucho: hay dinos bizarros como Epidexipteryx, un animal pequeño con plumas que se dio a conocer el año pasado en la China y que señala que la evolución (que no tiene dirección fijada) se ha derivado en formas variadísimas.

Otras evidencias, recopiladas por la revista Nature, incluyen las investigaciones genéticas (que en la época de Darwin todavía no se había desarrollado como disciplina). En la Universidad de Helsinki, en Finlandia, dieron con un patrón de expresión genética que gobierna el desarrollo de los dientes en roedores. Demuestra que ese patrón puede ser modificado para producir cambios adaptativos al ambiente.

También los mismos pájaros pinzones que Darwin observó en las islas Galápagos (Ver infografía) han seguido siendo estudiados. En 2006, se sumaron detalles a las variaciones entre los picos de los pinzones, al explicar un mecanismo molecular involucrado en las diferencias.

"Estas 15 evidencias halladas permiten interpretar que la vida cambió a través del tiempo -explicó a Clarín la bióloga de la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, Adriana Schenck-, no hay otra explicación para la secuencia y variedad de formas de vida preservadas como fósiles. Cuando le preguntaron cómo podría refutarse la evolución de la vida, el notable genetista de poblaciones J. B. S Haldane gruñó y dijo que eso sólo sería posible si se hallaran conejos fosilizados en el Precámbrico".

URL: http://www.clarin.com/diario/2009/01/18/sociedad/s-01841860.htm

5.- LA MITAD DE LOS BRITÁNICOS DUDAN DE LA VERACIDAD DE LAS TESIS DE DARWIN

(Artículo publicado originalmente en el diario El Periódico Mediterráneo)

Parece ser que los británicos se han empeñado en aguar el bicentenario del nacimiento de su compatriota Charles Darwin. Porque si hace pocos meses aparecieron varios impulsores de que las tesis creacionistas se impartieran en las escuelas de aquel país, ahora ha salido publicada una encuesta en la que el 51% de los ciudadanos del Reino Unido que han participado opinan lo siguiente: la teoría de la evolución por sí sola no es suficiente para explicar las complejas estructuras de algunos seres vivos, por lo que la intervención de un diseñador, un dios, ha sido necesaria para que la Tierra sea lo que es. El citado estudio, en el que colaboraron 2.600 adultos de todas las islas británicas, fue publicado ayer por el diario The Daily Telegraph.

Solo el 40% de los entrevistados defiende a capa y espada las ideas del naturalista más conocido de todos los tiempos. Pero es que el posicionamiento creacionista no es la única piedra en el zapato de aquellos que siguen las teorías de Darwin. Para descontento de gran parte de la comunidad científica, además de dudar del evolucionismo, el 32% de los británicos están convencidos de que "Dios creó el mundo en algún momento durante los últimos 10.000 años", tal y como recoge esta encuesta.

IGNORANCIA CIENTÍFICA Ante tamaños resultados, el biólogo evolucionista y ateo profeso Richard Dawkins se apresuró ayer a comentar que este sondeo muestra un nivel preocupante de ignorancia científica entre los ciudadanos de las islas.

Dawkins, que fue el impulsor de la campaña de los autobuses ateos en Londres --iniciativa que se ha popularizado las últimas semanas en España--, no dudó tampoco en cargar de nuevo contra el creacionismo, visto que esta teoría tan difundida en EEUU amenaza con acabar implantándose en su país. Otra encuesta reciente elaborada entre profesores de la asignatura de Ciencia descubrió que uno de cada tres docentes cree que esta creencia debería enseñarse en sus clases, junto con el evolucionismo y la teoría del Big Bang del origen del universo.

URL: http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/noticia.asp?pkid=439857

6.- DIOS CONTRA DARWIN
Jesús Centeno

(Artículo publicado originalmente en el diario Público)

"Stokes respiró hondo, apoyó con cuidado el cañón en sus incisivos y rodeó el gatillo con un dedo esquelético. Sus labios, resecos, se cerraron dolorosamente en torno al metal helado. Tenía que hacerlo, sin duda, si era hombre". Dar marcha atrás ahora sería el colmo del fracaso. Le tembló la mano. Tres. Dos. Uno. Ya.

Pringle Stokes, primer capitán del HMS Beagle, se pegó un tiro en 1828 tras un infernal periplo por la Patagonia argentina. Su muerte es el punto de partida de otra terrible historia: la del nuevo comandante, Robert Fitz Roy, quien debía completar el trabajo cartográfico de su predecesor.

Pero Fitz Roy tenía otras ideas en mente: el viaje serviría para constatar científicamente la exactitud literal del Génesis. Quería defender el creacionismo. "La ciencia y la religión tendrían que haber sido la misma cosa: la primera, un simple medio para interpretar las verdades absolutas de la segunda", dijo el capitán del Beagle. Pero, a bordo de la expedición también estaba un investigador de 21 años llamado Charles Darwin, que se empeñaría en quitarle la razón.
Religión y también dinero

Los marineros, que apodaban a los barcos de esta clase ataúdes por su tendencia a irse a pique, se enfrentaron a los mares, recorriendo varias veces el Cabo de Hornos, Nueva Zelanda y diversas islas del Pacífico. Cartografiaron las costas y registraron varias mediciones relacionadas con fuerzas de los vientos, las fases de la luna y las mareas. Pero, del paraíso perdido, ni rastro. También visitaron la selva brasileña y la pampa seca argentina en el interior. Allí tampoco estaba.

A principios del siglo XIX, los debates sobre el racismo y la difícil relación entre religión, ciencia y colonialismo ocupaban el tiempo de los estudiosos. Fitz Roy, que estaba convencido en demostrar el "orden natural de las cosas", tampoco olvidó el carácter comercial de su misión. Estableció los puntos clave para el Imperio Británico y analizó a los indios patagónicos con este propósito. Ya en el primer viaje secuestró a cuatro nativos de etnia fueguina para reeducarlos en Inglaterra.

"Algunos indios agitaron las lanzas agresivamente. Otros encendieron fuegos para advertir la presencia del navío. El resto, siguieron su estela para comerciar pescado fresco y cangrejos a cambio de retales", relata Harry Thompson en su libro Hacia los confines del mundo (Salamandra). Para los occidentales, "los fueguinos eran unos monstruos, un obstáculo al avance del hombre blanco y su civilización.

Cuando los europeos llegaron, los nativos parecían un grupo primitivo y desgraciado de salvajes, ateos sin ley que vivían en la miseria", escribió el historiador Nick Hazlewood en sus estudios sobre la llegada de los británicos a la Patagonia.

Si las palabras del Génesis eran ciertas, ni plantas ni animales debían haber cambiado desde que Dios las creó. Pero no era así, y mientras Darwin investigaba y comenzaba a hilvanar sus teorías evolucionistas, los indígenas regresaron a sus antiguas costumbres.

El estrés, la soledad y la falta de respuestas enloquecieron al comandante Fitz Roy. Su cólera caprichosa despertó la inquietud del círculo de oficiales, que con bastante frecuencia pusieron en duda su cordura. Su personalidad voluble e imprevisible acabarían con su vida. Cuando apareció El origen de las especies, en 1860, Fitz Roy Roy se sintió traicionado y culpable por haber ayudado a Darwin. Cinco años después, se quitó la vida con una navaja.

URL: http://www.publico.es/culturas/198464/dios/darwin

7.- UNA HERENCIA CIENTÍFICA EN PLENA EVOLUCIÓN
Javier Yanes

(Artículo publicado originalmente en el diario Público)

El próximo día 12 se cumplen 200 años del nacimiento del naturalista inglés Charles Darwin. En noviembre se conmemorará también el 150 aniversario de la publicación de su obra El origen de las especies, la primera que expuso de manera específica, exhaustiva y fundamentada la noción, ya intuida por otros científicos en el siglo XIX, de que las especies evolucionan a partir de ancestros comunes en un proceso continuo y gradual que las permite adaptarse a los embates de su medio.

La originalidad del británico consistió en proponer mecanismos directores de la evolución, sobre todo la llamada selección natural. Antes de Darwin, la aproximación más cercana a un esquema evolutivo era la formulada por el francés Jean-Baptiste Lamarck, para quien eran los organismos individuales, no las especies, los que se adaptaban a la fuerza a los cambios en el medio y legaban esas variaciones a sus descendientes. En un ejemplo clásico del lamarckismo, la jirafa habría surgido por la necesidad de estirar el cuello para alcanzar las hojas en las copas altas de los árboles.

Tanto Darwin como Lamarck desconocían la genética, el ADN y los mecanismos de la herencia, por lo que la hipótesis del francés no resultaba tan descabellada como hoy. Pero al contrario que el lamarckismo, el modelo de Darwin era fácilmente compatible con lo que a diario observaban los criadores de animales domésticos en sus procesos de selección de razas, aunque la herencia continuase siendo una caja negra para la ciencia de la época.

Una larga gestación

En el contexto de entonces, donde los descubrimientos científicos despuntaban en el magma de la crisis de fe de la sociedad victoriana, había ya una cierta apertura hacia las interpretaciones de la historia natural que se apartaban de las escrituras sagradas. Pese a ello, Darwin esperó casi un cuarto de siglo después de su viaje de exploración y recogida de datos en el navío HMS Beagle hasta publicar finalmente su modelo, y lo hizo en parte presionado por el descubrimiento de que el galés Alfred Russell Wallace había llegado a similares conclusiones de manera independiente.

Pero aún persistía un tabú: la posición del ser humano como algo esencialmente diferente y superior al resto de la naturaleza. Aunque la obra pionera de Darwin no indagaba en el ser humano, la aplicación del modelo era inmediata y evidente. Antes de que el naturalista abordase el asunto años más tarde en El origen del hombre, los círculos científicos ya discutían una paternidad común para los humanos y los simios, lo que soliviantó a la religiosidad del momento y multiplicó las caricaturas que encastraban la cabeza de Darwin en un cuerpo simiesco.

Dos siglos después, las hipótesis de Darwin gozan de buena salud. Su propuesta básica se ha contrastado en la naturaleza, se ha experimentado en el laboratorio y se ha simulado con modelos informáticos. Entretanto, la figura y su obra han sufrido innumerables asedios y manipulaciones. Voces acientíficas propagan presuntas dudas sobre su validez, otras falsean consanguineidades con el nazismo, y el ateísmo militante lo enarbola como bandera. Mientras el darwinismo se debate en contextos sociales y religiosos que su autor nunca exploró, expertos como el hispano-estadounidense Francisco J. Ayala (una de las máximas autoridades mundiales en evolución) se empeñan inútilmente en reclamar que se deje a la ciencia lo que es de la ciencia.

Darwin, desde luego, no era infalible. Aunque hoy ningún biólogo reconocido duda de que las especies evolucionan y que al menos uno de sus motores es la selección natural, la biología evolutiva maneja modelos que han adelantado en varias generaciones al darwinismo original. Incluso la representación del viaje de las especies en el tiempo como un árbol, algo que en su día fue revolucionario y que hoy parece incuestionable, es cuestionado en favor de un esquema más transversal en forma de red. Pero de algo no hay duda: la semilla de Darwin fructificó en un árbol del que brotaron muchas de las ramas de la biología moderna.
 
Cuatro preguntas para cinco científicos
 
"Fundó la ciencia del hombre"
Juan Luis Arsuaga. Paleoantropología
 
Codirector de Atapuerca, Centro UCM-ISCIII de Evolución Humana

1 ¿Cómo pervive la herencia de Darwin en su disciplina?

Se puede decir que él la fundó, cambió las reglas del juego. Antes de él no existía una ciencia del hombre. Sus teorías nos insertaron en la naturaleza como una especie más.

2 ¿En qué aspectos su modelo era incompleto o erróneo?

No hay que momificar a Darwin. Él abrió las puertas, pero no cerró ninguna. Hizo las preguntas que los demás seguimos respondiendo. Por ejemplo, propuso dos mecanismos evolutivos, la selección natural y la sexual. Hoy continuamos discutiendo qué papel ha jugado cada uno.

3 ¿Qué destacaría de su huella social?

La evolución es indiscutida dentro del mundo científico, las alternativas son ideológicas. El creacionismo ya no cabe ni siquiera en el humanismo ni en la cultura; es el no pensamiento. Es cuestión de tiempo que desaparezca, como ocurrió con Copérnico. Hoy nadie cree en el geocentrismo.

4 ¿Qué le preguntaría hoy a Darwin si tuviera ocasión?

En qué momento vislumbró la evolución, si fue, como creemos, a su vuelta del Beagle, entre marzo y junio de 1837.

 
"El peso del dogma es excesivo"

Carlos Duarte. Ecología

Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados CSIC-UIB

1.

Ha tenido un peso crucial en el desarrollo de la ecología de poblaciones. Por su condición de dogma, a veces el peso de esta herencia es excesivo y detrae de una exploración más libre de los resultados.

2.

Ignoraba la posibilidad de saltos evolutivos bruscos por dos procesos: los cooperativos en lugar de tanto énfasis en los competitivos, y la transferencia genética transversal entre organismos situados en ramas alejadas del árbol de la vida.

3.

El darwinismo social es uno de los fundamentos del capitalismo más salvaje, renacido en la fórmula del neoconservadurismo cuyas consecuencias padecemos en este momento.

4.

Estoy a punto de embarcarme en el Hespérides rumbo a la Antártida. Le preguntaría por su relación con el capitán Fitz-Roy. La colaboración entre armada y científicos es fuente de éxitos, pero hay algún desencuentro. Su experiencia podría enseñarnos algo.

 
"Los genes aportaron otra prueba"  
Antonio Barbadilla. Genética

Universidad Autónoma de Barcelona

 1.

Es imprescindible. Consiguió que ningún científico dudase de la evolución. No podríamos entender la genética y la genómica sin él. Quizá lo más interesante es que lo que él vio a nivel morfológico se confirma en los genes, aportando otra prueba independiente.

2.

Al no conocer la genética, no entendía cómo los caracteres no se diluían al mezclarse en las sucesivas generaciones. Esto le producía cierta inseguridad. Pero no hemos hecho más que ampliar sus ideas mediante la genética. Es sorprendente cómo la filogenia del ADN nos revela las capas de la evolución a través de los genes que compartimos.

3.

Es alarmante el desfase entre científicos y ciertos sectores de la sociedad anclados en el creacionismo. Es la gran paradoja de la cultura moderna.

4.

Si habría imaginado que la genética vindicaría su teoría. Le habría entusiasmado, porque no sabía nada de este campo.

 
"Le habría planteado la panspermia"  

Ricardo Amils. Astrobiología

Universidad Autónoma de Madrid y Centro de Astrobiología CSIC-INTA

1.

Su primera piedra en los conceptos evolutivos ha madurado en la búsqueda de relojes moleculares que han facilitado la ordenación de los microorganismos.

2.

Hoy sabemos que los mecanismos evolutivos son mucho más complejos, sobre todo en bacterias, pero eso no le resta importancia. No hemos avanzado mucho más sobre el papel de las condiciones ambientales en la selección.

3.

En la sociedad culta, Darwin es incuestionable. Pero fuera de esta torre de marfil, mucha gente cree en el diseño inteligente o el creacionismo porque no requiere dar muchas explicaciones. Deberíamos salir más a menudo para divulgar, es nuestra responsabilidad social como científicos.

4.

Dónde colocaría los virus en su modelo evolutivo, o qué le parece la panspermia [origen extraterrestre de la vida] para explicar la rápida instauración de la vida en nuestro planeta.

 
"Le debemos los modelos animales"  

Juli Peretó. Bioquímica

Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva

1.

Hay una unidad de procesos metabólicos y bioquímicos en los seres vivos que nos permite emplear animales como modelos. Si no fuera por
Darwin, no tendría sentido utilizar un ratón como modelo de enfermedad humana.

2.

La bioquímica no existía en su tiempo. Y a pesar de eso, Darwin está en los cimientos de la bioquímica moderna, que ha ampliado sus ideas al mundo subcelular.

3.

Lo curioso es que los creacionistas lo son sólo el fin de semana. De lunes a viernes se ponen en manos de Darwin: se tratan infecciones o aplican remedios contra plagas agrícolas, cosas que existen gracias a nuestro conocimiento de la evolución.

4.

Por qué, al sugerir la evolución previa a animales y plantas, nunca pensó en los microorganismos. Y también, qué sintió al recibir la carta de Wallace en la que descubría lo mismo que él.

URL: http://www.publico.es/ciencias/198457/herencia/cientifica/plena/evolucion

B. BITÁCORA DE BITÁCORAS

1.- FELIZ AÑO DE DARWIN
Eduardo Robredo Zugasti

(Artículo publicado originalmente en la bitácora La revolución naturalista)

Los eventos ya empezaron en 2008, pero 2009 será sin la menor duda su año. Coinciden dos aniversarios: 200 años desde el nacimiento de Charles Darwin, y 150 desde la publicación de la primera edición de El origen de las especies. Aunque en cierto sentido se podría decir que las conmemoraciones empezaron mucho antes, coincidiendo con el propio funeral del naturalista inglés celebrado en la abadía de Westminster en 1882, que mucho más que ninguna otra cosa, significó el reconocimiento de una gran figura nacional y de la propia Inglaterra como patria de una importante revolución científica.

El día de Darwin que todos los años se celebra el 12 de febrero (¡incluso aquí, en Bilbao!), este año será especial y prolongado. Tenemos, por ejemplo, el festival de actos que organizan en Cambridge el mes de julio, la gran exhibición del museo de historia natural de Londres hasta el mes de abril, o innmuerables conferencias y seminarios alrededor del mundo académico en los cinco continentes.

En España, la sociedad española de biología evolutiva recoge una lista con los principales eventos del año.

Es sorprendente comprobar la vigencia que conserva la recapitulación final de El origen:

    Difícilmente puede admitirse que una teoría falsa explique de un modo tan satisfactorio, como lo hace la teoría de la selección natural, las diferentes y extensas clases de hechos antes mencionados. Recientemente se ha hecho la objeción de que este método de razonar es peligroso; pero es un método utilizado al juzgar los hechos comunes de la vida y ha sido utilizado muchas veces por los más grandes filósofos naturalistas. De este modo se ha llegado a la teoría ondulatoria de la luz, y la creencia en la rotación de la Tierra sobre su eje hasta hace poco tiempo no se apoyaba casi en ninguna prueba directa. No es una objeción válida el que la ciencia hasta el presente no dé luz alguna sobre el problema, muy superior, de la esencia u origen de la vida. ¿Quién puede explicar qué es la esencia de la atracción de la gravedad? Nadie rechaza actualmente el seguir las consecuencias que resultan de este elemento desconocido de atracción, a pesar de que Leibniz acusó ya a Newton de introducir "propiedades ocultas y milagros en la filosofía".

    No veo ninguna razón válida para que las opiniones expuestas en este libro ofendan los sentimientos religiosos de nadie. Es suficiente, como demostración de lo pasajeras que son estas impresiones, recordar que el mayor descubrimiento que jamás ha hecho el hombre, o sea la ley de la atracción de la gravedad, fué también atacado por Leibniz "como subversiva de la religión natural y, por consiguiente, de la revelación".

    - Charles Darwin, El origen de las especies (15. Recapitulación y conclusión). Vía.

¡Feliz año darwiniano!

URL: http://www.revolucionnaturalista.com/2008/12/feliz-ao-de-darwin.html

2.- BILBAO CELEBRA A LO GRANDE EL 200 ANIVERSARIO DE CHARLES DARWIN Y EL 150 DE "EL ORIGEN DE LAS ESPECIES"
Luis Alfonso Gámez Domínguez

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Magonia)

Bilbao festejará a lo grande en febrero el 200 aniversario del nacimiento de Charles Darwin y el 150 de la publicación de El origen de las especies (1859), con cuatro conferencias que impartirán el paleoantropólogo Juan Luis Arsuaga, el biólogo Francisco J. Ayala, la bioquímica Pilar Carbonero y el historiador de la ciencia José Manuel Sánchez Ron. El ciclo Celebrando la evolución. 200 aniversario del nacimiento de Charles Darwin está organizado por el Ayuntamiento de Bilbao, el Center for Inquiry, el CIC bioGUNE, el Círculo Escéptico, el diario El Correo y la Universidad del País Vasco. Los actos de este Día de Darwin, que se extenderá en realidad durante cuatro días en otras tantas semanas, han sido confeccionados por los biólogos Eduardo Angulo, José María Mato y Juan Ignacio Pérez; el biofísico Félix Goñi; el climatólogo Jon Sáenz; el astrofísico Agustín Sánchez Lavega y el autor de estas líneas. Las jornadas recogen el testigo de las celebradas en la capital vizcaína en febrero de 2007 y 2008, y tendrán como escenario el salón de actos de la Biblioteca de Bidebarrieta (c/ Bidebarrieta, 4; Bilbao) que llenó su aforo de más de 300 personas en ediciones anteriores.

El programa del ciclo Celebrando la evolución. 200 aniversario del nacimiento de Charles Darwin es el siguiente:
Jueves, 5 de febrero; 19.30 horas: ¿Wallace 'versus' Darwin?, por Juan Luis Arsuaga, codirector del proyecto Atapuerca y director del Centro UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos.

Jueves, 12 de febrero; 19.30 horas: Darwin y el 'diseño inteligente': creacionismo, cristianismo y evolución, por Francisco J. Ayala, titular de la cátedra Donald Bren de Ciencias Biológicas y profesor de Filosofía de la Universidad de California.

Jueves, 19 de febrero; 19.30 horas: Evolución bajo dominio humano en el reino vegetal, por Pilar Carbonero, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Escuela Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid.

Miércoles, 25 de febrero; 19.30 horas: Charles Darwin: su obra y su mundo, por José Manuel Sánchez Ron, catedrático de Historia de la Ciencia de la Universidad Autónoma de Madrid.

Un grupo creciente de pensadores conmemora desde 1995 en todo el mundo el 12 de febrero el nacimiento del autor de El origen de las especies y aprovecha la ocasión para promocionar la educación científica y el conocimiento de la obra de naturalista inglés. La celebración en Bilbao del Día de Darwin es una idea del Círculo Escéptico y la cita más importante de divulgación del pensamiento crítico que tiene lugar en España.

URL: http://blogs.elcorreodigital.com/magonia/2009/1/15/bilbao-celebra-lo-grande-200-aniversario-charles-darwin

3.- DARWIN MÁS QUE NUNCA
Eudald Carbonell i Roura

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Sapiens)

150 años después, la selección natural continua siendo la espina dorsal de la Teoría de la Evolución y goza de buena salud. Sorprendentemente ahora en nuestro país cada vez se habla más de evolución: en publicidad, en discusiones formales e informales En contextos muy diversos la evolución es un concepto que está en boga y ha pasado a ser un elemento de la realidad social y cultural de nuestra especie. Como muchos otros vocablos que son socializados, nos sirven para entender cómo somos y nos ayudan a pensar y actuar de forma diferente.

Pero, ¿qué es la selección natural? De manera resumida, es la base del cambio evolutivo de los organismos vivos. A través de ella, los especímenes más adaptados sustituyen a los menos eficientes de manera que la acumulación lenta de cambios genéticos beneficiosos a lo largo de generaciones produce el éxito de una especie.

El racionalismo en Europa ha conseguido que evolución sea sinónimo de conciencia social, de conocimiento científico, de pensamiento consistente, etc. La formulación de la selección natural como mecanismo de adaptación y adquisición de caracteres que llevan a la diversidad biológica al planeta ha sido, y al paso que vamos, será la llave maestra del conocimiento sobre la evolución.

La influencia de Darwin en la evolución de la humanidad desde la publicación del 'Origen de las especies', en 1859, ha sido creciente tanto en los ámbitos científicos como en los sociales. Ha habido importantes nuevas formulaciones sobre la Teoría de la Evolución, sobre todo de la mano de Gould con su teoría del equilibrio puntuado, al admitir que la evolución tiene momentos de estasis o de pocos cambios y que en otros momentos los cambios se aceleran y producen transformaciones en cortos períodos de tiempo.

Una aplicación social de las teorías biológicas de la evolución nos llevo al darwinismo social, interpretación que ha servido durante mucho tiempo para justificar formaciones sociales como de la que formamos parte. Es obvio que Darwin no construyó la teoría para ser aplicada de forma poco elocuente a las diferencias sociales ni para justificarlas; hacerlo es una manipulación burda y de bajo perfil científico.

El evolucionismo, según mi punto de vista, tiene que jugar un rol muy importante en la concepción del futuro de la especie. La conciencia crítica y la inteligencia operativa son fruto de la selección natural, pero ahora, la conciencia, que también es un producto de la evolución, debe de servir para desplazar el azar evolutivo y sustituirlo por la lógica del conocimiento y del pensamiento humano.

El 150 aniversario de la Teoría de la Evolución nos puede servir para socializar aún más ese concepto que explica cómo hemos llegado hasta aquí. Leer directamente a Darwin es un lujo y lo aconsejo a los que no lo habéis hecho todavía. Cuántos más descubrimientos hacemos desde las ciencias de la vida y de la tierra, más sólida es esa teoría.

Tuve la suerte de estar en las Galápagos, uno de los lugares que visitó el genial naturalista en el siglo XIX con el Beagle. Desde allí tuve el honor de escuchar al matrimonio Grant, que lleva más de 25 años estudiando la variabilidad de los pinzones, con lo cual habían comprobado de nuevo lo robusta que es la Teoría de la Evolución.

Por consiguiente, hagamos un esfuerzo para conocer más y evolucionemos como humanos a través del conocimiento de la Teoría de la Evolución.

URL: http://www.elmundo.es/elmundo/blogs/sapiens/index.html

4.- IGUANAS ROSAS... ¿INVISIBLES?
Jiuq    

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Salvaje amigo mío)

Empezamos bien el recién estrenado 2009, año de Darwin. El primer acontecimiento científico relacionado con la evolución -con el hecho, no con la teoría al respecto- sirve de pretexto para darnos una muestra más de ese mal periodismo con que se suele tratar la ciencia y, de paso, sacar a colación la teoría de la evolución, pero induciendo al error.

El trato que se le suele dar a las noticias científicas, tanto por parte de los redactores como de los lectores, no tiene, irónicamente, “muy buena prensa”. Sin embargo, dado que éste es precisamente el año de Darwin, y que existe una ola de neo-oscurantismo creacionista que amenaza con invadir la península (sin despreciar a algunos pioneros), era de recibo cierta consideración con el tema o, al menos, rigor.

Pero no. Vagando alegremente por Red me topo con que el religioso (¿quién ha dicho tendencioso?) ABC.es luce el siguiente titular: La iguana rosada reescribe la teoría de la evolución

Esto es absolutamente falso: el artículo de la revista PNAS al que alude, trata la evolución de las especies de iguanas de las islas galápagos, no la teoría  de la evolución en sí, a la cuál ni cuestiona, ¡ni mucho menos “reescribe”!, como directamente inventa el titular. No es que el titular induzca al error, es que directamente miente al lector. Curiosamente, el posterior texto de la noticia no muestra ningún atisbo de lo que reza tan pomposo titular.

Sigo mirando y encuentro en El PAÍS.com el siguiente titular:  Una nueva especie de reptil arroja pistas sobre la teoría de la evolución

Falso también: El artículo original “arroja pistas”, concreta y exclusivamente, sobre la evolución de las especies de iguanas de las islas Galápagos. La teoría de la evolución en sí no es discutida, ni aclarada con ninguna “pista” relevante o especial, como parece insinuar el titular. Se suele llamar “pistas” a aquellos indicios que conducen a averiguar algo desconocido y éste no es el caso de la teoría de la evolución.
En la misma noticia podemos leer:

Las iguanas rosadas (…) podrían tratarse del ejemplo más antiguo de diversificación de las especies, según sostienen los científicos de la Universidad Tor Vergata de Roma (…).
Según esto, la diversificación de las especies (¡de todas!) habría empezado hace 5 millones de años. Por supuesto, lo que muestra el trabajo es que las iguanas rosadas podrían ser el ejemplo más antiguo de diversificación en las islas Galápagos, ¡no de las especies en general! Esto es lo que realmente sostienen los autores del estudio y lo que puede leerse con claridad en el artículo original (o en su resumen).

Prosigo mi agitada navegación y en El economista.es encuentro que también insisten en la misma falacia: Una iguana rosa que Darwin no vio ofrece una clave evolutiva

De nuevo lo mismo: Sí, ofrece una clave evolutiva, ¡pero para el estudio de la evolución de las especies de iguanas en las islas galápagos!, no una “clave evolutiva” general, como se deduce del titular. Y siguen: Unas iguanas rosas que Charles Darwin no conoció durante su visita a las islas Galápagos podrían aportar pruebas de la divergencia de las especies mucho antes que los famosos pinzones del naturista inglés, informaron un grupo de científicos.

((Ignoraba que los pinzones de Darwin se usaban como una referencia temporal general en términos evolutivos. Pobres iguanas rosas, ahora ya nadie va a querer sus pruebas))
Al igual que en El País, se confunde “aportar pruebas de que la divergencia de las especies de iguanas terrestres fue anterior a la de los pinzones" con la divergencia de las especies en general. Bueno, digo que se confunden por no decir que no se han molestado en leerlo. Y siguen: Estos animales parece que solo viven cerca de un volcán de unos 350.000 años de antigüedad, que implica que los reptiles que miden más de un metro y pesan 12 kilos debieron existir en otros puntos de las islas, indicó Gentile.

((¿Los que miden menos de un metro y pesan menos de 12 kilos sí que pudieron "existir " siempre en ese punto? ¿Tan pequeño era?))

No estaría de más aclarar que lo que “implica que los reptiles (…) debieron existir en otros puntos de las islas” es que aparecieron (como especie) antes de que la isla que ahora ocupan existiese. Por supuesto, que midan “más de un metro” o “pesen 12 kilos” no influye en absoluto, como puede hacer pensar la original redacción de la noticia.

Los tres periódicos me dejan la sensación, tal vez infundada, de que la insistente mención del hecho de que Darwin nunca vio estas iguanas, combinado con la insinuación de que aportan nuevas “pistas”, induce a pensar que a Darwin “se le escapó algo relevante" en cuanto a su teoría o al hecho evolutivo. Esto, ni es cierto, ni se puede deducir del artículo, ni es insinuado de ninguna forma por los autores, que mencionan el hecho de que Darwin nunca viera las iguanas rosas a modo de anecdótica introducción, irrelevante para las conclusiones de su trabajo.

((¡No vio una iguana rosa! ¿Cómo pudo pasar por alto 12 kilos de iguana rosa de más de un metro? ¡Rosa!, para más recochineo. ¿Acaso sería invisible, como el unicornio de su mismo color?))

Por fin –y ya por último- encuentro que la noticia es tratada (en comparación) de forma exquisita en elmundo.es, tanto en extensión, como en rigurosidad… ¡hasta que llego a la última frase!, que en negrita dice:
 Ha habido que esperar 180 años para tener otra prueba más [de la Teoría Evolutiva].

¿¡Qué!? Me temo que a los redactores de elmundo.es se les han pasado unas cuantas publicaciones científicas al respecto, en los últimos 180 años... Que alguien les avise de que también hay pruebas sobre la gravitación universal, que igual llevan 322 años esperando. Los pobres.

En fin, que parece que la rigurosidad no está de moda entre los periódicos de nuestro país; porque no quiero pensar que todos ellos estén “interpretando” deliberadamente la noticia. No creo que sea de ningún modo justificable la falta de rigor o la interpretación tendenciosa de noticias científicas. Pero, en tiempos en los que (de nuevo) los hechos científicos son puestos en duda por lobbys religiosos, creo que es exigible que un periódico asuma cierta responsabilidad en el compromiso de contribuir a paliar la generalizada falta de cultura científica o, al menos, de cuidarse de no inducir al error o a la mal interpretación, máxime si es una de las publicaciones seguidas por más gente en este país. Mayor número de lectores, además de más dinero e influencia, también incluye mayor responsabilidad.

O debería.

URL: http://jiuq.livejournal.com/37552.html

5.-

C. MUNDO UNIVERSITARIO

1.-

2.-

3.-

=== BUZÓN DEL LECTOR ==============================================

Esta sección está abierta a todos los lectores que deseen enviarnos sus
críticas, sugerencias o comentarios sobre el boletín, los artículos
publicados en él, o cualquier otro tema relacionado con la ciencia, el
escepticismo y la crítica a la pseudociencia.

----------

El motivo de esta carta, la primera que os escribo después de años recibiendo el boletín, es expresar mi más enérgica protesta así como mi indignación por el artículo que se os ha colado en este último número titulado:
"LA EVIDENCIA CIENTÍFICA SOBRE EL USO DEL PARACAÍDAS: CONSERVADURISMO INTELECTUAL Y OTRAS ESTRATEGIAS FRAUDULENTAS DE LOS ESCÉPTICOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO"  escrito por Alberto Carmona Bayonas.
En dicho artículo no solo se toman como verdades incuestionables (que fea es esta palabra cuando hablamos de conceptos científicos) datos y hechos que actualmente son sujetos de controversia dentro de la comunidad científica, si no que además se hace con sorna y en muchas ocasiones con una falta de respeto intolerable e inédita, hasta ahora, en vuestro boletín.
El articulista no solo ha optado por elaborar un trabajo en la línea no científica de los boletines dirigidos a la prensa por el cuestionado IPCC, si no que  además se han deslizado en él falsedades de calibre que demuestran que ni tan siquiera se ha documentado. Huyendo de cuestiones sujetas hoy día a la más viva investigación como son las cuestiones del forzamiento radiativo del CO2 o el vapor de agua, la influencia mayor o menor de la radiación solar en el clima, efectos de las nubes, nivel de evaporación en los océanos, asimilación por los mismos de más o menos CO2, etc.. quiero mencionaros 2 errores de bulto que aparecen en el lamentable artículo y que, como no, son objeto de burla por parte del autor.

1. El continente antártico se está enfriando. Esto viene perfectamente admitido, como no podía ser de otra manera, en todos los informes emitidos hasta ahora por el IPCC. El señor Alberto Carmona por lo visto, no ha leido ninguno a pesar de la defensa teológica que de los mismos hace.

2. El efecto de las islas de calor "si" es significativo: entre 1,5 y 3 grados por encima de la media, cuando se habla de un calentamiento de 0'8 grados. Esto, también, es admitido por el IPCC, hasta tal punto que hoy en día ya no se utilizan para el cálculo de temperaturas por estaciones meteorológicas terrestres ninguna ubicada en posibles islas de calor. Todos, absolutamente todos los datos que utiliza el IPCC cortresponden a estaciones rurales. Sin embargo el autor se permite decir tonterías como que el efecto isla de calor es despreciable. Tampoco en este caso parece haberse leido su Biblia, los informes del IPCC. A este hecho probablemente corresponden las discrepancias entre los datos tomados por satélite y los terrestres, que en los últimos tiempos se han ido limando.

En fin, una verdadera pena que un boletín dedicado a la ciencia y la razón haya claudicado ante las embestidas mediáticas y haya publicado semejante panfleto que es todo menos una opinión basada en hechos científicos. Lo del tono ofensivo me ha indignado hasta tal punto que espero, de verdad, una futura rectificación. Ni los científicos que cuestionan (y son muchos y cada vez son más) el calentamiento por causas antropogénicas son "negacionistas" ni sus opiniones son "seudo opiniones". Símplemente se encuentran, como el resto de la comunidad científica, en el camino de desbrozar este endiablado rompecabezas que es el clima de La Tierra.

Gracias.
Miquel Guillamon i Granell

----------

Sobre el artículo LA EVIDENCIA CIENTÍFICA SOBRE EL USO DEL PARACAÍDAS: CONSERVADURISMO INTELECTUAL Y OTRAS ESTRATEGIAS FRAUDULENTAS DE LOS ESCÉPTICOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO, por Alberto Carmona Bayonas:
 
El Sr. Carmona utiliza la ironía para falsar una posición estrictamente científica, algo que me lleva a recordar la postura del obispo de Worcester contra la evolución.
 
Evidentemente, la utilización de un paracaídas es recomendable cuando se salta desde un aeroplano, pero para el tratamiento de una apendicitis resulta inútil, y abrir uno cuando se está disfrutando de un día ventoso en la terraza de la casa podría llegar a ser muy contraproducente.
 
Para comenzar, vemos en este artículo que el Sr. Carmona intercambia alegremente los conceptos de "calentamiento global" y "cambio climático", una táctica que desde hace algún tiempo han adoptado quienes apoyan el alarmismo de los proponentes de la teoría.
 
El cambio climático es algo presente desde siempre en nuestro planeta, y como tal ha sucedido con o sin nuestra presencia.
 
El calentamiento global es una de las fases del cambio climático, y también se ha hecho presente (junto con su opuesto, el enfriamiento global) a lo largo de toda la historia de la Tierra.
 
El fondo del asunto se encuentra en el "calentamiento global antropogénico" (CGA), y ahí radica el quid de la cuestión.
 
El hecho es que, hasta ahora, el IPCC y los proponentes del CGA no han podido demostrar nada. En efecto:
 
1) El bióxido de carbono NO es el principal gas de invernadero de la atmósfera, sino el vapor de agua.
 
2) Los mecanismos por los que el bióxido de carbono podría forzar un calentamiento global no son los que expone como principales el IPCC, porque el "efecto invernadero" que propone es el que sucede en el ámbito cerrado de un edificio invernadero, y no lo que sucede efectivamente en la atmósfera. Además, las concentraciones de bióxido de carbono se han dado anteriormente en nuestro planeta, sin provocar los desastres climáticos que sugiere el IPCC.
 
3) Para basar sus propuestas, el IPCC no tuvo empacho en fraguar estadísticas y gráficas, como el famoso "palo de hockey", que quiso eliminar de la historia tanto el Período Cálido Medieval como la Pequeña Edad de Hielo, ya que no concordaban con sus intereses.
 
4) El IPCC se ha cuidado bien de no proporcionar CASI NINGUNA predicción "falsable" (algo imprescindible para una teoría científica)... excepto una, diciendo que el aumento de los niveles de bióxido de carbono debería verse reflejado en un aumento de la temperatura en la tropósfera. Pues bien, los niveles de bióxido de carbono siguen en aumento, mientras que en los últimos años la temperatura de la tropósfera ha descendido, algo que se contrapone a la, repito, única predicción clara del IPCC.
 
5) Una y otra vez, los informes del IPCC han alejado en el tiempo sus vagas predicciones de aumentos catastróficos de la temperatura global y de sus supuestamente deletéreos efectos; en el último, los proponentes y sostenedores de la teoría hablan de un "posible" calentamiento para 2015. Mientras tanto, contra toda suposición de la teoría, desde 2001 las temperaturas no han aumentado, sino que por lo menos se han mantenido iguales e incluso han descendido en los dos últimos años. Para esto, el IPCC no tiene ninguna explicación plausible.
 
6) De todos modos, los sostenedores de la teoría han falseado datos presentes y pasados para tratar de acomodarlos a sus propuestas. Los "errores" de Goddard son una muestra clara de ello, y seguramente no hay ninguna razón para dar crédito a una idea que tiene que recurrir a tan bajos recursos para sostenerse.
 
7) Todo este asunto del CGA ha dado mucho trabajo y mucho dinero a científicos, periodistas y advenedizos, además de buenos réditos a políticos y filósofos que ya habían perdido su utopía fundamental. Pero la explotación económica y política del alarmismo catastrofista no da validez científica a ninguna teoría.
 
8) En definitiva, no hay razones suficientes como para sostener que la actividad humana pueda afectar seriamente los sucesos climáticos naturales. No hay ninguna teoría científica que pueda dar ejemplos y predicciones más o menos exactas al respecto. Los modelos de computadora que sostienen lo contrario son apenas eso, modelos, y es posible hacer que un modelo prediga cualquier cosa. Los climatólogos no pueden pronosticar el tiempo más allá de un plazo razonable de diez días, y los modelos del IPCC hasta ahora no han pronosticado nada que haya resultado cierto.
 
9) Por otro lado, y lo que quizás sea más grave, es que se están destinando dineros públicos para medidas que, en el mejor de los casos, son inútiles y que, en su posibilidad peor, ponen en peligro el desarrollo de los pueblos más pobres del planeta. Y todo esto sin siquiera tener en cuenta la inmoralidad que representa un engaño deliberado para la consecución de fines personales de carácter económico y/o político.
 
Por mi parte, prefiero mantener mi posición escéptica sobre todo el asunto.
 
Heber Rizzo

----------

Hola,
 acabo de recibir el boletín El Escético Digital y quiero felicitarlos por la inclusión del excelente artículo de Alberto Carmona Bayonas. Me ha devuelto la esperanza de encontrar cordura entre los escépticos.
 Saludos
Marcelo Acuña

----------

Estimados amigos.

Acabo de leer el artículo de Alberto Carmona Bayonas que publicáis en el último número sobre el cambio climático, y os tengo que confesar que me ha causado un cierto desasosiego, y no puedo por menos que hacéroslo saber.

Soy fiel seguidor de vuestra edición digital desde hace ya bastante tiempo, y siempre he valorado positivamente la actitud crítica y escéptica de los autores de los artículos sobre los diferentes temas que tratan. Esta actitud no es la que se vislumbra en el artículo de Alberto Carmona, que lejos del escepticismo, toma una postura mesiánica sobre la verdad absoluta e indiscutible del Cambio Climático producido por el hombre y al CO2 como el gran culpable del mismo.

Flaco favor hacemos al pensamiento científico y crítico adoptando posturas preconcebidas y denostando cualquier otro argumento en contra, por débil que este sea. En este sentido, la ridiculización del método científico que hace con su introducción sobre la conveniencia o no del uso del paracaídas, es la clase de literatura que fomenta precisamente el escepticismo hacia la ciencia por parte de los poco informados y fácilmente manipulables.

El efecto de desaceleración de un objeto en caída libre utilizando un paracaídas puede explicarse perfectamente mediante la física básica (aerodinámica) y no necesita de mayor comprobación empírica, aunque si así lo quisiera, Don Alberto Carmona podría poner en práctica un sencillo experimento científico consistente en lanzarse 100 veces con paracaídas y otras tantas sin el y comprobar la supervivencia tras cada ensayo. Eso si, le recomiendo que empiece primero con los 100 saltos con paracaídas y deje para el final los saltos sin paracaídas, y también que encargue a un colaborador la publicación de los resultados ante la eventualidad de que no sobreviva al experimento...

Un abrazo

Alberto Colino

----------

Estoy aburrido…procuraré no ofender mucho y cuidar el vocabulario.

Kolni

 

 

Disfruta, desde ya, de la única revista española dedicada al fomento de la razón y la ciencia.

No sabía que Investigación y Ciencia no fuera española,o por lo menos, que no se tradujese y publicase por españoles…Pero no, no hay ninguna más, ni siquiera el National Geographic, o el Quo, que es pseudociencia directa, a que sí?

(Qué marketing más barato para vender el rollo de turno…)

 


Ha llegado 2009, el año de la crisis definitiva, la crisis infinita, la crisis final, pero también el de Darwin

Bueno, la Ciencia  ayudará con la crisis, esperemos… ahora, a mí eso de la crisis infinita, me recuerda a eso de la “justicia infinita” que fue lo que dijo un tal Bush después de cierta fecha, que empieza por 11, y que me temo que fue un mero trabajito interno, ya que al cabo, el papá de Bin Laden, es un gran amigo de Bush, padre e hijo… y negocietes han hecho juntos ganando pasta  como para comprar Manhattan entera.

Darwin, también vive su crisis… y el ejecutor es Rupert Sheldrake, que no niega nada de lo que dice Darwin, sino que propone rellenos a los agujeros evidentes de su teoría… o bueno, de él no, de aquellos que en sus poltronas, no les apetece pensar y creen que todo está resuelto.

 

El clima es un fenómeno muy complejo, que resulta de la interacción de factores tan desiguales como el sol, el aire, los océanos y las más modestas criaturas que habitan los mismos. Por tanto, no es de extrañar que el estudio del clima haya constituido un desafío muy importante, y que todavía haya temas oscuros o controvertidos

 

Sí pero por eso, ni se puede negar cuando conviene, cosa vista en algunos amigos de esta revista, -y el ridículo se obvia por cortesía- ni es  conveniente obviar que el reconocimiento de que el tema es “oscuro”para quienes tienen muy claro y muy a menudo  ciertas cosas de las que se cachondean con arrogancia y desprecio, entre otras inexistentes  fenómenos para…caidistas.

 

La retórica en estado puro:

 

 

1.- ENCUENTROS DIGITALES: ALBERTO FERNÁNDEZ SIERRA Y JUAN SOLER ENFEDAQUE

(Entrevista publicada originalmente en el diario La Voz de Asturias)

1. En los programas sobre misterio siempre aluden a toneladas de causas "que la ciencia no puede explicar". ¿Os habéis encontrado algún caso o situación que responda a este perfil? -
Inexplicable no es lo mismo que inexplicado. Por supuesto que hay infinidad de cosas que aún no sabemos o no podemos explicar, sin embargo, la historia nos enseña que sin estar sujetos a supersticiones y fenómenos paranormales, es posible explicar el 99% de estos fenómenos. ¿El 1% restante? Pues lo mismo de antes, inexplicado, no inexplicable.

 

Bien, pero queda una duda…y es la diferencia entre “inexplicado”, e “inexplicable”. Ya, se supone que “aún no sabemos explicarlo, pero lo explicaremos…” Je, suerte. Y las cifras, no cuadran. A ver si bajamos ese 99% un poco…digamos al 50%, y gracias. Porque por explicar, habría que explicar por que los explicalotodo no concilian la Relatividad de Einstein con la Mecánica Cuántica, y se dedican a fantasías  como las supercuerdas, que son indemostrables a pesar de ese LHC que tanto gusta, y que se escacharra a la primera.

2. ¿Por qué pese a los avances sociales de la ciencia no disminuyen los lectores de horóscopos? -
A todos nos gustaría pensar que nuestros actos y más en concreto los errores que cometemos, no son culpa nuestra. La astrología quizá fuese la causa de una falsa analogía. En algún momento de nuestra historia el ser humano se dio cuenta de que los astros controlaban la naturaleza (Las estaciones, las plantas,...) y consideró que irremediablemente debía condicionar el destino de la humanidad. Lo cuál, no es correcto.

 

Por un lado, la Astronomía es hija de la Astrología, porque esa distinción, es de hace un cuarto de hora. ¿No habían astrónomos en Egipto, ni en Stonehenghe,, ni en tantas culturas que alineaban sus caprichosas construcciones de una manera  bastante peculiar, verdad?

Por otro, afirmar que darse cuenta de que los astros controlaban la Naturaleza, y decir que no es correcto que controlaran el destino de la humanidad, equivale a decir que el ser humano no es naturaleza, ni pertenece a ella. Vale, pero me temo que a tenor de lo dicho, por lo menos los astros  controlan eso de la naturaleza… ie plantas, animales… ¿o no? Y qué coñe es eso de “condicionar irremediablemente”, irremediable  es lo de Gaza, y poco más.

3. Como se explica que un mago haga desaparecer la mismisima estatua de la libertad -
La verdad es que es un truco bastante ingenioso y que sólamente puede hacerse de noche. Como no es muy ético explicar juegos de magia, te animo a que busques en youtube la respuesta (te aseguro que está).

Pues  si está di la dirección, coño, que te cuesta? ¿Problemillas éticos? Se hace igual que hacer desaparecer un Boeing 747. Lo de ir volando por ahí es más fácil…

4. ¿Cómo es poible engañar a miles de espectadores por televisión? ¿Influye de algún modo la hipnosis colectiva? -
Me alegra que me hagas esta pregunta. Si lo que se transmite tiene cierta lógica, cierta base, y se es lo suficiente bueno como para desviar la atención hacia lo que interesa, es perfectamente posible engañar a la gente y parecer sensato.

Lo cual lleva implicito que aunque el que hace eso “parece” sensato, no lo es. Luego está para que le encierren en un manicomio…

Si tu “lógica” no te da para enterarte de cómo se hace, -que sí, desviando la atención, pero eso es de parvulario-, no menosprecies lo que eres incapaz de explicar.

5. Si os definen como cazadores del mito paranormal, ¿quiere decir que lo paranormal es, en si ,un fraude?¿?Siempre? -
Primero habría que concretar lo que es lo paranormal. Para nosotros, lo paranormal es perfectamente explicable. Como he dicho en alguna otra respuesta, inexplicable no es lo mismo que inexplicado. Los fraudes, son deliberados, con un objetivo: engañar para obtener un beneficio. En la mayoría de las ocasiones, los fenómenos paranormales son debidos a la autosugestión.

“Perfectamente”?  No he leido hace un rato eso de un “presunto”1% de inexplicabilidad?

La teoría del “beneficio”, con ser cierta en parte, no sirve para todo. Los bancos son muy paranormales…venden a otros tu dinero, te dan una miseria de intereses, y al tipo al que se lo “prestan”, le cobran el 20%. Pero eso no es engañar, lo llaman “economía financiera”, cuando es pura magia, pero negra.y si “vosotros” os explicaís los fenomenos paranormales, con el argumento de “eso lo hacen todos por la pasta”, a algunos no les va a convencer.

6. ¿Existe un perfil de persona mas fácil de sucumbir al engaño que suponen este tipo de trucos? -
Probablemente el perfil de gente más propensa a sucumbir a estos engaños, sea gente que busca respuestas rápidas y sencillas al mundo que le rodea. Quizá el problema se encuentre en la base de nuestra educación: no nos enseñan a ser críticos.

:-/ A mí si, y es criticar a los presuntos críticos de lo que no les cuadra con su dogma.

7. ¿No creéis que el escepticismo conlleva cierta desesperanza? -
Ni desesperanza ni esperanza. Los escépticos somos puramente positivistas: queremos pruebas y las buscamos.

 

Más que dudoso, eso. Algunos “escepticos”,  son más dogmáticos que el Papa, su lenguaje y modos no son muy positivos, y su criterio de definición de lo que es una “prueba” es más que oscuro.

8. ¿Que diferencia hay entre un mago y un mentalista? -
El mago es más general y el mentalista toca una rama más concreta. Pero finalmente, todo son juegos de magia.

Y qué es la Magia, finalmente?. Hay que joderse…. En llano, la Magia no es un juego, darling. Eso que hacen, se llama ilusionismo. Magia recreativa. Pero, puede que haya que considerar que hay Magia no tan recreativa,,,,

9. ¿Como logras convencer al público de que lo que haces es real? -
No entiendo del todo la pregunta. Si te refieres a juegos de magia, depende de la habilidad profesional del mago, su carisma, etc.

De la misma manera que un banco te convence para que guardes papelitos en su entidad. Para magos serios, los banqueros.

Ah, confunde usted Magia con “Ilusionismo”. Es muy distinto.

10. tengo un amigo que cree en toda clase de cosas paranormales,¿por que el y no yo,¿es mas listo a mas facilmente influenciable? -
Sí, probablemente tu amigo es más fácilmente influenciable, busca respuestas rápidas y sencillas. Seguramente tu tengas más capacidad crítica, seas más escéptico. Te animo a que continúes así. Si te interesa profundizar en el escepticismo, te recomiendo que visites la web de ARP-SAPC, especialmente el FAQ escéptico.

No recomendaría eso , aunque es una mera opinión, claro..

11. Realmente existe la hipnosis? Me gustaría experimentarlo. Creo que hay personas que realmente que puden llegarte a hipnotizar...... -
Como espectáculo, pues si. Desde un punto de vista científico, se trata de un equilibrio entre estímulos y respuestas. Para hipnotizar siempre tiene que existir un acuerdo entre el que sugestiona y el sugestionado.

Me temo que no… cuando se demuestra en miles de casos que  mediante hipnosis, en la consulta de ciertos dentistas, se hace innecesario el uso de anestésicos, ni acuerdo ni nada…si no sabes explicar  qué estimulo produce respuestas, es otra cosa, y eso, no vale adornarlo con “puntos de vista científicos”. Será con los puntos de vista de su particular opinión de la Ciencia,(bastante obsoleta, sin ánimo de ofender) y poco más.

 


12. La Iglesia, para sus canonizaciones y milagros, habla de curaciones que la medicina no explica, ¿es esto un fraude? -
Lo primero inexplicable son las canonizaciones, por lo tanto, todo lo que venga detrás es inexplicable.

 

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD Ahí 10/10, y cero para la “ciencia que todo lo explica”

13. hay personas que creen que curan con solo el echo de estar presente. El caso es que hay medicos que cuando ya no pueden más con un caso derivan pacientes a este tipo de curanderos "magicos". ¿Podemos hablar de que cuando ya no hay razón, nos agarramos a la fe? -
Por supuesto. El problema quizá está cuando nos agarramos a la fe, cuando aún hay posibilidades de aplicar la razón.

No. Porque se recurre a  los curanderos cuando los razonables médicos, no saben qué coño hacer. Y el que se está muriendo, tiene mucha “fé”, en los médicos… pero si desertan, o no tienen ni puta idea, hay que mirar en otro lado, me parece….

14. Pensais que la religion tiene parte de culpa en que muchas de las personas no tengan un pensamiento critico? -
No parte, toda. La característica principal de las religiones, es que es irracional. Se sustenta únicamente en la fe, y la fe por definición es irracional. Evidentemente hay excepciones personales.
Lo malo, siendo eso cierto, es que el “pensamiento crítico” es otra religión más, viendo lo que se ve.

15. hipnotizar es fascina.. tiene algo que ver con el mètodo? que quieres decir con el equilibrio entre estímulos? -
Con equilibrio entre estímulos y respuestas, me refiero a que ante un estímulo determinado de sugestión, tenemos una respuesta operativa previsible del sugestionado.

Ni arrimar. Hay un tipo llamado Erik Eriksonn… sugiero se lea uno de sus libros, o dos.

16. Estuve ojeando una revista del "corazon" y me encontré con el anuncio de una pulsera de titanio que combina beneficios de la magnetoterapia y la ionoterapia. Decia que estimula las defensas y la circulacion sanguinea, ayuda a recuperar el EQUILIBRIO NATURAL, mejora el bienestar general y recuperacion deportiva. Tambien apuntaba que era repelente natural de las bacterias y que er BIOCOMPATIBLE. Las palabras en mayusculas me dejaron un poco confundida, ya que soy estudiante de ciencias y no entendia nada. Creen que lo que venden tiene alguna base científica? -
Indudablemente no tiene ninguna base científica. Para empezar habría que definir qué es "equilibrio natural", cómo se sabe que existe ese equilibrio, cómo se sabe que se puede perder e incluso recuperar ese "equilibrio natural", por qué sólo este trozo de titanio con la caprichosa forma de pulsera es capaz de equilibrar "lo que sea". Si la base de la piramide se derrumba, lo demás no vale la pena tenerlo en cuenta. ¿Es mejor usar una sola pulsera para recuperar ese "equilibrio natural"? ¿Por qué no usar 2 pulseras y así nos aseguramos? Y como bien sabras, las palabras en mayusculas son pura propaganda. Si de verdad funcionase, no haría falta usar mayusculas, ni adornar las palabras en los anuncios.

La pasta es la pasta pero que la magnetoterapia seria- no eso- funciona, es cierto. Es que es como decir que las farmacias venden basura porque en internet me han vendido una pastillita – que contiene harina y cero más- a 1000€. Ergo, las farmacias son criminales, porque venden pastillitas como la que me compré.Por cierto, bases científicas para la magneroterapia, no serán serias, pero se usa asiduamente en Medicina, y de la Seguridad Social,- o sea gratis, y por médicos tituladísimos, no por brujos de feria- para el alivio de dolores musculares y articulares.



17. Agradecemos a nuestros invitados que hayan respondido las preguntas de los lectores. Hasta la próxima edición. -
Muchas gracias a todos por participar en este chat. Gracias también a La Voz de Asturias por darnos la oportunidad de pasar este agradable rato con vosotros. Espero haber ayudado en la medida de lo posible a esclarecer vuestras dudas. No me quiero despedir sin antes animaros y recomendaros que visitéis la web de ARP-SAPC, o blogs de corte escéptico como Cerebros no Lavados, Wis Physics, SinDioses, y demás. Hasta la próxima.

URL: http://entrevistas.lavozdeasturias.es/entrevista_pasada.php?ide=258

Juan Carlos Arambarri Gardoqui

----------

Muy Sres. míos:

Leo en una comunicación insertada en su web el mensaje de un tal José Mª Álvarez relativo a un escrito mío sobre Lysenko cuyo título se permite la licencia de calificar como provocador sin ninguna clase de explicaciones.

Al mismo tiempo el referido comunicante deja constancia de su ánimo detectivesco al realizar en Google una investigación sumaria acerca de mi persona, mis títulos académicos, mi lugar de origen y otras circunstancias, quizá con el ánimo de contextualizar, no el artículo en sí, sino la persona que lo escribe.

Naturalmente sigue con su afán taxonómico, incluyéndome, no se por qué motivo en la ultraizquierda, calificándo mis ideas (tampoco se por qué) de rancio fundamentalismo y fanatismo marxista-leninista.

¿De dónde saca todo eso?

Acaba deseando que alguien ofrezca sobre mi artículo su opinión autorizada, algo que él podría llevar a cabo por sí mismo. ¿No es mayorcito? ¿O no tiene opinión? Y si no la tiene por qué opina sobre una cosas y no sobre otras? ¿No le basta el Google?

Juan Manuel Olarieta Alberdi

----------

Un poco más sobre el cambio climático
Jordi Bozzo Mulet

No voy a iniciar un ciclo de réplica y contrarréplica después de los dos artículos sobre el cambio climático aparecidos recientemente en esta publicación, el primero de cariz escéptico sobre el mismo y el segundo a favor, basado en un agrio ataque sobre el primero. Personalmente me cuento entre los escépticos, y aunque podría rebatir los argumentos de ese segundo artículo uno por uno, no tengo intención de hacerlo, ya que quien se sale de la controversia científica, siempre legítima y deseable, para caer en la pura descalificación, cuando no directamente al insulto, no merece tal atención. Lo que sí voy a hacer es añadir las puntualizaciones que creo necesarias para desmentir las afirmaciones hechas que pueden confundir al lector honesto. Paso a detallarlas a continuación, intentando ser conciso pero explícito:
•    Primeramente, aclarar que por “cambio climático”, también llamado “calentamiento global”, se entiende la teoría que afirma que el aumento de temperaturas observado en nuestro planeta durante el siglo XX tiene su origen en la actividad humana, principalmente a causa de las emisiones de CO2.
•    Los escépticos ante el cambio climático somos, pues, exactamente eso, escépticos ante tal afirmación. No somos “los negacionistas”. Esta fea palabra, negacionista, está usada con carácter peyorativo y conlleva una fuerte carga política e ideológica. Considero que calificar así a los escépticos en el caso que nos ocupa, o bien denota ignorancia sobre los fundamentos de este escepticismo, o bien encierra una aviesa intención.
•    Los escépticos opinamos que los datos procedentes de estudios en climatología histórica aportan una evidencia suficiente de que el referido aumento de temperatura del siglo XX no es excepcional, sino que encaja perfectamente dentro de las oscilaciones debidas a ciclos naturales que han caracterizado el clima de los últimos milenios, sin haber causado por ello ninguna catástrofe planetaria ni humana. Es así de sencillo, y todo lo demás es palabrería. Como ejercicio intelectual, invito al lector a pensar en los resultados que se derivan de aplicar el principio de la navaja de Occam sobre la aseveración anterior.
•    Es absolutamente lícito, y hasta necesario, el buscar y dar a conocer las explicaciones científicas alternativas de un fenómeno. Reaccionar en tono ofendido y agresivo hacia los escépticos que así lo hacen, acusándoles de “sembrar la duda” entre aquellos que ya han llegado a un “consenso” (otra palabra política), es una actitud más propia de sectarismos dogmáticos que de científicos.
•    Los escépticos no son un puñado de científicos “jubilados” o de excéntricos resentidos, sino profesionales tan cualificados como puedan serlo los no escépticos. A título de ejemplo, recomiendo la lectura del siguiente informe (en inglés): “More than 650 international scientists dissent over man-made global warming claims. Scientists continue to debunk ‘consensus’ in 2008”, con enlace directo aquí: http://epw.senate.gov/public/index.cfm?FuseAction=Files.View&FileStore_id=83947f5d-d84a-4a84-ad5d-6e2d71db52d9.
•    Y sobre la acusación directa hacia los científicos escépticos de “mentir”, la considero tan extremadamente grave que por si misma se descalifica. No merece más comentario que remitirme al resto de apartados anteriores como reflexión.
Esclarecidos estos posibles riesgos de prejuicio, el resto queda al buen criterio de cada uno. Quisiera apelar al lema de ARP-SAPC y a su vez de esta publicación, esto es, al fomento del pensamiento crítico, y por ello animar a los lectores a buscar información, artículos, opiniones de experto, discusiones en foros y blogs, etc., tanto la que apoya las tesis de los defensores del origen antropogénico del cambio climático, como la de los escépticos al respecto, para juzgar y decidir, libre y razonadamente, en consecuencia. Es necesario hacer notar, no obstante, que la información más completa y actual acostumbra a ser en inglés.
Para finalizar, creo que sería interesante comentar que esta polémica sobre el cambio climático no tiene por qué durar demasiado, ya que las predicciones de ambos colectivos sobre la evolución de las temperaturas para este inicio del siglo XXI son opuestas. Según los partidarios del cambio climático por causas humanas, las temperaturas continuarán aumentando en paralelo al incremento de los niveles atmosféricos de CO2. Según los escépticos, las temperaturas pronto deberán descender, si no han empezado a hacerlo ya, siguiendo el ciclo natural referido anteriormente. Personalmente, pienso que dentro de menos de 10 años estaremos hablando ya de una clara tendencia descendente de las temperaturas. El tiempo dirá.

----------

      Bucanetes githagineus (Camachuelo trompetero) viene viviendo desde hace más de tres décadas en el suroeste de España. Él no sabe nada de economía, ni de política, ni de ciencia, ni siquiera de que el planeta en que vive se está calentando. Desde hace algunos años ha ampliado su territorio un poco más. El Cabo de Gata y Calblanque, donde fue avistado por primera vez, se le han quedado pequeños. Ahora, este pequeño habitante del desierto magrebí, de grácil vuelo y extrañísimo canto, ha decidido sorprender a los ornitólogos al salir de su colonia del sureste y lanzarse de lleno a tomar el resto de la península. Mala cuenta nos tendrá si lo consigue porque está considerado como un indicador de desertización. Recientemente nos han sorprendido dejándose ver en las provincias de Granada y Alicante...

Casualmente acabo de descubrir su boletín El escéptico digital y no he podido resistir la necesidad de dirigirme a ustedes para felicitarles de todo corazón por su valiosísima contribución a la difusión de la filosofía y del conocimiento científico. En mi opinión vivimos en unos atribulados tiempos en los que, si bien las pulsiones ancestrales y las respuestas emocionales siguen campando a sus anchas en los hombres, es de una necesidad más perentoria que nunca en la historia de la humanidad una nueva conciencia humana basada en el pensamiento crítico, la reflexión y la ciencia como fuentes de conocimiento verdadero y necesario. Al encontrar su portal web y hojearlo me he sentido profundamente conmovido por la nobleza de sus intenciones y, desde la más humilde entrega, les dirijo mi más enérgico agradecimiento y les auguro una larga y fructífera vida. Nuestra especie debe ser lo suficientemente grande como para regenerarse así misma ya que para afrontar los retos que ahora tiene debe reprogramar su conciencia: no se rindan con esa atlántica tarea de la que se han proclamado adalides porque si unimos nuestro potencial podemos reunir un ejército de seguidores que nos ayuden a regenerar nuestra conciencia para dejar de ser hombres y comenzar a ser humanos.

A través de una pintoresca metáfora el artículo del paracaídas que presentan en el pasado número ahonda en esta labor sin embargo está sin actualizar: corregido con los datos que ahora tenemos se queda espantosamente corto. Concretamente el estudio de Doran publicado en Nature en 2002 debe ser revisado en profundidad: a día de hoy contamos con datos suficientes como para poder confirmar, sin duda alguna, que de enfriamiento de algunas partes de la Antártida nada de nada. Toda la superficie del continente antártico ha sufrido un incremento preocupante de su temperatura. Además, el 75% del incremento de la temperatura media de La Tierra en el último siglo ha ocurrido en los últimos 30 años (es decir 0,6 de los 0,8 ºC de incremento lo han hecho en las últimas tres décadas ( Hansen, J., Mki. Sato, et al. 2007, Dangerous human-made interference with climate: A GISS modelE study <http://pubs.giss.nasa.gov/abstracts/2007/Hansen_etal_1.html> , Atmos. Chem. Phys., 7, 2287-2312). Parafraseando a Donald Kennedy, director de la revista Science : "un acuerdo tan sólido como al que se ha llegado alrededor de este problema es raro en la ciencia".

El Sr. Carmona introduce una ingeniosa reducción al absurdo al comparar la evidencia sobre el clima con la de la utilidad del paracaídas. La metáfora, un tanto extemporánea por innecesaria ante el aluvión de datos irrefutables, podría estar justificada ante un mundo cada vez más ciego y sordo que acaba de despertarse con la resaca del sueño del progreso tras haber aumentado la brecha que separa al individuo cotidiano de las elites intelectuales y económicas. Este hombre aturdido, ciego, sordo y con resaca se encuentra ahora inmerso en una vorágine científica que le pasa por encima como una locomotora... Ahora tiene ante sí el reto de aprender de nuevo el significado de la palabra "verdad".

Lo que me parece escandaloso e indignante es que, a estas alturas, aún haya gente que se dedique a cuestionar y a sembrar la duda sobre lo que ya sabemos con certeza desde hace varios años, máxime cuando lo que les mueve a estos críticos es adaptar las evidencias a una ideología u opinión preconcebida de cómo debería funcionar la civilización. Les sugiero hacerse amigos de algún fenólogo y que conversen con él frente al dulce aroma de las jaras de Monfragüe. Ellos son los centinelas que avizoran la llegada de unos tiempos nada deseables para los que ahora aprenden el alfabeto.

       Sin otro particular, se despide su amigo, Herminio García Alcañiz.

=== ENLACES  =======================================================

1.- i  n  f  o  .  a  s  t  r  o ( http://www.infoastro.com)

El Boletín de las estrellas / Información de primera sobre lo que acontece
en el Universo.

Para suscribirse y recibir los boletines semanales, envíe un mensaje a
infoastro-subscribe@...

--------------------

2. El Horror ( http://www.elhorror.net)

La Biblia, el gran engaño, fraude y mentira de Occidente.

El "Dios del amor y de la misericordia" dejó dicho y ordenado: "Un hombre de
veinte a sesenta años será estimado en cincuenta siclos de plata... si se
trata de una mujer, tu estimación será de treinta siclos...", Lv 27, 3ss.

--------------------

3. Divulc@t ( http://www.divulcat.com/)

El portal de la Ciencia y la Tecnología en el que la divulgación es la norma
que nos acerca al conocimiento y a la democracia.

Para suscribirse a Divulc@t  basta con enviar un mensaje en blanco a
divulcat-subscribe@...

--------------------

4. Asociación Racional y Escéptica de Venezuela
( http://www.geocities.com/escepticosvenezuela/)

La Asociación Racional y Escéptica de Venezuela (AREV) es una organización
independiente y sin fines de lucro, integrada por personas de mente abierta
que se han unido con la finalidad de divulgar el escepticismo y el
pensamiento racional.

--------------------

5. Egiptomanía ( http://www.egiptomania.com/)

Completa web sobre el Antiguo Egipto que nos ofrece una visión objetiva y
crítica, alejada de los titulares de las revistas pseudocientíficas.

--------------------

6. Círculo Escéptico ( http://www.circuloesceptico.org/)

Asociación cultural que tiene como finalidad principal fomentar la práctica del escepticismo, entendiendo por éste al pensamiento crítico y racional, como herramienta indispensable para la comprensión del mundo y la toma de decisiones en la vida diaria.

--------------------

7. Autopista a la Ciencia: La Hora de ACDC ( http://online.rcampus.net/diferido/autopistaalaciencia.ogg)

Programa radiofónico del Aula Cultural de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna en Radio Campus. Una hora semanal para la difusión de la ciencia y la lucha contra las pseudociencias.

--------------------

8. Pensar: Revista iberoamericana para la ciencia y la razón ( http://www.pensar.org)

Una revista que se propone informar, investigar, y fomentar el juicio crítico en todas aquellas áreas que resultan misteriosas y atractivas, con el objeto de conocer cuánto hay de verdad y cuánto de fantasía.

--------------------

9. Ciencia y pseudociencias (http://webpages.ull.es/users/esceptic)

Curso Interdisciplinar de la Universidad de La Laguna dedicado a la difusión de la ciencia y el análisis de las pseudociencias. En activo desde 2001.


=== EL ESCÉPTICO DIGITAL ============================================

EL ESCÉPTICO DIGITAL es una publicación electrónica gratuita, editada y
difundida por ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico:
http://www.arp-sapc.org

Si desea enviar alguna noticia, colaboración o carta a la redacción de EL
ESCÉPTICO DIGITAL puede hacerlo a eed@arp-sapc.org

 - Para darse de alta, envíe un mensaje a elco-aeptico-alta@... o
directamente en: http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/alta
 - Para darse de baja, envíe un mensaje a elco-beptico-baja@... o
directamente en: http://www.eListas.net/foro/el_esceptico/baja
 - Para obtener ayuda, visite http://www.eListas.net/foro/el_esceptico

Copyright © ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org

Se permitirá la reproducción parcial o total de los artículos del presente
boletín siempre que se cite la fuente y la URL del mismo. Igualmente se
agradecerá el que se informe de ello a la sociedad editora de EL ESCÉPTICO
DIGITAL.

EL ESCÉPTICO DIGITAL está abierto a las aportaciones de sus lectores, que
podrán dirigirse a eed@arp-sapc.org

EL ESCÉPTICO DIGITAL no se identifica necesariamente con las opiniones de
los artículos firmados, que pertenecen a la exclusiva responsabilidad de sus
autores.



======================================================================





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com