Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 47 al 76 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 121     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2001 - Número 24
Fecha:Viernes, 6 de Abril, 2001  03:16:16 (+0200)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <gargantua @..........es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la
Pseudociencia
       © 2000 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
       http://www.arp-sapc.org/

    Edición 2001 - Número 24 - 06 de Abril de 2001

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

=== SUMARIO =========================================================

  - De la Bomba Atómica a los platillos volantes: el mito del Cover-Up
(iª parte).

  - Clones y fotocopias.

  - El Miedo a Frankenstein.

  - "Mi experiencia es Universal"

  - Una Historia para no dormir de Terapia New Age

  - Caso del Ensanche Compostelano. En lugar de los espíritus, se
manifestaron los vecinos: "Los únicos casos paranormales son las fiestas
estudiantiles de cada jueves''

  - La NASA, preocupada por la actividad solar durante el lanzamiento de
la Mars Odissey.

  - Myriad, Oracle e Hitachi estudiarán el mapa proteínico.

  - Trampa para cazar neutrinos en el Polo Sur.

  - El centro de élite MIT decide ofrecer 2.000 cursos gratis por
internet.

  - La elite científica española pide el doble de inversión para tener
un nivel europeo

  - Fernando Nottebohm, neurobiólogo: “no sabemos por qué el cerebro
reemplaza neuronas”.

  - Descubren 11 planetas nuevos fuera del Sistema Solar.

  - Descubren un asentamiento de 6.000 años de antigüedad en la isla de
Sicilia.

  - Los quince acuerdan la financiación del sistema de seguimiento por
satélite Galileo.

  - A la vejez la Ciencia.

  - Meme, Contra-Meme

  - La investigación como servicio.

  - Programa “Ramon y Cajal”: el gobierno creará 2.000 plazas de
investigador en cinco años.

  - Reflexiones satíricas en Román Paladino a “la aguja inexistente”.

=== NOTICIAS =========================================================

ANTROPOLOGÍA: DE LA BOMBA ATÓMICA A LOS PLATILLOS VOLANTES: EL MITO DEL
COVER-UP (Iª PARTE)
Por: Félix Ares de Blas

En julio de 1947, en el desierto de Nuevo México, se estrelló una nave
espacial proveniente de otro planeta. Los militares norteamericanos
recuperaron los restos siniestrados y los cadáveres de los ocupantes.
Corren rumores de que alguno de ellos estaba vivo. Así podría empezar
una novela de ciencia-ficción, pero para algunos tal afirmación es un
hecho real. El llamado ‘Incidente Roswell’ es uno de los temas
preferidos de aquellos que defienden la supuesta visita de seres de
otros planetas a nuestra querida Tierra, uno de los mitos modernos que
debería ser analizado por antropólogos y sociólogos. Su estudio
arrojaría luz sobre el surgimiento del pensamiento mitológico, incluso
sobre el origen de las religiones. Ante el investigador se encuentran
todas las claves para analizar la creación y desarrollo de un mito. Esta
es parte de la historia.

Un Cuento de Hadas

Érase una vez unos hombres muy buenos que habían descubierto que los
platillos volantes estaban tripulados por seres del espacio. Ellos
querían dar la buena nueva a todo el mundo; pero había un gobierno malo,
egoísta y despiadado que se negaba a ello. Los hombres buenos llegaron a
conocer que el Ejército del gobierno malo tenía pruebas palpables de la
existencia de los alienígenas. Tan palpables, que incluso tenían una
nave extraterrestre, con sus ocupantes, en un almacén de una base
secreta de Nuevo México.

Los hombre buenos lo publicaron en muchos periódicos para forzar al
gobierno malo a decir, de una vez por todas, la verdad; pero el gobierno
malo, que era mucho más malo de lo que habían pensado, envió a sus
sicarios para destruir todas las pruebas de los sucesos. Muchos testigos
recibieron amenazas de sufrir graves represalias si no se callaban.
A pesar de todo, los hombres buenos siguieron buscando pruebas y más
pruebas de que los extraterrestres existían y el gobierno malo,
sistemáticamente, ocultaba los datos e inventaba historias fantásticas
para encubrir los hechos.

Los hombres buenos no se rindieron y lucharon durante años por conseguir
que los informes secretos del gobierno malo salieran a la luz pública.
Esperaron un nuevo presidente, luego otro y otro. Y, por fin, un nuevo
gobierno autorizó que todos los documentos se hicieran públicos.
Aquel fue un momento de gloria para los hombres buenos que se lanzaron
ávidos a los archivos para mostrar al mundo lo que el gobierno malo
había estado ocultando; pero, ¡oh, desilusión!, pronto descubrieron que
en aquellos documentos no había nada. Al menos nada importante.
El trabajo de los encubridores había sido tan bueno que habían
conseguido que sólo salieran a la luz pública los documentos no
comprometedores.
Los buenos, los auténticos documentos que demostraban la existencia de
los extraterrestres, seguían siendo secretos. O, lo que es peor, habían
sido destruidos.

Pero los hombres buenos sabían que el gobierno ocultaba los hechos. Y
siguieron luchando. Y escribieron miles de libros y artículos
defendiendo sus puntos de vista.

El gobierno sigue negando y encubriendo las nuevas pruebas.
Pero ellos, los hombres buenos, siguen luchando.
Siguen luchando.
Siguen luchando. Y estoy seguro, ¡nietos míos!, que su fe, su trabajo
duro y su perseverancia terminarán ganando. No sé si será hoy o mañana o
dentro de cien años; pero estoy seguro que la bondad ganará.

Escenario para un Cuento

Más o menos ésta es la forma que reviste el cuento de hadas del llamado
cover-up —palabra inglesa que significa encubrimiento— del gobierno
norteamericano en el tema de los ovnis. Los detalles pueden variar y la
longitud del cuento puede ser de una página o de dos mil, pero en
esencia ésa es la historia.

Tal como describe perfectamente Bruno Betelheim en su obra
‘Psicoanálisis de los Cuentos de Hadas’, éstos sufren un proceso
darwiniano. Algunos mueren en su lucha por la existencia. Otros, los que
responden mejor a ciertas necesidades sociales, sobreviven. Al igual que
con las especies, los cuentos de hadas que sobreviven son los mejor
adaptados, pero nunca tienen un forma definitiva: se van transformando a
lo largo del tiempo. Los que no son capaces de evolucionar, mueren.

Este es, sin duda, el caso del cover-up. Por un lado, es un mito que ha
sobrevivido; eso indica que está bien adaptado a las necesidades de
nuestra sociedad. Por otro lado, como cualquier especie biológica, ha
evolucionado por los mismos motivos que lo hacen aquéllas: para irse
adaptando a los cambios del medio (los cambios en las culturas) y porque
los competidores en la lucha por la existencia también van refinando sus
armas de defensa y ataque.

Lo que sorprende a una mente medianamente crítica es que un cuento de
hadas tan burdo haya calado tan profundamente en nuestra sociedad. La
idea del encubrimiento es, por esencia, infalsable. Si el gobierno lo
oculta y no encontramos nada es que la ocultación es muy buena. No
encontrar ninguna prueba es una buena prueba de que las pruebas existen.

Siempre hay muchas razones para que nazcan los mitos, pero normalmente
es muy difícil rastrear los orígenes de los mismos. En este caso la
situación es un poco diferente: es un mito moderno y, por tanto, puede
ser rastreado en la prensa y en la literatura de la época. Éste es el
objetivo del presente artículo: bucear por bibliotecas y hemerotecas en
busca de las posibles causas del nacimiento del cuento de hadas que nos
ocupa.

Cualquier mito, como cualquier ser biológico, hunde sus raíces en épocas
inmemoriales. De hecho, la selección natural nos enseña que todos
procedemos de un primer ser vivo que se ha ido diversificando. Con ello
queremos decir que para explicar el mito del cover-up podríamos
retroceder hasta la época en que los homínidos bajaron de los árboles y
empezaron la odisea que les llevó a ser hombres. Podríamos hablar de la
tremenda perplejidad de aquel homínido que, por primera vez, fue capaz
de ser autoconsciente de sus limitaciones, de la enfermedad y de la
muerte y que, para no suicidarse, inventó una vida más allá de la
muerte; podríamos hablar del miedo a los fenómenos naturales que les
hicieron crear dioses; podríamos hablar de la creencia, fuertemente
establecida en Europa, de que los planetas estaban habitados; podríamos
hablar de Schiaparelli, el astrónomo aficionado, que creyó ver canales
en Marte; podríamos hablar de Sir Percival Lowell, que estaba convencido
de que los canales descubiertos por Schiaparelli eran artificiales;
podríamos hablar de Madame Blavastky y de la teosofía, de sus atlantes;
podríamos hablar del pánico que causó la emisión, en 1938, de la obra de
H. G. Wells titulada ‘La guerra de los mundos’; podríamos hablar de las
obras de ciencia ficción de los años 30 y 40 en las que las naves
extraterrestres eran argumentos cotidianos; podríamos hablar de Charles
Fort, muerto en 1932, y su abigarrada colección de hechos extraños que
él explicaba en base a unos seres extraterrestres; podríamos hablar de
Ray Palmer, de sus revistas (primero ‘Amazing Stories’ y luego ‘Fate
magazine’) y de su influencia en la conformación final del mito ovni y
del cover-up...

Pero todo ello nos llevaría muy lejos, nos alargaría demasiado. Así que
hemos preferido empezar en la década de los 40 y en el país en el que
nació el mito: Estados Unidos.

La década de los 40 está marcada por un hecho trascendental: la Segunda
Guerra Mundial, y dentro de ella hay un aspecto sumamente destacable, el
lanzamiento de las primeras bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.
Tampoco debemos olvidar que, en Estados Unidos, la paranoia
anticomunista iba creciendo paulatinamente a lo largo de la década y que
desembocaría en la caza de brujas del Senador McCarthy.

Estos dos temas tienen una importancia capital a la hora de entender el
nacimiento del cuento de hadas del cover-up, y por lo tanto en el del
mito del platillo estrellado.

Nace la bomba atómica: militares y secretos

16 de julio de 1945 a las 5:30 de la mañana, en una esquina del campo de
tiro de la Fuerza Aérea en Alamogordo. Julius Robert Oppenheimer acaba
de dar la orden de hacer detonar la primera bomba atómica de la
historia. El general Farrell, ayudante del general Groves, responsable
del “proyecto Manhattan” —cuyo fin era obtener la bomba atómica— nos
cuenta así sus impresiones: “Toda la región se encontraba bañada en una
luz devoradora, mucho más potente que la del sol de mediodía... Al cabo
de treinta segundos se produjo la explosión, la presión del aire golpeó
contundentemente los seres y las cosas y, casi inmediatamente, se oyó un
rugido persistente y lúgubre, semejante a un anuncio de la llegada del
Juicio Final”.

Este era el resultado de algo más de dos años de trabajo en el
laboratorio de Los Álamos, en Nuevo México. A principios de 1943, Los
Álamos no era nada más que una escuela de Exploradores, instalada a
2.000 metros de altitud en plenas montañas, contando con suministro de
agua y electricidad. La ciudad más cercana es Santa Fe. Unos meses
después, tres mil personas del ejército empezaban la construcción de un
laboratorio de investigación nuclear que en su faceta científica sería
dirigido por Oppenheimer y en la militar por el general Groves. Respecto
a aquel laboratorio todo era secreto. Secreto el trabajo que realizaban,
secreta su localización e incluso secreta su existencia. Pero por mucho
que se intente es muy difícil mantener en secreto un lugar en el que
trabajan más de 1.500 personas. No obstante se intentó.

El personal destinado al laboratorio recibía como dirección el número
109 de East Place en Santa Fe. Allí les recibía Dorothy MacKibbing
quien, tras algunas explicaciones, les hacía montar en un autobús
militar que les transportaba a “la Meseta”. Oficialmente Los Álamos no
existían, por tanto todos los trabajadores recibían su correspondencia
en el apartado de correos 1663 de Santa Fe. Las cartas eran censuradas,
lo mismo que las llamadas telefónicas. Las visitas a Santa Fe estaban
restringidas a una al mes. A nadie se le permitía decir nada que hiciera
sospechar de la existencia del laboratorio:

“Las reglas de censura eran severamente criticadas, las llamadas
monitorizadas eran un engorro. Tú estabas diciendo a papá, o al tío Joe,
que el domingo pasado habías ido de excursión. Él te preguntaba dónde, e
inmediatamente el monitor te cortaba la comunicación para impedir tu
respuesta. Frecuentemente nunca podías volver a comunicarte con él”.
“Todo el mundo compraba en Santa Fe, que estaba lleno de hombres del G2;
siempre podías descubrirlos, porque todos ellos llevaban sombreros de
ala ancha, de paja en verano, de fieltro en invierno. Los G2 seguían a
la gente de Arriba por toda la ciudad para vigilar que no hablaban con
nadie por la calle.”
“Se suponía que la gente de Los Álamos debía pasar de largo junto a sus
propios padres si se los encontraba por la calle. Los G2 vigilaban que
no echaran subrepticiamente ninguna carta al correo, y los seguían al
interior de La Cantina (el bar de La Fonda)...”

Pretender mantener el secreto de un laboratorio en cuya construcción
trabajaron 3.000 personas y en el que vivían 1.500 era como intentar
poner puertas al campo. Todavía peor, había enormes dudas sobre los
efectos de la radiactividad en los humanos. Se intentaba por todos los
medios que la explosión se hiciera en un día calmado, para evitar que
los vientos transportasen los detritus radiactivos a las poblaciones
vecinas. La climatología era fundamental, por ello durante los días
anteriores a la detonación los meteorólogos “enviaban globos
meteorológicos desde el lugar cada pocas horas, y una vez al día un
pequeño avión lleno de instrumentos volaba hacia el nordeste para
intentar predecir el tiempo”.

Todavía más, había grupos de científicos esparcidos por todo el sur de
Nuevo de México preparados para controlar la precipitación radiactiva, y
con ellos había grupos de policías militares cuyo trabajo sería evacuar
a la población si los niveles de radiactividad se hacían demasiado
altos. Un último detalle: una de las grandes incógnitas sobre el
lanzamiento de la bomba era si un avión sería capaz de arrojarla y huir
lo suficientemente deprisa como para evitar que la onda expansiva lo
alcanzase. Para verificarlo, todos los días un avión B-29 despegaba de
la cercana base aérea de Roswell y efectuaba pruebas de tiro por encima
del lugar previsto para la explosión. De hecho, planeaban volar cerca de
la torre justo antes de la detonación, dejar caer un paquete de
instrumentos en vez de la bomba real, y luego alejarse a toda prisa. Era
un ensayo del lanzamiento sobre Japón.

Los rumores se extendieron por Santa Fe, y sus alrededores: “Unas
semanas antes de la explosión de Alamogordo, una revista de
ciencia-ficción americana, publicó... un artículo sensacional: la
humanidad consigue captar la energía nuclear. Revuelo en Nueva York. Los
servicios de seguridad reaccionan inmediatamente. En el más absoluto
secreto, se hizo comparecer al autor del artículo. A los pocos días se
le soltó. Indicándole de la forma más perentoria que permaneciera en
silencio. Había sabido reconstruir, por simples deducciones, todo el
tema de la energía nuclear”

El día señalado para la explosión, el general Groves estaba histérico,
pensó en posibles saboteadores, incluso pensó en los japoneses, llegando
en paracaídas, e insistió en poner guardias militares en la torre donde
estaba la bomba. “El 17 de julio de 1945, Stalin, Truman y Atlee se
reunían en Postdam, en las cercanías de Berlín. Las tropas soviéticas y
aliadas acababan de establecer contacto en el Elba, y en Berlín y Viena
ya surgían las primeras discrepancias, las premisas para la guerra fría
que durante los próximos años debía minar el mundo y tenerlo
continuamente al borde de una nueva y aún más terrible guerra. Y esos
criterios e incomprensiones tomaron un aspecto más claro y violento en
Postdam... [Truman] recibió un informe reservado... [desde] Alamogordo,
Nuevo México, comunicándole que a las 17:30 se había hecho estallar la
primera bomba atómica con efectos que los aparatos de control detectaron
como muy superiores a cuanto se esperaba.”

En el laboratorio de Los Álamos, además de la bomba que acaba de
estallar, se habían construido otras dos. Una del mismo tipo que la
recién explosionada, de tipo de implosión con plutonio, que por su
aspecto redondeado fue apodada Fat Man (Hombre Gordo); previamente se
había construido otra bomba, basada en uranio 235, cuyo aspecto era
mucho más alargado, pues para alcanzar la masa crítica se lanzaba una
parte del combustible mediante un cañón interno. Su aspecto larguirucho
y delgado le valió el sobrenombre de Little Boy (Niño).

Hiroshima y Nagasaki

Nada más realizarse la prueba experimental de Alamogordo varios B-29 de
la base de Roswell partieron para el Pacífico llevando a bordo a Little
Boy y a Fat Man. A las 2:45 del día 6 de agosto, el bombardero B-29
llamado Enola Gay, que había sido especialmente adaptado para
transportar a Little Boy, despegaba de la isla de Tinian, cerca de Guam,
en las islas Marianas. Su destino: Hiroshima.

A las 8:14 de la mañana, hora local, el mayor Thomas Ferebee dejó caer
la bomba. Unos pocos minutos más tarde hubo un brillante destello, más
brillante que mil soles, dirían algunos. Poco después, del centro de
Hiroshima sólo quedaban unas miserables ruinas.

El terrible poder del átomo quedaba demostrado. Según las cifras
oficiales murieron en el acto 78.000 personas, aunque la ciudad de
Hiroshima eleva a 200.000 esta cifra. Más de 60.000 edificios fueron
destruidos. Pocos minutos después los incendios asolaban el resto de la
ciudad.

Un minuto después del mediodía, el 9 de agosto, Fat Man, un duplicado de
la bomba que se había probado en Alamogordo, explosionó sobre Nagasaki.
La ciudad fue destruida y hubo 68.000 muertos.

Los B-29 volvieron a su base de Tinian y de allí a Roswell, donde tenía
su base el 509 Grupo de Bombarderos de la Octava Fuerza Aérea, que así
se convirtió en el primer agrupamiento atómico del mundo.

El día 14 de agosto, por primera vez en la historia del Japón, un
emperador se dirigía a su pueblo, anunciándoles que la guerra se había
acabado, que habían sido derrotados “...El enemigo a comenzado a emplear
una bomba nueva y cruel, cuyo poder destructivo es ciertamente
incalculable, cobrando el cruel peaje de muchas vidas inocentes. Si
continuamos luchando, no sólo conseguiremos el derrumbamiento definitivo
y la destrucción de la nación japonesa, sino que también contribuiríamos
a la extinción total de la civilización humana. Ante tal situación,
¿cómo vamos a salvar las vidas de millones de súbditos o a justificarnos
ante los espíritus santificados de nuestros Antecesores Imperiales? Esta
es la razón por la que hemos ordenado la aceptación de las cláusulas de
la Declaración Conjunta de las Potencias Aliadas...”

El 2 de septiembre, los japoneses firmaban la capitulación a bordo del
buque norteamericano ‘Missouri’ que estaba en la bahía de Tokio. La
guerra había acabado, pero comenzaba la guerra fría. El enemigo de
Estados Unidos ya no eran Japón o Alemania: ahora eran los Rusos los
comunistas. Todo lo que oliera a socialista era tachado de comunista y
de colaboracionista con el enemigo.

[Nota] * Félix Ares de Blas es Dr. en Informática  y Director del
Miramón Kutxaespacio de la Ciencia de San Sebastián www.miramon.org.
Actualmente es Presidente de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento
Crítico http://www.arp-sapc.org/.
El presente artículo apareció publicado dentro del apartado que Recol
http://www.recol.es/ dedica a  la información científica.

                           ------------------

CLONES Y FOTOCOPIAS
Por: Luis Alfonso Gámez

Vivimos rodeados de clones. Yo tengo a dos entre mis amigos: se llaman
Carlos y Pablo. Son gemelos genéticamente idénticos; es decir, clones
naturales. En algún momento antes del decimoquinto día posterior a su
concepción, el embrión que portaba en el útero su madre se dividió en
dos grupos de células que, con el tiempo, derivaron en Carlos y Pablo.
Como ellos, hay muchos caminando por las calles de todas las ciudades
del mundo y no sé de nadie que cuestione que cada uno es una persona
diferente. Sin embargo, desde que en 1996 nació la famosa oveja Dolly,
la posibilidad de recurrir a la clonación humana es percibida por muchos
como una monstruosidad. Y es que las imágenes de multitudes de
'hitleres' brazo en alto, de bebés nacidos para serles extraídos los
órganos con el objeto de transplantárselos a los 'originales', de la
clonación como una especie de resurrección sólo al alcance de los más
ricos... resultan ciertamente inquietantes. Tanto como falsas.

Al igual que Carlos y Pablo, los clones artificiales, de existir, se
asemejarían entre sí físicamente; pero serían individuos diferentes. Ya
fueran uno o cien. Pensar que un clon humano no es más que una especie
de fotocopia del 'original' es reducir la personalidad a los genes. Es
afirmar que todo está escrito en ellos, que el ambiente no tiene nada
que ver en nuestro desarrollo personal y que los hermanos gemelos son un
único individuo. La genética condiciona en gran medida nuestro futuro
biológico; pero no lo es todo. Craig Venter, director de Celera
Genomics, reconoció, en la presentación pública del borrador de nuestro
genoma el pasado 12 de febrero, que "el entorno es tan importante como
nuestro código genético" en la aparición de las enfermedades. Si
hablamos de la personalidad, el 'tan' se queda corto.

Hitler surgió donde surgió y en una época determinada. Como Einstein, al
que también se suele citar como ejemplo de sujeto susceptible de
clonación, aunque en sentido positivo. Para que de una célula clonada
procedente de Einstein naciera otro Einstein, éste habría de tener
idéntico desarrollo embrionario que el original -los gemelos poseen
diferentes cableados neuronales, lo que ya es una dificultad insalvable-
y vivir, después, todas y cada una de las experiencias del genio de Ulm,
algo imposible simplemente porque estamos en el siglo XXI y el padre de
la teoría de la relatividad nació en el XIX. Así pues, ahuyentemos de
nuestras cabezas algunos fantasmas, y también ilusas esperanzas de vida
eterna.

La clonación humana, temida por muchos, ha suscitado en algunos la
pretensión de revivir a sus muertos. Así, un matrimonio estadounidense
va a pagar 38 millones de pesetas a una empresa radicada en Bahamas para
que 'resucite' a su hijo, un bebé de diez meses fallecido durante una
operación en principio sin importancia. Los desesperados padres, una
pareja todavía en edad fértil, están dispuestos a gastarse en ese sueño
imposible la indemnización que les ha otorgado la Justicia como víctimas
de una negligencia médica. El dinero acabará en las arcas de Clonaid,
una compañía filial de la secta de los raëlianos, organización cuyo
fundador dice estar en contacto con los extraterrestres.

Los raëlianos, que hace unos años intentaron sin éxito abrir una
embajada alienígena en Israel -no les ayudó precisamente que su símbolo
fuera entonces (a raíz de ese fracaso lo sometieron a un rediseño) muy
parecido a la cruz gamada-, se embarcaron en febrero de 1997 en un
proyecto de clonación humana que camina viento en popa gracias a lo
saneado de su economía. La secta dispone del equipamiento adecuado, de
científicos capacitados, de donantes de óvulos y de madres de alquiler
dispuestas a llevar en su interior embriones ajenos. Con tal rampa de
lanzamiento –los expertos no dudan hoy en día de su capacidad para
clonar a humanos-, han centrado su negocio en personas que han perdido a
seres queridos, un auténtico filón en el que se aprovechan de esa idea
tan popular como errónea de que la clonación es un medio para duplicar
personas, cuando lo que se duplican en realidad son células a partir de
las cuales se pueden desarrollar luego individuos.

"¿Quién, hoy en día, se escandalizaría por devolver a la vida a un bebé
de diez meses que murió accidentalmente? La tecnología lo hace posible,
los padres lo desean y no veo en ello ningún problema ético", afirma
Brigitte Boisselier, directora científica de Clonaid en la 'web' de la
compañía. A pocos escandalizaría devolver a la vida a personas, si se
pudiera. Sin embargo, la publicidad de los raëlianos es falsa. La
tecnología no puede resucitar a nadie. Ni por los más de 38 millones de
pesetas que cobran los raëlianos por sus servicios, ni multiplicando esa
cantidad hasta el infinito. No hay resurrección posible. La mente, la
personalidad, reside en el cerebro y, cuando éste muere, aquélla deja de
existir. Quienes, por ignorancia, van a pagar a estos sectarios por
revivir a un familiar van a ser estafados económica y emocionalmente, y
posiblemente causen indirectamente un gran daño al nuevo ser. Un daño
que no tendrá su origen en que sea o no clonado, sino en las
expectativas puestas en él por sus progenitores.

Por lo que se refiere al bebé antes citado, es difícil que el nuevo niño
defraude las falsas expectativas de los padres: su corta edad al morir
impedirá la destrucción de la creencia de que el clon es el original
redivivo. Sin embargo, cuando el clon sea de un adulto -hay varios
clientes de los raëlianos en esa situación-, sufrirá en sus carnes el
ser considerado su hermano gemelo resucitado. Por desgracia, únicamente
los hechos y el tiempo convencerán traumáticamente a esos clientes de
Clonaid de su inmenso error. Sólo años después del nacimiento del nuevo
ser comprenderán que también en la clonación las apariencias engañan,
que el gran parecido físico entre el 'original' y la presunta
'fotocopia' no implica que sean la misma persona. Son, simple y
llanamente, gemelos; aunque hayan nacido con años de diferencia.

Ese mismo hecho impide que la tercera de las pesadillas apuntadas al
principio cobre visos de verosimilitud. Imaginar 'fábricas de clones
humanos' para proporcionar órganos de repuesto a los 'originales', que
así evitarían cualquier tipo de rechazo, es algo a lo que indirectamente
apuntan en cuanto tienen oportunidad los más fervientes opositores a la
clonación. Una idea disparatada porque los clones no son fotocopias sin
más contenido que el 'original', sino que, como hemos visto, son
individuos diferentes con su propio contenido, con su propia
personalidad. Es decir, sujetos que ostentan los mismos derechos
fundamentales que el resto de los humanos. Pero es que, además, aunque
alguien sin escrúpulos decidiera crear clones humanos para extraerles
uno o varios órganos en beneficio de los 'originales', el coste de la
empresa -tendría que crearlos y mantenerlos vivos hasta décadas antes de
utilizar sus órganos, si es que es preciso- sería enorme.

Frente a ello, frente a lo que, dejando a un lado implicaciones éticas,
sería el equivalente a producir coches para extraerles piezas -partiendo
de la base de que las de un 'coche clónico' sólo serían aptas para un
único 'coche original'-, los científicos ven cada vez más factible
cultivar órganos individualmente a partir de las conocidas como 'células
madre'.

Estas células, presentes en los primeros estadios del desarrollo
embrionario, son pluripotenciales, tienen capacidad para convertirse en
cualquiera de las especializadas de nuestro organismo, y se ha probado
ya en mamíferos que pueden generarse a partir de otras especializadas.
¿Qué quiere decir esto? Que puede que en un futuro no muy lejano, si
necesitamos un trasplante de riñón, baste con tomar una célula de
nuestra piel, revertirla hasta el estado de 'célula madre' y, después,
darle las instrucciones oportunas para que se multiplique hasta dar
lugar a un riñón. Ésa es la línea en la que trabajan varios grupos
científicos punteros, entre ellos, el de los 'padres' de Dolly.

La clonación humana está ahí. La caja de Pandora se abrió con el
nacimiento de la primera oveja clónica y de ella saldrán en el futuro
clones humanos. No hordas de 'hitleres' ni 'Lázaros' resurrectos, sino
nuevos individuos únicos e irrepetibles. Y, posiblemente, estarán aquí
antes de lo que esperamos. Quizá no pase mucho tiempo antes de que la
clonación sea una técnica reproductiva más para ciertos casos de
esterilidad, lo que, como augura Lee M. Silver, de la Universidad de
Princeton, en su libro 'Vuelta al Edén', supondrá un auténtico revolcón
para nuestro concepto tradicional de familia. Imaginemos que mi mujer y
yo decidimos tener un hijo a partir de la clonación de una de mis
células. El pequeño será socialmente nuestro hijo; pero biológicamente
será mi gemelo, el cuñado de mi esposa, un hijo de mis padres y un
hermano más de mis hermanos. Un cambio de mentalidad que no tendrán
dificultades en asumir aquellos que recurran a esta técnica como última
posibilidad para reproducirse, para tener hijos. Como no las tienen, por
fortuna, miles de parejas a la hora de considerar hijos, hermanos o
nietos a niños adoptados, aunque el color de su piel sea diferente y no
porten sus genes. Siempre que la técnica garantice que el ser humano
producto de la clonación va a desarrollarse como cualquier otro de
nosotros -sin deficiencias derivadas del proceso-, el debate social
sobre esta técnica ha de tener como eje el derecho a reproducirse de
aquellos que
sólo puedan hacerlo por clonación y, establecido que el clon es una
persona con todos los derechos, afrontarse únicamente desde una
perspectiva humanista.

                           ------------------

EL MIEDO A FRANKENSTEIN
Por: Javier Armentia

Acaso los monstruos más horribles (¿los únicos?) son los que creamos los
humanos.

Esa labor colectiva que es la ciencia ha sufrido diversos
desvirgamientos a lo largo de la historia, pero los más importantes
tuvieron lugar el siglo pasado. Por un lado, la ciencia proporcionó
herramientas de destrucción global, a una escala que nunca ninguna
especie viva había tenido. Por otro, está Frankenstein.

La capacidad de manejar las enormes energías que se mantienen dentro de
cada átomo, de cada núcleo de ese átomo era un sueño hace sólo cien
años, cuando se intentaba ver cuál era su estructura. Pero con el
nacimiento de la mecánica cuántica (el artículo en el que Max Planck
define la palabra “quantum” como ese trocito mínimo de energía, ese
paquete en el que se produce la radiación térmica se publicó a mediados
de diciembre de 1900) y su desarrollo en los primeros decenios del siglo
XX, aparece como realidad el viejo sueño alquímico de manipular la
materia convirtiendo unas cosas en otras. Y con ello aparece la
evidencia de que esa manipulación proporciona energía en una escala que
nunca ninguna otra fuente o recurso fósil podría hacerlo. Es la energía
atómica que, y no es casual, se desarrolla en un contexto bélico, con el
objetivo de crear el Arma Definitiva, aquella tan terrible, tan
destructora, que su sola mención consiguiera paralizar al enemigo.

Pero los humanos somos como somos, y las amenazas nunca nos han bastado.
Así que se decidió tirar un par de bombas antes de acabar una guerra,
había que hacer palpable la capacidad de devastación del nuevo poder.
Acabó esa guerra, surgió una guerra fría, una carrera armamentística, y
todavía vivimos, más de cincuenta años después, con el miedo en el
cuerpo por esos arsenales que siguen apuntando objetivos militares que
llaman “estratégicos”: qué cruel, cuando la estrategia es la de no poder
usarlos, a riesgo de destruir por completo el mundo.

La ciencia, con los científicos que colaboraron en ese proyecto
Manhattan y los que posteriormente continuaron mejorando y optimizando
la capacidad destructiva, dejó con esto (si es que lo había sido alguna
vez, cuestión discutible, por supuesto) de ser esa torre de marfil
alejada del bien y del mal, motor genuino de progreso. La ciencia perdió
su virginidad, por vez primera, y nos mostró que, como actividad humana
que es, estaba sujeta a los mismos males y a las grandes glorias que
todo lo humano. Cierto es que con ello nació también una necesidad de
responsabilidad de quien hacía la ciencia, una asignatura que aún
tenemos en muchos aspectos pendiente: cada avance, cada investigación
tienen unas consecuencias posteriores que se deben evaluar, analizar los
riesgos que pueden conllevar, justificar no sólo que metodológicamente
son correctas, sino si son éticas o no.

Comentaba, en cualquier caso, al principio, un segundo suceso del siglo
pasado que descabalgó esa idea puritana y virginal de la ciencia. Y le
había dado el nombre de Frankenstein, ese relato en el que Mary Shelley
cuenta (no por primera vez en la historia de la literatura, pero sí en
la era moderna) la penuria de un hombre que llega a ser capaz de
manipular la vida. Aunque no como en la ficción, la ciencia se ha
convertido en Frankenstein hace tiempo. Y eso da miedo. Parece que
concita los atavismos de las religiones, que dejan solamente en las
manos de los dioses la manipulación de lo vivo. Algo así como si hubiera
un mandato “podréis manipular la materia, pero los seres vivos son cosa
Mía”.

En el siglo XX, sin hacer caso de ese hipotético mandato (que sigue en
boca del Papa de Roma y de tantos otros), la ciencia se adentró en las
bases moleculares de la vida, nos permitió descubrir el lenguaje en que
se escribe, nos ha mostrado cómo aprender a manipular esas palabras de
aminoácidos. Digo la “ciencia” en su conjunto, porque todo este nuevo
universo de estudio no solamente era cosa de la biología, sino que echa
mano de una física y una química muy complejas. El descubrimiento en
1953 de Watson y Crick de la estructura del ADN, aunando toda una serie
de técnicas y teorías científicas, abría un nuevo paso para comprender
que la vida, en el fondo, tenía el mismo lenguaje que el resto de la
materia.

En cierto modo, era un golpe completo al vitalismo y a sus herederos
ideológicos que aún hoy perviven en las religiones, los sistemas de
creencias: que hay algo como aquél “élan vital” que hace que la materia
inerte y la viva sean radicalmente diferentes. Pero no es así.
Frankenstein comenzó a escribir a golpe de Adenina, Citosina, Guanina,
Timina o Uracilo. Consiguió multiplicar las pequeñas hebras de escritura
genética gracias a técnicas como la reacción en cadena de la polimerasa,
para disponer de mucho material para su análisis, encontró la manera de
insertar nuevas palabras, modificar otras, en cierto modo se disponía de
un primario procesador de textos que, en vez de ficheros o páginas,
escribía seres vivos.

No hay que seguir mucho más la historia del Frankenstein real: la
tenemos todos los días en la prensa. Hace medio año ha acabado de
transcribir el volumen de la enciclopedia de los seres vivos referido al
ser humano. Ese Genoma está ya en la estantería, mientras otros
científicos empiezan a reconocer las recetas que contiene para muchos y
diversos fines: la manipulación técnica que ya permitió desde hace
quince años crear seres transgénicos; la identificación de cadenas
responsables de la génesis o la propensión a enfermedades; la manera de
manejar células madre, totipotentes, de los embriones, que tras
diferenciarse podrán crear diversos tipos de tejidos o materiales vivos;
la clonación de seres vivos (Dolly se apellidaba Roslin porque el
Instituto que la creó así se llama, pero podría haber tenido como
sobrenombre “Frankenstein”)... y tantas otras cosas que veremos:
clonación humana, supermercado de genes, nuevas armas contra las
enfermedades, erradicación de otras y sin duda aparición de nuevos
problemas.

Decía antes que todo eso da miedo. Y es comprensible. Me explico: no
porque estemos manipulando materia viva, sino por la misma razón que
apuntábamos en el caso de la capacidad de destrucción física. La ciencia
no es ajena a las necesidades, a los intereses, a la manipulación o al
control. Y a menudo se olvida por quienes están abanderando esta nueva
revolución de las ciencias, quienes nos están abriendo paso a la nueva
Era Genética, esa obligación responsable de la ciencia con lo que hace y
con lo que produce.

En la fantasía romántica de la Shelley el horror viene de haber liberado
unos poderes para los que, quizá, la especie humana no estaba preparada.
Es ese juego del aprendiz de brujo con algo que le supera lo que provoca
la destrucción, la injusticia. Yo no creo que necesariamente sea así: al
fin y al cabo los humanos hemos estado siempre haciendo cosas muy por
encima de lo que se podría pensar que nos es natural o dado. Es de hecho
una de las características humanas: aprender a manipular el entorno en
el que vivimos. La manipulación de la vida no es sino un estadío más en
esa lucha de nuestra especie. La escala de estas nuevas capacidades, sus
posibles efectos no ya sobre lo que nos rodea sino sobre nosotros
mismos, sin embargo, sí nos deben alertar para evitar la creación de un
nuevo monstruo, del golem que dé al traste con lo que conocemos y somos.

Para vencer al monstruo, hemos de aprender a conocer cómo será, qué
consecuencias tiene lo que estamos haciendo en los laboratorios, qué
control hemos de establecer para evitar que una vez más ese adagio que
dice “si algo se puede hacer, se hará” se verifique. No todo lo posible
ha de ser lícito o ético. Pero en el establecimiento de lo que se debe o
se puede (o no se debe o no se puede) hacer, ha de colaborar la misma
ciencia, que es la única capaz de comprenderlo, o al menos de llegar a
intuirlo adecuadamente. No son de recibo los apriorismos, las proclamas,
las preconcepciones o las creencias. El pueblo llano que arrasa el
laboratorio de Frankenstein no puede llegar a entender eso: su acto de
destrucción es la llamada de la caverna, la vuelta atrás.

Realmente, no hay posibilidad de vuelta atrás. Estamos abocados a esa
nueva era y más que quemar el laboratorio, hemos de preocuparnos por
asegurar que lo que se hace dentro es correcto.

                           ------------------

"MI EXPERIENCIA ES UNIVERSAL..."
Por: Oscar Lamorgia

En ocasiones me pregunté acerca de la legitimidad de los resultados
recogidos por muchos de los formatos terapéuticos que, desde este
espacio, vienen siendo incesantemente cuestionados.

A poco de andar, opté por el simplismo de intentar demostrar las
equivocaciones técnicas que -a juicio de este escriba- presentaban, o en
el colmo de la abstracción teorético-cognoscitiva, procuré socavar sus
directrices epistémicas (cuando las había…).

Así las cosas, fui estableciendo coordenadas que me permitieran observar
repeticiones cuya recurrencia, hoy abarrota los escaparates de las
librerías (particularmente en el rubro denominado autoayuda y superación
personal).

Una experiencia personal en relación con el abuso y la violencia dio
lugar a que una reputada psicóloga y epistemóloga argentina armase una
paupérrima teoría en la cual detrás de cada hombre existe un golpeador.
Sus libros destilan un tufillo a militancia feminista que vectoriza sus
esfuerzos hacia la isla de Lesbos.

Jorge Bucay también ha convertido su derrotero personal en el faro que
guía la vida de sus seguidores.

El programa de doce pasos de Alcohólicos Anónimos induce cuestiones para
luego pretender que las detectó.

Así puede verse con una claridad meridiana cómo la parafernalia
terapéutica más profusa reclama lauros análogos a la hora de encontrar
su lugar en la comarca psi. ¿Revelaría esto acaso que algunas de ellas
producen resultados y otras no? Dejaré en suspenso la respuesta que hoy
tengo a ese interrogante...

Si se me permite una pequeña digresión, quisiera recordar tres anécdotas
de muy diverso origen, pero que se enlazan tanto en lo ínsito de su
estructura como en la estatura de su calaña moral:

Yoko Asahara, el líder de una secta japonesa de carácter fundamentalista
que hace algunos años concitó el interés general a raíz de una serie de
atentados perpetrados por sus acólitos, comentaba en repetidas ocasiones
que había recibido "la luz divina" cuando laborando como labriego, se
golpeó con el mango de una azada en la cabeza y al volver en sí todo fue
diferente (tanto para el como para los creyentes en sus patrañas).
Infinidad de líderes sectarios han descrito momentos de arrobamiento
iniciático, reproduciendo en sus seguidores los rituales inherentes a la
mitología que originó los movimientos de marras. Otro ejemplo lo
constituye el Gurú Maharashi y el ritual donde el premi (discípulo) "ve
la luz" a partir de la presión que el maestro ejerce con su puño sobre
el globo ocular de quien está pronto a recibir la iniciación.

En cierta oportunidad, y en una época donde Bjön Borg era una de las
principales estrellas del tenis a nivel mundial, muchos tenistas habían
copiado su modo de practicar el tiro de revés cruzado. Ello consistía en
tomar la raqueta con las dos manos y cobrar impulso con un pivote de
caderas. No faltaron tratadistas como Stan Smith quienes desde sus
aporreadas máquinas de escribir argumentaban sobre las bondades de tal
técnica. Unos años después y siendo consultado sobre ese tema en un
reportaje, Borg comentó la siguiente historia: "Siendo yo muy chico (6 o
7 años) y habiéndo iniciado mi práctica tenística, no podía llevar a
cabo el revés con una sola mano por cuanto mis padres me habían comprado
una raqueta demasiado grande para mi edad con la idea de que me sirviese
por muchos años. De allí me quedó la costumbre de tomarla con ambas
manos y luego ya no pude corregir ese defecto."(subrayado del autor).

Corría la década de los 80´ cuando un ignoto apellidado Angotti solía
aparecer en tabloides y programas televisivos de interés general,
promocionando una "infalible" loción capilar de su creación, la cual
habría sido concebida según los dictados de las rigurosísimas reglas
alquímicas descubiertas en un polvoriento librejo de Nostradamus. Ello
no representaría ninguna novedad si no fuese porque el individuo en
cuestión era calvo y usaba un bisoñé. Situación que solía justificar
haciendo alusión a una supuesta descarga eléctrica que había sufrido
muchos años antes y que sería la responsable de su irrecuperable
calvicie (y seguramente también de su actual forma de pensar). Como
suele suceder, no faltaron testimonios de pacientes que habiendo sido
tratados con el brebaje en cuestión, afirmaban haber logrado pelajes
profusos partiendo de formas alopécicas de lo más variopintas.
Nuevamente la pregunta sería la siguiente: ¿Producía esta loción
resultados?

Creo que en las tres anécdotas, existe un aspecto convergente con
respecto a lo que ocurre en el plano que nos ocupa: El de las prácticas
psi. Tal analogía se sustancia en falacias menos imputables a las
respuestas ensayadas que a las preguntas mal formuladas.

Pero seamos aún más claros. Afirmo categóricamente que todos los
movimientos sectarios; todas las ideologías religiosas; todas las
lociones capilares y todas las psicoterapias producen resultados. La
pregunta correcta sería: ¿De qué clase son tales resultados? ¿En qué
corpus doctrinario se sostienen? ¿Le alcanzan al involucrado los frutos
recogidos? ¿Sería justo que alguien que pasó su vida hablando con Alá,
se topase al morir con un señor de níveas barbas en lugar de hacerlo con
un harén de odaliscas danzantes?

Ya en otro lugar y a modo de broma escribí que aún un reloj
descompuesto, marca la hora correcta dos veces al día.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

MORIR EN LA TERAPIA DE RENACIMIENTO
Por: R. M. de Rituerto - Chicago
Noticia enviada por: Jorge J. Frías

Una niña fallece asfixiada por los médicos y a la vista de su madre
adoptiva en una brutal terapia de choque en EE UU

Candance Newmaker nació para sufrir. Su vida fue tan corta en años como
larga en angustia. Con apenas diez años fue sacrificada en una
estremecedora sesión de terapia new age con la que se pretendía hacerla
volver a nacer como una niña feliz, amante de su madre adoptiva. La
noche antes de morir, Candance había soñado que un hombre quería
matarla. 'Tengo miedo de que me pase lo mismo que en el sueño', dijo
antes de ser sometida a un tratamiento que le costó la vida por asfixia.
Dos terapeutas juzgadas estos días en Colorado (EE UU) por esa muerte
hablan de trágico accidente.

La niña tuvo unos primeros años duros, en una familia natural de la que
fue separada a los cinco años tras haber sido atendida dos veces por los
servicios sociales. Jeane Newmaker, una enfermera soltera de Carolina
del Norte, la adoptó cuando Candance tenía seis años. Para la nueva
madre, la relación se convirtió en un calvario. Candance, que había
vivido en tantas casas como años tenía, era una niña con la que no se
podía establecer ningún vínculo de amor. Jeane había oído de Connell
Watkins, una terapeuta de Colorado, que trabajaba con niños adoptados.
En dos semanas, y por 7.000 dólares, Watkins ofrecía un tratamiento que
prometía un niño nuevo y amante de su nueva familia. El momento crucial
de la terapia era aquél en el que al pequeño se le envolvía en mantas,
que creaban una especie de útero del que nacía un ser diferente. El 18
de abril de 2000 iba a ser el gran día para las Newmaker, madre e hija,
el principio de una vida armoniosa y feliz. Candance fue entregada a la
terapeuta. La madre fue invitada a seguir la sesión, mediante circuito
cerrado de televisión. La niña había dormido mal, con pesadillas y se
sentía cansada y sin ganas de pasar la prueba. Tras asumir la posición
fetal, fue envuelta en un manta sobre la que se echaron cojines. Las dos
terapeutas y dos ayudantes presionaban sobre el bulto al tiempo que
Ponder pedía a la niña que empujara, que intentara salir, que volviera a
nacer como un ser nuevo para su nueva madre. '¡No puedo hacerlo! ¡No
puedo hacerlo!', dice ya a los pocos minutos Candance, palabras
recogidas en una cinta de audio que se ha oído en el juicio. '¡No puedo
respirar!, ¡No puedo respirar!'.

Ocho veces dijo: ´No puedo respirar´. Tres veces pidió oxígeno. Dijo:
`Voy a vomitar. He vomitado. He manchado las braguitas´', relató el
fiscal en el juicio. A los 17 minutos del tratamiento para renacer,
Candance dijo: 'OK; me muero'. '¿Quieres morir? Vale. Muere. Muere ahora
mismo', le responde la terapeuta. Más tarde, según los documentos de la
investigación, Jeane preguntó a Candance si quería volver a nacer. 'No',
fue la respuesta. Fue lo último que dijo. Media hora después de esta
palabra y 20 minutos después de que se dejara de oír su respiración, las
terapeutas la destaparon. Candance carecía de pulso y no respiraba. Fue
llevada urgentemente a un hospital donde murió al día siguiente.

Toda la sesión fue recogida en un vídeo de 70 minutos. 'Con ese vídeo
nos van a colgar', declaró Watkins, según documentos del caso. Las dos
terapeutas pueden ser condenadas a 16 y 48 años. Jeane Newmaker se
sentará en el banquillo en noviembre, acusada de abandono negligente.

                           ------------------

El correo gallego http://www.elcorreogallego.es/

MARIÁN GÓNGORA ADVIERTE SOBRE PELIGROSAS SESIONES ESPIRITISTAS ENTRE LOS
ESTUDIANTES.
SANTIAGO - Redacción
Noticia enviada por: Vicente Prieto

Las sesiones de Ouija abrieron la caja de los fantasmas en dos pisos del
Ensanche compostelano

El caso del piso supuestamente encantado de la avenida de Rosalía de
Castro fue ayer motivo de sorpresa y comentario en toda Compostela. Las
jóvenes inquilinas, huidas de él por ser presuntas víctimas de fenómenos
paranormales cuando vivían en el interior del mismo, siguen bajo una
fuerte conmoción. La clarividente que las auxilió reconoce que otros dos
pisos del Ensanche acogieron en su momento fantasmas tras peligrosas
sesiones de Ouija

Creer o no creer. Ésa es la cuestión. Las opiniones estaban ayer
divididas en la capital gallega acerca del insólito caso protagonizado
por dos chicas jóvenes que, de la noche a la mañana, optaron por la
decisión drástica de abandonar el piso que habían alquilado en un piso
del número 87 de Rosalía de Castro tras sufrir, según su vivencia,
distintos fenómenos paranormales en el interior del mismo.

Quienes no tuvieron dudas fueron los numerosos medios de comunicación
que, tras conocer la noticia adelantada por este diario, bombardearon
con peticiones de explicaciones la consulta de la conocida clarividente
y naturópata Marián Góngora, la misma que trató de aportar soluciones al
extraño caso.

Según confirmó la propia Marián Góngora el piso en cuestión está
actualmente libre de posible presencias del otro mundo, una vez
efectuadas las tareas de "limpieza espiritual'' por ella encargadas a
las jóvenes. "Pienso que es improbable que vuelvan a producirse
fenómenos extraños en el piso'', explicó, al tiempo que reconocía que
las chicas seguían muy asustadas e impresionadas por la experiencia que
les había tocado a vivir.

La misma fuente también informó que al menos en otras dos ocasiones
fueron solicitados sus servicios para limpiar de espíritus, más o menos
traviesos, otros dos pisos del Ensanche, ubicados en la Praza Roxa y
Fernando III, no porque las viviendas en cuestión tuviesen en sí mismas
nada de especial, sino porque en ellas se había celebrado sesiones
espiritistas en torno a la popular oiuja, sesiones en las que los
participantes "no supieron despedir adecuadamente al espíritu convocado
a las mismas''.

La clarividente advirtió de los peligros que entrañan tales sesiones de
invocaciones dirigidas al más allá y que suelen ser una práctica
relativamente difundida entre los universitarios. "Los muertos es mejor
dejarlos tranquilos allá donde están'', sentenció, haciendo un
llamamiento a la prudencia.

Este diario ha podido averiguar por otra parte que a la larga sucesión
de fenómenos que asustaron a las jóvenes durante su breve estancia en el
piso (camas que saltan por la noche, ruidos y rugidos salidos del
silencio, objetos desplazados y estancias que se llenan de humo) hay que
sumar, señaló Marián Góngora, la aparición en la vivienda de una foto
antigua, no perteneciente a las asustadas inquilinas, en la que se ven
tres personas posiblemente relacionadas con las manifestaciones.

La interpretación que da al caso la clarividente es la de que detrás del
extraño asunto están tres espíritus, que siente que les ha sido
arrebatado algo suyo: parte de las parcelas que había antes de que fuera
edificado el actual edificio de Rosalía de Castro, incluido un típico
problema gallego de herencia.

"Los únicos casos paranormales son las fiestas estudiantiles de cada
jueves''

Más incrédulos se mostraron fuentes vecinales del edificio, las cuales
señalaron que el único fenómeno paranormal que se da en el inmueble es
"las fiestas estudiantiles de la noche de los jueves''. Coincide esta
versión con la de la propia propietaria del piso y la agencia a través
de la cual lo alquila habitualmente, afirmando que se trata de un burdo
montaje de las inquilinas para no pagar las mensualidades (unas 40.000
pesetas al mes) que faltan hasta la conclusión del contrato de alquiler
coincidiendo con el fin de curso.

Sea como fuere, el asunto está actualmente en manos de abogados, a cuyos
servicios ha recurrido la joven titular del contrato para buscar algún
tipo de solución legal al hecho de haber abandonado, por las polémicas
razones antes citadas, la controvertida vivienda.

Al margen de las versiones de las partes implicadas, el extraño caso
parece asustar a todo el mundo por diferentes razones: las jóvenes
siguen presas del miedo que han vivido y temen que alguien trate de
ridiculizarlas; la propietaria de la vivienda teme que alguien pueda
creer la versión de las primeras y le resulte difícil realquilar la
vivienda, y la agencia cree que detrás de todo el caso está una campaña
de desprestigio de la competencia. Todos tienen su razón: la verdad se
muestra según el cristal con que se la mire.

[Nota de la Redacción] *Haciendo gala de su habitual "escepticismo", el
periódico "El correo gallego" publicaba, hace tan sólo unos días, la
anterior noticia sobre apariciones fantasmales en un piso de Santiago de
Compostela. Hasta aquí todo pudiera parecer absolutamente normal – o
quizás debiéramos decir categóricamente paranormal - de no ser por la
comprobación de que una vez más  se podía comprobar como las
declaraciones de una autodenominada "clarividente", “naturópata” y
“limpiadora de espectros a domicilio”, aparecían resaltadas cual si de
sesuda autoridad académica se tratara.
Quizás lo mínimo que se pudiera esperar, de un periódico que se pretenda
dotado de un cierto rigor informativo, sea el que sus redactores se
molesten por lo menos en enviar a algún técnico independiente a estudiar
los supuestos fenómenos. De cualquier modo, lo que si parece quedar
claro es que el supuesto revoloteo de espectros de la Casa de Santiago
ha podido venirles de perlas a más de uno para enmascarar algún que otro
desmadre estudiantil. No en balde los vecinos, que según parece han sido
cocineros antes que frailes manifestaron al propio periódico: "Los
únicos casos paranormales son las fiestas estudiantiles de cada
jueves''.
Por su parte, la tal Marian Góngora ya se ha preocupado, para estas
horas, de declarar que estima "es muy improbable", gracias a la
efectividad de su "Limpieza espirituosa", que vayan a repetirse los
fenómenos paranormales anteriormente mencionados. ¡Mira tú que lista!
Que no se van a repetir los mencionados prodigios, en presencia de un
investigador escéptico, es algo que también nosotros lo sabemos sin
declararnos  por ello "clarividentes".

                           ------------------

El Mundo http://www.el-mundo.es/

LA NASA, PREOCUPADA POR LA ACTIVIDAD SOLAR DURANTE EL LANZAMIENTO DE LA
MARS ODISSEY
EFE - Washington

Se efectuará el sábado desde una base militar en Cabo Cañaveral, Florida

 El lanzamiento hacia Marte de la nave 2001 Mars Odyssey, previsto para
el sábado, sigue su curso con normalidad, aunque los especialistas de la
NASA vigilan de cerca la actividad del sol por si pudiera entorpecer su
viaje.

Según han informado fuentes de la agencia espacial, todo está listo para
el lanzamiento, que tendrá lugar a las 17.02 horas del sábado desde una
base militar en Cabo Cañaveral, Florida.
El Mars Odyssey iniciará un viaje de casi seis meses de duración hasta
el planeta rojo, donde va a investigar la posible existencia de agua.

Scott Hubbard, el director del programa de Marte de la NASA, ha
advertido que la intensa actividad solar que se produce en estos días
puede poner en riesgo la misión.
El sol ha expulsado en los últimos días algunas ráfagas de plasma, que
pueden provocar contratiempos en las comunicaciones de la Tierra, entre
las más intensas que ha lanzado en las últimas décadas.
El plasma, protones de energía que viajan a gran velocidad y distancia,
pueden provocar cortocircuitos en las comunicaciones electrónicas de las
naves que abandonan la protección de la atmósfera.

El 2001 Mars Odyssey tiene previsto llegar a Marte en octubre de este
año y permanecer allí durante todo un año marciano, unos 29 meses de la
Tierra, realizando estudios y mediciones sobre la atmósfera y el suelo
de Marte.
La nave viajará al espacio a bordo de un cohete Delta II que, una vez
alcanzado el espacio exterior dejará libre al Mars Odyssey para que siga
solo su viaje hacia el planeta rojo, impulsado por sus propios motores
autónomos.

                           ------------------

CNN http://www.cnnenespanol.com/

MYRIAD, ORACLE E HITACHI ESTUDIARÁN EL MAPA PROTEÍNICO
Reuters – Zurcí

La compañía Myriad Genetics anunció el miércoles la creación de una
alianza por 185 millones de dólares con dos importantes empresas
tecnológicas, para obtener beneficios de descifrar los complejos
secretos de las proteínas humanas.

El acuerdo lo han rubricado Myriad, conocida por descubrir los genes
relacionados con un tipo de cáncer de mama; Oracle, la segunda compañía
en importancia de aplicaciones informáticas del mundo, e Hitachi, el
mayor fabricante de electrónica japonés.

Los detalles se publicaron en un comunicado en los centros donde tienen
su sede las compañías y en Suiza, donde se localiza uno de los
inversionistas principales.

Oracle es líder de la fabricación de aplicaciones para bases de datos,
mientras que Myriad ya ha entablado una cooperación proteómica con
Hitachi Medical.
La alianza prevé recopilar información sobre proteínas y sus
interacciones en células humanas y colocar los hallazgos en una base de
datos que se terminará en 2004.
La información cubriría todas las interacciones de proteínas humanas y
las relaciones bioquímicas, junto a un catálogo de proteínas
purificadas. Se otorgarán licencias a empresas farmacéuticas y
biotecnológicas para que usen la información en tratamientos y
medicamentos que desarrollen.
Myriad ya ha mostrado su intención de ser una firma proteómica
destacada.

La investigación proteómica es, sencillamente, el estudio de las
proteínas y las moléculas, así como las hormonas, enzimas y anticuerpos
que se necesitan para la estructura, función y regulación de las
células.
Este campo se está perfilando como el área más importante de
biotecnología tras completarse el mapa del genoma humano.
El siguiente desafío es ir más allá de los simples genes para comprender
cómo funcionan las complejas proteínas en los organismos vivos. La
información ofrece un enorme potencial comercial en términos de nuevos
medicamentos, terapias e incluso para mejorar los cultivos de alimentos.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

TRAMPA PARA CAZAR NEUTRINOS EN EL POLO SUR
Por: Alicia Rivera - Madrid

El telescopio 'Amanda', a dos kilómetros de profundidad en el hielo,
detecta las primeras partículas de alta energía

A un kilómetro escaso del mismísimo polo Sur ha empezado a funcionar el
mayor telescopio de neutrinos del mundo, un sistema de detectores tres
veces más grande que la Torre Eiffel y dispuesto en el hielo a dos
kilómetros de profundidad. La logística para montar allí esta trampa de
partículas es tan complicada como se pueda imaginar, y no habría sido
posible sin la infraestructura de la base estadounidense Amundsen-Scott
del polo Sur, recalcan los científicos de este detector, llamado Amanda.
Su objetivo es registrar neutrinos de alta energía, partículas
elementales generadas en fenómenos violentos en el universo. Los
neutrinos que capta Amanda atraviesan la Tierra entrando por el
hemisferio norte y dejan su firma en el hielo antártico.

'Muchos no apostaban por esta idea, no creían que el hielo fuera
suficientemente transparente para detectar neutrinos', ha declarado a EL
PAÍS Francis Halzen, fisico teórico de la Universidad de Wisconsin (EE
UU) y uno de los líderes de Amanda. Pero el éxito derrite las dudas y
los primeros resultados obtenidos con el nuevo telescopio, presentados
en la revista Nature (22 de marzo), demuestran que la idea funciona.
Amanda ha registrado los neutrinos de más alta energía hasta ahora.

Y no sólo se han derretido dudas, sino también hielo, para colocar los
módulos ópticos del telescopio. Los técnicos del proyecto, trabajando a
temperaturas de entre 20 y 40 grados bajo cero (en el verano austral),
han hecho 19 pozos de dos kilómetros de profundidad en la capa helada
licuando el hielo; luego han metido los 677 fotomultiplicadores y el
agua se ha congelado de nuevo. El artículo de los primeros resultados,
firmado por 119 científicos que integran el equipo internacional,
'demuestra la viabilidad de Amanda como telescopio de neutrinos. Ahora
nos podemos poner a hacer astrofísica', dice Albrech Karle, uno de
ellos.

La detección de neutrinos, partículas elementales que apenas interactúan
con la materia y que, por tanto, atraviesan estrellas, galaxias,
planetas como la Tierra (y cualquier cosa o persona) sin inmutarse,
'abre una nueva astronomía, u otra forma de mirar el cielo', comenta
Álvaro de Rújula, físico teórico del CERN (Laboratorio Europeo de Física
de Partículas, Ginebra) y experto en la materia.

'Los neutrinos, a diferencia de los fotones -partículas de luz- son
entes altamente penetrantes con los que hemos podido, por ejemplo, ver
el centro del Sol o el de una estrella que explota, una supernova',
explica De Rújula. 'Hasta hace poco , el mayor detector de neutrinos era
Superkamiokande, sito en una mina en Japón', continúa. 'Con él se han
estudiado a fondo los neutrinos atmosféricos producidos en las
colisiones de rayos cósmicos (en su mayoría protones de alta energía)
con el oxígeno y el nitrógeno de la estratosfera terrestre. Estas
observaciones han establecido que los neutrinos tienen, a diferencia de
los fotones, una masa no nula'.

Los confines del universo

Pero Amanda está hecho para atrapar neutrinos de alta energía. ¿De dónde
vienen? 'No cabe duda de que quedan fuentes de neutrinos por descubrir
en el universo', dice De Rújula. 'El candidato más obvio son los chorros
de rayos gamma (fotones de alta energía). Tres veces al día, de media,
llega a la Tierra, procedente de los confines del universo, un breve
flash de estos rayos, cuyas fuentes -aún no enteramente dilucidadas-
constituirían las mayores explosiones desde el Big Bang'.

Para detectar esos neutrinos de alta energía hace falta un detector muy
grande, de escala kilométrica, señala Halzen, y de ahí el tamañó de
Amanda, como prototipo del futuro telescopio IceCube en que se
convertirá. 'Probablemente, Amanda y otros telescopios similares no sólo
ayudarán a determinar el misterioso origen de los chorros de rayos
gamma, sino a descubrir otras fuentes insospechadas: casi cada vez que
con un nuevo tipo de telescopio se ha abierto una nueva ventana de
observación, las sorpresas han sido mayúsculas', señala De Rújula.

Pero un detector de un kilómetro planteado como un laboratorio habitual
de física de partículas sería costosísimo, 'así que la única forma de
hacerlo es utilizando un material presente en la naturaleza', dice
Halzen. Unos investigadores han recurrido al agua del mar, como en los
telescopios Antares y Nestor, que se están montanto en el Mediterráneo,
u otro proyecto ensayado en Hawai. Halzen y sus colegas pensaron en el
hielo, y ningún sitio mejor que la Antártida. Además, allí, este
proyecto, financiado por la National Science Foundation de Estados
Unidos, cuenta con la infraestructura de las bases estadounidenses, con
sus aviones, grúas, laboratorios, vehículos y personal. Los equipos del
telescopio fueron en barco desde Los Ángeles hasta la base McMurdo (la
mayor de EE UU en la Antártida) y desde allí a la Amundsen-Scott en
avión. El detector está a 800 metros de esta base del polo Sur.

Hacer de escudo

Amanda es una trampa para neutrinos que cruzan la Tierra, de forma que
el planeta hace de escudo y detiene otras radiaciones. La inmensa
mayoría de estas partículas no se detiene en el telescopio, sino que
sigue su camino cósmico, pero alguna choca contra una partícula del
hielo, y se produce un muón -otra partícula elemental- que deja un
rastro de luz azul en la dirección que llevaba el neutrino. Ese trazo
azulado es lo que captan los módulos ópticos.

Halzen y la mayoría de los científicos de Amanda no han ido a la
Antártida. 'Uno no puede ocupar el sitio de un ingeniero necesario
allí', puntualiza. Para el montaje del telescopio han bastado unas 20
personas in situ. Pero Amanda funciona 12 meses al año: sólo dos
miembros del equipo están todo el invierno en el polo Sur , y los datos
se transmiten a los científicos en todo el mundo. 'Recibo los registros
aquí, en el ordenador de mi despacho', dice Halzen. 'Es como hacer un
experimento en un satélite o en una estación espacial'.

La Antártida es un continente protegido. 'Como todo proyecto, para
Amanda se ha hecho un extenso estudio de impacto ambiental demostrando
que cumple todas las exigencias del Tratado Antártico, y ha sido
aprobado por todos los comités, que son muy estrictos. El telescopio
sólo supone poner allí cables de cobre y cristal, no hay productos
químicos nocivos', explica Halzen.

El mayor instrumento científico

Alrededor de Amanda crecerá el telescopio de neutrinos del polo Sur en
el proyecto denominado IceCube. 'Será como una muñeca rusa, con nuevas
líneas de módulos ópticos que instalaremos alrededor del actual
detector', explica el físico Francis Halzen. El plan es pasar de los 677
módulos actuales a 4.800, en 80 líneas, que convertirán un kilómetro
cúbico de hielo antártico en el mayor instrumento científico del mundo.
Su coste, sólo contando los equipos, asciende a 50 millones de dólares
(9.000 millones de pesetas) y, aunque los científicos estadounidenses
aún están pendientes de recibir la financiación una vez que el proyecto
ha sido evaluado y aprobado, sus colegas de Suecia y de Bélgica ya
tienen los fondos. Según los planes, en 2003 o 2004, los ingenieros de
Amanda reanudarán las perforaciones de pozos en el hielo del polo Sur.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

EL CENTRO DE ÉLITE MIT DECIDE OFRECER 2.000 CURSOS GRATIS POR INTERNET
Por: Ricardo M de Rituerto – Chicago

El centro, vinculado a veinte premios Nobel, rechaza la 'privatización
del conocimiento'

El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) -uno de los centros
del saber punteros del mundo, vinculado a más de veinte premios Nobel,
siete de los cuales imparten en la actualidad clases en su campus de
Cambridge, cerca de Boston- ha elevado el reto de Internet en la
educación universitaria a una nueva dimensión, al decidir ofrecer gratis
en la red la mayoría de sus 2.000 cursos. Un plan piloto de 500 cursos
estará accesible de aquí a dos años. El MIT se propone difundir al
máximo sus materiales y poner coto a la 'privatización del
conocimiento'.

El espectacular campus virtual se llamará MIT OpenCourseWare y en él se
expondrán lecciones, apuntes, directrices, bibliografías, lecturas,
vídeos de clases y trabajos correspondientes a las cinco clásicas
Escuelas (Facultades) de esta universidad de élite: Arquitectura y
Planificación; Ingeniería; Humanidades, Artes y Ciencias Sociales;
Gestión; y Ciencia. El centro no dará títulos a quienes sigan sus cursos
en línea.
'Es un audaz golpe que cambiará el modo en que la red se usa en la
educación superior', decía ayer el presidente del MIT, Charles Vest, en
el comunicado en que daba la noticia en su sitio de internet
(www.mit.edu). 'Con los contenidos colgados para que los use todo el que
lo desee, el MIT proporcionará una extraordinaria serie de recursos, de
forma gratuita, que los usuarios podrán adaptar a sus necesidades'.

En coste medio de un curso en las universidades privadas norteamericanas
ronda los 26.000 dólares (casi 5 millones de pesetas) a los que hay que
sumar gastos de vivienda, alimentación, libros y otros. Es una gravosa
carga económica que se traduce en una 'privatización del conocimiento'
que quiere contrarrestar esta decisión, según Steven Lerman, director de
la asociación de profesores del MIT, quien, en declaraciones a The New
York Times, revelaba ayer que 'vender el producto a cambio de un
beneficio económico les resultaba menos atractivo a los profesores que
dar con los medios de extenderlo del modo más amplio'.

Internet constituye un ámbito que las universidades llevan tiempo
explotando, unas veces con cursos para los propios estudiantes
matriculados en las facultades de ladrillo y cemento, y otras con
programas de educación a distancia previo pago. David Brady, rector de
Stanford, universidad pionera en el uso de Internet situada en el
corazón del Silicon Valley, reconoce que el MIT ha cambiado las reglas
del juego y puesto en marcha un experimento que habrá que observar con
atención.

El MIT tiene casi mil profesores (incluidos varios Nobel de física,
química, economía y biología) que imparten clases a algo menos de 10.000
alumnos en cursos que van desde primero de facultad al más cualificado
posgrado.

A la pregunta de si el hecho de poner todos los recursos en la red no
irá en detrimento de la participación estudiantil en las clases,
extremadamente intensa en la universidad norteamericana, responde Vest
con un taxativo no: 'Nuestro gran activo es la gente y la experiencia
del profesorado trabajando junto a los alumnos en aulas y laboratorios,
y los estudiantes aprendiendo unos de otros. No creo que estemos
abandonando el valor directo que ofrecemos a los estudiantes'.

La mayoría del profesorado aprueba la idea, aunque durante el debate no
faltaron los escépticos, con objeciones que van desde las económicas -el
proyecto costará más de 18.000 millones de pesetas, a los que hay que
sumar el lucro cesante de la institución- hasta el supuesto riesgo de
degradación de la calidad de los cursos, pasando por los problemas de
propiedad intelectual de los profesores. Lerman no descarta que pueda
haber profesores que impongan un doble rasero de calidad, con el nivel
premium para los alumnos que sigan sus cursos en vivo.

El MIT espera que los ingentes recursos intelectuales que va a liberar
sean aprovechados a fondo por centros docentes e individuos de todo el
mundo, y se ofrece como ejemplo: 'Si otras universidades siguen este
modelo, se creará una vasta colección de recursos educativos que
desarrollará y extenderá el intercambio de ideas'.

                           ------------------

El Mundo http://www.el-mundo.es/

LA ELITE CIENTÍFICA ESPAÑOLA PIDE EL DOBLE DE INVERSIÓN PARA TENER UN
NIVEL EUROPEO
EFE – Madrid

Exige duplicar el numero de expertos

Científicos de 46 universidades españolas y 20 extranjeras y expertos
procedentes de 101 centros e institutos nacionales y del exterior se han
unido a 40 académicos para exigir que España doble el gasto dedicado a
ciencia y duplicar su número de científicos, —casi dos menos por cada
mil habitantes en relación a la Unión Europea—. La elite científica se
ha reunido para firmar el Manifiesto de Madrid, al que se han adherido
en 15 días un total de 614 investigadores españoles, que pide la
equiparación española a los niveles de la UE en este sector.

El profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, Angel Alvarez,
estima que el Gobierno debe aportar un tercio más de inversión al área
científica y tecnológica para equipararse a los Quince, mientras que la
presidenta del Instituto de España, Margarita Salas, ha señalado que
«como mínimo» se ha de duplicar la actual partida presupuestaria y el
número de científicos.

Salas, cuyo instituto reúne a las ocho reales academias del país, ha
recordado que en la actualidad se destina un 0,89% del PIB a I+D
(Investigación y Desarrollo), mientras que la media europea gira en
torno al 2% y EEUU alcanza casi el 4%.

La profesora e investigadora de la Universidad Autónoma de Madrid
también ha parafraseado a su maestro, el Premio Nobel Severo Ochoa,
según el cual «un país sin investigación es un país sin desarrollo».

Finlandia, todo un ejemplo

En este sentido, Alvarez ha destacado la importancia del desarrollo
tecnológico de un país y ha puesto como ejemplo el caso de Finlandia que
en pocos años pasó de tener una economía basada en la explotación de sus
materias primas a controlar un tercio del mercado mundial de móviles.
«El beneficio neto de la multinacional finlandesa NOKIA es igual a los
beneficios de todos los bancos españoles juntos», ha explicado Alvarez,
para quien uno de los problemas de España fue su apuesta política «de
desmontar» su industria a cambio de incorporarse a la Unión Europea, «y
ahora estamos pagando esa decisión».

La presidenta del Instituto de España ha enfatizado también que es
necesario hacer mucha más investigación básica en los hospitales y en
las universidades, y ha criticado que España esté «tirando el dinero»
que destina a la formación de unos jóvenes investigadores que salen al
exterior y «que después es casi imposible» que regresen por falta de
oportunidades laborales en su país.
Ha propuesto, por otro lado, reformar el actual sistema de enseñanza
universitaria porque «hay una sobrecarga de docencia a las espaldas de
los investigadores y sería bueno que se redujeran las obligaciones
docentes a los mejores» profesionales.

Aunque ha indicado que actualmente muchos de los investigadores que
trabajan en España tienen dinero para desarrollar su labor, el mayor
problema estriba en la falta de personal y en la escasez de
infraestructuras.

Según la profesora Salas, todas estas dificultades están haciendo crecer
«el desencanto y la desilusión» entre los jóvenes que terminan la
carrera universitaria, «que se plantean mucho dedicarse a la
investigación cuando hay otras opciones más atractivas desde el punto de
vista económico».
En ese sentido, el presidente de la Federación de Jóvenes Investigadores
Becarios/Precarios, Manuel Pérez Mendoza, ha destacado que su generación
es la más numerosa y mejor preparada, pero se enfrenta a numerosas
dificultades, entre ellas las burocráticas «que serían muy fácil de
solventar».
La Federación, que reúne en torno a 15.000 becarios de investigación de
toda España, pide que sus becas lleven asociadas las mismas garantías
sociales de un contrato laboral, como el derecho al desempleo y a la
baja de maternidad.

El Manifiesto por Madrid fue entregado en noviembre pasado a la ministra
de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, quien dijo que se adhería al
mismo, y ha sido presentado a las comisiones de ciencia y tecnología de
las dos cámaras legislativas.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

FERNANDO NOTTEBOHM, NEUROBIÓLOGO: “NO SABEMOS POR QUÉ EL CEREBRO
REEMPLAZA NEURONAS”.
Por: Xavier Pujol Gebellí

"Cambios estacionales muy agudos en mis canarios sugerían que algo
ocurría en sus cerebros"

Las neuronas, las células especializadas que forman el sistema nervioso,
se renuevan de forma constante en el cerebro adulto de mamíferos y otras
especies animales, incluido el ser humano. Este hecho biológico,
constatado de forma fehaciente en los últimos años, ha significado la
caída de uno de los grandes dogmas de la biología según el cual las
células nerviosas eran las mismas de por vida.

Fernando Nottebohm (Buenos Aires, 1940), director del Laboratorio de
Conducta Animal de la Universidad Rockefeller de Nueva York, contribuyó
decisivamente a la caída del dogma al demostrar que en el cerebro adulto
de canarios se produce un constante reemplazo neuronal coincidiendo con
el aprendizaje de nuevos cantos. Fue la primera demostración de
reemplazo neuronal en adultos. Nottebohm explicó recientemente estos
mecanismos en el Museo de la Ciencia de la Fundación La Caixa de
Barcelona.

Pregunta.- Definitivamente, la regeneración neuronal existe.
Respuesta.-  Así es. Pero permítame que le aclare algunos términos. No
es lo mismo reemplazo que regeneracion. Hay neuronas que son
reemplazadas por otras nuevas. Pero si a una neurona se le corta el
axón, trata de regenerarlo. Es decir, la célula está tratando de
regenerar parte de lo que era. Pero lo que se pensaba hasta hace poco es
que las neuronas nacían sólo durante el periodo embrionario y tal vez
durante los dos primeros años de vida de un ser humano. A partir de ese
momento, si uno las perdía, mala suerte.
P.- Y se está viendo que ese proceso continúa.
R.- Así es. De hecho, las primeras observaciones son de Joseph Altman,
en los años sesenta. Pero nadie se lo tomó muy en serio, quizás por las
técnicas que usaba. Luego aparecí yo con mis pajaritos. Había observado
cambios estacionales muy agudos en mis canarios que sugerían que podía
ocurrir algo en sus cerebros. Gracias a un marcador radiactivo del ADN
celular, vimos que había muchas neuronas que nacían en un periodo no
mucho más largo que una semana. Y que ocurría en la edad adulta del
animal. Las nuevas células eran plenamente funcionales. Además de tener
la forma propia de una neurona, vimos que respondían a estímulos
convencionales. Por tanto, que formaban parte de circuitos funcionales a
pesar de haber nacido hacía tan sólo 20 días.
P.- Esa demostración ha roto muchos moldes.
R.- La verdad es que sí, pero hay que ser muy cautos. Estamos tan sólo
al comienzo de algo y no sabemos hasta dónde vamos a llegar ni cuándo.
P.- ¿A qué se refiere?
R.- No se pueden dar falsas esperanzas a la gente. Se ha pasado casi de
repente de un concepto históricamente imposible a otro en el que se
sugiere que se va a poder curar todo. Pero por el momento no hay cura
para nada. Esto es ciencia básica. Probablemente el día de mañana surjan
tratamientos para enfermedades que implican muerte neuronal como
Alzheimer o Parkinson. Estamos en periodo de incubación.
P.- Más allá de las aplicaciones hay también nuevos paradigmas. ¿Está de
acuerdo?
R.- Desde el punto de vista conceptual es un cambio de marea. De
repente, es posible pensar que el cerebro como órgano no es tan
diferente de la piel, del hígado o del intestino, donde hay células que
están siendo renovadas continuamente. Incluso desde el punto de vista
filosófico, puesto que esa entidad que es el cerebro está pasando por
cambios constantes, dinámicos y muy agudos. Ahora puede empezar a
pensarse en curar enfermedades o incluso en rejuvenecer el cerebro. No
va a ser factible mañana mismo, pero empiezan a abrirse posibilidades.
P.- ¿Tanto van a cambiar las cosas?
R.- Sin duda. La neurología actual puede hacer muy poco: un diagnóstico,
alguna droga que ayuda un poco, pero prácticamente nada que pueda
reparar el daño cerebral. Con el tiempo podremos prever cómo minimizar
el daño neuronal e incluso cómo repararlo.
P.- ¿La neurología del futuro deberá centrarse en reparar el daño
neuronal?
R.- Entre otras cosas. Uno de los temas más interesantes es por qué el
cerebro reemplaza sus células. Eso lo he visto en mis canarios, incluso
en ratones; y otros colegas, en monos. Y lo que he visto es que las
células reemplazadas no están enfermas. Son células sanas que por algún
motivo al cerebro le conviene su reemplazo.
P.- ¿Con qué objetivo?
R.- A diferencia de lo que ocurre en el hígado o en la piel, donde hay
un desgaste celular, en el cerebro parece que se sigue un esquema
distinto y muy astuto. Como en una gran computadora, donde de vez en
cuando algunas de sus piezas se van reemplazando. Mi hipótesis es que el
cerebro persigue darnos más capacidad de memoria.
P.- ¿Qué significaría mayor capacidad de memoria?
R.- Imaginemos el cerebro como una biblioteca. Los libros que uno va a
meter están limitados por los estantes y, al final, por el tamaño de la
biblioteca. Llega un momento en que está toda ocupada, por lo que
empiezan a ponerse libros por el pasillo, en el suelo, sobre la mesa. El
resultado es que, al final, se vuelve muy difícil encontrar lo que uno
ha puesto. En el cerebro pasa lo mismo. Hay un problema constante de
dónde poner los datos y cómo encontrarlos, recuperarlos y usarlos. A
medida que uno va viviendo, acumula más datos y va quedando cada vez
menos espacio. Cuando se llena en exceso, quizás sea una buena
estrategia eliminar células viejas y meter otras nuevas de manera que se
pueda renovar la memoria.
P.- ¿No le parece una hipótesis muy arriesgada?
R.- Es cierto que todavía no hay evidencias. Pero en mis canarios he
visto un reemplazo neuronal de forma estacional o en situaciones de
mucha carga de trabajo. Es una manera de hacer limpieza y hacer nuevo
espacio para nuevos aprendizajes.
P.- ¿Se podría explicar con ello el porqué de la pérdida de memoria?
R.- Se sabe todavía muy poco de eso. Se sabe que, a medida que uno se
hace mayor, es más difícil aprender cosas nuevas y que de chico se
aprende más fácil. En los pájaros hemos visto que el reemplazo neuronal
empieza a decaer con la edad. Tal vez los cerebros serían viejos mucho
antes si no fuera por este reemplazo. Y pienso que en humanos pasa lo
mismo.
P.- ¿Se observa lo mismo en enfermedades neurodegenerativas?
R.- En Parkinson la muerte está ocurriendo en una parte del cerebro, en
la sustancia negra. En ningún animal hemos visto reemplazo en esa zona.
Sólo lo hemos visto en el teleencéfalo; en concreto, en las paredes de
los ventrículos. Podría imaginarse que en el futuro podría ser posible
inducir al cerebro a generar neuronas nuevas en todas partes, incluso en
aquellas donde normalmente no ocurre. Habrá dos maneras de hacerlo. Una
es con las técnicas de biología molecular, encontrando alguna fórmula
para activar los genes necesarios que lleven a la producción de nuevas
neuronas, que éstas se distribuyan adecuadamente y formen nuevas
conexiones. Y otra es trasplantando células como las fetales o de cuerpo
carotídeo.
P.- Queda mucho por hacer...
R.- Prácticamente todo. Lo único que ha cambiado radicalmente es que lo
que antes parecía imposible, de repente es posible, pero no va a ser
fácil. Gracias al estudio del genoma vamos a ver qué programas se
activan en el desarrollo embrionario y tratar de reproducirlo en
adultos. Del mismo modo, habrá que empezar a reconsiderar el diseño de
fármacos. La industria deberá cerciorarse de que sus productos no
alteran la capacidad del cerebro al reemplazar sus propias células, algo
que no es fácil.

                           ------------------

El Mundo http://www.el-mundo.es/

DESCUBREN 11 PLANETAS NUEVOS FUERA DEL SISTEMA SOLAR
EFE - Ginebra

Once nuevos planetas extrasolares, de ellos dos sistemas planetarios
desconocidos hasta ahora, han sido descubiertos por un equipo
internacional de astrónomos, según ha confirmado el Observatorio de
Ginebra.

El descubrimiento fue realizado en el observatorio Keck, en Mauna Kea
(Hawaii), por un equipo integrado fundamentalmente por astrónomos
franceses y suizos de los observatorios de Ginebra (Suiza), Alta
Provenza y Grenoble (Francia), dirigido por Michel Mayor y Didier
Queloz.
Los astros están situados a una distancia de entre treinta y cien años
luz de nuestro sistema solar, su masa es aproximadamente 10 veces la de
Júpiter, y acompañan cada uno a una estrella.
Con los nuevos planetas descubiertos en un plazo de año y medio, el
número total de planetas que giran en torno a astros del tipo solar se
eleva a 63, todos ellos de masa inferior o igual a diez veces la del
planeta Júpiter de nuestro propio sistema.

El método de velocidades radiales

Los planetas han sido descubiertos gracias al método de las velocidades
radiales, técnica que permite detectar las variaciones de la velocidad
de la estrella a lo largo de la línea de mira del telescopio dirigido
hacia ella.
Gracias a esas observaciones, los astrónomos deducen la existencia de
uno o varios planetas y calculan su período de revolución, su distancia
con relación a la estrella y su masa mínima.

Los descubrimientos fueron posibles gracias al empleo de dos
espectógrafos, conectados al telescopio mediante una fibra óptica que
transmite la luz captada de la estrella y mide el desfase entre las
rayas del espectro de la estrella y el de referencia producido por el
espectógrafo.

El Observatorio de Ginebra, que descubrió ya en 1994 el primer planeta
extrasolar, la estrella 51 de la constelación de Pegaso, lleva a cabo un
programa astronómico destinado a la elaboración de estadísticas que
permitirán comprender mejor la situación del sistema solar y el lugar
que ocupa entre otros sistemas planetarios.

                           ------------------

El Mundo http://www.el-mundo.es/

DESCUBREN UN ASENTAMIENTO DE 6.000 AÑOS DE ANTIGÜEDAD EN LA ISLA DE
SICILIA
EFE - Roma

Se trata de una construcción de más de cien metros cuadrados de
superficie, cuyos ocupantes vivían de la agricultura y la ganadería

Un equipo de arqueólogos británicos ha sacado a la luz un asentamiento
del IV milenio a.C. en la localidad de Enna, considerado de gran valor
para conocer el origen del poblamiento de la isla de Sicilia, según han
anunciado fuentes de los investigadores

El hallazgo corresponde a una construcción de más de cien metros
cuadrados de superficie, cuyos ocupantes vivían de la agricultura y la
ganadería.

Los investigadores, que han trabajado en la zona desde 1997, pertenecen
a las universidades de Oxford y Cambridge (Reino Unido),
tradicionalmente rivales, pero unidas ahora para estudiar el desarrollo
económico y social de los antiguos moradores de Sicilia.

Entre los restos encontrados figuran utensilios para la fabricación de
quesos, semillas fosilizadas de legumbres y fragmentos de huesos de
animales, que han permitido reconstruir las condiciones de vida de la
región hace seis mil años.

Los arqueólogos han estado dirigidos por Simon Stoddart, docente en
Cambridge, Caroline Malone, responsable del departamento de Prehistoria
en el British Museum de Londres y Paul Pettitt, profesor de Arqueología
en Oxford.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

USO PIONERO DE CÉLULAS HEPÁTICAS HUMANAS EN HÍGADOS BIOARTIFICIALES
Por: Marta Costa-Pau - Barcelona

El Instituto Clínico de Enfermedades Digestivas del hospital Clínico de
Barcelona está probando de forma experimental, y con resultados
'prometedores', una nueva técnica pionera basada en el uso de células
hepáticas humanas para mantener temporalmente las funciones del hígado
mientras no se lleva a cabo el trasplante.

Es la primera vez que se utilizan células hepáticas humanas no
manipuladas para hígados bioartificiales. Hasta ahora sólo se habían
usado células de hígado de cerdo o humanas obtenidas mediante
manipulación genética. Las células hepáticas, que se mantienen vivas,
oxigenadas y alimentadas dentro de un biorreactor, se incorporan al
plasma sanguíneo del paciente y temporalmente sustituyen al hígado
enfermo en la función de depuración y de síntesis de sustancias
necesarias para el organismo.

Según el jefe de la sección de Hepatología del hospital Clínico, Antoni
Mas, este nuevo sistema, si se demuestra eficaz, 'podría sentar las
bases de la diálisis hepática en el futuro'. Los sistemas de hígado
artificial que se utilizan actualmente están basados en un
funcionamiento similar al de los equipos de diálisis renal, pero la
tendencia en el caso del hígado es incorporar células hepáticas vivas,
ya que este órgano no sólo hace la función de excreción o eliminación de
sustancias, sino también de síntesis de sustancias que el organismo
necesita.

El hospital Clínico y la Virchow Klinikum de Berlín, que trabajan
conjuntamente en el proyecto, financiado por la Unión Europea, son los
únicos centros en el mundo que experimentan con el nuevo sistema de
hígado bioartificial. Las células hepáticas humanas se obtienen de
hígados sanos, pero no aptos para trasplantes por exceso de grasa o
fibrosis.

“Son hígados que serían desechados, pero sus células, mientras se
mantienen vivas y oxigenadas, pueden ser útiles para esta técnica”,
señaló ayer Antoni Mas. El hospital Clínico ha realizado el tratamiento
en tres pacientes desde el pasado verano, con resultados satisfactorios.
Mas destacó, sin embargo, que el uso de esta técnica está todavía en una
fase experimental y que se requerirá un tiempo para demostrar su
eficacia.

La clínica de Berlín se encarga de obtener las células hepáticas de los
hígados que le envía el Transplant Service Foundation, de la Corporación
Sanitaria Clínica. Cuando el centro barcelonés precisa un tratamiento,
se traslada desde Berlín el biorreactor con células hepáticas en un
avión medicalizado. El hospital barcelonés ha enviado ya 17 hígados al
centro sanitario de Berlín. El doctor Antoni Mas destacó que, además de
este método, el Clínico de Barcelona prueba también otro sistema basado
en la utilización de células hepáticas de cerdo criopreservadas, que,
una vez descongeladas, se colocan dentro de un filtro a través del cual
pasa el plasma.

Otro de los métodos que el centro hospitalario barcelonés utiliza como
puente para mantener las funciones del hígado hasta poder realizar el
trasplante es el sistema denominado Mars, desarrollado por la
universidad alemana de Rostock. En este caso no se utilizan células
hepáticas, ya que se trata de una especie de diálisis con albúmina. Esta
técnica se está investigando en pacientes con hepatitis alcohólica
grave.

                           ------------------

El Mundo http://www.el-mundo.es/

LOS QUINCE ACUERDAN LA FINANCIACIÓN DEL SISTEMA DE SEGUIMIENTO POR
SATÉLITE GALILEO
EFE - Luxemburgo

Pretenden que esté operativo a partir de 2008 — La primera fase estará
subvencionada con 1.100 millones de euros — El coste total será de unos
3.200 millones

Los ministros de Transportes de la Unión Europea (UE) han acordado en
Luxemburgo los principios de financiación del sistema de seguimiento por
satélite Galileo, que pretenden esté operativo a partir de 2008.

Los Quince autorizaron una aportación de cien millones de euros para la
fase de desarrollo del proyecto —una alternativa al sistema
estadounidense GPS— que complementan los 200 millones de euros que ya se
han comprometido a aportar varias empresas privadas europeas.

En total, la financiación pública de esa fase (de 2001 a 2006) será de
1.100 millones de euros (550 de la UE más otra aportación equivalente de
la Agencia Espacial Europea) y, en cuanto a la cuota empresarial, los
ministros decidieron que la iniciativa privada tendrá que aportar la
mayoría de la financiación para el despliegue de los satélites.

Para esa fase —que incluye el lanzamiento de cerca de una treintena de
satélites orbitales y geoestacionarios— los ministros dijeron que sólo
se aportarán hasta 600 millones de los aproximadamente 1.350 millones
necesarios, según ha explicado la comisaria europea de Transportes,
Loyola de Palacio.

Durante la fase operativa del proyecto, que entrará en vigor desde 2008,
según las previsiones, y que tendrá unos costes de mantenimiento anuales
de 220 millones de euros, «no está prevista ninguna financiación
comunitaria», ha añadido De Palacio.

Coste total de unos 3.200 millones de euros

El total del coste del desarrollo y despliegue de Galileo alcanzará,
según la Comisión Europea, una cantidad aproximada de 3.200 millones de
euros.

El acuerdo de los ministros comunitarios contiene además el compromiso
de lanzar un proceso de licitación «lo más pronto posible» para ver qué
compañías están interesadas en participar, y también identificar los
servicios públicos y comerciales que suministrará Galileo.

Los resultados de ese concurso de ofertas para participar en Galileo
serán conocidos el próximo diciembre, con el fin de que el Consejo de
Ministros comunitario pueda tomar una decisión, que además establecerá,
según el compromiso alcanzado en Luxemburgo, los límites máximos de la
financiación pública con la que podrá contar el sistema.

Los ministros dijeron que Galileo deberá suministrar servicios
«homogéneos» en toda la UE, incluidas las regiones más septentrionales,
donde el sistema estadounidense GPS no llega de modo satisfactorio.

Sistema compatible con el GPS y el Glonass

La UE pretende que su sistema de seguimiento por satélites sea
compatible con el GPS y con el ruso Glonass, ambos lanzados y
gestionados por militares, con el fin de no duplicar esfuerzos, y
también se mostraron dispuestos a tratar de la participación de terceros
Estados.

Las elevadas inversiones necesarias para su puesta en marcha y la
necesidad de competir con el sistema estadounidense, gratuito, plantean
cuestiones sobre su rentabilidad comercial que han retraído hasta ahora
la participación del sector privado europeo.

El Consejo Europeo de Estocolmo reconoció en marzo que el sector privado
«está dispuesto a complementar los presupuestos públicos» en la fase de
desarrollo del proyecto pero pidió a los ministros que precisen antes de
fin de año la «estructura única de gestión», posiblemente en la forma de
una empresa común, que permita esa participación privada.

Empresas españolas apoyan la financiación

Entre las empresas que ya se han comprometido a aportar financiación
para la fase de desarrollo están varias españolas, como AENA, SENA, el
consorcio Galileo Sistemas y Servicios, entre las que está CASA, además
de las francesas Alcatel y Thales y la italiana Telespazio.

La Comisión Europea afirma que con Galileo será posible una precisión en
la localización de objetos o personas con un margen de error de sólo
cinco metros en todo el mundo, lo que además permitiría que todos los
aeropuertos europeos puedan pasar a tener la categoría I, al poder
operar en condiciones de baja visibilidad.

Según Bruselas, el sistema permitirá además mejorar la seguridad y
eficacia de los transportes, reducir la contaminación urbana, aumentar
el rendimiento en el sector agrícola y dar a los sistemas informáticos
una señal horaria más fiable.

                           ------------------

ABC de Córdoba http://cordoba.abc.es/abc/fijas/cordoba/092pa00.asp

A LA VEJEZ, LA CIENCIA
Por: Aristóteles Moreno - Córdoba
Noticia enviada por: Jorge Javier Frías Perles

El conocimiento es una puerta al mundo y a Juana Romero, segadora,
recolectora de bellotas para los cochinos en Torrecampo, zurzidora
durante 15 años, se le abrió de golpe una tarde de mayo del año pasado.
Se dirigía en el AVE a Madrid en una visita organizada por la
Universidad de Córdoba
como colofón del curso de mayores y quiso el destino que su asiento
topara con el del profesor Garrido.

Juana, de 62 años, se armó de valor y, como una bocanada, le dijo: «No
sabe usted, profesor Garrido, lo que es para mí sentarme aquí y hablar
con un catedrático como si tal cosa». Ahora le salieron las palabras de
corrido, ante un hombre de ese calibre, y no como antes, cuando se
cruzaba en Torrecampo con el practicante y el médico y a poco se
apartaba para no interrumpir su camino. «Casi había que quitarse el
sombrero».

Las primeras letras que vio impresas esta mujer curtida entre encinas
fueron a la luz de un carburo y sobre una mesa con una vieja palangana
de ascuas. Entonces, hace ya más de medio siglo, su hermano mayor se
esforzaba por que el sueño no venciera la voluntad de Juana, bajo la
amenaza del castigo paterno. La vida, después, no le dio demasiadas
oportunidades. Pero ella las buscó. Se casó, trabajó cosiendo para la
calle, se empleó en Correos, ya en Córdoba, y se apuntó en la escuela de
adultos de Valdeolleros. Años después, le temblaban las piernas en el
curso inaugural de la Cátedra
Intergeneracional, rodeada de catedráticos y pupitres, ella, hija de
agricultores y ganaderos, sin más cultura que aquellos garabatos
aprendidos a la luz pobre del carburo. «Miraba a todos lados y me sentía
que no era la persona adecuada, sin cimientos de estudios ni nada».

Detrás de cada uno del casi medio millar de estudiantes adultos de la
Universidad de Córdoba se esconde un afán admirable de superación.
Ninguno se ha matriculado empujado por la perentoria necesidad de
empleo; ninguno acude a clase por rutina o presionado por obligación
familiar. Sólo
arrastrados por la fecunda inutilidad del saber.

Porque, en realidad, de poco le sirvió a Isabel García las nociones de
Medicina y Salud o Antropología Social para preparar un buen caldo de
cocido o limpiar el polvo del aparador. Las bondades del conocimiento, a
juicio de Isabel, se miden en otros parámetros. «Con la Universidad para
mayores me tocó la lotería. He rejuvenecido. Me siento con más
inteligencia, más despierta, con más memoria». A sus 78 años, se repasa
en casa todo el manojo de apuntes que toma en cada clase y ha recobrado
un entusiasmo que hace lustros no tenía.

El éxito de la Cátedra Intergeneracional ha sido excepcional. Se
inauguró hace cuatro años con 150 alumnos y el pasado año casi alcanza
los 500. La inmensa mayoría de las matrículas fueron formalizadas por
mujeres. «Lo que yo digo, los hombres al dominó y nosotras a aprender»,
sostiene Isabel. Las tres féminas de este reportaje, todas por encima de
los 55 años, hablan atropelladamente sobre los efectos benéficos de la
Universidad. Todas rinden veneración a Francisco Santisteban, «don
Francisco», fundador de la Cátedra y hoy ya fallecido. «Ponga usted ahí
cosas divinas, exagere, que todo es verdad y más». Don Francisco, en
vida, les decía: «Si ustedes hubieran tenido su oportunidad hoy serían
mis compañeros».

Lo cierto es que no hay auditorio más atento en toda la Universidad
española. No se oye un chasquido en el aula número uno de la Facultad de
Veterinaria, cada día, a eso de las cuatro de la tarde. Una nube de
universitarios sin vaqueros escucha sin parpadear al profesor Aguilar
sus
disertaciones sobre la España del Siglo XX. Ya quisiera el profesor
Aguilar tener un alumnado tan entregado como éste. El saber, en las
postrimerías de la vida, es impagable, y sus beneficiarios lo agradecen,
según se ve, infinitamente.

El efecto reparador del pupitre roza, a veces, lo milagroso. María
Antonia Castro, de 56 años, cambió los fármacos por los apuntes y la
terapia tuvo resultados indiscutibles. La fatalidad se llevó a su marido
en tres meses y a ella la precipitó a una honda depresión. Abandonó
Granada y se refugió en Córdoba, al lado de una de sus hijas, más cerca,
al fin, de la localidad de Espejo, donde nació. Apareció una mañana por
la ventanilla del Rectorado, en los días más aciagos de la enfermedad.
Cómo la vería la secretaria que lo primero que hizo fue invitarla a un
café. «Estaba francamente mal. No asumía el golpe y ahora voy tomando
conciencia de la realidad. No sabe usted lo que esto me ha ayudado».

La poderosa seducción del conocimiento atrae, por ejemplo, cada tarde a
Andrés Romero, que se sube a la Alsina en Fernán Núñez para no perderse
una clase. Andrés, ya jubilado, cajista en una imprenta toda la vida, no
lo dudó cuando vio el anuncio en el periódico, aún por encima de los
reproches de su mujer. «¿Qué necesidad tienes», le decía, «ahora que
está lloviendo de plantarte en Córdoba con lo a gusto que se está en el
sofá?».

Pero Andrés no atiende los requerimientos de su esposa. «¡Qué grandioso
cuando nos hablaron del genoma humano! Esto es fabuloso, una enorme
sensación de vivir, de saber que no estamos acabados».

No todo el mundo valora los placeres del saber. A Juana Romero, sus
convecinos de Torrecampo le dicen que saca los pies del plato, que acaso
no tenga nada que hacer en casa, con tres hijos solteros que atender
todavía. «Yo no les hago ni caso. Me saqué el carné de conducir con 56
años y mi
marido, que es otra mente cerrada, dice que con el de identidad ya tiene
bastante. Pero yo, en la vida, pongo toda la carne en el asador».

                           ------------------

Barrapunto http://barrapunto.com/

MEME, CONTRA-MEME
Por: Mike Godwin
Traducido al español por: Gabriel Rodríguez Alberich

Fue en 1990 cuando me propuse llevar a cabo un proyecto de ingeniería
memética. Decidí que el meme de comparación-nazi se había
descontrolado - en innumerables grupos de Usenet, en muchas conferencias
del Well, y en todas las BBS que frecuentaba, pegar carteles afirmando
que una idea era "similar a la de los nazis" o "tipo-nazi" era algo
recurrente y a menudo predecible. Era algo que hacía preguntarte cómo
eran antes los debates sin ese útil martillo retórico.

No todos veían la comparación con los nazis como un "meme"; la mayoría
de la gente que usa la Red, como en cualquier parte, nunca ha oído
hablar de los "memes" o de la "memética". Pero ahora que vivimos en una
cultura cada vez más consciente de la información, es hora de que eso
cambie. Y es hora de que los moradores de la Red hagan un esfuerzo
consciente para controlar el tipo de memes que crean o hacen circular.

Un "meme", por supuesto, es una idea que funciona en la mente de la
misma manera que un gen o un virus lo hace en el cuerpo. Y una idea
infecciosa (llamada "meme vírico") puede brincar de mente en mente,
igual que los virus saltan de cuerpo en cuerpo.

Cuando un meme se hace popular, puede cristalizar escuelas de
pensamiento enteras. Tomemos el meme "agujero negro", por ejemplo. Como
comentaba Brandon Carter en "Historia del Tiempo" de Stephen Hawking:
"Las cosas cambiaron dramáticamente cuando John Wheeler acuñó el término
[agujero negro]... Todos lo adoptaron, y desde entonces, gente de todo
el mundo, en Moscú, en América, en Inglaterra y en todas partes, podían
saber que estaban hablando de la misma cosa." Una vez que el meme
"agujero negro" se hizo común, se convirtió en una fuente útil de
metáforas para todo, desde el analfabetismo al déficit.

Alrededor de 1990, me di cuenta de que algo parecido estaba pasando con
el meme de comparación-nazi. Por supuesto, hay temas en los que la
comparación se repite. En discusiones sobre las armas y la Segunda
Enmienda, por ejemplo, se les suele recordar a los defensores del
control de armas que Hitler prohibió las armas personales. Y los debates
sobre el control de la natalidad están marcados frecuentemente por la
insistencia de los antiabortistas de que los abortistas comenten
asesinatos en masa, peores que los de los campos de concentración nazis.
Y en cualquier grupo de noticias en el que se discute acerca de la
censura, inevitablemente alguien alude al fantasma de la quema de libros
nazi.

Pero el meme de comparación-nazi se extendió por otros lugares - en las
discusiones generales sobre leyes en misc.legal, por ejemplo, o en la
conferencia EEF del Well. Los libertarianistas estaban listos para
etiquetar cualquier regulación del gobierno como nazismo incipiente. E,
invariablemente, las comparaciones trivializaban el horror del
Holocausto y la patología social de los nazis. Era una trivialización
que yo encontraba ilógica (¿Michael Dukakis un nazi? ¡Por favor!) y
ofensiva (los millones de víctimas de los campos de concentración no
murieron para inspirar un práctico recurso estilístico a algún
navegante).
Por tanto, me decidí a realizar un experimento - construir un
contra-meme diseñado para hacer ver a los participantes de las
discusiones que están actuando como vectores de un meme particularmente
tonto y ofensivo... y quizá reducir las comparaciones fáciles con los
nazis.

Desarrollé la Ley de Godwin de las Analogías Nazis: Al crecer una
discusión por Internet, la probabilidad de que aparezca una comparación
relacionada con los nazis o Hitler se aproxima a uno.
Sembré la Ley de Godwin en todo grupo de noticias o asunto en el que
observé una referencia gratuita a los nazis. Pronto, para mi sorpresa,
otra gente la estaba citando - ¡el contra-meme se estaba reproduciendo
por sí mismo! Y mutó como un meme, generando corolarios como los
siguientes:

-Redefinición de Gordon del Corolario de Newman de la Ley de Godwin: El
libertarianismo es el tema de discusión primordial de net.news. Cuando
el debate se desplace hacia otra parte, debe volver a esta fuente de
inspiración.
-Corolario de Morgan de la Ley de Godwin: En cuanto se produce una
comparación así, comienza un hilo de discusión sobre nazis en
alt.censorship.
-Corolario de Sicar: Si en una discusión de Usenet se toca la
homosexualidad o a Heinlein, se mencionará a los nazis o a Hitler en
menos de tres días.
-Corolario de Van der Leun: Al aumentar la conectividad global, la
probabilidad de que aparezcan verdaderos nazis en la Red se aproxima a
uno.
-Paradoja de Miller: Al desarrollarse una red, el número de
comparaciones con los nazis no prevenidas por una cita a la Ley de
Godwin converge a cero.
-Paradoja de Miller: Al desarrollarse una red, el número de
comparaciones con los nazis no prevenidas por una cita a la Ley de
Godwin converge a cero.

Con el tiempo, las discusiones de los grupos de noticias sembrados
parecieron mostrar una menor incidencia del meme de comparación-nazi. Y
el contra-meme mutó en formas todavía más útiles. (Como me dijo en
cierta ocasión el autor de "El huevo del cuco", Cliff Stoll: "¿Ley de
Godwin? No es ésa la ley que establece que una vez que una discusión
alcanza una comparación con los nazis o Hitler, su utilidad se ha
acabado?") Según mis (indudablemente bajos) estándares, el experimento
fue un éxito.

Pero su éxito me ha dado mucho en lo que reflexionar. Si es posible
generar contra-memes efectivos, ¿hay alguna moral imperativa moral para
hacerlo? Cuando vemos pasar un meme malo o falso, ¿debemos darle caza
con un contra-meme? ¿Tenemos la obligación de mejorar nuestro entorno de
conocimiento? ¿Nuestro entorno social?
Pero este poder para hacer el bien también podría ser poder para hacer
el mal. Cualquiera en la Red tiene el poder de afectar el precio de las
acciones. (O peor: una recreación fraudulenta del susto del veneno del
tilenol podría causar un pánico nacional o internacional.) Y los memes
víricos son capaces de provocar daños permanentes.

Aunque el mundo de Internet está lleno de diversos pensadores críticos
que están preparados para retar a los memes auto-indulgentes y
auto-perpetuadores, no podemos confiar en la diversidad y la inercia de
la cultura de la red para responder a todos los memes malos. El meme de
comparación-nazi tiene una resistencia particular, en parte por su alto
poder incendiario ("¿Me estás llamando nazi? ¡Tú eres el nazi en esta
discusión!") El mejor modo de luchar contra esos memes idear con astucia
contra-memes con intención de ponerlos en perspectiva. Puede que haya
llegado la hora de que nos encomendemos a la ingeniería memética -
diseñar buenos memes para eliminar a los malos.
De otra manera, plus ça change, plus c'est la meme chose.

Para más información:
Mike Godwin http://www.eff.org/pub/Publications/Mike_Godwin/
Introducción a los memes http://www.aircenter.net/mc13039907.html
Lexicón Memético http://www.aircenter.net/mc13039906.html

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

LA INVESTIGACIÓN COMO SERVICIO
Por: Mariano Marzo

Una definición clásica, de diccionario, de la investigación científica
acostumbra a ajustarse a frases como 'realizar actividades intelectuales
y experimentales de modo sistemático con el propósito de aumentar los
conocimientos sobre una determinada materia'. Sin duda, esta definición
es acertada para lo que conocemos como investigación básica, cuya
financiación proviene de subvenciones a fondo perdido de la
Administración regional, estatal o europea.

Sin embargo, la definición anterior resulta hoy en día claramente
incompleta. Así, junto a la investigación básica existe otro tipo de
investigación que se esfuerza en obtener su financiación de empresas u
organismos públicos, ofreciendo a cambio determinados productos o
servicios. Esta investigación concebida como servicio toma como punto de
partida la validación de las nuevas teorías propuestas por la
investigación básica y tiene un alcance más limitado que ésta,
concentrándose en un problema industrial o social específico.

Una característica particularmente importante de la investigación
concebida como servicio es que debe resolver los problemas concretos
planteados de la manera más rápida y eficiente posible. Esta limitación
de tiempo no sólo entra en conflicto con la praxis científica habitual,
basada en una aplicación cuidadosa, paciente y sistemática del método
científico, sino que en la práctica implica una evaluación continuada de
los equipos de investigación, que, año tras año, si quieren ver
renovados sus contratos deben competir en un mercado abierto y
cambiante. En esta competición, la excelencia investigadora, medida
según las normas al uso de la investigación básica, constituye una buena
tarjeta de presentación, pero debe acompañarse de originalidad en los
planteamientos, presupuestos ajustados, eficacia en la ejecución de los
proyectos y calidad de los resultados. La competitividad de un grupo
puede medirse, simplemente, a partir de su continuidad en el mercado y
por la diversidad e importancia de las empresas u organismos públicos
que requieren sus servicios.

Mi impresión es que en los centros públicos de nuestro país la
investigación concebida como servicio está infravalorada y su potencial
infrautilizado. Y esto resulta especialmente inadecuado e inoportuno.
Desde una perspectiva social amplia, porque la comunidad científica no
puede ignorar la acuciante necesidad de afrontar y resolver los variados
problemas que día a día afectan nuestra calidad de vida y la de las
futuras generaciones. No podemos retrasar por más tiempo nuestro
compromiso con una sociedad que, como ocurre en el caso de las vacas
locas y los debates sobre la energía y el agua, empieza a exigir a los
científicos que asuman su cuota de responsabilidad en la concreción de
un desarrollo sostenible. Desde una perspectiva científica y
tecnológica, porque además de la tradicional demanda de servicios por
parte de las pymes, la tendencia mostrada por la grandes compañías hacia
la fusión y recorte de plantillas parece traducirse en una reducción del
tamaño y una pérdida de experiencia de sus departamentos de I+D. Sin
investigación, en busca de nuevas ideas, nuevas metodologías, nuevos
sistemas y nuevas tecnologías, cualquier industria que dependa de la
ciencia y su aplicación por profesionales experimentados para su
crecimiento se convertirá en ineficaz e improductiva. Quizás la solución
al problema demande una acción estratégica que pasaría por la
articulación de una alianza para la investigación, que podría estar
integrada por universidades, centros públicos y privados de
investigación, compañías de servicios y los grupos de proyectos
especiales de las empresas. La articulación de esta coalición tendría un
impacto muy favorable no sólo en la inserción laboral de nuestros
licenciados, sino también de nuestros jóvenes investigadores y doctores.
Además, a través de una investigación financiada por la empresa y
mediante una relación estrecha con mentores de gran experiencia situados
en otros segmentos de la alianza para la investigación, las
universidades podrían asegurar las nuevas aptitudes y actitudes
necesarias para cubrir la demanda proveniente de la industria.

Mi tesis es simple. Los gestores de la investigación pública deben
apostar de forma decidida por un incremento de los esfuerzos dedicados a
la investigación concebida como servicio, procediendo, además, a
articular las medidas necesarias para su evaluación e incentivación. Sin
poner en tela de juicio la importancia y necesidad de la investigación
básica, cuya financiación debe asegurarse desde la Administración
pública, debe cultivarse la idea de que la investigación básica, que
aspira a sentar hechos y principios científicos revolucionarios, no es
de rango o jerarquía superior a la investigación concebida como
servicio, que pretende aportar soluciones reformistas a problemas
concretos. Cualquier priorización debe basarse más en consideraciones
socioeconómicas y de futuro que en mitos, prejuicios o voluntarismos.

[Nota]* Mariano Marzo es catedrático de Estratigrafía en la Universidad
de Barcelona.

                           ------------------

El Mundo http://www.el-mundo.es/

PROGRAMA 'RAMON Y CAJAL': EL GOBIERNO CREARÁ 2.000 PLAZAS DE
INVESTIGADOR EN CINCO AÑOS
Europa Press - Palma de Mallorca

Tiene un presupuesto para el primer ejercicio de 4.800 millones de
pesetas

El Gobierno central creará aproximadamente 2.000 plazas de
investigadores en colaboración con las universidades a través del
programa 'Ramón y Cajal' que ha sido definido por el secretario de
Estado de Política Científica y Tecnológica, Ramón Marimón, como «el más
ambicioso que se ha hecho nunca en España para fomentar la
investigación».

El programa, que ha sido presentado esta tarde en Palma de Mallorca a la
Comisión de Investigación de la CRUE formada por los vicerectores de las
universidades españolas, consiste en la convocatoria, a través de los
centros universitarios, de diferentes plazas de investigación a la que
pueden acceder todos los investigadores que lo deseen.

Así, según Marimón, el programa 'Ramón y Cajal' tendrá una vigencia de
cinco años y un presupuesto para el primer ejercicio de 4.800 millones
de pesetas, partida que se ampliará según las necesidades de los
siguientes años y que será asumida en un 75% por el Gobierno y el resto
por los centros.

El objetivo del Ministerio de Ciencia y Tecnología es que durante el
primer año se creen entre 700 y 800 plazas de investigadores, que
tendrán una equivalencia a la de profesor titular, y que en los otros
cuatro años la cifra ascienda a los 2.000 antes citados.

«Se trata de facilitar la vuelta a España de los científicos e
investigadores que han salido del país por falta de oportunidades y, al
mismo tiempo, permitir a los jovenes titulados desarrollar sus
proyectos», ha asegurado.

Marimón ha dicho que la convocatoria será «abierta y competitiva» y que
serán los propios centros lo que decidan las áreas de investigación que
quieren potenciar, aunque ha señalado que se priorizarán las areas
contempladas en el Plan Nacional de Investigación y Desarrollo, «que son
las más demandadas».

En este sentido, el secretario de Estado ha apuntado que los centros
universitarios tendrán que «competir» para quedarse con los
investigadores y que tendrán que consolidar las plazas de investigación
que se instauren.

El plazo para la primera convocatoria comienza esta misma semana y las
universidades, en colaboración con el Ministerio de Ciencia y
Tecnología, tendrán hasta el próximo 1 de octubre para seleccionar a los
candidatos ya que, en esa fecha, se producirá su incorporación a los
centros. Marimón, no obstante, ha apuntado a la posibilidad de dar un
margen de un año a los interesados para facilitar su incorporación.

====RINCÓN DEL LECTOR =================================================

REFLEXIONES SATÍRICAS EN ROMÁN PALADINO A “LA AGUJA INEXISTENTE”
Por: Manuel Borraz

En sus viajes por todo lo ancho y largo de este mundo, tanto viajeros
escépticos como credulones han entrado a veces en contacto con esos
grupúsculos amancebados de "ex-ufólogos", "ufólogos críticos", "ufólogos
racionalistas", "aficionados a la sociología de los ovnis",
"anomalistas",
"sociólogos del misterio", "especialistas en leyendas urbanas aéreas",
"detectives de lo insólito", "investigadores de la leyenda de los
platillos volantes", "antropólogos estudiosos del tema ovni" y otros
autoproclamados "especialistas en ovnis".

Y como dan fe los extractos de algunas de sus crónicas, que cito más
abajo, tanto escépticos como credulones han coincidido en denigrar a
esta especie bastarda que pulula por Anomalist y otros foros. Por algo
será.

-------

Contaba un viajero escéptico:

"...Y dícese de esas gentes que son falsos conversos, y aunque juran ser
nuestros aliados y decláranse paladines de la razón y azote de la
superstición, no se entiende su empeño en ocuparse de mitos y leyendas,
rarezas y maravillas, testimonios dudosos y declaraciones en entredicho,
que tales cosas sólo Maese Klass tiene concedida bula para tratarlas. Y
dícese también que, por las noches, se reúnen con gran secreto a adorar
al Gran Marciano y a los Platillos Volantes, aunque de día lo niegan, y
que algunos llevan tatuada donde nadie puede verla una aguja en un
pajar, la señal de la infamia. Y cierto es que por estas cosas merecen
el desprecio de los mortales y deben ser perseguidos allí donde se
encuentren..."

****/

Relataba un crédulo cronista:

"...Y dícese de esas gentes que son vampiros y traicioneros, y aunque
juran velar por la razón, y decláranse azote de la ignorancia y
caballeros en busca de la verdad, no se entiende su empeño en ocuparse
de lo que ellos dicen ser vanos mitos y leyendas, rarezas y maravillas,
testimonios dudosos
y declaraciones en entredicho, según ellos dicen, y que nosotros sabemos
ciertos y espejo de una realidad verdadera que se nos pretende hurtar. Y
dícese también que, por las noches, se reúnen con gran secreto con el
Maligno y una cohorte de poderosos, quienes les compensan y les proveen
de
mentiras y calumnias que esparcirán de día, pues comulgan de noche con
lo que de día niegan, pretendiendo hacer pasar por quimeras los
platillos volantes que ellos bien conocen. Y cierto es que por la
confusión que siembran merecen el desprecio de los mortales y su destino
no puede ser sino
la hoguera allí donde se encuentren..."

****/

Saludos,

[Nota] *Manuel Borraz se define como un escéptico,  "colega de Ballester
Olmos" y amigo de Luis Alfonso Gámez. El artículo que nos ha remitido
constituye, en sus propias palabras, “unas reflexiones desenfadadas,
suscitadas por la lectura del comentario LA AGUJA INEXISTENTE de Luis
Alfonso Gámez, incluido en el número 20 de este boletín (10 de Marzo de
2001).”





_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.