Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 47 al 76 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 74     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2000 - Número 69 - 15 de Noviembre de 2000
Fecha:Miercoles, 15 de Noviembre, 2000  02:19:27 (+0100)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <TXINBO @.....es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Crítica a la Pseudociencia y
Escepticismo
       © 2000 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

    Edición 2000 - Número 69 - 15 de Noviembre de 2000

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

=== SUMARIO =========================================================

  - Fraude arqueológico en la Tierra del Sol Naciente.

  - Ponga un Fin del Mundo en su vida.

  - Cupido al descubierto.

  - ¡Springheel Jack ha vuelto!

  - Júpiter desvelado.

  - Los europeos procedemos de tres grandes oleadas migratorias de
origen asiático.

  - Creencias surtidas, los atajos de la Fe.

  - Dos alas para un cerebro enfermo.

  - Las diferentes lesiones que produce la radiación.

  - Un nuevo algoritmo, aplicado al sistema GPS, abre las puertas al
desarrollo de la navegación aeronáutica automatizada.

  - Presentación del nuevo proyecto de telescopio europeo de 50 metros
de diámetro para el Observatorio del Roque de los Muchachos en La Palma.

=== NOTICIAS =========================================================

ESCANDALOSO FRAUDE ARQUEOLÓGICO EN JAPÓN
Por: Julio Arrieta

La arqueología japonesa ha sido objeto de un engaño arqueológico de
dimensiones sólo comparables a otros timos de la categoría del hombre de
Piltdown o el fraude de Glozel.

Se descubrió el pastel: toda la secuencia del Paleolítico Inferior del
archipiélago nipón se basa en unos hallazgos fraudulentos, "plantados"
en los correspondientes yacimientos por el que hasta hace dos semanas
era considerado como una de las máximas autoridades japonesas en la
materia: Shinichi Fujimura.

Fujimura era, hasta su cese, el vicedirector del Instituto Paleolítico
de Tohoku, una institución privada que tenía a su cargo cerca de un
centenar de yacimientos. El arqueólogo se había convertido en una
estrella entre sus colegas y estudiantes por su buena mano a la hora de
localizar yacimientos paleolíticos que proporcionaban registros de
cronología muy antigua, superior a los 30.000 años BP en los que
tradicionalmente se habían situado los primeros pobladores del
archipiélago. Fujimura había disparado estas fechas hasta el Paleolítico
Inferior merced a sus "hallazgos" en tres yacimientos, el más antiguo de
los cuales parecía ser el de Kamitakamori, en el que había "encontrado"
más de 60 piezas líticas en un nivel de 600.000 años de antigüedad.
Fujimura empezaba a ser conocido entre sus colegas japoneses como el
"dedo de Dios" por sus sorprendentes éxitos y su proverbial talento para
excavar siempre en el lugar adecuado.

Pero el "dedo de Dios" no estaba muy limpio. Unos reporteros del diario
Mainichi Shimbun decidieron hacer guardia a pie de yacimiento el pasado
22 de octubre, sorprendiendo al "dedo" con las manos en la masa: Los
reporteros fotografiaron a Fujimura enterrando material arqueológico en
el lugar en el que su equipo iba a excavar al día siguiente. La
publicación de las fotos causó el cese fulminante del sospechoso, que se
ha visto obligado a confesar ante el peso de la evidencia: los
materiales supuestamente paleolíticos de, por lo menos, dos yacimientos
bajo su responsabilidad habían sido "plantados" por él mismo y
pertenecían a su colección privada.

Los arqueólogos japoneses no salen de su asombro al descubrir las
peculiares "técnicas" de uno de sus más reputados colegas. Por su parte
Fujimura ha pedido perdón públicamente en una rueda de prensa celebrada
el pasado día 5 de noviembre y ha insistido en que todos sus hallazgos,
salvo dos, son genuinos. Pero sus colegas no duermen tranquilos:
Fujimura tenía acceso a 180 yacimientos y ejercía labores de
responsabilidad en 100 de ellos. Este fraude ha arrojado una sombra de
sospecha sobre los resultados arrojados por todos ellos y la arqueología
japonesa se dispone a afrontar una seria revisión de toda la secuencia
paleolítica del archipiélago.

                           ------------------

PONGA UN FIN DEL MUNDO EN SU VIDA
Por: José Luis Calvo

Por si alguien pensaba que el patinazo de Nostradamus (y de su
“comentarista” Paco Rabanne) en agosto del año pasado suponía el fin de
las profecías catastrofistas, no estaría de más recordar que todavía nos
quedan las de San Malaquías, esperando el fallecimiento del pontífice
para ponerse nuevamente de actualidad.
Por aquello de que escéptico prevenido vale por dos, no estará de más
dar un repaso a este asunto.

Lo primero que hay que aclarar es que San Malaquías no tiene nada que
ver con la profecía de los Papas que se le atribuye. Ninguno de sus
biógrafos (ni siquiera San Bernardo que fue su amigo durante largos
años) menciona ni media palabra sobre este tema, lo que hace sospechar
de su autenticidad.

La primera mención a esta “profecía” surge en 1.595 -Malaquías había
fallecido en 1.148 así que no pudo protestar por su supuesta paternidad-
cuando fue publicada por Arnoldo Wion que no hace ninguna mención clara
sobre cuándo y cómo tuvo conocimiento de ella.
Si estas circunstancias ya son suficientes para disparar los mecanismos
críticos de casi cualquier persona, el análisis de la “profecía” revela
que no sólo en Dinamarca hay algo que huele a podrido.
La “profecía” consiste en una serie de divisas en latín aplicables a los
distintos Papas y Antipapas -también ellos, ¿por qué no?- desde
Celestino II (1.143-1.144) hasta Pedro el Romano tras del cual se
producirá el Juicio Final -otro más-: “In persecutione extrema sacrae
romanae ecclesiae, sedebit Petrus Romanus qui pascet oves in multis
tribulationibus: quibus transactis, civitas septicollis diruetur, et
judex tremendus judicabit populum”. Este latinajo en castellano se
traduce por: “En la última persecución de la santa iglesia romana,
tendrá su sede Pedro el Romano que apacentará a sus ovejas entre grandes
tribulaciones: pasadas éstas, la ciudad de las siete colinas (se refiere
a Roma) será destruida y el juez terrible vendrá a juzgar al pueblo”.

Antes de llegar al dies irae, repasa la historia de los papas. El
estudio de los lemas que se les atribuye es especialmente interesante.
Hasta Urbano VII (del 15 al 27 de septiembre de 1.590) la
correspondencia entre las divisas y la historia de cada Papa es casi
perfecta. El “casi” corresponde a Juan XXII de que dice la profecía “De
surore osseo” (Del zapatero Ossa). “Curiosamente” las historias del
papado publicadas en el S XVI recogían la leyenda de que el padre de
Juan XXII, perteneciente a la familia Ossa, tenía como profesión la de
zapatero. Hoy, la crítica histórica mediante el estudio de los
documentos originales niega que eso sea cierto ya que el padre de Juan
XXII era comerciante (y no de zapatos precisamente). Según esto, San
Malaquías no sólo habría predicho a los pontífices sino también los
errores de la historia del papado. La otra explicación, bastante más
racional, es que alguien escribió en 1.590 las “profecías” copiando los
datos de las historias del papado con sus aciertos y sus errores.

¿Por qué habría nadie de hacer una cosa así? Pues para hacer un “juego
de manos”, forzar la elección de una carta (en este caso de un Papa).
Tras el breve pontificado de Urbano VII había que elegir un nuevo Papa.
Al cónclave concurría el cardenal Simoncelli -uno de los favoritos para
calzarse las sandalias del pescador porque ya había participado en las
cinco elecciones anteriores- que había nacido en Orvieto, ciudad cuyo
nombre deriva del latín Urbs Vetusta que significa Ciudad Vieja. Según
la “profecía” de San Malaquías el sucesor de Urbano VII llevaría el lema
de “Ex antiquitates urbis” (De la ciudad antigua). Blanco y migado...
sopas de leche. El pseudomalaquías era un partidario del cardenal
Simoncelli que quiso presentarle como el designado por la profecía. El
tiro le salió por la culata. El elegido fue Gregorio XIV que había
nacido en Milán.

A partir de esa fecha, la perfecta adecuación entre lemas y papas hace
aguas por todas partes. Por fortuna para los malaquistas los lemas son
lo bastante ambiguos para más mal que bien hacerlos casar, pero las
divisas anteriores a Gregorio XIV se refieren casi única y
exclusivamente a tres circunstancias, nacimiento -lugar o familia-, sede
desde la que accedía al papado y figuras de heráldicas (cada nuevo
pontífice elige su propio escudo de armas).

Desde Gregorio XIV, los malaquistas tienen que recurrir a casi cualquier
aspecto de la vida del Papa o de la sociedad en la que vivió para
intentar que cuadre con su divisa y ni aún así lo consiguen. Veamos unos
ejemplos: ¿Qué coño (con perdón) hizo el pobre Inocencio XI
(1.676-1.689) para merecer el lema “Bellua insatiabilis” (Bestia
insaciable)? ¿Clemente XIV (1.769-1.774) era un jefe sioux? Pues lo
parece porque le correspondió la divisa “Ursus velox” (Oso veloz). León
XII (1.823-1.829) fue “Canis et coluber” (El perro y la serpiente) vaya
usted a saber porqué. Peor le fue a Benedicto XIV (1.740-1.758) que
además de Papa fue un intelectual de prestigio, pero al que le cupo en
suerte (mala) el lema “Animal rurale” (Animal del campo).

¿Y los últimos Papas? A Pablo VI le correspondió “Flos florum” (La flor
de las flores), a Juan Pablo I “De medietate luna” (De la luna
demediada); según algunos malaquistas porque su breve pontificado duró
menos de un mes lunar. ¡Sí señor! ¡Con un par! Fue Papa desde el 26 de
agosto de 1.978 al 28 de septiembre del mismo año. Considerando que en
mi pueblo el mes lunar dura 28 días no me salen las cuentas. A Juan
Pablo II le corresponde "De labore solis” (De los trabajos del sol)
porque nació durante un eclipse solar. ¿Es eso cierto? Pues según Javier
Armentia, director del Planetario de Pamplona: “El 18 de mayo de
1.920 -fecha de nacimiento de Wojtila- hubo un eclipse parcial,
observable únicamente desde el Índico meridional, Australia, el Pacífico
meridional y la Antártida.” Vaya por Dios, ahora Polonia debe haberse
trasladado a uno de esos lugares y nadie se ha enterado... Además,
tampoco veo muy clara la relación entre un eclipse y “los trabajos del
sol”.

¿Qué nos depara el futuro? Pues si creemos en esta chorr... perdón, en
esta profecía, lo tenemos bastante negro porque después de Juan Pablo II
(al que no parece que le quede mucho tiempo de pontificado, la verdad
sea dicha) sólo hay un Papa antes de Pedro el Romano y el fin del mundo.
Tendrá como lema “De gloria olivae” (De la gloria del olivo). ¿Tendremos
un Papa andaluz, un Papa comunista o un Papa al que le gusten los huevos
fritos en aceite de oliva virgen?
La solución en unos cuantos años.

                           ------------------

CIENTÍFICOS BRITÁNICOS REVELAN LA VERDADERA QUÍMICA DEL AMOR
Por: Redacción de “El Escéptico Digital”

Un equipo de científicos británicos parece haber descubierto por fin la
verdadera esencia de Eros -según las malas lenguas de los clásicos, el
legendario hijo de Caos- mediante la identificación de aquellas regiones
del cerebro directamente involucradas en el procesamiento de los
sentimientos y de las emociones románticas.
"Nuestro objetivo, era descubrir la región del cerebro que hace que una
persona se enamore o que haga que se sienta enamorado". Estas
declaraciones las realizó la doctora Andreas Bartelas, del University
College de Londres, durante el pasado Congreso de la Society for
Neuroscience, celebrado a orillas del Mississippi, en Nueva Orleans
ciudad del jazz y de la música zydeco.

El equipo de investigadores, a las ordenes de la doctora Andreas,
reclutó como sujetos experimentales a 16 individuos, que informaron
estar "locamente" enamorados. Estos voluntarios tuvieron que rellenar
por otra parte un cuestionario psicológico cuya finalidad era la de
determinar si realmente estaban enamorados.

El experimento consistió en realizar escáners cerebrales mientras los
voluntarios miraban fotografías de los seres amados. En palabras de
Andreas Bartelas: "Descubrimos que la respuesta emocional era mayor -con
un mayor flujo sanguíneo en ciertas regiones del cerebro- cuando miraban
a fotos de una persona de la que habían informado estar enamorados".

Las fotos utilizadas en cada caso como elicitadoras del sentimiento de
enamoramiento activaron concretamente cuatro regiones del cerebro,
localizadas en la región límbica, al mismo tiempo que redujeron la
actividad en zonas como el neocortex, un área asociada tradicionalmente
a la depresión.

                           ------------------

¡SPRINGHEEL JACK HA VUELTO!
Por: el Dr. Zenón Sanz

Estaba en mi sofá predilecto leyendo un buen libro de Marvin Harris,
acompañado de un vinillo de Burdeos, aún mejor que el libro, cuando sonó
el teléfono. Al descolgar, una voz misteriosa me dijo: "¡Yo sé quien es
tu canguro espanta-abuelas londinense!". Se trataba de uno de mis
corresponsales, que me pilló desprevenido y con el paso cambiado. "¿Qué
canguro?", pregunté. "El criptobicho de tu artículo de anteayer"
respondió. "El misterioso ser saltarín que ataca a las ancianitas y sus
caniches... se trata nada menos que de ¡¡Springheel Jack!!".

¡Por supuesto! ¿Cómo no caí antes en la cuenta?
Springheel Jack -algo así como "Jack el saltarín" o bien "Juanito el de
los muelles", si lo prefieren- fue un misterio popular en la Inglaterra
de 1837. Al parecer -y según J. Vyner, de la Flying Saucer Review,
fuente de cuya solvencia Dios nos libre dudar- se trataba de un
humanoide de larga nariz y grandes orejotas, que se dedicaba a saltar
sobre las cercas, jardines y, sobre todo, las señoras solitarias en las
brumosas noches de los alrededores de Londres. Exactamente como nuestro
canguro gamberro y canicida.

Bueno, es cierto que hay unas pequeñas diferencias: Jack lucía unos
cuantos complementos de los que carece el agresivo marsupial-fantasma. A
saber: una capa, un casco, unos ojos brillantes a lo Chupacabras y una
extraña luz en el pecho. Estos pequeños detalles propiciaron que Jack
pasase a ser carne de ufólogo, mereciendo ser citado por los grandes del
asunto, como Jacques Vallée o el entrañable Antonio Ribera. Así, Jack
fue considerado como una especie de humanoide victoriano, un antecedente
de los típicos y modernistas venusianos platillistas.

A pesar de los numerosos testigos, casualmente siempre solitarios, Jack
no fue nunca capturado por el dispositivo policial movilizado a causa de
la alarma social generada por sus saltos y deambuleos. Por supuesto, no
faltó el escéptico aguafiestas de turno que afirmaba que el saltarín
embozado no era más que un aristócrata, el segundo marqués de Waterford,
que con toda esta tramoya encubría sus juergas nocturnas y otro tipo de
saltos sobre otro tipo de señoras. Pero... ¿cómo explicar aquellos
enormes brincos por encima de muros, carruajes e incluso casas? ¿y los
ojos llameantes? ¿y la luz?

Como todo ser misterioso que se precie, esta leyenda urbana decimonónica
desapareció en la bruma tal como surgió: volatilizado y sin dejar
rastro. Igual que el canguro. Quizá sea un signo de los tiempos, que
confundamos a una especie de fantomas victoriano con un canguro. Pero no
me negarán que los casos son similares: un ser misterioso, alto,
huesudo, narigudo, con orejotas, saltarín, dedicado al acoso y derribo
de señoras solitarias en las noches londinenses.

Permítanme queridos lectores cerrar esta breve nota al más puro estilo
“Enigmas-Año/cero-Másallá”:
¿Se tratará del mismo ser que ha retornado desde el pasado? ¿Nos
encontramos ante un canguro mutante huido de un oscuro laboratorio
gubernamental? ¿Serán, tanto el canguro como Springheel Jack, dos
variantes urbanitas del Chupacabras? Y sobre todo... ¿Cómo es que
Akásico.com no ha cubierto aún tan apasionante noticia? Sencillamente,
un olvido ¡IMPERDONABLE!

                           ------------------

JUPITER DESVELADO
Por: Javier Armentia

La cultura griega le otorgó el nombre del señor de cielo y tierra, Zeus
(Júpiter para los romanos). Ahora los humanos desvelan sus secretos...

Aunque hace ya mucho que se dio la revolución copernicana, seguimos
teniendo una visión bastante geocéntrica del sistema solar: la Tierra y
los demás planetas, asteroides o cometas, solemos enumerar. Sin embargo,
atendiendo al tamaño y a la masa, el sistema solar es poco más que el
Sol. Y después, casi sólo Júpiter. Este planeta tiene más materia que
todos los demás planetas juntos; aún así, ni siquiera llega a un uno por
ciento de la masa solar. Es un planeta gigante, visitado por vez primera
por un artefacto humano en 1972, cuando la sonda Pioneer X nos ofreció
las primeras imágenes de su convulsionada atmósfera y de sus lunas.

Ahora, 28 años después, y por primera vez en la investigación
planetaria, dos sondas internacionales están en Júpiter, la Galileo y la
Cassini/Huygens, se juntan en Júpiter. Llevan nombres de astrónomos que,
entre otras cosas, permitieron avanzar en el conocimiento de nuestros
planetas. Galileo, de hecho, fue el primero que miró con un anteojo
astronómico a Júpiter, descubriendo sus cuatro lunas mayores: Io,
Europa, Ganimedes y Calisto. Y descubrió también la Gran Mancha Roja, un
ciclón tropical joviano que desde hace más de trescientos años está
activo en el hemisferio sur del planeta, con un tamaño superior al de la
superficie terrestre. Galileo es también el nombre de una sonda que
desde 1995 está orbitando en torno a Júpiter, obteniendo datos del
planeta y de sus lunas.

Por otro lado, ahora se acerca a Júpiter otra sonda, también
colaboración entre la agencia espacial norteamericana y la europea: se
trata de la Cassini/Huygens, que va de camino a Saturno. No en vano su
nombre conmemora a los dos astrónomos que describieron por primera vez
los anillos de este planeta (Galileo creyó que eran algo así como asas y
orejas) y su gran luna Titán. Esta sonda fue lanzada hace tres años, y
va a pasar junto a Júpiter para aprovechar el impulso gravitatorio y
adquirir la velocidad que le permita llegar a Saturno en el 2003. Algo
así como una honda que acelera una piedra, un proceso que la
Cassini/Huygens ha hecho ya tres veces: las dos primeras con Venus y
posteriormente con nuestro propio planeta.

El 30 de diciembre será el máximo acercamiento, a 10 millones de
distancia. Pero ya está lo bastante cerca como para obtener imágenes
directas del planeta. Algo que los científicos quieren aprovechar para
obtener información con mucho más detalle de lo que suele ser posible.

La observación de Júpiter se está realizando actualmente mediante
telescopios, en observatorios terrestres y también con el telescopio
espacial, que complementan las imágenes y datos que transmite desde las
cercanías del planeta la sonda Galileo. El seguimiento que esto permite
está alcanzando sus frutos: recientemente, un equipo internacional
dirigido por el bilbaíno Agustín Sánchez Lavega ha presentado su estudio
sobre la dinámica de las tormentas de Júpiter y cómo a veces se juntan
en una sola. La rápida rotación del planeta, que da una vuelta sobre sí
mismo en algo menos de 10 horas, provoca una atmósfera dinámica, con
numerosas corrientes de aire (casi todo compuesto por Hidrógeno y Helio,
con algo de metano, amoniaco y agua) paralelas al ecuador. Estas
corrientes crean bandas de nubes que son observables desde la Tierra. Y
entre esas corrientes se desatan fortísimos ciclones que dejan a los
terrestres en miniatura, con vientos de decenas de miles de kilómetros
por hora, y tamaños como nuestro continente.

Ahora, hay un instrumento nuevo, que durante estos próximos meses va a
poder ensayar el trabajo que deberá hacer durante varios años cuando
llegue a Saturno. La sonda Cassini/Huygens se unirá a esa batería de
ojos que intentan comprender mejor la dinámica de esa atmósfera
turbulenta, pero también otros fenómenos únicos de este gigante gaseoso.
Por ejemplo, la estructura de los campos magnéticos que envuelven a
Júpiter, similar, pero mucho más grande, a la magnetosfera terrestre.
Estos campos magnéticos desvían las partículas que llegan desde el Sol,
ese viento solar que en nuestro planeta produce tormentas eléctricas que
afectan al funcionamiento de los satélites artificiales y provocan las
auroras polares o incluso problemas en las grandes redes eléctricas.

También se podrán observar las lunas de Júpiter, y su sistema de
anillos, menos denso que el de Saturno, pero que existe, como en torno a
Urano y Neptuno, algo que se descubrió gracias a las sondas Voyager
lanzadas a mediados de los 70.

Observaciones en luz visible y en el infrarrojo, algunas desde
telescopios terrestres, otras con el Telescopio Espacial Hubble y desde
las dos sondas; mediciones del campo magnético in situ, observaciones en
ondas de radio... Júpiter va a ser analizado como nunca lo ha sido antes
un planeta. Por supuesto, algunos de los resultados serán noticia y
sorprenderán a los propios expertos; otros explicarán algunos de los
numerosos misterios que aún nos guarda; por supuesto, quedarán tantos
otros por resolver. Los expertos en ciencias planetarias saben que por
mucho que vayamos conociendo de nuestro sistema solar, aún queda tanto
por aprender que no pueden sino esperar que pronto haya una nueva
oportunidad como la de este fin de milenio. Una casualidad, claro, pero
que siempre es bienvenida.

Profesionales y estudiantes

Uno de los aspectos que pueden resultar curiosos de esta campaña de
observación de Júpiter es que no solamente toman parte en ella expertos
en astronomía planetaria, sino también estudiantes de secundaria. Se
trata de un proyecto denominado GAVRT, iniciales de “Radiotelescopio de
Goldstone-Apple Valley”, la antena de 34 metros de diámetro con que se
reciben las señales de estas misiones planetarias y que ahora va a
realizar también observaciones directas.

Varios equipos de estudiantes, a través de Internet, van a recibir los
datos de esta antena, y ellos, trabajando en colaboración con los
responsables del programa, traducirán esos números en información sobre
la envoltura magnética de Júpiter.

No es la primera vez que un programa de investigación cuenta con el
apoyo de estudiantes. De hecho, cada vez más, la astronomía se
promociona de esta manera entre las nuevas generaciones: una interesante
labor de promoción de una ciencia básica, que necesitará cada vez más en
el futuro de expertos ilusionados.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

LOS EUROPEOS PROCEDEN DE TRES GRANDES OLEADAS MIGRATORIAS DE ASIA
Por: Javier Sanpedro – Madrid

Un estudio genético ha demostrado que los europeos actuales proceden de
sólo tres olas migratorias llegadas de Asia. La primera empezó hace
40.000 años y extendió por Europa la célebre cultura auriñaciense,
caracterizada por una de las grandes innovaciones de la prehistoria: el
arte rupestre. La mitad de los europeos actuales desciende directamente
de esos cazadores paleolíticos. Los últimos emigrantes que colonizaron
Europa fueron los inventores de la agricultura, que se propagaron desde
Oriente Próximo hace 9.000 años. Sólo el 20% de los europeos actuales
desciende de ellos.

Las comparaciones genéticas entre las personas actuales se han revelado
como un poderosísimo microscopio que permite deducir los orígenes de las
poblaciones humanas y sus flujos migratorios. El estudio que se presenta
hoy en Science se basa en el análisis del cromosoma Y (masculino) de
1.007 hombres europeos y ha sido liderado por Ornella Semino y Peter
Underhill, del Departamento de Genética de la Universidad de Stanford.

Los datos paleontológicos y arqueológicos, muy abundantes en Europa, no
han podido resolver las grandes cuestiones sobre los orígenes de sus
pobladores. Por ejemplo: la agricultura se expandió por Europa desde
Oriente Próximo hace 9.000 años, pero ¿fue ello debido a que los
primeros agricultores desplazaron y sustituyeron a los cazadores que ya
estaban allí? ¿O es que éstos fueron aprendiendo la técnica en una ola
de transmisión cultural que se propagó de este a oeste?
Semino y sus colaboradores han demostrado que ocurrieron ambas cosas.
Los inventores de la agricultura, que también construyeron los primeros
asentamientos humanos, se desplazaron físicamente de este a oeste y
fueron dejando sus genes por donde pasaban. Esos genes aún están allí,
dispuestos en un perfecto gradiente con un máximo en Oriente Próximo y
una continua y suave disminución hacia el oeste a lo largo del
mediterráneo.
"Los [genes] marcadores que vemos ahora en los países mediterráneos
están muy estrechamente relacionados con los pueblos de Oriente Próximo
[libaneses, sirios, judíos, palestinos]", explicó ayer Ornella Semino a
este diario. Pero los agricultores en expansión no eliminaron a los
cazadores que ya estaban allí, ni mucho menos. Sólo un 20% de los
europeos actuales desciende de aquellos civilizadores de vanguardia. El
otro 80% proviene de los antiguos pobladores paleolíticos.

¿Y de dónde habían salido aquellos europeos de vieja cuna? Pues también
vinieron de oriente, pero muchísimo antes: en dos olas migratorias
ocurridas hace 40.000 y 22.000 años, respectivamente. Los datos son de
tal calidad que los científicos de Stanford se han aventurado -con una
osadía típica de genetista y llamada a encender la controversia con los
prehistoriadores- a relacionar esas dos colonizaciones con dos culturas
primitivas muy bien definidas por los restos que dejaron en sus cuevas:
la auriñaciense y la gravetiense.

Los colonizadores auriñacienses, inventores del arte rupestre que sigue
fascinando a cualquier Homo sapiens de buen gusto, empezaron a llegar
hace 40.000 años desde Asia central. Sus cromosomas ancestrales pueden
encontrarse todavía en la región de Pakistán y el norte de la India. La
mitad de los europeos actuales desciende de ellos. Hace 40.000 años,
estos visitantes orientales tuvieron que encontrarse forzosamente con
una curiosa especie de humanos: los Neandertales, que se extinguirían
poco después. La segunda ola paleolítica, que llegó de Oriente Próximo
hace 22.000 años, propagó por Europa la cultura gravetiense, célebre por
sus Venus prehistóricas de abultados atributos. El 30% de los europeos
actuales desciende de ellos.
Y la tercera ola, de hace 9.000 años, es la ya mencionada de los
agricultores neolíticos. Y aquí estamos esperando la cuarta.

Más primitivos cuanto más al norte, menos cuanto más al sur

La distribución actual de cromosomas viejos y nuevos no es homogénea en
Europa. Los modernos inventores de la agricultura se propagaron desde
Oriente Próximo hacia el oeste por el litoral mediterráneo, y sólo
después migraron, más tímidamente, hacia el norte. Por eso la genética
revela ahora un doble gradiente norte-sur: los antiguos cromosomas
paleolíticos son más abundantes cuanto más al norte de Europa, y los
modernos genes neolíticos son más frecuentes cuanto más al sur.
Curiosamente, este doble gradiente se da sólo en los hombres. Las
mujeres presentan una distribución homogénea entre el norte y el sur.
Luca Cavalli-Sforza, director del Departamento de Genética de la
Universidad de Stanford y uno de los mejores genetistas de poblaciones
del mundo, interpreta que las mujeres han tendido históricamente (y
prehistóricamente) a desplazarse al lugar de origen de su marido. Si un
civilizado meridional se emparejaba con una cazadora norteña, ella se
mudaba al sur. Si un cazador norteño se unía a una civilizada
meridional, ella se desplazaba al norte.

Por otro lado, Semino explica: "Los vascos y los sardos comparten
básicamente los mismos componentes cromosómicos que los demás europeos.
Su posición peculiar respecto a la frecuencia [los vascos tienen, en
promedio, un mayor porcentaje de cromosomas paleolíticos que la media
europea] es probablemente una consecuencia del aislamiento". Es decir,
que los vascos se han mezclado menos que la media con los extraños.
España, y el País Vasco en particular, fue uno de los refugios europeos
durante la última glaciación (hasta hace 16.000 años).

                           ------------------

Diario Clarín http://ar.clarin.com/

CREENCIAS SURTIDAS, LOS ATAJOS DE LA FE
Por: Héctor Pavón (con la colaboración de: Eva Marabotto)
Noticia enviada por: José Luis Ansorregui

Los argentinos siguen fieles a sus creencias básicas —católicos,
evangélicos, judíos, musulmanes— pero, en convivencia con esa fe, muchos
creen en la vida extraterrestre, la astrología, la adivinación del
futuro, el tarot, o los cultos africanos.

Las razones por las que la gente adopta cultos alternativos.

La virgen es para el mundo, Eva Perón para la Argentina y el Gauchito
Gil para la casa", señalaba un cartel pintado a mano en una
peregrinación a Itatí en Ituzaingó. Un ejemplo aglutinador, completo y
complejo de una tendencia que cada vez tiene más fuerza en el campo
religioso: la de mezclar creencias. La Biblia junto a las pirámides y
las runas; la visita a la astróloga después de la oración religiosa; el
crucifijo ahumado por un sahumerio "armonizador". Síntesis de la Nueva
Era.

En los últimos años, hombres y mujeres abrumados por una situación común
de desesperanza, motivada en gran parte por problemas socioeconómicos,
sumaron ritos y costumbres místicas y esotéricas a su religión
particular. Una encuesta exclusiva para Zona, realizada por el Centro de
Estudios de Opinión Pública en Capital y Gran Buenos Aires (CEOP),
indica que el 65,5 por ciento de los entrevistados cree que la falta de
perspectivas laborales y la crisis social son las causantes del aumento
de las creencias sobrenaturales y las religiones alternativas. De ellos
el 35,2 por ciento cree que esto sucede porque la gente tiene una
necesidad desesperada de creer en algo; el 29,7 porque la gente busca
soluciones mágicas y rápidas a sus problemas reales y el 29,1 porque
necesita canalizar la frustración que siente.

"La gente acumula, no excluye, suma cosas para cada necesidad
espiritual. El que va al santuario de Rodrigo, no deja de ir a Luján.
Hace las dos cosas: va al santuario y a la Basílica", asegura Norberto
Padilla, secretario de Culto de la Cancillería y agrega: "La Iglesia
debe mantener una actitud de alerta pero hay que tener en cuenta que
como entidad tiene mayor amplitud de lo que se cree". La Secretaría de
Culto tiene inscriptas 2.371 entidades religiosas no católicas, que
corresponden a las variantes de treinta corrientes religiosas.
Extraoficialmente la cifra treparía a unas 5.000 entidades.

En una recorrida por los avisos clasificados de los diarios aparecen
múltiples ofertas de ayuda espiritual ante todo tipo de problemas.
Invocaciones a los astros, defensa contra los maleficios, tarot,
parapsicología, videncia, cafémancia (lectura de la borra del café),
clarividencia, unión de parejas, aromaterapia, armonizaciones, destrabe,
son parte de la oferta de alternativas y complementos a toda fe
religiosa establecida. Entre tanto aviso de dos líneas, sospechosos
milagreros asoman prometiendo lo imposible. Y más. El hechicero de
campo, vudú con muñecos, hechizos con sapos, vidente campesina y
aquellos que prometen adivinar y conseguir todo lo que el cliente desee.
La encuesta del CEOP arroja un resultado contundente cuando se pregunta
si en el contexto de la crisis social hay personas que promueven de
manera oportunista creencias alternativas. El 92,5 por ciento cree que
sí.

"Hay nuevos relatos que ponen en juego soluciones imaginarias, creencias
mágicas, cosas que son semejantes a los mitos, simples supersticiones,
relatos vinculados a mentalidades primitivas que aparecen junto a la
religión tradicional", dice el filósofo Enrique Marí al referirse a ese
crisol religioso. Sobre estas creencias que se suman, Marí acota: "El
hombre está atormentado por los problemas que tiene que reinventar para
seguir viviendo. Aclara: "Atormentado por su condición, el hombre
recurre a la religión y a la creencia para soportar las condiciones de
la vida y sus avatares. Y concluye: Hay un desencanto de la época, la
economía no da posibilidades de respuesta."

Multirreligiosos y católicos

"Esto podemos verlo en todos lados, con sólo agudizar un poco nuestra
mirada —dice José María Baamonde, presidente de la fundación SPES ligada
al arzobispado de Buenos Aires, en referencia al sincretismo nacional.
Lo observamos en los adolescentes que se atan una cinta colorada en la
muñeca, al tiempo que piden tres deseos; en el adulto que se coloca una
corbata de un color específico para buscar trabajo o aumento de sueldo;
en los que, religiosamente, leen su horóscopo; en ciertas oraciones que
se publican en los avisos clasificados; o en el espejo del taxista donde
encontramos la cinta colorada junto con la estampita de San Cayetano, el
rosario y los cuernitos. Todos muy ecuménicamente agrupados".

La fundación que preside Baamonde realizó hace algunos meses una
encuesta en colegios católicos que obtuvo resultados sorprendentes. El
relevamiento indicó que los adolescentes consultados creen en ovnis y
extraterrestres, magia, maleficios, reencarnación, astrología,
comunicación con los muertos y adivinación del futuro. Cuestiones que al
menos en sus formas no condicen con la fe católica.

En ese sondeo el 86 por ciento de los jóvenes aseguró creer en ovnis y
extraterrestres, el 67 por ciento en astrología, el 60 en magia,
maleficios y adivinación del futuro y cerca del 57 por ciento en
comunicación con los muertos. En la presentación de la encuesta se cita
una opinión del Papa Juan Pablo II: "Mientras crece un relegamiento de
lo religioso, de muchos aspectos de la vida, hay una nueva demanda de
espiritualidad, como lo demuestra la aparición de muchos movimientos
religiosos y terapéuticos, que pretenden dar una respuesta a la crisis
de los valores de la sociedad occidental". También advierte con
inocultable preocupación que "este despertar religioso trae consigo
algunos elementos muy ambiguos, incompatibles con la fe cristiana". Y se
alarma al advertir que ciertas corrientes "intentan llegar a Dios a
través del conocimiento y la experiencia, basados en elementos que toman
prestados de la espiritualidad oriental y de técnicas psicológicas".

La encuesta del CEOP también advirtió que el 47,2 por ciento de los
consultados cree que existen seres de otros planetas y el 43,3 que
existen ovnis. La posibilidad de vida extraterrestre o en ovnis no está
asociada a un conocimiento científico sino a una creencia. Sebastián
Bassi, vocal de la fundación Centro Argentino para la Investigación y
Refutación de la Pseudociencia (CAIRP) dice: "Más que ver un aumento de
gente que cree en determinadas cosas lo que veo es que la misma gente
cree en cosas nuevas o nuevas variantes de lo mismo. Sí se ve un aumento
del escepticismo de la gente. No creo que la gente haga cola para ir a
México a buscar agua sanadora. Hace unos años nadie hablaba de runas y
ahora están de moda. Antes se invocaba a los espíritus y ahora se invoca
a los ángeles u otras manifestaciones de energía".

Pero el fenómeno no es sólo local, los especialistas coinciden en que se
globalizó el sincretismo, lo que implicó que las principales iglesias se
pusieron a trabajar para no perder fieles. En Europa, por ejemplo, la
Iglesia Católica sale a contrarrestar los efectos de las múltiples
creencias con nuevos métodos par atraer fieles o para mantener a los que
tiene. La investigadora francesa Daniele Hervieu Leger, invitada por la
Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, expuso lo siguiente: "Hay una
revalorización de las estrategias de devoción tradicionales. En Francia,
por ejemplo, se están repopularizando cosas como la procesión a la
virgen de Lourdes. La Iglesia busca a través de este peregrinaje formas
diferentes que puedan abrir la participación a los jóvenes. Con este
último concepto la investigadora pone en evidencia la situación de los
católicos en Francia donde sólo un 10 por ciento de la población es
practicante regular. Según la académica, la Iglesia está retomando una
práctica surgida en el siglo XIX con movimientos de peregrinación que
intentan reconstruir la devocionalidad después del shock de la
revolución francesa. "Recuperan formas antiguas para una nueva
situación. Hubo un llamado a las familias espirituales judías,
protestantes, católicas para solicitarles la reformulación de ideales
colectivos."

Santos y pecadores

En Merlo, en la provincia de Buenos Aires, el padre Ángel se enfrenta
diariamente al "paganismo" y sus formas varias conviviendo con la misa
dominical. "Se mezcla lo psíquico, lo parapsicológico con lo religioso,
hay signos de estas situaciones. Y hay que tener en cuenta que de la
religiosidad se pasa al fanatismo", advierte el sacerdote. Es en los
barrios de clase media, clase media baja y clase baja donde el fenómeno
se multiplica. La consulta al curandero, al adivino, trasciende lo
medicinal o la curiosidad. En esos oráculos se pregunta por el destino,
en cómo modificar el futuro, por las fuerzas que están fuera de control
y pueden hacer daño. Allí llegan personas como Susana, de 32 años, una
empleada doméstica un poco desahuciada que declara no haber consultado
nunca a un "brujo", pero "creo que mucha gente te puede hacer un
''daño'' —asegura convencida—. Sé que mi marido anda con otra y es
porque una amiga que me envidia me hizo una brujería. Fue a ver a una
vecina (Grand Bourg, al noroeste del Gran Buenos Aires) que hace magia
negra para pedir que yo tenga mala suerte. Por eso fui a rogarle al cura
del barrio que venga a bendecir la casa para que nadie me haga mal, pero
estaba muy ocupado. No sabía qué hacer, así que tiré agua bendita."
Susana no creyó que su búsqueda se podía agotar así que confió su pedido
a un "nuevo" santo. "En una santería de Once me ofrecieron una vela de
Rodrigo. Alguna gente dice que él hace milagros. Yo por las dudas la
puse sobre una repisa de la cocina, para que nadie pueda volver a
hacerme un mal".

El imaginario de Susana está cruzado por creencias alternativas
tradicionales como la del brujo o curandero con otras más nuevas y de
corte musical popular como las que surgieron con las "santificaciones"
de los cantantes Gilda y Rodrigo. Los dos murieron en accidentes de
tránsito y sus fans y apóstoles les erigieron santuarios en los lugares
donde murieron. Popularmente se dice que la sangre del inocente salva y
así, se construyeron mitos en torno a ellos que trascendieron la
idolatrización y pasaron a convertirlos en deidades capaces de producir
milagros y curaciones, aseguran sus seguidores. La popularidad de Gilda
aumentó después de su muerte: sus discos se venden por millares. Son
muchos los que se detienen en el kilómetro 129 de la ruta 12, donde
murió, y le piden trabajo y salud. Con Rodrigo sucede algo similar.
Allí, a un costado de la autopista Buenos Aires-La Plata se encuentra su
altar, siempre visitado por fans y cultores de una nueva religión.

El consumo divino

En la última década el florecimiento de santerías polirubro han crecido
en forma notoria en áreas urbanas. Sahumerios, velas, piedras,
pirámides, biomúsica, mezcladas con literaturas varias de culto
católico, autoayuda, filosofía zen, son algunos de los productos que
venden estos minimercados de las creencias. Además ofrecen soluciones
espirituales como destrabe, limpieza, armonizaciones, numerología,
astrología, lectura de cartas de tarot, cafémancia, invocaciones, entre
otras.

En el barrio de Almagro funciona una santería que atienden dos hermanas.
Una de ellas, Nora, reconoce que en los últimos meses se produjo un
fenómeno con respecto al consumo de estos objetos y servicios: "La gente
compra menos, se llevan velas de diez centavos o lo que pueden por
monedas. Sin embargo, la cantidad de personas se multiplicó, cada vez
vienen más con mucha preocupación encima", dice la consejera. También
reconoce que hubo otro cambio en la tendencia de lo que se viene a
rogar. "Antes venían a pedir trabajo, ahora tranquilidad y armonía en el
hogar y en sí mismo para poder llegar al objetivo, que es, conseguir
trabajo".

Violeta Crisci Azar, una tarotista de Palermo que trabaja con el cuidado
de una pitonisa, clasifica a su clientela de la siguiente forma:
"Trabajo con tres clases de personas: los que vienen a que les adivine
el futuro; los que, después de irse con un punteado de lo que les va a
pasar en los inmediato, vuelven porque se les cumplió todo y quieren
saber más y los que vuelven para pedirme que les enseñe a conocerse a sí
mismos y a Dios". En el caso de Silvina, una maestra de 30 años, su
experiencia con la lectura del tarot no le dio buenos resultados. Con la
idea de recuperar a su novio acudió a las cartas y a San Cayetano para
pedir por el retorno del viejo amor. Ahora ya no le importa, tiene otro
novio. El profesor Mario, especie de mentalista que se da a conocer a
través de avisos en diarios y dice cobrar 10 pesos la "consulta",
filosofa sobre las creencias de sus clientes: "Creo que muchos de los
que vienen son católicos porque se persignan o se aferran a un
crucifijo. Una señora una vez me preguntó si tenía que confesarse porque
había venido a verme. Yo le dije que no, que éramos como médicos, que la
ayudábamos a aliviar su salud del alma, a buscar energía positiva. No me
parece que ir a un astrólogo, o hacerse tirar las cartas esté en contra
de ninguna religión."

El sociólogo Pablo Semán se especializó en religiosidad popular y
asegura que la preocupación por lo económico es crucial en el auge de
las nuevas creencias. "La crisis económica proporciona temas que se
entraman en el espíritu de época: la preocupación por la prosperidad,
uno de los temas centrales de la literatura de autoayuda, apuesta a que
los cielos provean y testimonia la impronta de una época que empobrece
y, al tiempo, diviniza el consumo." El profesor Mario continúa con sus
razonamientos y ofrece una síntesis del fenómeno: "Quizás la religión
está en lo macro, en la relación con Dios, y nosotros en lo micro, en la
relación del hombre consigo mismo."

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

DOS ALAS PARA UN CEREBRO ENFERMO
Por: Javier Sanpedro – Madrid

Muchas enfermedades del cerebro tienen una base genética que sería muy
interesante dilucidar. El animal ideal para hacer genética es la mosca
Drosophila, pero este insecto, lógicamente, no tiene un repertorio muy
completo de enfermedades mentales. Mediante la introducción en la mosca
de un gen humano mutante, dos grupos españoles han logrado ahora
convertir a Drosophila en un utilísimo modelo de degeneración cerebral.
La poderosa genética de la mosca ya les ha permitido identificar 18
nuevos genes que tienen mucho que decir sobre las enfermedades humanas.

La investigación ha sido publicada en Nature (2 de noviembre) por los
equipos de Juan Botas, del Departamento de Genética Humana y Molecular
del Baylor College of Medicine (Houston, Texas), e Inmaculada Canal, del
Departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid. La mosca
transgénica que han publicado es un modelo de la ataxia espinocerebelar,
una cruel enfermedad neurodegenerativa en el ser humano, pero los
investigadores ya están empezando a aplicar la misma estrategia a otras
dolencias humanas como el Huntington, el Parkinson y el Alzheimer.

La genética de la mosca es una herramienta muy poderosa para desmenuzar
cualquier proceso biológico. Cuando un científico de Drosophila dispone
de un gen alterado que afecta a alguna estructura visible -por ejemplo,
que provoca una deformidad en los ojos del insecto-, puede examinar con
gran rapidez el genoma completo de la mosca en busca de otros genes que
intervienen en el mismo proceso: basta con inducir toda clase de
mutaciones al azar y examinar luego cuáles de ellas corrigen o agravan
la deformidad de los ojos.

Como en la mosca no hay mutaciones que provoquen enfermedades
neurodegenerativas de tipo humano, los equipos de Botas y Canal han
tenido que crearlas mediante la introducción en el insecto del gen
humano alterado que causa la ataxia espinocerebelar en los pacientes.
Este gen mutante, llamado sca-1, provoca en las moscas el mismo efecto
nefasto que en los desafortunados seres humanos que nacen con él:
fabrica una proteína defectuosa que se va acumulando en las neuronas y
acaba por matarlas. Los investigadores se las han ingeniado para que el
gen humano mutante se active sólo en los ojos de la mosca, lo que evita
que el insecto se muera antes de hacer algo útil para los científicos
(aparearse, generalmente), y además permite examinar rápidamente sus
efectos: la muerte de las neuronas del ojo provoca deformaciones
evidentes a simple vista.

Para darse cuenta del enorme avance que implica disponer de esas moscas
manipuladas, basta imaginar el dantesco experimento que -de ser
éticamente aceptable- habría que hacer en los seres humanos para
averiguar qué otros genes están implicados en la degeneración neuronal.
Habría que irradiar los genitales de unas 200.000 personas para
provocarles mutaciones al azar, y luego cruzar a cada persona irradiada
con un paciente de ataxia, y a su descendencia entre sí a lo largo de
dos o tres generaciones, para ver qué mutaciones alivian o agravan la
enfermedad. Haciéndolo muy bien, unos 50 años serían suficientes.
En la mosca bastan tres o cuatro semanas para hacer lo mismo, y las
conclusiones son directamente exportables al ser humano.

Por esta vía rápida, Botas y Canal han identificado ya 18 genes nuevos,
todos ellos existentes tanto en la mosca como en los humanos, que
intervienen directamente en el proceso degenerativo de la ataxia. ¿A qué
se dedican estos genes?
"Seis de los nuevos genes revelan la importancia crucial de la
maquinaria de reciclado de proteínas en la protección de las neuronas",
explica Botas desde Houston. Las células disponen de un complejo
mecanismo para retirar de la circulación a las proteínas defectuosas,
como las que se acumulan en las neuronas de los pacientes de ataxia. Si
este sistema falla, la enfermedad se agrava. Si el sistema funciona a
toda velocidad, los síntomas se aminoran.

Los otros 12 genes nuevos han revelado otros tres procesos celulares,
absolutamente inesperados, que afectan drásticamente al proceso de
degeneración neuronal provocado por la mutación de la ataxia. Los
laboratorios farmacéuticos ya tienen, por tanto, 18 nuevas dianas
moleculares contra las que dirigir sus dardos farmacológicos. No está
mal para un descubrimiento que ha llevado cuatro semanas.
"Otra ventaja es que podemos usar estas moscas directamente para probar
nuevos fármacos", explican Botas y Canal. Y en ello están. Las moscas
locas van a resultar mucho más útiles que sus precedentes vacunos. Al
menos mientras no le dé a nadie por comérselas.

Para más información:
Revista Nature http://www.nature.com/nature/

                           ------------------

UNA INVESTIGACIÓN MUESTRA QUE LA RADIACIÓN PRODUCE MUCHOS DAÑOS
DISTINTOS
Por: Earl Lane (Newsday) - Nueva York

Los investigadores saben desde hace mucho tiempo que las radiaciones
ionizantes, tales como los rayos X o rayos gamma, pueden causar serias
lesiones en las moléculas de ADN que contienen la información genética
de cada célula.

Cuando las lesiones o roturas en una hebra de la hélice del ADN están
muy separadas pueden repararse generalmente por los mecanismos naturales
de defensa del organismo, pero cuando están agrupadas de tal forma que
coinciden en las dos hebras de la doble hélice del ADN las consecuencias
pueden resultar mucho más serias. Pueden desencadenar la muerte de la
célula huésped o convertirla en cancerosa. Además, parecen existir otros
tipos de daños en el ADN que causan los efectos perjudiciales observados
de las radiaciones.

Un equipo de investigadores del Laboratorio Nacional de Brookhaven en
Long Island (Nueva York) ha desarrollado una técnica para identificar y
medir estos otros tipos de lesiones, que están agrupadas y pueden
consistir en la rotura de una hebra, o la desaparición u oxidación de
algunas de las bases del ADN, que son las subunidades químicas que unen
las dos hebras complementarias de una molécula de ADN. Las bases dañadas
o ausentes pueden provocar mutaciones que conducen al cáncer.

Sorpresa

Los investigadores han descubierto que, sorprendentemente, la rotura de
la doble hebra constituye sólo el 20% de los daños. Los otros tipos de
daños (las lesiones agrupadas) son amplia mayoría, aunque se han
estudiado muy poco. "Está claro que la rotura de la doble hebra no
representa la historia completa", afirma Betsy Sutherland, bioquímica
que ha dirigido la investigación.
El nuevo método podría ayudar a los investigadores a contestar preguntas
clave en biología de la radiación, incluyendo, según Sutherland, si el
cuerpo puede reparar con eficacia otros tipos de daños agrupados en el
ADN celular aparte de la rotura de la doble hebra. La técnica puede
también aportar luz sobre la semejanza o diferencia entre los daños
inducidos por la radiación ionizante y los producidos en el ADN por los
rayos solares u otros agentes perjudiciales.

Este estudio podría además ayudar a los científicos a calcular mejor las
dosis apropiadas en las radioterapias dirigidas a matar las células
cancerosas y a ponderar mejor los riesgos de las radiaciones ionizantes
en los trabajadores de plantas nucleares o en los astronautas expuestos
a los rayos cósmicos durante largos viajes espaciales.

Los investigadores de Brookhaven primero bombardean una muestra de ADN
humano con radiaciones. Después utilizan unas enzimas especiales
(facilitadas por los colaboradores Jacques Laval y Olga Sidorkina de
Francia) que cortan las hebras de ADN en los lugares donde hay
determinados daños, tales como la ausencia de una base. El método
permite distinguir los daños aislados de los agrupados.

En teoría, las lesiones agrupadas podrían ser el resultado de múltiples
radiaciones, cada una de las cuales habría producido una lesión en el
ADN. Sin embargo, los primeros resultados de Brookhaven sugieren que
cada grupo de lesiones procede de una sola ocasión. Esto significa que
estas lesiones son causadas tanto por altas dosis como por bajas dosis
de radiaciones, afirman los investigadores en sendos informes en la
revista Biochemistry y en Proceedings of the National Academy of
Sciences.
A pesar de décadas de investigaciones desde el principio de la era
atómica, los científicos todavía tienen mucho que aprender sobre los
efectos de las radiaciones en el cuerpo.

Reconstrucción

"Muchos laboratorios han estudiado las roturas de doble hebra", dice
Sutherland. "Algunas se reconstruyen muy rápidamente, pero otras lo
hacen más lentamente. No está todavía claro qué hace que una rotura de
doble hebra se reconstruya o no". Tampoco está claro si las células
pueden reparar con eficacia otros tipos de daños.

Sutherland afirma que el Departamento de Energía, que subvenciona
Brookhaven, quiere conocer si las lesiones en grupo estudiadas se pueden
distinguir de los daños producidos por factores cotidianos. Por ejemplo,
si simplemente respirar oxígeno puede producir complejos químicos en las
células -los radicales libres-, que dañen las bases en el ADN. Según
Sutherland, tales radicales pueden producir lesiones en puntos aislados
en lugar de las lesiones agrupadas típicas de las radiaciones
ionizantes. Esto se debe a que estas radiaciones pueden provocar una
lluvia de partículas secundarias que pueden dañar grave y localmente el
ADN, afirma.

                           ------------------

HACIA EL ATERRIZAJE INTELIGENTE
Por: Xavier Pujol Gebellí – Barcelona

Está todavía en fase experimental pero la base teórica parece lo
suficientemente sólida: un nuevo algoritmo aplicado al sistema GPS
(Global Positioning System) permite conseguir en tiempo real, y tomando
como referencia estaciones receptoras terrestres situadas a distancias
de entre 500 y 1.000 kilómetros, una precisión de hasta 10 centímetros.
La nueva estrategia, desarrollada por investigadores de la Universidad
Politécnica de Cataluña en colaboración con la NASA, abre las puertas al
desarrollo de la navegación automatizada y, en especial, de los vuelos
comerciales sin tripulación.

La clave del éxito del trabajo desarrollado bajo la dirección de Manuel
Hernández Pajares, del grupo de Astronomía y Geomática de la Universidad
Politécnica de Cataluña (UPC), en colaboración con Oscar Colombo, de la
agencia espacial de EE UU, NASA, consiste en el diseño de una estrategia
que permite corregir los errores de medida debidos a la composición de
la ionosfera (capa alta de la atmósfera).
Esta capa suele verse afectada por la radiación solar o incluso por
cambios en la actividad del Sol. Estos cambios afectan a la señal
emitida por los satélites, lo cual induce a errores cuando se pretende
establecer una posición lo más exacta posible.

Receptor terrestre

En el modo de sistema de posición GPS convencional, explica Hernández,
el cálculo de la posición se efectúa resolviendo una simple ecuación a
partir de las coordenadas dadas por un mínimo de 4 satélites GPS
(actualmente hay 24 satélites de este tipo orbitando a unos 20.000 km de
altura) y un receptor terrestre, un aparato que puede incorporarse al
automóvil, a un avión o a un barco por un coste que apenas supera las
30.000 pesetas. Pero el nivel de precisión se limita a unos centenares
de metros, 100 a lo sumo, para aplicaciones civiles y hasta unas pocas
decenas de metros en las de tipo militar, las primeras que se
establecieron.

Para superar este límite, curiosamente impuesto por los responsables
militares norteamericanos para prevenir ventajas estratégicas del
enemigo en caso de conflicto, se desarrolló en la década pasada el
llamado GPS diferencial, impulsado también por la administración
estadounidense. De la paradoja administrativa (el dinero del
contribuyente se empleaba en restringir su uso por una parte y en
ampliarlo por la otra) surgió un nuevo modelo en el cual se toma una
estación receptora terrestre como punto de referencia. La precisión
aumentó hasta unos pocos centímetros si el usuario estaba situado a
menos de 10 kilómetros de la estación. Para distancias superiores, de
hasta 1.000 kilómetros, y mediante el uso de aparatos adecuados, la
precisión es cercana al metro.
El algoritmo desarrollado en la UPC permite obtener, según los
resultados presentados en el reciente congreso del Instituto de
Navegación celebrado en Nashville (EE UU), un nivel de precisión cercano
a los 10 centímetros tomando como referencia estaciones lejanas,
situadas entre 500 y 1.000 kilómetros de distancia.

La mejora ha sido posible gracias a la aplicación de un mecanismo de
corrección que permite conocer en tiempo real el estado de la ionosfera
y la distorsión que ésta produce en la señal emitida desde los
satélites. Dicho mecanismo actúa de forma similar a los tomógrafos
médicos, de manera que escanea la ionosfera por pisos o capas. El
escaneo o TAC de la ionosfera permite corregir los posibles errores en
el cálculo de la posición.

Navegación

Las ventajas que aporta el nuevo método abren, en opinión de Hernández,
un sinfín de posibilidades tanto para la navegación de precisión como
para determinadas aplicaciones en obras públicas. Entre las primeras
destacan las aplicaciones de aviación civil, ya que permitiría los
aterrizajes en condiciones de escasa o nula visibilidad y optimizar los
márgenes de seguridad en los aeropuertos, aspecto que redundaría en una
mayor capacidad, así como los vuelos automáticos sin piloto.

En navegación marítima, la aplicación del nuevo sistema posibilitaría la
definición de canales seguros de entrada en los puertos; en conducción
por carretera, señala Hernández, debería permitir el desarrollo de
verdaderos mapas electrónicos de a bordo con planos de ciudades
perfectamente referenciados.

Otras aplicaciones posibles son el control de puntos en obras públicas y
de tipo cartográfico. Este amplio conjunto de posibilidades se ve
potenciado, concluye Hernández, por el hecho de que bastaría con una
treintena de estaciones repetidoras de un coste de unos cuatro millones
de pesetas cada una, para dar cobertura a todo el continente europeo y
una cantidad similar para América del Norte.

                           ------------------

EL OBSERVATORIO DE LUND PRESENTÓ UN NUEVO PROYECTO DE TELESCOPIO DE 50
METROS PARA LA PALMA
Europa Press

El Comité Científico Internacional (CCI) de los Observatorios del
Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) celebró su XXXIV reunión
ordinaria, en el Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife).

En el encuentro, se presentó el nuevo proyecto de un telescopio europeo
de 50 metros de diámetro que se instalaría en el Observatorio del Roque
de los Muchachos (La Palma), a propuesta del Observatorio de Lund
(Suecia). La anterior reunión del CCI tuvo lugar el pasado 6 de junio,
organizada por el Instituto Max Planck de Física Extraterrestre, en
Múnich (Alemania).

Presidió esta reunión el Doctor René Rutten, del Isaac Newton Group of
Telescopes. Al cumplirse los dos años de mandato previstos, le sucederá
en el cargo el Profesor Kaare Aksnes, del Instituto de Astrofísica
Teórica de Oslo (Noruega).

Entre otros temas del orden del día, en esta reunión se trataron los
detalles relativos a la construcción de la sede del IAC en la Palma
(Centro Común de Astrofísica) y se presentaron los respectivos informes
sobre los proyectos existentes para la instalación de nuevos
telescopios -el Gran Telescopio Canarias (GTC) entre ellos- y, en su
caso, la firma de los correspondientes acuerdos internacionales.

El CCI asignará, como todos los años, el cinco por ciento del Tiempo
Internacional disponible en los telescopios de los observatorios para
proyectos de colaboración internacional y proyectos comunitarios
correspondiente al año 2001.

A través del CCI, del que forman parte representantes de todas las
instituciones con intereses e instalaciones en los Observatorios del
IAC, se garantiza la participación efectiva de cada uno de los países
participantes en la adopción de decisiones concernientes a los
observatorios.

Actualmente, estos observatorios constituyen la organización europea de
astronomía en el Norte (ENO), formado por más de cincuenta instituciones
científicas pertenecientes a Alemania, Armenia, Bélgica, Dinamarca,
España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Noruega,
Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rusia, Suecia, Taiwan y
Ucrania.



_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.