Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 47 al 76 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 76     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2000 - Número 71 - 21 de Noviembre de 2000
Fecha:Martes, 21 de Noviembre, 2000  01:05:25 (+0100)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <gargantua @..........es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Crítica a la Pseudociencia y
Escepticismo
       © 2000 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

    Edición 2000 - Número 71 - 21 de Noviembre de 2000

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

=== SUMARIO =========================================================

  - Un mono logra controlar un brazo mecánico con el “poder de la mente”
.

  -. El Physics Center organiza en San Sebastián unas jornadas de
divulgación sobre el legado científico del siglo XX.

  - Una espectacular muestra de dinosaurios abrirá el primer Museo de la
Ciencia Vasco.

  - Del Ábaco a Internet, una historia de la informática.

  - Dos periodistas resuelven el extraño caso de Enigma.

  - El director de la División de Ética de la UNESCO defiende la
confidencialidad de la información genética.

  - El CERN cierra definitivamente su gran acelerador de partículas.

  - Científicos franceses consiguen la activación y supresión del
sistema inmunológico a determinada potencia, en ratones.

  - Ya hay computadoras capaces de "hacernos sentir".

  -. Historia y futuro de la ciencia al alcance de la mano, en el Nuevo
Museo de la Ciencia de Valencia

=== NOTICIAS =========================================================

UN MONO LOGRA CONTROLAR UN BRAZO MECÁNICO CON EL ‘PODER DE LA MENTE’
Por: Luis Alfonso Gámez – Bilbao

Los investigadores esperan que esta técnica permita crear dispositivos
que controlen el movimiento de las prótesis

Controlar el movimiento tridimensional de brazos mecánicos con las
mismas señales eléctricas que las neuronas envían a una extremidad
superior. Eso han conseguido investigadores del Centro Médico de la
Universidad de Duke con dos pequeños primates (‘Aotus trivirgatus’),
cuyas emisiones cerebrales -captadas gracias a pequeños electrodos tras
ser procesadas por ordenadores- fueron transmitidas a brazos robot, lo
que hizo posible que éstos cogieran pequeñas piezas de comida. Uno de
los ingenios, que se encontraba a más de 900 kilómetros del laboratorio
en el que estaban los animales, recibió las ‘órdenes mentales’ por
Internet.

Los resultados de esta investigación, dirigida por el neurobiólogo
Miguel Nicolelis y que hoy se publican en la revista ‘Nature’, no sólo
servirán para profundizar en el conocimiento de cómo codifica el cerebro
la información. También pueden convertirse en la base de futuros
dispositivos que permitan a pacientes con prótesis controlar, con el
pensamiento, los movimientos de sus extremidades artificiales. Un
«objetivo ambicioso», según Michael Gray, de la Universidad de Dalhousie
(Canadá), en el que los científicos trabajan desde hace tres décadas.

Nicolelis y su equipo implantaron, en cinco zonas del cortex cerebral de
los dos primates, 96 pequeños electrodos, «cada uno de un diámetro menor
que el de un cabello humano». Seguidamente, grabaron los impulsos
eléctricos emitidos por el cerebro cuando los animales realizaban
ciertas tareas con sus brazos, y emplearon después un ordenador para
«ver si era posible predecir la trayectoria de la mano del mono a partir
de las señales».

Predicciones acertadas

Los autores ya habían hecho experimentos con ratas, para ver si podían
controlar un brazo robot que les «llevara agua a la boca». Tanto en los
primates como en los roedores, dice Nicolelis, «hemos encontrado dos
cosas asombrosas»: las señales implicadas en la trayectoria de la mano
proceden de todas las zonas del cerebro con electrodos y la «unidad
funcional del proceso no parece ser una sola neurona», sino grandes
grupos de células. Esto «refuerza la idea de que el cerebro se basa en
amplias poblaciones de neuronas distribuidas en muchas áreas, que
codifican el comportamiento de manera dinámica».

Una vez que el ordenador dispuso de la información recogida durante el
proceso de adiestramiento de los primates y estableció cómo podía
reaccionar un brazo mecánico a las señales neuronales, se demostró
experimentalmente su capacidad de predicción: las señales, procesadas
por el equipo informático, se emitieron a un ingenio mecánico próximo y
a otro situado a más de 900 kilómetros, que realizaron los movimientos
tridimensionales previstos. «Fue asombroso ver moverse a un robot en mi
laboratorio, sabiendo que estaba siendo guiado por las señales del
cerebro de un mono de Duke», dice Mandayam Srnivasam, director del
laboratorio del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Nicolelis cree que el desarrollo futuro de dispositivos basados en el
probado con los pequeños monos también «podría ser usado para ayudar a
personas con parálisis a restaurar algunas funciones motoras».

De la ciencia ficción a la ciencia

El televisivo ‘hombre de los seis millones de dólares’, Lee Majors,
controlaba en los años 70 sus prótesis mecánicas con la misma facilidad
que sus extremidades naturales. Era un hombre biónico, alejado de la
realidad de la época y de la actual, propio de la ciencia ficción. Sin
embargo, puede ser realidad en un futuro.

Pero no sólo hace falta un dispositivo que conecte cerebro y
prótesis -hombre y máquina-, sino también que el cerebro sea capaz de
«incorporar una máquina como parte de su representación del cuerpo».
«Creo que es posible», dice Nicolelis, quien añade que «el cerebro está
continuamente aprendiendo y adaptándose, y estudios anteriores han
mostrado que la representación del cuerpo en el cerebro es dinámica».

                           ------------------

EL PHYSICS CENTER ORGANIZA UNAS JORNADAS DE DIVULGACIÓN SOBRE EL LEGADO
CIENTÍFICO DEL SIGLO

San Sebastián acogerá esta semana un ciclo de conferencias de
divulgación en el que expertos en diferentes campos disertarán sobre ‘El
legado científico del siglo XX’. Las jornadas, organizadas por el
Donostia International Physics Center (DIPC) con la colaboración de la
UPV y la Kutxa, están dirigidas a profesores de Enseñanzas Medias,
aunque «serán abiertas al público», asegura Pedro Miguel Etxenike.
«Este siglo ha sido el del triunfo de la ciencia y la tecnología.
Estamos tan acostumbrados a los beneficios que nos proporcionan que
creemos que han estado ahí siempre», explica el presidente del DIPC.
Etxenike recuerda, sin embargo, cómo, en 1900, la esperanza media de
vida en Europa era de 47 años para los hombres y de 38 para las mujeres,
«y casi una quinta parte de los recién nacidos moría antes de cumplir un
año».

Del átomo al Big Bang

Las jornadas, que se celebrarán en el salón de actos de la calle Andia,
abarcarán desde la estructura de la materia hasta la exploración
espacial. El miércoles, Ginés Morata, del Centro de Biología Molecular
del CSIC, hablará sobre ‘El gen’, y el átomo y la evolución del Universo
centrarán la atención, respectivamente, de Fernando Plazaola y Alberto
Galindo, catedráticos de Física de la UPV y la Universidad Complutense.
Félix Ares, director de Miramón Kutxaespacio de la Ciencia, hablará
sobre informática; el planetólogo Francisco Anguita, de la Complutense,
dedicará su conferencia a ‘El futuro en el espacio: Marte y más allá’; y
‘Moléculas del siglo XX’ será el título de la intervención de Juan José
Iruin, de la UPV.

Los avances en Matemáticas serán abordados, ya el jueves, por Jesús
María Sanz, rector de la Universidad de Valladolid. Miguel Etxenike,
profesor de Medicina de la UPV, expondrá los logros en Medicina y
Biología; Juan Luis Arsuaga, codirector del Proyecto Atapuerca, hablará
sobre ‘La evolución y el futuro del hombre’, y José Antonio Garrido,
vicepresidente de Iberdrola, disertará sobre la tecnología.
«Se trata de la primera iniciativa del DIPC en el campo de la
divulgación, que se repetirá en próximos años, posiblemente con ciclos
dedicados a materias concretas», indica Etxenike. El físico advierte
que, aunque la labor principal del centro que preside es «la
investigación», la divulgación es también uno de sus objetivos, porque,
«además de que el futuro de nuestra sociedad depende en gran parte de la
comprensión que de la ciencia que tenga la juventud, la ciencia en sí es
una aventura intelectual que, en los últimos cien años, ha revolucionado
nuestra concepción del mundo y de nosotros mismos».

                           ------------------

El Correo http://www.elcorreodigital.com/

UNA ESPECTACULAR MUESTRA DE DINOSAURIOS ABRIRÁ EL PRIMER MUSEO DE LA
CIENCIA VASCO
Por: Luis Alfonso Gámez – Bilbao

Reproducciones animadas de gran tamaño de los ‘lagartos terribles’ se
extenderán por los 850 metros cuadrados de ‘Dinosauria 2001’ La
exposición, que se inaugurará en San Sebastián el 10 de diciembre, ha
sido diseñada por técnicos del Museo de Historia Natural de Londres

Un viaje en el tiempo hasta la época en la que los dinosaurios dominaban
la Tierra, hace más de 65 millones de años, será la experiencia que
vivirán los visitantes de la muestra con la que, el 10 de diciembre, el
museo de la ciencia de San Sebastián abrirá sus puertas al público.
«Para la primera exposición, queríamos algo atractivo y que lo
pudiéramos ligar de algún modo a Guipúzcoa», explica Félix Ares,
director del centro.

Científicos y divulgadores saben que hay tres ‘palabras mágicas’ que,
hoy en día, atraen la atención de la gente hacia la ciencia: Marte,
genoma y dinosaurio. Las dos primeras requerirían auténticos ejercicios
de equilibrismo para vincularlas a Guipúzcoa; la tercera, no. «En la
punta de Aitzgorri, en Zumaia, está uno de los tres lugares del mundo
donde mejor se ve el límite del Cretácico al Terciario, que marca el fin
de los dinosaurios», indica Ares.

La vida del Cretácico

Hasta el pie de los acantilados de Zumaia, han descendido paleontólogos
de los cinco continentes para examinar la línea oscura que puso a
principios de los años 80 a los científicos sobre la pista de la causa
de la extinción de los dinosaurios. El delgado estrato, compuesto por el
iridio que se depositó a lo largo y ancho del planeta tras el impacto
del asteroide que acabó con los denominados ‘lagartos terribles’, es la
línea fronteriza entre una Tierra con dinosaurios y sin ellos. No son
restos de estos animales lo que hay en Zumaia; aunque sí la huella de un
‘crimen’ que ha intrigado a la ciencia desde que se descubrieron sus
primeros fósiles.

El tramo final de la exposición estará dedicado, precisamente, a
explicar cómo una colisión cósmica dio la puntilla a los dinosaurios
hace 65 millones de años. Pero, antes de llegar a ese dramático
desenlace, el público disfrutará de recreaciones de la vida de estos
animales a partir de reproducciones animadas realizadas a distintas
escalas. Así, habrá una impresionante escena a tamaño real en la que
cinco ‘Deinonychus’ atacan a un agonizante ‘Tenontosaurus’, que no puede
hacer nada por librarse de la voraz jauría. Cerca, un ‘Ankylosaurus’ -un
dinosaurio herbívoro acorazado- intentará defenderse de un
‘Tyrannosaurus Rex’, y un ‘Triceratops’ hará frente, con sus tres
cuernos, a otro ‘T-Rex’.

Las cuatro zonas en las que se divide la muestra estarán separadas del
público por un vallado, «para evitar el riesgo de que algún niño se
acerque demasiado a los dinosaurios y se lleve un golpe de un elemento
móvil», advierte Ares. Además de un panel que, a la entrada, situará al
visitante en la Tierra del Cretácico, habrá atriles con información
específica sobre cada una de las piezas y una guía ilustrada de 36
páginas, elaborada por el paleontólogo bilbaíno Xabier Pereda
Suberbiola.

Atmósfera prehistórica

A pesar de las dimensiones de la sala -un espacio diáfano de 850 metros
cuadrados y 5,5 metros de altura-, «hemos tenido que renunciar a la
inclusión de un ‘Tyrannosaurus’ de la exposición original. La figura
mide seis metros de los pies a la cabeza, y su cola, situada a tres
metros de altura, giraría por encima de las cabezas del público. Una
pena; pero no nos entraba», se lamenta el director del centro de
Miramón. Como contrapartida lo que, sin duda cautivará a quienes se
acerquen hasta el museo donostiarra será una cabeza de ‘Tyrannosaurus
Rex’ que, escondida entre la maleza, acechará a los visitantes. El
gigantesco carnívoro moverá los ojos, abrirá sus fauces y hasta rugirá a
voluntad del espectador, que podrá hacerse una idea aproximada del
poderío de este depredador, ya que la pieza -de 400 kilos de peso- es
una reproducción de su cabeza a tamaño real.

Los técnicos londinenses han visitado varias veces las instalaciones de
Miramón y supervisado hasta el último detalle de la muestra. Las 4,5
toneladas de material llegarán a San Sebastián el 1 de diciembre y el
montaje exigirá siete días de trabajo. El Museo de Historia Natural de
Londres diseña exposiciones de este tipo desde hace unos diez años,
pero, en la que se va a estrenar en la capital guipuzcoana, «la gama de
movimientos de los ‘animatronics’ es mayor que en las anteriores»,
señala Félix Ares.

Los dinosaurios -todos animados- han sido fabricados por la empresa
japonesa Kokoro y su valor ronda los 140 millones de pesetas. Además del
alquiler de las piezas, Miramón Kutxaespacio de la Ciencia ha tenido que
correr con la confección de la mayoría de los decorados -sólo dos
escenas tenían en principio elementos ornamentales propios-, que ha
encargado a la firma catalana Tótem. La amenazante atmósfera Cretácica
se completará con efectos sonoros y una iluminación teatral. A la
espectacularidad del conjunto de reproducciones, se sumarán pequeñas
piezas fósiles originales -dientes, vértebras...- cedidas por la
Universidad del País Vasco y un nido de dinosaurio de procedencia
francesa.

«El listón muy alto»

«Se trata de una exposición cara y que pone el listón muy alto»,
reconoce Ares. Traerla al País Vasco hasta el 31 de abril -«es
improrrogable, porque luego tiene que viajar a Francia»- le ha costado
al centro impulsado por la Kutxa más de 50 millones de pesetas. Al
coincidir el atractivo que tienen en sí los dinosaurios con la
proyección en los cines de la película de Disney y el periodo navideño,
«creo que tenemos el éxito medio garantizado», augura el director de las
instalaciones. Sus estimaciones apuntan a que el número de visitantes de
la muestra puede alcanzar las 140.000 personas, lo que «no supondrá que
cubramos gastos, pero servirá para darnos a conocer».

El proyecto del museo de la ciencia de San Sebastián está presupuestado
en más de 2.000 millones de pesetas. El centro, de 8.000 metros
cuadrados, se abrirá por fases a lo largo de 2001 y será el primero de
estas características del País Vasco. Contará, entre otras cosas, con
más de 160 módulos interactivos, un planetario digital y un observatorio
astronómico.

                           ------------------

DEL ÁBACO A INTERNET, UNA HISTORIA DE LA INFORMÁTICA
Por: Miguel Barceló

Si se considera que la informática es el uso de máquinas automáticas
para el cálculo, entonces el ábaco chino, la calculadora de Blaise
Pascal (1642), la regla de cálculo inventada a partir del descubrimiento
de los logaritmos por John Napier en 1614 o la calculadora universal de
Leibniz (1694) son sus antecedentes históricos más remotos.
Pero normalmente, cuando hablamos de informática nos referimos al
tratamiento automático de la información y también hacemos referencia a
una máquina en concreto, el ordenador.

La máquina analítica.

El antecedente directo del ordenador es la llamada máquina analítica,
ideada en 1835 por el inglés Charles Babbage, pese a que esa máquina
nunca llegó a realizarse, quizá por incapacidad de la tecnología
meramente mecánica de la época. La idea central combinaba la realización
de las cuatro operaciones aritméticas con decisiones basadas en los
propios resultados intermedios de la secuencia de cálculo. Ada Augusta,
hija de Lord Byron y secretaria de Babbage, SE considera la primera
programadora de la historia.

Si esa máquina es el precedente teórico del ordenador, el industrial y
comercial se encuentra en las máquinas tabuladoras, de aplicación
directa en el tratamiento de datos administrativos. Para el censo
norteamericano de 1890, Hollerith diseñó un sistema compuesto de una
lectora eléctrica de tarjetas perforadas, una clasificadora rudimentaria
y una unidad tabuladora para realizar las sumas e imprimir los
resultados.

La tecnología electrónica.

En el ámbito del cálculo científico y militar, los aparatos más
eficientes en la primera mitad del siglo XX utilizaban la tecnología
analógica, hoy en desuso. Así ocurría con el analizador analógico de
Vannevar Bush desarrollado a partir de 1930. Más tarde, el uso de la
tecnología electromecánica de los relés telefónicos impulsó nuevas
máquinas de cálculo como el enorme Mark I de Harvard, desarrollado entre
1937 y 1944 por Howard Aiken con financiación de IBM.

Pero el cambio tecnológico radical fue el uso de la electrónica, que
primero intentó John Atanasoff con su máquina de calcular, conocida como
ABC (Atanasoff-Berry Computer), operativa en 1939.
ABC no pretendía el cálculo universal, cosa que fue el objetivo del
ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Calculator), desarrollado por
John P. Eckert y John W. Mauchly en la Moore School de la Universidad de
Pennsilvania, que el gran público conoció en un famoso reportaje
aparecido en The New York Times el 16 de febrero de 1945. La
incorporación del matemático John Von Neumann al equipo hizo que la idea
del programa almacenado en memoria, que hoy caracteriza al ordenador y
que conocemos como arquitectura Von Neumann, se le atribuyera sólo a él
cuando es casi seguro que fue un desarrollo de Eckert y Mauchly al que
Neumann dio forma escrita.

A partir de entonces se abrieron dos caminos: mientras Von Neumann
reclamaba la naciente informática basada en la tecnología electrónica
para el cálculo académico y científico, casi siempre al servicio de
proyectos militares, Eckert y Mauchly vieron pronto el potencial de
mercado de la nueva tecnología y ya en 1951 comercializaron el Univac I
(Universal Automatic Calculator), que fue adquirido por las oficinas del
censo norteamericano. Tan sólo dos años después, en 1953, se instaló ya
en una empresa privada. La informática comenzaba a superar su
dependencia de los proyectos científico militares que, en definitiva, le
habían dado forma.

Muy pronto, la empresa IBM, dominadora en el campo de las tabuladoras,
adoptaría la tecnología electrónica con su IBM 701, comercializado a
partir de 1953, del que se hicieron 19 unidades.
En adelante, la miniaturización electrónica ha sugerido una muy
imprecisa clasificación de los ordenadores por generaciones. El uso de
válvulas electrónicas de vacío, como en el caso del ENIAC, constituyó
una primera generación, mientras que, hacia 1955, se sitúa el nacimiento
de la segunda, caracterizada por el uso de transistores (inventados en
1948). La tercera se suele caracterizar por el uso de circuitos
integrados, los módulos de semiconductores integrados en pastillas
ideados en 1957, que empezarán a ser conocidos como chips a mediados de
los sesenta.

La microinformática.

De forma un tanto inesperada, en 1971 surgió el primer microprocesador,
el Intel 4004, como resultado del proyecto para obtener una calculadora
universal planteado por la empresa japonesa Busicom. Al final, esta
declinó adquirir el nuevo chip, el primero que integraba todos los
elementos de un procesador.

El año siguiente, la empresa francesa REE (Realisations et Etudes
Electroniques) presentó el Micral, el primer ordenador construido en
torno a un microprocesador, el Intel 8008, con tecnología de ocho bits.
Desconocido en Estados Unidos, el papel de primer microordenador suele
atribuirse erróneamente al Altair, comercializado en kit a partir de
1974 en anuncios de la revista norteamericana Popular Electronics.
Rank Xerox demostró poca visión de futuro cuando decidió no utilizar la
nueva interfaz WIMP (windows, icons, mouse y pop-up menus), desarrollada
en los setenta en su centro de Palo Alto. Años después pasó a ser el
alma del nuevo ordenador LISA de Apple en 1982, aunque su éxito
definitivo llegó dos años más tarde con el Macintosh.

Mientras tanto, IBM, dominadora del mercado informático mundial, se
atrevió a entrar en el mundo de la microinformática con su IBM PC de
1981. La improvisación le obligó a adoptar una arquitectura abierta y
esto favoreció el actual dominio del PC en el mercado, al que tanto debe
hoy la empresa proveedora de su primer sistema operativo: Microsoft.
Pese a todo, Microsoft no alcanzó las funcionalidades del Macintosh
hasta 1991 con Windows 3.1.

La proliferación de PCs posibilitó el nacimiento y difusión de los
nuevos virus informáticos que, inspirados en el concepto de los
autómatas reproducibles que había teorizado John Von Neumann en los años
cuarenta, hoy se han convertido en un problema para los usuarios de la
microinformática. Suele considerarse que el Brain pakistaní de 1985 es
el primero de los virus informáticos, que hoy se cuentan por millares.
En el entorno de Unix y la incipiente Internet se hizo famoso el gusano
que Robert Morrris Jr. soltó y que colapsó la red el 2 de noviembre de
1988.

Internet.

Junto a las diversas redes informáticas casi siempre centralizadas que
proponían los constructores clásicos, con IBM a la cabeza, al final se
ha impuesto lo que en 1969 fue la incipiente red descentralizada
Arpanet, al servicio de proyectos militares. En 1982 se decidió usar
para esa red el protocolo de comunicaciones TCP/IP desarrollado en 1979
por Vinton Cerf. Con el tiempo y la fusión con otras redes nació de ahí
Internet.

En los años ochenta, Internet se usaba en ámbitos académicos y militares
para correo electrónico, transmisión de ficheros (ftp) o grupos de
discusión (news), pero la verdadera aplicación que revolucionaría su uso
no llegó hasta 1990 con la Worldwide Web, diseñada por Tim Berners-Lee y
Roger Cailliau del CERN, de Ginebra, para ayudar a mantener una red de
hipertexto informativa.
Para pasear por el nuevo mundo del hipertexto, difuso en diversas
máquinas, Marc Andreessen puso en circulación el Mosaic, el primer
navegador por la WWW, en las navidades de 1993 (¡hace sólo seis años!) y
al año siguiente fundó la empresa Netscape, que comercializó su
navegador en 1994, el programa que afianzó el uso público de Internet en
1995.

El futuro imaginable.

La tendencia general parece que se orienta hacia lo que se denomina ya
la informática ubicua, con sistemas que incluyen capacidad de proceso en
muchos dispositivos que, por su número y ubicuidad, pronto van a dejar
de ser considerados como ordenadores. Es muy posible que esa ubicuidad
informática vaya aparejada a un mayor uso de la voz y el sonido como
elementos base para la interfaz con los sistemas. Habría una lenta
sustitución de los sistemas gráficos que están en la base de la
tecnología WIMP, que requieren una atención visual directa.

Por otra parte, tras el espectacular crecimiento de Internet, es de
prever que la verdadera sociedad de la información no va a estar
accesible hasta que esta Internet incipiente estabilice sus
funcionalidades y descubra todos los usos posibles que tal vez hagan
cierta esa idea tantas veces repetida de la sociedad de la red. De
momento, siendo realistas, Internet, con su gran potencialidad, sólo
afecta a una mínima fracción de los 6.000 millones de habitantes del
planeta. El futuro, como siempre, está por ver.

La Evolución dela Informática

2000 a.C.  Ábaco Chino
1642 d.C Pascalina de Blaise Pascal
1694 Calculadora Universal de Leibniz
1835 Diseño de la máquina analítica de Charles Babbage
1886 Tarjeta perforada de Herman Hollerith
1930 Analizador diferencial de Vannevar Bush
1937  Diseño del Mark I de Aiken (operativo en 1944)
1939 ABC, de Atanasoff y Berry
1945 Eniac, de Eckert y Muchly
1951 Univac I, el primer ordenador comercial
1971 Intel 4004, el primer microprocesador
1972 Micral, el primer microordenador
1977 Apple I, de Jobs y Wozniac
1981 El ordenador personal de IBM
1982 Lisa, el primer microordenador con tecnología UIMP. Decisión de
usar el protocolo TCP/IP en Arpanet
1985 Brain, el primer virus informático para ordenador personal
1988 Primera caída de Internet a causa de un virus
1990 Worldwide Web de Tim BernersLee y Rogert Cailliau (CERN)
1993 Mosaic, de Marc Andreessen, el primer navegador de la web
1995 Afianzamiento del uso público de Internet

[Nota] * El presente artículo de Miguel Barceló apareció publicado en el
diario El País el pasado jueves 6 de enero de 2000. Más allá de las
preocupaciones generadas por el problema del cambio de fechas, el
tránsito de 1999 al 2000 es una buena excusa para hacer un repaso de la
evolución de la informática, la tecnología que con más fuerza ha marcado
la segunda mitad de la centuria. Miquel Barceló, profesor de la Facultad
de Informática de la Universidad Politécnica de Cataluña, resume en este
artículo una historia de poco más de medio siglo, sus antecedentes y
realiza un apunte de lo que nos espera.

                           ------------------

El Mundo http://www.el-mundo.es/

DOS PERIODISTAS RESUELVEN EL EXTRAÑO CASO DE ENIGMA
Por: Irene Hernández Velasco - Londres

Reporteros del 'Sunday Times' recuperan las piezas que faltaban de la
máquina

Mensajes ocultos, códigos claves, citas en cementerios, páginas web
secretas.... Se llama Enigma y, en verdad, hace honor a su nombre. La
famosa máquina empleada por el Ejército nazi durante la II Guerra
Mundial para encriptar sus comunicaciones, pieza clave del éxito de las
tropas alemanas al principio de la contienda, acaba de protagonizar una
aventura digna de los espías de la última Gran Guerra.

Enigma fue misteriosamente robada hace siete meses del museo Bletchley
Park, a las afueras de Londres. En octubre pasado, sin embargo, el
artilugio fue inesperadamente recuperado cuando un presentador de la BBC
recibió un extraño paquete en cuyo interior iba Enigma. Faltaban sin
embargo tres rodillos, sin los cuales la máquina no puede funcionar.
Pero ahora, el Sunday Times asegura haber dado con ellos, tras seguir
dos de sus reporteros el rastro de las piezas de la máquina a través de
los anuncios por palabras de su periódico, de cartas con claves secretas
y de páginas web con entradas ocultas.
Porque, aunque el sábado fue detenido un hombre de 57 años en relación
con el robo de la reliquia histórica, los tres rodillos aún siguen sin
aparecer. Pero su entrega, sin embargo, ya ha sido negociada. Todo
comenzó el día en que dos periodistas del rotativo recibieron la misma
extraña carta, una misiva que contenía una palabra clave.

Utilizando precisamente ese código secreto, los reporteros lograron
comunicarse, a través de la sección de anuncios por palabras del diario
The Times, con la persona que decía saber dónde se encontraban los tres
valiosos rodillos. La clave empleada era una palabra de ocho letras que
empezaba por «I».

Durante tres días consecutivos, el Times insertó varios anuncios por
palabras encabezados por el código secreto en cuestión: «I-------!!!!!
Encantado de recibir su mensaje. Por favor, contacte con Nick», decían.
El rotativo, ansioso por no perder el contacto con quien decía saber
dónde se encontraban los tres inapreciables rodillos, incluso dio cabida
en sus páginas a un anuncio publicitario en el que se pedía al remitente
de las extrañas misivas que se pusiera en contacto con los reporteros
del suplemento dominical.
Y, finalmente, tras varios días de impaciente espera, el misterioso
autor de las cartas volvió a dar señales de vida. Envió una segunda
misiva en la que sugería encontrarse con los periodistas... ¡en un
cementerio! Y, de nuevo, solicitaba a los reporteros que respondieran a
su ofrecimiento a través de la sección de anuncios por palabras.

«Mensaje recibido»

«I-------!!!!! Mensaje recibido. Gracias, Nick», respondieron raudos los
periodistas mediante la inserción, durante tres días seguidos, de esta
contestación en la sección de anuncios por palabras del Times.

Cinco días más tarde, el 8 de noviembre, llegó a la redacción del
rotativo una tercera carta. El remitente, sin embargo, se mostraba esta
vez reticente y aseguraba que, aunque conocía todos los detalles
relacionados con el robo de Enigma, le asustaba la idea de que pudiera
ser detenido por la policía.

Sus temores no eran vanos. La policía ya estaba al corriente de que dos
periodistas del Sunday Times habían entrado en contacto con alguien que
aseguraba conocer el misterio de Enigma. Los agentes incluso habían ido
más allá, y habían creado, dentro de la web del museo del que fue robada
la máquina, el Bletchley Park, una entrada secreta, con detalles del
plan para recuperar los tres rodillos de la máquina.
La policía pidió entonces a los periodistas que informaran a su contacto
de los pasos a seguir para entrar en la página secreta. Los reporteros
así lo hicieron. Y, dado ese paso, la policía se dedicó a vigilar si
alguien entraba en la página secreta. Pero pasaban las horas y la
entrada oculta seguía sin registrar ningún acceso. Y cuando parecía que
el contacto se había roto, una nueva carta llegó al Sunday Times. Y,
unos días después, el hombre misterioso se puso incluso en contacto
telefónico con uno de los periodistas.

Según proclamaba ayer el Sunday Times en primera página, los tres
rodillos de Enigma volverán a estar en breve en manos de los
responsables del museo Bletchley Park. Tal como aseguraba el rotativo,
la entrega de las piezas que faltaban ya ha sido negociada. «Todos somos
concientes del interés nacional e internacional que hay para que se
recupere esta histórica máquina», indicaba el superintendente David
Buckingham. «Estoy muy agradecido al Sunday Times», reconocía por su
parte Christine Large, directora del museo Bletchley. «Estos meses han
sido angustiosos».

                           ------------------

EL DIRECTOR DE LA DIVISIÓN DE ÉTICA DE LA UNESCO DEFIENDE LA
CONFIDENCIALIDAD DE LA INFORMACIÓN GENÉTICA
Europa Press

El director de la división de Ética y Tecnología de la UNESCO, Georges
B. Kutukdjian, defendió hoy en Barcelona, durante su intervención en el
II Foro sobre Salud y Medios de Comunicación que celebra en Barcelona la
Fundación Hefame, la confidencialidad de la información genética como
uno de los tres principios fundamentales de la Declaración Universal
sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos.

Kutukdjian explicó que preservar la confidencialidad de esta información
genética es básico, ya que los datos médicos pueden destruirse después
de la vida de una persona, pero los genéticos se mantienen una
generación tras otra.
En este sentido, y teniendo como punto de referencia un horizonte de 50
años, cuando previsiblemente "los bancos genéticos van a ser inmensos",
se preguntó "quién va a ser el guardián de esta información",
cuestionándose al respecto si será el Estado, lo van a gestionar los
hospitales, o se van a crear centros especiales a tal fin.
Los otros dos principios sobre los que Kutukdjian hizo hincapié son el
hecho de que esta Declaración Universal sobre el Genoma Humano "asume
una posición firme y resuelta contra el intervencionismo genético", al
tiempo que aboga por salvaguardar a los individuos de "posibles
discriminaciones genéticas".

No obstante, invitó a que periodistas e investigadores asuman sus
obligaciones en este campo pues, a su juicio, "no deberíamos temer la
información y sus obligaciones, porque precisamente así se construye la
propia libertad".
Igualmente, consideró que los medios de comunicación han jugado un papel
"importante y positivo" en este proceso, aunque abogó por "la precisión
de las ideas, huyendo de la simplificación, y con palabras sencillas y
accesibles".
Al respecto, puso como ejemplo de las consecuencias negativas que puede
tener la simplificación el "hacer creer a la opinión pública que hay
gente genéticamente limpia" ya que, según explicó, "no es cierto, pues
toda persona tiene unas 8 mutaciones genéticas que pueden producir
enfermedades graves, aunque las últimas investigaciones dicen que este
número de mutaciones es ya de 30".

También apuntó el reto de los periodistas de presentar
"equilibradamente" los descubrimientos y sus potencialidades, así como
apostó por la figura del periodista científico "pero no desde el
concepto de titulación universitaria científica, sino que lo importante
es que tengan una mente científica, además de no abandonar la mentalidad
crítica".
Por todo ello, enumeró cuatro propuestas al respecto, como son abarcar
las noticias sobre genética de una forma "coherente" y con "una
responsabilidad compartida", con el fin de "crear una cultura científica
en la sociedad, pero incorporando reflexiones éticas".

Como segunda propuesta, Kutukdjian apuntó la necesidad de que los
científicos mejoren sus dotes de comunicación, y abogó por fomentar los
programas y suplementos científicos "incorporando las preocupaciones
éticas e inquietudes de la sociedad".
En este punto, propuso la creación de una especie de Defensor del Pueblo
que, desde los medios de comunicación, actúe como mediador entre la
sociedad y las distintas opiniones científicas sobre un mismo tema.
Por último, destacó la necesidad de incrementar el debate público y
acercarlo a la sociedad civil, como una forma de "dar el poder a los
ciudadanos".

Información como mercancía

El periodista y director del Observatorio de la Comunicación Científica
y Médica de la Universidad Pompeu Fabra, Vladimir de Semir, alertó de
los riesgos de "convertir la información en una mercancía", y auguró que
"si no hay una reflexión dentro de la profesión, se corre el riesgo de
que los periodistas acaben siendo proveedores de contenidos" que llenan
los espacios que deja la publicidad.

Por este motivo, incidió en la conveniencia de establecer un código
ético en la transmisión de las noticias en general, y de genética en
particular.
Por su parte, el catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia en la
Universidad de Salamanca, Miguel Ángel Quintanilla, resaltó la
importancia de incorporar nuevos conceptos de moral en el tratamiento
informativo de los avances científicos, así como el protagonismo de la
sociedad en estas cuestiones que, en su opinión, ha hecho que el
periodismo científico actual sea "cívico".

Por último, la profesora de Sociología de la Universidad de Nueva York,
Dorothy Nelkin, quien cerró estas jornadas, alertó de los peligros de la
Teoría del Reduccionismo en el ámbito genético, pues ya está sirviendo
de justificación para eximir de responsabilidades tanto a los
individuos --al entender que sus acciones son de una determinada manera
por estar en sus genes--, como para reducir los programas sociales, al
usar la predisposición genética como argumento para invalidar las
posibilidades de reinserción, entre otros aspectos.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

EL CERN CIERRA DEFINITIVAMENTE SU GRAN ACELERADOR DE PARTÍCULAS
Por: Alicia Rivera - La Haya

El gran acelerador de partículas LEP del Laboratorio Europeo de Física
de Partículas (CERN), junto a Ginebra, empezará a ser desmantelado en
breve. Así lo decidió ayer en reunión extraordinaria el consejo de los
países miembros de la organización. El cierre de la máquina retrasará
durante años la búsqueda de la partícula de Higgs, de cuya existencia se
hallaron indicios recientemente gracias al acelerador.

El Consejo decidió continuar el plan científico del laboratorio aprobado
en 1996 que contempla el cierre del LEP para montar en su lugar el nuevo
acelerador LHC que debería empezar a funcionar en 2006. La desolación y
la tristeza hicieron mella entre centenares de físicos que han intentado
en los últimos días defender la importancia científica de los
experimentos que podrían haberse realizado el año que viene en LEP. "Es
una noticia lamentable para la comunidad científica internacional, pero
fundamentalmente para la comunidad científica europea", comentó ayer
tras la reunión Manuel Aguilar Benítez, delegado científico de España en
el CERN.
"En ausencia de un consenso para cambiar el programa existente, el
comité del Consejo apoya [la decisión del] director general para seguir
adelante el programa del CERN existente", decía ayer un comunicado de la
organización. El duro debate entre los delegados de los países miembros
duró cuatro horas y en él se manifestaron posturas contrapuestas. La
delegación española defendió, argumentando el interés científico de la
búsqueda de la partícula de Higgs, la reapertura del acelerador durante
unos meses el año que viene.

El LEP, una maquina científica de 27 kilómetros de circunferencia,
inaugurada hace once años, acababa ahora su vida útil programada, pero
la sorpresa de Higgs después del verano hizo que se replanteara su
cierre definitivo.

Presión científica

El comité de investigación del CERN celebró hace dos semanas una reunión
extraordinaria y no llegó a un acuerdo acerca de la conveniencia o no de
mantener abierto el LEP. Pero el director general del laboratorio,
Luciano Maiani, decidió cerrarlo definitivamente, aunque pidió que el
Consejo de los países miembros ratificara su decisión en la reunión
fijada para el 15 de diciembre. Unos días después convocó la reunión
extraordinaria de ayer. Mientras tanto, centenares de físicos del CERN,
con el apoyo de colegas de Europa y de Estados Unidos favorables a
seguir los experimentos en busca de Higgs el año próximo en el LEP, han
defendido el interés científico de esa investigación, la oportunidad de
hacer un descubrimiento fundamental y la escasa o nula incidencia que
tendría esta prórroga en el plan de desarrollo del LHC.

La búsqueda de Higgs, una partícula esencial que de existir completaría
el modelo físico que describe el microcosmos, es el objetivo soñado de
la física desde hace años. Tras haber encontrado los primeros indicios
sólidos aunque no definitivos de su existencia, los científicos querían
salir de dudas con la ilusión de tener tal vez en la punta de los dedos
un descubrimiento sensacional.

                           ------------------

CIENTÍFICOS FRANCESES CONSIGUEN LA ACTIVACIÓN Y SUPRESIÓN DEL SISTEMA
INMUNOLÓGICO A DETERMINADA POTENCIA, EN RATONES
Europa Press

Un grupo de científicos del Centro de Inmunología, INSERM-CNRS de
Marsella (Francia), han conseguido, mediante la modificación de las
bases moleculares del sistema inmunológico y la terapia génica, la
activación y supresión de este sistema en ratones de laboratorio, según
explicó el director de este centro, Bernard Malissen, durante la
conferencia que celebró hoy en Madrid, encuadrada dentro del III Ciclo
de Seminarios "Severo Ochoa" del Centro de Biología Molecular.

El objetivo de los estudios de Malissen es el de detallar cuál es el
comportamiento de los linfocitos T en su proceso de activación del
sistema inmunológico y cuál es el papel de los receptores TCR en su
tarea de reconocer a los antígenos, tanto externos como internos en el
caso de las enfermedades autoinmunes.

"Se trata de conocer como se comportan los módulos que componen estos
TCR, las piezas de activación o desactivación del sistema inmune",
explicó Malissen, que añadió que la aplicación en humanos de esta
técnica de biología molecular hace necesario un "mayor desarrollo de la
terapia génica".

El reto, según este experto, es ser capaces de activar o desactivar este
sistema inmune y hacerlo a una 'potencia determinada', mucho o poco,
según las necesidades del enfermo. Así, en el tratamiento de los
pacientes con trasplante, los inmunosupresores son fármacos capaces de
suprimir el sistema inmune totalmente para evitar que se produzca un
rechazo de nuestro organismo al órgano trasplantado.

"Al suprimirlo totalmente --señala Malissen-- nos podemos encontrar con
otros problemas, sin embargo, con la biología molecular, es decir,
modificando esos circuitos, esas piezas del sistema inmune, seremos
capaces de rebajar la potencia de nuestro sistema inmune pero no del
todo, sino hasta un cierto límite".

Enfermedades autoinmunes y SIDA

Por otra parte, el sistema inmune reacciona contra antígenos externos e
internos. Los internos son los que provocan las enfermedades
autoinmunes, es decir, enfermedades tan graves como la esclerosis, la
artritis reumatoide, las alergias o el lupus. "Si podemos bloquear
nuestro sistema inmune alcanzaremos un nuevo camino para desarrollar
terapias contra estas enfermedades", apuntó Malissen.

En cuanto a enfermedades contra el cáncer, la aplicación de la biología
molecular podría provocar una mayor respuesta de los linfocitos
antitumorales. En cuanto al sida, o virus de la inmunodeficiencia
adquirida (VIH), "el conocimiento de la manera de actuación de los
linfocitos T, podrían dar como resultado nuevas dianas terapéuticas
contra esta enfermedad", explicó el experto.

Los trabajos de este grupo de científicos se contextualizan en las bases
moleculares de la inmunización. Es decir, en el comportamiento de esas
bases moleculares con la llegada de los antígenos, seres microbianos que
introducimos en pequeñas dosis 'adormecidas' para provocar una respuesta
en nuestro sistema inmune.

"Para trabajar en esto --apuntó Malissen--, es necesario saber, como
para el desarrollo de un fármaco, cuál es la diana terapéutica, es
decir, dónde tenemos que apuntar, ya que según una u otra diana, los
circuitos en los que tendremos que trabajar serán unos u otros".

"Todo esto es como un circuito electrónico --añadió-- nuestro sistema
inmune está completamente conectado, hay que modificar unas u otras
piezas para según qué objetivos persigamos".

                           ------------------

The New York Times http://www.nytimes.com/

EN LOS EE.UU. SE VENDE UN MOUSE QUE "PATEA" Y SE EMPLEAN ROBOTS MEDICOS
QUE TRANSMITEN SENSACIONES
Por: Robert Hercz
Versión en español por: Cristina Sardoy

Ya hay computadoras capaces de "sentir"

Los médicos siempre dependieron del tacto, para auscultar a un paciente
o ajustar una sutura. Pero en los últimos años, la cirugía mínimamente
invasora (los médicos operan introduciendo los instrumentos a través de
pequeños cortes), redujo drásticamente el trauma, el dolor y el tiempo
de recuperación del paciente. Sin embargo, también restringió el
contacto que los médicos tenían con órganos, huesos y músculos. Y ahora,
la tecnología quiere recuperar aquello que un día se llevó.

La "háptica" -del verbo griego "tocar"- es la ciencia de incorporar el
tacto a las interfaces de computadora. Durante décadas, ese sentido fue
reconocido como el siguiente paso -después de la vista y el sonido- en
la evolución natural de las computadoras: pero hace realmente muy poco
que las máquinas son lo suficientemente rápidas y baratas como para que
estas interfaces -llamadas "hápticas"- sean viables. La historia a un
lado, lo cierto es que ya empezaron a aparecer los primeros dispositivos
comerciales de este tipo, no sólo destinado a segmentos específicos de
mercado (como el diseño asistido por computadora y el modelado en 3-D)
sino, también, a la masiva computadora personal. Algunos expertos
pronostican que, muy pronto, la háptica se habrá incorporado a la
computadora doméstica. Y ya tienen algunos indicios: en los Estados
Unidos ya se comercializa el mouse iFeel, de Logitech, que tiene un
pequeño motor que "patea" mientras "recorre" la barras de herramienta o
"salta" los límites de las ventanas.

Sin embargo, donde más expectativas despierta la háptica es en la
medicina, un campo en el que algunas interfaces ya funcionan integradas
a ciertos equipamientos médicos. La meta de los investigadores es lograr
que, en un futuro cercano, la cirugía robótica (aún con el médico y el
paciente instalados en distintos continentes) resulte una experiencia
tan real como la cirugía tradicional. En el laboratorio de Háptica
Humana y de Máquinas del Massachusetts Institute of Technology (MIT), su
fundador, el doctor Madayam Srinivasan, está desarrollando un simulador
para mostrar a los estudiantes de medicina cómo insertar bien una aguja
intervertebral. Encontrar el lugar correcto debajo de capas de piel y
ligamento para inyectar un anestésico es un procedimiento delicado, y
una aguja mal colocada puede paralizar a un paciente. Greg Merrill, de
la empresa de equipamiento médico HT Medical Systems, dice que el 75 por
ciento de las complicaciones que surgen en procedimientos -como, por
ejemplo, la introducción de un catéter intravenoso- se producen en los
primeros 30 casos de la carrera de un médico. La estadística, entonces,
es elocuente y apoya la inversión en simuladores de entrenamiento, como
el ya desarrollado CathSim, que enseña a insertar catéteres y agujas. El
aparato consiste en una jeringa que imita la resistencia que experimenta
un catéter al entrar en la vena.

Merrill dice que, además, en un futuro no muy lejano, "un paciente podrá
entrar y, tras ser "escaneado", el médico podrá realizar un ensayo
pre-operatorio específico para él. Y asegura que esto constituirá un
gran beneficio, sobre todo a la hora de evaluar cuál es el mejor enfoque
para una operación o de seleccionar los accesorios médicos que mejor se
ajusten al paciente." Merril usa como ejemplo a los "stents", unos
pequeños tubos que se insertan en las arterias para mantenerlas
abiertas. Los stents -de uso cotidiano en la cardiocirujía- deben
adaptarse a la geometría arterial de cada paciente, lo que quiere decir
que un stent rígido no puede ser introducido en una arteria torcida.
Hoy, los cirujanos prueban ensayo y error: si el primer stent no se
adapta y no funciona, lo sacan y prueban con otro. "¿No sería bueno
determinar cuál es el stent apropiado antes de introducirlo dentro del
paciente?", pregunta Merrill.

El problema es que, hoy, las interfaces hápticas disponibles son útiles,
pero todavía no transmiten la experiencia de sostener algo en las manos.
Falta algo que funcione como una suerte de piel artificial -modelada
como un guante, quizá- y que ofrezca una aproximación virtual a la por
ahora inigualable experiencia táctil. En el Laboratorio Dextrous
Manipulation de la Universidad de Stanford, el doctor Mark Cutkosky está
trabajando en un dispositivo de ese tipo, llamado CyberGlove. Se trata
de un guante que controla un brazo robótico de dos dedos y que
transfiere lo que hace el usuario al robot, que a su vez devuelve lo que
"siente" a los dedos del guante. Pero, a pesar de que, hoy, el
CyberGlove es lo más avanzado en háptica, todavía se trata de un
instrumento relativamente primitivo que está muy lejos de resolver y
sentir lo que resuelven y sienten los dedos. Eso quiere decir que para
que estos dispositivos deriven en un cirujano robot que funcione como
una extensión natural de un ser humano, faltan años y años de
investigación y desarrollo. "Estamos trabajando y los resultados son más
que interesantes -evalúa el doctor Srinivasan, del MIT-. Pero todavía
estamos lejos… De hecho, aún no hemos sido capaces de construir robots
comparables en nada a un bebé humano".

                           ------------------

HISTORIA Y FUTURO DE LA CIENCIA AL ALCANCE DE LA MANO
Por: Laura G. Ibáñez

Medicina y tecnología acaparan el nuevo Museo de las Ciencias

Visual, interactivo, inmenso. Así es el nuevo Museo de la Ciencia
Príncipe Felipe. Calificado por su director Manuel Toharia, como "el
mayor museo del mundo en tamaño", ha sido inaugurado en Valencia,
enmarcado en el complejo Ciudad de las Ciencias y las Artes, y en una
semana escasa de vida han cruzado ya sus puertas más de 16.000 personas.

Ha sido concebido con carácter didáctico y divulgativo, con visuales
representaciones de animación, aparatos de grandes dimensiones que
permiten introducirse en ellos para conocer los entresijos de la
tecnología más avanzada y simuladores virtuales que facilitan la
reconstrucción de fenómenos biológicos. Sus cerca de 24.000 metros
cuadrados están casi copados por una selección de investigaciones
tecnológicas y médicas.

'Tecnópolis'

La planta baja del museo representa una auténtica tecnópolis, una ciudad
de la tecnología donde se recorre de forma histórica los avances de las
telecomunicaciones y las aplicaciones de éstas sobre distintos campos de
la ciencia.

Varias exposiciones permanentes, como Tecno-Bio, Tecno-Virtual o
Tecno-Láser, tratan específicamente los avances médicos posibles gracias
a la alta tecnología informática.

Tecno-Bio permite mediante un simulador realizar modificaciones
genéticas y ver el resultado virtual de éstas. En Tecno-Virtual se
pueden obtener instantáneas digitales en tres dimensiones gracias a un
complejo sistema de cámaras sincronizadas. Más didáctico es el carácter
de Tecno-láser, que muestra los usos más llamativos de la generación de
luz láser.

La llamada tecnópolis ofrece también proyecciones diarias de vídeos y un
apartado dedicado a Divulgación a la carta, con una completa colección
de revistas y publicaciones científicas en papel y DVD para su consulta.

Además, realiza un recorrido por los inventos tecnológicos más
relevantes de la historia a través de la biografía de los propios
científicos involucrados en su desarrollo.

En esta misma planta, cuatro aulas experimentales están dedicadas a la
realización de representaciones y talleres centrados en las disciplinas
de biología, química y física.

Los Nobel

El museo ha querido pagar la deuda contraída por la ciencia con los
investigadores. Para ello ha dedicado toda su segunda planta al legado
de científicos relevantes. Tres premios Nobel de Medicina han sido los
elegidos para inaugurar esta exposición: Severo Ochoa, Santiago Ramón y
Cajal y Jean Dausset. Este último, además, es miembro del Comité
Científico del museo. A cada uno de ellos se le dedica un apartado
especial con visuales recreaciones de los que fueron sus descubrimientos
y biografías.

El museo se completa con otras muestras interactivas de aplicaciones
tecnológicas de la óptica, el electromagnetismo o la electricidad.

Foro de investigación

Siguiendo uno de los pilares de la ciencia, la divulgación, el edificio
cuenta con un departamento que desarrolla en Internet una reconstrucción
del museo que aspira a ofrecer en el futuro una base de datos y de
documentación de grandes proporciones orientada a estamentos docentes e
investigadores, de modo que sirva de nexo de unión entre éstos y de
proveedor de información científica a un mismo tiempo.

Para completar este aspecto se ha construido un auditorio que está
dotado con alta tecnología que permitirá la celebración de reuniones,
congresos y conferencias.

Además, se ha anunciado que el museo tiene previsto establecer acuerdos
con centros homólogos de otros países, como los museos de la ciencia de
San Francisco, Chicago, Londres y París.
Estos acuerdos prevén la posibilidad de intercambiar exposiciones por
periodos de seis meses y la puesta en marcha de un proyecto común
encaminado a la creación de un foro de intercambio científico a través
de la red.
El propio planteamiento interactivo con el que está diseñado el museo se
ha basado en la experiencia de otros centros extranjeros que ya se
regían por las máximas de hands on, minds on, hearts on.




_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.