Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 77 al 106 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 100     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: =?x-user-defined?Q?EL_ESC=C9PTICO_DIGITAL_-_Edici=F3n_2001_-_N=FAmero_04?=
Fecha:Lunes, 8 de Enero, 2001  03:12:34 (+0100)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <gargantua @..........es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Crítica a la Pseudociencia y
Escepticismo
       © 2000 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

    Edición 2001 - Número 04 - 08 de Enero de 2001

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

=== SUMARIO =========================================================

  - El Chupacabras es un intruso esporádico agresivo.

  - Democratizar el conocimiento y usar el conocimiento: la visión de un
científico.

  -¡Eureka!

  - 47 científicos españoles remiten una carta a Birulés en la que
explican que no pueden volver.

  - El primer eclipse lunar del milenio será visible en España hoy
martes.

  - Un “Presupuesto Ajustado”.

  -. Investigación biológica: los científicos esperan el nacimiento del
primer animal en peligro de extinción clonado.

  - Arthur Clarke enviará su ADN al espacio.

=== NOTICIAS =========================================================

EL CHUPACABRAS ES UN INTRUSO ESPORÁDICO AGRESIVO
Por: Julio Arrieta

Según una nota de prensa del diario de Calama (Chile) "La estrella del
Loa", un "destacado ufólogo español", Ramón Navia-Osorio, presidente del
Instituto de Investigación y Estudios Exobiológicos de Barcelona, ha
rebautizado al mítico y popular Chupacabras nada menos que con el
singular término “Intruso Esporádico Agresivo” (IEA).

Navia-Osorio explicó que lo de "Intruso" era porque este ser no
pertenece a nada conocido, sino que pertenece al mundo de lo
exobiológico (¿?) "es decir, lo que está más allá de la biología", según
citaba el diario chileno. "Esporádico" porque los supuestos ataques del
Chupacabras son eso, esporádicos, y carecen de la continuidad que se
podría esperar de un depredador natural. Y "Agresivo" porque tal es la
naturaleza de sus ataques.

Como bien saben los lectores de El Escéptico Digital, en esta casa somos
más bien picajosos, o si ustedes lo prefieren un tanto tiquismiquis, lo
que nos convierte en partidarios de que las propuestas con un mínimo de
pretensión de seriedad se basen en razonamientos bien fundados. Y, como
resulta que somos así de aguafiestas, ¿qué quieren que les digamos?, a
nosotros la denominación que propone el señor Navia-Osorio, para el
folklórico hematófago fantasma, nos parece una solemne tontería.

Veamos pues lo que pretende definir este invento del Intruso Esporádico
Agresivo (IEA), mediante una sencilla consulta al diccionario de la Real
Academia de la Lengua Española.

Intruso: Que se ha introducido sin derecho // Detentador de alguna cosa
alcanzada por intrusión // Que alterna con personas de condición
superior a la suya propia.
Bueno, dado que el Chupacabras no alterna con personas de condición
alguna (será por eso que está fuera del alcance de los biólogos) ni
detenta nada, nos quedamos con lo de que es algo que se introduce en
algún sitio sin derecho.

Esporádico: Dícese de las enfermedades que atacan a uno o varios
individuos en cualquier tiempo o lugar y que no tienen carácter
epidémico ni endémico // Dícese de lo que es ocasional, sin ostensible
enlace con antecedentes ni consiguientes.
Habida cuenta que el Chupacabras no es un vulgar resfriado ni tan
siquiera un bacilo de pretencioso nombre –a pesar de que sus actuaciones
resulten a menudo de lo más vacilonas-, supongo que deberemos quedarnos
con el segundo significado.

Agresivo: Dícese de la persona o animal que obra o tiende a obrar con
agresividad // Propenso a faltar el respeto, a ofender o a provocar a
los demás // Que implica  provocación o ataque // Que es propio para
acometer.
Puesto que ignoramos cómo se comporta el  Chupacabras en sociedad y si
utiliza los cubiertos en el orden adecuado o se PETA en público, nos
quedaremos en esta ocasión con lo de persona o animal que obra con
agresividad.

Nos encontramos que, con esta nueva denominación Navia-Osoriana, el
Chupacabras quedaría definido como un “ente hostil y agresivo,
aficionado a colarse de forma no continua y sin permiso para realizar
sus ataques”. Una definición, a mi entender, absolutamente baladí e
inútil puesto que en realidad constituye una descripción sin objeto
concreto que describir.
Así pues, según este nuevo término, cualquier cosa podría ser
prácticamente un IEA. Serían merecedores del nuevo significante desde un
gamberro, en pleno delirio etílico destrozando espejos retrovisores de
los coches aparcados en la vía pública, a un perro asilvestrado,
aullando en un claro del bosque mientras mordisquea el cuello de unas
rollizas primas de la “copito de nieve” de Heidi, pasando por algún que
otro ganadero enfurecido, que vociferando garrote en mano por la subida
del precio del gasoil agrícola vuelca un carromato de berzas frente al
ministerio correspondiente, o por un caniche fugado de un circo y
vestido aún con el tutú rosa y las antenitas de brillantina empleadas
durante su función.

Si la intención del señor Navia-Osorio era la de proponer una nueva
denominación, que sirviera para definir mejor el fenómeno del
“Chupasangres”, me temo que se ha cubierto de gloria pues ha fallado
rotunda y estrepitosamente porque, amigo Ramón, su término del IEA en
realidad no define absolutamente nada y, lo que es peor, lo hace aún de
modo más deficiente que el tradicional nombre de "Chupacabras", dado que
se supone que lo que históricamente ha venido haciendo este bicho
hematófago ha sido precisamente el chuparle la sangre a las cabras, ¿o
no?.

Como los escépticos acostumbramos a ser malpensados nos tememos que lo
del IEA no es mas que un intento de nominalismo forzado: no es la
primera vez que en círculos pseudocientíficos se comenta la necesidad de
rebautizar al hematófago portorriqueño con un nombre más "adecuado", más
serio que el de Chupacabras, al parecer excesivamente folklórico para
sus gustos. ¿Quizá nos encontremos frente a una maniobra destinada a
disimular la auténtica naturaleza del fenómeno? A lo mejor resulta -
parece haber pensado el señor Navia-Osorio - que si le damos un nombre
respetable a algo que no existe conseguimos que la gente comulgue con
ruedas de molino y considere su existencia como algo plausible.

Considero que el ufólogo Navia-Osorio debiera preocuparse, antes de
buscar definiciones, por presentar alguna prueba que avale la existencia
del fenómeno a definir, a saber del escurridizo Chupacabras, en vez de
molestarse en desarrollar denominaciones que no definen nada y que lo
único que hacen es embrollar aún más el asunto.

Pero lo mejor, como siempre, queda para el final. Según la nota del
periódico chileno, el señor Navia-Osorio "piensa que para considerar un
testimonio, éste debe tener algo ridículo, ya que si todo está bien y
correcto, no hay nada que investigar, en cambio, una versión
disparatada, indica algo fuera de lugar, que necesita más atención".
¡Esto, amigos, es sencillamente genial! Según este principio cuanto más
descabellada sea una historia más visos de realidad tiene. ¿Lo dirá
realmente en serio? Ya saben, si su vecino les cuenta que vio al
Chupacabras, probablemente mienta como un bellaco; pero si lo que les
dice es que vio al Chupacabras montando en bicicleta, vestido de Santa
Claus y canturreando entre dientes "L.A. is my lady", mientras fumaba un
habano… entonces amigos, no duden porque es posible ¡que sea verdad!

Como diría el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha: “cosas
veredes, amigo Sancho, que harán fablar las piedras” y eso que no llegó
a conocer al señor Navía-Osorio ni a sus disparatados Intrusos
Esporádicos Agresivos.

                           ------------------

Euskonews & Media http://www.euskonews.com/

DEMOCRATIZAR EL CONOCIMIENTO Y USAR EL CONOCIMIENTO: LA VISIÓN DE UN
CIENTÍFICO
Por: Jesús M. Ugalde

Abstract:
El conocimiento científico en uno de los factores determinantes del
desarrollo social moderno. La sociedad está tomando conciencia de ello y
en consecuencia están proliferando discusiones sobre las implicaciones
sociales de la ciencia y su empleo como bien social. No son solo las
sociedades más desarrolladas las que están inmersas es esta dinámica.
Las naciones del tercer mundo celebraron en Junio de 1999 en Budapest
una cumbre para debatir acerca del papel la ciencia en su desarrollo
social y en el avance hacia la construcción de sociedades de bienestar.
Sin embargo, las relaciones interfaciales entre la generación de
conocimiento, su usabilidad y la mejora del bienestar social son
complejas y cambiantes. En este trabajo se discuten algunas claves del
entramado entre la ciencia y la sociedad que ayudan a mostrar la
complejidad del escenario en el que se dan los procesos de transferencia
de conocimiento científico a la sociedad. Finalmente, a la vista de
dicho escenario, se discuten las recomendaciones emanadas de la cumbre
de Budapest.

El título que he elegido para este trabajo es el de " Democratizar el
conocimiento y usar el conocimiento: la visión de un científico". Es
reconfortante para mí constatar que la sociedad está interesada en saber
más acerca de labor científica. De hecho creó que se está construyendo
una conciencia social robusta sobre la actividad científica en este
país. Observemos, no obstante que antes no existía mucho debate sobre
los beneficios y peligros derivados del uso del conocimiento científico.
Se suponía, tácitamente, que era algo bueno. Este era el periodo de la
inocencia, antes de que se inventase la bomba atómica, antes de que el
ideal del científico se viese contaminado por la responsabilidad en que
había incurrido en la aparición de ese fenómeno tan aterrador o antes de
que se constatasen las enormes ventajas competitivas que proporciona el
aprovechamiento del conocimiento científico. Una de las consecuencias
del uso de la ciencia, es que la sociedad actual cambia más rápidamente
que las que nos han precedido y aquí podemos constatar que probablemente
la evolución nos haya fallado. No nos ha equipado con la celeridad
adecuada, para lidiar con los problemas técnicos del mundo moderno, esto
es: con condiciones cambiantes a una velocidad apreciable. Observemos
que durante la historia de la humanidad, salvo en los últimos 70 años
como mucho, las personas morían en el mismo mundo en que habían nacido.
La velocidad de cambio era tan pequeña que apenas era perceptible
durante el transcurso de una vida. Durante todo ese periodo, los jóvenes
aprendían de sus mayores y después pasaban su conocimiento a la
generación posterior. Sin embargo, las condiciones actuales de vida son
radicalmente diferentes a las que conocieron mis padres. La ciencia es
en gran medida responsable de tal situación. Y esto nos plantea un
paradigma nuevo y propio de los tiempos que corren: la sociedad no puede
seguir ignorando lo que los científicos hacen, como hacen lo que hacen
y, lo más importante, no se puede seguir ignorando las implicaciones
sociales de la actividad científica. De hecho, una de las motivaciones
para la celebración de la cumbre de Budapest fue precisamente que las
naciones del llamado tercer mundo se han dado cuenta de que no pueden
permanecer ajenas a las implicaciones de la ciencia, simplemente porque
de lo contrario nunca dejaran de ser el tercer mundo. Sin embargo, las
implicaciones de la ciencia en la sociedad y particularmente en el
bienestar social son todo menos obvias y directas. Por tanto, si bien
comparto la motivación generatriz de la cumbre de Budapest, no estoy
seguro de compartir todas sus conclusiones y menos aun algunas de las
recomendaciones que dicha cumbre propuso a los países participantes en
ella. Mi opinión está sustentada en lo que conozco, esto es, la ciencia
y la sociedad en el primer mundo, al cual Euskadi pertenece a tenor de
los indicadores económicos al uso y de los propios criterios de la Unión
Europea. Confieso que esto es una visión parcial y por ello recomiendo
al lector una buena dosis de cautela.

La lectura de los documentos producidos en la cumbre de Budapest pone de
manifiesto que la intención de los países de la cumbre de Budapest es
instaurar lo más rápidamente posible en sus países los estándares
científicos del primer mundo. Sin embargo, yo creo que la pregunta que
hay que plantear está relacionada con el fin que se pretende conseguir
con ello : ¿ seguro que la implantación de esos estándares conducirá
inexorablemente a una mayor calidad de vida de los habitantes del tercer
mundo ?. Cualquiera que haya tenido una mínima experiencia científica se
habrá dado cuenta que plantear la pregunta correcta es casi más
importante que obtener la respuesta correcta. La pregunta correcta, aun
siendo insoluble de forma exacta en ocasiones, es una guía para avanzar.
Este es el espíritu que me guía. No esperen, por tanto, de mí respuestas
contundentes; me conformo con plantear correctamente preguntas
relevantes.

El espectacular progreso científico experimentado en las sociedades
occidentales durante el último siglo se ha debido a un contrato tácito
que ha existido entre la sociedad y los científicos. Si bien, este
contrato se ha extendido a todos los agentes científicos, en el caso de
la Universidad, por ejemplo, se ha materializado en que la Universidad
proporcionaba investigación y formación a cambio de financiación, dinero
público, y una relativa autonomía. En este contexto a la Universidad le
ha correspondido generar conocimiento básico para la sociedad y educar a
los empleados altamente cualificados que requería una sociedad
industrialmente avanzada. Sin embargo, el contrato con la I+D industrial
se ha basado sobre el hecho de que la industria se haría cargo del uso
del conocimiento científico a través del trabajo realizado en sus
laboratorios de I+D que convertían conocimiento en productos usables. A
cambio, la administración se hacía cargo de la I+D en áreas de interés
nacional tales como defensa, energía, salud pública, entre otras.
Durante la mayor parte del siglo XX, las universidades, la
administración y los laboratorios industriales de I+D han trabajado de
modo independiente, con más o menos coordinación, pero esencialmente
cada uno ha desarrollado su modus operandi. Sin embargo, recientemente
este escenario se ha transformado radicalmente y la impermeabilidad
mencionada se ha resquebrajado. La sociedad moderna ya no es ajena al
desarrollo científico porque además de las implicaciones locales, el uso
del conocimiento científico asociado al concepto de nación napoleónica,
ha generado profundas diferencias geográficas, en ambos sentidos. Ha
catapultado a Hong-Kong, Taiwan y Singapur y ha enterrado a Thailandia,
antes el todopoderoso reino de Siam, y a otros muchos, por mencionar
ejemplos geográficamente cercanos entre sí.

Todo este entramado entre los agentes científicos, generó un conjunto de
relaciones entre las funciones y objetivos de aquellos y que ha sido
objeto de estudio en la reunión de Budapest. Así, parecía bien
establecida la relación causa efecto entre ciencia - tecnología -
innovación y bienestar social y de hecho nadie dudaba de la linealidad
interfacial entre estos conceptos. Sin embargo, hoy en día debemos
cuestionar al menos la correspondencia temporal escalada de esta
relación. El láser es un ejemplo paradigmático de esto. Fue descubierto
como un subproducto de los estudios que se estaban realizando en los
laboratorios de investigación básica en los años 40-50. Pero hubo que
esperar unos 20 años para que se comenzase a aplicar. Démonos cuenta,
por tanto de que se generó el conocimiento, se hizo usable pero no se
supo para que, no contribuyó al bienestar social hasta bastante después.
No hay correspondencia temporal. El láser fue una solución a la búsqueda
de un problema durante mucho tiempo. Esto muestra la compleja trama de
relaciones que gobierna la transferencia de conocimiento científico a la
sociedad y pone en cuestión la relación lineal antes aludida. Es decir,
pone en cuestión el hecho de que, el que una sociedad incremente el
gasto en desarrollo científico no necesariamente debe conducir lineal e
inexorablemente a una mejora de la calidad y duración de la vida de sus
individuos. Y a pesar de todo, en todas las propuestas de Budapest se
incluye un incremento de la fracción del PIB dedicado a investigación.
Esta propuesta está inspirada en el modelo que acabo de discutir y que
está en declive.

La sociedad actual presenta otros factores que merecen nuestra atención.
Uno de esos factores es el feedback entre la sociedad y la ciencia. Las
ingerencias sociales en el desarrollo de la ciencia, son obvias en la
historia del devenir científico moderno. La energía y centrales
nucleares es un tema familiar a todos, pero no es el único. En el mundo
científico existen lo que se llaman hot topics, que son como flores de
primavera, efímeras y que solo alimentan el recuerdo. La biomasa, nuevos
materiales, el genoma, todo aquello que lleve la palabra diseño,
probablemente lo que llamamos sociedad de la información, donde lo
importante parece ser tener acceso a la información, cuando lo relevante
es comprenderla y usarla racionalmente, y eso no tiene que ver con el
acceso, son algunos de los hot topics actuales que alimentan las grandes
frases que inundan la prensa diariamente tales como: "el siglo XXI será
el siglo del gen " o "el siglo XXI será el siglo de la exploración
espacial ",y que responden más a modas sociales occidentales del momento
que a realidades obvias. Lo más probable, sin embargo es que todas estas
predicciones fallen, como les ha ocurrido a casi todas las predicciones.
Ahora bien, en los países en desarrollo se dan otros modos, más que
modas sociales, que afectan más profundamente al proceso de generación y
transformación del conocimiento en cosas usables. Por ejemplo,

· El fanatismo religioso. De hecho la religión ha dado a los seres
humanos repuestas a preguntas que la humanidad se ha hecho desde
siempre. No se conoce ninguna cultura que no se haya preocupado por
saber quienes somos y de donde procede el mundo. Las explicaciones
religiosas se han transmitido de generación en generación a través de
los mitos, relatos sobre dioses que pretenden explicar, o quizás solo
ilustrar, el origen de la vida y de las cosas. Si tenemos los mitos no
necesitamos la ciencia. El fanatismo va más allá, declara que la ciencia
es herética y por tanto no es que no sea una opción sino que es un
enemigo cuya sola existencia amenaza la suya propia.

· La postergación (marginalización) de las mujeres es otro de hechos que
no debe pasar desapercibido, porque su efecto en el desarrollo de una
sociedad en la que puedan llevarse a cabo proyectos sostenibles, no es
baladí. El banco de las pobres de Bangla Desh ha demostrado claramente
que la economía de los países en desarrollo descansa básicamente en el
trabajo de las mujeres ya que el rol social asociado a los hombres no es
productivo.

Y todavía nos queda el problema de la diseminación de la información en
el cuerpo social. No basta con que la información esté, tiene que ser
aprehendida. Y esto es un hecho diferenciado del estar. Yo señalaría dos
aspectos en este apartado:

· Permeabilidad del cuerpo social a la información científica. Creo que
debe existir una organización social adecuada para que la información
científica fluya adecuadamente. Incluso las sociedades occidentales se
han dado cuenta de que tienen un déficit notable en este terreno. Los
Museos de ciencia participativos, programas educativos y de TV sobre
temas científicos son algunas de las soluciones ensayadas últimamente.
Si bien, como están a cargo de fondos públicos, hay quien cuestiona su
costo. Pero, ¿ es esto un despilfarro de fondos públicos?. ¿ Cuánto
cuesta una sociedad con acceso a la información, pero desinformada?.

· Aprehensión de la información científica por los individuos de la
sociedad. Si la sociedad debe enfrentarse a las consecuencias del
conocimiento, los ciudadanos deben aprender a informarse y deben
formarse una opinión lo más objetiva y personal posible sobre las
consecuencias de la actividad científica. Y recordemos que no basta con
tener acceso a la información, repito hay que aprender a informarse. De
hecho, no es lo mismo la información pública que la publicada.

Por último, debemos también hablar de los límites del conocimiento
científico y de los límites de su aplicabilidad. Lo sabemos todo, o nos
queda todavía algo más por descubrir acerca de las leyes que rigen el
mundo natural. La propia comunidad científica está divida ante esta
cuestión. Los principales argumentos de las dos corrientes dominantes se
han publicado recientemente en sendos libros,

The End of Science: The limits of the scientific knowledge at the end of
the century. John Horgan, Addison-Wesley, New York, 1996

What Remains to be Discover: Mapping the secrets of the universe, the
origins of live, and the future of the human race. John Maddox, Free
Press, New York, 1998

Sin embargo, el verdadero problema es como saberlo. Yo creo, solo creo
pero firmemente,, que todavía queda mucho por descubrir, quizás
influenciado por la certeza de que a mí, me queda mucho por aprender.

Pero de hecho, el pesar una cosa u otra está determinado por la visión
que el hombre tiene de sí mismo. Edward O. Wilson, ha atisbado dos
grupos bien diferenciados, los que preconizan una autoimagen naturalista
y aquellos que abogan por una autoimagen exencionalista. Los primeros
sostienen que estamos confinados a una biosfera delgada como una hoja de
afeitar, dentro de la cual son posibles mil infiernos, pero solo un
paraíso. Por otra parte los exencionalistas conciben nuestra especie
como separada del mundo natural y con capacidad de dominio sobre sí
misma.

El sueño de este hombre liberado del ambiente natural de la Tierra se
puso a prueba y fracasó a principios de los 90 con el proyecto Biosfera
2, un ecosistema cerrado que ocupaba 12800 m2 en el desierto de Oracle,
Arizona y que pretendía probar que la vida humana puede ser sustentada
de forma independiente en burbujas herméticas en cualquier lugar del
sistema solar que no esté demasiado expuesto a un calor exagerado o a
radiaciones abrasivas. A pesar de que los biosferanos consiguieron
permanecer dentro del recinto los dos años enteros que originalmente
habían planeado, demostraron, en palabras de Joel E. Cohen (Rockefeller
Univ.) y David Tilman (Univ. of Minnesota), dos biólogos que examinaron
los datos de la experiencia, que ...Nadie sabe todavía como manipular
sistemas que proporcionen a los seres humanos los servicios de soporte
de la vida que los ecosistemas naturales producen gratuitamente y, a
pesar de sus misterios, la Tierra sigue siendo el único hogar conocido
que puede sustentar al vida. Es en su olvido de la fragilidad de la vida
donde el exencionalismo fracasa definitivamente. Creer que la ciencia y
su uso vayan a resolver todas y cada una de las crisis que vayan
surgiendo, implica una confianza excesiva en la ciencia, que a mi
entender no está justificada. Quizá esto sea posible en el futuro, pero
en la actualidad todavía no se atisban razones sólidas para tanta
confianza.

La amenaza más grave que la biosfera tiene hoy en día es la
superpoblación y a pesar de ello no hay en las recomendaciones de
Budapest ninguna mención a este fenómeno.

¿Cuántas personas puede alimentar este planeta durante un periodo
indefinido?. La cifra de los expertos es entre 4000 y 16000 millones,
dependiendo de la calidad de vida que se esté dispuesto a tener. Si los
seres humanos utilizaran como alimento toda la energía captada por la
fotosíntesis vegetal, unos 40 millones de Watios, la Tierra podría
alimentar unos 16000 millones de personas. Pero esto supondría que todas
las demás especies deberían desaparecer. No parece que este sea un
escenario satisfactorio. Por tanto, es recomendable que la población
humana se estabilice por debajo de los 10000 millones. La población era
de 5600 millones en 1997. Con esta cifra si cada mujer pariera 2.1
hijos, la población en el 2050 sería de 7700 millones, con 2.2 la
población sería de 12500 millones. Está claro que la población mundial
es muy sensible a ese número y es por tanto muy difícil hacer
previsiones. Tengamos en cuenta que en 1963 cada mujer paría 4.1 hijos,
pero en 1966 esa cifra bajó a 2.6.

El nenúfar nos enseña algo importante en este tema. Coloquemos una hoja
de nenúfar en un lago y supongamos que cada día la hoja y después todos
sus descendientes se duplican. Supongamos ahora que el trigésimo día el
lago está completamente cubierto de nenúfares. ¿ Que día estaba el lago
medio lleno?. El vigésimo noveno. Esto es: Hay que tomar medidas a
tiempo y hay un tiempo para tomar medidas.

De cualquier forma la población del planeta es precariamente grande y
unos a un ritmo y otros a otro todos estamos mejorando en salud y
longevidad, pero a costa de comernos el capital del planeta, incluyendo
los recursos naturales y la diversidad biológica que tienen millones de
años de antigüedad. Este es un tema candente estos días, cuanto vale un
litro de gasolina?. ¿130 Ptas?. Cree alguien en su sano juicio que con
130 Ptas podría reponer la cantidad necesaria de petróleo para producir
un litro de gasolina en las bolsas de crudo ?. El petróleo ha tardado
millones de años en hacerse y una vez consumido se fue. 130 Ptas parece
poco, ¿ no es cierto ?. Otra cosa es lo que debe cobrarse el litro de
gasolina en la sociedad actual, pero lo que vale es más, mucho más que
esas 130 Ptas. Con esto quiero poner de manifiesto que estamos no solo
agotando sino extinguiendo recursos naturales con demasiada alegría. Y
los mayores responsables de este expolio somos los países
industrializados. Pero es justo reconocer que las formulas que han dado
prosperidad a estos países están siendo emuladas entusiásticamente por
los países en vías de desarrollo. Esto es lo que rezuma de las
conclusiones de la cumbre de Budapest. Ahora bien, dicha emulación no
puede sostenerse, no con los mismos niveles de consumo y de desecho. El
estilo de vida relativamente extravagante de Europa, América del Norte y
Japón, recordemos lo del precio del litro de la gasolina, no podrán
alcanzarlo la mayor parte del resto del mundo. Independientemente de sus
deseos, el planeta Tierra no puede soportarlo porque el impacto de cada
país en la biosfera es multiplicativo.

La magnitud de este impacto puede ilustrarse con la llamada huella
ecológica, un concepto introducido por William E. Rees y Mathias
Wackernagel. La huella ecológica es la cantidad de tierra productiva que
hace falta para soportar a cada miembro de la sociedad con la tecnología
actual. Para Europa es 3.5 hectáreas, para Canadá 4.3 y para EEUU de 5
hectáreas. En la mayoría de los países en vías en desarrollo es menor
que 0.5 hectáreas. Para que todos los habitantes de la Tierra alcanzarán
el nivel de EEUU harían falta dos planetas Tierra más, además del que
tenemos.

De forma que ese programa de un planeta con todos sus habitantes con un
nivel de vida como el de los más prósperos es simplemente un sueño en
pos de una imposibilidad matemática, tengamos ciencia y sepamos usarla o
no. Sin embargo, además de estos existen más límites al uso del
conocimiento científico actual. No todo lo que es posible es usable.
Simplemente con mencionar: creación de órganos para transplantes o
injertos, clonación de seres humanos, eutanasia, estoy convencido de que
todos sabrán a que me refiero. De hecho estos son límites éticos. Pero
existen también otros tácitos. Que tipo de conocimiento usable interesa,
el viagra o los crecepelos, en vez de vacunas eficaces contra la
malaria, que solo se da en países subdesarrollados ?. Por último no
puedo dejar de mencionar los límites impuestos por la economía de
mercado: el hambre, podría erradicarse con la cantidad de alimentos
sobrantes de la producción actual. Sin embargo el hambre sigue siendo un
problema crítico para gran parte de la población del tercer mundo. La
deuda externa, que sigue siendo una preocupación crónica para los
gobiernos del tercer mundo y una dura carga para sus habitantes. Es un
hecho conocido la relación directa que existe entre el incremento de la
deuda externa de un país y la fuga de capitales de ese país. Con ello se
reducen de forma multiplicativa los recursos de ese país. En este
contexto, las recomendaciones de la cumbre de Budapest se basan en dos
supuestos, (I) que la ciencia produce sin más bienestar social y por
tanto los países del tercer mundo deben embarcarse en una revolución
científica y (II) que dichos países tienen recursos económicos para
financiar dicha revolución científica. Con estas dos ideas en mente, las
recomendaciones de la cumbre de Budapest están ejemplarizadas en la
propuesta del Dr. C.N.R. Rao (India), que presentó la siguiente agenda:

1º.- Preparar un plan de I+D, para 2.002
2º.- Inversión del 1-2% del PIB en I+D, para 2.005
3º.- Educación primaria universal, para 2.005
4º.- Agua potable y alimentos para toda la población, para 2.010
5º.- Erradicar enfermedades (malaria, etc.), para 2.010
6º.- Explotar recursos propios, para 2.010
7º.- Estándares científicos occidentales implantados, para 2.015

El problema de la democratización de la ciencia es complejo porque
implica a entes complejos, la sociedad, la ciencia, la tecnología y
sobre todo a las relaciones entre esos entes, que en el mejor de los
casos son poco conocidas. Este es un problema al que la humanidad deberá
hacer frente en el milenio entrante y exigirá el esfuerzo de muchos. No
obstante, es muy importante que un país pequeño como este haya empezado
a tomar conciencia de ello.

[Nota] *Jesús M. Ugalde, Kimika Fakultatea-Euskal Herriko
Unibertsitatea, P. K. 1072, 20080 Donostia

                           ------------------

El Correo http://www.elcorreodigital.com/

¡EUREKA!
Por: Jesús Llorente

Se acabó el siglo de los descubrimientos y, con él, algunas de sus
creaciones más singulares. Aquí te presentamos diez inventos locos (por
diferentes motivos) que nacieron para cambiar el mundo y el mundo les
transformó a ellos

En los felices años sesenta todo el mundo decía que, a finales del siglo
XX, trabajaríamos dos días a la semana y las aceras de las calles serían
pasillos móviles como los del metro. ¿Recuerdan cómo se suponía que
íbamos a vivir en casas totalmente automatizadas? ¿Se acuerdan de que la
industria nuclear iba a proporcionarnos energía sin límites a un coste
mínimo? ¿Les suena la oficina sin papeles y las colonias espaciales en
Marte? ¿Y las píldoras que reemplazarían a las comidas? Todos estos son
inventos que, en uno u otro momento, alguien ha dicho que iban a
trastocar radicalmente nuestras vidas.

Pero las cosas no han cambiado demasiado. Los coches usan el mismo
sistema de combustión que hace cien años, muchísimas casas fueron
habitadas hace dos generaciones, usamos ropas de colores normales, se
cocina en pucheros, etc. Las grandes revoluciones sociales, como la
televisión y el avión comercial, tienen más de cincuenta años, y el
teléfono, más de un siglo. Esto quiere decir que hay pocas cosas
tecnológicas que verdaderamente tengan un impacto revolucionario en
nuestras vidas. Aquí tenemos algo ligeramente diferente: inventos
deliciosamente obsoletos que nunca llegaron a satisfacer las
expectativas de inventores o usuarios, se han utilizado para asuntos muy
diferentes de lo previsto, o se encuentran en claras vías de extinción.

1. El teletexto

Es, posiblemente, uno de los ingenios totalmente extendido en la
actualidad, y que menos expectativas ha cumplido. «La utopía está en
camino. Pulsa unos cuanto botones y la pantalla de tu televisor te
mostrará, por escribo, las últimas noticias, los resultados de los
partidos, las previsiones del tiempo totalmente actualizadas, siempre
que quieras y por el tiempo que desees. El sistema se llama Ceefax.
Hasta el momento, tan sólo un número limitado de receptores puede gozar
de este sistema. Pero pronto será tan moderno como el televisor en
color». Así se hablaba del primitivo teletexto en el Daily Times en
octubre de 1977, añadiendo que «el cliente no sólo podrá leer miles de
páginas de texto a través de esa pantalla conectada al teléfono, sino
que podrá enviar información en sentido contrario, sea para reservar
unas vacaciones de verano o para hacer la compra de la semana».

Aunque resultaba demasiado caro (unas 500 libras esterlinas de la
época), se auguraba que casi nadie tendría que pisar la calle para
conseguir lo que desease. Discos, libros, comida, deportes y todo lo que
un ser humano puede consumir estaría a la distancia que separa su dedo
de un mando a distancia. Y hasta era imaginable que un mando central
coordinase todas las opciones posibles. El tráfico ya no sería un
problema y bajarían los impuestos. ¿Puede pensarse en un destino más
acorde con los tiempos?

2. El ordenador Spectrum

Todos los que tengan ahora entre 25 y 32 años se acordarán de aquel
ordenador doméstico con 48K, conectado a la TV y comercializado desde
1982 por Sinclair. Su principal característica era que cargaba los
programas desde un casete convencional y que empleaba un receptor de
televisión como pantalla. Resultan ahora míticas aquellas tardes con los
amigos esperando poder comenzar a jugar, mientras el equipo de música
hacía unos ruidos extrañísimos, entre la cacofonía y la interferencia.
Muchas personas entraron en el mundo de la informática, como aficionado
o profesional, gracias a este pequeño cacharro con las teclas de goma;
un ingenio que permitía que gente que no sabía escribir a máquina viese
una palabra completa con sólo pulsar una de ellas.

Y por medio de él nos familiarizamos con los códigos binarios, el
lenguaje Basic, Cobol, las revistas de ordenadores Resultaba fascinante
teclear Print y que en la pantalla, a modo de máquina de escribir
futurista, surgiese un «hola». Es tal su fama que en Internet circulan
numerosos emuladores del Spectrum, así como sus adictivos juegos, con
clásicos como el Hobbit, Fernando Martín Basket Master o Kung-Fu
Warrior.

3. Las primeras redes de Internet

El embrión de Internet fue una red denominada ARPAnet. El ejército de
los Estados Unidos precisaba un sistema de comunicaciones que funcionara
en caso de ataque enemigo, incluso si eran destruidos algunos de los
ordenadores y líneas que formaban parte de esa red. Frente a aquella
necesidad, la Advanced Research Projects Agency (ARPA) diseñó un sistema
por el cual, los ordenadores no se conectaban por una ruta única, sino
que disponían de diversos caminos para alternar las comunicaciones.

En 1969 se enlazaron cuatro terminales, distantes entre sí, a través de
este sistema. En 1972, cerca de 50 universidades que trabajaban en
proyectos militares se encontraban conectadas a ARPAnet. A partir de ese
momento, el número de universidades y centros de investigación
enganchados aumentó exponencialmente, hasta que, en octubre de 1972, se
organizó una gran y muy exitosa demostración de ARPANET, la primera de
la nueva tecnología de red. Fue también en 1972 cuando se introdujo la
primera aplicación estrella: el correo electrónico. Eso sí, hubo que
esperar seis años hasta la aparición de los primeros computadores
pequeños con potencial real de comunicarse. Y bastante más tiempo hasta
que la población en general se enteró del invento, entonces ya conocido
como Internet.

4. La máquina del arroz con leche

El arroz con leche es un plato que puede consumirse tanto frío como
caliente, y esto tiene una gran importancia a la hora de elaborarlo,
pues influye en que se le incorpore mas o menos cantidad de líquido. La
máquina Latte-Matte, inventada por Ciclio Stefano Pavani (1876-1954) a
principios del siglo pasado, conseguía que el arroz, una vez cocido, con
su correspondiente canela molida y en el tiempo de reposo, absorbiera
parte de la leche con los aromas y sus azúcares, desplazando o liberando
los almidones que quedan en el grano de arroz. Era una especie de
batidora con diseño imitación al japonés (Pavani identificaba lo japonés
con lo chino) y varios recipientes, a modo de minúsculos tupperware,
conectados entre sí. Una segunda versión del artilugio hacía mucho más
fácil la cocción al evitar una evaporización rápida por exceso de calor
y de peso.

Pero el cereal siempre es difícil, así que su diseño se complicó aún
más, no sólo para las amas de casa, sino para un cocinero avezado. El
problema es que, a veces, el arroz con leche quedaba convertido en crema
de arroz, ya que se producía una reacción química donde las partículas
de almidón no podían liberarse por la densidad del líquido. Fue la única
patente de Ciclio Stefano Pavani, que terminó creando una empresa de
fabricación de helados.

5. Los criostatos

A los fans de Futurama, los que hayan visto Abre los Ojos o los que
piensan que Walt Disney está congelado en una cámara hasta que la
ciencia pueda reanimarle en un futuro, les sonarán las máquinas para
criogenizar. Básicamente, son como botellas termo gigantes. Formadas por
cilindros internos y externos, el espacio intermedio, que contiene
múltiples barreras de radiación para reducir la transferencia de calor,
es bombeado a un nivel de vacío muy alto. Son muy eficientes (bajo punto
de fusión del nitrógeno líquido) y no requieren mucha superficie por
paciente que quiera congelarse, un aspecto idóneo para su uso doméstico,
según llegaron a pensar algunos expertos en su momento. Pero son
relativamente frágiles y una pequeña fuga puede generar una pérdida
rápida de capacidad de aislamiento. El Instituto Criónico es el primero
en construir criostatos rectangulares que poseen un mejor aislamiento.
Además, la fibra de vidrio es extraordinariamente gruesa y robusta. Un
vándalo tendría que sudar lo suyo con una hacha o un martillo para
dañarlo seriamente eso, si fuese suficientemente idiota para ponerse en
riesgo y sufrir un daño severo debido al nitrógeno líquido. «Y si
pudiera hacerlo antes de que el personal (según la hoja informativa del
centro) que son atletas y ex policías le detuvieran». Que te metan en
una de esas máquinas cuesta 28.000 dólares y unos carísimos requisitos
legales que la hacen impracticable.

6. Vídeo Láser 2000

Cada ingeniero debería conocer con detalle la batalla entre los sistemas
de vídeo VHS, Beta y 2000, librada durante los años 80, y saber cómo,
gracias a diversas estrategias corporativas, el sistema que en realidad
era el más pobre y menos versátil acabó ganando la batalla. Todos, en
los albores de la era de los videoclubes, recuerdan que los amigos se
dividían entre los que tenían un vídeo VHS, los que se tenían que
conformar con el menos efectista Beta o el chico del barrio que guardaba
como oro en paño su Vídeo 2000, llamado a revolucionar el mundo
audiovisual. Al menos, la parada de la imagen era perfecta. Poco a poco,
VHS consiguió convertirse en un estándar. Logró que hubiera más
películas de su sistema, ganándose con ello el favor del público. La
desaparición del 2000, a pesar de su extrema calidad (tenía en contra el
tamaño), fue radical y fulgurante. Lo mismo le acaeció al más
beligerante Beta, que, a pesar de tener un tamaño más eficaz y mejor
resolución que el VHS, tuvo que ceder la supremacía a este último. Hoy,
aquellos aparatos sirven como referencia de la carrera audiovisual por
los hogares del planeta.

7. El telégrafo musical

El genial inventor y creador de estupendos y obsoletos artilugios de
todo tipo Elisha Gray (1835-1901) ideó el telégrafo musical en 1876. En
estos tiempos no había teléfono y los telégrafos estaban llegando a
todos los rincones del mundo. El principal problema era que la línea
permitía transmitir un único mensaje a la vez, Además, el interés de
varios telegrafistas, como Elisha Gray, era inventar un nuevo método que
transmitiera múltiples textos a la vez. Gray empezó a trabajar sobre
esta idea cuando su sobrino le mostró un experimento extraño, realizado
con un oscilador eléctrico dentro de una bañera. Este experimento
generaba un sonido determinado cuando las oscilaciones eléctricas eran
transformadas en vibraciones acústicas.

Elisha Gray mejoró el invento y, en lugar de la bañera, usó el cuerpo de
un violín y un plato de metal. Descubrió que el nuevo instrumento tenía
un timbre diferente. Desde ese momento, supo cómo generar y transmitir
sonidos con la electricidad, descubriendo que a través de la línea
telegráfica podía transmitir acordes, muchas notas o señales. Para
demostrar esta propiedad, construyó un banco con 8 osciladores que
podría controlarse con un teclado de piano. ¿Primer sintetizador?. El
descubrimiento dio la vuelta a Estados Unidos causando asombro. Y,
luego, pasó al listado de artilugios singulares. Como dato cultural,
Elisha Gray patentó el teléfono dos horas después que Alexander Graham
Bell.

8. El Theremin

El sintetizador más antiguo que se conoce es el Telharmonium, cuyo
origen se sitúa en 1900. Más tarde, en 1920, el doctor Carl Emil inventa
el audiómetro, que funciona mediante tonos generados electrónicamente y
preconiza un futuro de nuevos sonidos electrónicos. Lev Sergeivitch
Termen crea en 1923 el primero de los que se pueden llamar instrumentos
musicales, el theremin. Su eslogan es: «El instrumento que se toca sin
ser tocado». ¿El motivo? El sonido se genera con unos osciladores cuya
frecuencia varía al acercar o alejar una mano de una especie de antena.

Era un curioso artilugio. Consistía en un segmento de metal terminado en
un bucle. Éste generaba un tono cuya amplitud era variable situando las
manos en distintas posiciones respecto al armazón metálico, lo que
modificaba la configuración de campo magnético generado por el aparato
(¿quién no ha visto a Jean Michel Jarre haciendo cosas parecidas?). El
theremin creaba sonidos futuristas que fueron muy solicitados como fondo
de películas de ciencia ficción de serie B en los años 40 y 50. Pero,
aparte de eso, no tuvo demasiada repercusión (a pesar de que los Beach
Boys lo utilizaron, por ejemplo, en su célebre Good Vibrations). En la
década pasada, bandas de post-rock como Kreidler, Stereolab, Tortoise,
Manta Ray volvieron a resucitarlo. Un poco.

9. La pulsera magnética

¿A quién no le suenan confesiones como ésta? «Compré una pulsera. Como
soy escéptica, estoy asombrada y no puedo explicar la sensación de
bienestar que, por primera vez en muchos años, siento al levantarme por
la mañana». (María, 56 años, Navalcarnero). Se suponía que la pulsera
magnética célebre durante finales de los 80 y principios de los 90 era
la cura de todos los males mediante una singular composición de metales
y procesos de electropolarización. El resultado era un aparato
confortable y anatómico que producía reducción de la hipertensión,
eliminación de los dolores de cabeza y del malestar general por medio de
ondas que penetraban por la piel hasta casi llegar al alma. La llegaron
a llevar seis millones de personas.

10. El Zeppelin

El aparato volador, inventado por el Conde Ferdinand Von Zeppelin, tenía
una estructura metálica dividida en diversas cámaras. En cada una de
ellas se alojaba un globo independiente lleno de hidrógeno o helio. Una
tela de algodón gris plata recubría toda la estructura. Muy rentables
para el transporte de pasajeros, más de 34.000 personas utilizaron estos
aparatos hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial, en 1914.
Durante la contienda se utilizaron con profusión por los dos bandos,
principalmente como bombarderos aprovechando el silencio de su
aproximación, y como protección para convoyes marítimos.

Pero pronto quedó claro que no constituían un arma efectiva, ya que los
cazas los superaban en velocidad y eran demasiado vulnerables al mal
tiempo. El frío y la falta de oxígeno hacían estragos entre la
tripulación cuando se superaban los diez mil pies de altura. Tras
tragedias como las del Hinderburg, el Arkon o el Macon, (sin olvidar el
aparato norteamericano, el Shenandoa que no resistió una tormenta sobre
Ohio, acabando con la vida de 43 personas), el uso de dirigibles se
limitó casi exclusivamente a la publicidad.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

47 CIENTÍFICOS ESPAÑOLES REMITEN UNA CARTA A BIRULÉS EN LA QUE EXPLICAN
QUE NO PUEDEN VOLVER
Por: Emilio de Benito - Madrid

Los cerebros españoles no se fugan. Lo que ocurre es que les resulta
"descorazonador" volver. Ésta es la tesis de una carta que 47
investigadores españoles han dirigido a la ministra de Ciencia y
Tecnología, Anna Birulés, en la que lamentan la imposibilidad de
desarrollar sus carreras profesionales en España. Los científicos, casi
todos de los aproximadamente 50 que han pasado por el prestigioso John
Innes Centre (Reino Unido) en los últimos cinco años, denuncian la
inoperancia de los contratos de reincorporación puestos en marcha por el
Gobierno para facilitar la vuelta de los posgraduados españoles una vez
que finalizan su periodo de formación en el extranjero. En el Ministerio
no pudieron confirmar el jueves que se había recibido la carta, que fue
enviada el 21 de diciembre, ni hicieron ningún comentario sobre su
contenido porque se encontraban "de vacaciones".

"De los 50 investigadores que hemos pasado por el John Innes Centre
(JIC) durante estos cinco años, únicamente tres hemos obtenido un empleo
estable en España", dice la carta. "En el plazo de unos meses a dos años
seremos 11 los desempleados", añaden. Sólo 14 del medio centenar de
científicos ha intentado -o conseguido- volver a España tras acabar su
periodo formativo de dos años en el centro británico. El JIC está
considerado como el mejor centro europeo y uno de los mejores del mundo
en biología de las plantas.

Contratos

Según Ana Caño, una de las firmantes de la carta, el problema está en
que los contratos de reincorporación tienen una duración máxima de tres
años no prorrogables, y sólo se dan para proyectos específicos. "Faltan
plazas en los centros oficiales de investigación o en la universidad
para colocar a todos los investigadores", añade Caño. "Por eso, muchos
preferimos quedarnos en el extranjero, donde se nos ofrecen contratos en
el mismo JIC o en otros centros científicos", explica. En cambio y por
poner un ejemplo, sus compañeros franceses consiguen ejercer su
profesión "de una manera estable de vuelta en su país después de una
estancia en el extranjero de uno a dos años".

Los investigadores lamentan que el desembolso realizado por el Estado en
su formación se pierda. Primero se invierte en su formación
universitaria; luego algunos consiguen que se les den becas para
realizar la tesis doctoral; a continuación, los mejores consiguen becas
posdoctorales, y, por último, todo este esfuerzo, tanto por parte de las
administraciones como de los interesados, no repercute en la ciencia del
país porque los científicos no tienen unas condiciones adecuadas para
volver.

Los científicos concluyen: "Si la sociedad española necesita de nuestra
aportación a su progreso científico y tecnológico, y nosotros estamos
deseosos de contribuir y devolver de manera productiva lo invertido en
nuestra formación, ¿por qué no nos dejan?".

Para más información:
John Innes Centre (JIC) http://www.jic.bbsrc.ac.uk/

                           ------------------

El Mundo http://www.el-mundo.es/

EL PRIMER ECLIPSE LUNAR DEL MILENIO SERÁ VISIBLE EN ESPAÑA EL MARTES
EFE

El primer eclipse total lunar del tercer milenio será visible desde
España a partir de las 19.42 horas local, un fenómeno que no se repetirá
hasta mayo del año 2003.

Este eclipse total de luna —cuando la Tierra se interpone entre el Sol y
nuestro satélite— podrá observarse desde toda Europa, Asia y gran parte
de África, mientras que desde la costa este de Estados Unidos, América
Latina y Australia sólo se verá de forma parcial.
En la Península existirá la posibilidad de disfrutar de todo el eclipse,
de comienzo a fin, y se verá a la perfección siempre y cuando las
condiciones meteorológicas acompañen el día.
El eclipse tendrá una magnitud de 1,2, (el máximo es de 1,88), por lo
que la luna estará muy cubierta por la sombra de la Tierra.

En la constelación de Géminis

En el momento de la fase de totalidad, la luna eclipsada estará situada
en la constelación de Géminis y a unos 45 grados al oeste se encontrará
Júpiter y Saturno.
Este tipo de fenómeno astronómico es observable a simple vista, aunque
un telescopio o unos prismáticos ayudan a ver más grande el satélite
natural del planeta azul.
En la Península, la fase de parcialidad del eclipse comenzará sobre las
19.42, la totalidad se producirá alrededor de una hora después (20.50
horas) y el último contacto con la sombra tendrá lugar a las 22.59.

Si se desean hacer fotografías, hay que elegir cámaras tipo réflex o
manual para ajustar el diafragma en función de la luminosidad en cada
fase del eclipse, y usar películas con una sensibilidad mayor a la
habitual.

Para filmarlo en vídeo, debe situarse la cámara sobre un trípode con el
fin de evitar las vibraciones.
Cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la luna, la sombra
terrestre hace que la luna llena desaparezca durante aproximadamente una
hora.

                           ------------------

PRESUPUESTO «AJUSTADO»
EUROPA PRESS

La NASA estudia la rentabilidad de tres proyectos de exploración
espacial para elegir sólo uno
La Agencia Espacial tomará la decisión a lo largo de este año, con el
fin de que la misión elegida pueda ser lanzada en 2005 ó 2006

La Agencia Espacial estadounidense (NASA) analiza tres proyectos de
exploración espacial para su 'Programa Discovery', de los que sólo puede
elegir uno, y que estará dotado de un presupuesto de 300 millones de
dólares, unos 50.000 millones de pesetas.

Según informa el Jet Propulsion Laboratory de Pasadena (California), la
decisión «es difícil» ya que los tres proyectos que han pasado a la fase
final de selección son de altísimo interés científico: construir un
telescopio que busque planetas similares a la Tierra en sistemas
cercanos, enviar una misión que entre en la atmósfera gaseosa de
Júpiter, o poner en órbita sondas alrededor de los dos mayores
asteroides del Sistema Solar.
Estos son los tres proyectos elegidos entre los 26 presentados a la
Agencia Espacial el pasado agosto. La NASA tomará la decisión a lo largo
de este año, con el fin de que la misión elegida pueda ser lanzada en
2005 ó 2006.
Cada uno de los tres equipos recibirá ahora una ayuda de 450.000 dólares
(unos 80 millones de pesetas) para que realicen un estudio de viabilidad
en mayor profundidad, que incluya datos sobre los costes, la tecnología
necesaria y las posibilidades de negocio que implicaría.

El primer proyecto es la llamada 'Misión Kepler', la construcción de un
telescopio espacial diseñado para detectar planetas del mismo tamaño que
la Tierra alrededor de las estrellas más cercanas al Sol.
Durante cuatro años, estudiaría 100.000 estrellas, y podría encontrar
hasta 500 planetas de estas características. Su coste se estima en 286
millones de dólares.

En cuanto a 'INSIDE Jupiter', se trata de una sonda orbital que
observaría y mediría los procesos de la magnetosfera y la atmósfera de
Júpiter y determinar así la estructura interna del planeta. Como el
anterior, este proyecto ha sido elaborado por un departamento de la
NASA, y su coste se estima en 296 millones de dólares.

Finalmente, la 'Misión Dawn' ('Amanecer'), presentada por dos profesores
de la Universidad de Los Angeles, pretende colocar dos sondas alrededor
de 'Vesta' y 'Ceres', dos de los mayores asteroides del Sistema Solar,
lo que ayudaría a determinar la formación de este último. Su coste sería
de 271 millones de dólares.

                           ------------------

INVESTIGACION BIOLÓGICA: LOS CIENTÍFICOS ESPERAN EL NACIMIENTO DEL
PRIMER ANIMAL EN PELIGRO DE EXTINCIÓN CLONADO
CNN

El Gobierno español desea clonar bucardos, una cabra montesa seriamente
amenazada

Los científicos estadounidenses afirman que el nacimiento del primer
individuo de una especie en extinción fruto de la clonación en inminente
y podría suceder «cualquier día de estos», según informa la cadena CNN
La vaca Bessie está a punto de alumbrar, aunque no traerá al mundo un
ternero, sino un tipo de buey salvaje, un gaur, especie en peligro de
extinción.

Los científicos de Advanced Cell Technology Inc., una empresa de
biotecnología, extrajeron para el experimento el núcleo de un óvulo de
la vaca y lo reemplazaron por el de una célula de la piel de un gaur.
Este núcleo tiene la información genética suficiente para que el buey
salvaje crezca y se desarrolle.
«Esta es la primera vez que se ha hecho algo así, por lo que tenemos que
ser cautos y cruzar los dedos». ha declarado el doctor Robert Lanza,
miembro de Advanced Cell Technology.

El gaur es una especie en peligro de extinción que vive en los bosques y
junglas de bambú del sudeste asiático y la India. Es difícil que este
tipo de animal sobreviva en un zoo, y su hábitat cada vez está más
deteriorado.

El científico e investigador Philip Damiani ha subrayado que el animal
clonado es un gaur puro, y no un cruce entre una vaca y este tipo de
buey salvaje.
La delicada operación para implantar el embrión del gaur en la vaca
Bessie, realizada con éxito, hace pensar que el parto no presentará
complicaciones. No obstante, en algunas ocasiones que se ha intentado
con anterioridad ha sido un fracaso.
«Queríamos estar seguros de que todo estuviese en condiciones con
anterioridad antes de llevar a cabo el embarazo», ha dicho Lanza.

Al usar embriones congelados, los investigadores esperan recuperar
especies ya desaparecidas, así como aumentar el número de las que están
en peligro de extinción. El Gobierno español ha aprobado de hecho una
iniciativa para clonar bucardos, una cabra montesa en seriamente
amenazada.
Si Bessie logra traer al mundo al gaur con éxito, los investigadores
dicen que el proceso podría impulsar la creación y el desarrollo de
«zoológicos congelados», donde se guardarían embriones de especies
amenazadas o en peligro de desaparición para una posible futura
regeneración.

                           ------------------

ARTHUR CLARKE ENVIARÁ SU ADN AL ESPACIO
Por: Renzo Cianfanelli (Del Corriere della Sera)

El famoso escritor quiere ser clonado por extraterrestres
Una empresa norteamericana pondrá en órbita una cápsula con seis
cabellos suyos y un mensaje hablado
Su libro "2001, Odisea del espacio" es ya un clásico de ciencia ficción

"Atención extraterrestres: éste no es el verdadero Arthur Clarke sino
una muestra de su material genético. Puede ser utilizado para reproducir
un ejemplar clonado."

Con este extraño mensaje grabado, registrado en un microchip electrónico
e inserto junto con seis cabellos grises de su cabellera, más bien rala,
dentro de una cápsula destinada a ser lanzada en órbita, el escritor de
ciencia ficción Arthur C. Clarke se presenta (con la esperanza de ser
comprendido) a los eventuales seres dotados de inteligencia que podrían
encontrarse en cualquier parte del cosmos.

El novelista, que tiene 83 años y ha escrito unos ochenta libros,
decidió comenzar 2001 autoproponiéndose como donante de ADN a los
extraterrestres, de manera análoga a aquella que utilizan los donantes
de órganos, en numerosos países que al dar su consenso en caso de muerte
hacen una declaración firmada y verificada y la llevan en la parte
trasera de las patentes automovilísticas.
Pero la fama de Clarke, por ahora, está exclusivamente ligada al planeta
Tierra, gracias -en particular- al film de Stanley Kubrick "2001, Odisea
del espacio", que se inspiró en uno de sus libros de ciencia ficción que
tuvieron mayor suceso.

El escritor, de origen inglés, que en su país fue distinguido en 1998
con el título honorífico de sir, y desde entonces tiene derecho a
hacerse llamar sir Charles (sin que eso implique, de todos modos, tener
el título nobiliario de barón) lanzó su mensaje desde el lejano
territorio de Sri Lanka, donde vive desde hace años.

Marketing y tecnología

Para el lanzamiento orbital de su sustancia genética, en vez de la madre
patria, Clarke pensó en cambio en dirigirse a los americanos, confiando
más que en sus muy bien probadas tecnologías, en la superioridad del
conocimiento que poseen en materia de marketing y publicidad.

Una empresa aeroespacial de Houston, en los Estados Unidos, se encargará
de ubicar la cápsula con el registro y los cabellos del novelista. La
empresa se llama "Encounter 2001", inspirándose en uno de sus libros, y
con esta iniciativa promocional piensa explorar un prometedor nicho de
mercado.
"Cualquier día, en el futuro", confió Clarke el escritor al diario The
Independent, de Londres, "será posible que una súper civilización
encuentre este despojo de una especie desaparecida y que, de este modo,
yo pueda continuar existiendo, en algún tiempo futuro y en alguna
parte."

En darle crédito a esta hipótesis y en favor de sir Arthur juega sin
duda alguna la sorprendente exactitud con que muchas de sus previsiones
fueron verificadas: desde los videoteléfonos hasta los nuevos
computadores de bolsillo no más grandes que una pequeña agenda
electrónica, a las plataformas orbitales habitadas por astronautas, y
los taxis espaciales, que van y vienen, como el transbordador.

Otros desarrollos científicos y tecnológicos que fueron anticipados por
él, y que le valieron a Arthur Clarke la fama de ser el Julio Verne del
siglo veinte, volviéndolo consultor de numerosos gobiernos, son los
satélites para las comunicaciones, Internet y, de manera más
controversial, el así llamado "efecto Y2K" que, pese a que no ocurrió
jamás, sin duda hizo enriquecer muchos técnicos de computadoras.

Mirando adelante, ahora, el escritor preconiza: durante el tercer
milenio será encontrado el modo de volver segura la energía nuclear, el
automóvil como transporte se volverá obsoleto y la inteligencia
artificial computarizada se multiplicará.

En cuanto compete a Arthur Clarke, aunque su experimento de clonación no
pudiera realizarse, el suceso está ya asegurado. Su nuevo volumen,
"3001, odisea final" en las librerías londinenses desde el 2 del actual,
ya se vende como pan caliente.





_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.