Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 77 al 106 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 101     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2001 - Número 05
Fecha:Viernes, 12 de Enero, 2001  02:23:44 (+0100)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <gargantua @..........es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Crítica a la Pseudociencia y
Escepticismo
       © 2000 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

    Edición 2001 - Número 05 - 12 de Enero de 2001

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

=== SUMARIO =========================================================

  - El Año del Genoma.

  - La “maldición de la momia”.

  - ¿Es brujo y quiere ser multimillonario?

  - La NASA abre una página en castellano.

  - Descubierta una gran reserva de materia para hacer estrellas.

  - Presentado  a la comunidad científica Andi, el primer mono
modificado genéticamente.

  - La Universidad Complutense inaugurará en marzo un centro de
investigación genómica.

  - La búsqueda de un cohete sucesor del transbordador espacial se
complica.

  - Descubren dos sistemas planetarios próximos al nuestro.

  - Mariano Barbacid, científico: "si no cumplen, regresaría a Estados
Unidos"

  - No encuentran ninguna relación entre el uso de Móviles y la
aparición de Cáncer.

=== NOTICIAS =========================================================

EL AÑO DEL GENOMA
Por: Javier Armentia

El último año del ya pasado siglo XX se completó la cartografía de los
genes humanos: nuestros veintitrés pares de cromosomas, que contienen
mas de cien mil genes, quedaron localizados, aunque el trabajo sigue, en
el intento de determinar qué procesos controla cada uno de ellos, cómo
la variabilidad entre grupos humanos, entre individuos, se refleja en
ese genoma. Ha sido también el año en que la Estación Espacial
Internacional ha sido finalmente habitada. Y si en el caso del genoma el
calendario previsto se ha adelantado (cuando se iniciaron estos
proyectos, se hablaba de un horizonte de finalización cercano al 2010),
en el caso espacial todo se ha retrasado, por el descalabro económico de
la industria espacial rusa principalmente.

El Proyecto Genoma ha sido elegido por los responsables de la revista
Science como la noticia científica más importante del año 2000. Era un
paso de gigante, sólo un año después de la publicación del primer mapa
genético completo de un animal, un gusano llamado Caenorhabditis
elegans. Recientemente, otro genoma, esta vez el de una planta, la
Arabidopsis thaliana se ha unido a esta carrera del mundo de la
genómica, del que ya nos hemos ocupado en estas páginas. Comenzado en
octubre de 1990, el proyecto tenía previsto inicialmente acabar el
mapeado de los genes humanos hacia el años 2005. Pero a mitad del
proyecto, que había comenzado como iniciativa pública norteamericana y
de otros países, las desavenencias entre los métodos de secuenciación
por un lado y por otro en el uso económico de los resultados, condujeron
a la aparición de un sector privado en el mundo de la genómica, al
nacimiento de una carrera que ha permitido reducir el tiempo de trabajo
en una tercera parte.

Ya el año pasado, la elección como noticia del año del descubrimiento de
las células-madre o totipotentes, mostraba que las noticias del mundo de
la biomedicina han pasado a ocupar un papel preponderante dentro del
mundo de la ciencia. En este caso, durante el 2000 también ha avanzado
la investigación sobre estas células, que son las que facilitan que la
clonación esté a la vuelta de la esquina: estas células provenientes de
embriones jóvenes pueden manipularse para que den lugar a diferentes
tipos de células.

Por otro lado, también otras noticias de ese “top ten” vienen del mundo
de la bioquímica: los nuevos estudios sobre el papel de las máquinas
celulares productoras de proteínas, los ribosomas y sus mecanismos de
acción han permitido saber que funcionan manejando información
codificada en el ARN. Esta molécula, de hélice simple, codifica y
transfiere la información contenida en los genes del ADN. El que las
ribosomas, que están produciendo las proteínas necesarias para los
procesos de la vida, trabajen a golpe de ácido ribonucleico permite
comprender mejor que en el origen, la vida, se formó posiblemente
gracias a pequeños elementos de este tipo que fueron alcanzando
posteriormente grados mayores de complejidad.

Si en estos descubrimientos estamos mirando al interior de los procesos
vitales, a lo más pequeño, las otras noticias más relevantes del 2000
miran precisamente a lo más grande, a lo más lejano. Aunque no ha sido
recogido por Science en su lista de lo más principal, lo cierto es que
2001 pasará a la historia como el año en que se habitó por vez primera
la Estación Espacial Internacional. O, dicho de otra manera, desde el
mes de octubre pasado hay ya una presencia humana permanente en el
espacio. Como este proyecto venía con retraso, por problemas económicos
de la industria espacial rusa, y con importantes recortes en su
ambicioso diseño inicial, quizá el hito ha quedado más bien en segundo
lugar frente a otras noticias provenientes del espacio.

Como la confirmación de que en Marte puede haber existido agua en
tiempos geológicamente recientes, es decir, en los últimos 10.000 años
aproximadamente. Las imágenes que obtiene la sonda que orbita Marte, la
Mars Global Surveyor están siendo analizadas, revelándose la existencia
de algo parecido a los manantiales o surgientes de tipo volcánico de la
Tierra. Y también de cuencas sedimentarias de antiguos lagos que parecen
confirmar que este planeta tan parecido a la Tierra tuvo agua en su
superficie en el pasado, cuando su temperatura era más elevada.

El asunto del agua, de sus implicaciones para la existencia de seres
vivos fuera de nuestro planeta, de lo que se ocupa la astrobiología, no
se ha ceñido a Marte: a lo largo de este año 2000, la sonda Galileo, en
torno a Júpiter, ha podido confirmar la existencia de un océano,
posiblemente de agua salada, bajo la costra helada de Europa, una de las
lunas de Júpiter. Y los indicios de que océanos similares existen
también bajo la superficie de Calisto y de Ganímedes. En cualquier caso,
el conocimiento de los cuerpos del sistema solar ha aumentado
especialmente con los datos provenientes de otra sonda, la NEAR, que
desde el 14 de febrero de 2000 está orbitando en torno al asteroide
Eros.

En el ámbito de la cosmología, el experimento BOOMERANG ha permitido
realizar nuevas mediciones de los residuos de la primera luz del
Universo, esa “radiación cósmica de fondo” que ha proporcionado
información sobre la existencia, en un Universo muy joven en el que aún
no se habían formado ni galaxias ni estrellas, de aglomeraciones de
materia preexistentes. Una confirmación de las teorías estándar sobre la
evolución del cosmos, conseguida mediante un globo que voló sobre la
Antártida.

El 2000 ha traído otras noticias importantes: descubrimientos sobre
nuevos materiales plásticos que pueden revolucionar el mundo de la
microelectrónica; avances sobre los mecanismos hormonales del colesterol
que controlan la aparición y el desarrollo de enfermedades como la
diabetes o el cáncer; o avances en la paleontología que marcan una vez
más el origen africano de nuestra especie. Puede que todo ello quede
perdido ante la magnitud de la noticia que marcará este año que finalizó
el siglo XX, porque el Genoma seguirá siendo noticia troncal de estos
tiempos venideros.

Y en España...

El 2000 ha sido en nuestro país un año más convulso en ciencia de lo que
debería, sobre todo por la generalización de las críticas a la política
científica del ministerio responsable. Ello a pesar de que la creación
en el segundo gabinete de Aznar de un Ministerio de Ciencia y Tecnología
prometía más bien lo contrario. Desde amplios sectores de la
investigación científica, de la docencia universitaria, se ha acusado lo
escaso de los presupuestos, que lleva a cancelar proyectos
internacionales de investigación, pero sobre todo confina a becarios e
investigadores a unas condiciones económicas dignas del “que inventen
ellos”.

Afortunadamente, ha habido sus luces. Debemos destacar los diferentes
descubrimientos asociados a los yacimientos de Atapuerca y a su equipo
de investigadores. Ya declarado patrimonio de la Humanidad, este lugar
es el yacimiento paleontológico más importante de Europa; y nos está
permitiendo conocer más sobre el antiguo linaje europeo.

En el mundo de la comunicación de la ciencia, el 2000 nos ha traído el
proyecto más ambicioso hasta la fecha (y posiblemente durante muchos
años, dada su magnitud): el Museo de la Ciencia Príncipe Felipe de la
Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia es un centro que sólo en
superficie es mayor que todos los centros interactivos de ciencia que ya
existían antes. Más cerca de nosotros, el Miramón Kutxaespacio de la
Ciencia permite que no tengamos que viajar tan lejos para aprender y
entretenernos con el mundo de la ciencia.

                           ------------------

LE QUITAMOS LAS VENDAS A LA “MALDICIÓN DE LA MOMIA”: ES UNA INVENCIÓN
INGLESA
Por: David Keys / The Globe and Mail - Londres
Versión en español por: Gorka Moral López (ARP-SAPC Traductores)
Noticia enviada por: Luis R. González Manso.

Un estudioso británico ha desentramado el origen de la maldición de
Tutankhamon, el faraón egipcio que murió más de hace 3.000 años, y se ha
encontrado con que la leyenda de la maldición del rey Tut comenzó, no en
el antiguo Egipto, sino en Inglaterra durante el siglo XIX.

Dominic Montserrat, un Egiptólogo de la Open University de Londres, ha
seguido el rastro de la maldición que le ha llevado de regreso a 1.820,
a la imaginación de un autor inglés y a un extraño "striptease" teatral
representado en Londres.

La tumba intacta de Tutankhamon fue descubierta por el arqueólogo
británico Howard Carter en Noviembre de 1922, trabajando bajo el
mecenazgo del quinto conde De Carnarvon, un coleccionista de
antigüedades. La fabulosa tumba descubrió miles de objetos, carros y
máscaras cubiertas de oro, hermosas piezas de joyería, mobiliario y
estatuas, así como la momia del mismo rey Tut, protegida por tres
ataúdes dorados. El descubrimiento, hecho público a principios de 1.923,
convulsionó al mundo y estimuló la creencia popular de la "maldición de
la momia" que traía la desgracia a cualquier persona relacionada con el
descubrimiento.

"Mi investigación no solamente ha confirmado que no hay ninguna
referencia en el Egipto antiguo al concepto de “maldición de la momia”,
dijo. "Pero, lo que es más importante, también revela que tampoco
provino de la publicidad que se dio en la prensa, en 1.923, al
descubrimiento de la tumba de Tutankhamon", dijo el Dr. Montserrat,
autor de un libro sobre la civilización faraónica titulado “Historia,
Fantasía y el Antiguo Egipto”.
"Mi trabajo muestra muy claramente que el concepto de “maldición de la
momia” precede al descubrimiento del Tutankhamon de Lord Carnarvon - y
su muerte - hace 100 años.” Así, ha seguido los orígenes de la maldición
hasta una representación teatral que tuvo lugar cerca de Picadilly
Circus, en Londres, en 1.821, en el que se quitaban las vendas a varias
momias egipcias.

Al parecer, la representación inspiró a un autor de 25 años, llamado
Jane Loudon Webb, para escribir una obra de ciencia-ficción llamada La
Momia, publicada en 1822. la acción se desarrolla en el siglo XXII, y
cuenta la historia de una momia vengativa que vuelve a la vida y amenaza
con estrangular al joven estudioso, héroe del libro.

La momia fue seguida en 1.828 por el libro anónimo para niños ingleses,
“The Fruits of Enterprize”, en el que las momias, servían de
improvisadas antorchas a intrépidos exploradores en el interior de una
pirámide egipcia.

Cuarenta años más tarde, la idea literaria de la momia vengativa se
mezcló con la idea de la maldición. En 1.869, Louisa May Alcott, autora
de Mujercitas, escribió una historia corta llamada “Perdido en la
Pirámide”; o, “La Maldición de la Momia”. El Dr. Montserrat redescubrió
recientemente este trabajo perdido, profundamente enterrado entre la
colección de publicaciones periódicas de la biblioteca del Congreso, en
Washington D.C.

Como el libro infantil anónimo de 1.828, y quizás basado en parte en él,
la historia de Alcott nos ofrece a un explorador que utiliza una momia
como antorcha para explorar una pirámide, de la cual roba una caja
dorada, que contenía unas semillas extrañas. La prometida del explorador
las planta, dando origen a unas grotescas plantas; cuando inhala su
perfume, cae en coma y se convierte en una momia viviente.

La idea de la maldición fue copiada y se extendió entre otros novelistas
británicos y estadounidenses durante los siguientes 50 años. Cuando
Howard Carter y Lord Carnarvon entraron el la cámara funeraria del rey
Tutankhamon, la idea de la maldición de la momia ya estaba bien
arraigada.

La autora escocesa Minnie MacKay (quien escribió bajo el nombre de Marie
Corelli) aplicó rápidamente el tema de la maldición al emocionante
descubrimiento de la tumba del rey Tut, publicando la dramática
advertencia de que "el castigo más terrible perseguirá a quien irrumpa
en la cámara sellada."

Cuando Lord Carnarvon murió repentinamente de una pulmonía sólo dos
semanas después de entrar en la tumba, la maldición del rey Tut se
extendió por todas las primeras páginas de todos los periódicos del
mundo. Se inventó una antigua inscripción egipcia - “La muerte
descenderá rápidamente sobre el que profane la tumba del faraón” - y
cualquier muerte, asociada con la expedición, aunque fuese lejanamente,
fue atribuida a la maldición.

Solamente seis, de las 26 personas presentes en la apertura de la tumba
de Tutankhamon,
murieron en la década posterior al descubrimiento. El Sr. Carter no
murió hasta 1.939, a los 64 años. Y no hay auténticas maldiciones
antiguas conocidas, relativas a la apertura de tumbas o a la sustracción
de objetos de las mismas (En los tiempos antiguos, los ladrones de
tumbas se enfrentaban a la cólera de los tribunales civiles más que a la
del espíritu eterno de la momia; cuando se les cogía, la mayor parte de
los asaltantes eran ejecutados por robo).

Si el rey Tut no se vengó de los intrusos de su tumba en forma de
maldición, encontró la satisfacción de otra manera. Según las antiguas
creencias egipcias, el alma eterna de un rey se mantendría viva,
solamente si se pronunciase periódicamente su nombre durante toda la
eternidad. El mito de la maldición de la momia se ha asegurado de que el
nombre de Tutankhamon viva por muchas generaciones.

                           ------------------

El Correo http://www.elcorreodigital.com/

¿ES BRUJO Y QUIERE SER MULTIMILLONARIO?
Por: Luis Alfonso Gámez – Bilbao

300 personas de quince países premiarán con 270 millones a quien pruebe
tener poderes paranormales

¿Es usted astrólogo, vidente, sanador espiritual, médium, zahorí...?
¿Está harto de asistir a programas de televisión en los que casi nadie
le toma en serio, de soportar las críticas de los científicos? ¿Quiere
disfrutar de los placeres de la vida y dejar de ganársela en la consulta
de su casa o a través del 906 de turno? Ahora puede hacerlo. Sólo tiene
que de mostrar que sus poderes son reales y se embolsará 270 millones de
pesetas. Así de sencillo. El dinero saldrá de los bolsillos de más de
300 personas de quince países. Son los integrantes del Club 2000, una
iniciativa del ilusionista norteamericano James Randi.

«Hasta la fecha, toda la evidencia a favor de lo paranormal es
insustancial», mantiene el mago. Randi es un auténtico azote de brujos
desde hace décadas. Así, en 1973, cuando las cuberterías de Estados
Unidos empezaban a doblarse por influjo de Uri Geller, Randi reprodujo
las habilidades del 'dotado' israelí en la redacción de 'Time', «de
mostrando que sólo eran necesarias una manos rápidas y psicología»,
recuerda Leon Jaroff, entonces director de la revista. Otros muchos
personajes con supuestos poderes sobrenaturales han quedado en evidencia
gracias a este amante de los gatos con residencia en Florida. Ya se
trate de un 'cirujano psíquico' -dice efectuar intervenciones
quirúrgicas sin anestesia y sin dejar cicatriz- o de un supuesto
telépata, este hombre menudo y bromista ha sido capaz de hacer lo mismo
que cualquiera de ellos recurriendo simplemente al ilusionismo.

Un cheque en el bolsillo

En los años 70, Randi ofreció 10.000 dólares «a cualquier persona que
demuestre un hecho, paranormal, oculto o sobrenatural bajo condiciones
debidamente controladas»; es decir, en un entorno y con unos
observadores que garantizaran la imposibilidad de trampas. En 1995,
todavía llevaba el cheque encima cuando su colega Ron Leonard le animó a
proponer a otros escépticos la creación de un fondo que «pudiera
ascender a unos 100.000 dólares» a partir de una aportación mínima de
1.000 dólares.

Randi lanzó la idea en un mensaje de correo electrónico el 25 de octubre
de 1995 y, un mes después, la dotación del premio ya superaba el medio
millón de dólares. En la actualidad, la recompensa asciende a unos 270
millones de pe setas, de los que 183 millones se pagarían
inmediatamente, gracias a una cuenta en bonos negociables abierta por un
donante anónimo con Goldman Sachs, y el resto una vez que los miembros
del Club 2000 hicieran efectivas las aportaciones a las que se han
comprometido por escrito.

Lo único que ha fallado hasta el momento son los brujos. Ninguno de los
«numerosos» aspirantes a multimillonario que se han puesto en contacto
con Randi ha superado unas pruebas cuyo diseño ha corrido a cargo de
científicos, investigadores y estadísticos independientes. «Sabemos cómo
se engaña a la gente y cómo ésta se engaña a sí misma», sentencia el
mago.

«Este dinero no lo voy a perder nunca»

De los seis españoles que se juegan los cuartos junto a James Randi, dos
son vascos que se han comprometido a engrosar el fondo del premio con
1.000 dólares cada uno. «Queremos que quede claro que, si quienes dicen
tener poderes sobrenaturales quieren notoriedad y vivir de ello, lo
pueden conseguir. Y, para ello, ofrecemos un sustancioso aliciente
económico que, si no están interesados en el dinero, pueden donar a la
investigación contra el SIDA, el paludismo o lo que sea», ha indicado a
este periódico uno de los vascos miembros del Club 2000. «Sé que este
dinero no me va a dar ninguna rentabilidad, pero también que no lo voy a
perder nunca». A su juicio, los 300 escépticos que apoyan a Randi han
demostrado ya con su desafío que «los más conocidos dotados no tienen
ningún interés en poner a prueba sus poderes ante la ciencia. Es falso
que ellos vayan a comprometerse alguna vez a hacerlo como nosotros nos
hemos comprometido poniendo nuestro dinero sobre la mesa».

Para más información
Fundación Educativa James Randi
201 SE 12th Street
Fort Lauderdale, FL 33316-1815, EE UU
http://www.randi.org/

                           ------------------

LA NASA ABRE UNA PÁGINA EN CASTELLANO
EFE - Washington

En ella informará sobre el desarrollo del Telescopio Infrarrojo Espacial
(SIRTF)

Los últimos avances de la Astronomía y la exploración del espacio están
ahora también al alcance de los hispanohablantes, ya que la NASA ha
inaugurado una página en castellano.
El idioma de Cervantes, convertido en los últimos años en el segundo más
hablado en Estados Unidos después del inglés, ha comenzado un nuevo
frente de influencia en el país con esta página en Internet, pensada
para quienes deseen profundizar sus conocimientos científicos y conocer
el espacio.

La dirección de Internet comenzó a funcionar el sábado pasado, tras ser
inaugurada 24 horas antes por el equipo del Telescopio Infrarrojo
Espacial (SIRTF) de la NASA.
El SIRTF está bajo el control del Laboratorio de Propulsión de Pasadena
(California), dirigido a su vez por la Oficina de Ciencias Espaciales de
la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA).
Este equipo comenzará en el 2002 una misión con el objetivo de estudiar
el origen del universo y explorar regiones de formación de planetas.

La misión del SIRTF es la cuarta y última de un programa de grandes
observatorios de la NASA que incluye al telescopio espacial Hubble, el
observatorio de rayos gamma Compton y la instalación de Astrofísica
avanzada de rayos X Chandra.
«Esta ha sido una decisión de sentido común. La comunidad hispana en
Estados Unidos es la de mayor crecimiento y teníamos que darle servicio
en su propio idioma», declaró el astrónomo Michael Bicay desde Pasadena,
donde se prepara la misión del SIRTF.
Bicay señaló que no sólo ha sido la presión de la comunidad hispana en
Estados Unidos lo que impulsó a las autoridades de la NASA a crear esta
página: «Desde hace muchos meses estábamos recibiendo solicitudes de
información en español desde Argentina, Chile, Colombia y México, que no
podíamos atender como hubiéramos querido», comentó.
El científico indicó que «ahora el problema está resuelto con este sitio
en Internet», que actualizarán todos los meses con las últimas noticias
de la misión, antecedentes científicos, explicaciones y otras
actividades didácticas.

El astrónomo explicó que varias personas responderán en español las
preguntas que se hagan en ese idioma a través de mensajes electrónicos.
«Sin duda, también esto es consecuencia del hecho de la mayor
participación de astronautas de origen hispano en las misiones de la
NASA», dijo Bicay.
Agregó que ese interés ha impulsado a otros departamentos de la NASA a
proyectar la creación de sitios informáticos en español, «aun antes de
que nosotros lanzáramos la idea de informar a la comunidad hispana sobre
nuestras actividades en su propio idioma».

La página de SIRTF estará a cargo de Marisa Eisenberg, una experta en
Cibernética, Medicina y Robótica.
«Por supuesto, los más beneficiados serán los hispanos de Estados
Unidos, pero el sitio está destinado a todos los que hablen español, no
sólo en este país, sino en todo el mundo», expresó el doctor Albert
Noriega, científico de SIRTF.

Para más información:
Página en castellano del SIRTF http://sirtf.caltech.edu/

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

DESCUBIERTA UNA GRAN RESERVA DE MATERIA PARA HACER ESTRELLAS
Por: Alicia Rivera - Madrid

En una galaxia muy lejana, situada a unos 12.000 millones de años luz de
distancia, los astrónomos han encontrado una gigantesca reserva de
materia a partir de la cual se está formando allí la primera generación
de astros. Esa nube de materia, gas frío, es suficiente como para dar
origen a unos 100.000 millones de estrellas como el Sol. La joven
galaxia, un cuásar denominado APM08279+5255, con un agujero negro en el
centro, fue descubierta en 1998 y las observaciones realizadas con
telescopios ópticos e infrarrojos descubrieron en ella una intensa
actividad de formación estelar.

Ahora, a través de observaciones muy sutiles con el complejo
radioastronómico estadounidense VLA (siglas en inglés de Very Large
Array), los astrofísicos han encontrado esa gigantesca reserva de
materia. "Es la primera vez que alguien ha visto una reserva tan masiva
de gas frío, necesario para que estos increíbles procesos de formación
estelar produzcan una galaxia", ha comentado Chris Carilli, astrónomo
del Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO). "Hay ahí mucho más
gas de lo que habíamos previsto". Los descubridores, liderados por
Padeli Papadoupoulos, del Observatorio Leiden (Holanda), han presentado
su hallazgo en la revista Nature (4 de enero).
Como APM08279+5255 está a 12.000 millones de años luz, la luz que captan
ahora los astrónomos en la Tierra corresponde a una edad muy temprana de
esa galaxia, ya que apenas habrían pasado entonces 1.000 millones de
años desde el Big Bang.

Muy luminoso

"Este cuásar es uno de los objetos más luminosos que se conocen del
universo", ha explicado Geraint Lewis, del Observatorio
Anglo-Australiano, en Australia, y miembro del equipo que ha encontrado
la reserva de materia.

Poco después de ser descubierta la galaxia, los astrofísicos detectaron
monóxido de carbono (CO) templado cerca de su centro, calentado por la
energía producida por el agujero negro. Pero gracias al VLA, los
científicos pudieron comprobar que en realidad hay mucho más monóxido de
carbono frío distribuido por el cuásar. Y los astrofísicos creen,
basándose en estudios realizados en otros objetos celestes, que junto al
CO hay grandes cantidades de hidrógeno molecular.

El gas CO indica que se estaban formando allí en ese momento estrellas
muy masivas, estrellas que se formarían rápido, vivirían poco tiempo y
explotarían como supernovas, explica el NRAO. Como el carbono y el
oxígeno que componen el CO se tiene que formar en las estrellas, su
presencia en el gas de esa galaxia juvenil indica que ya se habían
producido explosiones estelares de supernova que habrían desperdigado
esos elementos en el gas interestelar del cuásar.

                           ------------------

El Mundo http://www.elmundosalud.com/

INGENIERIA GENETICA. PRESENTAN EL PRIMER MONO MODIFICADO GENÉTICAMENTE
Por: José Luis de la Serna

Se llama Andi, tiene tres meses de vida, un tinte un poco verde que no
tienen sus congéneres y es el primer mono transgénico que ha creado la
ciencia. Científicos del Centro de Investigación de primates de Oregón,
en EEUU, publican en el último número de Science cómo han logrado
transferir el gen de una medusa al óvulo de una mona, fecundarlo,
implantar el embrión resultante en un útero de otra mona para que ésta
llevara adelanta un embarazo a término.
ANDi , un acrónimo forzado de ADN insertado, resultado de esta
manipulación sofisticada, lleva en los núcleos de sus células un gen que
codifica una proteína fluorescente verde, que es precisamente el gen
insertado de la medusa.
Los expertos pretendían con esta proteína, que sirve fundamentalmente
como marcador, demostrar que es posible la creación de primates no
humanos transgénicos.

Independientemente de que la existencia de ANDi generará de nuevo la
polémica sobre la posibilidad de manipular genéticamente la línea
germinal también en los humanos, dada la gran similitud entre monos y
hombres, el hecho de que puedan existir monos transgénicos supone un
enorme avance en biomedicina.

Una esperanza para el futuro

Si en el futuro se confirma que esta técnica, u otras de mayor
eficiencia, se pueden llevar a cabo con un coste-eficacia ajustado,
llegará a planteare la utilización de primates no humanos transgénicos
que padezcan una enfermedad determinada, generada precisamente mediante
inserción en el embrión de los genes que producen esa patología.

Así será posible investigar de una forma profunda muchas enfermedades
comunes y comprobar el efecto que tienen sobre ellas nuevos fármacos
específicos.

Los científicos saben perfectamente que en ciertos problemas biomédicos,
los modelos animales basados en ratones transgénicos no reflejan después
la realidad en humanos. En monos, las cosas pueden ser muy distintas.

¿Por qué no se ha logrado hasta ahora?

Hasta ahora, el mayor obstáculo para producir primates no humanos
transgénicos ha sido la baja eficiencia de los protocolos convencionales
de transferencia genética.
Sin embargo, el hecho de que los científicos del centro de Oregon
tuvieran una muy buena experiencia en conseguir vacas transgénicas
usando un nuevo vector genético, ha sido lo que les decidió a probar ese
mismo procedimiento para lograr monos con genes modificados desde el
mismo momento de su concepción.

Un equipo de especialistas liderado por Gerard Schatten utilizó
retrovirus inofensivos como taxis genéticos. Estos virus, a los que se
les había añadido el gen GPF (proteína fluorescente verde) se inyectaron
en 224 ovocitos de mono hembra.
Pasadas cuatro horas de la inyección -el tiempo necesario para que el
retrovirus hubiera incorporado el gen GPF al núcleo de cada óvulo- se
inyectó en el mismo un espermatozoide.

De todos los óvulos modificados genéticamente y fecundados, únicamente
40 embriones fueron válidos y se pudieron transferir al útero de 20
monas (dos en cada una de ellas).

Un mono transgénico de muchos intentos

Sólo se consiguieron cinco embarazos y tres nacidos vivos. Una pareja de
gemelos se perdió por aborto. De los tres pequeños macacos, únicamente
en ANDi se puede constatar la, presencia del gen GPF.

Cuando se investigó a los fetos abortados también se comprobó que el GPF
se encontraba en todos los tejidos, incluso en los testículos. «En cualq
uier caso, nosotros no podemos demostrar aún la presencia del gen en el
esperma de ANDi» matizan los autores. «Tendremos que esperar a el animal
tenga cuatro años y llegue la pubertad» para ver si el GPF se puede
transmitir a los descendientes de este animal.
Este detalle, aparentemente con poco sentido, es importante para poder
evaluar si la manipulación genética del óvulo que dio lugar a ANDi se
transmite a su descendencia. «De momento, el animal está perfectamente y
se dedica a jugar con toda normalidad con sus dos compañeros de
experimento» añadió el doctor Gerald Chatten.

El porqué la existencia de ANDi es un hecho fundamental en biología es
simple. Hacen falta modelos animales de patologías comunes para que la
ciencia sea capaz de comprender mejor buena parte de las enfermedades
más serias que sufren los humanos.

Los ratones transgénicos, con problemas específicos causados por la
presencia o ausencia desde la concepción, de un gen determinado, se
están utilizando de forma rutinaria en investigación y desde hace varios
años. No hay duda de que estos animales seguirán siendo claves para
todos los científicos.
Lo que ocurre es que un roedor no es el mejor modelo cuando se trata de
estudiar el envejecimiento, las enfermedades neurodegenerativas o el
comportamiento. Un mono con Alzheimer, o con Parkinson tendrá un gran
valor para cualquier experto que intente trabajar en estas patologías.

«No obstante, los resultados del grupo de Oregon no presuponen ya que
los monos transgénicos vayan a ser pronto tan comunes en los
laboratorios como lo son ahora los ratones» escribe también en la
revista Science en un comentario Gretchen Vogel.
«En primer lugar porque no hacen falta siempre, en segundo porque esta
técnica tiene que mejorar mucho y ser más eficiente y en tercero porque
las protestas de los defensores de los animales serán un inconveniente
muy molesto».

El lado oscuro de este experimento llegará de la mano de muchos
bioeticistas. El haber manipulado genéticamente los óvulos de una mona
con cierto éxito hace pensar a muchos que lo mismo se puede hacer con un
óvulo humano.
«Los óvulos de mono son difíciles de conseguir porque los expertos no
saben como controlar el ciclo reproductivo de los primates no humanos.
Sin embargo, los especialistas están convencidos de que dada la
experiencia que se tiene en reproducción asistida humana, el conseguir
humanos transgénicos, es decir manipular genéticamente la línea
germinal -implicaciones éticas aparte- no plantearía excesivos problemas
técnicos.

Para más información:
Centro de Investigación de primates de Oregón http://www.ohsu.edu/orprc/
Revista Science http://www.sciencemag.org/

                           ------------------

Diario Médico http://www.diariomedico.com/

LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE INAUGURARÁ EN MARZO UN CENTRO DE
INVESTIGACIÓN GENÓMICA
Por: Julio Sánchez Ortiz

Este proyecto será uno de los primeros que se pongan en marcha en el
ámbito académico

La Universidad Complutense de Madrid abrirá en marzo un centro de
investigación en genómica y proteómica, que será uno de los primeros que
se pongan en marcha en el ámbito académico español. César Nombela,
expresidente del CSIC, ha colaborado en este proyecto desde su grupo de
investigación. El centro desarrollará metodologías de trabajo en
secuenciación de ADN a gran escala y chips genéticos.


La Universidad Complutense de Madrid será una de las primeras en España
que abrirá un centro de investigación en genómica y proteómica, que se
ubicará en la Facultad de Farmacia, sustituyendo al actual Centro de
Secuenciación de ADN, que se creó en 1993. Este proyecto es casi parejo
en el tiempo al de Pompeu Fabra, de Barcelona, que tiene previsto poner
en marcha un Parque de Investigación Biomédica, y al de la Universidad
de Barcelona, que participa en la creación del Parque Científico.
El nuevo centro, que se inaugurará el próximo mes de marzo, es un
proyecto del Rectorado de la Complutense que ha sido impulsado por el
Grupo de Investigación de César Nombela, expresidente del Consejo
Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que trabaja desde hace
años en la nueva biomedicina basada en la secuenciación de genes y en el
análisis de proteínas a gran escala.

400 millones

Nombela ha explicado a DM que el nuevo centro de genómica se dedicará al
desarrollo de metodologías de trabajo en secuenciación de ADN a gran
escala y de su análisis por diversos procedimientos, incluido el de la
reacción en cadena de la polimerasa (PCR) cuantitativa; el desarrollo de
chips de ADN (pequeños dispositivos en que están representados miles de
genes diferentes) y la elaboración de estudios globales sobre proteínas.

Con una inversión cercana a los 400 millones de pesetas en equipamiento,
con especial relevancia en el área de la bioinformática, el proyecto de
la Complutense prevé incrementar su colaboración con la industria
farmacéutica y los grupos de investigación hospitalarios, así como con
el Instituto de Salud Carlos III y el propio CSIC. La universidad están
en la actualidad vinculada a los hospitales Clínico y Doce de Octubre,
del Insalud, y a los militares Gómez Ulla y Hospital del Aire, todos de
Madrid.

Reto para España

Nombela, que se ha incorporado a su cátedra en la universidad madrileña
tras ser relevado de la Presidencia del CSIC en septiembre del año
pasado por el físico valenciano Rolf Tarrach (ver DM del 12-IX-00), y
que en la actualidad ocupa el cargo de director de la Fundación de la
Complutense, ha avalado con su experiencia al frente del Consejo
Superior de Investigaciones Científicas el proyecto del nuevo centro de
genómica.

"España se enfrenta al reto de desarrollar metodologías en ese área y
que se incorporen en los proyectos de investigación como herramientas de
trabajo para avanzar en los nuevos problemas biomédicos", ha asegurado.

El expresidente del CSIC ha defendido que la secuenciación del genoma
humano, con sus dos metros de ADN y 50.000 genes, permitirá que la
medicina sea más precisa, predictiva y con tratamientos personalizados.

"El trabajo fundamental empieza ahora -ha indicado Nombela- y el sector
académico tiene que desempeñar un papel importante, porque si la
Universidad no impulsa la investigación de la nueva biomedicina habrá un
retroceso importante en el área científica de nuestro país".

Mejores fármacos

Con la genómica y la proteómica, según el catedrático de la Complutense,
se avanzará en el desarrollo farmacológico, "ya que, si actualmente las
formas farmacéuticas actúan sobre 500 dianas, se espera que con la
caracterización funcional del genoma humano se logre la identificación
de al menos 5.000 dianas, lo que generará más y mejores fármacos".

Nombela, que ha manifestado su apoyo a la política de investigación del
Gobierno central, espera que el Ministerio de Ciencia y Tecnología
convoque pronto las ayudas a la genómica y proteómica del Plan I+D+I.

Apoyo a los biomédicos

El Grupo de Investigación del profesor Nombela, en el que trabajan 30
personas, entre ellos Javier Arroyo, director del Centro de
Secuenciación del ADN de la Complutense (su primer responsable fue el
propio Nombela hasta su nombramiento como presidente del CSIC), mantiene
líneas de investigación en genómica microbiana con organismos modelo.

El objetivo es lograr el desarrollo farmacológico en tratamientos de
infecciones micóticas sistémicas, relacionadas con la inmunodepresión y
enfermedades tumorales. También va a trabajar en un proyecto más general
promovido por el Carlos III dedicado a la secuencia de genes del hongo
Aspergillus.

La confianza de Nombela en la nueva biomedicina se hizo patente en su
mandato en el CSIC, ya que de las más de 400 plazas nuevas que creó para
mejorar la capacidad investigadora de este centro una cuarta parte era
para biomédicos.

"Tengo la satisfacción -ha asegurado- de haber firmado el nombramiento
de Juan Carlos Izpisúa Belmonte (uno de los más reconocidos biomédicos
españoles), como profesor de investigación del CSIC". En la actualidad,
Izpisúa desarrolla su labor en el Instituto Salk de la Universidad de
California, en San Diego (Estados Unidos), y tiene interés en colaborar
con el proyecto del Parque Científico de Barcelona.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

LA BÚSQUEDA DE UN COHETE SUCESOR DEL TRANSBORDADOR ESPACIAL SE COMPLICA
Por: Warren E. Leary (NYT) - Nueva York

Un cohete experimental que una vez fue considerado como la mayor
esperanza para sustituir al transbordador espacial se aferra ahora
difícilmente a la vida, esperando que lo resuciten con nuevas pruebas de
motores y probablemente una nueva fuente de fondos para su desarrollo.
Mientras sus partidarios afirman que las peores dificultades se han
superado y que el programa acabará demostrando su utilidad, la NASA ha
comenzado a explorar alternativas que espera que conduzcan a
lanzamientos mucho más baratos y fiables.

Cuando este programa de cohetes comenzó hace cinco años, la NASA y la
industria aerospacial lo anunciaron como el comienzo de una nueva era en
el transporte espacial. El cohete X-33 probaría, según afirmaron,
tecnología avanzada que podría conducir a la fabricación de nuevos
cohetes de bajo coste y reutilizables, que reducirían en buena medida el
coste de enviar cargas al espacio.
El programa lleva ahora años de retraso para su primer vuelo debido a
problemas técnicos y a que prácticamente se le ha acabado el dinero. El
cohete no tripulado debería haber empezado una serie de 15 vuelos
suborbitales de prueba en 1999, pero problemas con los motores y la
inesperada grieta en la aleación de uno de sus tanques de combustible
han retrasado esta fecha hasta 2003, si es que empieza alguna vez.

El Congreso autorizó en 2000 a la NASA a poner en marcha un programa de
cinco años, con un presupuesto de 4.500 millones de dólares (850.000
millones de pesetas) denominado Iniciativa de Lanzamiento Espacial
(Space Launch Initiative), que supuestamente estimulará nuevas
estrategias para disminuir el coste que suponen las salidas al espacio.
El plan exige que más de la mitad del dinero vaya a parar a un cohete
reutilizable de segunda generación que aumente la seguridad y recorte
los gastos de lanzamiento en un 90%. También pretende probar una
tecnología innovadora y crear cohetes más pequeños para transportar
cargas comerciales, así como suministros a la Estación Espacial
Internacional.

Algunos grupos que consideran que un acceso más barato a la órbita es la
mejor forma de fomentar la inversión y el comercio privados en el
espacio ya han criticado el plan. Afirman que favorece los proyectos de
alto riesgo -como el X-33- en lugar de buscar soluciones más sencillas.
Y lo que es más, la NASA está permitiendo que los creadores del X-33,
dirigidos por la Lockheed Martin Corporation, compitan por los fondos
del nuevo programa para poder completar su proyecto, una jugada que ha
dolido enormemente a los detractores del proyecto. "Necesitamos que la
Iniciativa de Lanzamiento Espacial ayude a desarrollar nuevas ideas,
nuevos vehículos", afirma Patricia A. Dasch, directora ejecutiva de
National Space Society, un grupo de presión espacial compuesto por
22.000 socios. "El X-33 no es nuevo. La NASA necesita realizar pruebas
de vuelo con el X-33 para probar la tecnología y mostrar fe en su
inversión, pero no a expensas del nuevo programa".

Dasch cree que Estados Unidos no se ha esforzado mucho en sustituir los
transbordadores, que llevan volando 20 años. La NASA había aspirado a
retirarse del negocio de los lanzamientos y ceder su sitio al sector
privado para poder centrarse en la investigación. Pero parece más
difícil de lo que antes se creía que la industria privada obtenga los
miles de millones de dólares necesarios para crear y poner en
funcionamiento un sustituto del transbordador.

Prototipo

Sin embargo, los partidarios del cohete comercial, incluidos los
creadores del X-33, afirman que no se han rendido. Cleon Lacefield,
encargado del proyecto X-33, cree que el nuevo programa debería permitir
que diversas empresas probasen sus ideas y presentasen candidatos. El
X-33 se sigue considerando un prototipo a escala media del cohete
Venture Star anteriormente propuesto por Lockheed Martin, afirmó, y la
finalización de su programa de prueba podría llevar a tener modelos de
producción en vuelo entre 2010 y 2012.

Lockheed Martin diseñó un cohete con forma de punta de flecha plana y
gruesa, con alerones en la parte inferior. Se supone que el X-33 despega
verticalmente mediante un nuevo tipo de motor sin tobera, vuelve a
penetrar en la atmósfera protegido por una novedosa cubierta antitérmica
metálica, y aterriza en una pista como un avión.

El aparato se denomina cohete orbital de una sola fase porque volaría al
espacio y volvería a tierra de una pieza, de forma muy parecida al
típico avión reutilizable. Los cohetes convencionales no son
completamente reutilizables, porque se desprenden de partes en cada
vuelo. En septiembre, la NASA y Lockheed Martin acordaron mantener vivo
el X-33 hasta el próximo marzo, cuando el programa sabrá si va a obtener
fondos de la nueva iniciativa de lanzamiento.

                           ------------------

El Mundo http://www.el-mundo.es/elmundo/

ASTRONOMIA. DESCUBREN DOS SISTEMAS PLANETARIOS PRÓXIMOS AL NUESTRO
EFE – San Diego (EEUU)

Uno de ellos se encuentra en la constelación de Acuario, a 15 años luz
de la Tierra, y el otro a 123 años luz

Dos equipos de astrónomos han localizado dos nuevos sistemas planetarios
relativamente cerca del Sistema Solar, lo que eleva a 54 el número de
planetas exteriores de los que se tiene conocimiento.
Los astrónomos no han podido observar directamente los planetas de estos
nuevos sistemas, pero su existencia ha podido inferirse debido a la
oscilación que sus órbitas provoca en el brillo de la estrella en torno
a la que giran.

Ambos sistemas son novedosos respecto a la mayoría de los encontrados
hasta ahora, en los que solamente se había descubierto un planeta en
torno a una estrella y en estos sistemas son dos planetas los que siguen
la órbita de una estrella.
Uno de estos sistemas ha sido descubierto por Geoffrey Marcy, de la
Universidad de California en Berkeley, y por Paul Butler, de la
Institución Carnegie de Washington. Ambos han hecho público su hallazgo
en la reunión de la Sociedad Astronómica Estadounidense que se celebra
en San Diego (California).

Los astrónomos han denominado al sistema, que se encuentra a 123 años
luz de la Tierra, HD 168443, y han explicado que consta de una estrella
en torno a la que giran dos grandes cuerpos.
Uno de estos cuerpos es de un tamaño 40 veces mayor que Júpiter, aunque
los astrónomos no están seguros de que pueda ser considerado un planeta.
Por ello, contemplan la posibilidad de que se trate de una 'enana
marrón' o estrella fallida, en la que la temperatura de su núcleo no
permite que tengan lugar reacciones nucleares.
El cuerpo exterior es más masivo y también puede ser parte de la materia
sobrante de la formación de la estrella HD 168443, según han explicado
en San Diego los científicos.

Otro sistema planetario en Acuario

El otro sistema descubierto ha sido identificado como Gliese 876 y se
encuentra aún más próximo a la Tierra, a unos 15 años luz, en la
constelación de Acuario.
Jack Lissauer del Centro de Investigaciones Ames de la NASA en
California es el responsable del equipo de trabajo que ha hecho este
descubrimiento.

En este caso, los dos planetas descubiertos en el sistema tienen unos
parámetros similares a los de nuestro sistema solar. Uno de ellos tiene
un tamaño la mitad que Júpiter y el otro el doble.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

MARIANO BARBACID, CIENTÍFICO: "SI NO CUMPLEN, REGRESARÍA A ESTADOS
UNIDOS"
Por: María Antonia Iglesias

El creador del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, Mariano
Barbacid, niega ser un fichaje del PP y afirma que si las promesas no se
cumplieran estaría dispuesto a abandonar el proyecto y regresar a EE UU

Barbacid no tiene que pensar las respuestas, porque desde el principio
intuye y acepta, con deliberada calma, la intención de las preguntas.
Exhibe una locuacidad inusual en un científico, si no fuera porque él,
además, se sabe un triunfador. Es de los que prefieren ponerse la venda
antes que sufrir la herida.

Pregunta- Va para casi tres años que regresó usted a España desde
Estados Unidos. Me pregunto si realmente ha merecido la pena, señor
Barbacid.
Respuesta- ¡Sin duda! Pero quiero precisar mi respuesta de forma muy
clara: habrá merecido la pena siempre que se siga manteniendo el apoyo
que hemos recibido hasta ahora. Creo que España necesitaba, muy
urgentemente, un centro de investigación sobre el cáncer, y este centro
va a ser una realidad dentro de unos meses. Aunque ya le digo que,
teniendo en cuenta el historial de nuestro país, siempre habrá que poner
la coletilla de "siempre que mantenga eso, el apoyo". De momento, no
tengo ninguna razón para pensar que deje de darse.
P- Pero, en cualquier caso, su decisión de regresar a España desde
Estados Unidos, donde usted ha hecho su brillante carrera de
investigador, tiene un alto factor riesgo, ¿no?
R- La verdad es que sí; para mí, el regreso a mi país después de tantos
años sí supone un factor de riesgo. Porque España no tiene tradición
científica y, de hecho, resultaba increíble que en el siglo XXI España
no tuviera un centro destinado a investigar sobre una enfermedad que es
la segunda causa de muerte. Sin duda que es factor de riesgo regresar a
España, pero también es un reto. Y el científico busca retos. Aquí yo
busco y asumo el reto de la creatividad que supone partir de cero, crear
algo que no existe en mi país, mientras que en Estados Unidos ya existen
muchos y, bueno, eres uno más, uno de muchos. Y también hay para mí algo
de, de... ¿patriotismo se puede decir? Pues eso, de patriotismo. Porque
uno, al fin y al cabo es español. Lo único que supone un sacrificio para
mí es verme obligado a limitar mi actividad de investigación en estos
momentos, porque me absorbe el tiempo que tengo que dedicar a lograr que
el centro funcione, que sea una realidad. Y le diré que la gestión, que
yo me propongo que sea totalmente innovadora, es para mí un reto tan
importante como la investigación. Lo peor es que nuestro pequeño y
modestísimo reducto de investigadores está afectado por la vigencia de
un sistema funcionarial, rígido y obsoleto, desde la Universidad al
Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Y, bueno, tengo que
reconocer que el centro en el que yo estoy y que estamos poniendo en
marcha no hubiera sido posible si nos hubieran obligado a someternos a
la normativa de la Administración.
P- Lo cual le convierte a usted y a su CNIO en club de élite, frente a
los pobres investigadores del CSIC, que no pueden salirse de su dura y
limitada realidad, ¿no cree?
R- Bueno, en el CSIC hay gente muy buena. Y no creo que sean pobres.
Pero lo que si tengo claro, y éste es un tema delicado, casi político,
es que la investigación es una actividad de élite. Creo que hay que
distinguir siempre entre la investigación y la asistencia sanitaria,
entre la investigación y la educación. La educación y la asistencia
sanitaria son derechos irrenunciables. Pero a lo que no tenemos derecho
es a que nos den mucho dinero si no somos buenos investigadores, lo
mismo que no tenemos derecho a tocar con la Filarmónica de Londres si no
sabemos tocar el piano. Y lo malo es que en España, también en el mundo
de la investigación, se tiende mucho a esa filosofía igualitaria, tan
injusta, de chocolate para todos. En la investigación hay muchas
personas que lo intentan pero no lo consiguen, por sus propias
limitaciones, y por eso creo que los recursos para investigación no
pueden repartirse por igual y que...
P- Y que, a lo mejor, las quejas de falta de recursos de los
investigadores no están proporcionadas con las aportaciones de su
trabajo en la sociedad, ¿quizás?
R- Bueno, yo diría que, en este momento, las quejas que se están
produciendo son todas ellas más que justificadas, porque estamos a un
nivel muy bajo en cuanto a la financiación de la investigación. Pero lo
que yo digo es que todo lo que se incremente a partir de ahora no debe
hacerse de una forma igualitaria. Hay que favorecer a los centros de
excelencia para que hagan una muy buena investigación que tire del carro
del país y no repartir para todos; porque lo cierto es que hoy día (y
eso resulta difícil decirlo) hay muchas personas en el Consejo, hay
muchas personas en la Universidad pues que... no están haciendo un
trabajo digamos que de buen nivel. Y la investigación requiere hacer un
trabajo de buen nivel. No sé si me explico bien...
P- ¡Perfectamente! Sobre todo si partimos del hecho de que su Centro de
Investigaciones Oncológicas es ya un centro de élite.
R- Bueno, no lo es todavía, porque no tenemos ni siquiera el 10% del
personal que tendremos. Pero, sí, nuestro espíritu es el de ser y rendir
como un centro de élite al que le puedan pedir cuentas por sus
resultados. ¡Dar dinero para la investigación que no sea de élite me
parece tirarlo!
P- Me imagino que usted es de los que piensan que investigar en España
es llorar... o morir un poco cada día...
R- ¡Hombre! Yo no sé si es tan duro como eso. Lo que sí es cierto, para
nuestra desgracia, es que España no tiene cultura de investigación. Y
eso lo he palpado ahora, al regresar a España. Que las clases
dirigentes, y no sólo los políticos, sino los grupos que influyen en la
sociedad y que pueden tomar decisiones (empresarios, banqueros,
intelectuales incluso) tienen un desconocimiento absoluto de lo que
puede aportar la ciencia, el conocimiento científico. Aquí, dar dinero
para la investigación es algo realmente excéntrico, algo que no se sabe
para qué puede servir. Quizás también influya en ese escepticismo que
España no ha producido nada en investigación en los últimos quinientos
años, con la única excepción de Ramón y Cajal... Por eso el CNIO quiere
hacer investigación básica, pero también aplicada, para que se conozca
lo que somos capaces de hacer de una forma palpable, que nuestro trabajo
sea una aportación al Sistema Nacional de Salud en el menor tiempo
posible.
P- ¿Sabe? Sigo preguntándome qué es lo que se le ha perdido a usted en
España, con el panorama tan alentador que usted mismo me está pintando.
R- La verdad es que yo no le di muchas vueltas, aunque sí lo hablé antes
con algunas personas de gran prestigio como Joan Massagué y otros. Y,
bueno, además del patriotismo, también influyó algo tan determinante
como que España me ofrecía algo que no me ofrecía Estados Unidos: crear
algo desde la nada, algo que permitía dirigir mi propio proyecto
científico, algo que, si quiere, venía a alimentar mi propio ego. No lo
voy a negar si alguien lo ve de esa forma... Evidentemente ha funcionado
un toma y daca. Y, bueno, hay otra cosa que dice un amigo mío, que es
eso de preferir ser cabeza de ratón a cola de león. Lo cierto es que
aquí se me ha dado la oportunidad de crear algo de una magnitud que no
se me dio en Estados Unidos y por eso decidí regresar. Y es que a veces
las personas frías tomamos decisiones... ¿aventuradas se puede decir?
P- La realidad es que usted ya tiene su Centro de Investigaciones
Oncológicas. Algo tan nuevo como suyo y que...
R-¡No, no; mío no! Eso quiero aclararlo en esta conversación, porque
creo que es muy importante. La iniciativa fue del doctor Gutiérrez
Fuentes, antiguo director del Instituto Carlos III. Él fue el que,
realmente, tuvo esta iniciativa, y esto es muy importante para mí que se
diga, porque él fue quien me llamó a mí. Yo no vine a España porque yo
llamara al presidente del Gobierno y le dijera: "Oiga, que creo que se
va a crear un Centro de Investigaciones Oncológicas y que a mí me
interesa". No. La iniciativa fue de Gutiérrez Fuentes, y hay que
reconocérselo. Con esta iniciativa, España, que es el país más atrasado
de Europa en cuanto a investigación científica, ya no será también el
único que carecía de un Centro de Investigaciones Oncológicas. Hombre,
no voy a negar que, al utilizarse mi nombre y mi experiencia, la
Administración se haya interesado.
P- Perdone, ya ha aclarado que usted no llamó a Aznar, pero ¿usted no
es, de alguna manera, un fichaje del PP?
R- ¡En absoluto! No soy, para nada, un fichaje del PP. La ciencia tiene
que ser apolítica y no partidista, y no me considero un fichaje de
nadie. Soy consciente de que mi trayectoria profesional ha parecido
idónea para el proyecto en el que me he embarcado, pero no admito que se
haga de eso una utilización política, porque no sería serio, ni
respondería a la verdad.
P- En cualquier caso, usted ha creado muchas expectativas con su regreso
a España, un país europeo en todo menos en sensibilidad hacia la
investigación. ¿Tiene alguna explicación para esa anomalía tan nuestra?
R- Una muy sencilla de entender y yo diría que bastante grosera: la
investigación científica tiene el gravísimo problema, el gravísimo
handicap, de que los resultados sólo se ven a largo plazo, no son
rentables de forma inmediata. Sin ir mas lejos, por hablar de algo que
me concierne, soy consciente de que las listas de espera en sanidad se
pueden solucionar en un año, pero el CNIO no va a poder ofrecer
resultados en un año. En la investigación nunca se puede, ni se debe,
prometer nada. Pero lo que sí es cierto es que si no investigamos no
mejoraremos. En España nos hemos acostumbrado a tener un nivel de vida
bastante elevado, sin investigación... Es como el que se hace rico de la
noche a la mañana especulando con el suelo y no ve la necesidad de ir a
la universidad, de trabajar. Estamos haciendo un país rico, un país de
alto nivel, sin base. Y eso nos va a pasar factura más pronto de lo que
pensamos.
P- ¿De qué forma? ¡No sea usted agorero, que los datos económicos no son
malos, al menos por ahora!
R- Es verdad, no le voy a negar que España tiene un nivel económico
bastante aceptable. La cuestión está en si esto es sostenible sin crear
nuestra propia riqueza o no. Yo creo que no. Pero, claro, también es
posible que España se convierta en la Florida de Europa: en Florida no
hay industrias, lo único que hay es sol... Bueno, pues nosotros podemos
ser Florida si no apostamos por la investigación y la tecnología.
P- Lo que resulta preocupante es que las cosas no parecen cambiar de
signo y que incluso su fichaje corre el riesgo de quedarse en una
espectacular cortina de humo, ¿no?
R- Siempre he dicho que me sentiría muy defraudado, y lo repito ahora
porque hay datos mas que preocupantes, si, al final, la inversión en
biomedicina, en investigación biomédica, se queda en el CNIO, en Mariano
Barbacid, que no es nada. La verdad es que en este momento no soy muy
optimista, porque, por ejemplo, el Fondo de Investigaciones Sanitarias
sigue teniendo un presupuesto auténticamente decepcionante. No veo una
voluntad de cambiar esto a corto plazo, y lo preocupante es que estamos
en un momento bastante crítico, porque, si ahora no se invierte en
investigación, con una situación económica muy favorable, pues no sé
cuándo se va a hacer. Pero, bueno, soy consciente de mis limitaciones y
no puedo pretender venir aquí a resolver un problema a nivel nacional.
Lo que yo me propongo es demostrar que mi proyecto es viable y predicar
con el ejemplo. Con un ejemplo que ha comenzado ya a planificar una
estructura laboral de los investigadores realmente revolucionaria para
los usos de la Administración española: en el CNIO no habrá
investigadores con plaza fija que se puedan permitir el lujo de tocarse
las narices de por vida, pero tampoco con contratos de dos años y con
remuneraciones indecorosas.
P- Lo indecoroso casi siempre está ligado al dinero. No sé hasta qué
punto estará usted perdiendo la paciencia ante algo tan evidente como el
hecho de que los presupuestos estables, que usted espera de la
Administración, no acaban de estar garantizados.
R- Bueno, yo hasta ahora no he perdido la paciencia, y la verdad es que
no tengo mucha. Lo que sí que está claro es que este año tiene que
considerarse el proyecto, y, si no se consolida, pues tendremos un
problema grave. Tendremos que conseguir que los presupuestos de la
Administración vengan en una sola partida, directamente del ministerio,
de forma cerrada y finalista, y no dividido en tres parte como ha
ocurrido el año pasado. Esto es lo que me ha prometido, y habrá que
confiar en las promesas, porque si no ya digo que habrá un problema
grave. Espero un presupuesto estable.
P- ¿Y si al final no fuera así? Se dice que no todo son unanimidades en
el Gobierno respecto a su CNIO, señor Barbacid.
R- La verdad es que si los presupuestos que nos han prometido no se
transfieren sería una situación de auténtico escándalo. Porque, ¿usted
sabe lo que cuesta esto? Respecto al presupuesto de Sanidad, el nuestro
representa el 0,5 por mil. O dicho de forma más directa: del sueldo de
una persona que gana 300.000 pesetas representa unas 150 pesetas. ¡Si
ahora me dicen que no se pueden gastar 150 pesetas del presupuesto en un
proyecto que investiga la segunda causa de muerte! ¡Es algo tan pequeño
que el mero hecho de que se discuta es irracional!
P- Pero usted sabe bien que hay sectores de la Administración, del
Gobierno, que no están dispuestos a apoyarle.
R- Sí, sí, lo sé, lo sé... Ésos son los que mi director de tesis, el
malogrado David Vázquez, llamaba "enanos". Decía que había enanos que
trabajaban rompiendo, destruyendo cosas, esas personas que te van
socavando en lo que uno tiene que hacer. Uno tiene que avanzar y que...
P- Me parece muy bien su voluntarismo, pero sabe bien que las termitas
pueden acabar por destruir las ruedas del carro y lograr que éste se
desplome. Con usted dentro, claro...
R- Bueno, pues... ¡A ver quién gana! Si hay personas, que me consta que
las hay, que están interesadas en que no haya proyectos de excelencia,
porque son personas mediocres, pues hay que procurar dedicarle el menor
tiempo posible. Aunque soy consciente de que esos mediocres pueden
ponerme la zancadilla y destruirme. Pero, bueno, ¡también puedo tener un
accidente de coche y no estar aquí mañana!
P- Y si finalmente le ganaran la partida esos eficaces mediocres, me
pregunto qué haría usted, si tuviera que tirar la toalla.
R- Eh... Tengo claro, muy claro, que yo puedo hacer lo que puedo hacer y
en lo que creo. Lo que no voy a hacer en modo alguno es meterme en una
aventura mediocre, ¿no? Entonces, a lo mejor volvería a Estados Unidos.
Sí, por supuesto que cabe esa posibilidad y que...
P- Y que su proyecto pueda frustrarse antes de nacer, ¿no?
R- Sí, claro, existe ese riesgo. Pero yo no puedo, ni quiero, pensar en
eso. Yo quiero confiar en que el apoyo al proyecto de CNIO sea genuino y
real, o sea, que no se esté haciendo por una cuestión de imagen. Pero,
aunque fuera por imagen, me queda la esperanza de suponer que no se
desperdicie la oportunidad de quedar bien por 150 pesetas. ¡El 0,5 por
mil de todo el presupuesto!
P- Confiemos en que, al final, el riesgo de perder a Barbacid sea un
lujo que el Gobierno no se pueda permitir.
R- No sé, no soy capaz de intuir algo al respecto, pero, digamos que esa
posibilidad no se la discuto. Es posible que el Gobierno no estuviera
dispuesto a asumir el escándalo de que yo tuviera que irme. Pero lo que
me preocupa es que, volviendo a un símil musical, el de la orquesta y el
piano, y partiendo de que éste es un país en que somos pobres y sólo hay
seis que sabemos tocar y falla uno, pues entonces se notaría mucho.
Pienso que si Mariano Barbacid es importante en España es sólo una
consecuencia de que hay muy poca gente en la investigación.
P- Usted, con este proyecto, con su CNIO, casi ha quemado las naves al
dejar Estados Unidos. Me pregunto, si usted tuviera que regresar a
América, ¿no se sentiría como una especie de exiliado fuera del tiempo?
R- ¡No, no! Porque el científico... Si yo tuviera que regresar a Estados
Unidos, vamos, porque aquí las cosas... y no se cumplieran las promesas
y... Sería en todo caso una decisión personal de querer seguir
trabajando en ciencia. Si este proyecto fracasara en España, lo que
sentiría es pena y frustración por el país. Pero a nivel personal, yo
podría quedarme si quisiera, y si decidiera irme, sería en todo caso un
autoexilio muy doloroso para mí, sin duda. Pero un investigador es
alguien de talante universal. La investigación no tiene patria, es de la
humanidad entera.

Investigador, reescribidor de nuestra historia, trapecista sin red

Se ha dicho de él casi todo. Incluso que "es el médico español que ha
descubierto cómo se cura el cáncer", que es sin duda lo que más le
sobrecoge. Por inexacto y desmesurado. Porque Mariano Barbacid no es
médico, sino investigador, y no cura el cáncer, aunque, en 1981, logró
un avance espectacular en el estudio del origen del mal que es la
segunda causa de muerte en el mundo: aislar un gen oncogénico en un
tumor humano.

Desde 1974 ha trabajado en Estados Unidos, casi su segunda patria,
aunque él se siente tan español como reacio a aceptar la palabra
"patriotismo"... Avalado por su reconocido prestigio internacional
inició, hace tres años, su temeraria "aventura con factor de riesgo", al
aceptar la oferta para crear algo de la nada en su país: el Centro
Nacional de Investigaciones Oncológicas. Su regreso a España le ha dado
la oportunidad de asombrarse del cambio "espectacular" del país, en los
últimos 25 años, tanto como de lamentar, desde la evidencia más cruda,
"los 500 años de retraso que España ha padecido en cuanto a
investigación científica se refiere".

Frío y pragmático, Barbacid se ha propuesto lograr algo más difícil que
un sueño: cambiarle el chip a la sociedad española. Que quienes ahora
financian la restauración de un retablo del siglo XVI le cojan afición a
apoyar la investigación sobre el cáncer. Su veneración por las fórmulas
americanas, para gestionar la investigación, le ha inspirado la
peligrosa idea de organizar "su" CNIO como un centro "de excelencia",
eufemística manera de hacer saltar por los aires las rémoras
funcionariales.
Dicen que la draconiana iniciativa, y esa cualidad tan española que es
la envidia, le han granjeado la enemistad de un silencioso ejército de
"termitas nocturnas", dispuestas a comerse las ruedas del carro del
proyecto de Barbacid antes de que eche a andar.

Optimista, insobornable enemigo de las tabaqueras, asegura que su
objetivo es que el Gobierno invierta en ciencia y no en Barbacid... No
consta que haya deshecho, del todo, sus maletas americanas. Aunque se
asegura que el Rey sobrevuela sus sueños para que duerma tranquilo.

                           ------------------

La Vanguardia http://www.lavanguardia.es/


UN AMPLIO ESTUDIO NO ENCUENTRA NINGUNA RELACIÓN ENTRE CÁNCER Y TELÉFONOS
MÓVILES

"Los datos no sustentan la hipótesis de que el uso reciente de teléfonos
móviles cause tumores cerebrales." Así concluye el estudio más amplio
que se ha realizado hasta la fecha sobre los efectos de los teléfonos
móviles en la salud.

El estudio, dirigido desde el Instituto Nacional del Cáncer de Estados
Unidos y en el que no ha intervenido ninguna empresa de telefonía, se ha
basado en 782 pacientes atendidos por tumores cerebrales entre 1994 y
1998. Estos pacientes se han comparado con 799 personas atendidas en los
mismos hospitales por otras dolencias. A todas ellas se les preguntó si
llamaban por teléfono móvil, con qué frecuencia, desde cuándo...

Si los móviles aumentaran el riesgo de tumores cerebrales, sería de
esperar que hubiera más cánceres entre las personas que los utilizan
mucho. Pero el estudio no lo detectó: según resultados que se presentan
hoy en la revista "The New England Journal of Medicine", el 6,7% de los
pacientes con cáncer llamaban más de 15 minutos al día por el móvil,
frente al 9,2% de los pacientes con otras dolencias.

Sería de esperar también que hubiera más cánceres entre las personas que
llevan muchos años llamando por teléfono móvil. Pero no: en el estudio,
el riesgo de cáncer fue independiente del número de años transcurridos
desde que se empezó a utilizar teléfono móvil.

Y finalmente sería de esperar que los pacientes que solían coger el
móvil con la derecha tuvieran más a menudo el tumor en el hemisferio
derecho del cerebro y los que lo cogían con la izquierda, en el
izquierdo. Pero tampoco.

Pese a estos resultados, los investigadores advierten que el estudio se
inició en una época en que la introducción de los móviles era reciente y
su uso, escaso. Si los móviles aumentan el riesgo de cáncer a largo
plazo, el estudio es demasiado prematuro para haberlo detectado. Pero lo
consideran improbable, ya que no se conoce ningún mecanismo que pueda
explicar de qué modo una radiación electromagnética como la que emiten
los móviles puede tener un efecto cancerígeno.

"El mecanismo es el punto más flojo de la hipótesis de que los móviles
puedan ser nocivos para la salud", explica Pere Riu, profesor de
Ingeniería Electrónica de la Universitat Politècnica de Catalunya. "Pero
que no se conozca el mecanismo no significa que no pueda ser."





_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.