Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 77 al 106 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 90     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2000 - Número 85 - 20 de Diciembre de 2000
Fecha:Miercoles, 20 de Diciembre, 2000  01:01:24 (+0100)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <gargantua @..........es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Crítica a la Pseudociencia y
Escepticismo
       © 2000 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

    Edición 2000 - Número 85 - 20 de Diciembre de 2000

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

=== SUMARIO =========================================================

  - Psicología Experimental: Memorias Falsas.

  - El Caso McMartin.

  - Psicología, Ciencia, New Age.

  - La adicción a la Cocaína altera más de 400 genes.

  - Células Madre El principio de la inmortalidad.

  - Ciencia y Tecnología anuncia 800 contratos para recuperar “cerebros”
.

  - Canibalismo y “vacas locas”.

  - Macondo y el Universo Plano.

  - Inglaterra. La Cámara de los Comunes aprueba la Clonación de
embriones humanos con fines terapéuticos.

  - La Rioja: nuevas huellas fósiles de dinosaurios.

=== NOTICIAS =========================================================

PSICOLOGÍA EXPERIMENTAL: MEMORIAS FALSAS
Por: Enrique de Urquiza

El psicoanálisis y la psicología clínica, por lo menos en la Argentina,
son poco sensibles a la evidencia experimental y los resultados que
brindan otras disciplinas, como la neurología y la psicología
experimental. En los últimos años, en los Estados Unidos ha habido
juicios contra psicoterapeutas, a los que se acusaba de, mediante la
sugestión, haber inducido falsas memorias de abuso sexual infantil. Al
mismo tiempo, recientes desarrollos de la psicología experimental y de
la neurobiología han permitido avanzar en la comprensión del
funcionamiento de la memoria, la asociación de ideas, el estado de
ánimo, etcétera., que desafían a la teoría de la represión freudiana.

Memorias falsas

En EE.UU. existen 400.000 denuncias anuales de abuso sexual infantil
verificado. Los trabajadores de la salud acuerdan que este tipo de
trauma infantil puede tener consecuencias serias en el desarrollo
psicológico del niño y más tarde en la vida del adulto. Este panorama se
ha complicado aún más en los últimos años debido a un oleaje de memorias
falsas que ha provocado litigios y un debate intenso en las áreas legal,
clínica y científica.

Recientemente miles de norteamericanos han declarado haber recobrado con
la ayuda de la psicoterapia memorias traumáticas de abuso sexual. Muchos
jurados han creído estas historias tanto como para condenar a varias
personas y adjudicar millones de dólares en daños a las víctimas. Sin
embargo, un número creciente de científicos ha desafiado la validez de
las memorias reprimidas, argumentando que muchos de estos recuerdos son
creaciones falsas, producto de la tendencia a la sugestión por parte del
paciente y de las preguntas tendenciosas del terapeuta. Un caso
renombrado fue el de Virginia MacMartin y otros seis maestros de una
escuela de California que fueron procesados por abuso sexual y físico.
Los procesados fueron sobreseídos por falta de evidencia luego de seis
años de batallas legales.

Pero las batallas legales, parte de la cultura de la sociedad
norteamericana, no se detuvieron en la persona del supuesto abusador.
También han sido procesados muchos psicoterapeutas, quienes fueron
acusados por sus pacientes, la mayoría de ellos mujeres, de haberles
creado memorias falsas de abuso sexual infantil por medio de sugestiones
directas o indirectas. Memorias que dichos pacientes no recordaban al
comenzar el tratamiento psicológico y a las que supuestamente accedieron
conscientemente luego de levantada la represión psicológica por medio de
técnicas psicoterapéuticas. Este panorama ha forzado a las asociaciones
médica, psicológica y psiquiátrica a formular declaraciones alertando a
sus miembros de que la verificación externa es la única forma de
determinar la veracidad de las memorias de abuso infantil que se
recobren durante la psicoterapia.

Desmemoriada memoria: la realidad de las falsas memorias

Existen varios mitos sobre la naturaleza de la memoria que se han
perpetuado no sólo en las creencias populares sino también, como lo
indican algunos estudios, en porcentajes alarmantes entre los
psicoterapeutas norteamericanos e ingleses. Varios estudios recientes
indican que, a pesar de la importancia que los programas doctorales de
psicología ponen en la investigación empírica, muchos psicólogos y
psicoanalistas poseen información errónea sobre la naturaleza de la
memoria. Por ejemplo un 50 por ciento de los psicólogos cree que un
individuo puede recuperar memorias del primer año de vida por medio de
la hipnosis; 43 por ciento cree que tener escasas memorias de la
infancia es indicativo de trauma; 41 por ciento cree que las memorias
del primer año de vida son recordables; y un 33 por ciento piensa que la
mente es como una computadora que puede recordar eventos de la forma en
que éstos han ocurrido. Ninguna de estas creencias tiene fundamentos
científicos. Quizás esta falta de información esté relacionada con la
velocidad a la que se van acumulando los resultados de las
investigaciones científicas en esta materia.

Freud y la represión

El concepto del mecanismo de represión es central en el debate sobre el
origen de la memoria. La represión es una defensa psicológica descripta
originalmente por Freud, a través de la cual el individuo pierde acceso
consciente de impulsos, sentimientos y memorias asociadas con un evento
traumático. Aunque este concepto puede ser útil para explicar procesos
mentales donde ciertas experiencias dolorosas parecen no estar del todo
integradas al aparato consciente, lo cierto es que no existe evidencia
científica que valide el concepto de la represión total. Es decir,
ninguna investigación experimental ha validado la idea de que un
individuo pueda perder completamente la memoria de un evento para
protegerse psicológicamente de sus consecuencias y luego recobrarla en
forma intacta.

La psicóloga Elizabeth Loftus, profesora de la Universidad de
Washington, ha generado gran cantidad de investigaciones experimentales
sobre la maleabilidad de la memoria y el tema de las memorias
reprimidas. En uno de sus experimentos la Dra. Loftus logró alterar la
memoria de sus sujetos por medio de preguntas capciosas, información
equivocada y sugestiones. Por ejemplo, Lotfus logró crear en un
adolescente llamado Chris la memoria de haber sido separado de su
familia en un shopping 10 años antes y de haber sido encontrado por un
hombre mayor. Luego Chris escribió sobre este incidente en un diario
personal y gradualmente pudo “recordarlo” vivamente e incluso dar
detalles que no habían sido parte de la historia inventada por la Dra.
Lotfus.

La memoria no existe en estado puro

Las investigaciones científicas indican que la memoria no existe en un
estado puro, archivada en algún lugar del cerebro para ser recuperada
algún día. Cada vez que se recuerda algo existe un proceso de
reconstrucción influenciado por varios factores. El evento que ocurrió,
la verdad histórica, puede ser diferente de lo que se recuerda en el
presente, la verdad narrada. El cerebro no funciona como una cámara de
video, que con precisión graba un evento y luego lo reproduce de la
misma forma en que ocurrió. El concepto freudiano de que cada evento que
vivimos está almacenado en algún lugar de nuestro cerebro no ha sido
demostrado científicamente por ninguno de los tantos investigadores de
los procesos de la memoria. Más aún, debido a causas de maduración
fisiológica es imposible recordar eventos sucedidos antes del tercer año
de vida y la memoria de los eventos ocurridos entre los 3 y 5 años tiene
grandes limitaciones debido a que el niño de esa edad no cuenta aún con
la habilidad de producir memorias biográficas. Esta información con
respecto a la naturaleza de la memoria fue un llamado de atención para
muchos psicólogos clínicos norteamericanos, quienes actuaban con franco
desconocimiento de los descubrimientos de sus colegas los psicólogos
experimentales y de otros investigadores neurocognitivos.

Puedo ver que tu memoria es falsa

Los escándalos legales y particularmente el procesamiento y
sobreseimiento de Virginia McMartin en el estado de California promovió
un renovado interés entre los investigadores por capturar la evidencia
física de lo que constituye una falsa memoria. Así es como el Dr. Daniel
Schacter dirigió el equipo de investigación en la Universidad de Harvard
que produjo por medio de tomografías de positrón (o tomografías PET) las
primeras imágenes del cerebro en el momento en que éste genera una
memoria falsa. En dicho estudio, que fue publicado en la revista
científica Neuron, Schacter y sus colegas observaron la actividad
cerebral de 12 voluntarios en el momento en que éstos participaban de
tests en los que formaban memorias verdaderas y memorias falsas. La
tomografía PET permite observar cómo se activan las células cerebrales
al medir el fluido de sangre hacia dichas células. Las células que se
activan en el proceso de recordar utilizan más sangre y por lo tanto esa
área aparece como una mancha brillante en la imagen PET del cerebro.

Tomografía de la falsa memoria

Estos investigadores descubrieron que tanto los recuerdos falsos como
los recuerdos verdaderos aparecían en forma similar en las tomografías
PET. Ambos recuerdos iluminaban el área del cerebro conocida como
hipocampo izquierdo. Sin embargo, las imágenes cerebrales de las
memorias verdaderas contenían un elemento más de validez. Estas imágenes
muestran, además del hipocampo izquierdo, el área temporal parietal
izquierda donde el cerebro descifra patrones de sonido y reconoce
palabras. En el test diseñado por el Dr. Schacter eran los sonidos de
las palabras los que al ser recordados distinguían las memorias falsas
de las verdaderas pero, dice Schacter, que si el test hubiera utilizado
palabras escritas en papel, hubiera sido la forma en que aparecían las
palabras en el papel o las características del formulario lo que hubiera
constituido el elemento agregado de validez que active el área temporal
parietal izquierda.

Schacter también descubrió que otra área del cerebro, el área de los
lóbulos frontales, está encargada de verificar si algo recordado es
verídico o no. Los ancianos frecuentemente experimentan dificultades con
la memoria y también, según Schacter, tienden a producir un número mayor
de memorias falsas que otros sujetos. El área involucrada en esta
dificultad no es el hipocampo, área naturalmente asociada con la
memoria, sino la zona frontal del cerebro que es la encargada de la
búsqueda y verificación de datos.

Alerta

Los nuevos conocimientos sobre la memoria son un llamado de atención
sobre la naturaleza complicada y frágil de esta misma. Es relativamente
fácil eludir la acción verificadora de la zona frontal del cerebro y
producir por ende memorias falsas. Sin evidencia corroborativa es
imposible distinguir una memoria verídica de una imaginada.

[Nota] *Enrique de Urquiza es doctor en ciencias de la conducta,
psicoterapeuta e instructor clínico del Hospital Gouverneur de Nueva
York.

                           ------------------

EL CASO MCMARTIN

A mediados de los años 80 los usualmente tranquilos y pasivos hogares
norteamericanos comenzaron a vivir una histeria generalizada. Las
guarderías infantiles se transformaron en objeto de terribles denuncias
de abuso sexual infantil y de rituales satánicos. Los medios,
especialmente la televisión, no perdieron la oportunidad de incrementar
sus ratings con notas inescrupulosas y sensacionalistas. Muchas madres,
aquellas que pudieron, prefirieron abandonar sus empleos y regresar al
hogar a cuidar de sus niños y transformarse en las amas de casa que
habían sido sus propias madres. Miles de padres comenzaron a acusar a
trabajadores y maestros de guarderías infantiles de abuso sexual. Y no
fueron pocos los fiscales que incitados por la furia popular levantaron
cargos en contra de los acusados basándose frecuentemente sólo en las
declaraciones de los niños de haber participado en experiencias sexuales
o en rituales satánicos. Aunque la mayoría de los acusados fueron
puestos en libertad, su reputación fue irrevocablemente dañada. Entre
los casos más renombrados se encuentra el de Virginia McMartin y otros
seis maestros de un centro preescolar de un suburbio de Los Ángeles, que
se transformó en el juicio más costoso y largo de la historia
norteamericana. El caso McMartin comenzó con el alegato en contra de uno
de los maestros por parte de una madre, quien más tarde fuera
diagnosticada como esquizofrénica. Ella insistía que su hijo de 2 años y
medio había sido sodomizado por uno de los empleados de la escuela. Esta
denuncia motiva a la policía a enviar cartas a los padres del preescolar
de McMartin informándoles sobre el caso. Por su parte, la oficina del
fiscal del distrito de Los Ángeles decidió enviar a cientos de
preescolares a un instituto infantil que trata casos de abuso para
ahondar la investigación. En este centro un psicoterapeuta obtuvo
declaraciones de varios niños que dijeron haber sido violados repetidas
veces y haber sido forzados a presenciar la matanza de conejos y otros
animales como parte de rituales satánicos. Sin embargo, durante las
entrevistas iniciales los niños negaron el haber sido víctimas de abuso.
Esto cambió luego de que el fiscal de la causa les dijo: “Ustedes van a
ser estúpidos, o van a ser inteligentes y nos van a ayudar”. Acto
seguido los niños comenzaron a contar historias de abuso sexual en las
sesiones de psicoterapia.

El caso McMartin terminó, luego de seis años de juicio, en el
sobreseimiento de los acusados por falta de evidencia. Sin embargo,
durante ese tiempo, la existencia de abuso satánico y el concepto de las
memorias reprimidas de abuso sexual infantil fue comúnmente aceptada en
los EE.UU. aunque no existía ninguna evidencia científica que validara
ninguna de estas teorías. El pánico social que cundió durante esta
época, y que por suerte se va disipando debido a los resultados de las
investigaciones científicas, guarda alguna similitud con la histeria
anticomunista de los años 50. La gente comenzó a dudar de las guarderías
infantiles y los centros preescolares sugiriendo que el abuso infantil
era generalizado y que existía un complot de grupos satánicos para
alejar a los niños de las prácticas religiosas de sus padres.

Lamentablemente muchos profesionales de la salud mental contribuyeron a
alentar esta histeria por desconocer las características altamente
maleables de la memoria y la alta sugestibilidad especialmente de los
niños. Es así como la Dra. Elizabeth Loftus, destacada profesora de
psicología e investigadora de la memoria, declaró que el tipo de
práctica terapéutica que tiene como objetivo el recobrar memorias
reprimidas de abuso sexual trivializa la experiencia de los verdaderos
sobrevivientes de abuso e incrementa su sufrimiento.

                           ------------------

PSICOLOGÍA, CIENCIA, NEW AGE
Por: Leonardo Moledo

La polémica sobre las falsas memorias, del mismo modo que polémicas
análogas que se dieron en los Estados Unidos, son sólo ejemplos del
“espléndido aislamiento” en el que muchas veces se encierra el
psicoanálisis, sin tener en cuenta incorporar y, lo que es más grave,
discutir los resultados que se producen en otras ramas de la ciencia.

Lo cual no sólo es una mala táctica científica sino un error
estratégico. Si se tiene en cuenta la frecuencia con que el
psicoanálisis sostiene no estar sujeto al devenir de la ciencia en
general (que incluye verificaciones, rectificaciones, y sobre todo,
intercambio) y la insistencia en su propia autonomía como disciplina, a
nadie debería extrañarle, y a los psicoanalistas menos que nadie, que la
catarata “new agera”, con sus variantes astrológica, quiromántica,
tarotística, de recuperación de vidas pasadas y otras supersticiones por
el estilo, sean, muchas veces, presentadas como “terapias alternativas”
en pie de igualdad. Tanta insistencia en que el psicoanálisis no es una
ciencia termina por horadar la piedra, y deja a la propia teoría y
también a la práctica sin defensa frente a cualquier "método" que
ofrezca alivio y curación mediante la gimnasia, el escrutinio de los
astros o las hojas de té. Es una lástima, tratándose de una teoría tan
rica, tan poderosa y que merecería, por cierto, ser defendida.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

LA ADICCIÓN A LA COCAÍNA ALTERA MÁS DE 400 GENES

Investigadores de la Universidad de Emory (EE UU) han identificado más
de 400 genes afectados por el consumo a largo plazo de cocaína. El
hallazgo, divulgado por la Sociedad Americana de Neurología en
noviembre, constituye el primer perfil molecular o huella dactilar de la
adicción humana a las drogas, lo que podría conducir al desarrollo de un
sustituto terapéutico de la cocaína similar a la metadona, que lo es
para la heroína.

Para esta investigación se ha utilizado la técnica de microarrays o
microorganización de ADN (una tecnología que permite estudiar
simultáneamente muchos genes contenidos en un chip genético). Con ella
se ha analizado tejido cerebral de 10 personas que habían consumido
grandes dosis de cocaína y se ha comparado con el de otras tantas no
consumidoras adoptadas como grupo de control.

De los 9.000 genes investigados por cada sujeto, más de 400 estaban
afectados: habían sido activados o desactivados como consecuencia del
consumo prolongado de cocaína.
"Por primera vez nos hemos centrado en una parte del genoma humano para
determinar los efectos de una droga como la cocaína", afirma Scott
Hemby, director de Emory DNA Microarray Facility y profesor de
Farmacología de la Facultad de Medicina de Emory. "Nos va a costar mucho
tiempo resolverlo, pero estamos creando un marco que podrá utilizarse en
los estudios de la adicción al alcohol y a sustancias opiáceas, además
de otras patologías humanas, que finalmente desembocarán en el
desarrollo de nuevos tratamientos".

La identificación de marcadores genéticos para la adicción podría ser el
avance más significativo de las últimas décadas en la investigación de
la adicción a las drogas. Gran parte del trabajo ha sido posible gracias
al reciente desarrollo de la tecnología de microorganización del ADN,
que permite la evaluación simultánea de miles de genes. Hemby señaló que
la herramienta ha sido todo un hallazgo para los investigadores que
estudian el comportamiento mamífero complejo, como la adicción a la
cocaína, en el que se ven implicados cambios coordinados en la expresión
de muchos genes.

“Chips” genéticos

Una vez concluido el trazado del mapa del genoma humano al completo,
Hemby espera poder acceder pronto a una biblioteca completa con la que
se podrán hacer chips genéticos.
Teniendo en cuenta el número de genes que ya han sido identificados,
espera encontrar muchos más genes cuya regulación se haya modificado por
el proceso de adicción a la cocaína. Y señaló que, aunque el hallazgo de
genes con regulación modificada ha marcado un avance significativo,
resulta igualmente importante la identificación de aquellos que se
mantienen sin cambios por el consumo prolongado de esta droga.
El estudio de Hemby abre muchas nuevas fronteras en la investigación de
los mecanismos de adicción. Normalmente los estudios convencionales
sobre la adicción a las drogas han intentado usar animales para crear
modelos válidos también para los humanos, pero la adicción a las drogas
es un fenómeno exclusivamente humano, de forma que no es posible
reproducir con precisión en el laboratorio la miríada de procesos
moleculares que entraña.
Aunque muchos investigadores siguen centrándose en la identificación de
los receptores cerebrales de las drogas, Hemby afirma que cada vez hay
más pruebas de que los genes constituyen el fundamento biológico de la
adicción. A medida que los científicos vayan adquiriendo una mayor
comprensión de la biología de la adicción a la cocaína, esperan
desarrollar medicamentos que logren tratar la toxicomanía con eficacia y
sin graves efectos secundarios. Estos medicamentos se centrarían en
aspectos concretos de las rutas bioquímicas que fomentan el deseo de
consumir cocaína.
El Instituto Nacional sobre Consumo de Drogas de EE UU ha establecido
como prioridad el desarrollo de un sustituto terapéutico de la cocaína
que pueda tener la misma función que la metadona como sustituto de la
heroína. Hemby dice que es posible que no se pueda vencer por completo
la adicción. "No es razonable creer que podamos curar a los adictos a la
cocaína, por eso deberíamos centrarnos en cualquier perspectiva
terapéutica que permita evitar las recaídas".

                           ------------------

CÉLULAS MADRE. EL PRINCIPIO DE LA INMORTALIDAD
Por: Carlos Martínez

Ingeniería celular

El avance científico ha experimentado tal grado de desarrollo que
constituye una nueva herramienta de avance social. Lejos ya de las
revoluciones en el conocimiento aportadas por la química o la física a
principios y mediados de siglo respectivamente, la Biología nos conduce
vertiginosamente al siglo XXI en el tren de una revolución científica
jamás soñada. La Ingeniería Genética, la Biología Molecular y la
Biotecnología han aportado a la Biomedicina tal cúmulo de posibles
herramientas terapéuticas que en el mundo que se avecina en los países
occidentales parece no tener cabida el sufrimiento. Además, la posible
utilización terapéutica de las células stem o células madre ha supuesto
un revulsivo adicional en este futuro de esperanza.

Las células madre son únicas, y a diferencia de todas las demás células
son capaces de generar cualquier tipo celular, cualquier órgano y
cualquier tejido del organismo. Si se estimulan adecuadamente, son
capaces de ejecutar cualquier función vital: sintetizar insulina, formar
conexiones sinápticas, metabolizar grasas e hidratos de carbono,
detoxificar, producir anticuerpos o eliminar células tumorales. Además,
se dividen sin límite, manteniendo indefinidamente su capacidad de
diferenciación; son atemporales, no envejecen y, consecuentemente, los
tejidos generados a partir de ellas tienen todas las características de
tejidos jóvenes.

Alternativa al trasplante.

Estas características únicas han hecho de las células madre (o células
ES) una ventana única por la que asomarse, para dar respuesta a algunos
interrogantes en biomedicina, por ejemplo, cómo y por qué envejecen los
organismos vivos. Es bien conocido que las células normales son capaces
de dividirse un número determinado de veces, más allá de los cuales
activan un programa celular que conduce a su muerte; poseen un reloj
biológico capaz de contar el número de divisiones realizadas. En cambio,
las células madre son infinitas, tienen principio pero no fin. Esta
capacidad de las células madre para programar su diferenciación celular,
o para bloquear el reloj biológico responsable de la medida del tiempo
celular, constituye una pieza fundamental para entender primero y
prevenir después el envejecimiento.

El envejecimiento es la consecuencia lógica del uso y desgaste de los
componentes y se combate con la sustitución de las piezas defectuosas.
Este principio ha constituido una herramienta fundamental del desarrollo
industrial. Desgraciadamente, en los organismos vivos, y ciertamente en
nuestra especie, la sustitución de los componentes deteriorados no ha
sido fácil y sólo mediante el trasplante de órganos y el desarrollo de
pautas inmunosupresoras eficaces se ha podido, en casos
excepcionales -debido a la escasez de donantes-, llevar a cabo este
principio. La propagación indefinida de células madre y la posibilidad
de obtener a partir de ellas más células con sus mismas propiedades -y,
a partir de ellas, células con propiedades de cartílago, hueso, músculo,
neuronas, células de intestino, hepatocitos, células de páncreas,
células hematopoyéticas o cualquier otro tejido deseado-, hace de estas
células una herramienta ilimitada para generar nuevos órganos capaces de
sustituir mediante trasplante aquellos ya degenerados.

Patologías como la diabetes, la degeneración neuronal, los fracasos
orgánicos, y un casi infinito etcétera, tienen las máximas esperanzas
para su tratamiento en las células stem junto con la utilización de la
ingeniería celular. Si el envejecimiento es el acumulo de errores y
fracasos existentes en los distintos órganos y tejidos, y éstos pueden
ser sustituidos por otros nuevos generados a partir de células madre,
que en sí mismas son infinitas porque tienen principio pero carecen de
fin, es fácil imaginar el futuro de esta nueva frontera abierta por la
ingeniería celular para la nueva medicina.

La Ingeniería Celular provee además los mecanismos para eliminar el más
grave problema asociado al trasplante, el rechazo. Éste se produce como
consecuencia de la in- compatibilidad genética -salvo en el caso de
individuos clónicos o de gemelos univitelinos-, entre el donante y el
receptor. El avance científico producido por el clonaje de Dolly
permitió transferir núcleos de células somáticas a ovocitos que al ser
reimplantados fueron capaces de generar un nuevo ser. Es por tanto
posible, y de nuevo nos movemos en el mundo hoy todavía de la ficción,
que las células madre, mediante trasferencia nuclear, se reprogramen “a
la carta” para garantizar la identidad genética del huésped y del
receptor, previniéndose consecuentemente el rechazo.

Infinitas posibilidades.

Esta manipulación representa sólo una de las múltiples posibilidades que
esta tecnología ofrece. La combinación de la ingeniería genética y la
ingeniería celular para reparar genes deteriorados en el futuro receptor
representa un mecanismo sinérgico de actuación y abre una ventana a
través de la cual la terapia génica ofrece sus más amplias
posibilidades.

La utilización de las células madre en el tratamiento de patologías en
humanos, es ya una realidad. Así, las células madre hematopoyéticas se
utilizan en el trasplante de médula ósea posterior a la irradiación
total en pacientes con cáncer de mama. De esta manera, se supera el
tratamiento anterior consistente en la administración de células de la
médula ósea del mismo paciente derivadas de células tumorales, aspecto
de difícil consecución. Asimismo, existen ya ensayos clínicos con la
utilización de células madre hematopoyéticas para el tratamiento del
Parkinson, y en un futuro próximo se contempla su utilización en la
enfermedad de Alzheimer. Además, las células madre han abierto una
posibilidad para el tratamiento de enfermedades como las autoinmunes y
aquéllas que necesitan urgentemente de trasplantes de órganos. La
posibilidad de obtener una fuente ilimitada de células madre en cultivo
o bien derivarlas del propio receptor hace de las células madre una
terapia de futuro de infinitas posibilidades.

En la mayoría de las especies animales, las células stem se obtienen
clásicamente de los blastocistos (células madre embrionarias) y
recientemente se han identificado en el ratón células madre en tejidos
adultos, fundamentalmente en la epidermis, en el sistema nervioso y en
la médula ósea. Desgraciadamente, en humanos únicamente se han obtenido
las células madre embrionarias a partir de embriones creados mediante
fertilización in vitro y no utilizados para ese fin, o de las células
germinales de abortos terapéuticos. Su utilización consecuentemente ha
abierto un debate social acerca de los limites éticos de su utilización
para la investigación presente y su posible uso terapéutico en el
futuro. Mientras que para algunos, su utilización supone una afrenta
contra los principios del ser humano, para otros su estudio, bajo una
adecuada regulación, supone no sólo un avance científico academicista,
sino en última instancia un mecanismo perfecto para luchar contra el
sufrimiento humano. La problemática generada por la utilización de
embriones como fuente de células madre ha iniciado una serie de estudios
sistemáticos para su posible obtención a partir de otras fuentes. Así,
se ha podido detectar la presencia de células madre capaces de regenerar
el sistema nervioso en individuos adultos. Además, y de manera
sorprendente, ha podido evidenciarse que estos precursores son también
capaces de generar otros, órganos como el tubo digestivo. De manera
complementaria se han podido aislar también células madre
hematopoyéticas, capaces de generar no sólo las células sanguíneas y
consecuentemente el sistema inmune -fundamental para garantizar nuestra
supervivencia frente a las infecciones-, sino que también son capaces de
generar otros tejidos como el sistema nervioso o el hígado. Dada la
facilidad y la experiencia acumulada en la obtención de las células
madre hematopoyéticas a partir de la sangre del cordón umbilical, estos
resultados abren una ventana de esperanza para la implementación de las
nuevas herramientas terapéuticas para el próximo milenio.

El avance que supuso la ingeniería genética al identificar y reprogramar
los genes como piezas clave de nuestra existencia tiene solamente
treinta años de edad y, sin embargo, ya pertenece a la historia. Pocos
años atrás nos despertamos entre perplejos y aterrorizados ante la
obtención de una oveja mediante clonación: nacía Dolly y ya es historia.
Dolly supuso la expansión de una nueva era en la biomedicina en humanos,
dominada por las técnicas de ingeniería celular que permiten mantener en
cultivo indefinido in vitro, en el laboratorio, células madre humanas
totipotentes, que se constituyen como medida de la unidad biológica y
capaces de generar todo un organismo y todos los tipos celulares,
tejidos y órganos que lo componen. Las posibilidades que ofrece esta
nueva tecnología, a la vez que crea esperanzas de futuro, genera
inseguridades porque abre una ventana por la que asomarse a ese viejo
anhelo de la especie humana de luchar por la eterna juventud.

Polémica social

Uno de los aspectos aún no comprendidos en su verdadera magnitud estriba
en las similitudes o diferencias entre las células madre derivadas del
embrión y aquellas derivadas del adulto. Muchas de las propiedades hasta
ahora adscritas a las células madre son identificadas en las células
stem embrionarias y consecuentemente es fundamental asegurar que las
derivadas de adultos comparten iguales características.

Desgraciadamente, el aislamiento de células madre humanas proviene en
gran medida de las células germinales de fetos abortados o,
mayoritariamente, de embriones producidos y no utilizados para la
fertilización in vitro. La utilización de embriones humanos con fines no
reproductivos crea, sin embargo, serios problemas éticos y en algunos
casos legales, de modo y manera que en el momento presente su
utilización está aprobada en Estados Unidos y en proceso de discusión en
el parlamento británico, y siempre sometida a determinadas restricciones
y supervisada por un comité específico creado a tal efecto. Sin duda
alguna, la utilización de las células madre no sólo supone una nueva y
extraordinariamente poderosa herramienta para el tratamiento de muchas
de las patologías para las cuales hoy no hay alternativa, sino que
también supone una mejora considerable en enfermedades para las que
existen tratamientos paliativos y las células madre aportan soluciones.
Además, han levantado una polémica social, sobre todo si son de origen
embrionario. Por estos motivos, la sociedad tiene que debatir sin
fundamentalismos, consensuar y, sí es posible, aceptar su utilización
después de un debate serio.

[Nota] * El presente artículo fue publicado en el suplemento EL CULTURAL
de la semana del 13 al 19 de diciembre de 2000. La Biología nos conduce
al siglo XXI en el tren de una revolución científica jamás soñada. La
utilización terapéutica de las células madre (o stem), que en apenas un
año empezarán a ensayarse con humanos, abre una puerta a la esperanza
para tratar enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el
Alzheimer, así como para dar respuesta a los máximos interrogantes de la
biomedicina. Debido a la capacidad de las células madre para ejecutar
cualquier función vital, desde producir anticuerpos a eliminar células
tumorales, sus posibilidades terapéuticas se muestran ilimitadas. Pero
como siempre, su utilización en humanos plantea serios problemas éticos.
Carlos Martínez, director del Departamento de Inmunología y Oncología
del Centro Nacional de Biología, expone en su artículo las enormes
posibilidades de la utilización terapéutica de células stem y presenta
los principales dilemas éticos y sociales que genera su utilización.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

CIENCIA Y TECNOLOGÍA ANUNCIA 800 CONTRATOS PARA RECUPERAR “CEREBROS”
Por: Alicia Rivera – Madrid

Marimón califica la oferta de "atractiva", pero no precisa la cuantía

El secretario de Estado de Política Científica y Tecnológica, Ramón
Marimón, anunció ayer la oferta de 800 nuevas plazas de investigadores
para el primer trimestre de 2001. Dichas plazas se cubrirán mediante
contratos de cinco años, prorrogables, que Marimón calificó de
"atractivos" para captar a científicos de alto nivel y evitar la fuga de
cerebros, pero no precisó su cuantía. También anunció un aumento de las
becas de investigación: de las 115.000 pesetas al mes actuales se pasará
a unas 160.000.

Los nuevos 800 contratos, que, según lo previsto en el Plan Nacional de
Investigación, deben aumentar hasta 2.000, serán para las universidades
y los organismos públicos de investigación y se consideran "contratos de
reentrada", explicó Marimón, para poder incorporar en el sistema
científico español a investigadores de calidad e intentar paliar la fuga
de cerebros. Se trata, dijo, "de ofrecer perspectivas de continuidad y
estabilidad a los investigadores", pero se pretende que desempeñen
tareas de docencia y de innovación además de la de investigación.

Marimón compareció ayer en la Comisión de Ciencia y Tecnología del
Senado, a petición de Convergència i Unió, para explicar la
participación española en la ciencia internacional y la coordinación
entre el Ministerio de Ciencia y Tecnología y las universidades, que
permanecen en otro departamento, el de Educación, Cultura y Deportes, a
pesar de que el producto de la investigación en la Universidad supone
más del 74% de las publicaciones científicas españolas en el índice de
citaciones, el principal baremo internacional para medir la labor
científica.
Respecto a los becarios, Marimón anunció la subida de la cuantía de las
becas, pero insistió en mantener las características de esta figura, lo
que conlleva una situación calificada de precaria por los becarios.

Carta de derechos

Una de las reivindicaciones de este colectivo es tener contratos
laborales y, por tanto, las ventajas asociadas a los mismos, como el
régimen general de la Seguridad Social. Esta petición se ha concretado
en una proposición no de ley de Izquierda Unida y es uno de los puntos
incluidos en la Carta de Derechos y Deberes aprobada ayer por 350
becarios de la Universidad Complutense de Madrid, la primera de estas
características en España. Según la Asociación de Becarios de la UCM, la
Carta -elaborada bajo la dirección de los vicerrectores de
Investigación, Agustín Zapata, y de Departamentos y Centros, Javier
Puerta-, intenta "buscar una solución al vacío legal" relativo a la
figura del investigador en formación".

También a petición del senador Josep Varela, de CiU, compareció ayer en
la Cámara alta Rolf Tarrach, presidente del Consejo Superior de
Investigaciones Científicas (CSIC), quien también se refirió a los
nuevos contratos para científicos: "Necesitamos algún instrumento para
atraer o retener a los buenos investigadores".

Manifestó su esperanza en este programa de "contratos sólidos, bien
pagados y no unidos a proyectos" e ilustró este punto con una
comparación entre el futbolista Figo y Joan Massagué, un biólogo de
renombre internacional que trabaja en Estados Unidos. "Para el futuro de
España es mucho más importante lo que podría hacer el señor Massagué
aquí que lo que hace el señor Figo, pero no tenemos un instrumento que
nos permita tener a Massagué".

Tarrach expuso a grandes rasgos sus líneas de actuación. Destacó que hay
que hacer frente a la escasez de personal de apoyo -técnicos- en los
institutos, defendió el criterio de excelencia para "tener y retener"
científicos y señaló la necesidad de incentivar la transferencia de
resultados de investigación a empresas. También se comprometió a hacer
lo posible para ayudar a aumentar la masa crítica de investigadores en
España, "que es demasiado baja"; se mostró partidario de utilizar la vía
de contratación de científicos, y advirtió de la urgencia de emprender
la renovación de infraestructuras científicas y equipamientos.

Para más información:
Página del Ministerio de Ciencia y Tecnología http://www.mcyt.es/
Página del CSIC http://www.csic.es/

                           ------------------

CANIBALISMO Y VACAS LOCAS
Por: Pedro García Barreno

La enfermedad de las vacas locas tiene por protagonistas: un ritual
caníbal, una enfermedad de las ovejas conocida hace 200 años, un agente
infeccioso mal definido y dos premios Nobel. El kuru -temblor en lengua
Fore- es una enfermedad neurodegenerativa que provoca una incapacidad
motora completa y la muerte del individuo en menos de un año desde el
comienzo de los síntomas. El grupo lingüístico Fore, una tribu situada
en las tierras altas de Papua-Nueva Guinea, fue estudiado por Carleton
Gajdusek en los años cincuenta y sesenta. La enfermedad, endémica en la
zona, se contagiaba mediante canibalismo ritual, cuya supresión erradicó
la enfermedad. Extractos cerebrales de pacientes muertos por kuru
indujeron la enfermedad en chimpancés, y la de éstos puede transmitirse
experimentalmente a otros animales.

Por su parte, la enfermedad de Creutzfelcit-Jacob (CJ) es una forma
rara, esporádica las más de las veces, de demencia presenil difundida
por todo el mundo; el 10% de los casos es hereditario. Igual que el
kuru, la enfermedad de CJ es transmisible al chimpancé y otros animales,
y se ha señalado la posibilidad de contagio entre humanos debido a la
utilización, en terapéutica, de material contaminado (CJ iatrogénico).

El scrapie es una enfermedad natural del ganado ovino y ocasionalmente
del visón, caracterizada por incoordinación de movimientos e intenso
rascado. La enfermedad es transmisible entre individuos de la misma
especie y experimentalmente de otras. Los hallazgos
neurohistopatológicos -aspecto espongiforme del cerebro- son similares
en las tres enfermedades señaladas (encefalopatías espongiformes), y los
cuadros experimentalmente producidos mediante la inoculación
intracerebral de extractos cerebrales de kuru, CJ y scrapie son
indistinguibles. Sobre la base de estos hallazgos, junto con la también
característica común del prolongado período (años) de incubación, se
apuntó que se trataba de enfermedades producidas por una clase especial
de virus (lentos). Por su parte, Gajdusek, quien recibió el premio Nobel
de Fisiología o Medicina en 1976 por sus descubrimientos relacionados
con nuevos mecanismos sobre el origen y la diseminación de enfermedades
infecciosas, postuló la posibilidad de la transmisión del scrapie a
otras especies, incluida la humana, a través de la ingesta de alimentos
contaminados.

La hipótesis de los virus lentos fue retomada por Stanley B. Prusiner en
1972, dirigiendo su atención al scrapie. Tras descartar la naturaleza
viral del agente infeccioso, Prusiner, en 1982, estaba convencido de la
naturaleza proteica del agente patógeno del scrapie, acuñando la palabra
prion (de: partícula proteinacea infectiva) para designarlo, y
extendiendo la participación del prion al resto de las encefalopatías
espongiformes; un grupo de patologías que se fue ampliando: enfermedad
de Gerstmann-Sträussier-Sheinker e insomnio familiar fatal en humanos,
las encefalopatías felina y de ungulados exóticos, y alguna otra.

El prion patógeno (PrPSc: proteína prion de scrapie) no es más que una
variante estructural anormal de una proteína (PrPc: proteína prion
celular), que es un constituyente normal de las membranas de
determinados tipos celulares, especialmente de las neuronas de los
sistemas nerviosos central y entérico y en determinadas células del
sistema linfoide. PrPc es una proteína de, aproximadamente, 250
aminoácidos que adquiere su estructura tridimensional madura mediante
plegamientos (láminas beta) y enrollamientos (hélices alfa) de distintos
segmentos de la cadena polipepticlica. En condiciones normales predomina
la estructura en hélice alfa; sin embargo, la partícula infecciosa
contiene más cantidad de lámina beta.

Los priones infectivos sirven de moldes que convierten la proteína
normal en su imagen distorsionada, lo que pone en marcha una cadena
automantenida de conversiones: PrPc 0 PrPSc. A pesar de que se concedió
el PNFM 1997 a Prusiner por sus estudios sobre el prion, sigue sin haber
acuerdo unánime sobre su autosuficiencia y se discute la posible
participación de otras moléculas accesorias tanto proteínas (caperonas
que participan en el proceso de plegamiento y desplegamiento de otras
proteínas) como pequeñas moléculas de ácidos nucleicos (virinos).

Mientras que la proteína normal está sometida a un ciclo metabólico
común de síntesis y destrucción, PrPSc es resistente a la degradación;
ello hace que se formen agregados de placas proteináceas que provocan
una reacción circundante de degeneración espongiforme. El gen que
expresa PrPc se localiza en el cromosoma humano 20; gen que puede sufrir
mutaciones que dan lugar a proteínas anormales responsables de las
formas espontáneas y hereditarias de la enfermedad.

En la primavera de 1985 se detectó, en Inglaterra, un foco epidémico de
una nueva enfermedad en el ganado vacuno; los animales muertos del “mal
de las vacas locas” presentaban lesiones neuropatológicas similares al
scrapie, kuru o CJ. La enfermedad se denominó encefalopatía espongiforme
bovina (EEB) y el agente patógeno se identificó como un prion. El origen
de la epidemia fue una modificación en el procesamiento de los piensos
en los años setenta. Se diagnosticaron 16 animales en 1986 y 7.000 en
1989, año en que se retiró la carne para consumo humano; pero ya habían
entrado en el mercado cerca de 450.000 animales. Entre 1994 y 1997 se
diagnosticaron 22 casos de lo que se denominó "nueva variante" de CJ
(vCJ); enfermedad que afectó a personas mucho más jóvenes que las
afectadas por el CJ esporádico clásico (30 años frente a 65), teniendo
la enfermedad un curso más largo (14 frente a 5 meses); el período de
incubación se calculó en 5-6 años. Diversos estudios confirmaron que el
prion causante de la vCJ era el mismo que el de la EEB, siendo la vía
digestiva la ruta de acceso del patógeno.

Un porcentaje de individuos tiene en el epitelio de la mucosa intestinal
un tipo de receptor para el que tienen especial afinidad ciertos virus y
PrPSc. Una vez anclado, el prion podría ganar el acceso a células de los
ganglios linfáticos entéricos y del bazo, donde se replicaría para,
posteriormente, alcanzar las terminaciones nerviosas inmediatas del
sistema nervioso entérico y, retrógradamente, alcanzar el sistema
nervioso central. La enfermedad, hoy, no tiene tratamiento. Se ensayan
una serie de compuestos, denominados rompeláminas beta, que podrían
bloquear la transición hacia la conformación anormal e, incluso,
revertirla.

[Nota] * El presente artículo fue publicado en el suplemento EL CULTURAL
de la semana del 13 al 19 de diciembre de 2000. Pedro García Barreno
recibió en 1973 el Premio Extraordinario por la Facultad de Medicina de
la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es director de
Investigación y jefe de la sección de Medicina y Cirugía Experimental
del Hospital Gregorio Marañón, así como vocal asesor de Sanidad y
presidente de la Comisión Unificada de Investigación del Plan Nacional
para el Síndrome Tóxico. Autor de numerosas publicaciones científicas,
también es miembro de la Comisión Nacional de I+D. Desde 1984 ocupa la
Medalla 11 de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

                           ------------------

Revista Quark http://www.elpais.es/p/d/temas/quark/portada.htm

MACONDO Y EL UNIVERSO PLANO
Por Adolfo Estalella

Quizá hemos perdido la capacidad para maravillarnos. Cuando los gitanos
llegaban a Macondo llevando con ellos piezas sorprendentes de la
ciencia, el pueblo se les echaba encima. En una ocasión se presentaron
con hielo en mitad de aquella aldea perdida en la selva, y en otra
acudieron con unos imanes que causaron la fascinación generalizada al
chupar con fuerza cacharros y cacerolas.
En la época en que la ciencia se planteaba si la Tierra era el centro
del universo, o si el hombre procedía del mono, uno se podía acercar de
forma sencilla a ella. Hoy media entre los científicos y el resto de los
mortales una fortaleza; amurallada unas veces por instrumentos
tecnológicos inabarcables, otras por cifras que sobrepasan cualquier
medida humana o conceptos inaccesibles.

¿Qué significa sino que el universo sea plano?. O como alternativa, que
sea curvo. En New Scientist hacen esta semana un repaso del asunto.
Es probable que la experiencia directa del hielo fuera para los vecinos
de los Buendía, en Macondo, una sensación similar a la que sintieron en
julio de 1969 millones de espectadores frente a la televisión, cuando el
Apollo XI dejó que sus tripulantes hollaran la Luna por primera vez.
Ahora, buena parte de los hallazgos dejan fríos al común de los
mortales. Ya sea el descubrimiento del bosón de Higgs o una nueva
datación del comienzo de la vida.
Y un universo plano no deja de ser inaccesible. Pese a todo no le falta
interés. Porque la diferencia entre éste y uno curvo es tanta como la
que pueda haber entre una Tierra plana con un precipicio en su borde y
una redonda.

Diez problemas para entenderse

Hoy se cierra oficialmente la central de Chernóbil, en Ucrania. La
Estación Espacial Internacional tiene un presupuesto de unos 12 billones
de pesetas (a repartir entre 17 países). El nuevo acelerador de
partículas del CERN, en el que tratarán de desentrañar los detalles
ínfimos de la materia, comenzará a funcionar en 2005, después de haber
gastado más de medio billón de pesetas, una cantidad similar a la que el
consorcio público invirtió en el proyecto Genoma Humano…

La mayor parte de esto lo pagan los contribuyentes. Los nuevos proyectos
científicos. Y sus errores también. Bien es verdad que a cambio reciben
sustanciosos beneficios (un 20% de la electricidad española es de origen
nuclear, y la World Wide Web, salió, a fin de cuentas, del CERN). Pero
la ausencia de diálogo entre la comunidad científica y el público puede
acabar fragmentando nuestra sociedad en "dos culturas" incomunicadas. No
hay ejemplo más esclarecedor de esto que la profunda división que existe
entre la opinión pública y la comunidad de expertos sobre los alimentos
y los cultivos transgénicos.

Como hace cien años, los científicos también se han dedicado, en este
confuso final de milenio, a consignar los diez problemas más importantes
que se abordarán en la próxima centuria (ver EL PAÍS 27 de octubre),
pero su lista sólo recoge los enigmas que acucian de puertas adentro del
laboratorio. Physisc World enumera en su edición de diciembre otra
decena de problemas que los científicos y su público habrán de solventar
fuera de las salas inmaculadas de los centros de investigación.

Un híbrido entre genes y el WWW

El GEML (Genetic Expression Markup Language) no sustituirá al HTML (el
lenguaje mayoritario con el que se programa en la WWW), pero quizá
resuelva un grave problema al que se enfrentan los investigadores en
genética: la ausencia de estandarización en la información sobre genes y
secuencias de ADN. Los genes descubiertos (ya sean estos de humanos,
levaduras, bacterias o plantas) son depositados en distintas bases de
datos repartidas por todo el mundo, a las que se puede acceder desde la
red. Pero la falta de normalización en la descripción que se hace de
estos datos dificulta enormemente la búsqueda de información a los
genetistas.
El GEML pretende facilitar la tarea. Nature anunció el pasado lunes que
adopta este lenguaje, según cuentan en Wirednews.

Artículo en New Scientist
http://www.newscientist.com/features/features.jsp?id=ns226943
Artículo Los 10 retos más intrigantes de la Física
http://www.elpais.es/p/d/suplemen/futuro/9fut27a.htm
Artículo en Physisc World http://physicsweb.org/article/world/13/12/3
Wirednews http://www.wirednews.com/

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

LA CÁMARA DE LOS COMUNES APRUEBA LA CLONACIÓN DE EMBRIONES HUMANOS CON
FINES TERAPÉUTICOS

En una decisión histórica, la Cámara de los Comunes británica ha
aprobado hoy, por 366 votos a favor frente a 174 en contra, permitir la
clonación de embriones humanos menores de 14 días con fines
terapéuticos.
La votación, celebrada tras un debate de casi cinco horas, modificará la
ley de fertilización humana y embriología de 1990, que sólo acepta la
investigación con embriones humanos apenas formados en áreas muy
específicas como la contracepción o las enfermedades congénitas.

Los científicos argumentan que el "cultivo" de esos embriones para
obtener sus células madre, las que dan origen a los órganos de un ser
humano, permitirá investigar posibles curas a enfermedades degenerativas
como el Parkinson o la fibrosis quística. Aseguran además, que al
eliminarse los obstáculos legales y con la aplicación de la tecnología
usada para la clonación de la oveja Dolly se abrirá un camino
revolucionario en los próximos años para la medicina.
En cambio, los grupos provida se han mostrado totalmente contrarios a
este supuesto porque consideran que es moralmente incorrecto, ya que en
el futuro podría abrir el camino a la clonación de humanos y a que la
ciencia sea utilizada como un capricho.

En la sesión parlamentaria de esta tarde los diputados han tenido voto
libre y no han estado obligados a apoyar las posiciones de sus partidos
en un asunto como éste, que tiene tantos interrogantes éticos y morales.
Los que apoyan un cambio en la legislación quieren dejar claro que
aunque se podrían clonar embriones, las nuevas leyes especificarían que
está prohibido tajantemente el uso de la genética para la "fabricación"
de seres humanos.

Por otro lado, el presidente de la Asociación Medica Británica,
partidario de la clonación, ha escrito a todos los parlamentarios para
que votaran a favor. Además, este es un tema que sé esta siguiendo con
gran interés por las personas que han sufrido apoplejías.
Según el director de la Sociedad de Parkinson, Robert Meadowcroft, la
votación afirmativa de los diputados supone grandes esperanzas para los
afectados, ya que 120.000 personas sufren esta enfermedad en el Reino
Unido.

                           ------------------

El Correo  http://www.elcorreodigital.com/

DINOSAURIOS NUEVAS HUELLAS FÓSILES EN LA RIOJA

Félix Pérez Lorente confirmó ayer que dos ganaderos acaban de descubrir
tres nuevos yacimientos de huellas fósiles de dinosaurio en la localidad
riojana de Hornillos en Cameros. Uno de los grupos de huellas fue
localizado con la ayuda de una vaca. Los hermanos Santos Martínez
observaron cómo una de sus reses lamía repetidamente una roca. Al
observarla de cerca, vieron que contenía una huella de dinosaurio.





_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.