Inicio > Mis eListas > el_esceptico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 77 al 106 
AsuntoAutor
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
=?x-user-defined?Q Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
EL ESCÉPTICO DIGIT Pedro Lu
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
EED-lista_antigua
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 91     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: EL ESCÉPTICO DIGITAL - Edición 2000 - Número 86 - 21 de Diciembre de 2000
Fecha:Jueves, 21 de Diciembre, 2000  01:40:48 (+0100)
Autor:Pedro Luis Gomez Barrondo <gargantua @..........es>

=====================================================================

                           EL ESCÉPTICO DIGITAL

       Boletín electrónico de Ciencia, Crítica a la Pseudociencia y
Escepticismo
       © 2000 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

    Edición 2000 - Número 86 - 21 de Diciembre de 2000

Boletín de acceso gratuito a través de:
http://www.elistas.net/foro/el_esceptico/alta

=== SUMARIO =========================================================

  - Arabidopsis Thaliana: de mala hierba a reina de la genómica.

  - La Vida manipula la Vida.

  - Quiropícaros y Osteolistillos.

  - Espías del Futuro.

  - ¿Alien Life?.

  - Autismo: Una dieta que cambia la vida..

  - Tom Kirkwood, gerontólogo: "la biología no ha programado la vejez,
sino la supervivencia".

  - Alternativas a la metadona.

  - Enseñar al cuerpo a curarse.

  - Los veranos tórridos serán cinco veces más frecuentes en España en
2020.

  - Sobreinformación y mala información.

=== NOTICIAS =========================================================

ARABIDOPSIS THALIANA: DE MALA HIERBA A REINA DE LA GENÓMICA
Por: Javier Armentia

La semana pasada se presentó el genoma completo de una planta común, que
suele aparecer al borde de los caminos, a veces conocida como “oruga”.
El nombre científico de esta humilde planta con flores blanquecinas es
Arabidopsis Thaliana y aun no siendo interesante como alimento o
forraje, ni teniendo utilidad agrícola o farmacológica, fue elegida hace
diez años como la primera especie cuyo código genético iba a ser
secuenciado. Así, el primer artículo científico sobre esta planta
aparecía en 1964, pero eran más de mil los que se publicaban el año
pasado.

Sin duda, una de las primeras preguntas que cualquiera puede hacerse es
el porqué de la elección. Por un lado, la Arabidopsis es una planta
sencilla, con cinco cromosomas, pequeña, bastante prolífica, con tiempo
de reproducción corto y que se cultiva fácilmente, de manera que
conseguir muchos ejemplares y diversas generaciones de la misma es un
proceso corto y sencillo... es decir, también barato. Pero por otro,
esta pequeña planta, que pertenece a la familia Brassilaceae, como la
col o la mostaza, es un buen ejemplo de planta con flores, y sus genes
son compartidos por muchas otras especies más complejas (unas 250.000).
Con el genoma de la Arabidopsis se avanza un importante camino en el
conocimiento de genes fundamentales para el desarrollo de casi cualquier
planta. El control, por ejemplo, de los genes que regulan el crecimiento
de una planta, sería fundamental para una ingeniería de plantas de
cultivo, con las que se conseguirían mejores rendimientos.

El proyecto de investigación, AGI (Iniciativa para el Genoma de la
Arabidopsis) compuesto por más de doscientos científicos que trabajan en
35 instituciones diferentes, ha presentado sus resultados en la revista
Nature. Y lo ha hecho en un tiempo récord, porque fue en 1996 cuando se
comenzó la secuenciación de genes. Pero la labor no ha terminado, porque
ahora mismo nace el Proyecto Arabidopsis 2010 que pretende, en 10 años,
conocer la función de los 25.900 genes identificados en la planta. Por
el momento se ha experimentado sólo con 1.000 de ellos, y se sabe
aproximadamente para qué pueden servir unos 14.000, aunque aún falta la
experimentación. Del resto, queda todo por hacer. Afortunadamente para
los investigadores, el trabajar con una planta tan prolífica y sencilla,
facilitará experimentar con estos genes, consiguiendo su expresión o
inhibición en diferentes generaciones cultivadas y pudiendo así
comprender la función de cada uno. Algo que nunca se podrá hacer con los
genes humanos, por razones obvias.

En cualquier caso, a pesar de su sencillez comparativa (no ya con el ser
humano, con nuestros 100.000 genes; sino con otras plantas como el maíz,
que tiene el triple) el genoma de Arabidopsis no es tan trivial. Es más
denso y tiene menos zonas en blanco (sin usar) que el humano. El genoma
de una especie está codificado en una o varias moléculas de ADN, esa
molécula lineal de doble hélice de estructura relativamente sencilla,
pero con una enorme capacidad de almacenar información, codificada en
forma de pares de bases nitrogenadas. Se puede hacer una analogía del
ADN pensando en un vocabulario sencillo, formado por esas bases que, de
tres en tres (los codones) codifican información necesaria para producir
aminoácidos. Estas palabras realmente van componiendo un texto que, en
diversas zonas, compone una instrucción determinada, normalmente la
receta para producir una proteína. Pero no toda la cadena contiene
información. Por ejemplo, el ADN humano tiene más de 3.000 millones de
pares de bases (estirado el material cromosómico de una sola célula
tendría varios centímetros). Pero la Arabidopsis sólo 140 millones; es
decir, más de veinte veces menor en “longitud”, pero sólo una cuarta
parte en número de genes.

Comparar, en cualquier caso, ambos genomas, no serviría de mucho si no
fuera porque compartimos con las plantas algunas funciones básicas: por
ejemplo, la capacidad de desarrollar ciertos tipos de cáncer o el
envejecimiento prematuro celular, o incluso alguna enfermedad
relacionada con la capacidad de absorber ciertas sustancias (por
ejemplo, la enfermedad de Wilson, un envenenamiento por la incapacidad
del organismo de eliminar el cobre). Se estima que la mitad de los genes
de la Arabidopsis se comparten con bacterias, hongos y animales. He aquí
un ejemplo en práctica de la necesidad de preservar la biodiversidad: el
material genético de una especie contiene información susceptible de ser
leída en el futuro, y podría resultar que fuera crucial para un uso que
todavía no se conoce. Por el momento, con el genoma de la Arabidopsis
disponible públicamente ya para la comunidad científica, cabe esperar
que pronto empecemos a ver aplicaciones comerciales en especies
cultivables, como el arroz o el maíz.

Cientos de genomas

Con el genoma de Arabidopsis se dispone ya de la secuenciación completa
de los tres tipos de eucariotas: plantas, animales y hongos. Los
primeros genoma de animales completados fueron el de la mosca del
vinagre, Drosophila melanogaster, y el del gusano Caenorhabditis
elegans; el del primer hongo, el de la levadura, Saccharomyces
cerevisae. Obviamente, el que mayor interés despierta, también el que
mayor esfuerzo humano, tecnológico y económico tiene es el genoma
humano. Pero no son los únicos.

Actualmente existen proyectos en marcha para más de 70 especies de
plantas, animales, hongos, bacterias o virus. Perros, vacas, cerdos,
ratones, gallinas o peces cebra; los microorganismos causantes de
enfermedades como la lepra, la tuberculosis, la malaria; bacterias como
la Escherichia coli; virus como el de la gripe o el del cólera; plantas
como el arroz, el guisante o el maíz... Muchos de estos proyectos están
teniendo importante financiación privada, especialmente en aquellos
sectores donde se espera un aprovechamiento biotecnológico rápido de
esta información. En general, el estudio de cada una de estas bases de
datos genéticos es importante en si mismo, pero la Genómica, la ciencia
que agrupa a quienes investigan los códigos genéticos, se va a ver
impulsada especialmente por la posibilidad de cruzar los datos:
descubrir qué genes funcionan en diversas especies, qué lazos comunes se
tienen entre ellas. También permitirá facilitar la implantación de genes
de unas especies en otras, es decir, la proliferación de técnicas
transgénicas. ¿Un nuevo mundo a la vez apasionante y aterrador?

                           ------------------

LA VIDA MANIPULA LA VIDA
Por: Luis Alfonso Gámez

Terapia génica, clonación, prolongación de la vida, fabricación de
órganos de repuesto para transplantes... El último tramo del siglo XX ha
marcado el inicio de una revolución de la medicina, de la mano de la
genética, que puede reportar en el futuro grandes beneficios al ser
humano. Pero, al mismo tiempo, a nadie se le escapan las implicaciones
éticas y el riesgo de desmanes que conlleva la manipulación de la vida.
Es esta realidad la que explora Javier Sádaba en 'La vida en nuestras
manos', una obra en la que el filósofo da sus respuestas a los dilemas
éticos que suscitan los avances de la biomedicina.

Lejos del alarmismo infundado, pero temeroso de que los poderes
económicos empleen este nuevo conocimiento exclusivamente en su
beneficio, y no en el del conjunto de la Humanidad, Sádaba plantea su
trabajo como un libro que «anima a luchar por una aplicación a la
existencia de los avances biomédicos reales o casi reales». Frente a
quienes colocan a un ente superior como árbitro de todo debate, él pone
en el centro al hombre. De ahí que base sus juicios en una ética laica y
en el conocimiento científico. Son éstos –ética y ciencia- los dos
bastones que, en su opinión, han de servir de apoyo a «una Humanidad
dispuesta a conquistar sin destruir, a vivir sin matar, a gozar con el
mínimo sufrimiento».

Sádaba advierte que, en esa aventura ya iniciada, hay tres principios
básicos que deben conjugarse: «la conciencia de que debemos avanzar en
el conocimiento crítico de la realidad», «el respeto a los hechos que la
ciencia va descubriendo» y «una moral exigente que haga de los derechos
humanos más que una palabra». Si la revolución biomédica se cimenta
sobre ese trípode, los beneficios para el conjunto de la Humanidad
resultarán incuestionables. Para lograrlo, es imprescindible, como
apunta el filósofo, una ciudadanía informada -algo de lo que estamos
lejos en lo que se refiere a ciencia y tecnología- que se implique en la
toma de decisiones y no deje éstas en manos de los responsables
políticos y los poderes económicos.

En un momento en el que legisladores y pensadores van a remolque de los
avances de la tecnociencia, faltan referentes para que la opinión
pública, que va ser en último término la beneficiada o perjudicada por
estas aplicaciones, sepa situar el debate en sus justos términos. En ese
sentido, “La vida en nuestras manos” ofrece al lego las claves para
acercarse al mundo de la biomedicina y, al margen de las opiniones del
autor, llegar a sus propias conclusiones.

Javier Sádaba: ”La vida en nuestras manos”
Ediciones B. Barcelona, 2000. 297 págs. 2.200 ptas.

                           ------------------

QUIROPÍCAROS Y OSTEOLISTILLOS
Por: Esteban Comamala.

No hay idea estúpida,
por más absurda e inverosímil que parezca,
que no encuentre creyentes seguidores y defensores.
(ANÓNIMO, LEY DE HIERRO DE LA PSEUDOCIENCIA)

La osteopatía es una pseudociencia, pseudoterapia, que consiste en
manipular huesos y articulaciones que impiden el riego depurativo de la
sangre.
Una variante  de la osteopatía, es la quiropráctica, pseudociencia que
significa  manipular con las manos la columna vertebral, liberando
nervios comprimidos.

El creador de la quiropráctica fue, un tendero de  principios del s.
XIX, un amante de la curación alternativa, sanador magnético, frenólogo,
y osteópata, que buscando la causa única y última de la enfermedad,
desarrolló la teoría de las subluxaciones. ( La frenología consiste en
determinar a través del estudio del cráneo la personalidad y tendencias
sociales del ser humano. Fue una teoría, muy de moda a principios del s.
XX, y constituyó una primera aproximación científica al  racismo. El
frenópata era el que  estudiaba dicha teoría y mandaba a la gente al
frenopático. Un frenólogo contemporáneo es Arzallus, dirigente político
vasco que sostiene que el cráneo del vasco de pura raza es
inconfundible. Frenología y  nacionalismo escapan decididamente de la
intención de este articulo: pintan bastos)

A lo que iba, para el quiropráctico, las enfermedades no existen, pues
los gérmenes se encuentran tanto en las personas sanas como en las
enfermas. Los quiroprácticos, sostienen abiertamente que la inmunización
no previene las enfermedades. Entre otras  sandeces,  se posicionan en
contra de la fluoración del agua y de la pasteurización de la leche.
Para el  quiropráctico, la columna vertebral es la llave de la salud y
de la enfermedad, pues se producen una serie de subluxaciones
vertebrales. Estas subluxaciones presionan nervios, alterando el flujo
nervioso,  lo que dificulta el paso de una energía que denomina fuerza
vital congénita. El quiropráctico se dedica a localizar mediante  su
extraordinario sentido del tacto la subluxacion, click, click, la pongo
en su sitio y la naturaleza hará el resto pues se ha restablecido el
flujo vital. Mas o menos como el acupuntor y sus meridianos energéticos
pero aquí, en vez de llamarlo QI (chi)  se denomina fuerza vital
universal.

Ante todo, quiero aclarar que la  quiropráctica y la osteopatía  nada
tienen que ver con la biomecánica o kinesiología - ni con la
fisioterapia - que trata del  estudio científico del movimiento:
relacionando anatomía, mecánica, y movimiento. Estas disciplinas
científicas  sufren el acoso de  piratas y filibusteros  que  a la
ciencia biomecánica le añaden  el sustantivo “aplicada”, titulo  que
sirve para darle a una colección de estupideces e imbecilidades un
paraguas científico.

Tenemos pues una fuerza que está “ahí ” y siento no poder concretar el
“ahí “, unas vértebras que se mueven a su antojo,  unos nervios
comprimidos y un  quiropráctico que  va a poner las cosas en su sitio:
click, click…

Una ilusión,  soberana de la anterior es pretender trasladar la teoría
de las subluxaciones al caballo, motivo del presente articulo. Para
darse cuenta de la barbaridad y del desconocimiento profundo del que lo
pretende, basta con visitar un matadero  y para ahorrarse el madrugar,
sirve también un atlas de anatomía.
Las subluxaciones no existen, nunca se han podido demostrar en
radiología, lo que sí esta muy claro, es que para que una vértebra
presione un nervio espinal, debe existir luxación completa,
desvertebración.

La energía vital, la fuerza universal, son conceptos antiguos que no
deberían de abandonar el campo de lo espiritual, de lo místico, de lo
metafísico. Pero hete aquí que profesionales de las ciencias de la
salud, presumo que nostálgicos de la geografía alternativa -de la tierra
plana, del centro del universo, de la creación-,  partidarios de los
humores, de la química de los cinco elementos,  se abrazan a medicinas y
procedimientos en profunda contradicción con los principios básicos de
la física, química, fisiología y  bioquímica.

Cuando un vitalista de la estirpe,  presume de curar cáncer, SIDA,
herpes, afirmando que no son mas que dolencias de origen emocional, que
lo que duele cura... Cuando escarbas en la medicina tradicional china,
medicina depredadora donde las haya: el cuerno del rinoceronte, la
polla del tigre, la bilis del oso, animales exterminados y torturados
bajo el argumento de que de lo que se come se cría…medicina que vende el
saquito mágico lleno de hierbas que todo lo curan, siempre que lo lleves
cerca del ombligo…Cuando unos hablan de química combinatoria, de cribado
farmacológico de alto rendimiento, de farmacogenética, de biotecnología,
de bioinformática...mientras otros recuperan el Aliento Divino, La
Visión,  Los Poderes,  La Fuerza, y  Lo Oculto... es que algo se cuece.

En ciencia, lo imposible de reproducir, de especificar y de significar,
en nuestro caso en el ejercicio clínico, se convierte en algo imposible
de demostrar e imposible de refutar, caldo de cultivo en el que colea el
acróbata místico-científico.

La lista de razones por las cuales algunos veterinarios, médicos y
farmacéuticos apoyan estos procedimientos comprendería entre otras las
siguientes:
· Por dinero.
· Por falta de sentido critico.
· Por ignorancia. Cuesta entender la estupidez ajena cuando se cuenta
con una base científica mediocre.
· Por desgaste profesional,  baja autoestima que conlleva una perdida de
identidad y  al súbito e inexplicable abrazo al rollo oriental y
similares.
· Por pereza y aburrimiento.
· Por tendencias psicopáticas y paranormales, estado mental paranoide.
· Por pertenencia a cualquiera de los siguientes grupos: crédulos,
egomaníacos, profetas, mesiánicos, etc.

Los caminos del quiropráctico son inescrutables, a muchos nos ha llegado
una invitación para poder pagar cerca de un cuarto de millón, matricula
de un curso de fisioterapia para caballos que organizan las “Escoles
Universitaries Gimbernat”, escuelas de apoyo y extensión a la ciencia y
cultura universitaria, nada que decir.

Al grano. Profesores reconocidos por la comunidad científica  imparten
materia. Entre ellos, figuran un acupuntor y un quiropráctico. ¡Ver para
creer!.  Parece que la familia universitaria se presta a todo, incluso a
otorgar el titulo del curso, previo pago eso sí de un puñado de pesetas.
La acreditación universitaria tiene siempre un precio.
Así mismo, hemos recibido noticia de que en la sede del COVB se va a
impartir un curso de acupuntura, y una charla  de osteopatía equina.
Dicho de otro modo el COVB ampara de esta forma  una serie de
procedimientos inseguros, no demostrados, que en ocasiones rozan el
fraude y  contradicen los estatutos.
Ya puestos ¿porque no un curso acelerado de Ciencia Cristiana,
Musicoterapia, Bioresonancia o Piramidología?.

Lo peor de todo es que lo hace una institución creada para regular el
ejercicio de la profesión, resucitando con su actitud métodos jamás
probados y desacreditados por el resto de las ciencias medicas, y
profesionales de la salud.

                           ------------------

El Correo http://www.elcorreodigital.com/

ESPÍAS DEL FUTURO
Por: Manuel Alcántara

Diciembre es el mes preferido por los profetas. Cuando el año se
aproxima a su final se levanta la veda de los adivinos que, previo pago
de su importe, nos explican el contenido del calendario próximo. El
asunto nos interesa a todos, ya que «el porvenir es el lugar donde
tendremos que pasar el resto de nuestros días» y, dado que el ser humano
es un animal crédulo, los profetas hacen su agosto en pleno invierno.

Los griegos decían que el futuro duerme en las rodillas de los dioses,
pero los magos con cucurucho y bola de cristal lo traquetean hasta
despertarlo, momento que los dioses aprovechan para estirar las piernas
y dar patadas a los pobres seres humanos, que no podrán cambiar hasta
que ellos cambien. Quizá este año, con eso del rollo del milenio, se
estén registrando más profecías que nunca, pero no quiero referirme a
las que hacen los farsantes más conocidos por su comparecencia en la
tele, sino a quienes hacen prospecciones aproximadamente científicas.
Gente seria que se equivoca de acuerdo con sus cálculos más rigurosos,
después de haber acopiado todos los datos. Según un informe
estadounidense, que ha oteado cómo será la vida en los próximos quince
años, continuará el declive de Rusia, que no levantará cabeza en mucho
tiempo. Peor casi es lo que le espera a China, a pesar de su avance
económico. No se sabe por qué las predicciones son siempre sombrías.
«Abominad de la boca que anuncia zodiacos funestos», aconsejó Rubén
Darío, pero las malas nuevas siempre se divulgan más que las buenas. Por
eso hay quien dice eso de «que sea lo que Dios quiera, que nunca será
nada bueno».

Hace algunos años, treinta o cosa así, nos profetizaron que para el 2000
habría lunas artificiales alumbrando la noche y las ciudades estarían
climatizadas. Se equivocaron los porveniristas, que también daban por
hecho que el vuelo individual se habría extendido y la gente poblaría el
aire, cada uno con una pequeña mochila y una hélice, llamando
‘dominguero’ al que chocara y le hiciera un bollo. Nada de eso ha
sucedido, pero los profetas nunca se disculpan.

                           ------------------

ALIEN LIFE
United Press International
Noticia enviada por: Luis R. González Manso
Versión en español por: Julio Arrieta (ARP-Traductores)

Científicos galeses afirman haber descubierto lo que podría ser una
minúscula forma de primitiva vida alienígena, que un cometa de paso
cerca de la tierra arrojó a la atmósfera, según reportó el diario
London's Daily Mail.

Los investigadores, según el Daily Mail, dijeron que en el filtro de un
globo de vuelo alto, operado desde el Indian Space Research
Organization, encontraron una extraña bacteria diferente a cualquier
otra de la tierra. La bacteria fue encontrada a un a altura de 10 millas
y científicos del ISRO, de la Cardiff University y  de la Universidad de
Gales College of Medicine dijeron que debía venir de un cometa en
aproximación cercano a la tierra.

El profesor Chandra Wickramasinghe, docente en la Universidad  de
Cardiff, dijo que el descubrimiento marcaba "la primera vez en que hemos
tenido evidencia directa de la hipótesis de que los cometas llevan vida
sobre otros planetas".

Wickramasinghe y el astrónomo Fred Hoyle sugirieron hace más de dos
décadas la teoría de la "panspermia", la teoría de que los comienzos de
la vida, tanto ADN como microbios, podrían ser transportados por
asteroides y cometas para ser arrojados sobre planetas como la tierra y
así germinar posteriormente vida.
La bacteria hallada en el filtro del globo "es de una clase
desconocida", dijo Wickramasintghe. "Es tan diferente de todo lo
conocido que hemos visto antes que sólo hay dos posibles explicaciones".
Una, dijo, "que el organismo haya sido expulsado desde la tierra hasta
mucha altura y que de alguna forma se haya multiplicado allí y haya
cambiado con el tiempo". La otra, dijo, es "que sea un ejemplo de forma
de vida primitiva alienígena".

El periódico informó de que muestras de la bacteria están siendo
sometidas a estudio en el Astrobiology Center de la Universidad de
Cardiff, en el que trabajan conjuntamente el equipo de Wickramasinghe,
científicos del ISRO e investigadores del College de Medicine de la
Universidad de Cardiff.

Wickramasinghe rechazó la posibilidad de que la forma de vida sea un
resultado de la contaminación de la tierra. Según él, el ISRO ha
asegurado las necesarias condiciones de esterilidad a bordo del globo
con el fin de evitar dicha posibilidad.
"La evidencia geológica más reciente sugiere que la vida en la tierra se
remonta a cuatro mil millones de años", dice el profesor. "Es un tiempo
muy significativo porque era una época en la que la tierra era
bombardeada por meteoros y cometas".

Pero esta teoría no es universalmente aceptada en círculos científicos.
El Daily Mirror entrevistó a Alan Penny un astrónomo del Britain's
Rutherford Appleton Laboratory, que prevenía: "debemos ser cautos antes
de lanzar conclusiones". "Afirmaciones extraordinarias", dijo,
"requieren evidencias extraordinarias".

Para más información:
Daily Mail http://www.mg.co.za/mg/
Daily Mirror http://www.mirror.co.uk/
Cardiff University http://www.cf.ac.uk/
University of Wales College of Medicine http://www.uwcm.ac.uk/
Panspermia Theory http://www.wickramasinghe.freeserve.co.uk/
Indian Space Research Organization http://www.isro.org/

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

AUTISMO: UNA DIETA QUE CAMBIA LA VIDA
Por: Antonio Calvo Roy – Madrid

La alimentación especial sin gluten ni caseína no cura a los afectados,
pero alivia los síntomas

El autismo es un enigma sin resolver. No se conocen las razones por las
que algunos niños no comprenden el mundo en el que viven, son incapaces
de relacionarse con él y permanecen instalados en una nube que puede ser
despistada o violenta. Sin embargo, cada vez parece más claro que el
trastorno está relacionado con una gran cantidad de péptidos en el
sistema nervioso central, agudizado por una mala asimilación del gluten
y la caseína. Los niños autistas viven bajo un cuadro de saturación de
opiáceos: cambiar la dieta es cambiar la vida. Los niños que han sido
sometidos a una dieta especial sin gluten ni caseína han experimentado
una notable mejoría. No se curan, y los que padecen un retraso mental
siguen teniendo esa limitación, pero aprenden más.

"En lo primero en lo que hay que insistir", dice el doctor David
Mariscal, experto en nutrición, "es en que esto no es un milagro. El
autismo no se cura. Pero en los casi cuatro años que llevo tratando a
niños autistas he comprobado que en la mayoría de los casos se producen
unas mejorías notables". Mariscal empezó a tratar niños autistas de la
mano de Ángel Rivière, catedrático de Psicología en la Universidad
Autónoma de Madrid, fallecido el año pasado, una de las mayores autorida
des en esta materia. "Nos pusimos en contacto, me contó las
investigaciones que se habían hecho en otras parte del mundo con la
dieta para autistas y enseguida empezó a mandarme pacientes. De las 20
familias con las que comencé, unas 15 siguen cumpliendo la dieta y los
cambios que se aprecian en los niños son muy grandes".

El gluten y la caseína son los responsables del aumento de péptidos, así
que la dieta consiste en suprimirlos. El gluten está presente en el
trigo, la cebada, la avena y el centeno, y la caseína en la leche y
todos sus derivados. "Pero no se puede suprimir de golpe esta
alimentación, porque si no, los niños sufrirían algo muy parecido al
síndrome de abstinencia. No hay que olvidar que estos péptidos,
gliadinomorfina y casomorfina, son estructuralmente muy parecidos a las
endorfinas, así que lo que producen es una sensación de bienestar que el
cuerpo quiere mantener". Como parece que la caseína tiene una influencia
mayor, es lo primero que se quita, "y el gluten, seis u ocho semanas
después".

¿Hasta qué punto una disminución de todo lo que lleve pan de trigo y de
la leche y todos sus derivados puede generar carencias en la
alimentación de los niños? David Mariscal asegura: "Se piensa que la
leche es insustituible, pero no es verdad. Ahora se hacen leches de
almendra y de soja que se pueden complementar, si es necesario, con
calcio. Además, se pueden añadir a la dieta polivitamínicos, aunque yo
he podido comprobar en mis pacientes que no tienen ningún problema de
crecimiento. Y, en todo caso, las mejoras son tan grandes que siempre
merecería la pena".
Aunque las razones de esta mayor presencia de péptidos no se conocen con
exactitud, ésta podría deberse a una mayor permeabilidad de las paredes
del estómago de estos niños o a un problema de los enzimas que tienen
que degradar estas proteínas y que no lo hacen adecuadamente. "Sean las
causas que sean, lo que está claro son sus efectos", dice Mariscal.

Englobados bajo una relación imposible con lo que les rodea, incluidos
sus padres, hay una serie de rasgos bastante frecuentes aunque con
distinta intensidad en los comportamientos de los niños autistas. Son
hiperactivos, duermen mal, sufren diarreas crónicas, tienen enormes
dificultades con el lenguaje, padecen obsesiones y, sobre todo, son
incapaces de tener empatía social. "De una manera diferente en cada
paciente, a los seis o siete meses del tratamiento hemos podido
comprobar que algunos de estos síntomas mejoran", dice Mariscal. "Y
conseguir que un niño que no dormía duerma seis horas supone un cambio
muy importante, para él y para su familia. Algunos de los niños han
cambiado espectacularmente, pero las mejoras ni son infinitas ni son
exponenciales", advierte.

Adela Castañón, médico, es la madre de Javier, un niño autista que ha
seguido la dieta. "Comencé con la dieta hace dos años, cuando mi hijo
tenía siete. Ahora está más en el mundo. Entonces no tenía lenguaje, ni
comunicación ninguna y ahora lee, escribe, ha aprendido a sumar y ya
está empezando a restar. Dibuja una cosa y me pregunta que qué es, pero
no como lo indios, lo dice claramente, bien pronunciado". "Pero", añade
rápidamente, "no hay que pensar que la dieta es milagrosa y que cura a
los niños sin más. Los primeros seis meses son muy difíciles y no todos
los niños mejoran igual. Pero si tienes la suerte de que mejore, como el
mío, las diferencias son muy grandes. Una vez que se pasa el tirón del
principio, luego ves que vale la pena".

Castañón se ha convertido en "ferviente defensora de la dieta"; "aunque
antes era escéptica. Me sonaba a ciencia-ficción, también porque cuando
oí de ella por primera vez, mi hijo no masticaba y hubiera sido
imposible hacerla. Me hice de la asociación de celiacos, que te mandan
una guía con las marcas y los productos que no tienen gluten, y he
comprobado que no es muy difícil seguir la dieta. Toma leche y yogures
de soja".

Para Juan Martos, psicólogo, discípulo de Ángel Rivière y director del
colegio Leo Kanner para niños autistas, "la mejoría que produce la dieta
y que repercute en el estado general, bien porque estén más tranquilos,
o duerman mejor o lo que sea, amplía inmediatamente sus posibilidades de
aprendizaje. Se nota que son capaces de llegar más lejos, aunque nunca
alcanzan un comportamiento social normal".
"Todos los niños autistas que hacen la dieta sienten, en mayor o menor
medida, la mejoría. Y al mejorar la predisposición al aprendizaje, son
capaces de centrar la atención, de aprender más cosas en menos tiempo".
Pero, aclara Martos, "el 75% de los casos de autismo está unido a un
retraso mental, y éste no se ve afectado por la dieta".

En el colegio para niños autistas Leo Kanner, en Madrid, se va a
instaurar una dieta sin gluten ni caseína para todos los niños por
primera vez en España. Carmen Monsalve, logopeda, será la coordinadora
de este proyecto. "Lo que hemos hecho ha sido mantener reuniones con
todos los padres, proporcionarles información y bibliografía. Vamos a
empezar después de las vacaciones de Navidad, porque ésta sin duda es
una época peor para hacer cambios en la dieta".

Uno de los problemas para realizar una dieta sin gluten ni caseína es
saber qué productos pueden tomar. El colegio se está poniendo en
contacto con fabricantes de alimentos para que especifiquen con
exactitud qué productos los tienen, ya que no siempre está claro en las
etiquetas. En muchos casos, coinciden con los que figuran en la dieta
para niños con enfermedad celiaca, que sufren intolerancia al gluten,
"pero, además de no llevar gluten, tenemos que tener cuidado para que no
tengan tampoco derivados lácteos", explica Monsalve.

Exceso de opiáceos

Las primeras investigaciones sobre dieta y autismo las llevó a cabo en
1979 Jack Panksepp, profesor de Psicología de la Universidad Pittsburg,
en EE UU. Experimentos posteriores demostraron, utilizando ratas de
laboratorio, que un exceso de opiáceos provocaba cambios en el
comportamiento de las ratas. Y, al revés, que la disminución de estos
productos volvía a provocar comportamientos normalizados.

Lo que, sin embargo, no está todavía claro es por qué se produce el
autismo. Un gen situado en el cromosoma 7, según algunos indicios,
podría ser responsable de la enfermedad, aunque otros expertos piensan
en causas exclusivamente psicológicas, y otros en trastornos metabólicos
desde el momento de la gestación, o en una mezcla de algunas o todas
ellas.
Paul Shattock, uno de los investigadores que más ha profundizado en la
relación de opiáceos y autismo, ha analizado la orina de 1.200 niños
autistas, y ha encontrado en ellos una alta concentración de estas
sustancias. Shattock, incluso, sugiere como posible causa de la
enfermedad un exceso de estos péptidos en el útero materno durante el
embarazo.

El autismo fue descrito por primera vez en 1943, por el psiquiatra Leo
Kanner. Encontró coincidencias en 11 niños a los que trataba, extrañas
alteraciones que no se daban en ningún otro tipo de pacientes. Hasta
ahora se consideraba que había un niño autista por cada 2.500
habitantes, "pero la cifra está siendo revisada", afirma Juan Martos.
"En algunos países de nuestro entorno ya se habla de un caso por cada
250 habitantes, lo que se debe a una suma de factores, pero sobre todo a
que cada vez se diagnostica mejor la enfermedad".
En cuanto al sexo de los enfermos, la relación suele ser de cuatro
chicos por cada chica "aunque las chicas, cuando lo tienen, lo tienen
muy marcado, muy profundo", añade.

Uno de los errores más habituales que se produce al referirse al autismo
es pensar que es una enfermedad que afecta a todos por igual. "No se
puede hablar, dice Martos, de blanco o negro; el autismo es un continuo,
entre el niño más afectado y el menos, con muchísimos matices. Y cada
uno con un comportamiento diferente, aunque todos tengan patrones
comunes".

Algunos de los niños son extremadamente inteligentes o, al menos,
capaces de alardes de inteligencia, como recordar interminables listas
de nombres, realizar cálculos matemáticos complicados o reconocer y
situar cualquier viñeta entre centenares de libros de tiras cómicas.
Está claro que la dieta mejora su estado, pero ésta es una cuestión que
aún debe investigarse más. En Estados Unidos hay una gran presencia de
asociaciones de padres que publican en Internet las listas de los
productos que se pueden tomar, y las narraciones de los progresos son
espectaculares.

En España se está empezando ahora pero, probablemente, el camino que
comenzará con el tercer milenio el colegio Leo Kanner será seguido por
muchos otros.
El colegio lo tiene todo preparado para iniciar el nuevo tipo de
alimentación: "Vamos a empezar después de las vacaciones de Navidad,
porque hacerlo antes no sería el mejor momento", explica Carmen
Monsalve, asesora de problemas de comunicación del centro.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

TOM KIRKWOOD, GERONTÓLOGO, "LA BIOLOGÍA NO HA PROGRAMADO LA VEJEZ, SINO
LA SUPERVIVENCIA"
Por: Xavier Pujol Gebelí – Barcelona

"No existe programa alguno para el envejecimiento ni para la muerte,
sino para la supervivencia". Así lo afirma Tom Kirkwood, profesor de
biología gerontológica en la Universidad de Manchester (Reino Unido) y
presidente de la Sociedad Británica de Investigación del Envejecimiento.
Contrariamente a lo que sostiene un número creciente de científicos en
todo el mundo, Kirkwood se muestra convencido de que la vejez es debida
a la acumulación de daños a nivel molecular, de modo que es el estrés
celular el que marca los límites de la longevidad. Experimentos
recientes con el gusano C. elegans y con cultivos celulares, afirma,
apoyan su controvertida teoría.

Kirkwood, que impartió la pasada semana una conferencia en el Museo de
la Ciencia de la Fundación La Caixa de Barcelona, donde presentó su
último libro, El fin del envejecimiento (Tusquets), admite que su idea
del "soma perecedero" puede levantar suspicacias entre muchos
investigadores. Entre otras razones, porque la idea del programa
biológico que desencadena la vejez como paso previo a la muerte está
"ampliamente extendida". Pero no cuadra ni con sus investigaciones ni
con lo que él considera una evidencia: la estrategia íntima de los
humanos, así como la de otros muchos animales, es asegurar la
supervivencia de generaciones futuras, algo que sólo se logra, razona,
"administrando la energía" de cada organismo, una energía necesaria
básicamente para asegurar el éxito reproductivo.
"Hasta hace poco más de un siglo", dice Kirkwood, "vivíamos en un
delicado equilibrio genético". Un equilibrio que derivaba, en su
opinión, de armonizar los requerimientos energéticos de la reproducción
con los de la supervivencia en un medio hostil. La parte positiva de ese
"pacto genético" se traducía en la posibilidad de tener descendencia y
energía suficiente para velar por ella el tiempo necesario. El éxito
médico y las mejoras sociales, conseguidas sobre todo durante el último
siglo y medio, "han roto ese equilibrio", de modo que con el
envejecimiento se manifiesta "la falta de previsión" de nuestro código
genético. "Reparar errores en los genes o contra el daño celular consume
mucha energía", insiste. Ahora es posible administrarla, continúa,
gracias a la seguridad que ofrece el entorno.

El investigador británico apoya su tesis en resultados experimentales.
En un trabajo publicado recientemente en la revista Evolution, Kirkwood
describe cómo la administración de dietas hipocalóricas a ratones de
laboratorio reduce de forma notable sus niveles de actividad hasta
llegar a un estado casi letárgico. En estas condiciones "los animales
viven más tiempo y desarrollan más tarde las enfermedades propias de la
vejez" pero pagando "un alto precio": la ausencia total de actividad
sexual y una racionalización extrema del consumo de energía. La vuelta a
condiciones normales, asegura, permite recuperar el nivel de actividad
pero acelera el envejecimiento.
La misma explicación encuentra para los últimos resultados obtenidos con
C. elegans. "No existe un gen del envejecimiento", considera, sino un
grupo de genes que, al activarse, aletargan al gusano mientras las
condiciones ambientales son hostiles. Durante ese tiempo, el gusano no
consume energía ni se reproduce, y su longevidad es mayor.

En los humanos la teoría también le cuadra a Kirkwood. La prueba más
definitiva, indica, son experimentos recientes llevados a cabo por su
grupo en Manchester con cultivos celulares de distintas especies
animales. Lo que han visto, tal y como esperaban, es que las células de
los animales con mayor longevidad son precisamente las que mejor
soportan el estrés oxidativo a que fueron sometidas. Ello viene a
demostrar, en su opinión, la inexistencia de un gen del envejecimiento
y, por el contrario, sugiere la existencia de un gen de la
supervivencia.
"Estamos programados para sobrevivir, aunque no indefinidamente". La
clave residiría entonces en dar con alguna fórmula para prevenir o
reducir el daño celular, al tiempo que para fomentar mecanismos
genéticos y bioquímicos que pudieran repararlo. De esta forma, no sólo
se mejoraría la calidad de vida, sino también la longevidad. En
paralelo, Kirkwood considera imprescindible impulsar un cambio de
actitud de la sociedad con respecto a la vejez y al proceso de
envejecimiento.
"Envejecer no es enfermar", sino "acumular errores y daños". En esa
etapa de la vida, concluye Kirkwood, el daño celular es tan manifiesto
que se resienten los tejidos y, por tanto, el organismo entero. En la
medida que pueda combatirse ese daño, por ejemplo acomodando los estilos
de vida, evitando factores de riesgo y aportando fórmulas para frenar
los procesos degenerativos que aparecen con la edad, será posible vivir
más años y en mejores condiciones. Algo que, según la OMS, será más que
habitual en buena parte del planeta: el 20% de la población mundial
tendrá más de 65 años, tres veces más que en la actualidad.

                           ------------------

ALTERNATIVAS A LA METADONA
Por: Ricardo M. De Rituerto – Chicago

Un estudio demuestra la eficacia de dos narcóticos sintéticos

Dos drogas para combatir la adicción a la heroína han demostrado una
efectividad comparable a la del clásico tratamiento con metadona, con la
ventaja de que pueden ser dispensadas tres veces a la semana, en lugar
de la administración diaria que exige la metadona. El tratamiento con
metadona, que se inició en algunos países hace 30 años, ha permitido
estabilizar a miles de toxicómanos, ya que evita los riesgos de muerte
por sobredosis y contagio de sida y hepatitis C, mientras brinda la
oportunidad de intentar un tratamiento de deshabituación a la droga.

Un estudio comparativo sobre el resultado de estas drogas ha sido
publicado en el New England Journal of Medicine de la semana pasada. Un
equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la universidad
norteamericana Johns Hopkins ha comparado por primera vez los
tratamientos con metadona y otros dos nuevos narcóticos sintéticos, el
Orlaam y la buprenorfina, apenas usados: el Orlaam, aprobado en 1993,
porque es cinco veces más caro que la metadona, y la buprenorfina porque
está aún en experimentación.

Los investigadores trataron a 220 adictos a la heroína durante 17
semanas con los distintos fármacos: un grupo con Orlaam y otro con
buprenorfina, tres veces a la semana, y otros dos con metadona, uno con
dosis convencionales (de entre 60 y 100 miligramos diarios) y otro con
una dosis baja de 20 miligramos al día. El estudio demostró que la baja
dosificación es incapaz de mantener al drogodependiente lejos de la
heroína. Los otros tratamientos probaron que el Orlaam es más efectivo
que la metadona en la lucha contra la dependencia: el 36% de los
voluntarios estuvo sin tocar la heroína durante un mes o más. Con el
tratamiento diario de alta dosis de metadona, el porcentaje bajaba al
28%, ligeramente superior al 26% que ofrecía la buprenorfina.

La mayor novedad de los nuevos compuestos es que sólo hay que tomarlos
tres veces a la semana y en el caso de la buprenorfina, que es sólida,
podrá ser recetada por los médicos, mientras que la metadona y el Orlaam
(que son líquidos) son exclusivamente proporcionados en centros de
tratamiento muy regulados y controlados.

En Estados Unidos hay seis Estados en los que ni siquiera se ofrece el
tratamiento con metadona. Un estudio federal publicado el año pasado
indicaba que hay tres millones de norteamericanos que han experimentado
con heroína, de los cuales la tercera parte son consumidores habituales.
Lo que espera Rolley Johnson, jefe del equipo investigador, es que los
nuevos compuestos sirvan para atraer a quienes se sentían incómodos con
la metadona y abandonaron el tratamiento.

Alan Leshner, director del Instituto Nacional de la Drogodependencia,
que ha financiado la investigación, cree que los efectos positivos de
estas alternativas a la metadona servirán para ampliar el número de
opciones con que cuentan los médicos e incrementar el número de
toxicómanos en tratamiento. La buprenorfina, pendiente todavía de
aprobación, será más cara que el Orlaam.

Para más información:
New England Journal of Medicine http://www.nejm.org/content/index.asp

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

ENSEÑAR AL CUERPO A CURARSE
Por: N. Wade – Nueva York

Varias empresas investigan los mecanismos que el organismo desarrolla
para reponer o conservar tejidos

En la película de StarTrek The Voyage Home, que trata de una visita a la
Tierra de hoy desde el futuro, el doctor McCoy se cuela en un hospital
para rescatar al herido Chekov y contempla con horror los bárbaros
instrumentos de la medicina del siglo XX. Con las nuevas herramientas
del genoma y de la biología celular, algunos biólogos tienen la
esperanza de desarrollar tratamientos que podrían no parecer tan ajenos
a los visitantes de dentro de tres siglos: la medicina regenerativa,
basada en los mismos agentes que utiliza el cuerpo para reparar sus
propios tejidos.

La medicina ha utilizado desde hace tiempo los propios poderes curativos
del cuerpo. Las vacunas son un ejemplo. Pero la medicina regenerativa
aspira, no sólo a parchear los sistemas del cuerpo que fallan, sino a
dejarlos como nuevos. Los tratamientos disponibles hoy para las
enfermedades degenerativas, como las artritis, ayudan a sobrellevar la
situación. En este caso, se trataría de sustituir lo tejidos viejos
dañados por otros nuevos y funcionales.
"Cuando sepamos verdaderamente lo que saben nuestras células, la
atención a la salud se revolucionará", asegura William Haseltine,
director ejecutivo de Human Genome Sciences. Thomas Okarma, presidente
de la Corporación Geron, denomina a la medicina regenerativa "un nuevo
paradigma terapéutico" porque se trata de "comprender la sabiduría de la
naturaleza y utilizarla de formas creativas".

Ronald McKay, un experto en células madre nerviosas de los Institutos
Nacionales de la Salud, cree que los tejidos del cuerpo se ensamblan
solos una vez que su fuente o célula madre ha recibido las instrucciones
adecuadas. "Yo no sé cómo hacer un corazón", dice McKay, "pero una vez
que sabes cómo convertir células madre en músculo cardiaco, es fácil".
"Dentro de dos años", vaticina Mckay, "estaremos reconstruyendo hígados
de forma rutinaria, regenerando corazones, construyendo islotes
pancreáticos y poniendo células en el cerebro que se incorporen a los
circuitos normales". Se trata de científicos que trabajan en empresas
comerciales, y están por tanto interesados en magnificar sus hallazgos.
Pero hay algo detrás de estas predicciones optimistas. En los últimos
años se han hecho avances notables en la comprensión de cómo se repara
el cuerpo a sí mismo, especialmente en los campos de los sistemas de
señales y las células madre. Probablemente, el campo que dé frutos más
pronto será el primero. Los 100 billones de células del cuerpo se
gobiernan por medio de un intercambio de señales químicas. Las células
segregan unas señales químicas que influyen en el comportamiento de
otras células, y reciben señales por medio de receptores especiales para
esas señales.

Hasta hace poco, sólo se habían identificado un puñado de esas señales,
como las interleuquinas producidas por los glóbulos blancos y la
eritropoyetina, la proteína de estimulación de las células de la sangre.
Pero Haseltine lleva varios años afirmando que todo el sistema de
comunicaciones del cuerpo humano, un grupo de unos 11.000 factores de
señal y sus receptores, ha sido identificado y captado por Human Genoma
Sciences.
Esta asombrosa afirmación no ha sido creída por los biólogos académicos
porque no se ha informado de ella en las revistas científicas. Pero
Human Genoma Sciences ha solicitado 9.200 patentes de los genes
relacionados con el sistema de comunicación de las células humanas y se
le han concedido patentes en Estados Unidos para 146; ha construido una
instalación para fabricar esos factores y ha propuesto cuatro para
pruebas clínicas. Uno de ellos, conocido como queratinocito, factor de
crecimiento 2, es una proteína que estimula las células de la piel y del
revestimiento interno para curar heridas.

La ruta normal para descubrir nuevos genes es intentar capturarlos en la
secuencia pura del ADN, un reto considerable si tenemos en cuenta que
los genes constituyen sólo el 3% del genoma. Human Genoma Sciences ha
descubierto sus factores con un procedimiento bastante diferente. El
método se basa en el hecho de que una célula hace periódicamente copias
de los genes cuyos productos necesita. Estas transcripciones de genes,
conocidas por los biólogos como ácido ribonucleico mensajero (ARN-m), se
pueden captar y analizar antes de que la célula los degrade. Pero se ha
considerado durante mucho tiempo que el método de captación de las
transcripciones podía dar una imagen muy incompleta del repertorio
genético humano, porque muchas transcripciones se hacen muy raramente y
en cantidades ínfimas por células especializadas.

Haseltine dijo que su empresa había superado esta limitación. Ha
descubierto pruebas para 140.000 genes humanos, muchos más de los que
habían predicho los habituales programas informáticos de búsqueda de
genes. Y de ellos, se han podido identificar aquellos que hacen señales
y los que las reciben. Hay una especie de código ZIP que está
incorporado a la estructura de cada proteína producida por esos genes.
Con la secuencia de 140.000 genes en la mano, Haseltine puso a sus
ordenadores a buscar todos los genes que llevasen el código de
exportación ZIP. Salieron unos 11.000. El logro de Haseltine se ha visto
ensombrecido porque tampoco en este caso ha publicado los resultados en
una revista científica.

Pero si su afirmación fuera cierta, habría realizado una proeza
extraordinaria. Gynther Blobel, de la Universidad Rockefeller, que ganó
el Premio Nobel el año pasado por su descubrimiento, en 1970, del
sistema general de las células para clasificar el código ZIP, dijo que
no podía verificar la afirmación de Haseltine, pero que era muy posible.

La empresa de Haseltine ha elaborado un modelo sistemático para probar
sus factores de señal y ver cuáles se pueden aprovechar para hacer
medicamentos útiles. Por ejemplo, para encontrar una proteína que hace
crecer a los linfocitos T del sistema inmunológico, Human Genoma
Sciences cultiva series de linfocitos T humanos en cristales de
laboratorio y los expone a cada una de las 11.000 proteínas para ver
cuál produce el efecto deseado.

Además de los sistemas de señales que activan las células, varias
empresas están desarrollando investigaciones en la regeneración de
tejidos a partir de tres modalidades de células: madre, adultas y
embrionarias. Las ingentes inversiones que se están destinando a estas
investigaciones, en fase de experimentación aún muy preliminar en
animales, indican que poseen un enorme potencial terapéutico.

Aunque otros habían usado ya el término, el concepto de medicina
regenerativa lo describió por primera vez Haseltine en un discurso de
1998. "Se trata de activar el cuerpo para que haga lo que tiene que
hacer".

                           ------------------

LOS VERANOS TÓRRIDOS SERÁN CINCO VECES MÁS FRECUENTES EN ESPAÑA EN 2020
REUTERS – Londres

Los veranos tórridos serán cinco veces más frecuentes que ahora en el
sur de España dentro de 20 años, mientras que los inviernos fríos se
reducirán a la mitad para esas fechas y habrán prácticamente
desaparecido hacia el 2080. Ésta es una de las predicciones del primer
informe sobre el impacto del cambio climático para la UE, presentado en
Londres. En el norte de Europa aumentarán las inundaciones y las lluvias
torrenciales.
El impacto del calentamiento global predicho por los científicos para el
siglo XXI supondrá para España escasez de agua, más incendios forestales
y desertificación. En toda Europa se intensificarán los fenómenos
meteorológicos extremos, la temperatura media subirá entre 0,1 y 0,4
grados centígrados cada década y se agravarán los actuales problemas
medioambientales.

El documento ha sido preparado por 30 científicos y financiado por la
Unión Europea. Es una contribución al informe sobre cambio climático en
todo el planeta que hará público en 2001 el Panel Intergubernamental
sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, cuyo resumen se difundió
ayer.
"La mano del cambio climático tenderá a extender las alteraciones que se
registran en Europa", afirmó ayer Martin Parry, científico de la
Universidad de East Anglia (Reino Unido) y director del informe de la
UE. Los veranos serán más secos en el Sur, y los inviernos, más húmedos
en el Norte.
Los impactos negativos del cambio climático se dejarán sentir de forma
más aguda en las áreas rurales de la Europa meridional y oriental, que
sufrirán un calentamiento el doble de rápido que las regiones
septentrionales, afirman los científicos, que han dado a conocer el
resumen de su trabajo apenas dos semanas antes de que comience la Sexta
Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas
sobre Cambio Climático en La Haya (Holanda).

Entre los impactos del calentamiento que apuntan los expertos para las
próximas décadas destacan también una mayor frecuencia de las olas de
calor y de las sequías, así como aumento de la erosión y de la
contaminación atmosférica en las ciudades. Las altas temperaturas,
indican, pueden convertir las playas del sur de Europa en lugares
demasiado tórridos, lo que dañaría el turismo.

Parry dijo que la mitigación y la adaptación al cambio climático son las
líneas de actuación recomendadas. Según el informe, deben reducirse las
emisiones de gases de efecto invernadero, que causan el calentamiento
del planeta.

Aumento de la temperatura global

En los próximos cien años, la temperatura media de la Tierra aumentará
entre 1,5 y 6 grados centígrados, según el nuevo informe científico del
Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), de Naciones
Unidas, en cuya elaboración participan miles de científicos de todo el
mundo.

El informe completo, el tercero que presenta el IPCC, se hará público el
año que viene, pero ayer se difundió en París un resumen. El aumento de
la temperatura media predicha en el informe es el más rápido registrado
en los últimos 10.000 años, según advierten los expertos. Del
calentamiento del planeta es responsable, en parte, la actividad humana,
que ha aumentado significativamente las concentraciones de gases de
efecto invernadero en la atmósfera.
Los datos avanzados sobre la subida de las temperaturas medias de la
Tierra indican un margen mayor de calentamiento que el manejado en el
informe anterior del IPCC, presentado en 1995, que situaba la predicción
entre 1,5 y 3,5 grados.

El documento, un resumen del informe científico preparado para los
responsables políticos, se ha hecho público anticipadamente con vistas a
la próxima conferencia de todos los países firmantes de la Convención
Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, cuyo objetivo es
hacer frente al problema del calentamiento artificial de la Tierra. La
conferencia se celebrará en La Haya (Holanda) del 13 al 24 de noviembre
y se espera que asistan representantes de unos 180 países.
Uno de los efectos del calentamiento global será la subida del nivel de
los océanos. Según el nuevo informe, que engloba todas las
investigaciones de interés y de calidad sobre el clima realizadas en el
mundo, el nivel del mar subirá entre 14 y 80 centímetros en los próximos
100 años. En el siglo XX, han constatado los expertos, dicho nivel
oceánico ha subido ya entre 10 y 20 centímetros, lo que significa un
ritmo 10 veces superior a la media de los tres últimos milenios.

El cambio climático provocará también alteraciones importantes en los
regímenes de precipitaciones en muchas regiones del planeta, extremando
las condiciones de sequía y de lluvias intensas. Ante el cambio
climático, la convención de Naciones Unidas propone reducir las
emisiones de gases de efecto invernadero y preparar estrategias de
adaptación a las nuevas situaciones climáticas.

                           ------------------

El País http://www.elpais.es/

SOBREINFORMACIÓN Y MALA INFORMACIÓN
Por: Andrés Ortega - Bolonia

La evolución del mundo mediático preocupa. El peligro que apunta el
semiótico y novelista Umberto Eco es que los medios de comunicación de
masas se hayan convertido de ventana del mundo en espejos en que cada
uno refleja otros medios.

Para Eco, la multiplicación de medios y canales obliga, por una parte, a
"transformar en noticias lo que no son noticias, sino hechos marginales
sin relevancia". El italiano apunta a que en Europa, incluso más que en
América, "la prensa escrita se ha convertido en esclava de la
televisión". Ejemplo: la entrevista, obligada para poner imagen a unas
palabras en la televisión, pero que se convierte en autopublicidad del
entrevistado en el papel. Más aún cuando la prensa escrita busca en las
entrevistas, según Eco, las mismas respuestas que el entrevistado ha
dado a otros periódicos.
Tales consideraciones las hizo el autor de El nombre de la rosa en el
coloquio animado por él y organizado por la Universidad de Bolonia y la
Academia Universal de las Culturas, sobre Información, conocimiento y
verdad, con personalidades internacionales del mundo del periodismo, la
literatura, la filosofía, la política y las ciencias de la comunicación.
Naturalmente, la presencia de Internet, el medio que mezcla como ningún
otro texto, imagen y sonido, más interactividad, fue casi sofocante en
los debates, aunque algunos no consideraran que constituya
necesariamente un medio rival al impreso, pues éste, frente a las
noticias a medida en la red, tiene una ventaja: aporta noticias
inesperadas e indeseadas.

Internet peca de un exceso de información, frente al cual se pueden
introducir prioridades y valoraciones. Si Eco se pregunta si "hay alguna
diferencia entre un periódico que diga todo lo que uno no puede leer y
un periódico que no diga nada" entre el New York Times y la antigua
Pravda, el premio Nobel de la Paz de 1986, Elie Wiesel, considera que
"estar sobreinformado es como estar mal informado".

Otra cara de la globalización mediática es que de la mano de los
gigantescos grupos de comunicación que están naciendo se genere una
uniformización, un peligro contra el que alerta la periodista italiana
Lucia Annuziata, de que desde las cúpulas de estos conglomerados se
decida "no sólo qué se publica, sino cómo". Para Jean Marie Colombani,
una manera de resistir el embate de los megagrupos es hacer que los
periodistas se organicen para hacer oír su voz, para que "los periódicos
se vuelvan periódicos de periodistas", aunque para algunos, en la era e
ya no valga esta denominación de un oficio, sino la de "productores de
contenido".

Para el director de Le Point, Franz-Olivier Gisbert, la cabeza de este
media-mundo, parte de la economía-mundo, está en Estados Unidos. Sin
embargo, frente a esta aparente globalización, otros apuntaron que los
nuevos medias y la nueva situación no sólo producen unas culturas
globales, sino que favorecen también el mantenimiento de culturas
particulares.
En Oriente Próximo, el canal de televisión por satélite que mantiene
Hezbolá es uno de los más vistos, mientras que los ataques por Internet
se han convertido en parte de la ecuación. A la vez, como indica el
canadiense Pierre Lévy, las singularidades se universalizan, pues
cualquier periódico on line puede ser leído desde cualquier otra parte
del mundo, siempre, claro está, que esté conectada a la Red, pues el 50%
de la población mundial aún no usa nunca el teléfono o vive a dos horas
de marcha del más próximo, aunque por televisión sí esté conectado a
Hollywood.

"La cultura de la duda"

Ahora bien, todo este contexto es propicio a un fenómeno viejo pero que
los nuevos sistemas de comunicación pueden multiplicar: el peligro de la
insinuación, o, como prefiere llamarlo el profesor y diputado Furio
Colombo, de la proliferación de leyendas metropolitanas, informaciones
inventadas y falsas, pero a las que se dan crédito, como, por ejemplo,
la que inició el periódico soviético Izvestia en 1987 sobre la
desaparición de niños en Guatemala para nutrir un tráfico de órganos.
Esta leyenda urbana ha persistido hasta nuestros días, como de otro modo
ha podido ocurrir cuando el presidente surafricano apoyó unas tesis
completamente contrarias a las conclusiones científicas sobre el origen
y la difusión del SIDA. La mejor medicina para prevenirse frente a estas
leyendas, o para luchar contra los aspectos negativos de información
falsa o indeseable en Internet, es la que está en la base del mejor
periodismo: lo que Enrico Mentana, director de TG5, llamó "la cultura de
la duda".





_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.