Inicio > Mis eListas > fedicaria > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 228 al 247 
AsuntoAutor
calendario actos d Julio Ma
=?ISO-8859-15?Q?As xmsouto
Información biblio Alberto
History of Educat Alberto
Falta habalecencia Alberto
Sobre la Lista de Julio Ma
Información biblio Alberto
Emergencia en Guat Julio Ma
INFORMACIÓN BIBLI Alberto
RV: Texto converge Alberto
Información biblio Alberto
RV: Butlletí infor Alberto
Acto público en Ma Julio Ma
Error  
Asunto: Error xmsouto
Propuesta para la José Mig
Materiales didácti Javier M
Re: Materiales did Javier M
Quemando escuelas Javier M
Fw: Les quarti Javier M
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Fedicaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 257     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[fedicaria] Propuesta para la reunion del 15 de noviembre en Madrid
Fecha:Viernes, 28 de Octubre, 2005  13:15:50 (+0200)
Autor:José Miguel Jorquera Nieto <jmjorquera @.............es>

Estimados compañeros fedicarianos:

Os dirijo este correo en el cual os aviso previamente de la intervención que tendría la intención de hacer en la reunión de Madrid del 15 de noviembre. Sé que los planteamientos de Fedicaria en la actualidad se orientan más hacia la producción de pensamiento y reflexión sobre la práctica docente, bueno, aquello que estáis abordando desde hace tiempo bajo el concepto de Didáctica Crítica. Sirva de recordatorio el título de los números 7 y 8 de Con-Ciencia Social (Pensar otra Escuela desde la Didáctica Crítica y Didáctica Crítica y Escuela como espacio público), aparte de aquel volumen coordinado por Juan que tenía como título Discursos y prácticas para una Didáctica Crítica. Y que un componente esencial en todo ese trabajo teórico es aquello que se ha leído en diversas ocasiones y que se mencionó en la última reunión de Huesca, como algo también imprescindible como compañera de viaje de esa Didáctica Crítica, la necesidad de una Crítica de la Didáctica, que se lleva a cabo en los centros educativos.

¡Qué duda cabe del carácter imprescindible de la teoría para una adecuada práctica docente! No recuerdo de quién procede la cita, pero era una frase palmaria aquella de "nada tan práctico como una buena teoría".

Por mi lado, os planteo mi inquietud, que creo que compartimos muchos docentes, vamos a calificarnos como heterodoxos. Sin negar la tremenda utilidad de las aportaciones teóricas para fortalecer esa condición de intelectuales contrahegemónicos que pedía Henry Giroux en Los profesores como intelectuales. Hacia una pedagogía crítica del aprendizaje (Madrid, 1990, MEC/Paidós Ibérica; 1ª ed. inglesa 1988), de verdad que lo que más necesitamos algunos son experiencias prácticas inspiradas por esa didáctica crítica que funcionen en las aulas. Intercambiar propuestas, analizar fracasos y mejorar éxitos son inquietudes que, al menos, compartimos tres personas en Madrid que nos ubicamos en ese campo que podríamos llamar fedicariano. Por mi lado, estoy haciendo cosas que considero verdaderamente útiles y posibles de llevar a cabo por otros docentes en sus aulas en los campos de la "okupación" de viviendas y de la inmigración en la ESO, colocando al alumnado en el centro del escenario del análisis de la problemática social o, recordando la terminología fedicariana, problema social relevante, y fomentando su participación y protagonismo en el desarrollo de las sesiones de clase, pasando yo a guiar las interacciones entre ellos hacia los temas que son de mayor interés en cada uno de los casos, esas cuestiones que no se deben dejar de lado cuando se abordan estos temas que, estaréis de acuerdo conmigo, responden a la demanda de Francisco Javier Merchán de que la enseñanza y comprensión del presente debe ser la piedra angular de la arquitectura del discurso didáctico de la Historia (pg 226, pero ya lo formuló hace años en un artículo de Cuadernos de Pedagogía). Y por otro lado, también consigo ciertos resultados, más modestos sin duda, por la complejidad del año académico en sí, con una experiencia didáctica sobre la II República donde lo audiovisual y el diálogo del alumnado sustituyen a la habitual metodología expositiva de las clases de Historia de España en el 2º de Bachillerato.

Bien, otros compañeros y compañeras de Madrid tendrán a buen seguro sus éxitos y sus fracasos, como yo los he tenido, alguno de los cuales os hice llegar también en su momento, cuando os trasladé mi angustia como docente heterodoxo después de aquella experiencia sobre la Guerra de Afganistán, y me he sentido bastante frustrado en otras ocasiones en las que metí mucha ilusión.

Y volviendo a lo que me gustaría trasladar a los asistentes a esa futura reunión. Fedicaria, y un hipotético grupo de personas que nos reunamos en Madrid "a aprovechar hasta donde dé de sí la flexibilidad del sistema", como sabiamente nos aconsejó José María Rozada; y a seguir un poco vuestras valiosísimas conclusiones y análisis en esa camino de la Didáctica Crítica, podría tener esa doble orientación. Por un lado, el imprescindible trabajo teórico, que, por ejemplo, estáis difundiendo recientemente con esas monografías de Francisco Javier Merchán y Raimundo Cuesta en el marco del Proyecto Nebraska; pero, me pregunto si por otro podríamos pretender todos, y en particular quienes nos reúnamos en Madrid, abordar un trabajo de intercambio didáctico, inspirado por el acervo de ideas fedicariano.

Creo que conseguiríamos animar a muchos más compañeros a interesarse por ese embrión de grupo de renovación pedagógica que me gustaría que naciera -más bien, que tendría una gran necesidad de que empezara a tomar cuerpo- a partir de la reunión del 15 de noviembre. Al menos, tres personas que nos conocemos de las reuniones de "Educar para la vida… o amaestrar para el mercado" en el marco del Área de Educación, Exclusión y Menores del movimiento de la Europa contra el Capital y la Guerra, nos sentimos con más necesidad de ese intercambio de experiencias y ese diálogo volcado hacia el aula, y quisiéramos poner en práctica algo de este tipo. Y nos gustaría que estas reuniones, si llegan a producirse, pudieran enmarcarse en el proyecto fedicariano, e incluso poder llegar a trasladar algunas conclusiones, en un futuro aún lejano, a la revista Con-Ciencia Social. Desde luego, creo necesaria esta plasmación práctica en materiales para el aula del desarrollo teórico fedicariano, evidentemente no como demanda con fecha, sino como voluntad de organización del Proyecto de Fedicaria. En el pasado, se han hecho materiales verdaderamente valiosos como los que elaboraron hace años los Grupos Ínsula Barataria, Cronos o IRES; y más recientemente, el Grupo Gea-Clío también ha publicado libros de texto (aprovecho para recomendar la unidad dedicada a la Globalización del libro de tercero de ESO; y discúlpadme aquellos que hayáis elaborado materiales publicados y no os mencione en este momento por no recordarlos o por desconocimiento). Pero se podría plantear la cuestión en términos de generar unidades didácticas que llevaran el sello fedicariano, tras la pertinente discusión, y que fueran apoyadas incluso económicamente por Fedicaria. En fin, son ideas que me surgen, al hilo de la misma reflexión que os hago, aunque mi propuesta será simplemente el que se establezca una propuesta de reunión con cierta periodicidad de aquellas personas interesadas en la orientación fedicariana en Madrid. La génesis de materiales o artículos de reflexión eso es para mucho más adelante, sin duda.

Y esto es lo que me propongo intentar trasladar a los asistentes en esa reunión del 15 de noviembre, a la que, por cierto, tengo la intención de convocar a una serie de personas que conozco y que se sienten cercanas a las ideas fedicarianas, como, por ejemplo, Pedro Sáez, que es conocido por su colaboración en el Centro de Investigación para la Paz, que desarrolla cursos en el campo de la Educación para el Desarrollo y que ha publicado algún artículo en Con-Ciencia. Aprovecho este correo también para animar a todos los madrileños que reciben la lista de Fedicaria a que se animen a asistir.

Un saludo ilusionado por esta expectativa que os planteo de cara a ese encuentro. Creo que somos muchos docentes los que, a la larga, y aunque ahora no conozcan para nada la producción, reflexión y materiales surgidos entre vosotros, agradeceremos en el futuro el que surgiera un espacio de diálogo y reflexión fedicariano en Madrid.