Inicio > Mis eListas > fedicaria > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 941 al 960 
AsuntoAutor
=?utf-8?Q?Informac jmateos
Reenv: #NoEnNuestr jmainer
Capitalismo a exam Raimundo
publicaciones reci jmateos
=?UTF-8?Q?ACTUALIZ jmainer
Reseña tes is capi Raimundo
=?utf-8?Q?Anucio_d jmateos
=?UTF-8?Q?Web_sobr jmainer
=?UTF-8?Q?ACTUALIZ jmainer
Actividades organi jmainer
=?UTF-8?Q?Blog_mat jmainer
precious memories Javier M
Reseña enseñanza h Raimundo
=?UTF-8?Q?Nuevo_Bl jmainer
=?UTF-8?Q?Re:__Nue xmsouto
URGENTE Comunicado Jorge Mo
CON-CIENCIA SOCIAL jmainer
=?UTF-8?Q?NUEVO_TE jmainer
=?utf-8?B?UmU6IGEg Jose Mig
FIRMAS CONTRA EN C jmainer
 << 20 ant. | 15 sig. >>
 
Fedicaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 7     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[fedicaria] Sobre la situaci=f3n...
Fecha:Martes, 25 de Septiembre, 2001  19:23:26 (+0200)
Autor:Julio Mateos <jmateos @....es>

EL SIGUIENTE MENSAJE RECIBO Y ME PARECE INTERESANTE PARA SER LEIDO POR  
LOS SOCIOS DE NUESTRA LISTA 
 
Javier Ortiz escribe hoy (25-IX-2001) en  
http://www.mundofree.com/javier_ortiz/ 
 
 
Terrorismo y desesperación 
 
Es cierto que la primera víctima de todas las guerras es la verdad.  
Pero no se va sola a la tumba. Se lleva siempre con ella otras  
virtudes. La reflexión, por ejemplo. Cuando la guerra entra por la  
puerta, el pensamiento sereno huye por la ventana. 
Es desolador comprobar hasta qué punto se empobrece el debate en  
cuanto los contendientes se ponen firmes. Las posibilidades de  
discutir de modo respetuoso e inteligente desaparecen como por  
ensalmo. Los argumentos se convierten en armas arrojadizas. «Quien no  
está con nosotros está con los terroristas», dice George W. Bush, y  
sus partidarios del mundo entero aceptan sin rechistar la grosería  
intelectual, en lugar de preguntarse en voz alta si no sería más  
prudente poner la causa de Occidente en manos de alguien que, además  
de extremidades, tuviera cabeza. Ellos mismos han pasado a usar la  
suya sólo para embestir. 
He tenido estos días discusiones gloriosas con algunos adalides de la  
Nueva Cruzada, hasta hace bien poco gente pasablemente sensata. Se  
niegan, lisa y llanamente, a que algunos podamos considerar que la  
contienda que se prepara no sea la del Bien contra el Mal, sino, como  
mucho, la de un Mal contra otro Mal. Para ellos, quienes sostenemos  
esa posición no somos más que una banda de agentes camuflados de Ben  
Laden (al que nos han obligado a llamar Bin, supongo que por mera  
sumisión a la ortografía del patrón). 
Me temo que hayamos adoptado una posición semejante a la que hizo  
suya Jean Jaurès en vísperas de la guerra del 14-18. Él proclamó que  
la contienda que se estaba gestando era la de unos imperialistas  
contra otros y llamó a los socialistas a declarar la guerra a la  
guerra. Le acusaron de ser un agente de Alemania y acabaron  
asesinándolo. 
Pero no sólo el bando bushista tiene problemas con el pensamiento.  
Aunque a escala y con trascendencia muy diferentes, también del lado  
de los que nos oponemos a la Nueva Cruzada están apareciendo  
propuestas y análisis preocupantemente simplistas, cuando no  
directamente absurdos. Hay quien sostiene, por ejemplo, y en evidente  
desafío a las leyes de la proporcionalidad, que los atentados del 11  
de septiembre pudieron fácilmente ser obra de la CIA. No faltan  
tampoco los que se limitan a sentenciar que «dónde las dan, las  
toman», como si los miles y miles de trabajadores y visitantes de las  
Torres Gemelas fueran todos generales del Pentágono en día de  
libranza. 
Están tomando también carta de naturaleza algunos razonamientos que  
contienen una parte de verdad, pero que son básicamente erróneos en  
sus conclusiones. Así, el que considera que los actos terroristas del  
11 de septiembre son fruto de la pobreza y la desesperación en las  
que está sumida buena parte de la población del mundo árabe. Esos  
elementos son parte sustancial de la cuestión, sin duda, pero no la  
explican por completo. Si la pobreza y la desesperación generaran  
automáticamente terrorismo, el África subsahariana sería una fábrica  
de terroristas al por mayor. Y Ben Laden y los suyos quedarían fuera  
del campo del problema: no es dinero lo que les falta. 
Para explicarse los conflictos que tienen su epicentro en el Oriente  
Medio, el análisis debe incluir la mezcla explosiva de dos factores:  
de un lado, la política desvergonzadamente arrogante que las  
potencias occidentales han venido aplicado en toda el área desde hace  
ya muchas décadas; del otro, la solidez ideológica y cultural de la  
nación árabe, muchos de cuyos hijos afrontan la situación actual como  
una insultante e intolerable humillación. Entre otras cosas, porque  
lo es. 
No pretendo que estos elementos de análisis lo expliquen todo. Hay  
que considerar más factores, sin duda. Lo único que intento es  
invitar al personal a no conformarse con simplezas de andar por casa.  
Aunque le resulten mentalmente reconfortantes. 
 
 
 
--------------------- 
Julio Mateos 
jmateos@... 
--------------------- 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
http://www.eListas.net/ 
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.