Inicio > Mis eListas > hebreos_noticias > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 561 al 572 
AsuntoAutor
Pequeño diccionari Noticias
Re: La noticia del Noticias
Síntesis Informati Noticias
Re: La noticia del Noticias
'El comportamiento Noticias
Re: La noticia del Noticias
Re: La noticia del Noticias
55 años bajo la es Noticias
La independencia d Noticias
Re: La noticia del Noticias
Re: La noticia del Noticias
Re: La noticia del Noticias
 << 20 ant. | -- ---- >>
 
Hebreos1
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 569     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[hebreos_noticias] 55 años bajo la estela de Zeev Jabotinsky
Fecha:Miercoles, 7 de Mayo, 2003  18:35:16 (+0200)
Autor:Noticias de Israel <noticias_israel @...com>


http://www.wzo.org.il/es/recursos/view.asp?id=1384




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
                 !!Tu correo gratuito para siempre!! 
            10 megabytes de espacio, agenda de direcciones,
            garantizado de funcionar siempre con eListas.net
               y por supuesto con el resto de Internet...
                          !!En GeoMundos!!
Haz clic aquí ¡YA! -> http://elistas.net/ml/119/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~



55 años bajo la estela de Zeev Jabotinsky
Departamento de Hagshama - Organizacion Sionista Mundial
 
Inicio |  Sobre Nosotros |  Recursos |  Síntesis Informativa |  English |  Cursos |  Usuarios
   

 

Sobre este artículo:

Fecha de publicación: 7-May-2003

Curso: Figuras Femeninas en las Fuentes Judías
Conocer a las mujeres en las fuentes, criticarlas y elogiarlas, humanizarlas. Curso por email
Informes e inscripción

55 años bajo la estela de Zeev Jabotinsky

Reflexiones de Iom Haatzmaut

Por: Hernan   Wergifker

Maximalista, fascista, extremista. Así se han apresurado muchos a catalogar su filosofía sionista. A 55 años de la Declaración de nuestra independencia política, los argumentos de Zeev Vladimir Jabotinsky, padre del Revisionismo, son tan vigentes como penosas las críticas que se hacen a aquellos principios.

 A diferencia de otros ideólogos sionistas, Zeev Vladimir Jabotinsky ha sido un prototipo del filósofo integral, cuya consistencia interna supera con creces las estrechas temáticas circunstanciales de sus pares. Una visión liberal del individuo cuya expresión más digna se manifiesta en el instante en que el individuo decide, por propia voluntad, canalizar sus esfuerzos en pos del interés nacional, relegando a un lado otras prioridades. Los textos de Jabotinsky deben ser situados en el período pre independentista, en días en los que el judaísmo mundial se debatía entre aquellos que no comprendían el potencial destructivo del nazismo y los otros... que se atrevieron a declarar desde un principio que la intención del sionismo era conformar y declarar la independencia de los judíos en Eretz Israel.

 

A través de sus artículos, Zeev Vladimir Jabotinsky (1880-1940) desarrolló con profundidad los más variados aspectos del ser judío en el marco de la humanidad toda. Sin embargo, su visión acerca del origen del conflicto entre árabes y judíos posee una brillantez y una actualidad sorprendente… temática que aún hoy acapara el debate en el Estado de Israel.

 

Jabotisnky desarrolla su postura acerca de nuestra relación con los palestinos en una sucesión de textos, de los cuales el más conocido es "La Muralla de Hierro" (1932). Dicho texto es de fundamental importancia, no sólo para apreciar las cualidades del estadista, sino también, para comprender la base filosófica del actual gobierno israelí.

 

Mientras que las corrientes ideológicas dominantes en el establishment sionista atribuían el origen del rechazo árabe a la presencia sionista en Eretz Israel a malos entendidos en las comunicaciones o en las intenciones, Jabotinsky corta de raíz con esta perspectiva inocente declarando a viva voz lo que hoy es obvio: no encontrarás un ejemplo en el mundo, en donde un pueblo acepte con felicidad que le ocupen un terreno que consideran de su propiedad. Esta gente no diferencia entre "colonos" que poseen tacto y los que no lo poseen. ¿Por qué razón salen a una guerra contra el conquistador que supuestamente trae consigo el desarrollo, el bienestar y el progreso? Por una cuestión psicológica, responde parcamente Jabotisnky ("Parlamento", 1925). Se trata de un hecho indiscutible.

 

Frente a esta perspectiva, el sionismo socialista explicaba que los árabes se oponían al sionismo a causa del liderazgo de los efendis. En una etapa posterior y tras recibir el dogma socialista, la masa aceptaría la legitimidad del sionismo.

 

La "sorpresa" de la Intifada

 

En 1987, al comenzar la primera Intifada, muchos israelíes, identificados o no con la filosofía jabotinskiana, declaraban su sorpresa al observar el comportamiento de los palestinos. Resultaba incomprensible constatar cómo, a pesar de que Israel había colaborado elevando el nivel cultural y económico de los palestinos, los ciudadanos de Gaza y Cisjordania se habían levantado contra la ocupación militar israelí. La irracionalidad de dicha actitud se explica con el hecho de que ningún pueblo acepta con alegría lo que consideran un atropello a sus derechos.

 

Ahora bien, ¿debe concluirse entonces que el asentamiento de los judíos en Eretz Israel es básicamente inmoral y por lo tanto se justifica la oposición árabe? De ninguna manera – explica Jabotinsky – todas las entidades políticas conocidas son producto del colonizaje. Por lo que si el sionismo es un crimen también lo es la conformación de una entidad como los Estados Unidos de América. El pueblo judío posee un derecho histórico, moral y político indiscutible sobre Eretz Israel y no ha de esperarse que los árabes reconozcan de buen grado tal derecho.

 

A lo largo de más de cien años, los sionistas hemos observado diferentes manifestaciones de rechazo a los derechos y a la existencia del Estado de Israel. Desde el panarabismo nasserista y su llamada "laica" a la destrucción de Israel hasta la versión fundamentalista actual, pasando por la manifestación palestina en su versión extrema en la Carta Nacional Palestina de 1969 y su moderación aparente en el Plan de Pasos de 1974. Muchos líderes palestinos han utilizado esta negación como una cortina de humo para distraer a sus poblaciones acostumbradas al desconocimiento y a los regímenes anti democráticos. Otros, como el líder egipcio Anwar Sadat, han asumido de facto la existencia del Estado de Israel y han demostrado en sus acciones su aceptación.

 

            El hecho de que los sionistas tengamos un derecho indiscutible a la tierra de Israel no significa que los árabes que habitan aquí no posean derecho alguno. Ante todo, a lo largo de la tierra podemos ver que los estados del mundo poseen minorías étnicas a las cuales se les respeta su autonomía cultural. Justamente Jabotinsky fue uno de los pilares en la elaboración del programa de reconocimiento de las minorías nacionales (Programa Helsingfores). Por otro lado, vemos que no todas las minorías étnicas culturales del mundo poseen una manifestación política a sus derechos. Por último, no tiene ningún sentido determinar qué tipo de derechos poseen los árabes ya que el punto de partida de los árabes es que los judíos no poseen ningún derecho sobre Eretz Israel. Y es aquí en donde Jabotinsky llama a los sionistas a efectuar un acto de valentía: un sionista puede reconocer y hasta sentir simpatía por el derecho de otros, pero en el momento de la contienda, él tiene que decidir entre "defender tu derecho" y "el del otro". Es por eso que Jabotinsy rechaza las críticas infundadas acerca de su antiarabismo. A Jabotinsky, los árabes le producen "indiferencia gentil". Ni más ni menos. El problema se produce cuando individuos, que son árabes, rechazan el derecho sionista sobre Eretz Israel. En ese caso, el sionista debe ponerse ante todo del lado de los sionistas. "Hay que decidir: el sionismo es moral o es inmoral".

 

Como los árabes no aceptaran al estado sionista y como tenemos el derecho, igual o más que otras culturas –nos dirá Jabotinsky– no quedará otra alternativa que levantar una "Muralla de Hierro" en la que los árabes verán que nuestras intenciones son decididas y que simplemente no pensamos movernos de aquí. 

 

Tras la explosión de la Intifada de Al Aksa (2000), en la cual hemos constatado que la actual dirigencia palestina continúa viendo como legítimo el uso del terrorismo para luchar contra Israel, negándose a aceptar un estado independiente en los territorios y exigiendo el regreso de los árabes a Yafo, Haifa o Lod... no podemos más que poner en duda las declaraciones de Oslo, en las cuales Arafat se comprometía a reconocer a Israel y a renunciar a la violencia. Para el actual jefe del estado mayor de Tzahal, Moshé (Bugui) Ayalon, "Arafat ha demostrado, durante la explosión de la Intifada, que no ha renunciado al Plan de Pasos para destruir a Israel".

 

Los ladrillos de la Muralla de Hierro se manifiestan en la actualidad en las acciones militares israelíes para erradicar el terrorismo sin esperar que Arafat o Abu Mazen hagan un trabajo que no parecen dispuestos a hacer. Los ladrillos de la Muralla de Hierro se manifiestan en la exigencia de Ariel Sharón de producir "hechos" y no "palabras". Los arquitectos de la paz de Oslo se conformaron con "declaraciones" y "100 intenciones", en contraposición evidente a la política de la Muralla de Hierro.

 

En una entrevista periodística que le hicieron en 1938, Jabotinsky era cuestionado acerca del hecho que, mientras el mundo entero se desarmaba y se oponía a la violencia, Jabotinsky impulsaba el entrenamiento militar de la juventud judía. Ante esta pregunta respondió Jabotinsky: durante miles de años los judíos hemos sufrido ataques y matanzas, permítame que seamos los judíos los últimos en desarmarnos esta vez.

 

Javotinsky contra los "ajshavistas"

 

Tras escribir "La Muralla de Hierro", Jabotinsky recibió duras críticas centradas en dos argumentos: 1) No podemos continuar en una situación de violencia frente a los árabes, 2) la Muralla de Hierro nos condena a una lucha continuada que puede durar años.

 

En su posterior artículo, "La ética de la Muralla de Hierro", Jabotinsky sale al cruce de los "Ajshavistas" (Ahoristas). Los mismos que en 1932 decían que no se podía continuar así son los que hoy exigen una "Paz Ahora" o una retirada unilateral "ahora" sin comprender que los "ahoras" requieren de dos portavoces, tal como un tango requiere de dos bailarines. Resultaría interesante preguntarles a los que entonces exigían "ahora" si estarían dispuestos a aceptar, tras 80 años, una situación en donde la paz no se ha conseguido pero que hemos firmado acuerdos con dos de nuestros vecinos y en donde, a pesar de nuestros actuales problemas económicos, Israel se ha transformado en una potencia tecnológica y en una democracia (en guerra) ejemplar.

 

Vale la pena preguntar si la Muralla de Hierro nos condena a una situación de conflicto eterno con los palestinos. De ninguna manera.  "Debo confesar que hay momentos en el que sueño con un acuerdo árabe–judío en Eretz Israel", escribía Zeev Jabotinsky en su texto Eretz Israel Binacional (1926). Sin embargo, ya entonces Jabotinsky reconoce que no habrá paz hasta el momento en el que los árabes no reconozcan que también nosotros tenemos derechos. ¿Y que sucederá entonces? Entonces llamaremos a nuestros negociadores y deberemos hacer, ambos lados, renunciamientos.

 

La actual política de Ariel Sharón es una manifestación de la Muralla de Hierro al igual que la política activista de David Ben Gurión manifestó la validez indiscutible de las premisas jabotinskianas: la necesidad de un ejército fuerte para transmitirles a los palestinos que "no nos moverán" hasta el momento en el que acepten nuestros derechos, y demuestren esto con hechos.

 

A 55 años del Estado de Israel, los sueños binacionales o ilusos de otros pensadores sionistas se diluyen ante la claridad de pensamiento de quien entendió mejor que nadie el origen y el desarrollo de nuestro conflicto en Medio Oriente: Zeev Vladimir Jabotinsky.


¡Opina ahora! Envía tu opinión sobre este artículo.

 

(Si no eres   noticias.israel@ono.com  por favor, haz click aquí para salir del sistema)

Título
Opinión

 

                                                                                                                                                                                                                           











 
   

© Departamento de Hagshamá - Organización Sionista Mundial
Contáctanos